chimpas-equipo

Durante el año aproximado que tuve una relativa cercanía a políticos, me solían preguntar cómo se puede explicar lo que hacen. Qué les lleva a tomar decisiones aparentemente aberrantes — si uno parte de lo que aseguran que les motiva. Y si se da por supuesto que no son ni psicópatas ni subnormales, que en general no suelen parecerlo. Es una pregunta muy natural, pero es una pregunta equivocada. Lo mismo que mi respuesta por entonces. Una respuesta más o menos “mágica”.

Imagina un yonqui -solía contestar. Puede ser un tipo perfectamente razonable, con una conducta no menos predecible que la de un humano medio. Puede incluso ser un tipo estupendo. A menudo lo son. Pero sabes que su adicción le puede llevar eventualmente a cualquier barbaridad -sin límite alguno- si tiene un problema para proveerse. Y a los políticos -explicaba- se les puede entender muy bien como yonquis del poder.

En realidad es una explicación que explica muy poco. No dice nada, por ejemplo, de las diferencias entre los drogatas. Algunos resultan ser muy buenos políticos. Y sobre todo no dice nada del resto de la banda. Los pringados que aplauden y votan con fervor a los yonquis. ¿Los miramos como yonquis a su vez para entender tan extravagante conducta? Sería un problema muy gordo, porque si todos son adictos la adicción no explica nada. Se podría sustituir adicción por humanidad y sería lo mismo.

Lo malo de ese punto de vista es que se fija en individuos, cuando estamos ante un sistema. Las conductas aisladas no tienen sentido porque son conductas de sistema. Y la perspectiva adecuada no es ni de coña la politología, sino la etología [–>]. En la que nadie ha avanzado tanto como Frans de Waal para entender el problema que nos ocupa.

Si en vez de mirar a los políticos como yonquis los miras como a chimpancés cambia completamente la perspectiva. Y se empieza a poder explicar lo que hasta entonces no se entendía.

Por ejemplo:

el-bloqueo

Es muy claro. La conocida disposición a servir a la nación, o a mejorar la economía, son herramientas funcionalmente equivalentes al chimpa alfa que le hace la pelota a la jerarquía superior de las hembras, para ganarse su apoyo. A tu político favorito le importa “la nación” lo mismo que al chimpancé Mike, de Goodall, le importaban Flo y sus amigas cercanas. Son herramientas para llegar a macho alfa.

chimpas-de-waal

Visto así, como un sistema de banda de chimpancés, se pueden entender las decisiones de nuestros amigos los políticos, que ya no nos parecerán tan estrafalarias. Adquieren sentido.

Y se puede entender incluso hasta a Rajoy. Es un error de sistema. La estupidez de sustituir el ascenso natural de un joven macho aspirante a alfa, que avanza en función de una mezcla de fuerza, voluntad y capacidad de buscarlse aliados, por el dedazo del soberbio Aznar. Lo que consigue el dedo es poner a un incapaz en el puesto inadecuado. Lo malo es que nuestro sistema político disfuncional dota al incapaz de herramientas suficientes para mantenerse mal que bien en el poder, pero no le dota de la naturaleza necesaria para ejercerlo con eficacia. Y así se jodió el Perú.

Resumiendo. Cuando les veas o les oigas en esta circunstancia que llaman bloqueo, no imagines estar ante hombres de estado, que es algo que sólo existe en los sueños. Mejor sería que interpretes una trifulca en una banda de chimpas que tiene un macho alfa equivocado. Y eso explica, no sólo lo que están haciendo los jefes de los partidos, sino también lo que estáis votando. O sea, el sistema al completo. 😉

Antes, cuando sólo teníamos a Lorenz, había disculpa para no entenderlo. Ahora, con de Waal, ya no.

Citas: Los párrafos citados (son “fotos”) vienen de la primera recomendación.

Recomendaciones:

He visto este “tuit” y he pensado que se trataba de una broma. Una exageración para resaltar el mamoneo que se traen. Y no es porque no conozca mamoneo descomunal de primera mano, sino porque el nivel nivel de desvergüenza me parecía inverosímil. Es difícil creerse tal abandono en el disimulo.

Y sin embargo, la lista es cierta. He hecho una cata, entre aleatoria y con selección de lo más inverosímil, y todos los “observatorios” que he probado, existen.

Por ejemplo, realmente existe un Observatorio de la Lectura de la Junta de Andalucía.

Incluso tiene funciones:

a) Actuar como órgano de asesoramiento en las materias relacionadas con el estudio, promoción, aprendizaje y fomento de la lectura en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

b) Aprobar el programa anual de actuaciones del Observatorio en el marco de los objetivos establecidos en el Plan de Servicios Bibliotecarios, Plan de Sistemas de Información, Plan Integral para el Impulso de la Lectura en Andalucía y el Pacto Andaluz por el Libro.

c) Aprobar el Reglamento interno de funcionamiento del Consejo y del Comité Científico.

d) Aprobar la memoria anual del Observatorio Andaluz de la Lectura.

e) Conocer, establecer directrices y aprobar los estudios, informes, líneas de actuación y asesoramiento propuestas por el Comité Científico en el desarrollo de sus funciones.

f) Cualquiera otra función atribuida al Observatorio Andaluz de la Lectura en el artículo 2 de este Decreto.

Y para ser un Observatorio de Lectura, redacta de un forma bastante peculiar. Un poner:

3. Asimismo serán integrantes del Consejo las personas nombradas, por un período de tres años, por la persona titular de la Consejería competente en materia de cultura, a propuesta de las siguientes entidades:

Se conoce que si hubiera un perro titular de la Consejería competente en materia de cultura, en vez de un animal razonablemente antropomorfo (aka, persona), no nombraría a nadie. Y es un gran consuelo. Los cánidos son conocidos por sus extravagancias en la selección de personal.

En la foto que he pillado no llega a salir el principio de la lista. Empieza por el observatorio número siete. ¿Cambiría la idea conociendo los primeros? No mucho. Se pueden ver en un artículo de ABC.

