Menuda faena, porque estos no son ¡fascistas! Al contrario; son “etnia” e “identidad” -y nada blanca ni nada privilegiada- en todo su esplendor. Y le están sacando los colores a las muy blancas y privilegiadas caras de la flor y nata de la ciencia de los osos polares y del cambio climático.

inuit-vs-derocher

El gobierno de Nunavut está actualizando el plan de gestión de los osos polares. La regulación que establece las cuotas, permisos y prácticas de los cazadores inuit. Y la población local, que también es consultada, está hasta las narices de los chicos del cambio climático. No le ponen pegas al establecimiento de un sistema de cuotas de caza, que les parece que ha funcionado muy bien. Pero -dicen-, precisamente porque ha funcionado muy bien, ahora hay más osos polares por todas partes. Y no menos, como dicen estos muchachitos blancos de las universidades. Al punto que su número está empezando empezando a ser un peligro. Este año ha habido las primeras víctimas de ataques de osos, en Nunavut, desde hace 18 años. Dos inuit muertos.

Alegan que los osos se adaptan al cambio climático, como han hecho durante los 600.000 años en los que han ocupado el Ártico. Y los inuit no están viendo ningún efecto negativo del cambio climático en las blancas bestias. Pero tal vez sí con el turismo. Los animales se acostumbran a la presencia de humanos que no les cazan, en Churchill. Con lo que relacionan a  las personas con comida; la basura y las cosas que encuentran. Y cuando se desplazan a otras zonas, se atreven a acercarse a los poblados, una vez han cogido la costumbre. Y por eso se producen encontronazos y muertes.

Ponen el dedo en una llaga muy dolorosa. Las predicciones hechas por la ciencia Occidental sobre las poblaciones de osos polares, en Hudson Bay y Baffin Bay, estaban equivocadas. Muy equivocadas.  Gabriel Nirlungayuk, uno de los expertos locales, lanza el desafío:

Desde una perspeciva científica, yo le retaría a la comunidad científica a mirar de nuevo a las bahías de Hudson y Baffin. Para explicar por qué están tan mal, en 2018,  las predicciones que hicieron a principios de los 2000.

Lo que dijeron desde Environment Canada fue que los osos iban a seguir disminuyendo por causa del cambio climático, incluso aunque no se les cazara. Y eso no ha ocurrido.

Y, cuando se trata de científicos haciendo afirmaciones generales sobre que los inuit están equivocados con esto o con aquello – ya siento pero los inuit estamos aquí por nuestra adaptabilidad, y continuaremos adaptándonos a lo que quiera que nos venga; excepto, tal vez, un meteorito o algo parecido.

Para mi, eso no son más que cometarios racistas hechos por alguna gente.

El problema tiene no poca ironía. Susan Crockford, nuestra estudiosa favorita de la situación de los osos polares, lleva años explicando que los estudios científicos de las poblaciones de osos no muestran ninguna disminución. Con todas las citas necesarias, y en contra de todas las predicciones que habían hecho. Pero los científicos necesitan financiación, y la vía más directa y generosa es una buena alarma. ¡Desaparecen los osos polares por culpa del cambio climático! Y ese es el mensaje que emiten, aunque no sea eso lo que sale en la letra pequeña de los estudios que ellos mismos publican. Y ahora llegan los inuit, y dicen: -oigan, que ese mensaje suyo está completamente equivocado; y la ciencia occidental es caca de vaca hecha por unos racistas que se atreven a decir que los inuit no sabemos de lo que hablamos-. Y sí, es verdad. Las predicciones fueron una mierda, y el mensaje (prejuicio) está completamente equivocado. Pero en realidad los números de la letra pequeña no son tan malos. Incluso hay algunos científicos que ponen las cosas bastante claras. Pero lamentablemente no son los científicos (y los estudios) de los que sueles oír hablar en tu prensa favorita.

york-poblaciones-osos-polares-canada

Siempre ha tenido pinta de que la cosa esta del “cambio climático” va a suponer un deprestigio brutal para la industria de la ciencia. Pero lo que es nuevo es esta especie de “choque cultural” entre lo que ven los inuit y lo que dicen los científicos, con esa explícita acusación de racismo por medio. Y en realidad no es racismo, es costumbre. Probablemente los inuit no han apreciado que estos idiotas insultan a todos los que se atreven a criticarles, y han tomado por racismo el insulto generalizado a su cultura. Pero aunque no sea racismo de verdad, es divertido.

