Hay ingenuos que piensan que los separatistas catalanes les van a quitar un buen pedazo de soberanía. ¿De sobera-qué? Creen que porque en la constitución hay frases estupendas, del tipo de …

1.2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

… se lo pueden creer. ¡Hay que ser pardillo! ¿Cuántos más síntomas necesitan -de los que vemos todos los días- para saber que será una constitución, pero también es una payasada grotesca? La guinda de ese circo de payasos que responde al nombre Nación Española. Se la saltan todo el rato, pero además anunciando en público la jugada. ¿Qué esperábamos?

En principio, es el fin del Recurso de amparo de Octavio contra el Parlamento de Cataluña. El fin, según la payasada española. Veremos qué pasa en Europa. Pero el circo tiene su gracia, así que mejor lo contamos.

Nos habíamos quedado en que ese Tribunal, conocido popularmente como Prostitucional, había rechazado el recurso por falta de legitimidad de los recurrentes. Básicamente, dos ingenuos españoles. Que se basan en un silogismo al alcance incluso de Pascual Sala:

  1. La constitución establece como derecho fundamental el de participación política.
  2. Y establece el recurso de amparo como defensa de los derechos fundamentales violados por las decisiones o actos sin valor de Ley, por ejemplo del Parlamento de Cataluña.
  3. Los dos ingenuos españoles no han tenido ninguna posibilidad de participación política en las declaraciones de soberanía del Parlamento de Cataluña. Como votan en Madrid, no tenían representación posible en el parlamento felón.

¿Y la conclusión, Pascual, es? Que los españoles mondos y lirondos no están directamente afectados cuando les chorimangan un derecho fundamental. Y no estoy diciendo ninguna broma:

notificacion-prostitucional-marcadaSegún el artículo citado por el Prostitucional, están legitimados: la persona directamente afectada, el Defensor del Pueblo y el Ministerio Fiscal. Y, claro, es evidente que uno mismo no es la persona directamente afectada cuando le quitan el derecho de participación -a él, Pascual, al peticionario mismo-, en una declaración sobre la soberanía nacional, que la constitución define como suya, en parte.  Siempre que la expresión “pueblo español” tenga alguna relación con los pobres pringados que ostentan un pasaporte español. Acojonante Prostitucional. Pero no cabe recurso. O eso se creen ellos.

Solo cabía que la fiscalía -o sea, Gallardón, o sea Mariano El Audaz- recurriera. No tengo la respuesta de La Voz de su Amo, porque no es por escrito. Solo un relato, por cuya veracidad pongo la mano en el fuego.

Resultado de la entrevista con la Fiscalía del TC:

Para definirla en cinco palabras, “los ciudadanos no son personas”, o dicho de otro modo solo son ciudadanos los parlamentarios, lo cual no deja de sorprender y ofender a la inteligencia de cualquiera, máxime si tenemos en cuenta que los parlamentarios existen tras la promulgación de la Carta Magna, no cuando con espíritu de reforma de España y de mejorar la convivencia se parió dicho texto.

Este prólogo es el resultado del bucle en torno al cual la Sra Fiscal jefe del TC ha defendido su postura de no recurrir la providencia dictada, por entender que  la interpretación del art. 42, está referida a que los únicos legitimados para recurrir en amparo son los parlamentarios, y todo el tiempo tras una discusión encarnizada con mi Ilustre compañero Octavio, ha mantenido con mucho aplomo y poco fundamento no carente de nerviosismo,  que en mi opinión dejaba ver su sometimiento al jefe.

Esto es, no va a hacer nada.

En este estado de cosas daremos este fin de semana vueltas a una petición de aclaración, nulidad, consulta vinculante al tribunal de derechos humanos … lo que sea, con tal de seguir defendiendo vuestra motivada, precisa, y fundamentada petición.

Yo tengo noticias de que algún juez del Supremo ha visto el recurso, y ha opinado que (a) va a ser una decisión política por parte de todos y (b) es muy recomendable llevarlo al Tribunal Euroeo de Derechos Humanos, en Estrasburgo. En (a) ha acertado plenamente, ¿por qué no va a acertar en (b)? Sería un placer insuperable darles en el morro a los payasos. Lo malo es que ni siquiera se iban a ruborizar. Y ni hablemos de que sus alcaldadas, una vez corregidas por sentencia firme, tengan repercusión en sus carreras. Y así estamos como estamos.

Me quedan dos preguntas. ¿Cuando la gente se enfada con Mas, o todavía más con Cayo Lara, por la cosa esa de la soberanía, se puede saber a qué mierda de soberanía se refieren? ¿A la de los diputados en Cortes? Porque según el Prostitucional, no hay más. Y según La Marianidad, o sea Gallardón, o sea la fsical jefe de la Fiscalía del Prostitucional, tampoco.

La otra es técnica, y el jefe técnico está missing hasta el lunes. Lo de los derechos humanos y tal, muy bonito. Ojalá os animéis. Pero, ¿qué tiene de malo una acusación de prevaricación al Prosti?

Y una nota / añadido. Una de las misiones principales de una constitución es proteger a la plebe del gobierno y la partitocracia. Poniendo límites de hasta dónde pueden llegar el legislativo y el ejecutivo. La idea de un Prostitucional cuya mayoría la nombre la misma mayoría que nombra al gobierno, y cuya minoría la nombra el resto de la partitocracia, es, esencialmente, la idea de la prostitución de esa función de protección de la chusma. O poner al lobo de guardián de la borregada. Chiste, atsracanada, payasada; lo que quieras, menos tomártelo en serio.

Anteriores de la serie:

  1. Sobre Soberanías y recursos.
  2. Ciudadanos desconocidos acuden en amparo ante el TC contra el Parlamento de Cataluña
  3. Ciudadanos (ya no) desconocidos acuden en amparo ante el TC contra el Parlamento de Cataluña II.
  4. Manera de sumarse (gratis) al recurso de amparo de ciudadanos por su cuenta contra el Parlamento de Cataluña (Esta entrada)
  5. Resumen de estado del recurso de ciudadanos por su cuenta contra el Parlamento de Cataluña
  6. La mujer del César …
  7. No durante mi guardia
  8. El TC opina que la soberanía nacional no es un asunto tuyo.

O si no, el cartelito:

Recurso Octavio

Juan Espino

Hola Plaza, mañana presento el siguiente escrito ante el Fiscal del Tribunal Constitucional.

Si te parece interesante colgarlo en Plaza Moyúa, puedes colocar este enlace por si la gente se anima a enviarles un Fax:

Un abrazo.

Fiscalía ante el Tribunal Constitucional

A la att. del Fiscal ante el Tribunal Constitucional

c/. Ortega y Gasset, 57

28006 – Madrid

Nº de Recurso: 858-2013

27 de Mayo de 2013

Muy Sr. mío:

Me dirijo a Ud. tras tener conocimiento d la providencia del Tribunal Constitucional en el que se decide la inadmisión de nuestra petición de Derecho de Amparo, ante la Resolución 5/X del Parlamento de Cataluña, aprobando la Declaración de soberanía y el derecho a decidir del pueblo catalán. Providencia en la que queda señalada que únicamente su intervención, puede retomar la defensa de los derechos fundamentales que, en mi opinión, se nos niega indebidamente por parte del Tribunal Constitucional.

Examinado el contenido de la providencia, se desprende que el Tribunal Constitucional (Art. 46.1a de la LOCT) no nos reconoce legitimidad para plantear dicha petición de amparo:

“… toda vez que los recurrentes carecen de legitimación conforme al art. 42 en relación con el 46.1 a) LOCT.”

Pero, contrariamente, nuestra Constitución es palmaria al respecto:

Artículo 1 La soberanía reside en el pueblo.

1.     …

2.     La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

Artículo 2 Unidad de la Nación y derecho a la autonomía

        La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y …

Entendiendo que, en ningún caso, he perdido mi condición de español, considero, injustamente cercenado mi derecho fundamental a ser consultado en cualquier acto o decisión de Parlamento Nacional o autonómico que afecte, o pueda afectar, dicha unidad de mi Nación.

En resumen, que el Tribunal Constitucional, considera que ni Doña María Maestre Urbina, ni Don Juan Espino Sánchez somos ”personas directamente afectadas”, ni interesadas por lo que pueda ocurrirle a España en el futuro.

Igualmente, entiendo que el Tribunal Constitucional “no ha fundamentado” la falta de legitimación, simplemente la remisión a unos artículos que, a cualquier buen lector –no soy jurista–, le “dicen” justo lo contrario de lo que interpreta el Tribunal Constitucional.