Y son estos:

1. Observatorio del Flamenco.

2. Observatorio de la Internacionalización de la Economía.

3. Observatorio Andaluz sobre Drogas y Adicciones.

4. Observatorio Andaluz de la Publicidad No Sexista.

5. Observatorio Andaluz de Nuevas Tecnologías.

6. Observatorio de Participación Ciudadana.

Y también existen realmente. No son una broma, ni un bulo.

La cuestión es que ya puestos a tener 36 observatorios estrafalarios, lo mismo podían tener 37. Y añadir uno como este:

37. Obervatorio Andaluz de “observatorios”, “personas titulares”, y otros mamoneos.

Del artículo de ABC no se desprende que estos 36 sean todos los observatorios de la Junta. Parece ser una lista elaborada por el Ministerio de Administraciones Públicas con los observatorios que le parecen redundantes o innecesarios, y que la Junta de Andalucía considera imprescindibles.

Luego resulta que el gran problema de España es de ingresos públicos, y no de gastos.

 

Desde la derecha están bombardeando a Ciudadanos y a Riverita con unos argumentos a los que no lo les veo soporte. Un ejemplo lo puso ayer Luis Bouza [–>], de Edurne Uriarte. Resume muy bien el esquema:

Entregados casi todos a los superficiales cálculos aritméticos, parece haberse olvidado el dato central de lo que se juega esta semana. Y de lo que se va a jugar en las siguientes. Que estamos como estamos porque el líder del Partido Socialista se ha negado a dialogar con quien ha ganado. A pactar la gran coalición ofrecida por el PP tanto al PSOE como a Ciudadanos y que habría dado ya hace semanas un Gobierno a España. Y que esto sucede por motivos puramente sectarios, porque una parte de la izquierda no ha superado aún su incapacidad para aceptar la legitimidad democrática de la derecha. Y lo grave no es sólo que lo haya hecho un partido democrático como el PSOE. Lo grave es la naturalidad con que este sectarismo ha sido aceptado por amplios sectores de los líderes de opinión. Y, por supuesto, por Albert Rivera y por Ciudadanos.

La clave la remarco en negrita. Y es falsa. ¿Qué diablos es eso de “ganar las elecciones”? ¿Qué se juega en las elecciones? Por supuesto, el poder. El poder de gobernar, y de sacar adelante las leyes. Y “gana las elecciones” quien alcance el objetivo; no quien consiga una minoría mayor … que no sirve para nada.

O sea, las elecciones todavía no las ha ganado nadie. Pero hay unos que tienen mas posibilidades que otros. Y por sorprendente que sea, el que tiene más posibilidades es el PSOE de Tóntez. ¿Por qué? ¡Porque puede jugar a dos bandas!

Sí, puede ser que una de las bandas no te guste; que te parezca inmoral; que creas que el PSOE no debiera jugar a esa banda; que va a romper el país; lo que quieras. Pero el hecho, el poder, es que puede jugar a dos bandas. ¡Coño!, de los conservadores se espera que tengan una mayor capacidad de ver la realidad; eso es ser conservador. Y la realidad es que quien está más cerca de haber “ganado las elecciones” es Tóntez. Se llama matemáticas.Y dinámica y capacidad de maniobra. O sea, poder. Y nadie ha dicho que el poder sea un manual de moralidad. Si quieres moralidad, le pones rigideces al sistema antes de que el pollo tenga el caramelo al alcance. Haber pedido susto.

Y ahora resulta que la culpa es … ¡de Rivera! Porque ha hecho un pacto que no te gusta (a mi tampoco), y deja colgado al PP. ¿Perdón?

Al que le gustara el programa de Ciudadanos, necesariamente tiene que no gustarle el pacto de Ciudadanos con otros. Con cualquiera. Por definición de componenda. ¿Que piensas que podría ser una componenda mejor? ¡Pues claro! Siempre pasa eso. ¡Pero es el único que ha hecho una componenda! Y ha hecho todo lo posible por incluir al PP.

Pero estos críticos no le piden nada al PP. Que, que se sepa, lo único que ha ofrecido el PP es un gobierno de la Marianidad con apoyos externos. O sea con apoyo del PSOE. Acojonante jugada. Sólo pueden jugar con el apoyo del PSOE; el PSOE puede jugar con otras cosas; pero tiene que gobernar Marianín. O sea, el PP no tiene que hacer nada, porque las elecciones le han dado una especie de derecho de pernada. ¿En serio?

Y luego hay otro tipo de argumento. Un ejemplo de Luis del Pino.

ldp-argumenta

No, no tendría votos (con el PP) para una moción de censura. Pero sí para que no se aprueben leyes demasiado inconvenientes, salvo que el PSOE se apoye en los separatas. Pero es que apoyándose en los separatas también tiene votos el PSOE para alcanzar el gobierno. ¿Y qué le parecerá mejor a Luis del Pino;? ¿Que el PSOE se apoye en los separatas para aprobar alguna ley, o que se apoye en ellos para llegar al gobierno? Ah, que no, que Susana Díez no le deja que se apoye en ellos para llegar al gobierno. Pero en ese caso tampoco le dejará que se apoye en ellos para aprobar las leyes que le daban miedo como apoyo para llegar al gobierno.

¿Que es lo que le están pidiendo a Ciudadanos? ¿Que diga que sí, que de acuerdo, que todo pasa por un gobierno de quien ha sacado menos poder en las elecciones? ¿Y sobre todo, que Marianín siga en su sillón? No entiendo el argumento.

Añadido posterior, de Octavio:

hemos-ganado-las-elecciones

Está guapa la cosa, señor. Parece un instituto de adolescentes. Marisa no se ajunta con David, pero este no se ajunta con Pablito ni con Teresa. Etcétera. Es fácil perder la pista de las manías, de tantas que son. Por eso hemos preparado una guía.

guia-de-las-manias

Pero del mero listado se deducen algunos factores cuantitativos. Aunque toda la chiquillería es muy maniática, no lo es en el mismo grado. La criba ha de empezar por los más neuróticos. En una primera pasada, sería aconsejable descartar a los de más de tres fobias. Por maniáticos desenfrenados. Y quedaría así:

guia-de-manias-tras-criba.png

Habríamos pasado … ¡de 18 manías a sólo tres!

