Luis Bouza-Brey

El rol que va a desempeñar Ciudadanos es complicado: por una parte, parece probable que tenga que pactar, desde una primera, segunda o tercera posición, con otro u otros partidos para formar Gobierno.
Por otra parte, Ciudadanos tendrá que actuar de catalizador para iniciar el proceso de reforma constitucional e institucional necesario para Regenerar el sistema político. Una regeneración cuyo núcleo esencial debería ser la reforma del sistema electoral, a fin de dar autenticidad a la representación política y acabar con la oligarquía cleptocrática que nos domina.
A ello habría que añadir una reforma del Estado Autonómico y del Senado para impulsar la cooperación centrípeta y acabar con la centrifugación y el etnicismo antidemocrático y reaccionario de los nacionalismos.
Debido a la complejidad de su rol, Ciudadanos debe actuar con sumo cuidado, creo yo que sin poner vetos a Rajoy, si éste no se cierra en banda ante las necesidades de Regeneración y reforma, y también promoviendo cambios en el PSOE, a favor de dirigentes que impulsen el pacto de Estado por la Reforma y se dejen de cordones sanitarios contra el PP y alianzas hacia la extrema izquierda, con indios bolivarianos. Y no se me ocurre un cambio más positivo para conseguir este objetivo que la sustitución de Sánchez por Susana Díaz, después de una derrota bien merecida del PSOE y el PSC.
En fin, este comentario viene a cuento por la nueva información que nos proporciona hoy José Alejandro Vara en “Vozpópuli”:
Ciudadanos ya supera en escaños al PSOE, según la última encuesta del PP

 

Moda Ciudadanos“, de Ignacio Camacho en “ABC” DEL 4-3-15

 

 

Luis Bouza-Brey:

Ciudadanos encarna la esperanza de supervivencia del sistema de libertades instaurado en el año 78.

Ciudadanos necesita definir un proyecto nacional en el que quepamos todos los españoles, regenerando el régimen constitucional, para acabar con el sectarismo de izquierdas frente a derechas, con la corrupción generalizada; con el etnonacionalismo sedicioso incapaz de aflojar sus ventosas étnicas sobre el territorio y abrirse a la hermandad entre todos los españoles; con el inmovilismo del acaparamiento del poder de unos y otros, contrario al interés general ,frente al cual emerge el populismo miope de la protesta sin alternativas viables.

Ciudadanos no es una moda “chupiguay”, sino la concrección de la necesidad nacional de un proyecto de estabilización reformista, que acabe con un régimen electoral oligárquico y un modelo de Estado autonómico pervertido que, de consuno, conducen a un Estado deslegitimado, fallido y balcanizado.

Ciudadanos constituye la esperanza de la ciudadanía demócrata y decente de salvar las libertades y salir del precipicio de corrupción e incompetencia al que nos han conducido sociolistos oportunistas, peperos acongojonados y corrompidos, tarugos etnonacionalistas esquizofrénicos, izquierdosos obtusos y paranoicos, y listillos trileros de algún partido emergente que han malogrado las fuerzas de la Regeneración.
El reto que ha de afrontar Ciudadanos es complejo y muy difícil: de su inteligencia y coherencia para superarlo depende nuestra salud pública y el futuro de España.

Luis Bouza-Brey

El régimen europeo también se descompone, después de largos años de parálisis:
Populismos de derecha o izquierda antieuropeos; economía que no acaba de despegar; parálisis e ineficiencia institucional; nacionalismos; sistemas de partidos incapaces de superar el ámbito y la dinámica interestatal; crisis del modelo de Estado de Bienestar europeo frente a la globalización y las potencias emergentes; límites de la Unión en peligro por el Este y el Sur… La parálisis y ausencia de proyecto global amenazan derrumbe del sistema.

¿No les produce esto la sensación de que lo que es arriba es también abajo?

Está emergiendo un cambio de época, y aún no maduró la conciencia para poder afrontarlo.

Ved: “El momento de la verdad de Angela Merkel“, de JOSCHKA FISCHER.