Llego tarde a esta. Había leído a nuestra biólogo corresponsal del Ártico, Susan Crockford, sobre no sé qué majadería que dicen a cuenta de unas morsas en el Ártico. Pero es que no se puede estar a cada majadería, y de esta había pasado. Pero luego resulta que parece estar dando un bombazo en las teles.

35000-morsas-falta-de-hielo

¡Joé! No hace falta saber gran cosa para saber que las morsas no se pueden “quedar varadas”. En eso son como los perros -o lo humanos-. A veces nadan, a veces salen del agua. Pero no  se “quedan varados”.

Vale, ¿cual es el problema?

Que las 35.000 morsas se han reunido en el norte de Alaska porque el calentamiento global ha reducido el hielo. ¿Y cómo sabemos que no es una especie de “congreso de morsas”, y completamente natural?

Si los periodistas usaran Wikipedia antes de redactar, les meterían menos goles, y nosotros tal vez leeríamos algún periódico de vez en cuando.