Al

Cuando se exponen argumentos como los que expongo, a favor de la unidad de nuestro país y en contra del separatismo o de sus excrecencias tipo tiro en la nuca, erreaches y basuras por el estilo, el “argumento” mas usado y casi en exclusiva es del tipo “mentira podrida porque lo dices tu, que eres un facha, un españolazo” o en su variante aun mas cretina “es que odias a tu tierra”.

Lo primero ya va resultando en una alabanza, porque cuando un nazi o un admirador de regímenes totalitarios y asesinos en su variante izquierda etasuna o podemita, te califica así, es porque no les das la razón y les criticas, y no deja de ser de agradecer que te manifiesten su repulsa los como digo, admiradores de lo peor de la especie humana como son los regímenes que asesinan con placer mientras presumen de progres como los estalinistas, camboyanos, chinos, cubanos y demás lacras de la historia.

Pero el “arjumento” (porque mas que argumento es rebuzno de jumento) de que lo que exponess no vale porque lo dice quien “odia a su tierra” ya es de nota, porque demuestra un nivel de cretinez digno de auténticos cretinos incapaces e entender nada que no sea el rebuzno del grupo que conforman con otros como ellos.

A ver si me explico para que hasta ellos me entiendan;

Precisamente porque amo a la tierra en que vivo y crecen mis hijos, la que me vio nacer a mi y a mis padres y abuelos, porque la adoro y quiero sentirme orgullosos de ella, me cisco hoy y siempre en la gente y sus ideas aranistas, mas propias de hace dos siglos que de nuestra época, que pretende no sólo levantar fronteras donde nunca las hubo, creando un miserable gueto, si no también hacerme renunciar a mi pasado e historia, la nuestra, la de todos, cercenándolo con su ideología provinciana y autista, en la que ni son nuestros los mejores vascos que nos precedieron, los que forman parte de la historia pero esta gente pretende excluirles de ella, como los Blas de Lezo, Elcano, Legazpis y Urdanetas, Unamunos o Barojas porque fueron a la vez que ilustres vascos ilustres españoles, y eso no lo pueden soportar quienes son tan estrechos de miras como cortos de entendederas, ni lo son tampoco los ilustres españoles que conformaron en el tiempo este país, nuestro y no nos lo podrán quitar, ni echarnos de él, como Averroes, Trajano, Velazquez, Cervantes, Calderón, Gongora o Goya Picaso o Ramón y Cajal, por citar una parte infinitesimal de tantos que han sido los que dieron espíritu y forma a una de las naciones mas viejas y reconocidas en el mundo entero.

Nada mas y nada menos pretenden que renunciemos a un enorme y vasto patrimonio tan nuestro, para quedarnos en Eta y su sociología del sufrimiento, Sabino Arana como ilustre antepasado y los levantapiedras como sucedáneo de la inmensa cultura española.

O cambiarnos nuestro fantástico idioma hablado por trescientos millones de personas, por un idioma de aldeanos pasado por un laboratorio para modernizarlo, que hablan ni la centésima parte de personas, un idioma no para comunicarse con el mundo, si no mas bien para lo contrario.

Pues menudo cambio, mas bien robo, perder tanto para quedarse con tan poco.

O sea queridos autistas, no solo no odio a mi tierra, que os quede claro, si no a quienes quieren imponerme sus delirios. No solo la quiero si no que además, por mucho que os provoque espumarajos y convulsiones, quiero también a esta España que TAMBIÉN ES MÍA y que pretendéis arrebatarme para satisfacer vuestros antojos secesionistas.

Y no sólo es totalmente compatible sentirse vasco y español, que lo ha sido hasta que un perfecto imbécil resentido empezó a dar la vara y otros vieron excelente negocio en tal tarea,(por algo dice el refrán que el patriotismo es el refugio de los canallas), si no que no se puede entender lo vasco sin lo español ni lo español sin lo vasco, y lo mismo se puede decir de Cataluña, Galicia o cualquier región española. Algo de perogrullo evidentemente pero que hay tantísimos que no pueden ni entender, comprender ni admitir. Que ya es pena.

Luisa Delgado

Me he enterado hace poco de que el ayto de Getxo de subvenciones por rotular en euskera y no en castellano. E una imposición similar a la obligación de rotular en catalán pero de una forma más sutil.

Siempre he pensado que el nacionalismo espanta el progreso económico. Estas imposiciones ahuyentan que limitan la falta de libertad ahuyentan a emprendedores. Al nacionalismo en realidad le da igual que gente emprendedora deje de invertir en el País Vasco por sus imposiciones aranistas porque para ellos eso es secundario. Prefieren crear país. Prefieren dar la sensación de que el País Vasco o Cataluña son comunidades diferentes al resto de España y así justificar la indenpendencia, aunque sea a costa de espantar a profesionales válidos que invierten y crean actividad económica. Para el nacionalismo solo existe lo vasco, pero lo vasco desde la óptica nacionalista y lo que se salga de ahí no tiene cabida aunque eso suponga riqueza económica, cultural, etc.

Da cierto asquito como muchos comercios o bares recién inaugurados se hacen llamar “xxx Berria”. De una forma indirecta se hace ver que la sociedad vasca ve mal a lo no vasco, que es una sociedad cerrada y xenófoba, que hay que hacerse perdonar para no ser señalado llamando a tu comercio con un nombre en euskera. Ya no es solo a los niños, también a las empresas.

Está bien claro que el País Vasco es un lugar muy antipático para el emprendedor, si a eso añadimos el miedo que perdurará durante muchos años debido a los revientanucas y a las bombas-lapa. Hay que ser muy miope para no verlo. Agradable solamente para el nacionalista.

Una muestra de este declive son la decenas de miles de jóvenes vascos que han emigrado a Madrid en las últimas décadas. Todos conocemos a unos en nuestras familias, círculo social o lo oímos. Pero llama la atención que esto no se comente nada públicamente. Hace 1 o 2 años se montó un escándalo fuerte porque Tubacex va a abrir una planta en Cantabria, pero no se dice nada de los muchos vascos que han invertido negocios en Madrid o las empresas vascas que están muy deslocalizadas en Madrid como BBVA o Iberdrola. Tal vez sea porque haya sido más silente aunque en mayores proporciones que lo de Tubacex, que solamente serían unas pocas centenas de puestos de trabajo y si llega a eso. Pero yo pienso que este silencio de este declive a que hablarlo públicamente significa reconocer este fracaso del nacionalismo. Reconocer que el País Vasco nacionalista es una sociedad áspera con lo diferente y es poco acogedor para el inversor. Este silencio(sobre la imposición nacionalista, éxodo de empresas vascas a Madrid) es fruto del miedo, pero el que nade lo manifieste no significa que no exista. No hay que ser muy listo que una sociedad que te obliga a llamar a tus hijos con nombres vascos para hacerse perdonar, te obliga a escribir con TX y no con CH, te obliga a tener complejos ridículos como decir Gasteiz y no Vitoria……está bien claro que no atrae así a gente como Elon Musk o Richard Branson.

Analizando sobre el tema, otra cosa que me llama la atención es esa necesidad que tiene el BBVA de demostrar su arraigo a la tierra. A Emilio Ibarra le he oído decir “somos un banco muy arraigado a nuestros orígenes”. Palabras muy políticamente correctas para justificar que la sede social continúe en Bilbao. Pero lo contradictorio que es que la mayor parte del BBVA se gestione desde Madrid. Mi opinión es que la sede social continúa en Bilbao tal vez por motivos fiscales pero también por ser políticamente correctos con la sociedad vasca por mucho que diga esas palabras rimbombantes. Ahora yo me pregunto: ¿Por qué los directivos del BBVA no reconocen pública y sinceramente que esta deslocalización se debe a que Madrid da mejores oportunidades para el BBVA que Bilbao? ¿Por qué no reconocer públicamente que Bilbao no compite con Madrid como centro financiero y que prefieren Madrid? ¿Por qué no echar la culpa de este declive de Bilbao como centro financiero al nacionalismo por no haber sabido hacer del País Vasco un lugar atractivo? ¿Es que el nacionalismo y la sociedad vasca no tiene de esto ninguna culpa? La respuesta es simple: miedo.

Dejo al hilo un artículo que habla de algo parecido pero en Cataluña y que es extrapolable al País Vasco:

http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/7911739/10/16/Estan-perdiendo-competitividad-las-pymes-en-Cataluna.html

Félix Ovejero le hinca el diente a la idea de nación de los separatas, en un trabajo recién publicado en Academia.edu (clic)

sobre-la-idea-de-nacion-felix-ovejero

Describe bien el aberrante salto mortal que dan. La suma de una “identidad” (étnica, cultural, la que fuere) más una voluntad. La identidad por sí misma no define o crea una nación. Los negros o los calvos no son una nación. Ni siquiera los angloparlantes, o los que comen caracoles o tocan las castañuelas. Les falta la voluntad. Pero la voluntad tampoco es suficiente para crear una nación, o tener “derecho” a crearla. Los nacionatas no aceptan el principio de “naciones a la carta”, por mucho que imaginen sostener un principio democrático.

Podría tener sentido si propusieran que siempre que haya identidad + voluntad existe nación, o derecho a nación. Pero obviamente no es el caso. Ni aceptarían una nación gitana dentro de la que quieren inventar, ni una nación femenina, nación de gordos, etcétera. Algunas identidades sirven para hacer nación, sumadas a una voluntad, pero otras no. Y nunca dicen qué identidades, en general; lo tienen que incrustar en la definición de esa nación. Por ejemplo, la identidad catalana sirve para hacer nación, pero la identidad española no. ¿Por qué? ¡Porque lo digo yo! O lo dice mi definición de nación catalana y mi definición de no-nación española.

