nieve-hemisferio-norte-2016-17

Ya habíamos visto que este año venía con más nieve que la media. Y lo confirmamos al final de la temporada. El gráfico de arriba, de Ministerio de Medio Ambiente de Canadá, es volumen. Mirando la superficie resulta menos espectacular, pero ha estado todo el año por encima de la media también, y con frecuencia por encima de una desviación estándar.

nieve-hem-norte-area

Pero podría tratarse de un año loco, excepcional, dentro de una pérdida general de nieve debido al Calentamiento Global Acojonante. Como todo el mundo espera y cree.

Examinemos esa idea. Con datos de la superficie de nieve mensual, y en anomalía, cortesía de la Universidad de Rutgers. Se añade en rojo una media móvil de 12 meses.

nieve-anomalia-hemisferio-norte

Parece haber como dos fases planas con un escalón. Y que este año sí está entre los de nieve abundante. La sorpresa es que desde 1983 (34 años) la superficie nevada es perfectamente inmune al achicharramiento global.

nieve-hn-desde-1983

En realidad un calentamiento no tiene por qué significar necesariamente menos nieve, aunque esa sea la película barata que venden siempre. En una zona suficientemente fría, más calor puede producir más humedad, y más precipitación en forma de nieve. Y podría haber la misma superficie de nieve en el hemisferio norte, con cierto desplazamiento de la cubierta del sur al norte. Ni idea de si pasa; no he viso ningún dato. Pero tampoco sería un drama de “clima global”.

El rollo climático que se traen con la nieve es por el albedo; refleja los rayos del sol y no deja que se caliente el suelo. Menos superficie de nieve sería un mecanismo de amplificación del calentamiento, porque habría más cantidad de suelo recibiendo rayos del sol. Pero a la vista de los datos, eso no está ocurriendo.

Datos

Environment Canada:

Rutgers University:

Una de las cosas que iba a desaparecer de nuestras vidas era la nieve. Y los pobres niños la iban a conocer de oídas, por los documentales de la 2. Los alarmistas suelen poner gráficos que dan esa impresión. Resulta que últimamente hay algo más de nieve en el hemisferio norte en otoño e invierno, y algo menos en primavera. Los alarmistas, claro, siempre muestran gráficos de primavera. Muy estirados en vertical, para exagerar. Para contrarrestar, los anti-alarmistas los muestran de invierno. Y no hay manera de enterarse.

Vamos a ver los datos de la época del Calentamiento Global Acojonante (desde un poco antes). Del Laboratorio del Clima de la Universidad de Rutgers. Y en datos absolutos, extensión en Km2; no en anomalía. Que es como se ve bien.

nieve-hemisferio-norte

Joé, si parece que este año es un campeón.

nieve-hemisferio-norte-records

¿Y por la parte de abajo, en el mínimo de verano?

nieve-hemisferio-norte-lineas

Lo que decíamos. Algo más en el máximo de invierno (enero) en la segunda parte de la serie de datos que en la primera, y algo por debajo en el mínimo de verano (septiembre). Minucias, y encefalograma plano.

Es imposible imaginar unos datos más anti “cambio climático”. Si hay que tener más nieve, o menos nieve, siempre será mejor tener menos. Por algo la gente va de vacaciones y de jubilación a Marbella, y no a Estocolmo. Así que tampoco sería un drama un poco menos de nieve, acompañado de un amable calorcito y el reverdecimiento de la tierra debido sobre todo a la fertilización del CO2. ¡Pero resulta que tenemos todo lo bueno! Los esquiadores mantienen su nieve, y las plantas lloran de alegría con el CO2. ¿Se puede pedir más?

Lo divertido de 2017 es que en primavera también va muy bien lo de la nieve.

En extensión …

extension-nieve-2016-2017

… y sobre todo en cantidad equivalente de agua. Está que se sale:

nieve-2016-2017-cantidad

Pobres alarmistas. Ya no pueden asustar ni con la nieve de primavera.

Fuentes:

Global Cryosphere Watch (usan Envionmet Canada)

Rutgers Climate Lab:

nieve-hemisferio-norte-anual-y-mm3a

Confieso que estaba convencido de que la nieve estaba disminuyendo. La del hemisferio norte, quiero decir. Que es donde vivimos, y donde vive el Calentamiento Global Acojonante. ¿Tiene lógica, no? Más calor ⇒ menos nieve.

Los alarmistas suelen decir que, aunque siempre hay algún negacionista cabrito que muestra en internet algún mes en el que la nieve está aumentando desde que se mide (1967), con eso está contando una mentira. Porque es cierto que hay algunos meses en los que ha aumentado (septiembre – febrero), pero en primavera y verano ha bajado mucho más. Y el conjunto del año marca una notable bajada por culpa del Calentamiento Global Acojonante. Con lo que el cuento queda niquelado.

La NOAA lo representa así, para que no veas nada. Cilc para fuente:

noaa-nieve-trend

El mensaje es muy claro. Cada década se pierde bastante más de medio millón de kilómetros cuadrados, o casi un 3% de la cubierta de nieve. El problema está en estas rectas que tanto les apasionan. Los alarmistas son gente muy muy lineal. Cuando la línea les gusta, claro. Y cuando ven una línea, en su cerebro continúa hasta el infinito. O hasta el cero, como en cero de nieve.

snowfall-just-a-thing-of-the-past

Vamos a verle el significado real a esa línea. Pero simplificando el dibujo, con una media anual en lugar de todos lo meses. Y sale la misma línea prodigiosa.

nieve-hn-1967-2015

No empezamos las barras en el cero porque se ve mucho peor. El asunto es menos dramático. Bueno, en realidad no es nada dramático, porque esa línea no significa nada. Imagina que estamos en 1991, la mitad del gráfico. Y te plantan una línea  que desciende.

nieve-hn-1967-1991

Y te dicen, en 1991, que la nieve está bajando. Es mentira. La nieve habrá hecho lo que sea entre la fecha A y la fecha B, y hará lo que sea entre la fecha B y la C — sólo que no lo sabes. La única razón de la línea es saber eso que no sabes. Es un modelo que dice lo que hace (está haciendo) la nieve, y así lo interpreta tu cerebro. Y para eso te la ponen. Pero veamos lo que ha hecho de verdad la nieve en el futuro de 1991.

nieve-hn-1991-2015

O sea, que en 1991 no estaba bajando, que es lo que querían sugerir los alarmistas con su p*t* línea.

Ahora, para tener un contexto un poco realista, quitemos las líneas. El primer gráfico.

nieve-hemisferio-norte-anual-y-mm3a

Faltan un par de años porque no tienen los meses completos.

Puedes decir, y simplemente a ojo, que la nieve bajó hasta 1990, pero que no ha bajado desde 1987. Y el problema es que el cuento queda fatal. Porque cuando no ha bajado, es, precisamente, durante la madre del cordero del Calentamiento Global Acojonante — según lo representan los alarmistas. En los años  del recuadro rosita.

giss-1987

Mucho sentido no tiene, pero es lo que hay. Un calentamiento que no le afecta -de momento- a la nieve.  Tal vez se podría decir que la nieve tiene también tiene una pausa, como la que le quieren negar a las temperaturas. 😉

Hay que reconocer que en algunos sitios sí representan bien lo de la nieve. Por ejemplo en la Universidad de Rutgers.

nieve-rutgers

Pero no suele ser lo que te ponen los periódicos. Y te queda más cerca la plaza, cuyo gráfico dice exactamente lo mismo.

Enlaces

Datos, NOAA:

GISS:

Rutgers: