esquizofrenia-lenguas-catalana-por-edad.png

A la luz de la entrada de ayer sobre las preferencias lingüísticas de los catalanes, y sobre lo que consideran lengua “propia”, vamos a tratar de ver el efecto de la política de imposición generalizada del catalán.

En un primer vistazo sobresalía que la preferencia por usar el catalán no aumentaba con la imposición lingüística del catalán. Donde aumentar se medía por la diferencia en tramos de edad. Cuanto más jóvenes, más imposición han sufrido en la fase de educación. Sobre todo los menores de 35.

preferencia-lenguas-catalunha

Sí se nota, en el último tramo, un cambio de preferir español a una indiferencia entre ser preguntado en español o catalán. Que puede venir por una diferencia en un mayor dominio del catalán, o por un efecto de la adolescencia (retardada) sobre la opinión. O por ambas.

Habíamos apuntado también un fenómeno que vamos a llamar “esquizofrenia lingüística” — a falta de un término más adecuado. También le podríamos llamar “catalanitis lingüística”, porque es un fenómeno propio de Cataluña e inventado en Cataluña (ver nota al final). Definamos: Esquizofrenia (o catalanitis) lingüística: la diferencia entre la respuesta sobre la lengua preferida y la lengua “propia”. O sea, aquellos que consideran que la lengua en la que prefieren hablar no es su lengua “propia”.

No se puede medir por la diferencia de respuesta respecto del castellano, por los extranjeros de lenguas diferentes del español o el catalán. No les ofrecen responder en su lengua. Sí se puede medir por la diferencia respecto del catalán, suponiendo que serán muy pocos los que prefiriendo hablar en catalán tengan por lengua “propia” el castellano. Y podemos mirarlo por edades, para tratar de ver el efecto del totalitarismo lingüístico.

esquizofrenia-lenguas-catalugna

Y de aquí es muy fácil mirar la diferencia. Contar el porcentaje de campeones que tiene como lengua “propia” el catalán, pero NO prefiere usarlo. Y por edades.

esquizofrenia-lenguas-catalugna-por-edad

También se puede ver, por edades, cómo cambia la descacharrante idea de lengua “propia”. Añadamos la respuesta “ambas por igual”, por si tiene interés.

lenguas-propias-en-catalunha-por-edad

Y por dar el contexto completo, las lenguas preferidas por edad. Está más arriba, pero lo hacemos en barras también.

lenguas-preferidas-en-catalunha-por-edad

Ya hay una idea bastante completa sobre el efecto del totalitarismo lingüístico.

1) No aumenta la preferencia por responder en catalán si medimos desde los 35 -49 años para abajo (20,6% \pm \!\,\pm \!\,± 0,9%). Disminuye si contamos a gente de más edad.

2) Aumenta la preferencia por el español según baja la edad, menos en el último tramo. En el que hay un trasvase de preferir responder en español a preferir igualmente ambas lenguas. Puede suponer simplemente un mayor dominio del catalán entre los jóvenes, sin que eso establezca una preferencia.

3) Hay un marcado aumento de la esquizofrenia lingüística. Pero está muy concentrado en el último tramo de edad. Y esta es una interpretación delicada. Es muy típico pensar que la opinión predominante entre los más jóvenes será la opinión predominante del futuro. Pero a menudo sólo se trata de una opinión propia de jóvenes (por ejemplo, más chorradas), que van aprendiendo con la edad. En cuyo caso no es una opinión de futuro, sino de inmaduros. También les gusta más lo dulce, o el riesgo, sin que eso haga de lo dulce o del riesgo un gusto de futuro.

Nota sobre lengua “propia”. Es muy muy extraña la pregunta en la que incluyen lo de “lengua propia”.

Pot indicar-me quina és la seva llengua? Ens referim a quina és la llengua que vostè considera com a pròpia

Cualquier no español alucinaría con la pregunta. ¿De verdad tienes que explicar a qué te refieres cuando preguntas por mi lengua? Y la explicación no explica nada, claro. ¿Qué puede querer decir “propia” si no basta con que sea “la mía”? Y como decíamos, es estrictamente un invento catalán. Exportado al resto de España, pero inexistente en el resto de la galaxia. Wikipedia lo explica bien. Entre las 283 lenguas activas de Wikipedia, sólo figura en español [–>], en catalán [–>], y en francés [–>]. Y en la Wiki francesa dejan muy claro que es un asunto de los españoles. El resto de la humanidad no tiene “lengua propia”, ni falta que le hace.

También figura en una Declaración Universal de los Derechos Lingüísticos, por supuesto … ¡de Barcelona! (1996) [–>].

De esas cuatro fuentes salen dos posibles definiciones de “lengua propia”. O es un término jurídico de los algunos estatutos de autonomía españoles, y eso no es algo sobre lo que se pueda opinar (aunque sea una imbecilidad), o es un término socio-histórico en la “declaración universal” esa. La lengua que habla “históricamente” una “comunidad lingüística” de un sitio. Y suponen que tú puedes pertenecer a una “comunidad lingüística” de una lengua que no hablas, porque te identificas dentro de un “pueblo” que hablaba sobre todo en esa lengua que te la sopla. Y esa es la pregunta que esperan que la gente entienda cuando dicen:  Ens referim a quina és la llengua que vostè considera com a pròpia. Parece normal que haya que tener menos de 24 años para apuntarse a semejante majadería. Pero ni siquiera entre los cachorros consiguen que la lengua “propia” mayoritaria entre los catalanes sea el catalán.

EL título de la entrada preguntaba: ¿Aumenta la esquizofrenia lingüística en Cataluña? Y los números de esta encuesta sugieren que puede ser; o que pueden ser las chorradas de la edad inmadura.

De la segunda oleada del Òmnibus de la Generalidad.

– ¿Perfiere que le haga estas preguntas en catalán o en castellano?

  • Catalán: 25,4%
  • Castellano: 55,0%
  • Me la suda: 19,6%

preferencia-lenguas-catalugna-todos

– ¿Dónde ha nacido?

  • Cataluña: 58,9%
  • Otras CCAA: 22,3%
  • Unión Europea: 3,9%
  • Resto del mundo: 14,9%

– Preferencia libertad / igualdad:

  • Libertad: 32,5%
  • Igualdad: 57,4%
  • Depende: 6%
  • NPI: 3,5%

– ¿Cuál es su lengua? Nos referimos a la lengua que usted considera propia.

  • Catalán (valenciano / balear): 29,5%
  • Castellano: 42,3%
  • Ambas por igual: 20,5%
  • Otras lenguas: 7,6%

Tienen guasa los catalanes. El 29,5% tiene como “propio” el catalán, pero sólo el 25,4 prefiera responder en catalán. El 4,1% miente. Y el castellano lo tienen como “propio” el 42,3%, pero 55% prefiere responder en castellano. Otro 12,7% mintiendo con descaro sonrojante. Sumados dan el 16,8% que tiene como “propia” una lengua ni suya, ni cómoda. Actualización. Había un error. Es lógico que los extranjeros tengan por propia otra lengua, pero prefieran responder en castellano (no se les ofrece responder en su lengua).

– ¿Qué lengua hablabas de niño?

  • Catalán: 28,6%
  • Castellano: 52,1%
  • Ambas igual: 9,4%
  • Otras: 9,5%

– ¿Qué lengua habla más a menudo?

  • Catalán: 27,9%
  • Castellano 45%
  • Ambas igual: 29,1%
  • Otras: 4,5%

La primera pregunta, pero por tramos de edad.

– ¿Perfiere que le haga estas preguntas en catalán o en castellano?

Queda mejor en hoja de cálculo:

preferencia-lenguas-catalunha

No tiene mucha pinta de que estén consiguiendo disminuir la despreferencia del español, ni la preferencia por el catalán. Podría interpretarse un pelín de movimiento en ese sentido entre los dos tramos más jóvenes, pero también es obvio que entre 18 y 24 son más tontitos y borregos. Y el cambio es mucho más por los que les da igual (+5,3%) que por los que prefieren catalán (+1,7%).

Tal vez se vea más claro así, con el porcentaje de sólo los catalanes que han sufrido la “inmersión” (ahogamiento) en la fase supuestamente educativa.

preferencia-lenguas-catalunha-jovnes

Nota: Los dos gráficos de barras se han añadido horas después, para hacer más bodito.😉

Fuente:

Un “retuit” de @ldpsincomplejos que apunta a:

 

 

Creo que nunca he visto una descripción más cabal y más condensada sobre los vernáculos y sus masturbaciones que esta de CSC en los comentarios de ayer [–>]. Lo elevo a entrada propia, y que Alicia (Marod) tenga cojones de discutirlo.😉

patues.png

El tema es que están abducidos por el tema nacionalista, porque hacen un vídeo donde el título debería ser #juntoscontralaobligatoriedaddeleuskera y en lugar de titularlo así lo titulan al contrario #juntosporeleuskera manteniendo por tanto la idea nacionalista de que el euskera pobrecito es algo a lo que hay que proteger y por tanto algo que “normalizar” y cuando una lengua se la protege y se la normaliza, vas totalmente en contra de la libertad.

Como he nombrado antes en otro comentario, en el pueblo de mis abuelos arriba en la montaña hablamos patués, algo que no hago cuando vuelvo al llano (solo ligeramente con mi madre) y eso no me supone un trauma, el trauma lo tienen unos cuantos que vienen solamente de vacaciones desde Zaragoza y están apuntados en la CHA, se han puesto todos una “ch” en el nombre e incluso hacen cursillos de aragonés con sus supuestos 4 dialectos que otros dicen que son 30 (todavía no tenemos algo parecido al batua, pero si les dejan todo se andará). Que encima tienen las narices de decirle a mi abuela que habla mal porque no usa el mismo lenguaje exacto que hace un siglo y medio cuando Joaquín Costa lo hizo salir a la luz….

Y siempre con la milonga de que es una pena que perdamos nuestro dialecto, menuda pérdida cultural dicen, cuando la verdad que solamente te sirve para la cultura de las güellas (ovejas)… menuda melonada. Eso sí, cada cual con su historia, si quieren venir a estudiarlo y aprenderlo que vengan, que cada uno pierde el tiempo como más le gusta. Pero sin obligar a nadie a aprenderlo, por ejemplo mis hijas no saben hablarlo aunque te entienden y no es ningún trauma para nadie.

Es una canción que propongo. La música es muy conocida, y supongo que se notará.

Que le den al vascuence por el cu

que le den al vascuence por el cu

que le den al vascuence

que le den mucho al vascuence

que le den al vascuence por el cu

Repetir infinitamente.

Somos gilipollas. Vemos los síntomas, pero no vemos el problema.

El problema está en el título: Euskera en libertad #JuntosPorelEuskera

No hay vascuence en libertad. Eso no existe. Cuando dejas de tener unos tíos apartados en los montes, y pasas a que le gente se mueva y circule también por internet, no hay vernáculo marginal que valga. No tiene sentido ni función. No aporta nada, más que incordios.

Puedes ponerte Alicia, e imaginar que la gente se va dedicar a aprender una lengua inútil por amor al arte. O por amor a una etnia, una cultura, o la majadería de tu preferencia. Pero no ocurre fuera de la imaginación. También puedes ponerte facha, y creer que la gente va a acabar haciéndolo porque debe hacerlo. Tal vez con la ayuda de algunos estímulos más o menos agresivos. Pero si la gente debe amar algo y necesita estímulos para comprenderlo, lo que tienes es no libertad. Exactamente no libertad. La definición de no libertad.

También puede ser útil el vascuence para fabricar una nacioncita de mierda donde asesinar inocentes es cosa de cada uno, que puede interpretarse como quiera interpretarse. O para intentar fabricarla. Pero si prefieres la nación que ya tienes a las locuras de los asesinos de inocentes (el PSOE lo prefiere, se supone), entonces no deberías proclamar #JuntosPorelEuskera, sino #JuntosContraelEuskera.

No se puede “salvar una lengua” y tener al mismo tiempo libertad, porque da la casualidad que las lenguas viven en los cerebros de las personas. Y si el puto vascuence tuviera algún interés para la gente, no habría ninguna necesidad de salvarlo. Son los moribundos los que necesitan salvación. Y lo que le gusta a la gente, no muere. ¡Precisamente porque le gusta!

Los nacionatas vascos tienen razón. Es su razón, pero es verdad si se asume lo que asumen. El vascuence sólo puede ser una lengua de uso normal y generalizado si se impone con una brutalidad formidable. Lo que es falsa es la asunción. Que una lengua marginal sea una riqueza cultural que te dé algo que merezca la pena. Somos los no-nacionatas vascos los que no tenemos razón, y estamos haciendo el gilipollas. Porque si partimos  de la asunción errónea, la única solución es la de los nacionatas. La no libertad; la pelmada; la discriminación; el abuso; y un coste y un esfuerzo formidables … para conseguir nada. Para conseguir lo que nadie necesita; una lengua extra, muy cara, que proporciona cero comunicación añadida.

Vamos a corregir el latiguillo / título del PSOE.

Euskera o libertad #JuntosContraelEuskera

vascuence-por-saco-no-gracias

Del PP, mejor ni hablamos.

Y cantemos a coro:

Que le den al vascuence por el cu

que le den al vascuence por el cu

que le den al vascuence

que le den mucho al vascuence

que le den al vascuence por el cu

Fuente, Navarra Confidencial:

El vascuence obligatorio que viene

Luisa Delgado

Las fiestas de verano en el País Vasco desempeñan un papel fundamental a nivel social y político, cosa que cuesta creer si uno no vive aquí.

Para los jóvenes son un evento social sagrado, son un ritual al que hay que ir de forma obligada aunque en realidad a veces sea para hacer el moñas, aburrirse, escuchar conciertos basura a veces apología etarra, emborracharse y presumir de estar de juerga toda la noche de fiesta en fiesta y de que a uno le vean desfasando, que es una tontería adolescente pero que queda muy bien socialmente entre los jóvenes, muy guay.

Yo hace varias décadas que cogí manía a estas fiestas porque aparte de la alta politización que ahora lo explico también ejerce una fuerte presión social a quien no le gusta este tipo de eventos y parece que hay que acudir algún día, cómo pasa con las fiestas de Bilbao.

Hace unos días me di una vuelta por la tarde por las fiestas de Santurce y vi un panorama repugnante que explica muy bien lo enferma que está la sociedad vasca. Y son así todas las fiestas, cómo Algorta, Bilbao, Sopelana, etc. Para quienes no lo sepan, Santure es un pueblode casi 50.000 habitantes en la Margen Izquierda a unos 12 kilómetros de Bilbao. Recibió inmigrantes de otras regiones y ahora éstos, sus hijos y nieto se hacen perdonar haciéndose nacionalista. Lo más cobarde.

1-Casetas(aquí se dice “txosnas”) de los proetarras. No o eran todas las casetas, pero había unas cuentas con el lema “euskal presoak”, “indenpendentzia” a plena luz del día, con autorización del ayuntamiento de Santurce(perdón, ahora Santurtzi que queda megavasco). Parece increíble que se de esa impunidad a quienes defienden el asesinato, la bomba-lapa, a quienes alentaban hasta hace 4 días el asesinato y que si ahora no lo hacen es porque ETA ya no asesina. Si hubiese una organización asesina de derechas o a favor de la pertenencia a España, seguro que no tendrían ninguna licencia. Me da mucho asco ese cinismo de los falsos chicos buenos del PNV. Siempre ha habido mucho complejo en describirles por lo que realmente son.

2-No sé si este año en Santurce habrán conciertos de grupos proetarras, pero los suelen haber en otras fiestas. Me da asco esa juventud aborregada que va a escuchar sin ningún criterio, a aplaudir a unos enaltecedores cobardes del asesinato.

3-Cambio de la toponimia. Santurce siempre se ha llamado así, pero los nacionalistas la han bautizado hace pocos años Santurtzi. Lo triste es que mucha gente emplea la nueva y falsa toponimia. Todo para dar a entender una mentira de que el País Vasco no tiene nada que ver con España y cómo una forma de presión social y discriminatoria. Hay que decir Santurtzi parta ser políticamente correcto. Es una sutil estrella de David. Lo natural es Santurce, lo irracional es emplear un topónimo artificia cómo Santurtzi. Pero aquí lo políticamente correcto es Santurtzi y lo contestario es Santurce. Es el mundo al revés para hacer la vida cómoda a los políticos nacionalistas para que vivan del cuento.

4-Fuerte carácter tribal de los niños y adolescentes vascos. Cada miembro de la cuadrilla lleva la misma camiseta, pero con el nombre del individuo y muchas veces el lauburu. Queda muy guay ir de megavasco así.Y casi todas las cuadrillas tienen nombre en euskera, que curiosamente nunca hablan euskera entre ellos. Y cada cuadrilla tiene su propia camiseta distinta de otras cuadrillas. Un fuerte carácter tribal, cómo es el nacionalismo.

5-Padres que hablan a los hijos en euskera, pero lo gracioso es que a pesar del este esfuerzo los hijos hablan español y entre ellos hablan español.

6-Empleo de vocabulario vasco aunque se hable en español. Ví a unas chicas que decían “¿has ido al kontzertua (concierto) de Su Ta Gar?”. Hay que emplear “jaias” para decir “fiesta”. Que encima la emplean mal porque sería “jaiak” para decirlo en plural y no emplear las reglas gramaticales del español. De la misma forma que los jóvenes borregos (porque lo son) dicen “aitas”(padres) cuándo deberían emplear “gurasoak”. ¿Cómo es que hacen estas chapuzas si tanto interés tiene en aprender y hablar euskera? No lo entiendo.

7-Había un concurso de cuadrillas de niños o adolescentes y cuándo se presentaban en el escenario todos decían algo así “arratsalde on”, “gora gure koadrilla”. Emplear los latiguillos políticamente correctos pero todo el discurso en español.

Todo esto me hace pensar que en el País Vasco hay mucha apariencia de cara a la galería. Mucho “egun on”, “AGURRRR”, mucho llamarse la cuadrilla “txupi-ederto” o los “mega-euskoak”, pero a la hora de la verdad muy pocos hablan euskera incluso entre los que han estudiado en ikastolas. ¿Pero no defendían tanto el euskera cómo aparentan? Este es un país de muchísima tontería, pero tontería psicópata.

Lo que hay que hacer es hacerles abrir los ojos de esa estupidez. Lo mejor es pasar de su juego, de emplear su lenguaje para presionar y manipular la realidad, o incluso burlarse. Y Así que se les vaya cayendo la venda.

Van a sacar una nueva ley de turismo en Vasquilandia. Al parecer, el sector ha expresado una serie de inquietudes y necesidades al Gobierno Vasco, y el parlamento se ha puesto a la labor. En forma de una ley que no responde a los problemas que tienen los hoteleros, sino a los problemas que tienen los etarras — con el aplauso de los recogenueces. Y va dirigida sobre todo a los hoteles de cinco estrellas, que como todo el mundo sabe van mucho mejor cuanto más lejos tengan al etarra mas cercano. La mezcla de perroflauta y olor a dinamita nunca ha sido el ideal de los cinco estrellas. Pierden hasta el color.

Leo en El Español [–>] que para alcanzar la máxima categoría, los establecimientos deben cumplir como requisito …

el conocimiento y uso de las lenguas oficiales de Euskadi, así como de lenguas extranjeras

El conocimiento ya tiene guasa, pero lo del uso es de traca. Según El Español, y usando Eustat como fuente, sólo el 14% de los usuarios de hoteles en Vasquilandia provenía de la comunidad autónoma en 2015. Y con datos de Soziolinguistika Klusterra [–>], en las calles de Vasquilandia sólo se habla vascuence el 13% de lo que se habla. Así que en los hoteles (en todos, no sólo los top) los clientes sólo hablarán en vascuence  algo como el 13% del 14% (un 1,8%). Para exigir que en los hoteles de cinco estrellas se use el vascuence, y alguien se entere, van a necesitar poner a camareros en la barra hablando vernáculo entre sí. Sin eso, los números no dan.

Pero los campeones de las lenguas marginales ofrecen una pista de que los tiros pueden ir por ahí. Explican a El Español:

El turista no viene al País Vasco buscando sol y playa y nuestra apuesta ha de ser la de ofrecer un turismo diferenciado desde una identidad cultural y lingüística que no tienen otros.

En Islandia, por ejemplo, te venden en los hoteles el agua y sus glaciares como un producto turístico y el euskera también es una marca que puede ser utilizada como reclamo y atractivo para los turistas

Acojonante. Venga a Vasquilandia, y podrá ver a nuestros camareros hablando con soltura la lengua del paraíso terrenal del tiro en la nuca. Pero sólo en los hoteles de cinco estrellas, que para eso son lo mejor de lo mejor.

vasquitos-y-nesquitas

Joder con el vascuence. ¿Y el vasopiteco no puede pensar por sí mismo que en Islandia no meten glaciares por los pasillos de los hoteles? ¿No le da la neurona para darse cuenta de que algo puede ser “marca”, y “reclamo”, sin que sea adecuado en un  hotel? ¿Metemos toros en los hoteles? En los buenos, ni en dibujo. Definitivamente, el vascuence produce subnis. Sin necesidad de saberlo ni nada.

Sugerencia a los hoteleros. No sólo los etarras son espanto de turismo; en Barcelona y en Madrid ya hay animales igualmente eficaces. Os convendría libraros en lo posible de los cafres institucionales. Por ejemplo, que vuestra patronal conceda sus propias estrellas, con el criterio del sector. Los clientes no son idiotas, y sabrían distinguir una vasquiestrella de una estrella sectorial. Podría hasta ser una ventaja. Los que quieran vascuence, meona de Barcelona,  o Carmena en pelotas, elegirán  vasquiestrellas; y los que quieran calidad y profesionalidad la evitarán, y buscarán las estrellas sectoriales. Todos contentos, y las cosas claras.

Fuente, El Español:

Vascuence por saco

Un día de estos ha debido de ser el “día del orgullo” no heterosexual. El tuiterío está hablando mucho de ello. Y se ven, fuera del rosario de letras ese que tienen organizado para decir no-heterosexual (LGTBQIA por ahora), dos comentarios o argumentos principales. Uno que se resume en -¿qué me cuentas?- y el contrario, que dice: pobres, han sido muy discriminados,  y es normal.

Ejemplos.

lauren-southern-pride

marco-orgullo

Son dos posturas razonables y no estrictamente falsas, para un asunto que no tiene ninguna relación con la razón. Esfuerzo (sean muchos o pocos) no tiene nada que ver con manifestación callejera. Imagina la gran cantidad de -por ejemplo- lisiados que han hecho meritorísimos esfuerzos, sin manifestarse por las calles en “su día”. Y orgullo tampoco implica haber logrado nada. Tal vez debería, pero en la vida real no es así. Cualquier idiota puede sentirse orgulloso de haber nacido -por ejemplo- con título. O vasco, sin ir más lejos. Y raramente se les recuerda que no han hecho ningún esfuerzo para lograrlo. Tampoco se manifiestan. (Algunos vascos sí, pero al menos formalmente dicen que es por otras cosas).

Pero que no tenga relación con la razón no quiere decir que no se pueda entender. Y para ello hay que ponerlo en su contexto. Se trata, no de individuos, sino de una “comunidad”. Y además, muy especial: protegida.

Eso ya nos da las pistas. La primera, la que tenemos puesta en la portada.

Cualquiera, tomado como individuo, es tolerablemente sensato y razonable; como miembro de una masa se convierte al momento en un cenutrio. (Schilller [–>])

Así que lo de pedirles actos razonables ya ha perdido todo sentido.

El aspecto de “comunidad protegida” explica el resto. A saber, la vaina del “orgullo”. ¿Por qué orgullo?

Hay que dar un paso atrás. Lo primero que quieren las minorías protegidas es dejar de ser minorías. Y para no serlo, tienen que ser como los que no son de ese grupo. O sea, exigir que se cree la ficción de que sus circunstancias son iguales que las del resto. Por ejemplo, los “negros” dejan de tener color. No se les puede llamar ni black, ni nigger. Lo que les caracteriza es cualquier otra cosa diferente de la que los caracteriza. Por ejemplo, un origen geográfico ancestral — y se les llama african american. Con lo que puedes acabar llamando subsahariano al hijo de unos inmigrantes australianos aborígenes en Madrid, si no conoces Australia y no los distingues. Cosas de la ficción. Han dejado de tener un color distintivo.

Otro ejemplo. Tenemos minorías lingüísticas para las que se crean exactamente las mismas ficciones. Regularlas y enseñarlas / obligarlas como si no fueran vernáculos, sino lenguas de curso intercontinental. Ficciones. ¿Que tener el inglés o el español como lengua materna es gran una riqueza — como bien puede comprobar cualquier irlandés o vasco? A huevo; creamos la ficción de que el gaélico o el vascuence son una riqueza. Aunque sea una “riqueza” que cuesta dinero en lugar de proporcionarlo.

¿Y qué tiene que ver el orgullo con el sexo? Mucho. Si te dicen que relaciones sexo y orgullo, pero estás en una época anterior a que orgullo implicara arco iris, la imagen mental sería inmediata. Un imbécil machista fanfarrón muy contento de si mismo, y muy orgulloso de lo machote que es. Y esa es la ficción del orgullo arco irs. La minoría protegida exigiendo la ficción de ser como los machistas. Sin comprender que como los machistas sólo son imbéciles …

Todo tiene explicación, pero no siempre es razonable. Y teniendo en cuenta que vemos palpables otros efectos producidos por hacerles altares a ciertas minorías, como por ejemplo las “normalizaciones lingüísticas”,  deberíamos darnos cuenta de que algo que parece muy bonito y muy tierno puede tener efectos bien perniciosos a la que se desmadra. Y que me perdone el arco iris. Pero siempre que vea una manifestación de cualquier orgullo me acordaré de Schiller y sus cenutrios. Aunque fuera una manifestación del día del orgullo de los coleccionistas de sellos. Y lo siguiente que pensaré es en cuántos sellos voy a tener que comprar … sin que cuente mi voluntad.