Aquí suelen dar un salto hacia la historia, imaginando una supuesta nación histórica. Pero también consiste en elegir una parte de la historia — y a menudo inventarla. El mismo problema: Nunca aceptarían Imperio Romano, Nación Visigoda, o Nación Carolingia. Ni España. No menos históricos, todos ellos, que sus imaginaciones. En realidad mucho más históricos. (Esta parte de la historia no la trata Félix Ovejero).

Y además, al nación de los separatas ni siquiera existe, según ellos mismos. Puesto que están en un proceso de construcción nacional. Que es el proceso de creación de una voluntad, y a menudo de creación de una identidad. Por ejemplo, la ingeniería de hacer como que hablamos vascuence, que en realidad no hablamos ni de broma [–>]. Pero siempre que sean unas voluntades y unas identidades determinadas, y no otras completamente equivalentes. Si alguien ha visto un razonamiento más circular en toda la historia de la humanidad que avise, porque yo no lo conozco.

Tiene una parte final, que se titula Nacionólogos, apasionante.

Lo que cuesta entender es que los estudiosos del nacionalismo sigan a los nacionalistas en ese marasmo intelectual. Es lo que sucede cuando investigadores adoptan el punto de vista –el uso de nación– del propio grupo o, más exactamente, de quienes se denominan a sí mismos nacionalistas: hay un conjunto de individuos (los nacionalistas) que dicen/quieren que otro conjunto de individuos (más numeroso) es/ sea una nación; por tanto, este otro conjunto constituye una nación. Los antropólogos estudian la danza de la lluvia, pero cuando quieren regar sus jardines no se ponen a bailar.

Nuestros nacionalismos periféricos son una de las mayores payasadas intelectuales jamás inventadas. Pero en realidad es mucho más payasada seguirles el juego, o el discurso.

Os dejo con Ovejero:

Luisa Delgado

He hablado otras muchas veces de señales que delatan la sumisión de la sociedad vasca ante el nacionalismo. Ahora quiero hablar de una nueva señal de sumisión que hay en la sociedad vasca pero que nadie lo menciona y que ocurre a nivel ciudadanos, o lo que para el nacionalismo vasco sería células carentes de individualidad y de derechos individuales pertenecientes a un todo Pueblo Vasco y éste en su conjunto sí los tendría.

Uno puede entender(mejor dicho resignarse de impotencia) que ante una banda de asesinos cobardes que la sociedad calle por miedo, no acusase a los pistoleros de asesinos en el pasado o incluso que uno se haga perdonar haciéndose vasco como el que más en una sociedad xenófoba haciéndose llamar Koldo y no Luis.

Pero me he dado cuenta de otra señal de sumisión que también me da mucho asco. Y es que cuándo un nacionalista haciendo alarde de su ideología nacionalista(como si por eso fuese superior o no tuviese otra cosa de la que enorgullecerse) dice a un dependiente “eskerrik asko”, el dependiente de turno responde “ez dago zergatik”. O si el nacionalista saluda con “egun on” el dependiente también con “egun on”. ¿Y por qué no puede responde el dependiente “buenos días” o “de nada”? ¿Por qué ese miedo a lo que el nacionalista piense? ¿Por qué esa continua bajada de pantalones ante los nacionalistas?

No es sumisión solamente ante unas instituciones públicas o ante una banda de asesinos, también es a un nivel de entre iguales a nivel de individuos. Si tanto dicen los nacionalistas que aquí se debería hablar euskera que debería haber libertad para hablarlo, también deberían comprender que la gente tiene derecho a hablar en español, incluyendo la libertad de pasar del paripé liberticida xenófobo y políticamente correcto de “eskerrik asko” y “agur”.

Lo más chocante de todo es que los agurmaníacos el único uso que hacen del euskera es para decir “agur” o “zer moduz”. ¿Pero no les gusta tanto el euskera? ¿Qué les impide habalrlo con más frecuencia? Si lo pienso más sospecho que no tienen un verdadero interés en el euskera, que lo hacen para hacerse notar, necesidad de ser reconocidos, de sentirse superiores y como grito de guerra para reforzar su pertenencia a la tribu. Y detrás de todo esto que acabo de mencionar hay una autoestima muy baja, de ahí esa necesidad de sentirse especiales y que los dirigentes nacionalistas se aprovechan de ello. Pero también pienso que hay otro motivo más abyecto, que es diferenciarse de los que no sean nacionalistas, señalar a los que no lo sean y una forma de presión social para que la gente se meta en la tribu nacionalista. Los nacionalistas lo han hecho de una forma muy sutil.

Me acuerdo hace unos meses de un bar que fue una cliente nacionalista y toda ufana dijo por todo lo alto “EGUN ON”. El camarero responde “buenos días”. La cliente le dice “no me has dicho bueno días”. El camarero la responde “yo contestaré lo que me da la gana”. La cliente nacionalista se quedó callada porque no era la respuesta que ella esperaba ni a lo que estaba acostumbrada. Yo ahí veo en esta nacionalista una necesidad de afirmación muy grande.

Y lo que hizo el camarero es lo que hay que hacer, no dejarse pisar y rebelarse. Ya está bien de vivir sumisos y es lo que los nacionalistas desean, ya que ellos tienen miedo a la libertad porque saben que con libertad ellos no pueden ganar. Si en vez de seguir el juego a los nacionalistas pasamos de esa bajada de pantalones se les parará la tontería a los nacionalistas de a pie de calle. Hay que empezar a perder el miedo a los nacionalistas poco a poco. Yo paso de seguirles ese juego tan infantil.

quiere-vasquilandia-la-independencia

Ha salido el último Euskobarómetro [–>], según cuenta Vozpópuli [–>]. Este gráfico no sale de una pregunta directa, sino de una deducción inevitable. Del modelo territorial que preferimos los vascopitecos. Donde responden que independetzzzia un 23% de antropomorfos, y distintas formas de seguir dentro de España un 72%.

Esto es lo que contesta la basca cuando le preguntan lo que quiere:

modelo-territorial-anhelado-por-vasquilandia

Gráfico que deberíamos simplificar. Porque ni siquiera Tóntez, su máximo impulsor, es capaz de señalar alguna diferencia para Vasquilandia entre la autonomía que tiene y el federalismo. Simplificamos:

modelo-territorial-anhelado-por-vasquilandia-2

Tenemos una idea de la posición de los partidos vascos al respecto. En unos casos mejor y en otros no tanto. Si por “partidos” entendemos lo que diga el Marianito de cada uno. Pero fuera del mundo de la política podría haber quien le dé más importancia a lo que piensen los votantes de los partidos que los Marianos de los partidos. Piensan esto:

partidos-vascos-y-su-conflicto

Hay un dato curioso. Respecto al mamoneo territorial, al lo que más se parecen los votantes de  Potemos Vasquilandia es a los del PNV. O viceversa. Los demás tienen las ideas más claras, pero distintas ideas. Los de Potemos resultan ser la banda izquierda del PNV. Y el federalismo de Tóntez es una gran idea … sobre todo para los no votantes del PSOE. Es lo que tiene llamarse Tóntez.

Hasta aquí lo que quiere la peña. Así, en frío. Pero vivimos en un mundo posmoderno de sentimientos, y es importante saber cómo se sienten nuestros ilustres conciudadanos. Por ejemplo, ¿se siente nacionalista Vasquilandia?

se-siente-nacionalista-vasquilandia

Y los sentimientos, separando el ganado por partidos de preferencia. Hemos incluido los abstencionistas recalcitrantes, para medir esa idea de que los no nacionalistas participan mucho menos en las elecciones. Cosa que se confirma sobradamente. Y que tal vez debería hacer pensar, por lo menos un poco,  a los imbéciles que dirigen los partidos que deberían motivarles.

 

partidos-vascos-y-sentimiento-nacionalista

También se confirma el parecido, por la otra banda, entre Potemos y el PNV. Ambos cerca de la media de la población general. Más no nacionalistas que sí nacionalistas, pero sin exagerar demasiado. Los votantes, digo.

Nota: Había habido un fallo, capturado por Repbana (gracias). Los datos del PNV que ponía antes eran los de la columna de total.

Comparando. Puede tener interés comparar encuestas. Hace poco poníamos la del Sociómetro [–>]. Señalando que “el prucés” desincentiva el separatismo vasco. Es del gobierno vasco en vez de la Universidad del País Vasco, y yo diría que con menos prestigio que el Euskobarómetro. Pero los resultados no difieren demasiado. Si acaso, en la absurda opción intermedia. Contagiados por el ambiente tramposo del nacionalismo, nunca preguntan por lo claro: ¿quieres independencia, sí o no? Y la pregunta del medio es diferente entre ambas encuestas. En la del Sociómetro, la respuesta del medio es: Estaría o no de acuerdo según las circunstancias. Y en la del Euskobarómetro es:  Tengo deseos pequeños de independencia. ¡Tócate los cojones! (Las otras dos opciones son “deseos grandes” y “ningún deseo”).

comparando-encuestas-sobre-independencia-vasquilandia

Contando con el cachondeo inherente a la pregunta del medio, son resultados razonablemente similares. Y el apabullante anhelo de independentzzzia de Vasquilandia resulta bastante escaso para tanto como hablan de él.

Hay más cosas, y de interés. Algunas, asquerosas — aunque conocidas. Puedes seguir la historia en el Euskobarómetro original:

 

 

El País saca hoy un estudio de Manuel Montero a cuenta de la sobre-representación de los apellidos “eusquéricos” por parte de los partidos nacionatas. Clic.

seleccion-apellidos-vascos

La historia es conocida. Había un perturbado llamado Sabino Arana que inventó una nación y una raza. Que distinguía, no por la pinta (es jodido), sino por los apellidos. Reunió a un grupo de payasos amargados, y con esos mimbres creó el nacionalismo vasco.