Es por todo ello, que en virtud del Derecho Fundamental de Petición de los arts.  29.1 y 124.1 de la CE ,  le solicito que asuma y haga valer, en tiempo y forma, la defensa de nuestros Derechos Fundamentales, ante el atropello que, en mi opinión, supone la citada Providencia del Tribunal Constitucional.

Deseo añadir que he oído varias veces a algunos amigos jueces y fiscales, la queja u opinión, sobre la poca predisposición de la sociedad civil española a implicarse en asuntos de esta gravedad, salvo en las redes sociales. Espero que para una vez que nos decidimos a hacerlo, no seamos desoídos en nuestras juπstas peticiones.

Reciba un cordial saludo.

Nota: El título es mío (pm)

Anteriores de la serie:

  1. Sobre Soberanías y recursos.
  2. Ciudadanos desconocidos acuden en amparo ante el TC contra el Parlamento de Cataluña
  3. Ciudadanos (ya no) desconocidos acuden en amparo ante el TC contra el Parlamento de Cataluña II.
  4. Manera de sumarse (gratis) al recurso de amparo de ciudadanos por su cuenta contra el Parlamento de Cataluña (Esta entrada)
  5. Resumen de estado del recurso de ciudadanos por su cuenta contra el Parlamento de Cataluña
  6. La mujer del César …
  7. No durante mi guardia
  8. El TC opina que la soberanía no es asunto tuyo

En Facebook:

buesa-mintegi

Ninguna broma. Noticias de Navarra:

mintegi-asesinatos-politicos

El primer encontronazo se ha producido por la utilización del término “presos políticos” para referirse a reclusos de ETA por parte de Julen Arzuaga (EH Bildu), lo que ha motivado una queja formal del PP.

Posteriormente, la portavoz de esta coalición, Laura Mintegi, ha calificado el asesinato del socialista Fernando Buesa como “una muerte por causas políticas” y ha añadido que “todas las víctimas son evitables, porque todas tienen un origen político”.

…/…

Mintegi ha lamentado la decisión de posponer la ponencia, ha asegurado que durante el debate de hoy se ha limitado a “constatar” que el “conflicto” vasco tiene un “origen político” y ha afirmado que el “respeto y la democracia consiste en escuchar lo que te gusta y lo que no”.

Ha insistido en que su formación no quiere practicar una política de “agresión” contra nadie, que trabajan para lograr “la paz” a través del “respeto y el diálogo” y ha matizado que no siempre reciben el mismo trato de respeto por parte de otros grupos [–>]

Cabe preguntar a Pascual Sala, o a Madina, Zapatero y otros llorones emocionados, si se trataba de que todas las opciones políticas tengan voz (y ya la tenían con Aralar), o de que tenga voz la justificación del asesinato político. Tampoco estaría mal que no expliquen el significado de “evitable” en un asesinato. Pero que lo expliquen ellos, no Mintegi. Para la angelita ya sabemos que quiere decir que hubiera bastado portarse bien para no ser asesinable.

el respeto y la democracia consiste en escuchar lo que te gusta y lo que no

Interesante visión. Porque puede ocurrir que no le guste mi opinión de que básicamente es como los nazis. Y que la historia demuestra que nunca han servido las componendas con los asimilables a los nazis. Ni siquiera para los que han pensado que no es una aberración moral intentarlo. Nunca.

La cosa tiene guasa. Imaginemos que alguien escaso de frenos morales se cabrea por la presencia de justificadores del asesinato en el Parlamento Vasco, y le pega un tiro a Mintegi. Solo por tratar de comprender el esquema que nos presenta Laurita. ¿Hemos de entender que se hubiera tratado de una “muerte por causas políticas”, y que como tal, era “evitable”? ¿Evitable, cómo? ¿Deberíamos reñir al cadáver de la amable y nada agresiva bestia por no haberlo evitado? Porque la idea es si está bien o está mal que te peguen un tiro, por política. Y la idea es que si antes estaba bien, o estaba justificado, ahora también. Y si ahora no está bien -por ejemplo con ella-, entonces es que antes tampoco, aunque lo hicieran los suyos. O es el primer caso, o es el segundo. Y resulta que es el segundo, si se quiere aspirar al mínimo de civilización.  Lo entiende hasta un niño, pero no lo entienden todos los adultos.  Los nazis, por ejemplo,  no. Los Prostitucionales y los etarras tampoco.

