gallup-prensa-dems-inds-reps

Me parece muy interesante esta encuesta de Gallup sobre la confianza en la prensa. Es una serie que hacen anualmente desde 1997. Empezaron en 1972, aunque de forma ocasional. Y el máximo de confianza fue en 1976. Esa primera época de la encuesta, en la que se ve mucha confianza de los lectores en la prensa, coincide con las grandes noticias y escándalos de la guerra de Vietnam y el Watergate. Una prensa “cañera” a tope.

Desde entonces la confianza ha caído mucho. Tenemos los datos anuales desde 1997, pero con el punto máximo de 1976.

gallup-prensa

Visto este dato, no parece extraño que la prensa sea un negocio en situación delicada. Si no te fías de lo que te proporcionan, parece como que el único remedio es dedicarse al entretenimiento. Y tal vez de ahí la telebasura. Y esa prensa de calidad que padecemos, con noticias y calentamientos globales cada día más estrafalarios.

Pero lo que más me llama la atención es lo mal repartida que está la desconfianza. Y hay cierta paradoja curiosa. Según la tesis imperante y progre, el problema con el periodismo vendría de ser un negocio particular de sucios capitalistas. Y por tanto dedicado a defender sus intereses bastardos en lugar de una veracidad más o menos objetiva. El problema es que estos datos son USA, donde la prensa es capitalista de verdad. Y no se ve lo que esperarías de la tesis progre. Una mayor confianza y satisfacción de los republicanos, y los demócratas progres desatendidos. Ocurre lo contrario. Dentro de la desconfianza generalizada, esta aumenta más de tres veces más entre republicanos e independientes que entre los demócratas.

gallup-prensa-dems-inds-reps

Si usamos la línea de tendencia para evitar las oscilaciones, la confianza de los demócratas ha descendido unos 8 puntos desde 1.997; y la de independientes y republicanos nada menos que 25. Así que no parece que los sucios capitalistas propietarios de medios de comunicación estén atendiendo los intereses de los lectores partidarios de los sucios capitalistas.

Y aquí hay una primera pregunta inevitable. ¿De dónde viene esa diferencia? ¿Es porque los periodistas y propietarios de medios son mayormente de izquierdas? Suena extraño, porque eso querría decir que hay un nicho de negocio muy desatendido y nadie se da cuenta para aprovecharlo. Se trataría de un problema de empresarios (y periodistas) incompetentes. No parece probable como problema generalizado.

La alternativa sería una diferencia estructural en el espectro político. Que ser “progre”, hoy, signifique ser crédulo. O partidario de lo que sea el “discurso dominante”, u oficial, o como queramos llamarle. Tragar con “lo que toca” por así decir. Y eso tal vez podría explicar fenómenos como los políticos frikis de derechas, que tienen éxito por decir “lo que no toca”, aunque sea una imbecilidad tan grande como lo que sí toca. Trump, brexiters, Le Pen, y prodigios similares.

La otra pregunta es el destino de la prensa. Una desconfianza generalizada y en aumento significa una ruina de negocio. Y que sólo va a tener agarre en los lectores del progretariado. Y entonces, si tienes lectores sobre todo de izquierdas, y un negocio ruinoso, la solución es muy conocida. Y siempre es la misma. Prensa pública o muy subvencionada. O sea, o Cataluña, o Pablemos. Y eso será …. ¡en nombre de la democracia!

Mala pinta tiene el asunto.

Fuentes:

Fabius Maximus:

Gallup:

Esta entrada es una respuesta a una curiosidad que me ha llegado repetidamente por Twitter. Sobre este gráfico: https://t.co/kd5QdSmJR4.

Es de un tamaño tan descomunal que no se puede ver entero. Necesita una barra de desplazamiento casi infinita. Pretende representar la temperatura de la tierra desde la última glaciación, y lleva anotaciones y dibujitos añadidos, como para darle contexto histórico. O prehistórico más bien.

Vamos a ponerlo de forma “normal”, aunque se vea muy poco. He engordado la línea de la temperatura para intentar que se vea.

grafico-clima-600

Por supuesto, al final del gráfico hay un calentón espectacular. El famoso Calentamiento Global Acojonante. Lo muestro. Añado la línea rosa marcando el supuesto máximo del Holoceno de ese gráfico, que viene de siete mil años hacia la izquierda.

grafico-clima-de-moda-final

El mensaje es muy claro. La temperatura en la tierra no cambiaba, salvo medida en milenios, hasta que llegó la pecaminosa industrialización humana que le ha metido un calentón a la temperatura del planeta – jamás visto. Jamás visto a tal velocidad. Y ahora estaríamos, según esta obra de “arte” (es lo que es), igual que en el máximo del Holoceno. Pero a muy pocas décadas de salirnos del mapa.

No dice de dónde saca los datos (en los comentarios señalan que en el TBO -no en el texto- aparece la fuente de los datos, que es la que decimos a continuación). Pero cualquiera que tenga alguna experiencia en el debate del clima reconoce de inmediato la segunda mitad de la curva. La que va desde hace 11.000 años hasta el presente. Viene de Marcott et al 2013. Y por tanto es una mentira, confesada como mentira por el propio autor. Lo veremos luego, pero primero vamos a compararlo con otras reconstrucciones de temperatura menos desacreditadas que esta. Vaya; no desacreditadas, al contrario que la de Marcott.

Reconstrucción de temperaturas del hemisferio norte extra-tropical (desde 20ºN hasta 90ºN) de Ljungqvist 2010. Los últimos 2.000 años.

Y reconstrucción de temperaturas en  Groenlandia (Summit), últimos 4.000 años, de Kobashi 2010.

kobashi-4000-years

La reconstrucción de Kobashi y la de Ljungqvist sí se parecen mucho; son más o menos la misma historia. Pero no se parecen en absoluto a la obra de “arte”. Son dos cuentos completamente distintos. La obra de arte, en su segunda mitad, viene de este gráfico de Marcott:

Y el problema es que ese gráfico es una mentira. Así, tan claro; una mentira. Y lo dice Marcott mismo. Consiguió que toda la prensa hablara de la espectacular subida de temperatura reciente, sin precedentes desde la revolución neolítica. Con la pequeña circunstancia de que ese espectáculo no se puede desprender de los datos de Marcott.

El artista mismo, en unas FAQ publicadas [–>] con posterioridad a la polémica que levantó su trabajo:

Q: What do paleotemperature reconstructions show about the temperature of the last 100 years?

A: Our global paleotemperature reconstruction includes a so-called “uptick” in temperatures during the 20th-century. However, in the paper we make the point that this particular feature is of shorter duration than the inherent smoothing in our statistical averaging procedure, and that it is based on only a few available paleo-reconstructions of the type we used. Thus, the 20thcentury portion of our paleotemperature stack is not statistically robust, cannot be considered representative of global temperature changes, and therefore is not the basis of any of our conclusions.

Explicación. En la parte anterior a los últimos cien años, el gráfico tiene una resolución máxima de unos 300 años. O sea, pretende representar temperaturas medias de 3 siglos o más. Y si hubieran hecho lo mismo con los últimos 300 años, no se vería ninguna subida de temperatura. Además, son muy pocos puntos de datos en ese tramo. Bien hecho quedaría así (en gráfico de Rogerl Pielke jr.).

Y por eso no se parecen las reconstrucciones de Ljungqvist y Kobashi a la de Marcott. Son resoluciones muy distintas, y Ljungqvist y Kobashi no pegan cambiazos de resolución en el mismo gráfico.

Lo de Marcott tiene muchos más problemas; no sólo el cambiazo de resolución. La estadística es de risa. Pongo enlaces a continuación. Pero lo más importante es que este gráfico, que tanto impacto está causando, no se soporta en los datos de los que viene el gráfico. Según confesión de su propio autor.

Yo suelo decir que, en general, los científicos alarmistas del clima se engañan y exageran, pero no mienten. Pero hay excepciones. Esta es una de ellas. Y lo malo es que los chicos del clima, que no mienten en general, sí son culpables de callarse ante algunas mentiras palmarias como esta.

Enlaces.

Roger Pielke jr.

Steve McIntyre:

Añadido para la amable comentarista Catalina de Erauso.

rss-calentamiento-global-por-latitud-g

 

 

 

Hay una curiosa coincidencia entre la visión de “internet” -digamos bloglandia, Twitter, etc- que tienen los periodistas más pensadores,  y la visión de “la prensa” que tienen los internautas más productores de contenidos. Y se puede reducir a este párrafo [The Cult ] de una entrevista con Arcadi Espada, que sirve para ambos casos si cambiamos los términos.

Es conocido que Espada no suele coincidir con esos “geeks más o menos analfabetos”, como él los llama, convencidos de que el mundo online es una Arcadia incomprendida por los editores. “Cuando se dice es que el mundo periodístico está al margen del universo online –dice–, conviene matizar. Es verdad que los huesos no los han dado ellos, pero todo lo demás sí. Toda la conversación que circula por la red es, en un noventa por ciento –por decir una cifra convencional pero entendible para todo el mundo–, algo producido por periodistas. O sea, la conversación en Twitter parte, en su inmensa mayoría, de hallazgos de producciones que son periodísticas”.

Y los “geeks” que dice Espada piensan lo mismo, pero justo al revés. Que lamentablemente -y tal vez sólo todavía- las conversaciones que mueven el mundo están (mal) recogidas por periodistas más o menos analfabetos, y distribuidas básicamente por Twitter. Con la notable excepción de algunos periodistas muy especializados, que ni son periodistas, ni el periódico les podría pagar las horas que invierten en enterarse.

Supongo que todo depende de dónde ponga uno el foco. En la masa, o en la sustancia. A nadie se le ocurriría juzgar la cultura romana por las conversaciones que se oyen en el circo un domingo de gladiadores. Pero eso es lo que está haciendo Espada con “internet”. Y claro, sólo puede ver orcos muy cafres.

orc

El problema es que si hacemos lo mismo con “la prensa”, el resultado es exactamente igual. Plumillas desinformados diciendo burradas, cuando no idioteces grotescas, más o menos al servicio de una ideología. O de unos políticos que parecen estar participando en un campeonato de payasos. ¡Pero protestan porque los “lectores” no pasen de los titulares!

arcadi-e-internet

¿Y de quién será la culpa si los posibles usuarios no pasan de los titulares? ¿De los los usuarios,  o de la falta habitual de contenido más allá de lo que ya dice el titular?

Vamos a poner un ejemplo de “internet” para Espada, cambiando el foco de la masa a la sustancia. Y ya lo siento por él, pero es gratis. Si medimos en dinero; si lo hacemos en tiempo no tiene nada de gratis. Y esto que vamos a mostrar, ni existía, ni podía existir antes de internet.

Supongo que aceptamos que la discusión sobre el cambio climático es de interés público. Nos afecta a todos, muy directamente. Y la mayor parte de los que no quieren creer que el clima sea un problema, tienden a agarrarse a la idea de que los cambios en el clima vienen del sol. Intuitivamente parece la solución fácil.

Y ahora tienes dos titulares sobre estudios científicos nuevos a los que los de la “cuerda escéptica” se agarrarían sin la menor sombra de duda. Es justo lo que quieren escuchar.

Pero precisamente por ser “internet”, y muy probablemente por ser gratis, puede ocurrir el milagro que ocurre. Que los comentarios de los lectores (muchos de ellos especialistas) son mucho más interesantes que los artículos, y que te basta con eso para darte cuenta de que no hay ningún fuste, de momento, a una explicación solar para el cambio climático. Ni en estos dos estudios recién salidos, ni en general.  ¡Y lo encuentras en un sitio de los llamados “negacionistas”!

De acuerdo; esto no es “la conversación en Twitter”. Pero sí es parte de ella. Y es justo la parte que van a usar los políticos en el Senado y en el Congreso USA para hacer leyes y presupuestos. Y ni es una producción periodística, ni podría serlo. En ningún periódico del mundo ocurre nada parecido. Tampoco es algo que debas esperar; probablemente no es su función. Pero así como bloglandia y Twitter han encontrado su función, y aquí está la criatura que muestra el ejemplo, no parece que “la prensa” tenga tan clara la suya.

esos “geeks más o menos analfabetos”…  convencidos de que el mundo online es una Arcadia incomprendida por los editores

¿Y cuál es el editor periodístico que ha aprovechado este contenido de Arcadia, o tantísimos similares?

¿Te acuerdas de cómo suelen dar las noticias de los famosos récords de temperatura global, que suelen ser fracciones de décimas de grado? Pues ahora mira los récords de los que no sueles oír hablar.

produccion-mundial-de-trigo

¡El año de más pan de toda la historia!

– ¡9 millones más de toneladas de trigo!

¡Se bate el récord del año pasado por más de un 1%!

¡Los últimos cuatro años han sido récords consecutivos!

¡Nueve de los diez años de mayor producción están en los últimos 10 años!

¡No sólo crece la producción total de trigo, sino el rendimiento por hectárea!

trigo-por-superficie

De esto último sólo encuentro datos hasta 2010 en la FAO.

Lo que parece haberse estabilizado es la cantidad de trigo por persona. En unos 100 Kgs. por cabeza y año, que se alcanzó hacia 1980.

Hemos puesto trigo porque es la noticia reciente, sacada en el Financial Times [–>]. Y en realidad es una actualización de la cifra que se espera para 2016. Pero sale lo mismo si miras los cereales en total, o cualquier otro índice de bienestar humano. Lo que nos da una perspectiva bastante buena del famoso Cambio Climático Acojonante. Nunca ha sido mala idea medir el clima en cereales. Y por eso antes les llamaban óptimos climáticos a las fases cálidas del clima, como la actual. Ahora les llaman anomalías climáticas, para asustar. Pero si miras los cereales, no asusta nada. Al contrario; más bien alegra.

cereales-mundial

Aprovechamos para actualizar la temperatura global medida por satélites, en la que no se ven todos esos récords de los que tanto hablan.

temperatura-global-uah-agosto-2016

Fuente, WUWT:

Datos, FAO:

Ver actualización, abajo.

Son las cosas del Calentamiento Global Acojonante. Es contagioso. Y entonces, si a las garrapatas les favorecen los inviernos menos fríos, y hay un Calentamiento Global Acojonate que calienta los inviernos, eso produce una invasión de garrapatas en España aunque los inviernos en España no se estén calentando. Contagio. Magia.

Octavio nos trae [–>] la noticia:

la-razon-y-las-garrapatas

Y debe ser la pera, porque lo dice [–>] nada menos que …

Un informe del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC)de la Unión Europea afirma que las enfermedades transmitidas por las picaduras de las garrapatas están aumentando por el cambio climático

El único problema es que en 27 años, en España, los inviernos no han tenido ningún cambio climático por lo que respecta a su suavidad. Desde 1988.

aemet-inviernos-desde-1988

No sé; tal vez inviernos “más suaves” signifique con más lluvia, o con menos. Pero tampoco parece que haya mucho cambio en pluviosidad en los últimos 27 años. No lo voy a digitalizar, porque a simple vista se nota.

Serie de precipitaciones medias sobre España (mm) del trimestre diciembre-febrero

Lo dicho. El Cambio Climático Global es contagioso. No hace falta que ocurra en todas partes, por ejemplo en España, para que se exciten las garrapatas. Lo hacen por telepatía.

También se nos pueden ocurrir muchos titulares que nunca sacarán en tu periódico favorito. Porque, ¿no tendrán nada de bueno unos inviernos más suaves? Es casi imposible. En la naturaleza nada suele ser absolutamente malo, ni absolutamente bueno. Eso suele ser típico de las religiones. El pecado y tal. En el mundo real, los cambios suelen ser buenos para unos y malos para otros. O buenos por un aspecto, y malos según otra consideración diferente. Menos el Cambio Climático Acojonante, que es todo mal sin mezcla de bien alguno. Incluso aunque no sea cambio, como los inviernos en España.