Añadido, para los comentarios (Fernández-Cotta).

fotosintesis-y-co2

Fuentes:

Nunavut News:

Susan Crockford:

 

 

 

amstrup-2

Susan Crockford les ha pillado con el culo al aire a los chicos de los osos polares. Es la bióloga que ha señalado el error colosal de las predicciones de los modelos de poblaciones de osos polares. Se basan en la cantidad de hielo, y con lo que ha disminuido los osos deberían estar desapareciendo en cantidades industriales. Pero no ocurre eso; si acaso está aumentando su población. O, como poco, está estable.

Crockford hizo un estudio sobre las predicciones, en el que se ve que (1) el nivel de hielo de los últimos diez años es comparable al que tienen los modelos hacia 2050, y (2) con ese nivel de hielo los modelos predicen una gran disminución de la población de osos. ¡Pero la población no ha descendido nada! Para un cerebro normal eso quiere decir que los modelos están equivocados. Pero para un cerebro de ciencia posmoderna lo que significa es que Crockford es gilipollas y “negacionista”.

El gran problema para los alarmistas es que los argumentos y datos de Crockford son muy claros y fáciles de entender. Están publicados, principalmente, en una revista de auto-publicación, donde cualquier científico puede hacer una revisión (¡y una crítica!) del trabajo; y en un artículo de divulgación en el  Financial Post.

Peer J Preprints:

Financial Post:

La ciencia posmo es como es. Alegan que el trabajo de Crockford no está publicado en una revista con “revisión por pares”. ¡Pero se niegan a hacer una revisión donde pueden perfectamente hacerla! A cambio, se dedican a criticar en Twitter, discutiendo los argumentos que Crockford no emplea. Y no contestando a lo obvio.

derocher

Tiene guasa. Si no hay que revisar ni tiene validez lo de Crockford por no estar publicado en una revista “peer-review”, tampoco se entiende que se tengan que pasar todo el día criticando en Twitter eso que aseguran que no tiene ningún valor. Pero el asunto es mucho peor, porque ahora resulta que hacen una “revisión científica”, no del estudio científico auto-publicado por Crockford, sino de su artículo de divulgación en el Financial Post. En serio, es de verdad, y lo hacen ¡en un blog! alarmista:

climate-feedback-crockford

Estupendo. No quieren revisar un artículo científico, con todas sus referencias y datos y la extensión necesaria, y prefieren revisar un artículo de prensa limitado de extensión y sin posibilidad de referenciar lo que se expone. Acojonante. Tres campeones “revisando” la prensa, cuando podrían revisar la ciencia (pero se niegan). Y son de lo más sonado de la especialidad.

No importa, es mejor que Twitter. La mentira queda bien clara.

Steven Amstrup:

This blogger has repeatedly criticized polar bear projections because what we predicted for mid-century has not yet happened. Most of the climate model projections for sea ice decline show summer ice down to near zero by mid century and they all converge on zero by the end of the century. None of the mainstream models of which I am aware project that summer ice would be gone by now. Of course summer ice availability has been reduced from earlier years, but neither observations nor models suggest that what we predicted for mid century has already happened.

Le llama “bloguera” a una doctora en bilología, profesora de universidad, especialista en la evolución de mamíferos del Ártico (osos polares entre ellos). Bieeen, Amstrup, bien. Y dice:

  • La mayoría de modelos climáticos predicen la casi desaparición del hielo de verano para mitad de siglo.
  • Ninguno predice la desaparición del hielo para ahora.
  • Lo que predijimos para mitad de siglo no ha ocurrido todavía.