Continúa en:

Clic

Sorprendente. Todo el mundo quiere “la paz”. Porque ha llegado un “tiempo nuevo”. ¿Nuevo en qué? ¡Pues en que ahora queremos la paz, joé! ¿Y por qué no la queríamos antes? Antes, por ejemplo, de asesinar a ochocientos y pico. Más los que se fueron para que no les asesinaran. ¿Cuántos miles? Y los que vivieron amedrentados, sin poder hablar. Debe ser que no había llegado el tiempo nuevo. Todavía. Esas cosas llevan su tiempo, ya se sabe.

Por ejemplo, hubo un Franco muy malo, y claro, en justa correspondencia había que asesinar a unos cuantos inocentes … mucho después de que muriera el malo. Conflictos; inercias. Solo era cosa de esperar que los asesinos comprendieran la bondad de “la paz”. Mientras asesinaban. La revelación, y eso. Pero todo el mundo sabía que no eran malos chicos. Todo el problema era conseguir decirlo. Asesinan, pero son buenos. El malo es el conflicto.

¿Se debe de haber arreglado el conflicto ese, no? Digo, para tanto amor como derramamos ahora. Pero insisto, por qué la revelación es buena ahora, y no antes. ¿Ni siquiera serán culpables de los asesinados inútilmente mientras les duró la sordera?

Otros presos [quiere decir asesinos] argumentan si no debieron hacerlo hace treinta años, cuando los miembros de ETA político-militar se disolvieron, y cuestionan las tesis de la propia organización al decretar el cese definitivo del terrorismo en todos los ámbitos. [–>]

¡Hay que joderse! Hasta en ETA parece que hay gente capaz de sumar dos y dos. No es fácil hacer un gráfico histórico de los asesinatos. Demasiado largo, y no se ven los años. Pero pondremos unas divisorias verticales, y lo relatamos. Con un clic se llega al original. Incluso a la lista de todos los nombres. Pero sin las rayas verticales.

Lo suele explicar otra amante de “la paz” y el amor universal. Laura Mintegi. Como había Franco, y tal, pues conflicto. Y claro, se comprende que eso produce víctimas. Exactamente, 44 asesinatos. Hasta la primera raya vertical.

Pero luego, aunque ya no había Franco, es que había habido Franco. Y eso no podía ser, ¿no?  Era necesario compensar. Había demasiado inocente pululando por ahí, sin sufrir. No era justo. Así que a seguir asesinando.

Además, después de Franco iba a venir una democracia, y una constitución, y había que influir en el asunto. ¿O qué? 96 asesinatos en los siguientes tres años, hasta la Constitución. La raya vertical del medio.

Pero resulta que no les gustó la constitución. Algunos siguieron seis años más con la afición. 211 asesinatos más. La tercera raya.

Repetimos:

Otros presos (quiere decir asesinos) argumentan si no debieron hacerlo hace treinta años, cuando los miembros de ETA político-militar se disolvieron, y cuestionan las tesis de la propia organización al decretar el cese definitivo del terrorismo en todos los ámbitos.

Pero a otros no les bastaron seis años y 211 asesinatos más allá de la Constitución para recibir la iluminación de la paz. Necesitaron 463 asesinatos extra, y 30 años.

Vamos a resumir la actividad de estos asesinos celestiales cargados de paz. Ordenada según variaba el enemigo.

  • Contra Franco: 44 asesinatos.
  • Contra el proceso constituyente: 96 asesinatos.
  • Contra el asentamiento de la democracia: 211 asesinatos.
  • Contra la democracia asentada: 463 asesinatos.

Pero ahora, sin que nadie explique por qué, y sin que algunos asesinos presos lo entiendan en absoluto, ha estallado un anhelo de pacificación y amor universal. Y hasta magnánimas concesiones de que algún error ha podido haber. Que tal vez alguno de los más de 800 asesinatos hubiera sido mejor evitar.

El Correo:

El portavoz de la izquierda abertzale, Pernando Barrena, ha afirmado hoy que el asesinato del socialista catalán Ernest Lluch por parte de ETA le “revolvió” y ha mantenido que “cuando menos, nunca debió suceder”.

Pernando Barrena pronunciará una ponencia titulada ‘Víctimas y reconciliación’ en la que lanzará el mensaje de que la izquierda abertzale “está dispuesta” a participar en el proceso de reconocimiento y reconciliación que “tanto anhela la sociedad vasca”. Dicho proceso también consiste en “acercarse a esas realidades diferentes que conocemos bajo la denominación de víctimas”, ha dicho. [–>]

No tengo ni idea de lo que ese Pernando entiende por “reconciliar”.  Según la RAE, es “volver a las amistades, o atraer y acordar los ánimos desunidos”. Y así lo entiendo yo también. De lo que tanto yo, como Barrena mismo, podemos deducir que es mucho más probable que nos hagamos astronautas, a que jamás nos vayamos a reconciliar. No se pueden unir ánimos con gente que alardea de su inmundicia. Peor aun; cualquier idea de civilización pasa por rechazar esa posibilidad. O sea, que no. Que se reconcilie su puta sociedad con quien quiera, pero no conmigo. A mi me sobra con la normas de urbanidad, de las que la primera es no asesinar. Y otra es que no puedes asesinar, y después exigir reconciliación. Pero me temo que gentuza y urbanidad no casan.

Y lo malo es que en su no respuesta a los asesinos que saben sumar y restar, hay implícita una mentira que conviene aclarar. Que la diferencia entre hace 30 años y ahora, es que ahora los asesinables estamos dispuestos a reconciliarnos. Pero, muy a pesar del PP y del PSOE, y del Prostitucional, eso no es cierto.

Respuesta a la iniciativa encabezada por Maleni, V y Octavio:

Es muy difícil pensar que sea una buena idea la asignatura de Educación para la ciudadanía, si está pensada por políticos. O si los políticos tienen la más remota posibilidad de meter la cuchara en ese caldo. Y cuando digo políticos – sí, Mariano, también estoy pensando en ti. Y en ti, Rosa. De Rubis y Chacones, Pachis o Madinas, ya ni hablemos. Y a la izquierda solo queda los que apoyan la ideología estadísticamente más asesina de toda la historia de la humanidad.

Está demostrado que un político en España y en esta democracia solo es un yonki de los votos. Para ellos, “ciudadanía” no puede ser otra cosa que el proceso por el que se idiotiza a la gente, para conseguir sus votos. No hay otra cosa que les quepa en la cabeza. Sí sería razonable que unos buenos profesionales de la educación, lo menos ideologizados que se pueda, diseñaran unos cursos en los que se incluyera todo aquello no polémico que consideramos el sostén de nuestra cultura. Y de nuestra idea de civilización y urbanidad. Y respecto a lo polémico, que se explicara como tal como tal, admitiendo sin dramatismo el desacuerdo. Por ejemplo, que los socialistas piensan que los valores de ciudadanía son los que decidan los políticos elegidos en las urnas; la marianidad piensa en los valores católicos; mientras que otros piensan que los valores de civilización se pueden sacar de nuestra historia, mirando aquellos factores que han hecho del mundo un lugar mejor (para la gente, midiendo el bienestar), y los que lo han hecho peor. Pero eso no va a ocurrir jamás con la estructura política que tenemos. Una asignatura de valores siempre va a ser una maza con la que los yonkis se golpean entre sí. Para hacerlo mal, es mucho mejor no hacerlo en absoluto.

Sin embargo, visto el panorama, no creo que quepa la menor duda de que los que realmente necesitan clases de EpC, y con urgencia, son los políticos y sus secuaces.

Voy a proponerles la primera.

Amparo Lasheras:

– Un movimiento revolucionario no debe condenar la violencia. Es legítima como defensa y contestación ante la opresión social y política

– En un proceso de liberación esa decisión significa que se inicia una estrategia diferente porque la lucha armada no es eficaz en el avance del proyecto final. Por ello, hay que buscar otros instrumentos que permitan continuar en el camino hacia la liberación nacional y social

– (Un movimiento revolucionario) no debe condenar la violencia. Siempre es legítima como defensa y contestación ante la opresión social y política. Si, según algunos teóricos, debe de existir la violencia legítima del Estado, no entiendo porque no puede existir la violencia revolucionaria. [–>]

Ese es el problema con los hijos políticos de los asesinos terroristas vascos, que ni los políticos ni los prostitucionales quieren comprender. Y es exactamente el mismo de la Alemania post-nazi.  Que un grupo político, con un apoyo social aberrante – propio de una sociedad enferma, se creía con todo el derecho y la legitimidad de utilizar el asesinato como herramienta de hacer política. Y que si la sociedad quiere aspirar a ser medio sana algún día, no puede dar espacio público a los que representan la enfermedad, o sociopatía.

No se trata de que los delegados de los asesinos “comprendan el daño causado”. Una imbecilidad; lo comprenden tan perfectamente que por eso lo infligían. Y lo apoyan, hasta que deja de “ser eficaz”. Ni se trata de que condenen “todas las violencias”, porque eso es, precisamente, no entender que no puedes asesinar cada vez que tengas una puta causa – y el asesinato te parezca “eficaz”. No, si alguien tiene empeño en que digan algo, como Pachindacari, solo puede consistir en algo tan simple como: – Nos equivocamos, no debimos de asesinar. Ni aplaudir a los asesinos, ni tener “tolerancia cero” con las celebraciones de nadie, ni ser los bestias que somos.

Nuestros políticos y Prostitucionales, que no han recibido una EpC adecuada – y tanto muestran necesitarla – lo que están haciendo es avalar la tesis que da legitimidad a cualquier bestialidad de la política. La tesis etarra, por resumir.

Así que mejor se meten la EpC por donde les quepa. Y la mejor sugerencia es su propio ojete. Camino ideal para dar paso a un supositorio con la medicina que necesitan.

Hay que llamar al Prostitucional, pero ya. Se ha a cometido un atropello, una injusticia con una criatura del señor. No puede ser pecado dar vivas a una organización que, como vivimos en tiempos nuevos, no existe. Y, ¡venga ya!, ¿qué tiene de malo amenazar simbólicamente a unos futboleros que celebran un partido, haciendo como pistola con el dedo? ¡Con banderas de España, además!

Pues le han hecho dimitir. Y por eso hay que poner en marcha el Prostitucional para que resuelva este error.

El angelito, con la cuadrilla:

Al menos el Ibazeta este no se ha equivocado, como los que le han hecho dimitir. Es completamente consciente de no haber hecho nada que no se deba de hacer. Simplemente, tal vez pueda ser utilizado por el asqueroso facherío español para poner en aprietos a la vanguardia de la causa sagrada. Y es por eso por lo que escribe la carta de dimisión; no porque no haya que amenazar a la gente que se equivoca de opinión o de equipo. Y no porque no vaya a seguir haciendolo en el futuro.

En su carta de dimisión dirigida al alcalde y hecha pública hoy por el consistorio donostiarra, Ibazeta asegura que no desea que “un incidente aislado y la utilización que del mismo pueda hacerse generen daño político alguno” al primer edil, al Gobierno municipal o a la institución presidida por Izagirre. [Deia]

¿Incidente aislado? ¿Qué quiere decir con eso el representante del grupo que nos da constantes lecciones de lo que llaman “la paz”? ¿Aislado como 857 asesinatos individuales? ¿Aislado porque esa noche, ¡joé!, sólo fue uno? ¿Aislado porque tiene el firme propósito de no hacerlo más, porque ha comprendido que esas no son formas de comportarse en una sociedad que aspire a cierto nivel de convivencia civilizada? ¿Y si es así, por qué no lo dice? ¿Tal vez porque entonces habría que explicar que lo de asesinar no estuvo bien? ¡Jamás! Cualquiera podría pensar que los que asesinaban, y los que les aplaudían, y comprendían, etc, son un poco bestias.

Fácil. Porque hay un Prostitucional. Máxima autoridad del mamoneo político que ha dejado fuera de toda duda que se puede ser heredero político de una banda terrorista, tipo nazi, y participar en la payasada con toda naturalidad. Y si se puede eso, según gloriosa sentencia, ¿por qué diablos no se va a poder increpar y amenazar a aficionados con banderas españolas? La mera participación de los herederos políticos de lo asesinos, sin solución de continuidad con el terrorismo, es una formidable amenaza. ¿Y ahora vamos a rasgarnos las vestiduras cada vez que la amenaza implícita se haga explícita? ¿O es que vamos a cogérnosla con papel de fumar, y protestar cada vez que por descuido la amenaza salga de alguien con cargo público, en vez de hacerse bien – como cuando en Pamplona impiden el Riau riau?

Mejor que venga el Prosti, y lo arregle. Y explique que los nazis son corderos, ya que han dicho que no volverán a asesinar. Esta vez de forma “definitiva”, en lugar de “indefinida”, “permanente”, o como quiera que fuera.