Esto empieza a parecer manejable. Salvo que dos de las manías son excesivamente amplias. Imaginemos, soñemos, que alguien envenene a sólo dos personas entre más de cuarenta millones que viven en el país. Y no miro a nadie, ni a ninguna cuesta de perdices.  El cambio sería el siguiente:

guia-de-manias-final

Total, señor, hablamos de dos asesinatos de nada a cambio de que el chiringuito no se vaya a tomar rasca. Mayoría absoluta. Y sobrada; porque cortada la cabeza, los seguidores se apuntan al nuevo que mande en el partido. De mil amores. Sólo aman a quien okupe el sillón del sátrapa, independientemente de cómo se llame. La fulanitis sólo afecta al fulano. Muerto el perro, muerta la rabia.

Queda el detalle borde de la presidencia. Pero así será mucho más fácil, porque no hay nadie al que se le quite el biberón y se pille una pataleta. Para eso estarían los dos bebés en la tumba, precisamente. Y si hace falta, se les pide a los nuevos un presidente a punta de florete. O mazmorras sin comida ni agua, y no salís de aquí si no es con un presidente apuntado en este papelito, y firmado por los tres.

Dios guarde muchos años a Su Majestad.

Atentamente, Maquiavelo.

 

 

Dolores Ripoll, abogada del Estado, en el caso Infanta.

El Tribunal Supremo lo dice con toda claridad. El perjudicado en los delitos contra la Hacienda Pública es el Erario Público.

La Claridad del Tribunal Supremo deja el alcance de la frase “Hacienda somos todos” exclusivamente a la publicidad.

Lo cuenta El Mundo, y recalca que se trata de un ataque de Ripoll al argumento con el que el juez castro imputó a la Infanta Cristina.

Castro decía que ese eslogan “fuerza a plantearse la naturaleza del delito contra la Hacienda pública como atentado a un bien jurídico colectivo de interés general y que, por tanto, no vulnera un bien jurídico individual, que pudiera ser propio y exclusivo de la Agencia Tributaria”. Se refería el juez a que la doctrina Atutxa, según su interpretación, anula la doctrina Botín en el sentido de que, cuando lo que se protege con el delito es un bien colectivo, la acción popular sí está legitimada para sostener la acusación por sí sola, aunque no lo hagan el Ministerio Fiscal ni el perjudicado por el posible delito.

Y está muy bien, porque es una forma de saber qué es el Estado (el Erario dle Estado), según el Estado. O mejor dicho; qué no es el Estado: un bien colectivo. Y el asunto no es opinable ni discutible. Porque si no estuviéramos de acuerdo, quien puede resolver la discusión serián los jueces. Exclusivamente. O sea, el Estado.

Bien, si el Estado y su Erario no son bienes colectivos, son bienes individuales. De un individuo jurídico llamado, precisamente, Estado. Cosa que supongo que los españoles ya sabíamos, y por eso nadie le pone mala cara aquí a un evasor de impuestos. Con razón; todos quisiéramos serlo, y nos bandeamos como podemos. Pero es la única actitud razonable cuando los bienes del estado son individuales, y no colectivos. El Estado es el enemigo, como sabe todo italiano desde que nace, y desde antes de Cayo Julio César. Nuestros primos siempre han sido más listos, y a ellos no se la dan con publicidades. Nunca se ha creído ese cuento. Ahora nosotros tampoco.

Ripoll (el Estado) nos lo ha dejado tan claro como ella dice que lo ha dejado el Tribunal Supremo. Y la próxima vez que un político cretino y mamón hable mal de los defraudadores a hacienda, sonreiremos con sorna. ¡Otro listillo que quiere hacernos imaginar que Hacienda somos todos! Los cojones. Y Ripoll.

ripoll-hacienda-no-somos-todos

La lección del caso de la Infanta tiene un corolario. Debe haber estados de tipo diferente. Unos estados son cafres, como España, dónde un ente extractor llamado Estado es el propietario de la extracción. No es muy distinto del Anciene Régime, en el que el producto de los impuestos era propiedad de un individuo. Pensar que aquello era de todos hubiera despertado aproximadamente las mismas carcajadas que deben soltar nuestros políticos ante esa idea. Otros estados tal vez no sean cafres, porque le pueden dar de hostias a quien sugiera que el dinero público no es público. Y el único problema consiste en saber dónde vives.

EL segundo corolario es que eso que llaman “regeneración democrática” es una chorrada mientras no pasemos de un estado cafre a uno civilizado. No hay regeneración democrática posible sin basarse en la idea de que el erario es sagrado, y del sudor de todos. Y en esa circunstancia es, tal vez, donde más sentido tiene el liberalismo -digamos- extremo. Es difícil discutir que los países con estado muy grande, pero en su version civilizada, son muy vivibles y recomendables. Pero parece idiota discutir que, si se trata de tener un estado cafre, es mejor que sea pequeñito. Menos daño podrá hacer.

Si no defraudas a Hacienda, pudiendo, eres bobo. O cobarde. 😉 En España, quiero decir; y a partir de Ripoll.

Añadido. No se entienda mal esta entrada. No estoy diciendo que sí se deba juzgar a la infanta, o a cualquier otra señora / cónyuge en su misma situación. No tengo ni idea. Lo único que sostengo es que el argumento Ripoll es la definición de un Estado cafre. No es el máximo del Estado cafre, obviamente. Es más cafre asesinar o secuestrar, que robar. Pero supongo que se entiende la idea. La única forma de que los impuestos no sean un robo es que sean, efectivamente, de todos.

El Estado cafre puede tener alguna disculpa o virtud. Se puede pensar que es mejor que sólo haya un asesino y ladrón (un abusón, vaya), en vez de un montón. Es mas facil manejarse, porque sólo hay que tratar con uno. Y posiblemente el monopolio del abuso pueda reducir el nivel total de abuso. Probablemente es mejor Chicago repartido entre la mafia por zonas, que todas las bandas exprimiendo toda a ciudad desordenadamente. Pero no deja de ser mafia y cafre.

Sí, vale, hay alguna novedad. Por ejemplo, algo como un 15% que quiere una revancha … ¡de la oposición! De la oposición de 30 años de oposición. Y correspondientemente, hay un batacazo electoral de esa oposición tan odiada. Que quiere decir que todo va bien en el récord mundial del paro y el analfabetismo, salvo el pequeño inconveniente de que la oposición no ha desaparecido del todo. Y por eso hay un partido nuevo que propone cierta mayor urgencia a ese respecto.

Luego también ha surgido la novedad de lo que tuvo que ser UPyD, y no pudo. O sea, Ciudadanos. Nueve escaños que no sirven para nada, de momento. Pero que podrían servir para que la odiada oposición abandone la Marianidad. Que viene a ser como la corrupción disfrazada de monja. Y ese cambio tampoco iba a ser una alternativa de gobierno. Sin corrupción, aquí no hay posibilidades de gobernar. Pero sí podría ser la posibilidad de una oposición de verdad. Esto es, la posibilidad de que discutamos si la cleptocracia es realmente tan conveniente, por mucho que la adoremos. Por decirlo más directamente: el PP ya sólo es un estorbo. Y no puede ser otra cosa. Corrupción por corrupción, la original mola más que la copia. Y el bandolero siempre va a ser más atractivo que el señorito.

Alguien podría pensar que es una sorpresa la falta de cambio en el resultado del PSOE. Pero sólo puede pensarlo desde un formidable desconocimiento del terreno. Y además, la idea es relativamente irresponsable. Si pensamos en otros sitios del mundo con economías de ineficacia similar, y paro igualmente boyante, tendríamos países como Afganistán, Yemen, Bosnia, o la franja de Gaza. En todos ellos hay una guerra, o la acaba de haber. Así que lo mismo se puede pensar que el PSOE es responsable de un nivel de paro completamente tercermundista, o pensar que produce la magia de una paz del todo inesperada para ese nivel de paro. La diferencia entre Cádiz y la franja de Gaza es que en Cádiz no hay intifada. Quitando un 19% de Podemos. Ni tan mal.

Estas elecciones parecen sugerir la conveniencia de ir pensando en hacerse adultos. Que normalmente significa ser capaces de mirar a la realidad cara a cara. Por ejemplo, la  cruda realidad de que un país puede degenerar e ingresar en el tercer mundo en un pispás, pero que el proceso contrario suele llevar un montón de tiempo. Generaciones. Y aunque es verdad que prácticamente ya somos Sudamérica, no es menos cierto que Afganistán, Yemen o Bosnia, están bastante peor. La degeneración tiene niveles.

Otro resultado preocupante es el de la juez Alaya. Podría deprimirse y ponerse a pensar en la utilidad de tanto trabajo. Y en la contrapartida del riesgo que asume. Si estamos ya en Argentina, es casi inevitable empezar a pensar en Nisman. Y nada como saber dónde estamos para saber cómo conviene comportarse.

La corrupción, bien gracias. Hable usted de otra cosa, que ese no es un tema de interés. O no es un tema de interés político. Sirve como entretenimiento, a falta de cazadores de elefantes y de Corinnas. Lo que demuestra que la abdicación fue una tontería. Y que hace falta “urdanganizar” a Felipe. Pero la corrupción no es un argumento electoral.

El Periódico trae una encuesta en portada [–>] que tiene morbo.

el-periodico-portada-encuesta

Ellos se fijan en su “prusés” y ombligo. No lo pueden evitar. Pero también se puede mirar por otro lado. Si Ciudadanos y Pablemos le han pasado respectivamente al PP y al PSOE, podría especularse que la gente, al darse cuenta, vote útil. Y puede tener interés visualizar cómo quedaría el parlamento si ese otro “proceso” se completa.

Con los mismos números, sería así. Posiblemente podría haber algún esacoaño más para Ciudadanos y Pablemos, al concentrar el voto.

parlament-sin-ppsoe

Hay quien podría pensar que hay uno o dos partidos que sobran, y empiezan a ser un estorbo.

Otra forma de verlo:

parlament-sin-ppsoe-2

O así:

parlament-sin-ppsoe-3

Mariano Rajoy, también conocido como –Sé fuerte, Luis-, va a presentar un  plan contra la corrupción. Tal cual. El plan no incluye la expulsión de España de Ánimo, Luis, de apodo Teledeporte. Pero se había reservado la dimisión de Ana No veo el Jaguar Mato como conejo de la chistera para la presentación del plan. O si no es casualidad, y fuera la que fuera la fecha en la que se iba a presentar el prodigio, siempre iba a coincidir con el nuevo escándalo del día.

Tener un plan es una idea muy buena. Pone orden en la acción y facilita su ejecución. Tener ganas no es una idea, pero es una actitud sin la que no hay plan que valga. Y a Rajoy no se le han conocido ganas contra la corrupción, al menos desde la cuna. Bueno, ni contra la corrupción, ni contra nada. Ni a favor de nada tampoco, ya que nos ponemos a analizar. Bien podría ser el tonto más desganado de la historia de España. Se puede comparar -por ejemplo- con Zapatero. Aunque pueden ser parecidos de tontos, en desgana la Marianidad le da mil vueltas a ZP. Ni siquiera tiene ganas poéticas, estilo contar las nubes.

Es verdad que ante una corrucpión absolutamente generalizada como la que tenemos no vale de nada cambiar a las personas. Que hay que cambiar los alicientes. Pero también es verdad que Sé fuerte, Luis bien puede estar entre las personas menos indicadas para comprender los alicientes que hay que cambiar. Porque, o lleva treinta años sin comprenderlos, o lleva treinta años sin ganas. Y una cosa es creer en los milagros, como Pablemos, y otra es creer en la magia. Los marianistas sólo creen en los milagros. ¿Cómo espera el genio que los marianistas voten magia?

También se puede pensar que lo de Mato es el gesto. Siempre muy importante en política para engañar a la chiquillería. Pero es que el gesto se tiene que corresponder con la importancia del problema. Tirar a Mato por la borda es como ponerle una tirita a un cáncer. Produce más risa que alivio. El único remedio verosímil sería que se vaya Mariano.

Pero tampoco. La estrategia de selección negativa dentro de los partidos políticos ha tenido tanto éxito, que cambiar a Rajoy viene a ser una solución tan absurda como lo fue cambiar a Rubalcaba. A ver, no hay más que pensar. ¿Quiénes son los Sánchez & Madina del PP? Cualquiera en el que se pueda pensar sería completamente equivalente a la brillante pareja del PSOE.

La selección negativa es como una bomba de neutrones que eliminara todo signo de inteligencia, personalidad y entereza. Habría que buscar recambio fuera del radio de acción de la bomba. Yo sigo proponiendo Corinna.

propongo-corinna

Es lista, además de guapa. Y no escribe SMSs.

Así estamos.

luis-se-fuerte

Añadido. Enviado por Maleni, para la conversación:

maleni-cs-comunicado

De acuerdo, es una pregunta tonta. Todo el mundo sabe que los votos de Pablemos salen de la telebasura. Pero, ¿qué partidos son los que pierden lo que gana Podemos? ¿Son  más de izquierdas, de derechas, o qué? Hablamos, claro, de la última encuesta de Sigma2 para El Mundo. Clic para fuente.

sigma2-el-mundo-gana-podemos

Pongamos la diferencia, por partidos, entre las generales de 2011 y esta encuesta. Advirtiendo que la encuesta suma 100; o la diferencia, cero. No cuentan la abstención.

podemos-de-donde

Ahora lo mismo, pero aglomerando los partidos en derecha / izquierda / centro. Donde hemos puesto en “centro” a Ciudadanos y UPyD; y a los separatas metidos en derecha e izquierda según toque. La suma no sale cero, sino 0,8, porque no hemos repartido a “otros”. Pero 0,8 no cambia mucho las cosas.

podemos-y-derecha-izquierda

Para acabar, una de cambio general derecha / izquierda, imaginando que la demagogia de telebasura de Podemos sea de izquierdas.

podemos-cambio

Creo que Rajoy tiene una estrategia cojonuda por ahí. Sorprendentemente, consiste en no hacer nada. 😉

Añadido:

eldiario.es tiene una encuesta de que trata de responder directamente a la pregunta de la procedencia de voto de Podemos. Clic para fuente:

procedencia-voto-podemos

El arponero ingenuo se ha buscado una explicación. El estafermo.

¿Cómo es posible que Rajoy tenga tan merecida fama de indolente en el ejercicio de sus responsabilidades y aparezca a la vez rodeado de una aureola de implacable liquidador de antagonistas, a medio camino entre el misterioso anfitrión de la isla de los Diez Negritos y el expeditivo señor Lobo de Pulp Fiction?

Ese modelo no existe en la vida. Nadie es tan zambo para la construcción y tan virguero para la destrucción. El pasmarote lo es igual para lo malo que para lo bueno y el hombre de acción nunca deja de romper huevos al tratar de hacer tortillas. Sólo el estafermo se mueve estándose quieto. [–>]

estafermo

Hay dos problemas que invalidan la metáfora. El estafermo devuelve con el saco un golpe con una fuerza exactamente igual el impulso que recibe en el escudo, y no puede dejar de devolver un golpe si alguien le agrede.

El mediocre -nada “fermo”- nunca devuelve un golpe si supone un riesgo. Y siempre utiliza la solución termonuclear, si alguien desarmado osa mostrar su mediocridad.

Sí existe en la vida el modelo que no encuentra Pedro J. Pero debe de ser muy difícil admitir que te descabalgue un Rajoy, cuando has sobrevivido a Felipe (con Corcuera de escudero), a Aznar, a Polanco, a Conde, a Botín, y a Rubalcaba. Entre otras cosas, un ejercicio así te llevaría a comparar la cuenta de resultados en el momento de cada enemigo.

Modelo: El débil, cobarde, y acomplejado, nunca va a devolver el golpe al fuerte. Se agachará, y esperará el tiempo que haga falta -rumiando su resquemor- hasta que el fuerte tenga un punto de debilidad. Además, con una característica especial. Para el acomplejado, “golpe” sólo significa una cosa: que lo desnuden. Que lo muestren como la mierda que es. El universo no tiene futuro suficiente como para que un Rajoy tenga tiempo de olvidar una ofensa de ese calibre.

El brillante arponero no encuentra modelo, porque no es normal encontrar débiles acomplejados en una situación de poder como la que proporciona nuestro sistema político a quien, más o menos por chamba, o por dedazo, cae en esa silla de la que no hay quien te saque. La famosa selección negativa que nos proporciona “líderes” como Rajoy, o Zapatero. O Pedro Sánchez; o la muñeca hinchable de bolsillo.

Menos lobos, Caperucita. El estafermo no es tal. Existe, tiene vida real, y es un fenómeno muy conocido. Lo que no era tan conocido es que ocupe puestos normalmente reservados para gente de alguna valía. Tu cuento es muy bonito, y un consuelo — para ti. Y tiene mérito; pero no explica nada. Es como el cuento Zapatero. Como Zapatero es subnormal, pasó lo que pasó. Como Rajoy es estafermo, pasa lo que pasa. Y todo es la mala casualidad de que un par de fenómenos improbables acabaron ocupando el puesto que no se suponía. Pero tantas casualidades seguidas no suelen ser casualidad. Casualidad sólo es una palabra muy útil que usamos para digerir lo que no podemos -o queremos- comprender.

Añadido. En todo caso está morbosa la pelea que tienen el El Mundo y Pedro J. O Casimiro (que debe de enetender muy bien a Rajoy) y Pedro J.

pedroj-el-estafermo

¿Será la primera vez que un artículo en español es el mas leído en medium.com? Probablemente.

pedroj-medium-com

cizana-lolium-temulentum

La cizaña es una mala hierba que se puede confundir con el trigo, frecuentemente infectada por un hongo de efectos tóxicos. De ahí su nombre, Lolium temulentum (Lolium borracho).

La cizaña no se puede “encajar” en el sembrado. Por la sencilla razón de que la harina que proviene de un campo así, resulta tóxica. Todo lo más se puede reducir su presencia por debajo de su umbral de efecto tóxico en el trigo.

rajoy-encaja-1

 

rajoy-encaja-2

 

También lo cuenta Dolca Catalunya, según nos avisa Luis Bouza-Brey [–>]:

El problema es que explicarle algo a la Marianidad es lo mismo que explicárselo a un yonki drogadicto y ladrón. Y es lo mismo que sorprenderse ahora porque el PP también sea una banda de Golfos Apandadores. Si tenemos un sistema creado para la apropiación de lo público en beneficio de lo grupos que lo pastorean, no necesitas ver el robo para saber que el sistema está dirigido por ladrones. Ni necesitas preguntarte por qué España tiene miles de aforados, en lugar de uno o ninguno — como los países de referencia democrática.

¿A alguien se le ocurre que la Marianidad necesita que le expliquen que el sistema autonómico -y el sistema todo- se creó así con la disculpa de “encajar” a Cataluña (y a la ETA)? Son drogadictos, pero no son idiotas. Sólo creen que se aseguran mejor el chute y el robo si siguen enredando con la cizaña.

La financiación de la autonomías puede ser más adecuada, o justa, o menos. La “solidaridad” puede ser equilibrada, exagerada, o escasa. Se puede discutir infinitamente, porque no tiene una solución única, ni evidente. Y se puede cambiar, si se piensa que funcionaría mejor para el conjunto. Y si la cambias, beneficiará a unos, y perjudicará a otros. Siempre. Pero no la puedes cambiar para “encajar” a uno. Porque entonces los prejudicados empezarán a necesitar “encaje”. Si no son idiotas.

No, no necesitan ninguna de las muy buenas explicaciones que les dan desde Dolca Catalunya. Lo saben de sobra. Pero están a otra cosa. Por ejemplo, a hacer Palaus de la Música, EREs, cursos de formación, Filesas, Gurtels y Púnicas. La gran pregunta es a qué están los que les votan. O no, que diría El Aguerrido.

Añadido. Artículo recomendable en El País, de Elisa de la Nuez e Ignacio Gomá.

2º Añadido. Hay mucho subni sorprendido porque “en España” haya cosas que no se pueden preguntar. En este caso, un subni académico:

gerard-padro-miquel-sorprendido

Arquetípico. Te sangran la pasta, entre otras cosas para mantener una televisión pública. O le quitan a la abuela esa pasta de las medicinas o las operaciones que necesita. Como prefieras. ¿Y por qué diablos hace falta una televisión pública, si ya hay telebasura de sobra? ¡Ah!, pues porque es la unica manera de conseguir una pluralidad televisiva. Las empresas privadas son malas, ya se sabe, y no ofrecen pluralidad. La única manera posible es con una televisión de todos. Que por axioma divino quiere decir pública.

¿Quiere decir que los políticos no abusan de lo público, como si fuera de su propiedad? Ejem, no. Quiere decir que el partido de3l gobierno en particular, y el tingaldo llamado estado en general, quieren tener su rosario de teles para colar su mensaje. O sea, quieren hacer lo que dicen que hacen las televisiones privadas, pero perdiendo dinero (que pones tú). O sea más, quieren que les pagues las campañas de relaciones públicas con las que te castigan. Lo de “pluralidad” es adorno. O recochineo por encima del robo.

Que pagues, y sobre todo que votes, eso ya es cosa tuya. Especialmente al puto PP. Porque el votante natural “de progreso” es muy susceptible de convencerse de que pluralidad significa: Campañas de relaciones públicas y adoctrinamiento en masa … siempre que sea “nuestro” adoctrinamiento. Ninguna diferencia con Franco entre la gente “de progreso”.

Bien, hablemos del puto PP. Que diden que es el que manda ahora. Resulta en un programa de TVE, que se debe de llamar Las Mañanas de la 1, le habían invitado como colaborador habitual a Juan Ramón Rallo. Que peca de liberal. Esto es,  opina que se deberían de cerrar as televisiones públicas … ¡¡¡y hasta aquí ha llegado “la pluralidad”!!! Estruendoso pollo de los sindicatos y de todo el mundo “de progreso”. Los mismos que creo que le cierran la tele a Aguirre cuando les peta, también en nombre de “la pluralidad”. ¿Por qué? ¡Idiota, porque desde la televisión pública solo se puede defender la televisión pública! ¿Y “la pluralidad”? Eso sólo es cuando dan la peli de Blancanieves.

¿Y qué más quieres saber del PP, querido votante del PP? ¿Bolinaga? ¿Que los terroristas sigan siendo considerados terroristas? ¿Que bajen los impuestos, dices? ¿Que Vizcaya se llame Vizcaya, y no como lo escriben los indios de la reserva? ¿Que cambien la locura / chorrada de la ley del tabaco? ¿Que le saquen un dedo al timo del cambio climático, como han hecho en Australia? ¿Que reduzcan el pitorreo de empresas públicas, semipúblicas, semigrises, y todo el atraco organizado al por mayor de lo común? ¿los Pujol, etc, en la cárcel? ¿Estamos de broma?

Pues nada, monada. Si quieres “la pluralidad”, y quieres ruedas de prensa,  no ya sin preguntas, sino directamente a través del plasma; más todo lo del párrafo anterior; pon un PP en tu vida.

Añadidos para el vascopiteko:

vizcaya-en-googlebizkaia-en-google

 

Eso parecen estar diciendo en la prensa. Miralles, en ABC, según me cuenta Luis Bouza:

“Ro­sa Díez con pro­ble­mas en UP­yD y ru­mo­res de cam­bios.”

Y Segundo Sanz en Vozpópuli:

Fuentes del partido consultada por este diario, ven en esta ensayista, la otra mujer que forma parte del grupo parlamentario de UPyD en el Congreso (cinco escaños) desde finales de 2011, una figura idónea para reconducir el rumbo de la organización y avanza en la “conexión e identificación con los problemas de los ciudadanos”.

Las mismas fuentes sostienen que mientras Díez puede ser vista de puertas para fuera como una “profesional de la política” (o “casta” en la terminología de Podemos), que lleva ocupando cargos públicos durante los últimos treinta años, Lozano representa una percepción antagónica. Ella encarna a la ciudadana de a pie, a una periodista y escritora que quiso implicarse en la política.

¿Seguirá Lorito el camino de abdicación de los últimos dinosaurios de la transición, iniciado por Rey Juan Carlos? ¿Va a rubalcabizarse? Lo que se puede apostar seguro, en UPyD, es que lo que no va a contar en esa decisión es la opinión de los afiliados del partido. Y mucho menos, sus electores. Todo se liquidará en una negociación entre Lorito y Gorri. Y el sitio que le quede al partido va a ser muy problemático. En demagogia para descerebrados es imposible que superen lo de Pablemos. Y ese es el sitio natural de Irene Lozano. Que parece que a diferencia de Rosa Díez ha sido muy receptiva y acogedora del nuevo fenómeno telebasura. Lo considera un “enriquecimiento”. Díez, muy en contra, opina que es “populismo”. Como Syriza, Grillo o Le Pen.

Es una situación surrealista. Se entiende el calificativo de “populismo” que usa Rosa Díez. Se entiende, si nos olvidamos de todas las fantasías saharauis de doña Rosa. Y de “una nueva forma de hacer política”; “dar voz a la gente”; “coger a los políticos por las solapas”; las primarias de mentira; “Un Partido Diferente”; y todo el rosario de caralladas que han ido soltando.

Tampoco puede referirse a la falta de ideología de esos populismos nuevos. Salvo que nos señale la ideología de UPyD, tan escondida. Porque si Grillo no tiene más ideología que el circo, no puede decirse lo mismo de Syriza o Le Pen. O de Pablemos.

Pero yo creo que sí se entiende si pensamos que se refieren a un “lenguaje” diferente. Algo parecido a lo que les pasa a otras momias del PSOE que están hablando. Como Leguina, Ibarra o -más sibilinamente- Felipe González. Que están literalmente acojonados de que la alternativa y futuro del PSOE se dirima entre tres fenómenos de la categoría de Sánchez @ Madina, y Susana Díaz. Tiene guasa. Se han pasado treinta años empeñados en deteriorar la educación, y en “telebasurizar” a la población. Lo que cuenta, decían, no es lo que se hace y lo que se logra. Mucho menos la razón o el conocimiento, tan relativos. Y el esfuerzo es directamente “facha”. No; se trata del sentimiento, de las buenas intenciones, y de lo que uno “es”. Y el mensaje es, sobre todo, la imagen. Juevenil, pastoril, de buen rollito y paraíso.

Era toda una propuesta. Un “shock de modernidad”, probablemente. O un “a España no la va a conocer ni la madre que la parió”. ¡Bingo! Ha funcionado. Y ahora que ha funcionado, protestan porque las arrugas hacen feo en la imagen del paraíso, y les apartan. Y porque en el debate ya no hay conceptos, ni nada que se pueda integrar en algo vagamente parecido a una argumentación. O sea, por Sánchez @ Madina. Exactamente, por su propia creación.

UPyD, tan pequeñita, y probablemente tan irrelevante ya, sin embargo encierra la metáfora del conjunto entero. O eso parece por las noticias que se ven. El tránsito de La Clave a la telebasura, éxito precisamente de los que acabaron con La Clave.

LDu92

Al hilo de todo este asunto, y en relación con otros comentarios en otros (hilos pasados), me pregunto si interesa un enfoque distinto del asunto de la representatividad que, en última instancia, es el problema que se está aquí discutiendo acerca de si la culpa es de políticos o de la sociedad que los engendra.

Asumo que, para que haya una verdadera representación del pueblo en el parlamento, es necesario que las decisiones que tome ese parlamento (la aprobación de ciertas leyes) coincidan con la decisión que tomaría por mayoría “el pueblo” si se le consulta a ese respecto.

Pues bien, el mecanismo articulado (el que “nos hemos dado”) para no tener que votar cada una de las decisiones a tomar son las elecciones para elegir a los representantes en el parlamento.

No obstante se puede tomar una muestra representativa de la población (se puede calcular el tamaño de muestra para tener un nivel de confianza dado, por ejemplo 95%) y hacerla votar cada una de las decisiones (y cámbiese esta muestra para cada decisión, así se evitará que una muestra con tara representativa pueda tomar mas de una decisión). Esto tendría una representatividad equiparable al nivel de confianza (dicho en basto, que la muestra votaría lo mismo que “el pueblo” en ese tanto por ciento de veces porque “lo dicen las matemáticas” y yo me lo creo).

Entonces mi hipótesis es: si esto es una democracia, las decisiones del parlamento coincidirían con la decisión de una muestra estadística al menos dentro del nivel de confianza establecido para la muestra.

Así que me pregunto, bajo las premisas anteriores, ¿Creeis que esto es una democracia?, ¿o realmente lo que votan representates y lo que votaría una muestra representativa de la población no tendrían nada que ver?

Porque si la conclusión es que esto es una democracia, apaga y vámonos porque de esta no nos saca nadie en 30 años por lo menos y si es que no es una democracia resulta que tenemos que hacer mucha presión y cambiar muchos detallitos tal y como se ha intentado por Octavio, Viejecita, y tantos otros.

Saludos

PD: mis mas sinceras disculpas si esto es un poco friki; no pretende ser para molestar a nadie sino porque tengo la mosca detrás de la oreja desde lo de Podemos en Europa

Añadido (pm):

A mi siempre me ha parecido una idea buenísima. La vi por primera vez en una novela de Arhtur C. Clarke. Creo que era Cánticos de la lejana tierra. Describía una sociedad en un planeta lejano y aislado, colonizado hace mucho tiempo desde le tierra. Habían pensado mucho en el sistema político antes de llegar, y habían dado con una muy razonable y estable. Partiendo de dos premisas bastante fáciles de aceptar.

1) Todos los sistemas políticos son una mierda, pero la democracia es una mierda más aceptabe que los demás.

2) Ninguna persona que diga -¡vótame!- merece ser votada.

¿Y cómo coño se hace una democracia con esas dos premisas? Fácil; con una democracia estadística. Con una idea como la que pones. El parlamento no se elegía; se sorteaba. Con la idea de que la opinión de una muestra suficientemente amplia de la población *es* la opinión de la población. Es la misma idea matemática en la que se basan las encuestas.

Tiene muchas ventajas que se pueden ir explicando. Pero tal vez la más destacada es que se consigue que las decisiones las tomen personas (individuos), y no miembros de grupos. Es muy sabido que el humano en grupo tiene un comportamiento muy distinto que como individuo. Distinto, y normalmente mucho peor. Como grupo haces cosas (malas) que nunca harías como individuo. Por eso a los partidos cafres les encanta el asamblearismo. Por ejemplo:

Lo de Clarke iba más allá. Los cargos ejecutivos (ministros, alcaldes, y tal) tambien iban por sorteo. Pero no en sorteo universal, sino restringido a un nivel de preparación y experiencia suficiente para el puesto. Te tocaba, te jodías un par de años, y luego seguías con tu vida normal. Y nadie quería que le tocara; no había ventajas en ello. Pero estaba prohibido rechazarlo.

Sería largo desarrollarlo entero, pero lo gracioso es que se orillan la mayor parte de los problemas de los que estamos hablando todos estos años.

Nota: Creo el que nombre, democracia estadística, no sale de la novela,

Yo creo Pablemos que es un invento del Arriola ese que tanto se cita. Una talentada. Y voy a largar una teoría conspirativa como una catedral. Pongámosla entre comillas. Sin creerla, pero reconociendo que sería una explicación de lo inexplicable.

¿Por qué es de repente tan famoso este fenómeno de Pablemos? Sale sin parar hasta en mi TL de Twitter, bastante cuidado. Es el único monstruito de la telebasura que sale. No conozco el nombre de ningún otro, pero de este parece que me tuviera que tragar hasta la última de las chorradas inenarrables que dice. Y son chorradas una tras otra.

¿No era suficientemenet payasa la política nacional hasta el momento? ¿No bastaba con las gracias de Mas y Rajoy, y los nuevos niños sociatas? ¿Y la verdulera catalana? ¿O, para los aficionados a tremendismo y la sangre, los etarras? Pues parece que no, alguien necesitaba a Pablemos. Y nos lo han metido hasta en la sopa.

Pablemos es un “famoso” (un monstruito de la tele). Los famosos lo son, porque salen en la tele. Y salen en la tele, porque son famosos. Quiero decir que algo debe de intervenir en el asunto quien sea el que decide quién sale en la tele. Hombre, habrá que añadirle que el fenómeno cae efectivamente en gracia al público de la telebasura. Pero se puede imaginar que si un muñeco no funciona como se esperaba, pondrán otro. Hasta encontrar el que sirve para ese papel. Pablemos. La cuestión es, ¿quen estaba antes, el muñeco, o el papel?

Pongamos:

Del terrorismo etarra, Iglesias empezó por reconocer que “ha provocado un enorme dolor en nuestro país”. Pero a continuación precisó que esa forma de violencia “tiene explicaciones políticas”, como lo demostrarían las sucesivas conversaciones mantenidas que los sucesivos gobiernos mantuvieron con representantes de la banda terrorista. Al defender la negociación como método para buscar soluciones, subrayó que “el hecho de que yo hable con el cáncer no quiere decir que esté a favor del cáncer”. [La Vanguardia –>].

Acojonante. El nazismo también tiene explicaciones políticas. Como tiene explicaciones políticas cualquier asesino que quiera resultados políticos. Y eso no es una disculpa, sino agravante. El agravante de no saber hacer política sin asesinar, como el resto de los mortales.  Pero no parece que Pablemos proponga ir corriendo a hablar con los nazis. Por eso tiene que inventar la majadería de que la “demostración” de las explicaciones políticas, reside en las reuniones de los diferentes gobiernos con representantes etarras. Que por otra parte también se reúnen con los representantes de -por ejemplo- “los mercados”, sin que eso demuestre la existencia de ninguna explicación política. O -como otro ejemplo- con los representantes de las víctimas de los asesinos etarras. ¿Esas reuniones darían una explicación política a las necesidades de las víctimas? Es imposible ser más idiota.

Bueno, sí; se puede. Tal vez Pablemos hable con el cáncer. Si él lo dice … Pero no nos importa, no se dedica al cáncer. En cambio los médicos, en vez de hablar con el cáncer, lo extirpan. Como primera medida. Y después lo envenenan – si no basta con la extirpación. Pero no tiene pinta de que Pablemos sugiera extirpación y envenenamiento de etarras, muy a pesar de usar el símil del cáncer.  O sea, sí se podía ser todavía más idiota. Pablemos es un récord total.

Lo que nos lleva al principio. ¿Quién necesitaba alguien más payaso que los de siempre; un récord absoluto de imbecilidad? Porque ese ejemplo citado no es ni remotamente un caso aislado. Es la tónica general del prodigio. ¿Quién podía necesitar un … -¡Que viene Pablemos!-? En principio, parece que alguien que quiera echar al PSOE a la marginalidad de la ultraizquierda. Obligarle a marcar esa zona, abandonando la zona principal. ¿Será susceptible la telebasura de derechas de dejarse influir por la necesidad de alguien, pongamos un Arriola, de crear un nuevo muñequito para el público menos inteligente?

Nota: Se elige al famoso Arriola por falta de fe en la capacidad de Don Teledeporte de alcanzar ese nivel de sutileza.

Pero esto es conspiranoia, como decíamos. Visto el resultado, imaginamos quién y por qué ha podido provocarlo. Casi siempre es falso. Y siempre es una forma de pensar “al revés”. Lo que pasa es que produce una sugestión que es muy difícil quitarse de encima.

Conspiranopia o no, Arriola o no, lo claro es que vamos a peor. Y a velocidades de vértigo. Rajoy; Zapatero; Mas; Madina & Sánchez; cumplen. Como payasos, esto es. Te descojonas. Pero el monstruito de la telebasura, ni esa ventaja tiene. ¡Me cago en Arriola!

Nota bis: Aunque la explicación conspiranóica difícilmente suele ser la buena, a veces ocurre. Lo que acabamos de imaginar, ya está inventado. Es lo que hizo Miterrand con Le Pen, en el lado contrario del campo. Y con un resultado de sobra conocido. Antes de la telebasura; ahí es nada.