Con el tiempo el cuento fue cambiando. Adaptándose. Porque un tal Adolf Hitler, no menos perturbado, consiguió que las ideologías basadas en razas sufrieran un desprestigio muy grande. Y no es que los nacionatas vascos tuvieran nada en contra de Adolf, pero sí lo tenían en contra del desprestigio. Así que dejaron atrás razas y apellidos, y los cambiaron por el nebuloso concepto de “etnia”, y una lengua vernácula, marginal y ágrafa.

Esto es lo que se dice. Pero lo que mide Manuel Montero establece que no es cierto. Ni de broma han dejado atrás la chorrada de los apellidos.

El estudio:

El nacionalismo define lo vasco por la identidad cultural, no por el origen autóctono. Sin embargo, en su práctica política se encuentran criterios étnicos. Sus representantes en los ayuntamientos, parlamentos o gobierno presentan una peculiaridad: las personas con apellidos vascos tienen una presencia relativamente mayor que en la sociedad. Este artículo estudia estos desequilibrios. Analiza la estructura demográfica del País Vasco según los grupos de apellidos. La compara con la que desde ese punto de vista presentan las representaciones políticas.

Entiéndase lo de “presencia relativamente mayor”. Espero dejar claro con los siguientes dibujitos que se trata de una presencia escandalosamente mayor. Los datos son del estudio de Montero, menos los del Parlamento Vasco que son de su web.

El más fácil y claro probablemente es este. En azul, el número de apellidos “eusquéricos” que tiene la población de Vasquilandia, en términos porcentuales, sumando los dos primeros apellidos de cada uno. En rojo, lo mismo para los junteros de los partidos separatas en las Juntas Generales de las tres provincias. Y en verde, los de los partidos que venimos en llamar constitucionalistas.

apellidos-vascos-jjgg

Los partidos constitucionalistas llevan a las JJGG una representación cuyos apellidos tienen una “eusquericidad” que se corresponde muy bien con la de la población. Casi calcada. Vaya, como si no miraran los apellidos. Los partidos aranistas, en cambio, son exactamente igual que cuando vivía el tal Sabino. Notable chiflado colgado de los apellidos. Colgadísimo. Andaba con “apellidómetro” por la calle, asustando a la gente.

¿Será un caso especial el de las juntas generales? ¿Será un churro? Por eso he probado lo mismo con el Parlamento Vasco. Y queda tal cual. No era ningún chorro.

apellidos-vascos-pv

Montero lo hace más complicado, pero no creo que merezca la pena. Dividiendo la población entre “dos apellidos eusquéricos”; “un apellido eusquérico” que llama “mixtos”, y “ningún apellido eusquérico”. Siempre entre los dos primeros.

En todo caso dejo el dibujito, que es más bonito que el suyo. Él sólo compara nacionatas / población general.

apellidos-vascos-jjgg-manuel-montero

En fin, esto es lo que hay en un lado del tablero. Aranismo fetén, del de antes de Adolf. Y puede tener morbo apostar si Potemos y Pablemos, que le va a quitar muchos votos Bildu, saldrá del lado aranista o del lado general de la fractura vasca. Pero midiendo por los hechos, como aquí; no por las palabras.

Advertencia: Cuando oigas a otro tronado aranista decir que los que no son nacionalistas son “antivascos”, le enseñas estos números. A ver quién es anti quién, y a ver quién se deja a buena parte de la basca sin representar. Para no importarles los apellidos, los seleccionan con un cuidado que produce admiración. O estupor.

Añadido para los comentarios. Vasquilandia, los nombres de la cosa.

vasquilandia-los-nombres-de-la-cosa.png

 

Luisa Delgado

Hace pocos meses fue noticia en el País Vasco el caso de Tubacex y posteriormente Silban. Tubacex que cómo todos sabemos es una empresa muy conocida de Llodio, decidió abrir una nueva planta en Cantabria gracias a la oferta por parte del gobierno cántabro de ofrecer suelo industrial a un precio competitivo. Y no mucho después tenemos el caso de Silban, una empresa de Ortuella que anunció su intención de trasladarse a Cantabria pero a muy pocos kilómetros del límite con Vizcaya, es decir, permaneciendo en la misma zona geográfica a pesar del cambio de límite administrativo.

Sobre todo Silban es un caso curioso por lo esquizofrénicamente contradictorio que es el PNV. Por un lado se enfadan y tratan de retener a esta empresa en Vizcaya, que tiene que ser la labor de todo político en cualquier parte del mundo, pero por otra parte no se han inmutado por todos los empresarios vascos que se han ido a Madrid. Protestan porque una pequeña empresa de 50-100 trabajadores se quiera ir a Cantabria pero a escasos kilómetros, es decir, permaneciendo en el área metropolitana de Bilbao. BBVA e Iberdrola aunque tengan la sede social en Bilbao, muchas funciones las realizan en Madrid. También estas grandes empresas tienen muchas filiales establecidas en Madrid. Son muchos los empresarios de Neguri y de otras zonas del País Vasco que han emigrado a Madrid y el PNV nunca ha dicho nada, o si lo ha dicho no ha protestado cómo el caso Silban. Esto ha ocurrido durante muchos años pero de una forma silenciosa, pero es sabido porque todos tenemos familiares, amigos y conocidos que se han ido a Madrid. Siendo esta dinámica de muchísimo mayor magnitud y continuada en el tiempo, ¿por qué el PNV no ha reaccionado con la misma intensidad que con Silban o Tubacex? ¿O es por qué lo que realmente le preocupa al PNV que se haga público este fracaso económico?

Otro hecho de lo más contradictorio del nacionalismo. Durante décadas se ha estado asesinando, extorsionando y amenazando. Tal es el miedo que se ha inoculado en la sociedad vasca que pervivirá durante muchos años de haber acabado el terrorismo. Ese miedo sutil pero que se percibe en los silencios de hechos anómalos(callar ante el asesinato, por ejemplo), los AGURES por todo lo alto para demostrar adhesión a la tribu fanática, los delirantes TX en vez de CH, el hacerse llamar Mikel y no Miguel, etc. Además de un entorno civil altamente politizado con empresas influenciadas por el PNV, colegios profesionales y empresariales dominados por el PNV. En resumen, el nacionalismo ha hecho del País Vasco un entorno de lo más hostil para el empresario. Un lugar que solamente es acogedor para el nacionalista pero de lo más repugnante y cerrado para el empresario díscolo del nacionalismo. Aquí veo una enorme contradicción. Quieren mantener a las empresas pero a la vez han creado un entorno desalentador para el empresario. Por no hablar del ambiente sindical que descorazona a muchos empresarios. No parece que el haber creado un ambiente tipo Mordor preocupe en absoluto al nacionalismo.

Llama la atención la actitud de pataleta infantil del PNV. En lugar de contraatacar ofreciendo mejores condiciones para mantener Silban se ponen a patalear cómo los niños pequeños. En Cantabria y Madrid los empresarios respiran libertad. ¿Eso lo ofrece el País Vasco? ¿Y se quejan con este entorno sectario y totalitario que ofrece el País Vasco?

Doctora Luisa Delgado

Añadido (pm) para contextualizar.

industrializacion-taifas

El gráfico representa el porcentaje de cada taifa en la producción industria nacional partido por su porcentaje en la población de España. Donde producción industrial es industria + energía, sin construcción.

Fuentes datos:

Luisa Delgado

Esta semana en un bar de Bilbao he oído un comentario de lo más repugnante, por todo lo alto, respecto al caso de Mario Fernández y Mikel Cabieces: “éramos la caja más saneada de Europa pero éste último que ha venido es un español”.

Ante este comentario tan vomitivo quiero hacer estos comentarios:

1- Es increíble ver cómo el nacionalismo lo invade todo el en País Vasco, que hasta una entidad financiera tiene que estar politizada por el nacionalismo. Sé qué esto no es nada nuevo. Esa es una de las razones por las que yo siempre he tenido manía a la BBK pues es una entidad altamente politizada, al servicio del euskera, aparte de que te cobran comisiones por todo porque a ellos les da la gana. Incluso hasta el Athletic está controlado por el nacionalismo. La BBK presume mucho de sus buenos ratios pero saben muy bien que su elevado número de clientes se debe a es a tradición acrítica de tener los ahorros en la BBK.
Es repugnante ver cómo ese odio hacia lo diferente, esa xenofobia hacia lo español llega incluso hasta las entidades financieras. Esa repugnante aire de superioridad, de prepotencia de gente que en su vida habrán hecho nada especial.

2- Ese hombre ha dicho “éramos”. Me llama la atención ese carácter tribal, de pertenencia grupal y lo más gracioso es que por la edad era un hombre jubilado que no tenía ninguna relación laboral con la BBK. Es cómo si digo “en AENA somos una gran empresa aeroportuaria” cuándo no tengo ninguna relación con AENA.

3- El pensamiento excesivamente simple de los nacionalistas. Todo lo español es malo y lo vasco es bueno. Cómo si todos los que nacemos en un lugar tenemos que ser iguales. No distinguen a los individuos, sino que ven colectivos homogéneos y lo que no sea de su tribu cerrada es malo. No juzgaba la gestión de este señor por sus actos individuales que sería lo lógico, sino por ser español ya malo. Así de simple.

4- El mundo tan al revés que es el País Vasco. Ese anciano vociferando por todo lo alto ese cometario repugnante. Si él fuese más inteligente ese vomitivo ni lo pensaría o por lo menos lo hubiera dicho en bajo por dignidad porque sería consciente de esa repugnancia racista. Pero aquí es todo la revés. Los asesinos, los amigos de los asesinos, los racistas aldeanos presumen por todo lo alto y los que nos negamos a esa ideología totalitaria nos tenemos que callar. Tendría que ser al revés, que los que apoyan a los asesinos tendrían que acomplejarse.