Tres mentiras.

1. La predicción de Amstrup no se basaba en “la mayoría de los modelos”. Eligieron, entre 20, los diez que mejor reproducían el hielo de verano en el Ártico entre 1953 y 1995.

amstrup-3

2. No se trata de los modelos que predijeron “la desaparición del hielo para ahora”, que no ha ocurrido, sino de los que usaron para hacer su predicción. Con esos diez que hemos mencionado arriba, hacen tres predicciones. Usando: la de la media de los diez, la del modelo que presenta más hielo, y la del modelo de menos hielo. Y el modelo de más hielo tiene mucho más hielo que el que ha habido desde 2007 (y van ya diez años).

amstrup-1

Y las predicciones son estas (se señala la del modelo de más hielo en 2.050, perfectamente comparable al hielo que ha habido la última década). Señalo sólo las de dos eco regiones (Divergent y Seasonal) por ser más escandaloso el fallo — que en todo caso es bien notable en las cuatro.

amstrup-2

Hay que explicar lo de las eco-regiones. Las dividen así:

eco-regions-amstrup

Y la WWF presenta así las tendencias en las poblaciones de osos polares con datos hasta 2017 de IUCN / Polar bear Specialist Group

wwf-polar_bear_populations_2017_06_603172

A comparar con las predicciones. Pillo las cifras del texto, más preciso que el gráfico.

Southern Beaufort Sea (la zona roja que marca declive) está en la eco región “Divergent”. Los osos deberían haber desaparecido (80% de posibilidades) o ser ya muy raros en la zona (13%). Tienen un ligero declive (6% de posibilidades), y es discutible si se trata del “cambio climático” o es algo cíclico.

Toda la eco región “Seasonal” tiene poblaciones estables, cuando deberían haber desaparecido (54%), o ser ya muy raros (19%), o estar en declive (24%). Pero están estables (probablidad 2%).

3. Lo que predijeron para mitad de siglo sí ha ocurrido ya, como hemos visto en su predicción para el modelo con más hielo.

amstrup-1

Y además lo dicen expresamente en el texto que acompaña al gráfico.

Obsérvese que cinco de los (diez) modelos que usamos en nuestro análisis proyectan más hielo marino perenne a mitad de siglo del que se observó en 2007.

Están mintiendo. Y con mucho descaro. Crockford les ha hecho una avería de las gordas.

Nota: Amstrup es el no va más de los expertos de osos polares. Prácticamente el Dios de la especialidad.

Añadido por la tarde. Andrew Derocher, otro famoso de los osos polares, es el que más mueve el ataque a Crockford en Twitter. Pero no contesta nunca a las cosas de sustancia:

Y otro pieza de ataque con cara de curita:

Les está saliendo de cojones la cosa.

Fuente de las predicciones (Amstrup, Marcot y Douglas 2008):

 

Susan Crockford tiene un nuevo artículo sobre huesos fósiles de osos polares. Muy interesante, porque muestra la variabilidad del territorio de los osos. Dependiendo del hielo, claro. Y también se ve hasta dónde llegaba el hielo antes del Holoceno, o incluso durante el Holoceno muy temprano (hace unos 10.000 años).

Este es un mapa simplificado a partir del suyo. Con la ventaja de que se ve la extensión máxima del hielo marino actual. La frontera magenta, que siempre es en febrero.

osos-polares-holoceno-y-anteriores

El del sur de Inglaterra es dudoso; no están seguros si es un oso polar o de otro tipo. Y la fecha tampoco está clara, calculan hacia la mitad de la última glaciación.

Los de Escandinavia representan más restos que el número de puntos. Son nueve restos en total, bien fechados y no dudosos. Van desde hace 22.000 años, hasta hace muy poco más de 10.000 años.

