Se entiende que en el mundo jurídico tienen sus acepciones particulares para les palabres, pero los significados se pueden retorcer sólo hasta un límite. Hay muchos que no ven rebelión en la payasada catalana, porque no ven elemento de violencia en lo que han hecho. Aunque sí ven sedición, que sólo exige turbulencia.

En el mundo normal, la exhibición de fuerza y la amenaza explícita de usarla es violencia en toda su grandeza y esplendor. El asaltante no necesita clavar el cuchillo y sacar sangre para que sea violencia. Basta con que lo tenga, lo muestre, y amenace. Clic.

jonqui

 

 

 

 

Wert vol col·lapsar l’escola catalana - SocPetit.cat

El linchamiento social de unos hijos de guardias civiles en colegios en Cataluña tiene unos presuntos responables directos. Los seis profesores de mierda que pretenden descargar su culpa en el resto de los niños. Pero eso no hubiera ocurrido, ni por asomo, de no existir esa salvajada totalitaria llamada “Escola Catalana”. Que habría que prohibir, exactamente igual que se prohibiría un colegio franquista hoy. Es literalmente lo mismo.

¿Qué coño es la “Escola Catalana”? No puede ser una “escuela en catalán”; lo dirían así.  Es una escuela de ideología, con ideología. Por definición, de parte. Y por la misma definición, contra la otra parte. Es una escuela contra una parte de la población, y por eso le llaman “de tots”. Una operación que inventó, precisamente, el totalitarismo.

Había un listo del PP que quería “españolizar” la escuela en Cataluña. Mejor se hubiera metido un dedo por el agujero de atrás, silbando al mismo tiempo. Genio. Otros, no menos equivocados, pretenden que se acabe con el “adoctrinamiento” escolar en Cataluña. Como si no se metiera doctrina en todas las ecuelas, de todas las geografías y todas las épocas.

¡Joé!, que lo tenemos a huevo. ¿No era Franco lo malo? Pues no hay más que hacer lo contrario, para no ser parte de lo malo. Pero lo contrario de zurrar a A no es zurrar a B, sino no zurrarle a nadie.

Adoctrinar es incrustar doctrina en los cerebros, y es inevitable. Toda sociedad tiene unas asunciones, unos por supuestos, y al fin una moral — de la índole que sea. Y la escuela tiene que enseñarlo, porque tiene que mostrar a los pupilos el mundo en el que van a funcionar. Si no, produciría extraterrestres. Esa parte no es menos importante que las matemáticas.

Pero de la misma forma que toda sociedad tiene unos por supuestos, también tiene discusiones. E igualmente importantes; si unos sirven de argamasa social, las otras sirven para hacer pruebas y aprender. El totalitarismo es la operación de llevar la parte de discusión a la parte de argamasa, a toque de corneta. Pero toda discusión es contra algo, y si metes eso en la argamasa, el efecto es de fractura en lugar de lubricante y unión. Estos tíos tan sonrientes son una sociopatía de la familia del totalitarismo.

En resumen. Hay muchos asuntos que no discutimos, en los que la escuela debe adoctrinar. Si no se te ocurre ninguna, empieza por la antropofagia y vete tirando del hilo. También puedes comprender que resulta muy práctico saber que nadie te va a mirar como se mira a la comida. Y luego hay muchos otros temas en los que todos creemos que los demás deberían pensar de la forma que nos gusta, pero en los que podemos observar no se da ese caso, ni de lejos. La escuela debería explicar esas discusiones, como tal; como discusiones, conflictos. Pero debería tener terminantemente prohibido resolver por sí misma el conflicto, a base de meter su particular opción dentro de la argamasa.

Por eso se llama democracia liberal y no se llama franquismo. Porque es un sistema para hacer digerible la discrepancia, y no para eliminarla. ¡Que prohíban la “Escola Catalana”! Y con el mismo oprobio con que se recibe la “españolización” del genio.