Añadido a cuenta de los comentarios. El juego visual de las etnias hispanas. Tienes un cuadro con los diez apellidos más frecuentes de cuatro provincias españolas. Adivina las dos que están pobladas por etnias mágicas con mucho “fet diferencial”.

juego-visual-etnias-hispanas-1

Solución (no mirar antes de completar el juego):

juego-visual-etnias-hispanas-2

Fuente INE [–>]. (El INE son españolazos que mienten)

http://www.ine.es/daco/daco42/nombyapel/apellidos_mas_frecuentes.xls

 

Puede haber quien proteste porque le llame fundador (tarado) del nacionalismo vasco. Pero me remito al presidente actual del PNV, Ortuzar.

El 26 de enero de 1865, cuando ni Bilbao era Bilbao, en el corazón de la república de Abando, en el seno de una familia carlista, nacía el menor de una prole de ocho hermanos, Sabino de Arana y Goiri. El de hoy es, por tanto, un día de conmemoración para todos los vascos, abertzales y no abertzales: hace 150 años nació una persona que, con su impulso arrollador, prendió la llama que ha iluminado todo este tiempo el camino que, sorteando dificultades y obstáculos, ha conducido a la sociedad vasca al actual estadio de autogobierno, desarrollo económico y social y conciencia de pertenencia nacional. [El Correo –>]

También asegura Ortuzar que gracias al revulsivo del pensamiento de Arana “el pueblo vasco se reconoció a si mismo como Nación”. [El Mundo –>]

Respecto a si era un tarado [citas jugosas –>], tenemos cierta discusión con los nacionatas. Ellos alegan que sus taras (racismo, xenofobia, represión sexual, odio como herramienta, disonancia cognitiva, proto nazismo) eran “cosas de la época”. Pero esas “cosas de la época”, en la época de Sabino Arana sólo las padecían, el mismo Sabino, y los cuatro payasos que le seguían la comba. A nadie se le ocurre explicar a Hitler bajo la disculpa de “cosas de la epoca”. Por el mismo motivo que a nadie se le ocurre disculpar el aplauso o la comprensión del asesinato de inocentes mediante el calendario. Y ellos mismos nunca le llamarían a Franco “cosas de la época”. ¿Entonces?

Tiene guasa. Les llaman a los peperos “herederos del franquismo”.  Y les obligan a distanciarse públicamente de él [El País –>]. Pero ni con esas les creen, y les siguen llamando fachas, franquistas, la de Dios. Pero los nacionatas vascos pueden seguir tranquilamente homenajeando los aniversarios de uno de los mayores racistas y “haters” de la historia de España. No creo que se trate de que como -además de la taras- era un payaso, nadie se debe de tomar las taras en serio. Porque cuando les recordamos las lindezas del origen intelectual del nacionalismo vasco, en seguida nos tildan de anti-vascos.

Podríamos llegar a una especie de acuerdo. Por aquello de la convivencia y tal. Aprovechando, además, el reconocimiento de Ortuzar de que la nación vasca es una parida de Arana. Nosotros seremos anti-vascos el día que los que Arana llamaba “eusquerianos” reconozcan ser los hijos intelectuales de la taras de Arana. Taras que, para su estupor, no están nada alejadas de las taras de Franco. Nacionalismo de coros y danzas, antiliberalismo furibundo, moral de convento de monjas, y filosofía trabucaire.

Sí, nos habíamos olvidado de los 150 años del nacimiento del fenómeno. Pero es que da una pereza …

Yo creo que lo llevaba hacía tiempo en un runrún de la cabeza. Pero sin mirarlo. Y hoy, que he comido en esa calle, el runrún ha llegado a la conciencia, produciendo la pregunta impertinente. ¿Qué cojones hace el nombre de un don nadie nacionalista [–>], del siglo XX, entre los de Mazarredo [–>] y Henao [–>]?

bilbao-calle-ajuriaguerra

Quiero decir que la calle ya estaba ahí muchísimo antes de que naciera Don Nadie. Y que Don Nadie es literlamente nadie en la historia de Bilbao. Y en la historia en general. Y que para poner a Don Nadie, hay que quitar a quien estuviera antes. ¿A quién han quitado los paletos?

La villa se podría definir de muchas formas. Una de las de mayor justicia histórica podría ser: Infinita e inagotablemente sitiada por los carlistas; jamás conquistada por ellos. Cosa que conviene olvidar. Y nada mejor que quitar del nomenclátor municipal a quien fastidió a los carcas el segundo sitio de Bilbao [1836 –>]. Normalmente conocido como “el” sitio, aunque los intentos fueran aproximadamente infinitos (*). Espartero, nada menos. Que rompió el cerco en una esforzada batalla [–>] sobre  las defensas que tenían los carlistas en Luchana, lo que le valió el título de conde de Luchana. Luego tuvo muchos más, y más importantes [–>].

Parece obvio que los herederos de la carcunda no le van a poner a Don Nadie el nombre de una calle nueva, muy bonita, en las afueras, si se pueden quitar de encima un nombre que recuerda para siempre que la carlistada nunca se jamó una rosca en la ciudad. Pero no hay nada más divertido que joderles a estos inventores de tradiciones ancestrales, literalmente de hace dos días, con las palabras de la tradición y de la historia. Doy fe de que les da un síncope cada vez que les explico que no entiendo a la puta máquina de aparcar, si se dirige a mi en vascuence. Algunos de los controladores de esos artilugios miran por encima del hombro cuando se lo digo, como para comprobar si nos esta oyendo alguien. A otros les sale humo por las orejas. Pero no dicen nada, porque entender, entienden. Vaya, que lo entienden todito todo. Bien claro queda. Un hijoputa rebelde, con tanta cara como para decirlo por la calle.

Así que Espartero, y la historia de la Muy Noble Muy Leal e Invicta Villa de Bilbao, me van a servir para el mismo propósito. Trolear al nacionata. ¿Dónde está la calle Espartero? ¿Y por qué ya no está? ¿Quién era Don Nadie?

muy-noble-leal-invicta-villa-de-bilbao

Lo de invicta viene precisamente del conde de Luchana. Pero si los paletos borran las encerronas siempre fracasadas de los carcas, habrán borrado la parte tal vez más esencial de la historia de Bilbao. Claro que a cambio nos traen tradiciones que no se han visto nunca por estos lares, como el Olentzaro ese. Y los vasquitos y neskitas, que jamás se habían escapado del mercado de San Antón. Etc. No es más que otra forma de borrar la historia; inventarla.

Nota (*): El llamado en Bilbao “el sitio” se presta a confusión con la muy histórica Sociedad El Sitio [–>]. No se trata del mismo sitio, aunque sigue siendo de la carlistada. El de Espartero es el segundo sitio (1836 –>), de la primera guerra carlista. Lo de la Sociedad El Sitio viene del tercer sitio (1874 –>), igualmente infructuoso, durante la segunda guerra carlista. Por lo menos, al general Concha no le han quitado la calle. Todavía. ¿Calle Purkullu en el futuro? ¿Iberrinche? Pachindacari, ni de coña.

Nota 2. Ya que hablamos del Príncipe de Vergara, habría que plantearse la conveniencia de ciertos abrazos, tan buenistas. A ese en concreto le debemos la supervivencia de la Edad Media, hoy, en forma de fueros, o pufo vasco (© Mikel Buesa). Y a través de ese anacronismo, tenemos lo que los asesinos de hoy llaman “el conflcito”. Además de la disculpa para que los que quieren templar gaitas con los separatas catalanes, propongan singularidades (exclusivas para Cataluña). Que no es otra cosa que el rollo medieval también para ellos. Lo que bien pudiera ser la puntilla para España. Y es que hay abrazos y buenas intenciones que los carga el diablo.

Cuenta Maroto [–>]:

… pusieron luego sus armas en pabellones, se mezclaron libre y alegremente las tropas y quedó sellada la paz con el mayor contento y armonía… ¡Soldados nunca humillados ni vencidos, depusieron sus temibles armas ante las aras de la patria; cual tributo de paz olvidaron sus rencores y el abrazo de fraternidad sublimó tan heroica acción… tan español proceder!

Sí, puede que sea muy español eso de “sin vencedores ni vencidos”. Ni idea. Pero también puede que acabe con España.

Añadido. A cuenta de los comentarios de Repbana, añado la comparación del escudo de Guipúzcoa, antes y después del borrado de la historia que llevan a cabo los nietos del transtornado Arana.

escudos-de-guipuzcoa

Lo que no parece cambiar es el palo de la baraja: bastos. 😉

 

Aberri Eguna. Ayer, o así. El acto de celebración / aniversario del nacimiento de la etno-manía vasca. Ese momento en el que el tarado Arana recibió la iluminación de que su patria de verdad era Vizcaya. En vez de España, como habían pensado todos los vizcaínos -y el mismo Arana- hasta la revelación que celebraban ayer sus seguidores.

(El bizkaíno) …  “tiene por suyas las glorias patrias de los españoles, por decadencia patria la de España, ríe y se regocija con lo español, y con él se entristece, piensa y obra como el español. Lo estamos viendo todos los días”. [–>]

Sabino Arana veía todos los días que “el bizkaíno” era español. Reír, entristecerse, pensar y obrar como español, no sólo es ser español -para lo que basta un papel que lo certifique-, sino serlo en el más superlativo grado que se puede alcanzar. Muchísimo más español que lo que un triste escéptico liberal -como vuestro humilde servidor- vaya a ser nunca. Pero el drama del nacionalista es que no puede descolgarse de una manía identitaria sin crearse otra de sustitución. Como el drogadicto.

Y es sabido que las drogas nublan la razón. Si aceptamos el punto de partida de ese fenómeno con dicción de Borbón que atiende por Urkullu, no queda más remedio que preocuparse mucho por la inteligencia del vascopiteco. Si él habla por “este pueblo”, y “este pueblo” piensa lo que Urkullu expresa, entonces “este pueblo” es tan subnormal como lo que Urkullu dice.

Aquí decidimos el Nuevo Estatuto Político. Lo llevamos a Madrid y nos dicen que no. Presentamos una propuesta de reforma constitucional que acepte la realidad plurinacional del Estado. La llevamos a Madrid y nos dicen que no.

está claro que en España tienen un problema, y es que solo saben decir que no”. “No vamos a parar, no nos vamos a resignar. El que piense eso, no conoce a este pueblo [–>]

Así refleja Europa Press el núcleo de su discurso. “Aquí decidimos” y “allí dicen no”. Lo que lógicamente nos lleva a pensar que “alli” tienen un problema. Faltaría más. Sólo saben decir que no … a lo que les parece que no. Lo malo es que el no drogadicto, o no subnormal, tiende a pensar que el verdadero problema sería decir que sí cuando piensas que no, y quieres que no.

El “razonamiento” tiene dos pasos. Pero más parece de la familia del “eusco-razonamiento”, que es parte de la iluminación o revelación que celebraban.

1:

– abrir los ojos a la realidad y aceptar que España no es una

2:

“la fórmula democrática: diálogo, negociación, acuerdo y ratificación”. “Ésta es la alternativa vasca, la que se abre paso desde la base, desde los pueblos; la alternativa de Escocia en Europa, de Flandes de Europa, de Catalunya y Euskadi en Europa”

Entonces no se trata de que España no sea una, sino de que no exista. Cosa siempre posible, pero que no se entiende que sea conveniente, sin más explicación ni elaboración de circunstancia. Por ejemplo, si España no es “un pueblo”, ni “una nación”, pero Vasquilandia sí, parece mil veces más interesante mantener España que dedicarse a fabricar Vasquilandia. No necesitas una “construcción nacional”. No necesitas “salvar una lengua”, ni tienes “obligaciones” con ninguna. No necesitas esforzarte en “ser vasco” ni en ninguna otra chorrada. Ni siquiera necesitas odiar a los españoles, ni a ninguna otra nacionalidad inexistente. ¿Hay algo más difícil o más esforzado, o más imbécil, que odiar lo que no existe?

Está muy bien lo de celebrar el Aberri Eguna. Me apunto. Pero para ser un poco coherentes habría que hacer lo contrario de lo que hacen los nietos de Arana. En vez de ocultar el pensamiento del abuelo fundador, lo que hay que hacer es ponerlo sobre el escaparate.  Esa sería la línea del respeto a la “casa del padre”, y el resto de sandeces nacionalistas.

Por ejemplo, copiando de Wikiquote [–>] algunas perlas de Sabino Arana:

  • “Antiliberal y antiespañol es lo que todo vizcaíno debe ser.”
  • “Cataluña es española por su origen, por su naturaleza política, por su raza, por su lengua, por su carácter y por sus costumbres. Ustedes, los catalanes, saben perfectamente que Cataluña ha sido y es una región de España, una región con caracteres de nacionalidad. Maketania comprende a Cataluña; maketo es el mote con que aquí se conoce a todo español, sea catalán, castellano, gallego o andaluz.”
  • “Cien vidas que tuviera, cien padres, cien madres, cien hermanos, cien esposas y cien hijos, ahora mismo los daría todos, si de ello se siguiera la salvación de mi patria.”
  • “Con esa invasión maketa… la impiedad, todo género de inmoralidad, la blasfemia, el crimen, el libre pensamiento, la incredulidad, el socialismo, el anarquismo… todo es obra suya.”
  • “Conque, ¿es anti-español el Euzkera? Es la primera vez que lo oímos de labios maketos. ¡Ya lo sabéis, euzkaldunes, para amar el Euzkera tenéis que odiar a España! Así lo pensábamos nosotros; pero ahora es un español el que lo dice”…y del enemigo el consejo.”
  • “¡Cuándo llegarán los bizkaínos a mirar como enemigos a todos los que les hermanan con los que son extranjeros y enemigos naturales suyos!”
  • “Dice La veu de Catalunya que los catalanes son hermanos nuestros de desgracia, y que también somos en el mismo concepto de los baleares, los valencianos y los gallegos. Fraternidad de desgracia; porque, en efecto, fraternidad de raza no la hay entre aquellos españoles y nosotros, como no seamos también hermanos de los coreanos. Pero tampoco somos hermanos de desgracia, porque la desgracia de los catalanes y la nuestra no se parecen en lo más mínimo. Los catalanes perdieron las leyes privativas de su región; nosotros hemos perdido nuestra nacionalidad e independencia absoluta. No es razonable la alianza de los catalanes y los vizcaínos; pues no son semejantes los sujetos Vizcaya (Bizkaia) y Cataluña, ni se parecen por su desgracia; ni tienen un enemigo común; ni son las mismas sus aspiraciones. Equiparar nuestro derecho a constituir nación aparte, con el derecho que le sirviera de base al nacionalismo catalán, sería rebajar el nuestro. Nunca discutiremos si las regiones españolas como Cataluña tienen o no derecho al regionalismo que defienden; porque nos preocupan muy poco, nada por mejor decir, los asuntos internos de España. No escribimos nuestro periódico para hablar de política extranjera, sino para instruir a los vizcaínos. Jamás confundiremos nuestros derechos con los derechos de región extranjera alguna, jamás haremos causa común con las regiones españolas.”
  • “Dichosos aquellos antepasados nuestros que perdieron su vida por mantener incólume la independencia de Vizcaya (Bizkaia).”
    • Bizkaitarra, nº 15.
  • “El aseo del vizcaíno es proverbial […]; el español apenas se lava una vez en su vida y se muda una vez al año […]. Oíd hablar a un vizcaíno, y escucharéis la más eufórica, moral y culta de las lenguas; oídle a un español, y si sólo le oís rebuznar, podéis estar satisfechos, pues el asno no profiere voces indecentes ni blasfemias.”
  • “El asesinato y el robo, así como suenan, son las dos columnas, sobre las que levantan las naciones su poderío: en el asesinato fundan su dominación.”
    • Pasatiempos Mentales.
  • “El bizkaíno es amante de su familia y de su hogar (…); entre los españoles, el adulterio es frecuente (…) Por último, según la estadística, el noventa y cinco por ciento de los crímenes que se perpetran en bizkaya se deben a mano española, y de cuatro de los cinco restantes son autores bizkaínos españolizados.”
  • “El bizkaíno es digno, a veces con exceso, y si cae en la indigencia, capaz de dejarse morir de hambre antes que pedir limosna (…); el español es vago hasta el colmo, y aunque se encuentre sano, prefiere vivir a cuenta del prójimo antes que trabajar.”
  • “El bizkaíno es laborioso (Vez labradas las montañas hasta la cumbre); el Español, perezoso y vago (contemplar sus inmensas llanuras desprovistas en absoluto de vegetación). El Bizkaíno es emprendedor (…); el español nada emprende, a nada se atreve, para nada vale.”
  • “El bizkaíno no vale para servir, ha nacido para señor; el español ha nacido para ser lacayo y siervo.”
  • “El bizkaíno que vive en las montañas, que es el verdadero bizkaíno, es por el carácter natural religioso. El español que habita lejos de las poblaciones es impío o como los bandidos andaluces.”
  • “El grito de ¡Muera España! No significa propia y directamente de la destrucción de España, sino de que los españoles abandonen nuestro territorio y se vayan al suyo, porque tenemos derecho a la independencia y no necesitamos de ellos para gobernarnos.”
  • “El nacionalismo aspira, como es sabido, a la independencia absoluta del pueblo vasco, restaurándose éste conforme a lo esencial de su tradición religioso política, y constituyendo a la parte de acá del Pirineo y el Bidasoa (ya que la otra la juzga insostenible) la Confederación de todos los antiguos Estados de la raza. Sabido es que son seis: Laburdi y Zuberoa, al norte del Bidasoa y el Pirineo; Bizkaia (Vizcaya), Gipuzkoa (Guipúzcoa) y Araba (Álava) al Sur, Nabarra (Navarra) a un lado y otro de dicha línea.”
  • “El roce de nuestro pueblo con el español causa inmediata y necesariamente en nuestra raza ignorancia y extravío de inteligencia, debilidad y corrupción de corazon, apartamiento total, en una palabra, del fin de toda humana sociedad. Y muerto y descompuesto así el carácter moral de nuestro pueblo, ¿qué le importa ya de sus caracteres físicos y políticos?”
  • “El vizcaíno es emprendedor […]; el español nada emprende, a nada se atreve, para nada vale (examinad el estado de sus colonias). El vizcaíno no vale para servir, ha nacido para ser señor; el español no ha nacido para más que para ser vasallo y siervo […]. El vizcaíno degenera en carácter si roza con el extraño; el español necesita de cuando en cuando una invasión extranjera que le civilice.”
    • Bizkaitarra, nº 29.
  • “Ellos son los que nos esclavizan; y no contentos con esto, pues nos aborrecen a muerte, no han de parar hasta extinguir nuestra raza”. “Todos son enemigos de nuestra Patria (…) siempre encarnizados”. “Nos están carcomiendo el cuerpo y aniquilando el espíritu, y aspiran a nuestra muerte.”
  • “En Cataluña todo elemento procedente del resto de España lo catalanizan, y les place a sus naturales que hasta los municipales aragoneses y castellanos de Barcelona hablen en catalán; aquí padecemos muy mucho cuando vemos la firma de un Pérez al pie de unos versos eusquéricos, u oímos hablar nuestra lengua a un cochero riojano, a un liencero pasiego o a un gitano.”
  • “En el odio al español como invasor, andamos muy cortos los BizKainos patriotas de hoy, comparados con aquellos de otros siglos que en su idioma llamaban extranjeros a los españoles y los recibían a flechazos y a tiros.”
  • “En pueblos tan degenerados como el maketo y maketizado, resulta el sufragio universal un verdadero crimen, un suicidio.”
    • Bizakaitarra, nº 27.
  • “En romerías de bizkaínos rara vez ocurren riñas, y si acaso se inicia alguna reyerta, oiréis sanar una media docena de puñetazos y todo ha concluido; asistid a una romería española y sino veis brillar la traidora navaja y enrojecerse en el suelo, seguros podéis estar de que aquél día el sol ha salido por el Oeste.”
  • “Entre él cumulo de terribles desgracias que afligen a nuestra amada Patria, ninguna tan terrible y aflictiva, juzgada en sí misma cada una de ellas, como el roce de sus hijos con los hijos de la nación española.”
    • Baserritarra, nº 11.
  • “Etnográficamente hay diferencia entre ser español y ser eusqueriano, la raza eusqueriana es sustancialmente distinta a la raza española.”
    • Bizkaitarra, nº 11.
  • “Euskadi es la patria de los vascos.”
    • Euzkadi Euzkaldunon Aberria da“.
  • “En Cataluña todo elemento procedente del resto de España lo catalanizan, y les place a sus naturales que hasta los municipales aragoneses y castellanos de Barcelona hablen catalán; aquí padecemos muy mucho cuando vemos la firma de un Pérez al pie de unos versos euzkericos, u oímos hablar nuestra lengua a un cochero riojano, a un liencero pasiego o a un gitano.”
  • “Gran daño hacen a la Patria cien maketos que no saben eusquera. Mayor es el que hace un solo maketo que lo sepa.”
  • “Gran numero de ellos parece testimonio irrecusable de la teoría de Darwin, pues más que hombres semejan simios poco menos bestias que el gorila: no busquéis en sus rostros la expresión de la inteligencia humana ni de virtud alguna; su mirada sólo revela idiotismo y brutalidad.”
    • Bizkaitarra, nº 27.
  • “Instantáneamente se me ha presentado esta idea como seguramente salvadora de llevarse con toda perfección a la práctica: la independencia de Euskadi bajo la protección de Inglaterra, será un hecho un día no lejano.”
  • “Interrogad al bizkaíno que no es lo que quiere y os dirá trabajo el día laborable e iglesia y tamboril el día festivo; haced lo mismo con los Españoles y os contestarán pan y toros un día y otro también, cubierto por el manto azul de su puro cielo y calentando al ardiente sol de Marruecos y España.”
  • “La diferencia del lenguaje es el gran medio de preservarnos del contacto de los españoles y evitar el cruzamiento de las dos razas. Si nuestros invasores aprendieran el eusquera, tendríamos que abandonar éste, archivándolo cuidadosamente su gramática y su diccionario, y dedicándonos a hablar el ruso, el noruego o cualquier otro idioma desconocido para ellos.”
  • “La diferencia del lenguaje es el gran medio de preservarnos del contacto de los españoles y evitar el cruzamiento de las dos razas. Si nuestros invasores aprendieran el euskera, tendríamos que abandonar éste, archivando cuidadosamente su gramática y su diccionario, y dedicándonos a hablar el ruso, el noruego o cualquier otro idioma desconocido para ellos.”
  • “La familia Vizcaina atiende más a la alimentación que al vestido, que aunque limpio siempre es modesto; id a España y veréis familias cuyas hijas no comen en casa más que cebolla, pimientos y tomate crudo, pero que en la calle visten sombrero, si bien su ropa interior es “peor menealla.”
  • “La fisionomía del vizcaíno es inteligente y noble; la del español inexpresiva y adusta. El vizcaíno es nervudo y ágil; el español es flojo y torpe. El vizcaíno es inteligente y hábil para toda clase de trabajos; el español, es corto de inteligencia y carece de maña para los trabajos más sencillos. Preguntádselo a cualquier contratista de obras, y sabréis que un vizcaíno hace en igual tiempo tanto como tres maketos juntos.”
    • Bizkaitarra, nº 29.
  • “La mujer, pues, es vana, es superficial, es egoísta, tiene en sumo grado todas las debilidades propias de la naturaleza humana: por eso fue ella la que primeramente cayó. Pero por eso precisamente de ser inferior en cabeza y en corazón…”
  • “Les aterra oír que a los maketos se les debe despachar de los pueblos a pedradas. ¡Ah, la gente amiga de la paz! Es la más digna del odio de los patriotas.”
    • Bizkaitarra, nº 21.
  • “Lo que es realmente extraño es que haya un solo obrero euskeriano entre los socialistas.. ¿Por qué los obreros euskerianos no se asocian entre si separándose completamente de los maketos y excluyéndolos en absoluto?.” Baserritarra, nº 5.
  • “Los extranjeros podrán establecerse en Vizcaya (Bizkaia) bajo la tutela de sus respectivos cónsules; pero no podrán naturalizarse en la misma. Respecto de los españoles, las Juntas Generales acordarán si habrían de ser expulsados, no autorizándoseles en los primeros años de independencia la entrada en territorio vizcaíno, a fin de borrar más fácilmente toda huella que en el carácter, en las costumbres y en el idioma hubiera dejado su dominación.”
  • “Mas, ¿será posible que un español entre en mi familia?, ¿será posible que mi única hermana venga a ser mujer de un maketo?… Si tal acontece, ¡juro por la sangre de mi raza que he de largarme al fin del mundo, para no ver más a quienes así y por un plato de lentejas, menosprecian a su raza y venden a su patria!».” (¿Hasta a su familia?)
  • “Mi patriotismo no se funda en motivos humanos, ni se dirige a materiales fines: mi patriotismo se fundó y cada día se funde más en mi amor a dios, y el fin que en él persigo es el de conducir a dios a mis hermanos de raza: a mi gran familia del pueblo vasco.”
  • “Morir por la patria, como por la patria se entienda no un pedazo de este planeta que llamamos Tierra, ni un grupo físico de estos habitantes suyos que llamamos hombres considerado sólo en orden a su bienestar material, sino la sociedad, pueblo, nación, o gran familia a que por naturaleza pertenezca uno, constituida y organizada en orden al santo fin de toda sociedad de hombres: no es morir por causa mundana, sino morir por dios, fin último de todas las cosas.”
    • Baserritarra, nº 4.
  • “Muchos son los eusquerianos que no saben euskera. Malo es esto. Son varios los que lo saben. Esto es peor. Gran daño hacen a la patria cien maketos que no saben euskera. Mayor es el que le hace un solo maketo que lo sepa. Para el corazón de la Patria, cada vasco que no sabe euskera es una espina; dos espinas cada vasco que lo sabe y no es patriota; tres espinas cada español que habla euskera.”
    • Baserritarra, nº 8.
  • “Ningún vizcaíno digno de este nombre podría ya vivir en su patria, si no tuviese la esperanza de vengarla algún día”.
  • “No hay tal vez bizkaíno de pura raza que en el fondo no simpatice con la doctrina separatista.
  • “No quiero nada para mí, todo lo quiero para Vizcaya (Bizkaia); ahora mismo, y no una sino cien veces, daría mi cuello a la cuchilla sin pretender ni la memoria de mi nombre si supiese que con ello habría de revivir mi Patria.”
  • “Nosotros a ningún maketo, a ningún españolista odiamos tanto como al español o españolista que, conociendo de alguna manera la historia de Vizcaya (Bizkaia), se la da falseada, adulterada y españolizada al pueblo vizcaíno, para servirse de él en provecho de algún partido español.”
    • Bizkaitarra, nº 22.
  • “Nosotros, los vascos, evitemos el mortal contagio, mantengamos firme la fe de nuestros antepasados y la seria religiosidad que nos distingue, y purifiquemos nuestras costumbres, antes tan sanas y ejemplares, hoy tan infestadas y a punto de corromperse por la influencia de los venidos de fuera.”
    • La Patria, nº 39.
  • “Nosotros odiamos a España con nuestra alma, mientras tenga oprimida a nuestra Patria con las cadenas de la esclavitud. No hay odio que sea proporcionado a la enorme injusticia que con nosotros ha consumado el hijo del romano. No hay odio con que puedan pagarse los innumerables daños que nos causan los largos años de dominación.” Bizkaitarra, nº 16.
  • “Nuestra raza, singular por sus bellas ciudades, pero más singular aún por no tener ningún punto de contacto o fraternidad ni con la raza española, ni con la francesa, ni con raza alguna del mundo.”
  • “O eusqueriano, o español; o nacionalista o extranjerista: no hay medio.”
  • “Olvida esta tu lengua, sí. Pero si el maketo, penetrando en tu casa, te arrebata a tus hijos y tus hijas para quitar a aquellos su lozana vida y prostituir a éstas… entonces, no llores.”
  • “Que el obrero catalán se lance en brazos del socialismo o del anarquismo, no puede sorprendernos. Pero que los jóvenes vascos busquen en las promesas de gente invasora…”
    • La Patria, nº 18.
  • “¿Queréis reconocer la moral del liberalismo? Revisad las cárceles, los garitos y los lupanares: Siempre los hallaréis concurridos de liberales.”

 

  • “Roosevelt, Presidente Estados Unidos. Washington. Nombre Partido Nacionalista Vasco felicito por independencia Cuba por Federación nobilísima que presidís, que supo liberar la esclavitud. Ejemplo magnanimidad y culto justicia y libertad dan vuestros poderosos estados, desconocido Historia, e inimitable para potencias Europa, particularmente latinas. Si Europa imitara, también nación vasca, su pueblo más antiguo, que más siglos gozó libertad rigiéndose Constitución que mereció elogios Estados Unidos, sería libre. Arana Goiri.”
    • Telegrama del 25 de mayo de 1902 (felicitando a Theodore Roosevelt tras la indepencia de Cuba) que supuso un nuevo encarcelamiento de Arana por rebelión.
  • “Sabida es de sobra la inhumana crueldad con que los blancos han tratado siempre y dondequiera a las razas de color.”
    • Pasatiempos Mentales.
  • ” Si a esa nación latina la viésemos despedazada por una conflagración intestina o una guerra internacional, nosotros lo celebraríamos con fruición y verdadero júbilo, así como pesaría sobre nosotros como la mayor de las desdichas, como agobia y aflige al ánimo del náufrago el no divisar en el horizonte ni costa ni embarcación, el que España prosperara y se engrandeciera.”
  • “Si hubieran estudiado una miaja de Geografía política y hubiesen tenido una pizca de sentido común, sabrían que al norte de Marruecos hay un pueblo cuyos bailes peculiares son indecentes hasta la fetidez, y que otro al norte de este segundo pueblo hay otro cuyas danzas son honestas y decorosas hasta la perfección; y entoncesn les chocaria que el alcalde de un pueblo eusqueriano prohibiese bailar al uso maketo, como es hacerlo abrazado a la pareja, para restaurar en su lugar el baile nacional de Euskeria.”
    • Baserritarra, nº 11.
  • “Si nos dieran a elegir entre una Bizkaya poblada de maketos que sólo hablasen Euzkera y una Bizkaya poblada de bizkainos que sólo hablasen el castellano, escogeríamos sin dubitar esta segunda, porque es preferible la sustancia bizkaina con accidentes exóticos que pudieran eliminarse y sustituirse por los naturales, a una sustancia exótica con propiedades bizkainas que nunca podrán cambiarla…”
  • “Tanto están obligados los bizkainos a hablar su lengua nacional, como a no enseñársela a los maketos o españoles. No el hablar éste o el otro idioma, sino la diferencia del lenguaje es el gran medio de preservarnos del contacto con los españoles y evitar así el cruzamiento de las dos razas.”
  • “Tanto nosotros podemos esperar más de cerca nuestro triunfo, cuanto España se encuentre más postrada y arruinada.”
  • “Vuestra raza, singular por sus bellas cualidades, pero más singular aún por no tener ningún punto de contacto o fraternidad ni con la raza española, ni con la francesa, que son sus vecinas, ni con raza alguna del mundo, era la que constituía a nuestra Patria Vizcaya (Bizkaia); y vosotros, sin pizca de dignidad habéis mezclado vuestra sangre con la española o maketa, os habéis hermanado y confundido con la raza más vil y despreciable de Europa.”
  • “Ya hemos indicado, por otra parte, que el favorecer la irrupción de los maketos es fomentar la inmoralidad en nuestro país; porque si es cierto que las costumbres de nuestro pueblo han degenerado notablemente en ésta época, débese sin duda alguna a la espantosa invasión de los maketos, que traen consigo la blasfemia y la inmoralidad.”

Visto el percal, me declaro celta, celtíbero, o lo que sea. Menos vascopiteco. Si Arana podía tener iluminaciones y descubrir naciones, ¿por qué no voy a poder yo?

Vascos, celtas e indoeuropeos. Genes y lenguas. Francisco Villar, Blanca M. Prósper.

– Seguir leyendo: http://www.libertaddigital.com/espana/2014-04-20/urkullu-en-espana-tienen-un-problema-que-solo-saben-decir-que-no-1276516278/

Pasa siempre. Inventan un cuento para conseguir un objetivo. No sé, una raza vasca pura, sin contaminación de judíos, moros, u otras lacras étnicas. Sirve para desplazar a los amanuenses y secretarios judíos de la corte, y ocupar su lugar. Pero con el tiempo el cuento puede hacer su propio camino, convertirse en odio al contaminado, y se acabó el chollo de la corte – porque todo el país de la corte está contaminado menos tú. Y acabas encerrado en una reserva india, una especie de parque etno-temático (etno-maníaco) llamado Bildustán. El cuento te ha llevado al exacto contrario de aquello para lo que fue inventado, y con unos cuantos asesinatos y dramas por medio.

El cuento del clima está siguiendo el mismo proceso. Primero era un problema de calentamiento – cuando parecía que había calentamiento. Se trataba de conseguir que la gente pague más impuestos, y poniendo buena cara. Para salvar el mundo, ¡qué menos! Al final, la jugada más clásica; sacar dinero de todos los bolsillos para ponerlo en los bolsillos de unos pocos. Pero claro, en los bolsillos de unos pocos de los que inventaron el cuento. Si no, no tendría gracia.

Luego el calentamiento se paró, o ya no parecía tanto. Pero como el cuento era muy versátil, y hablaba también de “cambio” y “extremos climáticos”, estos se convirtieron en los nuevos protagonistas. Cada extremo climático, que siempre ha habido, ahora es cosa y culpa del cuento. ¡Bravo!, así metemos mucho miedo, y la gente paga con una sonrisa angelical. Y con cada huracán o temporal un poco desmadrado (pero normal), ¡leña al fuego! Nada más fácil de demostrar que los daños aumentan. Si hay más riqueza y más gente en la misma trayectoria, por narices el mismo efecto va a causar más pérdidas y más muertes. Es un cuento imbatible.

Pero … los cuentos adquieren vida propia. Y los países menos ricos (unos 130) exigen reparaciones a los más ricos, por cada pérdida que ocasione cada extremo climático. Después de todo, el grueso del mal (el CO2 emitido y acumulado) lo han tirado ellos. Es enteramente lógico, según la lógica del cuento. El problema es que no es tan lógico desde el punto de vista del objetivo original del cuento. Que era forrarse a cuenta de los pringados … ¡pero forrarnos nosotros, ¡caramba!, no ellos.

Tal parece que el cuento esté andando su propio camino, sin tener de ningún modo en cuenta el guión original del artista que lo creó. Ya lo dijo Pirandello. Criaturas de mi espíritu, estaban viviendo una vida que era de ellos y ya no mía, una vida que no estaba en mi poder negársela.

Ahora la gracia está en ver quién es el guapo que mete el cuento en la jaula, sin quedar como un perro.

los-cuentos

Actualización:

La gran Connie Hedegaard. La que ve la mano del CO2 en cada problema que ocurre:

“The EU understands that the issue is incredibly important for developing countries. But they should be careful about … creating a new institution. This is not [what] this process needs,” said Connie Hedegaard, EU climate commissioner. She ruled out their most important demand, insisting: “We cannot have a system where we have automatic compensation when severe events happen around the world. That is not feasible.” –John Vidal, The Guardian, 20 November 2013

Les ha salido el cuento por la culata. Listos.

Hay detalles entre la gran payasada que vamos dejando de lado. No se puede atender todo, con estos payasos tan productivos. Uno de los fenómenos que no hemos tratado apenas es uno que llaman Ponencia de Paz y Convivencia.

Ya se sabe que una de las ventajas de tener (también) una lengua marginal y ágrafa, una diglosia imaginaria por así decir, es que las palabras significan lo que se te ponga en la punta del nabo. Convivir, salvo en vascuence -a lo que parece-, no es más que vivir en el mismo sitio. La convivencia puede ser armoniosa o turbulenta, incluso gélida. Convivir incluye asesinar al que políticamente te estorba, si eres filo-etarra. Aunque en los “tiempos nuevos” ya no, sin que se sepa bien por qué. También incluye comprender esos asesinatos, o disimularlos, o pelillos a la mar, si uno es aficionado a las nueces y tiene la ingenua esperanza de se va a quedar con las que otros han hecho caer del árbol. Convivir, en definitiva, bien puede ser un perfecto asco. Todo depende de con quien.

Imagina convivir con quien sostiene que todos los asesinatos políticos son evitables, porque tienen un origen político, que depende de la sociedad, de las personas y de los políticos. Obvio; si la sociedad, las personas y los políticos atendieran los caprichos de los asesinos, estos no asesinarían. Y si la mujer que pasea sola por la calle, en vez de seguir los buenos consejos de la sharia, se pliega gustosa a los caprichos del violador, el asunto no sería una violación propiamente dicha. Pero vivir en el mismo sitio que Mintegi es convivir. Por definición. Aunque sea asqueroso, como ya hemos comentado.

Por su parte, los constructores de neo-naciones tienen a su vez muchas pegas contra los que no tienen la menor necesidad, ni afición, por el eusco-prodigio que quieren inventar. Se resisten, como es natural. Y ya sabemos que asesinarles es perfectamente evitable, dependiendo de cómo se comporten.

Se llama conflicto, como algún avispado ha podido adivinar. Ocurre en los matrimonios, en las cuadrillas, en las comunidades de vecinos, en el club de canicas del pueblo, y allá donde quiera que haya un grupo de antropomorfos superior a uno. Los niños tienen dificultades para digerirlo, y la educación consiste precisamente en ayudarles a hacerlo. En el peor de los casos en forzarles. A que sobrellevan los conflictos sin asesinar, ni golpear, ni acosar.

pablo-romero

 

La convivencia puede ser un asco, pero también puede ser solo un incordio.  Si se pretende que se base en un consenso de carácter moral, y que ese consenso incluya a quien opina que todo asesinato político es evitable (todo depende de lo que haga el grupo del asesinado), la convivencia solo puede ser un asco. Si el consenso consiste en que asesinar como herramienta política es inaceptable, hoy y ayer, puede ser un convivencia razonable. Hasta civilizada. Y si no hay un consenso moral, no pasa nada. Vives en el mismo pueblo que Mintegi (convivencia), sin que la discrepancia con ella te convierta en asesinable. Todo el incordio se limita a tener el menor trato posible con una moralidad esencialmente inmoral. También hay feos en el pueblo, y a nadie se le ocurre consensuar una cirugía estética.