Eso es el pasado, y recomiendo el interesante artículo de Crockford. Ahora podemos mirar un poco el presente. Sabemos que los osos dependen del hielo marino, pero también sabemos que el hielo ha disminuido mucho en el Ártico sin que los osos parezcan haberse enterado gran cosa. Desde el Calentamiento Global Acojonante, quiero decir. Desde la glaciación es obvio que sí, y lo muestra el mapa de arriba. Hoy no hay osos blancos en Escandinavia ni en las Aleutianas. Pero tampoco han desaparecido de nignuna de las zonas que ocupan desde hace pocos miles de años. Ni siquiera están disminuyendo, sino que aumentan gracias a la restricción de su caza.

La clave pare el futuro, parece, sería mirar cuál es la zona en la que hay osos todavía pero hay menos hielo. Y es Labrador, y llegando hasta el norte de la isla de Newfoundland. Sobre el mapa anterior …

osos-polares-holoceno-y-anteriores-y-ln-f

Nota: en el mar de Ojotsk (arriba), que se ve buen hielo, no hay osos polares.

Podemos ver qué pasa con el hielo a lo largo del año en Labrador y Newfoundland. Podría marcar las condiciones mínimas que necesitan los osos.

En diciembre no tienen hielo todavía:

artico-hielo-diciembre

En enero aparece, y con fuerza.

artico-hielo-enero

En mayo todavía queda mucho:

artico-hielo-mayo

Y en junio desaparece.

artico-hielo-junio

Y con esto podemos hacer un “modelo” mucho más sensato que el de los alarmistas. Si el hielo sigue disminuyendo, probablemente desaparecerán los osos de Labrador. Como desaparecieron de Escandinavia y las Aleutianas. Pero se mantandrán en las zonas en las que haya hielo entre enero y mayo, ambos incluidos. Que serán, más o menos, todas las demás zonas en las que ahora hay osos polares.

Tiene gracia buscar en internet por [Newfoundland polar bears].  Predominan las noticias de problemas para los humanos con los osos. Encuentros “delicados”.

Clayton Waterman says he first spotted a young polar bear (like this one pictured) on the road in Fogo Island. Later the same bear was seen outside his home near Deep Bay.

Los alarmistas dicen que como hay menos hielo, y los osos están condenados, se tienen que meter en tierra más de lo que solían. Y que por eso hay estos “sustos”. Susan Crockford opina que es porque hay mas osos, y eso aumenta la posibilidad de encuentros con humanos.

St brendan's bear 01 VOCM report 5 April 2017 Tracy Hynes

Difícil decir. Labrador y Newfoundland son una parte de la zona más grande de Davis Strait. De la que el PBSG dice:

Population size of 2,150 estimated using mark-recapture in 2007. Subpopulation likely increased over the last 30 years, and was assessed as stable in 2013.

Pero eso no nos asegura nada sobre lo que pasa en la parte más meridional de la zona, y no he encontrado datos.

No importa. La presencia actual de osos polares en Labrador, ¡y sobre todo Newfoundland!, asegura que no van a desaparecer por mucho Calentamiento Global Acojonante que quieran imaginar. También da una pista muy buena saber que no había prácticamente hielo de verano en el Ártico durante el Óptimo Climático del Holoceno, o en todo caso mucho menos que ahora, y los lindos osos no desaparecieron.

Y lo mismo se puede decir del anterior interglacial.

No pases pena con los osos, que están muy bien. Y no te acerques mucho … que te comen.

 

 

No, no se trata de un periodista suelto, más  menos caradura, o más o menos descerebrado. Es toda una industria de la pornografía sentimental barata. El porno del clima.

la-sexta-el-porno-del-clima

el-pais-el-porno-del-clima

cnn-el-porno-del-clima

publico-el-porno-del-climanational-geographic-el-porno-del-clima

¿El periodismo de ahora es contarnos lo que pasa con cierto filtro de calidad y contraste de hechos, o es la portavocía del postureo moral de moda? Lo digo porque antiguamente los frailes lo hacían gratis, no te cobraban por ir a misa para ser aleccionado. Ya les pagaba el poder para que te digan cómo portarte, y lo que pensar; y tú hacías como que te lo creías. Pero ahora parece que pretenden cobrar al sufrido escuchatán por el servicio, y no sé yo si ese es muy buen plan. Sería como pagar porque una pesada te enseñe las fotos de las últimas vacaciones … sin ninguna oportunidad de ligar. ¿Dónde está la ventaja? ¿Qué recibes a cambio de aguantar el tostón?

Había un oso flaco y moribundo, y se murió. Foto, noticia, y cuento moral. Hay unos 30.000 osos gordos nada moribundos, de los que sacan cientos de fotos todos los años, y eso no es digno del púlpito.

osos-polares

El reportero gráfico del National Geographic dice que el oso flaco se moría por la falta de alimento que le produce el cambio climático. Si uno es muy ignorante, o muy desinteresado por la naturaleza, se lo puede creer. Pero uno esperaría que los periodistas de El País, y los otros, que publican este tipo de noticias, no tengan ninguna de ambas características. Ni especial ignorancia, ni especial desinterés por el tema que han elegido para su carrera. En caso contrario, ¿por qué pagar por el periódico? Sería de tontos. Ya te contará tu cuñado lo que sea, y con el mismo fundamento.

Y para saber si los osos tienen problemas con el cambio climático, nada como mirar los datos. ¿Hay más; hay menos? Con tanto como se habla de osos tiene que haber algunos datos de fuste. Y claro que los hay, pero esa no debe ser la labor del periodismo de ahora. Por ejemplo, a nadie se le ocurre que la WWF sea “negacionista del cambio climático”, ni vaya a presentar una visión optimista sobre el estado de las poblaciones de ningún animal. Y sobre todo de ningún oso, que son sus iconos. Veamos qué dicen en 2017 (clic en las imágenes para llegar a las fuentes).

wwf-polar_bear_populations_2017_06_603172

De los zonas en las que se miden los osos (Canadá y EEUU), hay:

  • 7 poblaciones estables
  • 2 poblaciones creciendo
  • 1 población disminuyendo.

En números, y contando todas (pero un poco osboleto, de 2015), queda así:

https://polarbearscience.files.wordpress.com/2015/05/crockford-unofficial-polar-bear-numbers-to-2015-sept-1-final1.jpg?w=510

El último estudio que yo conozco es York et al 2016. Y lo pone así:

poblaciones-osos-polares-canada

Conviene destacar que el hielo desaparece hacia el verano, antes cuanto más baja sea la latitud. Es donde deberías notar primero los efectos de un calentamiento acojonante en las poblacones de osos. En ese mapa, en WH (Western Hudson Bay, donde está Churchill), SH (Southern Hudson bay), y DS (Davis Strait). Y no pasa nada donde debería de pasar primero. El canario de la mina está muy bien, gracias.

derocher-prediction

Stirling y Derocher 2012

Nota: El hielo ha disminuido más rápido de lo previsto,  el nivel que hay desde 2007 es el que predecían los modelos para mediados de siglo. Los osos deberían haber desaparecido de la parte meridional de su rango. Señaladas en el mapa (izquierda), en rojo, las zonas de osos polares que quedan a sur del círculo polar. WH, SH, FB y DS. Todas ellas estables en 2017.

predicciones-osos

Hay alguna diferencia entre York 2016 con lo de la WWF, pero la idea es la misma. A los osos, de momento, no les pasa nada con el calentamiento global acojonante. El hielo sí ha disminuido mucho hasta 2007, y se mantiene en un nivel muy bajo desde entonces. Sobre todo en verano, cuando los osos no suelen poder pillar presas — haya hielo o no. Pero ese menor hielo, de momento, no les ha afectado nada a los osos polares.

https://plazamoyua.files.wordpress.com/2017/10/hielo-artico-septiembre-20173.png?w=510

La pornografía sentimental barata de tu periódico favorito es eso, basura. ¿Te gusta pagar por la basura?

Actualización, un día después. No se me había ocurrido entrar en los sitios del porno climático para ver de dónde es la imagen del oso moribundo. No tengo nada contra la pornografía sexual, pero la sentimental me da bastante asco. Sin embargo, este comentario está incompleto sin saber la localización de la que hablan. Es en Baffin Island, en una zona en la que ninguna de las mediciones ve que los osos disminuyan. Repito los mapas, señalando el lugar del oso moribundo con este signo:

oso-polar-moribundo

oso-polar-moribundo-wwf

oso-polar-moribundo-2

 

Hay muchos que dicen que Twitter no sirve para discutir. No estoy de acuerdo. Sirve para quitar las chorradas de en medio. Y el 90% de las discusiones, si no más, son sobre las chorradas, no sobre lo “profundo”. Asunciones incompatibles, saltos tramposos; las chorradas. Y Twitter con su formato concentrado es perfecto para barrerlas. Solo hay que fijarse en los puntos sobre los que pivota el castillo de naipes. Pero los que se engañan a si mismos no suelen verlo muy claro.

El caso de hoy es una de las mayores vergüenzas de eso a lo que algunos llaman “ciencia”. Un trabajo de ataque, y acoso, contra una zoóloga que critica la película que tienen montada con los osos polars y el cambio climático. Y para darle un aspecto “cientififorme” adoptan la apariencia de un estudio “científico” sobre la desinformación producida por los blogs escépticos del cuento del clima. Vuestra humilde plaza podría ser un ejemplo.

Descubren que el 80% de la información de esos blogs sobre osos polares viene de una sola autora. Desmontando lo que dice esa autora, desmontamos lo que sale de esos blogs perversos. El problema es que la malvada dice algo bien simple y fácil de comprobar. Que, en contra de las predicciones, la disminución  del hielo en el Ártico no ha producido de momento ninguna disminución de la población de osos polares. O sea que la relación entre la extensión del hielo -es sobre todo de verano, cuando no comen- y la pobación de osos no es tan crítica como pensaban los especialistas.

Lo hace citando, claro. Citando las predicciones de los especialistas, y citando la evolución sobre sus estimaciones de la población. Desde antes de la pérdida de hielo hasta ahora.

En dibujito:

  1. ¿Qué predijiste?
  2. ¿Cómo ha resultado esa predicción?
  3. ¿Vas a corregir algo en lo que sea que te llevara a hacer una predicción tan escandalosamente equivocada? (¡Cambia hasta el signo!)

Por supuesto, en el trabajo de ataque y acoso no citan ni una sola vez a la dra. Susan Crockford. Sólo citan adjetivos suyos sobre algunos estudios, como “pobre”, “falso” o “peligroso”. Por no decir, ni dicen que sea zooóloga, ni doctora, ni especialista de biología del Ártico y evolución de osos polares. Le llaman experta sedicente. Y dicen que está contra la opinión (conclusiones sobre el futuro sacadas de la gorra) de la literatura científica. ¡Gran problema! Pero pasan completamente por encima del dibujito, como si no existiera:

  • ¿Qué predijiste?
  • ¿Cómo ha resultado esa predicción?
  • ¿Vas a corregir algo en lo que sea que te llevara a hacer una predicción tan escandalosamente equivocada?

Judith Curry lo dejó muy claro:

Vayamos ahora a Twitter. Con un campeón que aplaude. De los que se llaman “la ciencia”. Mark Bradford.

mark-bradford

Discutimos.

bradford

Se acabó la discusión. Bradford no puede decir que sí ha leído el trabajo de Crockford. No lo ha hecho. Pero algo después aparece uno de los autores del “estudio” payaso contra Corckford. Thomas Crowther. Todavía mejora. Super campeón.

thomas-c

crowther

Acojonante. El argumento de Crockford es que el hielo ha disminuido mucho, y a pesar de eso los osos están fetén. Pero el cantamañanas de “la ciencia” responde que si todos “aceptamos” que el hielo ha disminuido, la discusión no tiene sentido. ¿Mande? ¿Ataca y acosa a Crockford sin conocer el argumento que usa? (Clic)

crockford-hypothesis-testing

Hay algún otro interviniente, con la misma obviedad.

matthews

Los alarmistas climáticos en acción, sólo para tus ojos. Y Twitter lo deja claro en diez minutos. ¡Vaya si sirve! Pero en realidad bastaba saber que entre los coautores están Michael Mann y Stepah Lewandowsky. Una vergüenza científica.

Actualización (12 horas después). Crockford escribe a la revista que ha publicado la payasada pidiendo que retracten el “estudio”. Donde señala detalladamente un buen montón de las falsedades y errores en que incurren al atacarle. Algunas de ellas, descaradas mentiras. Que demuestra con emails de los “expertos” en osos polares, conseguidos mediante demandas FOIA.  Por ejemplo, discusiones de los chicos de los osos con los que hacen las listas de animales en peligro, en las que queda claro que el modelo en el que basan las predicciones sobre la población de osos es perfectamente impresentable para los generalistas. O sea, lo sabían. Sabían que las críticas de Crockford estaban más que justificadas, y que no está diciendo nada nuevo.

Estos emails los acaba de recibir Crockford del periodista que puso la demanda FOIA.

Fuentes y más:

Crockford (su argumento):

Bio Science (el ataque de los payasos que no desmiente nada)

Crockford (respuesta):

 

Cover image_Twenty Reasons_polarbearscience

Es una traducción parcial (justo los puntos) de este artículo de nuestra experta favorita en osos polares, Dra. Susan Crockford (@sjc_pbs):

Conclusión:

Los osos polares están medrando; no están amenazados de extinción actualmente.

Más de una década de hielo reducido durante el verano en el Ártico, no ha hecho desaparecer decenas de miles de osos, como pronosticaron.

Los sos polares no necesitan hielo marino en el verano tardío / otoño temprano, siempre que se puedan alimentar bien en primavera.

20 razones:

  1. Los osos polares son una historia de éxito conservacionista: ahora hay más que hace 40 años.
  2. Hay menos poblaciones en declive que en 2010. Sólo una, oficialmente. Y sólo seis con datos insuficientes (antes eran nueve).
  3. El declive abrupto de hielo marino de verano no ha afectado al número de osos polares, como se predecía. Aunque el nivel de hielo descendió desde 2007 a lo que imaginaban para mitad de siglo, no ha ocurrido la esperada crisis en la población.
  4. La poblacion del mar de Chukchi está boyante a pesar de un aumento pronunciado de la temporada sin hielo desde 2007.
  5. Menos hielo en el mar de Chukchi ha significado una base saludable de presas para los osos polares, porque las focas oceladas se alimentan principalmente en la época que no hay hielo.
  6. Los osos polares han demostrado ser adaptables a cambios en la extensión de hielo en muchas regiones.
  7. Los números en Southern Beaufort se han recuoerado desde la última medción.
  8. La cantidad de osos en el mar de Barents probablemente ha aumentado desde 2005, y definitivamente no ha disminuido a pesar de mucha menos cobertura de nieve.
  9. No hay evidencia de que el récord de poco hielo de 2012 tuviera un efecto dañino en los números en Southern Beaufort.
  10. Otras especies están siendo afectadas negativamente por el alto número de osos polares, especialmente aves marinas y patos.
  11. La población de Western Hudson Bay (la zona de Churchill) está estable desde 2004, a pesar de lo que los científicos le están contando a la prensa.
  12. El hielo de Hudson Bay no ha cambiado desde 1999. Las fechas de deshielo y rehielo son muy variables, pero la temporada libre de hielo no es más larga en 2015 de lo que era en 2004. Sin embargo, el rehielo de otoño está tendiendo a ser más temprano.
  13. Los osos “problemáticos” (los que se acercan demasiado a los pueblos) en Churchill no están delgados ni famélicos.
  14. Churchill tuvo el máximo de osos “problemáticos” en 1983 y 2016, que fueron años de rehielo tardío. Pero muchos de los incidentes de 2016 se pueden atribuir al aumento de la vigilancia después de un ataque en 2013.
  15. Sólo hay un descenso marginal de hielo marino durante la temporada principal en que los osos cazan, en primavera, cuando necesitan más el hielo.
  16. No hay evidencia de que la caza de subsistencia esté afectando a los oso polares.
  17. Los métodos agresivos de investigación se han restringido en todo Canadá.
  18. No ha habido informes de canibalismo entre oso desde 2011.
  19. Los osos polares no parecen afectados por la contaminación: los estudios al respecto sólo sugieren que ese daño es teóricamente posibe, no que haya ocurrido.
  20. los osos polares han sobrevivido los períodos cálidos pasados, lo que prueba su capacidad de sobrevivir períodos cálidos futuros.

Enlaces a las fuentes de los datos, y más detalles, en el artículo original en inglés:

Como contexto sobre el descenso y estabilidad reciente del hielo marino del Ártico, este gráfico puede ser conveniente:

hielo-artico-septiembre-2017

 

 

wrangler-island-osos-polares

A Gruzdev / The Siberian Times

Para situarnos, Wrangler Island es la que se marca con la flecha roja en el mapa de NSIDC:

wrangler-nsidc

También se ve en naranja la línea del hielo “normal” (media 1981 – 2010), y el hielo “escaso” que hay en la misma fecha de la foto. Ayer. La distancia entre el hielo “normal” y el actual son unos 300 Km.

La noticia es muy bonita. Un barco de crucero ruso estaba enseñando el Ártico a los consabidos turistas. Como en el Ártico no hay Colau, no salen carteles de odio al visitante vacacional. Pero se ven muchos osos. Muuuchos. Resulta que se ha debido morir una ballena, cuyo cuerpo se ve en la playa. Y los osos se la están jalando. Se les ve gordos, pletóricos; y con muchas crías. Y por supuesto los odiados turistas les han hecho una buena colección fotos. Hay más fotos en el enlace a The Sun, abajo.

Había osos por toda la isla. Tantos, que los turis pensaron al principio que se trataba de ovejas. Pero no.

wrangler-osos-polares

A Gruzdev / The Siberian Times

Los de la Reserva Natural del Wrangler Island los han contabilizado, y están alucinados:

Había al menos 230 osos, incluyendo machos solitarios, hembras solitarias, y madres con crías. Hasta había dos hembras con cuatro cachorros cada una.

Hembras con dos cachorros es síntoma de que la vida les va bien. Con tres, muy bien. Lo de cuatro debe ser cosa del Calentamiento Global Acojonante. Pero es que más de 230 osos suponen algo muy cercano al 1% de la población total de osos estimada en el mundo. Piensan que hay entre 22.000 y 31.000. Y Wrangler Island está en una de las zonas en las que no tienen datos de si aumantan o disminuyen, y malamante de los que hay (Chukchi Sea).

Mapa de poblaciones de osos polares. Es de WWF (2017).

polar_bear_populations_2017_06_603172

Podemos sospechar que, o hay muchos más osos de los que piensan, o los osos están también con lo del referendum de independencia y felicidad perpetua. Todo se contagia.

Y el detalle local de la zona de Chukchi Sea. Al contrario que en el resto del Ártico, en 2017 sí ha habido notablemente menos hielo que en los años anteriores más cercanos. La única (creo) en la que sí ha habido récord de mínimo en 2017.

Y a pesar de ello hay osos polares en número y condición sobrados para hacer una declaración unilateral de independencia. Para que luego te vengan hablando de la espiral de muerte del Ártico.

Fuentes

The Sun:

NSIDC

WWF:

Susan Crockford: