Nota: el título es una broma de la casa. El resto es un comentario de Marod, reconvertido en entrada propia.

Marod

Aunque ya no puedo comentar con la frecuencia de antaño, de vez en cuando no me resisto a “meter la patita”. Ya sé que mis horarios son un tanto intempestivos, pero sabréis disculparme pues ahora mis labores están en el cono sur, contemplando a un lado la cordillera andina y al otro el océano Pacífico.
Al lío, que el tiempo es oro.

– Una clásica jurídica: “las fuentes del derecho son la Ley, la costumbre y los principios generales del derecho”. Pero el artículo 1.6 de nuestro código civil, añade una cuarta “La Jurisprudencia de modo reiterado (pacífica) que establezca el Tribunal Supremo”. De ahí la importancia de los altos tribunales, de su condición de fuente jurídica.

La ley no tiene una relación jerárquica con la soberanía popular (la voluntad del pueblo). La ley DEBE ser la expresión de la soberanía popular, y por ello los jueces y los poderes públicos deben someterse al imperio de la ley.

Hasta aquí el DEBER SER, ahora el SER:

– La ideología lo impregna todo, máxime el comportamiento humano. La aplicación de las leyes no es una ciencia objetiva (es una ciencia social, lo cual es una contradicción en los términos). Aunque los jueces están sometidos al imperio de la ley, tienen cierto margen de interpretación de la norma. Recuerdo una sentencia que atenuó un delito de agresión sexual porque la víctima usaba “jeans” en el momento, y ello implicaba – según el anormal que dictó la sentencia – cierto acto de voluntad en el acto sexual.

Pero no sigo el argumento de Maleni, viene a decir que dado que existe la partitocracia, debemos dejar la elección del poder judicial a los jueces…o sea que como no te gusta el arroz, nos pides dos tazas. Es que os imagináis que los jueces elegirían a los Magistrados por un criterio profesional. Pero bueno, ¡Qué ingenuidad!. El problema seguiría siendo el mismo, pero más grave, puesto que concederíamos a otro gremio corporativo una fuente de poder vital. Y encima ni siquiera tendrían que hacer eso tan fastidioso que hacen los políticos cada 4 años… vamos, jauja.

Desde un punto de vista formal (seré breve porque la mayoría opináis que las cuestiones de forma son artimañas jurídicas torticeras para decir que los cerdos vuelan, y no deseo buscarme enemigos dialécticos) es mucho mejor el actual sistema. y aquí va el argumento formal: Ya que nuestro Estado se configura como una democracia parlamentaria (monarquía parlamentaria), cuya legitimación última reside en la soberanía popular, que se manifiesta a través la elección de representantes políticos… es lo más correcto y coherente que el poder judicial sea elegido por los representantes de aquella soberanía, de tal modo que los poderes representativos del Estado se sometan a la voluntad popular.

PROBLEMA: Es cierto lo de la partitocracia, desde Cánovas y Sagasta no se veía en este país nada igual. La “soberanía popular” es un concepto dogmático y difícil de completar.

Desde un punto de vista material, sustancial al “alma” del problema, yo personalmente abogo por un sistema de elección directa de los miembros de los altos tribunales. Listas abiertas de organizaciones de Jueces que publiquen su programa judicial. Y los votamos, y luego protestamos porque seguro que habrían hecho lo contrario a lo que dijeron :-)

-Off topic: Plaza, me considero aludido por el comentario de la entrada “marinera” de que “hay abogados en la sala, seguro que nos hacen precio”. Si iba por mí, ni modo, necesitas un buen abogado, no un leguleyo como yo.

Saludos a todos

Actualización: Maleni cegata ha metido la pata, y ha habido un error de adjudicación de personalidad. Pedimos muy sinceras disculpas a Luis I. Gordillo por el error.

Maleni

Hoy es uno de esos días en que los puntos se unen y crees haber dado con la línea. Me explico. Hace unos meses acudía a un curso sobre jurisdicción europea impartido por dos licenciados en Derecho. Uno de ellos figura en la foto, tiene el título de doctor en Derecho Constitucional. Como no soy de señalar, nunca me gustó apuntar con el dedo sino con la palabra, y no a las personas sino a las ideas, vamos allá. En un debate auspiciado por él mismo alegaba las ventajas de que los miembros del Tribunal Constitucional fuesen elegidos por los partidos políticos. Su argumento era el habitualmente utilizado, representan la voluntad popular. Cuando alguno de los allí presentes  mencionamos la partitocracia y  la “distorsión” que sufre la voluntad popular en esas maquinarias mediáticas, de poder omnímodo y absoluto llamadas partidos políticos, el profesor quedó pensativo y circunspecto. No tuvo otra respuesta más allá de decir que en el Tribunal Supremo de los EE UU un magistrado con mandato vitalicio fue diagnosticado de Alzheimer y había dictado sentencias padeciendo dicha enfermedad. Al escucharlo me quedé pasmada ante tan ilustre respuesta. Pues aquí tienen a su ilustrísima defendiendo la voluntad popular. Defendiendo a Sortu. Ignoramos si en ese proceso de irregular renovación del TC algún miembro padezca alguna otra enfermedad. Por ejemplo, el síndrome de Estocolmo.  No estaría mal empezar a diagnosticar a los magistrados del Tribunal Constitucional.

Actualización. El personaje de la foto no es el que pensaba la autora.

Nota (pm): Enviado por Twitter al mencionado, por indicación de la autora:

Añado foto enviada por Fresita Magenta:

Actualización: Repetimos, en esta foto no aparece el aludido Gordillo.

También el Prostitucional es incompatible con la democracia, pero esa es otra historia. En realidad yo creo que en el fondo admiran a los batasunis, porque hacen lo que ellos mismos quisieran – pero no pueden por las (escasas) inhibiciones de civilización que les quedan. Pero sueñan con “ahormar” la sociedad a su gusto, en una versión moderna de los fascismos y bolchevismos que creíamos superados.

Se supone que la democracia debe conseguir que se cuente con la gente para gobernar. ¿Esa es la base de la idea, no? Que se gobierne contando con la opinión de la mayoría, y con ciertas restricciones en defensa de las minorías y del individuo. Es fácil de entender, aunque el diablo esté en los detalles. Pero no hay detalle que valga cuando llegan los bestias y deciden que desde el gobierno  se debe de “crear la conciencia” de los votantes, y de intervenir en lo que creen o no creen. Porque entonces le has dado la vuelta a la base de la democracia. En vez de gobernar conforme a la opinión de la mayoría, se conforma esa opinión por parte del gobierno.

Si a eso se le añade que se busca la opinión incorrecta (para corregirla) examinando el origen geográfico del votante, o incluso el origen geográfico de los padres del votante, estamos hablando de un totalitarismo racista estilo nazi. Dicen que ya no asesino – lo que les hace llorar de emoción a los Pachis y a los Madinas. Supongo que ambos susceptibles de recibir las atenciones de Bildu, si residieran en Guipúzcoa. Aunque no lo voy a mirar, porque ni soy racista como Bildu, ni soy llorón emocionado porque los etarras me perdonen la vida.

Los batasunis están muy ofendidos con las pachis:

Chámale “x”. Si se dedican a clasificar a la gente según deseen recibir la información pública solo en vascuence, o se atrevan a quererla también en castellano, o según dónde hayan nacido ellos o sus padres, racistas, nazis de mierda, totalitarios, fascistas, o identicidas, todos ellos son términos completamente válidos. Peligrosos salvajes también es aceptable.

¿Pero qué esperaba el Prostitucional de unos tíos que han estado aplaudiendo los asesinatos por discrepancias políticas, y aun hoy aplauden a los asesinos? Lo único que se podía esperar es que hagan lo que están haciendo, y mucho más cuando tengan más poder. Salvo que aquellos que son objeto de sus atenciones a través de la Departamento de Migración y Diversidad decidan rebelarse, en vez de jugar al tío Tom.

Es siempre igual. Cuanto más complejo tienen de “identidad” incorrecta, más fustigadores son de los miembros de esa identidad. Como el pájaro este del Departamento de Migración y Diversidad, Marcos Nanclares.

Para conseguir la independencia a la que tiene derecho “este pueblo”, se ha de hacer con la complicidad de “los de fuera” (él mismo), que son mayoría. Pero para llegar a esa complicidad hay que conocerlos, y por tanto clasificarlos. Y así  “construir este pueblo a partir de esa diversidad” [–>]. Se supone que quiere decir a partir de acabar con esa diversidad, sin que se note demasiado. Porque si no no sería “este pueblo”, sino otro diferente. El que tienen que construir. Pero entonces, ¿cómo es que el derecho de independencia se basa en algo que está por construir?

