Va de la última locura en Vasquilandia, que no conoce tanta gente como debiera. La pretensión de un nuevo estatuto que quieren hacer. Establece Vasquilandia como “nación”, y conforma una distinción:

Ciudadanía vasca: El nuevo estatus político anudará la ciudadanía vasca con la vecindad administrativa en alguno de los municipios del Sujeto/Comunidad  Política.

Nacionalidad vasca: Habida cuenta del carácter plurinacional del Estado Español  y las características del nuevo modelo de relación con el Estado contenida en el  Nuevo Estatus Político se reconocerá la nacionalidad vasca a la ciudadanía vasca en los términos regulados por una ley aprobada por el Parlamento Vasco.

Lo de los derechos, etc, vienen de “ciudadanía”, no de “nacionalidad”. Y se añade una salvaguarda. La “nacionalidad vasca” es voluntaria:

Además,  cabe la posibilidad de que a quien no le guste ser englobado en dicha nacionalidad renuncie a ella y siga ostentando únicamente –como hasta ahora- la nacionalidad española.  ¿Qué hay de malo en ello?

Esto último viene de un tal Mediavilla, del Sanderín del PNV, en el que es responsable del área institucional. Justifica y explica en su blog la payasada ciudadanía / nacionalidad, y es justo lo que estaba esperando. Ver cómo lo explican. Tela:

Es mejor leerlo allí, pero apunto la sustancia.

 los pueblos aborígenes que vivimos en el mismo Estado nos veamos obligados a portar un documento que niega, precisamente, nuestra identidad nacional originaria. Absurdo ¿verdad? Totalmente.

Aborigen. Mediavilla. Que, además, sólo tiene unos “conocimientos básicos” de vascuence (o sea, NPI), a pesar de que lo considera su “lengua propia”, y madre y origen de su “nacionalidad” [–>]. Pero necesita un papelito, o un carnet, que diga que el es vasco y no español. Cuando “español” en este contexto (nacionalidad o ciudadanía española, que es lo mismo) no hace referencia a ninguna aboriginalidad ni identidad, sino a un contrato con un estado.

Le he explicado el problema que no entiende, en un comentario en su blog. Pero apuesto a que no lo dejará pasar (de momento no aparece):

Todas esas preguntas retóricas tuyas tienen una respuesta muy sencilla, y de conocimiento común. “Nacionalidad” es un término incluye dos significados que no tienen nada que ver entre sí:

Condición y carácter peculiar de los pueblos y habitantes de una nación.

Vínculo jurídico de una persona con un Estado.

Del diccionario de la Real Academia, sin ir más lejos. [–>]

Lo primero es un asunto subjetivo, cosa del sentimiento o la chifladura de cada cual. Lo segundo es un contrato que implica derechos y deberes. Y es obvio que lo segundo necesita una firma, un listado, y un papel que lo demuestre. Para poder reclamar la titularidad de esos derechos, por ejemplo.

¿Pero, cómo se puede tratar de explicar el motivo de vuestra estrafalaria idea? ¿Cuál es la necesidad, o qué arregla? Sólo cabe que se trate de la jugada clásica. Empezar reclamando algo para acabar en otra cosa. Por ejemplo, “como alemanes en Mallorca” (Arzalluz). Porque el DNI no niega ningna “identidad”. ¿Dónde lo hace; cómo podría hacerlo? Sólo se entendería si lo que quieres es otro papel que suponga otro contrato distinto. O sea, lo de “como alemanes en Mallorca”.

Las críticas que tanto te escandalizan están más que justificadas.

Añado: Además, aun antes del esperable cambio futuro, la monada ya tiene una “ventaja” desde el primer momento. Tener fichada oficialmente a la basca según su opinión política. O separados los que -en palabras de Mediavilla- “se identifican decididamente con este país”, de los que no. Donde “se identifican decididamente con este país” ya sabemos lo que quiere decir: aceptan nuestras tesis totalitarias. Ni Mussolini lo hubiera soñado.

Agradecimientos: a @rpr3z por la noticia y enlace.