Fueron los niños los que organizaron una manifestación en el patio contra la violencia policial

Perfecto ejemplo de una administración escolar que debería tener prohibido pasar a menos de diez kilómetros de una escuela, para toda su vida. Por cafres, sin más.

Añadido para los comentarios:

goya-garrotazos

Sabemos que las ideologías perturban el funcionamiento del cerebro. Pero no es tan fácil apreciar el grado de tara mental que supone esa lamentable xenofobia etnicista llamada nacionalismo.

Lo de Tabarnia puede que sea broma. Así lo entiende casi todo el mundo. Como si dicendo broma, dijeran algo. Broma no significa no cierto. Ni no importante. Ni siquiera no clave. Una broma a menudo es un dedo en la llaga. Y no pocas veces es una verdad muy incómoda. Como romper un tabú que tiene acoquinada a la tribu, tras lo que llega la liberación. Pero primero la risa, por si acaso. No nos vaya a caer el rayo divino.

Los nacionatas -de ambos bandos- ponen dos pegas principales. Que la idea de Tabarnia es aceptar la divisibilidad de los estados. Y unos “anti-separatistas” o “unionistas” deberían rechazarla. Sería una incongruencia. Y también dicen que viene impulsada por un nacionalismo, solo que contrario al nacionalismo secesionista. Un nacionalismo español en este caso, necesariamente “anti-catalán”. Ambas son falsas, claro. Sin duda originadas en la tara mental mencionada.

Separar Cataluña.

Querer hacer una nueva comunidad autónoma no es querer separar nada. El federalismo es una forma de unir, no de separar. Puede no ser necesario en lo que ya está unido, pero a ver quién es el guapo que ve mucha unidad con Cataluña. ¿No están en un “procés”? Pues federalismo contra procés. Unir; no separar.

¿Separaría Cataluña? En principio, no más de lo que las comunidades autónomas separan España. La unen más, dicen, al digerir mejor su diversidad. ¿Por qué regla de tres Cataluña no puede beneficiarse de la misma ventaja federalista? Decir que Cataluña no pude tener dos comunidades autónomas, porque es separarla, es lo mismo que decían los franquistas respecto de la España autonómica. ¿Son franquistas vergonzantes los catalanistas? Y la diversidad identitaria catalana está muy bien medida. No es ningún artificio.

tabarnia-provincias

¿Nacionalismo español como impulso de Tabarnia?

No jodas. ¿Acaso proponen hacer una “escuela española”, o tabarnesa, eliminando de ella el catalán como lengua vehicular? ¿Les has oído hablar de alguna “construcción nacional”, española, tabarnesa, o de otro tipo? ¿Y de “normalizar”, o de homogeneizar nada? ¿A quién cojones quieren “integrar”, “inmerger”, adoctrinar, adocenar? La libertad, que es lo que piden, no es una nación; es la anti-nación. Y su patente falta de necesidad de construir nación alguna, es, precisamente, la mayor garantía de la libertad.

Autonomía preventiva.

No piden separarse de nadie, ni poner ninguna frontera. Pero sí están siendo brutalmente amenazados por las fronteras de otros. Hasta ahora vivían en un mundo donde civilizado, entre otras cosas, significa: no me toques las fronteras, ni me toques la identidad. Si quieres “integrarme” en otra “identidad” estás haciendo un genocidio identitario. Si dejaras tranquilo a cada cual, serías civilizado. Pero ya has demostrado más allá de toda duda que no lo eres, y que estás dispuesto a cualquier estropicio para lograr tus objetivos inaceptables. Ante lo que una autonomía preventiva es una estrategia de defensa más o menos obligada. Esto es, si te parece feo que metan en la cárcel a tus cuates, cuando se saltan muy gravemente las leyes y las normas elementales de convivencia, la única otra opción es la autonomía preventiva. Los cuates gobiernarían Tractorluña, pero no Tabarnia. Y los tractores se quedarían sobre la caca de vaca en lugar de invadir la civilización.

Las boñigas se quedarían en su sitio, y el mundo estaría en orden. What’s not to like?

Si te quitaras la tara de la xenofobia étnica, lo entenderías. Como no lo harás, lo mejor es la autonomía preventiva. Y te va a venir bien, aunque no lo entiendas. Seguirás cobrando las subvenciones de la Unión Europea para los tractores y los rústicos.

tabarnia-real

Es divertida la idea de Tabarnia que tanto está dando que hablar. Una broma, sí; pero una broma que les pica mucho a los separatas. Pero como hay gente que parece con ganas de empezar a contemplarla en serio, tal vez merezca la pena mirar cómo han hecho el invento. ¿Es de verdad la zona de Cataluña donde no consiguen mayoría los secesionistas — aparte de Arán? Y parece que han hecho un poco de expansionismo.

Los proponentes lo plantean así.

tabarnia-propuesta

De primera impresión ya destacan dos circunstancias extrañas. El nombre. Lo de Barcelona (Tabarnia), con Tabarnia más pequeño. Oiga, o Barcelona, o Tabarnia. Elija. Y han tenido que partir tres comarcas. Selva, Bages y Anoia; separando cada una en una parte “catalana” y otra parte “española”. Mala pinta. Quitamos eso.

tabarnia-corregida

Y comprobamos los números de las demás regiones.

tabarnia-numeros

¡Glups! Se caen otras tres.

tabarnia-corregida-2

Y queda así:

tabarnia-real

Puede tener su motivación geo-política. Son regiones reales, que alguien ha decidido que tienen algún tipo de unidad o coherencia. Y en todas ellas ocurre que los secesionistas no sacan un 50% de votos. Además de la contiguidad.

Lo que ya no parece fácil es usar la Consti para hacer de Tabarnia una Comunidad Autónoma. Los artículos que alegan, 143 y 144, parecen referirse a provincias (una, o más), o a “territorios que no estén integrados en la organización provincial”. Y no es el caso.

Lo extraño es que si la Constitución habla de provincias, no lo planteen basándose en provincias. ¿Cómo quedan los números en el mapa de provincias? Ni tan mal.

tabarnia-provincias

Fuentes:

En todos los casos, para medir “secesión” se ha sumado el resultado de JxC, ERC y CUP.

Datos:

Constitución Española:

El Magacin:

 

 

Como cuento de Navidad, ni tan mal.

monstruo-en-catalunha

Fuente, Twitter (clic y tal).

dialogue – Broken Mirrors

La internacionalización del “procés”, esa jugada maestra del supremacismo étnico catalán, bien pudiera ser la mejor herramienta posible conta la payasada xenófoba. Nos negamos a la española. Con una soberbia que nos impide pensar. ¿Rebajarnos a dialogar con una región? ¿Vamos a premiar a los golpistas? ¡Habrase visto! Hasta los gatos quieren zapatos. Lo que pasa es que los gatos pueden dar un por saco bastante notable. Y si destrozan la economía catalana con sus monadas y locuras, nos va a hacer daño a todos. Más a ellos mismos, sí; pero eso no es un consuelo para quien no esté loco. Loco de soberbia y tal.

Y aquí nos puede servir una vez más la Clarity Act canadiense. No necesariamente para regular las condiciones de un referéndum de secesión, pero sí para guiarnos en los principios a aplicar en este tipo de problemas. Que esencialmente son los mismos que se supone que nosotros aplicamos también. Los principios del federalismo, democracia, constitucionalismo, el imperio de la ley, y la protección de las minorías. Es una cita literal de la ley de Canadá.

Se puede discutir que España no tiene que regirse por el principio de federalismo. Pero de hecho es con lo que estamos funcionando. Unos poderes reservados para el gobierno federal; y otros, más bien intocables en la práctica , para las regiones. Es el mismo principio que ya estamos usando, solo que no le llamamos federalismo.

Y sabiendo los principios que pueden guiar ese “hablar” tan urgente, convendría saber el asunto a tratar. No siempre es fácil. Los cantamañanas se hinchan de pedir “hablar”, sin decir nunca sobre qué. Asumen la negativa de la otra parte, y es es todo lo que quieren. Por eso lo que habría que hacer es lo contrario de lo que hacemos. ¡¡¡Claro que queremos hablar!!!! Venga, empecemos; dispara.

En El Español [–>] dicen que Puchi lo ha planteado así:

Puigdemont explicó este viernes cuál es su plan: esperar a que Mariano Rajoy acepte los resultados e iniciar un diálogo político sobre la independencia.

Hablar con esta gente tiene su arte. Parecen como del kindergarten de Podemos. Se han tirado dos meses sin parar de repetir lo de “aceptar los resultados”. Pero no hay cristiano que entienda lo que quieren decir con eso. Llevamos 40 años haciendo multitud elecciones en España, una verdadera pesadilla, y no ha habido nunca nadie que no acepte los resultados. Tal vez el máximo cantamañanas catalán quiera decir que “aceptar los resultados” es “aceptar lo que yo te diga, si gano”. Y eso es lo primero que habría que preguntarle. Cosa de saber si un diálogo es siquiera posible; si hay suficientes significados comunes como para entenderse. No se intenta negociar en chino, sin saber hablar en chino.

¿Por qué le ven tanto problema a hablar y a negociar, cuando está chupado?

– ¿Puchi, tienes algún precedente de “no aceptar el resultado de las eleciones”? ¿Cómo podríamos entender esa pregunta de forma que no fuera perfectamente imbécil, o canalla?

Hablar, negociar. Sólo hay que bajarse del pedestal de la soberbia. Eso sí, ya puestos, que sea internacional. Y con transcripción. Clarito y transparente para todo el mundo. El ideal sería a través de cartas públicas. Y una vez sabiendo lo que significa para Puchi “aceptar los resultados”, se pasaría al “diálogo político de la secesión”. Bien podría ser no menos apasionante que los de Platón. Pongamos:

  • Secesión; ¿derecho o capricho? Citas y ejemplos internacionales.
  • El derecho de autodeterminación de los pueblos. Descolonizaciones y democracias.
  • La voluntat d’un poble y los principios del federalismo y el constitucionalismo.
  • La protección de las lenguas y etnias minoritarias. ¿Hay alguna lengua minoritaria en el mundo más protegida que el catalán, o alguna etnia más privilegiada que el supremacismo xenófobo catalán? ¿En el caso de una secesión de Cataluña, estaríamos aumentando o disminuyendo los derechos lingüísticos, étnicos y culturales dentro de Cataluña? Los derechos de todos, se supone; no los de unos.

secesion-catalunha

No veo cuál es el problema de un “diálogo político de la secesión”. Tema apasionante. Pero ya estamos viendo el problema que resulta al hacer un tabú con ello. Y puede ser que Cataluña necesite “acomodo”. O más bien los separatas catalanes. Pero si una autonomía tiene “derecho de acomodo”, es de suponer que las demás también lo tendrán. O sea, que tendrán voz respecto del “acomodo” general del chiringuito, y de aquello que les afecte en el acomodarse particular de cada cual. Hablemos. Pero hablemos todos.

Además, en el contexto de la Unión Europea, y visto que este asunto también afecta a nuestros socios, no carecería de sentido sugerir que participen con aportaciones teóricas. No para el caso concreto de un Estado Miembro, en el que no es costumbre entrar; pero sí como filosofía política general de la Unión. Estableciendo ideales; principios generales. ¿Cómo queremos ser en la UE cuando seamos mayores?

Lectura imprescindible antes de empezar a hablar. Especialmente porque todo lo que se te ocurra pensar, ya está pensado. Y probalemente mucho mejor pensado. Sobre todo si eres Puchi.

 

 

catalunha-elecciones-2017

Sí, es deprimente que después del desastre que ha organizado el circo secesionista en Cataluña, los dos partidos responsables hayan sacado -en conjunto- más votos en porcentaje y en escaños que los que tenían. Subiendo un 3,4% (la CUP pierde 3,8%),  y 4 escaños (la CUP pierde 6). Pero es muy bueno que sean ellos los que tengan que gestionar su propia mierda. Y va a ser apasionante ver el nuevo cuento con el que van a funcionar. El “mandato democrático” de “un sol poble”. Y oprimido y colonizado y tal.

secesion-catalunha

Si no fuera por una ley electoral destinada a favorecer al carlismo montaraz, los secesionistas no tendrían ninguna posibilidad. Por ejemplo, en una circunscripción única tendrían 66 escaños.

catalunha-con-circuns-unica

Tampoco parece nada malo que Puchi haya quedado por encima de Jonqui. Siempre será mejor que mande el hermano tonto; los tontos suelen hacer tonterías. Y ahora tienen mucho más delicada la épica que necesitan como alimento espiritual. ¿Cuál  va a ser “la lucha”? ¿Sacar a los delincuentes políticos de la cárcel? ¿Liberar de condena a la familia ladrona por excelencia de fondos públicos? ¿Intentar prohibir el uso del español en Cataluña? Porque es de suponer que estarán escaldados con la declaración de independencia. Serían el chiste del orbe si repiten la jugada. ¿Con qué es con lo que van a provocar ahora para conseguirse una motivación y más llantinas?

Los odiadores compulsivos de Rajoy no paran de dar la lata con el “error” de haber convocado elecciones antes de … ¿antes de qué, exactamente? Antes de haber densacificado Cataluña, y de haber cerrado o cambiado la TV3. Dicen. Pero tienen una interpetación un tanto curiosa del 155.

Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno … podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.

¿Aceptamos como “interés  general de España” que los separatas no tengan voz ni presencia pública? Pues parece que el TC dijo que la democracia española no es militante, y se puede ser separatista. O sea que el 155 no es la herramienta que necesitan las federicas, sino que tendrían que cambiar la Consti. O nos jodemos con lo que hay, pero no se le pueden pedir prodigios al 155. Y respecto a la sedición o rebelión, las elecciones no van a parar a los jueces. Sin ir más lejos, esta mañana Llarena ha empurado, como siguiente paso, a Mas, Marta Rovira, Anna Gabriel, Mireya Boyá, Marta Pascal y Neus Lloveras.

Son la pera, las federicas:

federicas

¿Qué motivo tienen para pensar que otra fecha fuera a dar otro resultado? ¿O por qué piensan que el 155 está para cambiar los resultados de las elecciones? ¿Nos hemos vuelto locos? Hemos dejado pudrir un problema en Cataluña durante 40 años, y no podemos esperar arreglarlo en un momento, mediante una ley. Las leyes no están para cambiar los sentimientos de los niños. Eso depende de la sociedad, y la sociedad somos todos.

EL asunto es largo, y quedamos a la espera de la nueva épica de los etnicistas. Si hasta ahora era de risa, pero muy bien planteada publicitariamente, ahora puede acabar siendo de risa de la de verdad. El supremacismo étnico colonizado de unos payasos muy capaces de destrozar su propio país, sin siquiera una mayoría social. A poco que Ciudadanos lo haga bien, tiene la posición de hacer de la épica un ridículo. Y eso vale más que todos los 155 que queramos imaginar. Y para “el procés”, los jueces.

Y los que creen que el 155 no ha servido para nada, por favor, que se pongan en el 1 de octubre.

Fuente de lo de la circunscripción única:

Añadido desde los comentarios (1793):

indigenismo-catalan-votos