No, Marquitos. Si “este pueblo” tiene (según tú) derecho de independencia, será porque ya es, y no hay nada que construir. Las esencias, vaya, y el pueblo imaginario de siete mi años de Iberrinche. Y entonces tu departamente de Diversidad no es nada más que una herramienta para acabar con la diversidad (por ejemplo con lo que tú eres y te da vergüenza ser). Para lo que viene estupendamente clasificar, fichar, marcar, y tenerlos adecuadamente vigilados. Y siempre será necesario buscar colaboradores entre la identidad a eliminar, porque si no no funcionaría. Tú mismo. Esa es la única forma de que todo tenga cierta congruencia.

¿Me estará escuchando el Prostitucional? Es lo mismo; están de acuerdo con Nanclares. No en vano son representantes de partidos que en el fondo están de acuerdo con estos bestias, y quisieran atreverse a ser iguales.

Y supongo que Mariano, el aguerrido, se estará fumando un puro, y leyendo el Marca. ¿Cómo va Fernando Alonso? Etc.

Las ganas; es que nos pueden las ganas. Conocemos ayer la noticia de tres dimisiones en el Tribunal Contitucional, y salta la derecha en tromba, con Cospedal a la cabeza, explicando que se trataba de una especie de remordimiento por la sentencia a favor del eusco terrorismo. Pronto sabremos sobre la relación directa entre la sentencia y las dimisiones, decían.

¿Remordimiento, Mari Cospe? No había la menor necesidad de enterarse posteriormente que uno de los tres no era pro Bildu. De los honorables miembros del Tribunal Constitucional se pueden pensar muchas cosas, pero no es razonable suponer que estén ahí por ser tontos del culo. Cuando votan una sentencia, con matemática correspondencia a la ganadería de la que vienen, saben lo que votan. Y cuando entran en lo que no deben, como en juzgar las pruebas que ya ha juzgado el Supremo, saben muy bien las consecuencias de sus actos, y saben que nadie les puede pedir cuentas.  Salvo aquellos que los nombraron, cuya voluntad no están quebrando.

No necesitan que Nerea Alzola les cuente lo que pasa en Elorrio [–>]. ¿Para qué? ¿Por qué iban a pensar que Bildu tenga que ver con ETA? ¿Porque ladra como ETA, se comporta como ETA, apoya a los asesinos condenados de ETA, más lo que señala el Supremo como prueba de que es una criatura de ETA?

¿Remordimiento, Mari Cospe? Dime lo que tomas, o fumas, porque debe ser un chollo.

¿Estarán por encima de las leyes los diosecillos delegados de la mafia de partidos en el TC? ¿Serán intocables?  Gran pregunta, que podremos ver contestada en los próximos días. Porque una serie de asociaciones presentan hoy, día 26, una querella criminal contra los cinco no jueces de Tribunal Constitucional, y contra el sí juez del mismo, que votaron a favor del tinglado político de ETA. [–>] [–>]

Antes de que se me olvide. Quien opine que lo de ETA fue una vergüenza de sentencia, puede firmar esta petición de dimisión aquí:

… que se hace llegar a:

  • Pascual Sala es juez. (TS). Nombrado por el PSOE.
  • Eugeni Gay no es juez. Nombrado por el PSOE.
  • Elisa Pérez no es juez. Nombrado por el PSOE.
  • Adela Asúa no es juez. Nombrado por el PSOE.
  • Luis Ortega no es juez. Nombrado por el PSOE.
  • Pablo Pérez no es juez. Nombrado por el PSOE.

Vamos a darle un argumento matemático a los abogados querellantes. Dos tribunales han opinado sobre las pruebas aportadas por la policía. Y seamos generosos, y olvidemos que en el segundo tribunal la mayoría no son jueces, y que se ha salido claramente de sus funciones al decidir, no sobre lo que dice la Constitución, sino sobre cómo se juzga una prueba. Con dos cojones; es una aberración que un tribunal llamado “Constitucional” corrija la decisión sobre unas pruebas establecida por un tribunal llamado “Supremo”.

Veamos.

– Dos tribunales opinan sonbre unas pruebas (aunque a uno no le toque). El primero opina que valen, la mitad más uno. El segundo opina que no valen, la mitad más uno.

– La opinión puede ser limpia, o guarra. (Sincera o interesada). Si es limpia, y visto que entre los dos tribunales un número igual opina cada una de las dos posibilidades, hay un 50% por ciento de posibilidades de que un juez concreto decida A o decida B.

– Si un juez tiene una característica, por ejemplo los ojos azules, que no le afecta a la hora de juzgar, la probabilidad de su opinión no varía. Pero si tiene una característica que le da un interés en la causa, la probabilidad varía completamente.

– De los seis magistrados que votaron en el TC oa favor de Bildu, los seis han sido propuestos por el PSOE (o el gobierno del PSOE, que es lo mismo). ¿Cual es la probabilidad de que ocurra tal cosa, si la votación ha sido no guarra?

  • La posibilidad de que Pascual Sala vote limpiamente a favor de Bildu es 1/2 = 0,5 (50%.)
  • La posibilidad de que Pascual Sala + Eugeni Gay voten limpiamente a favor de Bildu es 1/2/2 = 0,25 (25%)
  • La posibilidad de que Pascual Sala + Eugeni Gay + Adela Asúa voten limpiamente a favor de Bildu es 1/2/2/2 = 0,125 (12,5%)
  • La posibilidad de que Pascual Sala + Eugeni Gay + Adela Asúa + Luis Ortega voten limpiamente a favor de Bildu es 1/2/2/2/2 = 0,062% (6,2%).
  • La posibilidad de que Pascual Sala + Eugeni Gay + Adela Asúa + Luis Ortega + Pablo Pérez voten limpiamente a favor de Bildu es 1/2/2/2/2/2 = 0,031 (3,1%)
  • La posibilidad de que Pascual Sala + Eugeni Gay + Adela Asúa + Luis Ortega + Pablo Pérez + Elisa Pérez voten limpiamente a favor de Bildu es 1/2/2/2/2/2/2 = 0,015 (1,5%)

Pasar de una probabilidad del 50% a una probabilidad del 1,5% (un factor de 33), es pasar de una sentencia limpia a una sentencia no ya guarra, sino directamente prostitucional.

No tengo ni idea de si eso encaja en la definición jurídica de prevaricación, pero desde luego encaja en la definición política y común de guarrada cochina. Y por supuesto que el argumento que vale para los del PSOE vale para los del PP. Pero supongo que el argumento sobre el juicio de la prueba no será el único.

Hay otra posibilidad, todavía peor. Si en el Supremo pasara lo mismo que en el Prostitucional, podría darse que se trate de un caso jurídicamente claro, y que un bando esté votando limpio (el caso jurídicamente claro), y el otro guarro (interés). Pero para que ocurra, tendríamos que suponer la merdé también en el Supremo, que son jueces de verdad, y los mejores. Y en ese caso, la evidencia de la extralimitación de funciones del Prostitucional dejaría bien claro cuál es cada bando, respecto a lo de limpio / guarro.

Tremendo artículo / amenaza en el ABC:

En plata: cuando no quiera acusar el gobierno, ni un perjudicado directo.

Para despistados. Un delito puede tener perjudicados directos, y perjudicados indirectos – la sociedad en su conjunto, o una parte. Por ejemplo, si Garzón cobra de Querido Emilio para poder llevar a cabo sus cosas particulares, y luego archiva una causa fiscal contra Querido Emilio, en un claro conflicto de intereses, no hay un perjudicado directo. (Aunque sí haya un benefiiciado directo). Perjudica a todos los habitantes de España, en general, porque hay menos pasta pública, pero no le quita el dinero a alguien directamente. Por eso la Constitución estableció la figura de la acusación popular, para que no fuera sólo la fiscalía (el gobierno) la que pueda defender los intereses de todos.

Lógico, los delitos de los políticos y de la administración en general suelen ser delitos sin perjudicados directos, pero que perjudican a todos. No puede ser el gobierno el único en controlar eso, porque el gobierno es precisamente el que más tentaciones va a tener para delinquir.

Pero para eso tenemos un Prostitucional. Para que si la Constitución dice que debe haber acusación popular, los delegados de los partidos digan que nanai del Paraguay. Que solo si el gobierno quiere. Para el caso, como si no hay.

Le llaman democracia, con un par.

Actualización:

(Ver abajo)

Es una alegría saber que hay veces en que el mundo del derecho coincide con el mundo del sentido común. Y que en esas ocasiones, como es lógico, no coincide con el mundo de Faisán el Veraz.

El Mundo hace un resumen de los argumentos de la sentencia prostituida sobre los etarras, que nos trae Mikel Buesa (gracias).

De cajón, y lo que decimos desde el principio:

  • el Constitucional ha incurrido en “un exceso de jurisdicción”
  • La función del Tribunal Constitucional no consiste en realizar un nuevo examen de la prueba aportada
  • La vía de amparo no es una nueva instancia en la que pueden revisarse o alterarse los hechos que han tenido por probados por los órganos judiciales

La formas, que digo siempre. Sin formas no hay democracia, y los faisanes vuelan libres en busca de sus tropelías. Y ahora tenemos el caso acojonante de un tribunal de palanganas (no jueces), delegados por los partidos políticos, que se extralimita en sus funciones para hacer de guardián y corrector de las sentencias de los jueces de mayor prestigio y experiencia del país.

Para llevar el agua al molino que más le  gusta al progre: El que gana las elecciones hace lo que le da la puta gana, y salta por encima de todo, si soy yo. Y el que proteste, está fuera del estado de derecho, según Faisán el Veraz, conocido respetador del estado de derecho desde los lejanos tiempos de Filesa y el Gal, hasta los más recientes de don Querido Emilio.

Los demás argumentos de los discrepantes son de mucho peso, pero parecen más interpretables. Este no; este son matemáticas. O es función del Prostitucional ponerse a revisar las pruebas admitidas por el Supremo, o no es. Los jueces dicen que no,

  • Javier Delgado sí es juez. (TS)
  • Ramón Rodríguez sí es juez. (TS)
  • Roberto García-Calvo sí es juez. (TS)
  • Manuel Aragón no es juez.
  • Francisco José Hernando sí es juez. (TS)

y los no jueces dicen que sí.

  • Pascual Sala es juez. (TS)
  • Eugeni Gay no es juez.
  • Elisa Pérez no es juez.
  • Adela Asúa no es juez.
  • Luis Ortega no es juez.
  • Pablo Pérez no es juez.

Pero como es inapelable, no hay más narices que tragar con el desafuero.  Hasta que tengamos los arrestos de darles la patada en el culo que llevan tanto tiempo pidiendo.

La guinda es de aurora boreal. Tienen el documento del pacto de las candidaturas, que coincide con las candidaturas. -¡Ah, pero no lleva firma!-, dicen los no jueces. ¡Joé!, ¿y los asesinatos de los que han nombrado a los que vosotros dais paso, también necesitan firma para recibir una condena?

Ruby, querido Faisán.  Un “zulo” no es un agujero para guardar “cosas”, sino para esconder armamento terrorista propiedad de ETA. De la misma forma, el nombre técnico de lo que tenemos en España, gracias entre otros a ti, es Estado de Arbitrariedad, y no de derecho. Nos lo pones difícil. Porque sólo cabe decirte que tu “estado de derecho” te lo puedes meter por do te quepa.

Y por supuesto que al Gran Faisán, el Veraz, le siguen los pequeños faisanitos. Mira, mira:

Actualización: Vía Twitter/@anghara:

Los votos particulares:

No entiendo nada. Pero tampoco veo la sentencia, sino la referencia que hace El Mundo de la misma, citada en LD [–>].

Lo que se deduce es que el Constitucional se dedica a evaluar (reevaluar) las pruebas aceptadas por el Supremo. No parece que se trate de ver si la sentencia del Supremo tiene algún problema con la constitución, que ya tendría gracia. No, parece que se trata de que unos no jueces, nombrados por al partido que quiere ligar con la ETA mirándose mucho a los ojos,  le enseñan al Supremo lo que son pruebas válidas, y lo que no. Una parte del conflicto, la de Faisán El Veraz, con la compañía de los recogenueces, decide por los jueces qué pruebas valen.

¿Estamos todos locos? ¿O me he perdido algo? A ver si alguien que sepa, se entera y lo puede explicar.

Mientras tanto Marianico dice que no quiere discutir, y que solo quiere hablar de lo que le importa a la gente. Se debe de referir al Teledeporte. Y la canalla del doberman, desatada. En un ambiente de guerra civil, aunque sin tiros. Relativamente sin tiros, si queremos olvidar los tiros que han llevado a los etarras a los ayuntamuientos, y lo que te rondaré de la mano del doberman, del Faisán, y todos esos lindos animales.

Si tienes un partido que puede ganar a base de tensión territorial, incultura y bestialidad de la gente, y miseria general como para depender de la atención del estado, el destino está claro. Habrá tensión, incultura, y miseria.