La prensa está reflejando el último comunicado etarra. Todos destacan lo del perdón a las víctimas y el reconocimiento del daño causado.

eta-lagrimas-cocodrilo

Supongo que están hablando para la gente que cree que las sociedades se pueden organizar con los sentimientos. El kindergarten. Y la prensa en general parece contentarse con eso, en lugar de mirar los principios con los que los asesinos de inocentes encajan esos sentimientos. Y es relativamente fácil. Los etarras, ahora, retrospectivamente, pueden elegir una de dos posturas. O bien comprender que nunca debieron dedicarse a asesinar inocentes; o decidir que el asesinato de inocentes era inevitable, y que lo sentimos mucho y blablabla, pero eso era lo que teníamos que hacer. El comunicado deja claro que se trata de la segunda opción, por mucho que la esconda dentro de una ensalada de lágrimas que avergonzaría a cualquiera que responda a la idea que se solía tener de un vasco.

(ETA) desea manifestar que nada de todo ello debió producirse jamás o que no debió prolongarse tanto en el tiempo, pues hace ya mucho que este conflicto político e histórico debía contar con una solución democrática justa.

obligados por las necesidades de todo tipo de la lucha armada, nuestra actuación ha perjudicado a ciudadanos y ciudadanas sin responsabilidad alguna

Estupendo, porque la necesidad básica de “la lucha armada” (lo que comunmente se conoce por terrorismo) es, precisamente, asesinar -de forma más o menos aleatoria- a gente sin otra responsabilidad que discrepar de sus ideales, para así aterrorizar a todos los discrepantes.  Resulta alucinante la pretensión de que “perjudicar a ciudadanos y ciudadanas sin responsabilidad alguna” fueran “errores o decisiones erróneas”. No, no eran errores; era el esquema. Los aterrorizados en Vasquilandia Tremebunda no lo estaban por la posibilidad de un error, sino por la seguridad de que apartarse de la jauría les daba una papeleta en la lotería del terror. Además, son matemáticas. Todos los “errores” eran de la misma cuadra. Y eso se llama genocidio. Tal vez en vascuence sí se llame “error”, pero estamos hablando en cristiano.

¿Merece la pena hablar de la ensalada mental del terrorismo vasco? Si se tratara sólo de ellos, probablemente no. Pero ese no es el caso. Se trata de una sociedad que de una forma más o menos mayoritaria va a comprar la macedonia de frutas imposibles. No queda otra, si queremos digerir el aplauso y la comprensión, cuando no la ayuda directa del asesinato de inocentes en el que nunca había el error de equivocarse de cuadra. Con lo que quedamos al albur de que en cualquier futuro posible volvamos a vernos obligados por las necesidades. Con mucha pena y mucha lágrima, pero siempre obligados por las necesidades.

Buen futuro estamos eligiendo.

 

 

 

 

 

Luisa Delgado

Cada vez me da más asco la vida en el País Vasco.

Odio esa indiferencia hacia los asesinados. Me refiero a ese alternar en las fiestas de los pueblos o bares de los amigos de los asesinos con total alegría como si no pasase nada, como si no se hubiese asesinado, y la juventud vasca y no tan juventud financiando a través de la compra e bocadillos y cervezas tan alegremente a quienes aplaudían el asesinato. En cambio es muy políticamente correcto despreciar a los asesinados a viva voz como los concejales del PP, del PSOE, guardias civiles, policías nacionales, etc. Pero ni una sola palabra de desprecio hacia loa asesinos y cómplices.

También me da asco esa moda que se ha impuesto de hablar a los niños en euskera, como si fuese algo inocente cuándo tiene un tufo político y etnicista de lo más repugnante. Incluso yo he visto hablar euskera hasta a los perros.

También me da asco otra moda nueva de ciertos jóvenes vistiendo boina, como si así fuesen vascos de pura cepa. Como si por ser vascos les hiciese superiores, especiales, cuándo es algo que no tiene ningún mérito por el simple hecho de nacer en un lugar.

También me da asco tener que aguantar en la cena de Nochebuena y Nochevieja al típico familiar que presume de megavasco. Ese que te llama la atención por decir “tío” y no “osaba”. Eso que se pasa todo el santo día diciendo “egun on” todo el santo día sin venir a cuento de nada, exigiendo aprender euskera y encima él jamás ha tenido el más mínimo intento de aprenderlo. Eso sí, “egun on” y “agur” y nada más. Ese que desprecia a Patxi López por apellidarse López cuándo él se apellida López, Hernández, Pérez, García, etc. Ese que presume todo el día por ser devoto de una ideología racista y totalitaria pero el ignorante de él no se da cuenta de su racismo ni de que es un acomplejado y que da pena haciéndose perdonar. Ese al que te gustaría decirle en evidencia pero que no lo haces por no tener una discusión familiar. Supongo que algunos lo sufriréis.

También me da asco esa estupidez de hablar español e intercalar con unas pocas palabras en euskera como “jantoki”, “egun on”. Tampoco entiendo a éstos que van de megavascos como lo único que dicen en euskera son esas mismas palabras. Son unos hipócritas acomplejados.

También me da asco esa estupidez de escribir con K como “boKatas”.

También me da asco la juventud vasca, que para nada se puede decir que haya sido una juventud rebelde. Es una juventud de lo más mansa y sumisa con la ideología totalitaria y racista.

También me da asco la sumisión de la sociedad vasca. Lo único que ha hecho es dejarse dominar por el nacionalismo como borreguitos. Una sociedad mansa, aborregada.

También me da asco que todavía no haya empezado una batalla de las ideas que desarme al nacionalismo. Una batalla sin complejos que deje en evidencia al nacionalismo como una ideología cerrada y racista. Y que se empiecen a romper ciertos dogmas incuestionables como el euskera.

¿Hasta cuándo vamos a seguir así? Es que la sociedad vasca no reacciona.

Añadido para la discusión con Marod (pm):

la-bestia-en-mani

 

El amigo Prez (@rpr3z) ha acabado su serie de artículos sobre educación en Vasquliandia. Y lo ha hecho con un bombazo que, de salir en un periódico crearía una polémica de “shock” del sistema. Pero los periódicos (y todo) en Vasquilandia están a otra cosa. Básicamente a no mirar. No me mires el vascuence que vas a tener problemas. ¿Quieres vivir tranquilo? Pues ya sabes.

Hoy es imprescindible pasar por ahí; no va a valer mi resumen. Además, es breve y muy claro. Aunque el título deje mucho que desear como aliciente.

Yo supongo que lo sabe todo el mundo, y todo el mundo calla. Pero suele tratarse de anécdotas (ej.: le oí a un fulano de la consejeríaque la educación les da igual). O deducciones (e.: no parece que la educación les importe gran cosa). Pero esta es una confesión por escrito por parte de uno de los perpetradores. Y es justamente la parte que le falta a la documentación oficial y pública. Si te dicen en los programas electorales, y en las leyes, que la primera prioridad es la vasconización de la basca, no hace falta pensar mucho para saber que lo demás será secundario. Pero como vivimos en el kindergarten, los caraduras afirman que en ningún caso la ingeniería lingüística perjudica otros aspectos normalmente considerados más importantes en la vida de la gente, y los niños les creen. Los niños adultos, se entiende.

Este es el valor y el peso de lo que ha conseguido Prez (@rpr3z). Que uno de los ingenieros  principales confiese que sí, que es verdad que se trata de meter vascuence por saco. Y que saben muy bien que con eso les están jodiendo a los niños.  ¡Por escrito!

vascuence-por-saco-si

El esquema va así:

– El alumno muestra peor sus conocimientos en una lengua que domina menos, aunque haya sido la lengua “vehicular” de su enseñanza. O sea, el caso de la mayor parte de los alumnos en Vasquilandia, que estudian en una lengua que hablan como los indios de las películas (pero con acento español).

– Se les evalúa en la lengua en la que no muestran bien sus conocimientos.