En resumen, para los de la diglosia. La convivencia no es una cuestión de armonía. Eso es el amor, la amistad, y por ahí. Nada más lejos de nuestras posibilidades. Por otra parte, eso tampoco ocurre, salvo -imaginariamente- en sitios como Corea del Norte. No, la única y muy conocida forma de mejorar la convivencia es la buena educación. Lo demás es imponencia, con otro nombre.

Normalmente no se dejan conversar, a ver si con Arkupe hay suerte. Viene de estos dos comentarios [–>] [–>].

Vamos por partes, Arkupe.

Maqueto. Lo de maquetos y sus circunstancias lo aprendí de mi gran maestro, el inventor del nacionalismo vasco. Ya sabes, Sabinchu. Pero si dices que eres de Berriatúa, es seguro que tus abuelos decían vascuence cuando se referían a su lengua hablando en castellano. Si dices que no lo hablaban, me extraña, pero eso es otra cosa.

Sí, usar vascuence no está de lo mas de moda en Vasquilandia. No está de moda porque los nacionalistas han decidido que no les gusta, y los acomplejados / acojonados les han seguido el juego. Pero yo no.  Ya te lo he dicho, no voy a cambiar la lengua de mi familia por el capricho de otros, aunque sí la puedo cambiar por mi propio capricho. ¿Te molesta? Pues ya lo siento, pero es lo que hay. Soy rebelde, y cuando me imponen cosas absurdas desde el poder, me rebelo. Es algo completamente independiente de qué poder.

Y sí, me da dentera que tanta gente de ascendencia de fuera sea especialmente nacionalista. Porque el nacionalismo vasco se basa en el desprecio y odio a lo de fuera (es bastante paleto), y el nacionalista maqueto está despreciando su origen, para incluirse en un esquema mental que no para de hablar de “la casa del padre”, los ancestros, el pueblo milenario, la etnia (antes era raza), el RH, y todo el resto de las majaderías de las que no forma parte. No es un nacionalismo inclusivo, como dices. Es un nacionalismo capador. Identicida, si identidad es lo que dicen los nacionalistas.

Nacionalista. Dices que no eres nacionalista, sino que eres patriota. Pero te equivocas. Tienes los síntomas principales. El primero, no saber distinguir el nacionalismo y el patriotismo. El patriota (tal como lo describes), no es más que el jugador de equipo, que apoya al grupo. Pero al grupo que le viene dado. No tiene idea de cómo o qué debe ser ese grupo, ni le preocupa. Ni mucho menos quiere cambiarlo. Ni al grupo, ni a sus componentes. El nacionalista tiene una ideología. No es que defienda al grupo per se, sino que defiende su idea de ese grupo (que perfectamente puede ser imaginario), que consiste en los que comparten su ideología (por ejemplo étnica), no a los que comparten su geografía, o su nacionalidad jurídica. O sea, el patriota (que describes) defiende todo lo que sea la patria (definida por otros, externamente), y el nacionalista solo defiende una idea de patria (que a menudo excluye a gran parte de la misma.

Para entendernos; Franco y tú sois nacionalistas. Defendéis ideas de naciones, no universos de realidades objetivas. Y por eso queréis transformar la realidad para que coincida con vuestra idea. Por ejemplo, con el coñazo de las lenguas.

Otro problema que te define como nacionalista. Crees que el nacionalismo es algo “natural”. Eso es lo que hacen los nacionalistas. Creen que la “etnia”, o cutura, o la lengua, etc, crean naciones, y que sus integrantes son naturalmente nacionalistas de esa nación. Nada más lejos de la realidad. Son los estados los que crean naciones políticas (no étnicas). A algunos, por lo que sea, les interesa cambiar de equipo, y se inventan todos esos etno-rollos. Es muy lícito que quieran cambiar de equipo, pero eso no hace realidad sus fantasías.

Fantasías. Como nacionalista, es inevitable que nos traigas tus fantasías:

1. La diferencia entre ellos y yo es que el español y el francés disponen de una nacionalidad y de un país reconocidos a nivel internacional y yo no.

No, la diferencia es que ellos parten de lo que hay, de la historia y el derecho (realidades). Y tú partes de lo que no hay, y que por el engaño mental que sea has decidido que te resulta deseable. Y te crees que eso es “natural” (fantasías). Si no tienes la nacionalidad que quieres, es porque no quieres la nacionalidad que tienes. Me parece muy bien, pero no me des a mi la lata con tu problema. Por ejemplo con el vascuence, o con cómo le llamo. O por ejemplo, tratando de encalomarme una nacionalidad mucho más incordiante que la que ya tengo.

1. bis Por varias cuestiones he vivido en Dinamarca, en la Argentina, en los Estados Unidos y ahora en España y he conocido pocos apátridas sinceros.

Claro. Lo que has visto en Argentina y USA no son nacionalistas étnicos (por ejemplo italianos-argentinos, españoles de América, afro-americanos, anglo-americanos, etc, etc), sino patriotas de una nación política. Pero los ex franceses de Florida no quieren separarse y ser, por ejemplo, “galos”. Lo mismo que yo no quiero ser “etnia vasca” (ni etnia alguna). “Étnicos”  solo son los puteados que no pueden ser otra cosa, y algunos colgados engañados por unos jetas (los jefes de la tribu).

2.  Por supuesto que en la pérdida del euskera tuvieron mucho que ver la mejora de las comunicaciones, el abandono (y digo abandono, por supuesto) de la lengua por las capas superiores de la sociedad, pero en todo esto supongo que también tendrá algo que ver que, por ejemplo, en 1512 desapareciese una monarquía que acuñaba moneda en euskera. ¿No?

Pues no; ni de lejos. Dices abandono, por supuesto, como si fuera malo. Porque crees saber lo que tiene que hacer la gente. Típico de los nacionatas. Pero dejaron de hablar en vascuence por interés. Tenían cosas mejores que hacer.

Navarra y sus moneditas. En los ocho siglos largos que van de la caída del reino visigodo hasta la organización actual de la península, Vizcaya estuvo “asociada” a Navarra durante 56 años. En dos tramos bastante separados. A sí que lo que pasara con Navarra me la trae al fresco, y no tiene la menor relación conmigo. Solo faltaba que tengamos que estudiar (los chavales) un idioma marginal, ágrafo y completamente inútil, porque al señorito de Vizcaya le diera por aliarse (muy ocasionalmente) con el de Navarra.

3. Fueros.

Lo que llamas “libertades”, es de risa. Le podemos llamar libertad a un privilegio que tus compañeros de equipo no tienen, como la “hidalguía universal” que te permite ejercer cargos muy interesantes, o la exención de levas – que carga sobre los demás la defensa de tus intereses. Pero solo lo puedes hacer con el típico birlibirloque semántico, tan propio de los nacionatas. En mi libro le llaman jeta, y los equipos funcionan mejor sin jetas. Y las “machinadas” no son más que la tensión normal de la evolución de un mundo rústico a uno burgués, y los reajustes, etc. ¿Que prefieres lo rústico? Allá tú con tus extravagancias. El caso es que los fueros, y similares, son un fenómeno Europeo. Y su abandono también. Se llama paso al mundo moderno.

Tomo de Wikipedia.

  • Aunque en Italia se conozcan algunos que parecen coetáneos del celebre Fuero de León, antes de él se publicaron en España algunos, aunque muy incompletos, siendo, por tanto, los Códigos de Italia más modernos.
  • Los primeros que se conocen en Francia datan del reinado de Luis VI, pues los anteriores a este monarca son cartas franquicias.
  • En Inglaterra empezaron a concederse en tiempos de Guillermo “El Rojo”.
  • En Alemania no recibieron gran impulso hasta el reinado del emperador Barbarroja.

¿Cuántos de esos fueros crees que quedan por ahí?

El problema es muy sencillo. Quieres transformar lo que hay con fantasías bien falsas, con las que no se puede pensar ningún sistema de organización social universalizable, ni medio razonable. O sea, una construcción mental “ad hoc” fabricada para conseguir el resultado que te mola – por el incomprensible motivo que sea. Pero a mi no me mola nada, y mi intención es tratar de no dejarme. La diferencia entre tú y yo, es que tú crees saber en el idioma que tienen que hablar los demás, y que deben de aprender, más lo que tienen que sentir, y amar, etc. Esto es, que tú eres nacionalista en el mismo sentido que se puede aplicar el término a Franco y los suyos, y yo no. Espero que ahora puedas entender el problema.

Se ha hecho muy largo, y es tarde. Si me he dejado algo atrás, avisa. Y me encantaría que sigas participando. No suele ser fácil hablar con nacionalistas. No se suelen dejar. Que seas excepción, en mi opinión te honra. Y te lo agradezco. ¡Ah!, y como escribes bien, si quieres publicar entradas, estás invitada. Me las mandas por email, que está en la entradilla de la portada.

Añadido: Sí me había dejado atrás al menos un argumento. Este:

Avisa si hay mas, porfa.

Robado del blog de …

Mikel Buesa

El caso es que estaba yo repasando los modelos de secesión cuando Artur Mas hizo una curiosa alusión a la guerra, poniendo en duda que España fuera a recurrir a ella para abortar sus planes. Además, unos días antes, su consejero de Interior enfatizó en la subordinación de los cuerpos policiales autonómico y locales a la voluntad política de las instituciones y el pueblo de Cataluña, en clara referencia al contexto secesionista. Recordé entonces que, en Eslovenia (como en Croacia y en Servia), el ejército secesionista se formó, en cuestión de pocos meses, básicamente a partir de los cuerpos policiales. Y todo ello me dio pie para ver un cierto reflejo de la secesión eslovena en la secesión catalana.

Sigue en el blog de Mikel: