No me lo estoy inventando. Viene de un informe de la Plataforma per la Llengua sobre el uso del catalán en los patios de los colegios. Y la conclusión es que los jóvenes …

no veuen que el català sigui una llengua atractiva i pròpia, tot i ser competents en aquesta llengua i saber fer-la servir

Se puede suponer que los salvadores de lenguas son incapaces de apreciar que no hay ninguna diferencia entre “no ver”, y “no ser”.  Si no ves que la Juani sea atractiva, eso significa que la Juani no es atractiva para ti. Y lo mismo pasa con propia. La Juani sólo es “tu Juani”, si la ves como tuya; si no, no. O sea, que si los jóvenes catalanes no ven el catalán como atractivo ni propio, eso significa que -para ellos- no es ni lo uno, ni lo otro. Y ese es el estado real de la vernaculitis en España. Mucho postureo, y ningún interés.

Todo el mundo habrá oído hablar del estudio de campo. Una observación de 750 alumnos y 50 profesores, en 50 escuelas de los 35 municipios más poblados de Cataluña. Organizaban unos “talleres”, explicados en principio en inglés. Y miraban en qué lengua se relacionaban los profesores con los alumnos, y estos entre sí, cuando pasaban del inglés a una lengua más cómoda.

El resultado dice que, en el patio, sólo el 24% de las conversaciones son en catalán. Pero con una diferencia notable por edades. En las escuelas sale el 35%, pero en los institutos baja al 15%. Según creen los de la Plataforma per la Llengua, “la posible explicación es la falta de referentes culturales y de lectura para los adolescentes”.  “Los jóvenes quieren parecerse a sus referentes, que en estas edades encuentran sobre todo en redes sociales como Instagram o Youtube, donde el castellano es mayoritario”.

Incluso en zonas más catalano-parlantes se ve esta diferencia. El uso del catalán en los patios baja del 75% en las escuelas, a un 46% en los centros de secundaria.

En las zonas más castellano-parlantes, lo de las lenguas es para nota. Los alumnos hablan entre sí en catalán, en el patio, menos del 4% de las veces. Pero los profesores insisten en darles la tabarra en catalán el 88% del tiempo. Completamente bilingüe, pero con una lengua de los profesores y una lengua de los alumnos.

Regió7.cat:

El asunto tiene no poca ironía. España, un país que llegó tarde a la Ilustración y a la modernización, es probablemente el país europeo de tamaño grande que ha mantenido más en uso las lenguas regionales. Mucho Franco y mucha vaina, pero aquí hemos mantenido fablas y bables como para regalar. Porque era algo mucho más relacionado con el analfabetismo que con la política. Los “fachas” y tal. Pero ahora nos ha dado por politizar las lenguas, que resultan muy útiles de cara a esa estrategia tan en boga de las identidades víctimas. Y todos amamos apasionadamente nuestros vernáculos … de puertas para afuera. Pero a la hora de hablarlos, como resulta que no son ni atractivos ni propios,  mejor que los hable su abuela.

Para desesperación de políticos identitarios y desaprensivos, los chavales entienden muy naturalmente el asunto de las lenguas. Como que son parte de nuestra naturaleza. Las creamos, las usamos, y cuando se desgastan no tenemos ningún problema en tirarlas a la papelera. ¡Porque nunca nos han faltado lenguas que hablar! La lengua es la herramienta perecedera, e inagotable, por excelencia.

papelera

 

 

En el Twittergarten, la peña está muy excitada con un programa de TV3 de ayer. Iba sobre la salud del catalán, y se llamaba Llenguaferits. Que supongo que viene a ser algo así como lenguaheridos. La llantina, tan inevitable como insoportable, de la revolución de las sonrisas agresivas.

llenguaferits

Están acojonados los pollos de TV3. Han descubierto que la cuestión ya no es solamente “la hostilidad del Estado Español”,  o que el catalán sea oficial, sino el puto mundo que cambia. Los cachorros han dejado de consumir TV3, y así ya no les tienen pillados. Como pasa con los no cachorros, se entiende. Al parecer, las nuevas tecnologías son catalanófobas. ¡El catalán es marginal en internet! -asegura el alarmado presentador.

Netflix es más poderoso que el franquismo.

Todos los aspectos del día a día exigen un activismo; porque la alternativa es muy fácil, está ahí, y es muy cómoda.

Me convence. La apuesta es que el catalán va a quedar marginado al nicho del activismo, y al de las actividades oficiales. O sea, básicamente las multas y los pelmas. La gente normal no suele estar dispuesta a hacer grandes esfuerzos para conseguir lo que perfectamente puede suceder sin esfuerzo alguno. Salvo eso; los activistas. Los majaras que no tienen nada interesante que hacer.

Sí, es verdad que lo convierten en una cuestión moral, que pretende obligar a toda la sociedad. ¡Amamos el catalán! ¡Salvamos el catalán! Pero joé, también éramos todos muy católicos … y había colas en los prostíbulos. Es cierto que combatir una moral dominante resulta muy doloroso; pero no es menos verdad que es una herramienta tan vieja que estamos muy acostumbrados a digerirla. En vez de combatirla, disimulamos y vamos a lo nuestro. Como tontos.

Un ejemplo. En Europa, los países mas atascados con hacer política (e identitismo) basándose en el cristianismo y los “valores culturales”, son, precisamente, los ex-soviéticos. El grupo de Visegrado y esa gente. ¿Y todos esos años de marxismo impuesto, y toda la gente que rezaba -Marx, Marx, Marx? Coño, disimulaban. Lo mismo que aquí disimulan con el supuesto cuelgue que llevan con el catalán, el vascuence, o el vernáculo que se tercie. Pero una cosa es lo que se disimula, y otra lo que se hace. El prostíbulo. O esto:

lenguas-catalunha

vascuence-uso-vasquilandia

Pero lo que más me ha llamado la atención de la movida del Twittergarten es la reacción de los resistentes al imperialismo étnico. Resumiendo, dicen que TV3 da una visión “apocalíptica”. Como que exageran con la mala salud del catalán. En vez de encogerse de hombros y decir: ¿y mi qué? ¿Acaso alguien se va a quedar sin lengua? ¿Tenemos un problema de escasez de lenguas, o algo así?

cronica-global-llenguaferits

Entre todos los dramas imaginarios del mundo, probablemente no hay ninguno más idiota que preocuparse por la salud de las lenguas, o su eventual obsolescencia. ¡Que todas desaparecen, joder! Las lenguas son “herramientas kleenex”. Las creamos; las cambiamos; las destrozamos; las mejoramos; las fusionamos; y las tiramos a la basura. Y todo eso lo hacemos sin parar, y sin esfuerzo. Lo mismo que somos creadores inagotables de cuentos, también lo somos de su soporte: las lenguas. Nos puede faltar comida, si vienen mal dadas; pero no lenguas.

¡Pero es que yo quiero que gane mi lengua!

Ya, y yo quiero ligar con la vecina del tercero.

¿No lo saben esto los de la resistencia? ¿Por qué critican la versión “apocalíptica” de TV3, en vez de decir que se la suda? Yo creo que es por el truco que decíamos antes. El disimulo. Se vive mejor. Pero no hay más que sumar dos y dos. Si hay una alternativa que no exige “activismo”, o sea, esfuerzo, agresividad y mala leche, y esa alternativa es cómoda y esta ahí, ¿usted que apuesta que va a pasar?

Vascuence por saco

Nota: los “tuits” son clicables.

Añadido para la discusión (Marod):

catalan-escuelas

Yo también tengo una chapa, porque ese es un juego en el que podemos participar todos.

Vascuence por saco

Ahora esán de nuevo en campaña. Otra vez más. Parece que se trata de “animar” al ganado a asumir uno de dos papeles. El rol A, o el rol B. Que viene a ser como el rol de dominante y el de sumiso en BDSM. El primero consiste en un grupo que se compromete a hablar vascuence con todos los que se dejen. Se supone que sin pedir permiso. Al punto que su primera palabra con desconocidos será siempre en esa lengua, que ni hablamos, ni nos importa. Y el segundo grupo lo forman otros que invitarán a sus interlocutores a que se dirijan a ellos en vernáculo. Sin conmiseración. Incluso sin entender. El objetivo es el de siempre. Ese que nunca ha funcionado. Cambiar los hábitos lingüísticos de la borregada.

Dicen que hay 190.000 majoquis que se han apuntado a la campaña. Que, aparentemente, empezó el día 23. Se les reconoce, no solo porque te intentan meter vascuence por saco, sino porque se ponen una chapita en la solapa. Como diciendo: no es nada personal, no te descojones; es un juego de la tribu que tienes que tragar sí o sí.

Las chapas van de esta guisa:

vascuence-pelmda-chapas

Y luego hay, como decíamos, la chapa del insumiso:

Vascuence por saco

Según cuenta 20minutos [–>], vía Europa Press, están muy satisfechos.  Una forma de vida como otra cualquiera.

Respecto a la evolución del euskera en Bilbao, por primera vez en muchas décadas, más de la mitad de la población bilbaína sabe euskera. En los últimos 30 años se ha multiplicado por cuatro el número de euskaldunes en la capital vizcaína y actualmente el 23% de los residentes en la ciudad son euskaldunes alfabetizados y un 28% más “sabe euskera aunque con distintos niveles de dominio del idioma”.

Según eso, Bilbao debería estar llena de chapas. Pero yo no he visto ni una todavía. Tal vez porque la mala (buena) noticia sea que tanto “euskaldún” produce muy muy poco hablar. Según Soziolinguistika [–>], ni papa.

vascuence-en-bilbao-2016

De ahí lo de las chapas y los once días de pelmada extra con el vascuence. Para cambiar esos números. ¿Pero, por qué diablos iba a haber que cambiarlos? Lo que hay son todos los motivos del mundo para reducirlos, no para aumentarlos. Si el vascuence hubiera desaparecido dulcemente hace unos siglos, o si jamás hubiera entrado en Vascongadas en la baja edad media, habría mucha menos etno-manía o identismo. Sería, si acaso, un problema de Navarra. La correlación entre esas fobias y los vernáculos es apabullante. Y la causación es clarísima, al menos para los separatas. La usan con todo descaro como herramienta principal en su propósito de crear un estadito – cárcel de chichinabo. Una especie de reserva india en el corazón de Europa, llena de chapitas y maravillas. Una puta pesadilla en la que el vernáculo es un componente fundamental. Lo que sugiere con fuerza que cuanto menos vascuence, menos pesadilla.

Sí, claro; está lo del “patrimonio cultural”, que se hinchan a proclamar. Pero una lengua no es cultura, solamente es un posible soporte … de cultura o de incultura. Si no te da nada, salvo gastos y disgustos, se parece mucho más a una carga que a un patrimonio. O sea que de lo que estamos hablando es de una tara social, no de un patrimonio cultural. Y si para algunos es un “patrimonio etno-onanista”, que esa pinta tiene es la que tiene, lo suyo sería que se lo pagaran ellos, y se dieran la tabarra entre sí.

Estas campañas vascuencistas solo son más o menos soportables porque todos sabemos que están destinadas al fracaso. ¡Es algo que siempre se cumple! Se podría alegar que mantienen entretenida a la chavalería. Pero sería miles de veces más barato si se masturbaran con el sexo en lugar de con la lengua. Además de que la masturbación propiamente dicha es cosa de uno, sin molestar al resto.

Menos vascuence, Caperucita.

Fusilado y sintetizado de Elentir:

El Parlamento de Galicia (mayoría absoluta PP) aprueba lo siguiente el 9 de octubre:

12.ª  Resolución

“El Parlamento insta la Xunta a adoptar las medidas que sean necesarias, antes de finalizar la presente legislatura, para impulsar la solicitud de admisión de Galicia como miembro en la Comunidad de los Países de Lengua Portuguesa. Asimismo, insta al Gobierno gallego a desarrollar de manera real y efectiva la Ley Paz Andrade para el aprovechamiento de la lengua y cultura portuguesas convocando plazas docentes de portugués en la próxima oferta pública de empleo dirigida a la enseñanza y a dotar de presupuesto en las cuentas para 2019 la aplicación de esta ley.”

Aprobada por unanimidad de 73 diputados y diputadas.

(Propuesta de resolución núm. 22 del G.P. del Bloque Nacionalista Galego).

Fuente: Parlamento de Galicia

Para solicitar ser admitido en la Comunidad de los Países de Lengua Portuguesa, hay dos condiciones previas: ser un estado, y tener el portugués como lengua oficial.

cplp-6

Fuente: Estatutos de la CPLP

Si hay que tomar el PP como algo diferente de una banda de payasos, se deduce que ha aprobado, como “medida necesaria”, hacer de Galicia un estado antes de finalizar la presente legislatura.

También parece deducirse que quieren tener una tercera lingua oficial. El portugués. Porque si quieren “convocar plazas docentes de portugués”, significa que ahora no las hay. O sea, que el portugués es una lengua distinta del gallego, y necesitan establecerla como oficial antes de pedir el ingreso en la CPLP.

Esto son los hechos. No voy a poner las opiniones, porque me da la risa. Elentir os ofrece unas cuantas.

Fuente de la noticia, @elentirvigo en Twitter.

Hablamos de Guipúzcoa, esa mezcla entre parque de atracciones etnográfico (o reserva india), y paraíso de terroristas jubilados.

reserva-india

El tipo del cuento de hoy se llama Mikel Irízar, y es Director Foral de Normalización Lingüística del parque etnográfico. Vende, en Noticias de Gipuzkoa, un grave problema, edulcorado después con la obligada nota de optimismo.

Problema: Para tener un parque etnográfico necesitas una etnia. Sí o sí; no es una cuestión debatible. Pero la supuesta etnia no se distingue a la vista. No es una raza, como creía Arana. Y además, nadie piensa hoy que Arana fuera algo distinto que uno de los racistas impresentables que abundaron en su época. Y así, a falta de elemento visual, necesitan justificar la etnia en la parte del audio. O te hacen hablar raro, o se jodió el invento del parque.

Hay una constatación desde el principio de la legislatura de que el proceso de revitalización del euskera está en una encrucijada y de que el éxito no está asegurado. Podemos acabar acumulando capacidades y oficialidad pero de una forma que no derive en un uso cada vez mayor de la lengua.

Se entiende fácil. No hay manera de justificar etnia con el conocimiento de una lengua, por muy ágrafa y marginal que resulte. Tiene que tratarse del uso. Cruzas esta raya, y ya no entiendes a nadie. ¡Un parque étnico! Una reserva india. Un hecho diferencial. La cosa.

Y no es que puedan acabar acumulando capacidades y oficialidad de una forma que no derive en un uso mayor del vernáculo, es que eso es exactamente lo que están haciendo. No es que pueda ser; es que es.

La obligada nota de optimismo consiste en que estamos salvados porque “existe un gran compromiso social”. Pero es un clavo ardiendo. Hay tres mediciones posibles de las que Irízar no quiere saber nada.

  1. La evolución de ese compromiso social. ¿Va a más o va a menos?
  2. La cuantificación del compromiso.
  3. La calidad del mismo. ¿Es de boquilla, o tiene skin in the game?

El compromiso social, y lo que hacen (no lo que dicen) los jóvenes, es lo mismo. La juventud es la parte de la sociedad comprometida por definición; son los fáciles de engañar con campanillas de moralidad barata. Si te embarcas en una ingeniería social y no consigues engañar a los jóvenes, mejor que te dediques a otra cosa.

Cuantificación y evolución del “compromiso social”:

vasquilandia-vascuence-jovenes

Un “compromiso social” notablemente estancado, o a la baja, y en un nivel que parece francamente patético. Los chavales no eligen aprender vascuence; les obligan. Lo que es voluntario (de momento) es hablarlo. Pero es indudable que el conocimiento (repito, obligado) ha aumentado espectacularmente estos años. Y la proporción conocimiento / uso sería la medida de un “compromiso social” que no sea de boquilla.

Calidad del “compromiso social”. De las dos referencias del artículo que comentamos sale esta gráfica:

vascuence-jovenes-uso-y-conocimiento

Muy buena pinta no tiene ese “compromiso social”.

Lo podemos mirar en la población general, incluyendo todas las edades.

vascuence-uso-y-conocimiento

Si aumenta con tanta claridad el conocimiento vernáculo, pero no aumenta (o más bien disminuye) el uso vernáculo, yo no veo más que dos posibilidades. O bien el aumento del conocimiento es una fantasía, o bien el “compromiso social” es inexistente. Y cualquiera de las dos posibilidades es un fracaso rotundo de los organismos y fulanos dedicados a esa extravagante ingeniería social llamada normalización lingüística.

Lo que te espera, si les dejamos seguir con su plan:

 Hacen falta muchas más acciones y crear más condiciones para que la gente que sabe euskera encuentre un entorno amable donde hablarlo.

Dibujito: el “entorno amable” eres tú, que no estás siendo nada amable de momento. Y van a emprender acciones para corregirlo (corregirte). ¿Hace falta señalar que “acciones”, en la cabeza de un vascopiteco, no suele designar bromas?

Obstáculo:

También hay que eliminar obstáculos, como la no comprensión, para que el euskera se pueda hablar más.

Vamos, que está guapo el asunto. La encrucijada, que dice Mikel Irízar.

Fuentes

Noticias de Gipuzkoa:

Soziolinguistika:

Gobierno Vasco:

Agradecimientos

Galicia Bilingüe:

 

 

vascuence-en-bilbao-2016

Queridos niños del kindergarten. En Bilbao se habla esencialmente castellano o español, y ha subido del 91,8% al 93,9% entre 2011 y 2016. Después se puede oír ocasionalmente guiri. La mala noticia es que ha bajado del 5,0% al 3,5% entre las mismas fechas. Mala noticia, porque la presencia de extranjeros suele significar dinamismo económico. Y aun menos que guiri -y en sitios muy raros- puede ocurrir que se escuche una especie sonido español con palabras en mayormente ininteligibles. Se oye en muy pequeña cantidad, y en descenso. Del 3,2% al 2,5%, en los mismos años. Se llama vascuence, y hay pirados que afirman que es la lengua propia local.

Tal vez se podría definir como ciudad paleta aquella en la que se habla más vernáculo que guiri. Y con esa definición nos salvamos. En Bilbao, quiero decir; el resto de Vascongadas es paleta. Bueno, con Vitoria y Pamplona en la cuerda floja.

vascuence-en-capitales-2016

Si queremos mirar Vasquilandia completa, se entiende que lo de Vasqui-landia debe ser como llamarle Galia a Francia, o Celtiberia a España; una licencia poética. Por la lengua no puede ser. En ese caso se debería llamar Hispania. Y la tónica en el conjunto total es la misma. Español sube, vascuence baja.

lo-que-se-habla-en-vasquilandia

Dentro de unos años cambiamos lo de Vascongadas por Hispanizadas.

Esto es respecto de la realidad. Poco cambio que puedas notar. Que en Bilbao pase del 4,6% al 2,5% el número de las conversaciones en vascuence, en la calle, puede parecer mucho cambio. ¡Ha bajado a la mitad! Pero en la vida real, entre no oír vascuence nunca, y no oírlo jamás, no hay diferencia. No se nota. Es una virguería académica, como el cambio climático.

vascuence-en-bilbao-porcentaje

Pero también hay noticias del mundo de la fantasía. Las encuestas; lo que la gente cree que habla – por contra de lo que puedes oír que hablan. ¡Los vascoparlantes suben como la espuma! Vasquilandia está llena de vascoparlantes. Que se ve que son mudos, porque al escuchar (la medición anterior) no se les oye. Un fenómeno muy singular; sube sobre todo una categoría de vascoparlantes digna de la mayor admiración. ¡Los vascoparlantes pasivos! Joder, hasta los chimpas saben que los humanos no pueden parlar pasivamente. Es un imposible metafísico, y por eso no se les oye. ¿Serán vascoescuchantes y ha habido un trasloque en la traducción? Tampoco es fácil, porque está muy complicado lo de escuchar las conversaciones que -según la medición- no se producen. Yo apostaría que no son ni vascoparlantes pasivos, ni vascoeschuantes, sino vascofantasía.

vascofantasía

Lo mismo que yo podría decir que soy angloparlante semiactivo; un poner. Chorradas del eusko kindergarten; fantasías lingüísticas posmodernas. ¿No hay un número infinito de géneros, de graduación variable y a voluntad? Pues el vascuence no iba a ser menos, digo yo.

Pero ojo, que las fantasías se pagan. Todo ese esfuerzo, el porculo que dan, y las disfunciones, cuestan. Mucho. Y es para nada, como bien muestran sus propios números. O para una fantasía más o menos auto-satisfactoria. Si cambiáramos de mentalidad, por ejemplo con satisfacciones de mayor fuste, nos ahorrábamos una pasta. Y la podríamos dedicar a satisfacer cosas -digamos- normales.

En fin, esta es la cuarta entrada sobre Lo que se habla en Bilbao. Seguiremos actualizando la hispanización real y vasconización imaginaria del país. El resto de la serie:

Vamos a menter un añadido (08:00 14 julio) de contexto. Comparando el vascuence que se habla en la ciudad menos y la más paleta. Paleta, según esa proporción vernáculo / guiri que estabecíamos de baremo razonable. Y tampoco es que en la capital en Bildulandia sufras una eusco inmersión con la que tienes un problema por no hablar vascuence. Sí, se oye algo en lugar de nada. Pero los que lo hablan son los que menos te interesa saber lo que dicen. O los que más te interesa no saber lo que dicen. Punto de vista que te puede llevar a pensar que la supervivencia del vascuence en la UVI es una ventaja, aunque no lo parezca. Y aunque sea una ventaja muy cara.

vascuence-en-bilbao-y-sanse

Añadido para los comentarios (Luisa).

lenguas-minoritarias

 

Vascuence por saco

Fuentes:

Añadidos para la discusión con el salvalenguas de turno.

fala-galego

pm-posmo

Veo que se apunta Gloria Lago (Galicia Bilingüe), y me parece suficiente para tomarlo en serio.

La plataforma se llama Hablamos Español y la idea es presentar una Iniciativa Legislativa Popular, para lo que necesitan reunir medio millón de firmas. Reclamando la votación en el parlamento de una ley de libertad de elección lingüística.

Se puede resumir en que se metan la “normalización” por do les quepa. O sea, que sí; que los problemas de las lenguas marginales son muy interesantes, pero a mi me vas a molestar con ellos lo justito. Y ni un paso más. Por ejemplo, no me vas a quitar la libertad de usar la mía en las mismas condiciones oficiales que la minoritaria. Y si crees que eso dificulta o impide que las lenguas vernáculas tengan el mismo uso, o prestigio, o “normalización”, o lo que sea, que la lengua de todo Cristo, ajo y agua. Ocurre que mi función en el mundo no es “salvar” tu lengua. Y sobre mi real gana, ni te cuento.

La ley a presentar:

Propone lo obvio. La administración, que incluye la educación pública, ofrece las dos lenguas oficiales en igualdad de condiciones. Y los fulanos, que te incluye a ti, eligen la que les pete. Con un detalle no menos obvio:

El cumplimiento de los derechos lingüisticos reconocidos a los ciudadanos, no implicará que todos los empleados públicos deban conocer la lengua cooficial con el castellano en el territorio, sino que bastará con que la administración en su conjunto organice sus recursos humanos para satisfacer tales derechos.

La web desde la que funcionan es hispanohablantes.es:

Clic para ampliar:

De momento no veo que tengan forma de firmar por internet, y piden ayuda para organizar la recogida de firmas a boli. Estilo paleolítico. Esperemos que mejore.

Seguiremos el asunto y proporcionaremos información. Reunir medio millón de firmas no es en absoluto fácil sin partidos políticos por medio. En España todo  pasa por los partidos, y no creo que ninguno de los que están en el parlamento se vaya a apuntar. Al menos hasta que le vean las orejas al lobo. Pero si Hablamos Español consigue las firmas, iba a tener gracia. Todos los políticos a retratarse en el parlamento. Y a explicarte con tedioso pormenor y gran gimnasia argumental que la “anormalización” de tu lengua te conviene. Porque en realidad no es tu lengua propia, o algún prodigio telúrico similar. Las piedras, los bosques y los montes. Y porque Franco sigue siendo el factor dominante de tu vida.

También han sacado un vídeo:

¿Cuando le tocan los cataplines, usted qué hace, señor? Probablemente nada, si es desde el poder. Pero para eso tenemos a nuestra Gloria. Bendita.

Y la recomendación de siempre. En inglés, para no molestar:

Vascuence por saco