– Eso no importa, porque no se trata de una competición. Y además, como sabemos que están perjudicados, eso no estropea su expediente académico porque los profesores pueden adaptar o simplemente contextualizar las evaluaciones. Evaluaciones a voleo.

educacion-a-voleo-en-euskadi

¡Claro que con esto finaliza! Imagina que le pregunten qué sentido pueden tener unas evaluaciones que se evalúan a voleo. ¿Para qué se hacen? Si dependen del acierto de la “contextualización”  de los profes (cada caso será un mundo), se trata de una evaluación imaginaria y completamente subjetiva. Lo que quieran imaginar que sabe el chaval … si pudiera expresarse en su lengua. Que repito, debe ser al caso de la mayor parte de los alumnos.

También habría otra pregunta demasiado obvia, que nos hemos ahorrado con la finalización prematura, gracias. Si un chaval de 16 años, después de haber cursado todos sus estudios en vascuence, no es capaz de demostrar sus conocimientos en esa lengua como lo haría en castellano; ¿por qué vamos a pensar que un profesor, que ha empezado a estudiar el vascuence en una edad mucho más tardía, sí puede mostrar toda la amplitud de sus conocimientos en vernáculo artificial? Tal vez Sierra proponga que los alumnos también “contextualicen”. Que imaginen lo que sabe el profesor … si pudiera expresarse en su lengua.

Josu Sierra ha sido director, creo que el primero (2001), del  Instituto vasco de evaluación e investigación educativa [ISEI-IVEI –>]. Esto es, el intelecto del engendro.

La vasconización moderna de Vascongadas tiene un precio. El gran misterio tabú del que no se puede hablar. Ni mucho menos calcular. Lo que confiesa Sierra es una parte del precio. No parece como para no tenerla en cuenta.

gasto-por-alumno-comunidades-autonomas

 

euros-por-punto-pisa-comunidades

 

comunidads-autonomas-pisa

 

vascuence-por-saco-no-gracias

Fuente (imprescindible). Prez (@rpr3z)

Prez (@rpr3z) tiene una serie breve de entradas a cuenta de lo que se ha estado hablando estos días del mal resultado PISA en Vasquilandia. De momento tres entradas que quisiera recomendar, y enlazaré. El título de la última describe la característica más llamativa del estúpido experimento lingüístico vasco:

Desde el principio, la consejería decidió que las pruebas de PISA se hicieran en la lengua que los alumnos usan realmente y dominan. Por supuesto -abrumadoramente- el español (86%).

dominio-euskera

Y no estaban hablando de sentido común y de lo que imaginaban; se habían tomado la molestia de comprobarlo. Por ejemplo, lo muestran en este documento para los centros educativos, en el que resaltan la importancia “presente y futura” de la decisión de en qué lengua hacer las pruebas de los alumnos. Los exámenes normales, aquí no están hablando de PISA.

euskera-trece-preguntas

Ni el menor disimulo. El estudio arranca así:

 INTRODUCCIÓN

La lengua en la que se responde una prueba de rendimiento parece que no es algo neutro, sino que, como demuestran muchas investigaciones, puede tener influencia en los resultados. Tal y como señala el estándar nº 9 de la AERA, APA y NCME de EEUU1 : “Cualquier test que usa el lenguaje es, en parte, una medida de las habilidades lingüísticas de quien hace el test. Esto es particularmente preocupante para aquellos cuya primera lengua no es la lengua del test”.

Citan suficientes estudios que confirman la idea. Y que también parecen establecer que no es problemático adquirir los conocimientos en una segunda lengua,

…”Este estudio muestra que los alumnos no tienen problemas aprendiendo las matemáticas en francés y haciendo la prueba en inglés.”…”Este estudio también ofrece una buena evidencia de la transferencia de conocimiento de una lengua a otra, indicando que el contenido aprendido en una lengua puede ser recuperado en la otra, siempre y cuando los alumnos tengan suficiente competencia en ambas lenguas”

Resumiendo. La Consejería de Educación tenía por confirmado (al menos desde 2008) que hacer las pruebas en una lengua distinta de la “lengua familiar” del alumno resultaba en una calificación peor. No sólo por la literatura internacional de la especialidad, sino que hicieron sus propias pruebas.

euskara-pruebas-resultados

O dicho de palabra:

euskara-pruebas-lengua

También creían saber que los conocimientos se adquieren sin problemas en una segunda lengua, siempre que la dominen suficientemente.

Establecido esto, se plantean dos problemas de los que se discutió algo en el Parlamento Vasco en aquella época. Se discutió en bajito y con la boca pequeña. Todos sabemos que hacer preguntas provoca la acusación de ser “enemigo del vascuence”, ser “anti-vasco”, padecer “auto-odio”, y blablabla. Y los partidos “constitucionalistas” no tienen cojones de decir: me dan igual esos adjetivos tan floridos; quiero saber lo que pasa con la educación. Esto es:

  1. ¿Se examinan los chavales en igualdad de condiciones, o están favorecidos los de vascuence familiar?
  2. ¿Tienen un dominio suficiente del vascuence en los modelos D y B como para adquirir los conocimientos en esa lengua?

Hay un problema de Primero de Lógica de los Forestales Juveniles. Si para evaluar el sistema educativo (PISA), el 85% de las pruebas se hacen en castellano, qué porcentaje de exámenes se hacen en castellano para evaluar a los estudiantes (las pruebas normales, no-PISA)? Debería ser comprensible hasta para un vascopiteco. Si en una prueba PISA el alumno muestra mejor su conocimiento en su lengua materna o familiar (85% en castellano); lo mismo debería ocurrir con las pruebas de evaluación a lo largo de los estudios. Por ejemplo, ¿en el modelo D (sólo vascuence), las evaluaciones normales son en castellano para más del 70% de los alumnos, como hacen con PISA? ¿O en el modelo B (mitad y mitad), todas las evaluaciones normales son en castellano, como hacen con PISA?

Me ha resultado imposible encontrar esas estadísticas. Parece que eso lo decide cada centro. Pero se puede poner la mano en el fuego a que ni de coña el 70% de los exámenes en el modelo D son en castellano, ni el 100% del modelo B. Ni de lejos. Se puede apostar que el sistema está perjudicando a los alumnos castellano-parlantes de los modelos B y D, que cursan el 88% de los estudiantes.

La otra cuestión, si tienen el nivel suficiente de vascuence para estudiar en vascuence en los modelos B y D, tiene mucho morbo. Los nacionatas dicen que el nivel es bajo (nivel “de aprendiz”, dice Josu Sierra), cuando se trata de evaluar el vascuence que proporciona el sistema educativo con su inmersión y tal. Pero al mismo tiempo aseguran que es perfectamente suficiente para que adquieran los conocimientos requeridos. Siempre que se examinen en castellano para poderlo demostrar. Pero no parece que lo hayan demostrado mucho, ni siquiera cuando hacen la prueba en castellano:

pisa-pv-taifas

Si separamos por materias parece más relevante. Peor resultado en donde más falta hace el dominio de la lengua.

pisa-pv-esp-materias

La pinta es que están estudiando en una lengua que no usan, y no dominan lo suficiente para adquirir unos conocimientos como los de la media de los españoles. ¡Que tampoco son como para tirar cohetes, caramba! Y encima fardan de ser de los que más gastan en educación, por alumno, ¡de todo el mundo!

If the Basque region were ranked as a country, only Denmark and Austria would have higher levels of per-pupil spending in Europe.

Austria y Dinamarca también tienen mejores resultados. Pero no parece que gastar sea exactamente el truco, si tomamos a Castilla y León de ejemplo. Vasquilandia 9.126 €; Castilla y León 6.102 € euros por alumno. Los resultados, al revés.

pisa-pv-y-ejemplos

¿De qué se trata; de mirar los ejemplos buenos, o los malos? ¿Cuál es la ventaja de gastar por gastar – sin resultados? ¿Cómo se les ocurre fardar de eso?

Enlaces.

Prez:

Fuentes.

Gobierno Vasco:

El País:

Wikipedia:

BBC:

 

Con los resultados PISA recién salidos, la extrema derecha trumpi-facha (o así) ha destacado que los famoso recortes, tan denostados, no han estropeado la educación. Si acaso la han mejorado un pelín. Vamos a mirar un poco esa relación entre gasto y resultados. Aprovechando que los sistemas tipo federal permiten hacer comparaciones … y ver quién es el más tonto de la clase.

Primero podemos confirmar que más gasto no supone automáticamente mejor educación. La correlación entre gasto y resultado es de 0,18 en España. Mejora bastante si quitamos el caso estrafalario, el País Vasco, y sube hasta 0,39. Que no es mucha correlación, pero es un resultado menos absurdo que el primero.

pisa-correlacion-gasto-y-resutado

Y ya podemos pasar mirar lo de los listos y los tontos. Los listos a la izquierda. La cifra representa el gasto por alumno en cada taifa, dividido por los puntos PISA. O sea, el coste de cada punto PISA.

pisa-listos-y-tontos

Habría que precisar lo de los tontos. Porque, ¿son tontos los chavales, los profesores, o los políticos? También podría ser que en la cornisa cantábrica pase algo raro que encarezca la educación. Lo que ya no es normal es el salto de tontería de Vasquilandia. La diferencia entre Madrid y Navarra (el más torpe quitando Vasquilandia) son 4,8. Entre Navarra y Vasquilandia, 5,1.

Se explica porque también es extraterrestre Vasquilandia si miramos el gasto por alumno en cada taifa.

educacion-gasto-por-alumno-ccaa

Y si añadimos un resultado por debajo de la media …

pisa-por-ccaa

… se nos queda cara de bobos.

pisa-listos-y-tontos-rojo

En serio. Los políticos siempre tienen la misma solución para cada problema. Y siempre con gran aplauso del gremio en cuestión. ¡Más gasto! Y así pasas de que te cueste nueve euros cada punto PISA (Madrid) a que te cueste 19 (Vasquilandia). Que es una excelente forma de ser tonto. Bueno, el que lo pague; que podría ocurrir que sean los de fuera.

¿Miraremos alguna vez la calidad del gasto, en vez de sólo la cantidad? ¿Intentaremos emular a los que lo hacen mejor, ya que tenemos tan notables diferencias? Es indudable que a las batas verdes no les interesa. Cobrar con independencia de la eficiencia es el sueño de todo maula.  Pero a los tontos sí que nos debería interesar.

batas-verdes

Otra posibilidad es que las diferencias dentro de España no signifiquen nada. Pero para hacernos una idea, es la misma diferencia que hay enre España y el segundo clasificado mundial (Japón).

¿Qué significa eso en la práctica? Ni idea. Porque, ¿pensamos que el ideal sería un país que sacara una media mucho mayor que el primero (Singapur – 556)? ¿Cuánto superior? ¿Cuarenta millones de físicos cuánticos? Habría una emigración masiva, con la correspondiente importación de tontos de fuera. No creo yo que se trate de que los albañiles tengan soltura con las ecuaciones diferenciales. En cambio, si parece aconsejable de tener un porcentaje adecuado de muy muy listos. Y no tendemos a eso. Tendemos a igualitarios de narices. Estamos mejor que la media en torpes (menos porcentaje de torpes que la media de la OCDE), y por debajo en espabilados y en matemáticas. No parece la mejor idea.

Clic si no se ve.

pisa-espanha

En gráfico de resumen:

pisa-espabilados-y-torpes

Me parece más indicativo que la media. Y mosqueante.

Añadido poco posterior. El sindicato nacionata:

La central mayoritaria en Euskadi señala que dichos exámenes “tienen en cuenta de modo especial las áreas y habilidades que valoran las grandes empresas y entidades financieras (matemáticas, ciencias y comunicación) dejando de lado o en segundo lugar los conocimientos que no les son de utilidad (creatividad, pensamiento, espíritu crítico, cooperación).

ELA considera que para mejorar el sistema educativo vasco, el gobierno de Vitoria debe aumentar la inversión en Educación, abandonar las políticas de recorte y aumentar las plantillas y los recursos, reduciendo el alumnado por aula, las cargas de trabajo y mejorando las infraestructuras.

Me he quedado mudo.

Fuentes.

El Español:

OECD.org:

Luisa Delgado

He hablado otras muchas veces de señales que delatan la sumisión de la sociedad vasca ante el nacionalismo. Ahora quiero hablar de una nueva señal de sumisión que hay en la sociedad vasca pero que nadie lo menciona y que ocurre a nivel ciudadanos, o lo que para el nacionalismo vasco sería células carentes de individualidad y de derechos individuales pertenecientes a un todo Pueblo Vasco y éste en su conjunto sí los tendría.

Uno puede entender(mejor dicho resignarse de impotencia) que ante una banda de asesinos cobardes que la sociedad calle por miedo, no acusase a los pistoleros de asesinos en el pasado o incluso que uno se haga perdonar haciéndose vasco como el que más en una sociedad xenófoba haciéndose llamar Koldo y no Luis.

Pero me he dado cuenta de otra señal de sumisión que también me da mucho asco. Y es que cuándo un nacionalista haciendo alarde de su ideología nacionalista(como si por eso fuese superior o no tuviese otra cosa de la que enorgullecerse) dice a un dependiente “eskerrik asko”, el dependiente de turno responde “ez dago zergatik”. O si el nacionalista saluda con “egun on” el dependiente también con “egun on”. ¿Y por qué no puede responde el dependiente “buenos días” o “de nada”? ¿Por qué ese miedo a lo que el nacionalista piense? ¿Por qué esa continua bajada de pantalones ante los nacionalistas?

No es sumisión solamente ante unas instituciones públicas o ante una banda de asesinos, también es a un nivel de entre iguales a nivel de individuos. Si tanto dicen los nacionalistas que aquí se debería hablar euskera que debería haber libertad para hablarlo, también deberían comprender que la gente tiene derecho a hablar en español, incluyendo la libertad de pasar del paripé liberticida xenófobo y políticamente correcto de “eskerrik asko” y “agur”.

Lo más chocante de todo es que los agurmaníacos el único uso que hacen del euskera es para decir “agur” o “zer moduz”. ¿Pero no les gusta tanto el euskera? ¿Qué les impide habalrlo con más frecuencia? Si lo pienso más sospecho que no tienen un verdadero interés en el euskera, que lo hacen para hacerse notar, necesidad de ser reconocidos, de sentirse superiores y como grito de guerra para reforzar su pertenencia a la tribu. Y detrás de todo esto que acabo de mencionar hay una autoestima muy baja, de ahí esa necesidad de sentirse especiales y que los dirigentes nacionalistas se aprovechan de ello. Pero también pienso que hay otro motivo más abyecto, que es diferenciarse de los que no sean nacionalistas, señalar a los que no lo sean y una forma de presión social para que la gente se meta en la tribu nacionalista. Los nacionalistas lo han hecho de una forma muy sutil.

Me acuerdo hace unos meses de un bar que fue una cliente nacionalista y toda ufana dijo por todo lo alto “EGUN ON”. El camarero responde “buenos días”. La cliente le dice “no me has dicho bueno días”. El camarero la responde “yo contestaré lo que me da la gana”. La cliente nacionalista se quedó callada porque no era la respuesta que ella esperaba ni a lo que estaba acostumbrada. Yo ahí veo en esta nacionalista una necesidad de afirmación muy grande.

Y lo que hizo el camarero es lo que hay que hacer, no dejarse pisar y rebelarse. Ya está bien de vivir sumisos y es lo que los nacionalistas desean, ya que ellos tienen miedo a la libertad porque saben que con libertad ellos no pueden ganar. Si en vez de seguir el juego a los nacionalistas pasamos de esa bajada de pantalones se les parará la tontería a los nacionalistas de a pie de calle. Hay que empezar a perder el miedo a los nacionalistas poco a poco. Yo paso de seguirles ese juego tan infantil.