Actualización:

Javier Corripio pone en los comentarios buena literatura científica  contradiciendo la chorrada de arriba. No tiene nada que ver con el “cambio climático”:
Randolph, 2004:

These climate data do not reveal any obvious differences between sites where TBE did or did not ‘emerge’, and in Sweden increases in TBE pre-dated the onset of warmer springs and winters. If recorded climate changes cannot yet satisfactorily explain the temporal and spatial patterns of tick-borne disease change in Europe, the impact of biotic factors, such as increases in deer abundance and changing habitat structure, and of socio-political changes following the end of communist rule, demand more detailed quantitative analyses.

Sumilo, 2008:

Tick-borne encephalitis (TBE), the most serious widespread vector-borne disease of humans in Europe, increased from 2- to 30-fold in many Central and Eastern European countries from 1992 to 1993, coinciding with independence from Soviet rule. Unemployment and low income have been shown in Latvia to be statistically associated with high-risk behaviour involving harvest of wild foods from tick-infested forests, and also with not being vaccinated against TBE.

  • Sumilo, D., Bormane, A., Asokliene, L., Vasilenko, V., Golovljova, I., Avsic-Zupanc, T., Hubalek, Z. and Randolph, S. E.: Socio-economic factors in the differential upsurge of tick-borne encephalitis in Central and Eastern Europe., Rev. Med. Virol., 18(2), 81–95, doi:10.1002/rmv.566
    http://onlinelibrary.wiley.com.sci-hub.ac/doi/10.1002/rmv.566/

juan-cla-politicamente-correcto

El periodista Juan Claudio de Ramón le tiene “mania” (asco, lo que sea) al payaso Donald Trump. (Clic [–>] para el artículo). Yo también. Cint Eastwood ha defendido a Trump, alegando que la gente está harta de lo políticamente correcto, y de tanto lameculos. Y que los jóvenes son “una generación de nenazas”.

Pero [Trump] ha visto algo, porque todo el mundo se está cansando secretamente de la correccion política, los lameculos. Estamos en una generación de lameculos. Esta es la generación de las nenazas. Todo el mundo se la coge con papel de fumar. Vemos a gente acusando a otros de racismo y todo tipo de cosas. Cuando yo crecí no se llamaba racismo a esas cosas. [–>]

De Ramón, en una clásica operación de “pensamiento inverso” (si Trump es un error, toda defensa de Trump tiene que ser un error), se fabrica un monstruo cognitivo para conseguir su propóstito. El pensamiento “políticamente correcto” es la defensa de minorías penalizadas, o que se pueden presumir penalizadas. Y el intentar no herirles en sus sentimientos. Esto molesta a las mayorías no penalizadas (el macho blanco, vaya), que aprovechan a Trump para -literalmente- desahogar su deseo reprimido. Pero los progres a veces tienen razón. Es más razonable pecar de políticamente correctos, o de buenismo, que de su contrario, que sería el “malismo”.

El pensamiento inverso siempre tiene problemas. Y este caso no es una excepción; en concreto tiene tres problemas. Gordos. Muy gordos.

1. Juan Claudio no tiene ningún indicio de que Clint esté reprimido por no poder patear culos negros, como quisiera. O los votantes de Trump.

2. El “pensamiento políticamente correcto” no es, ni de lejos, lo que dice el periodista. Ese es uno de sus aspectos. Pero no hay ninguna minoría penalizada porque eventualmente desaparezca una lengua, y esa es una orden tajante y muy importante del “pensamiento políticamente correcto”. Tampoco hay ninguna minoría implicada en el cuento del Calentamiento Global Acojonante, y también es “pensamiento políticamente correcto” en su máxima expresión. Y se pueden poner una multitud de ejemplos.

Si uno extrae el mínimo común denominador de los ejemplos, va a encontrar un esquema. Una función. Todos implican un problema, imaginario las más de las veces, que sólo el gobierno puede arreglar. Y no de cualquier manera, sino de la manera favorita del gobierno (y del progretariado): extrayendo más dinero, y anulando más libertades. Y el dinero nuevo extraído, so capa de ser repartido, lo hace de una manera tan confusa e incontrolable que siempre acaba más concentrando en lugar de más distribuido.

Otra característica común es que tratándose en todos los caso de bienes “morales”, no se pueden criticar, y es de muy mal gusto pedir cuentas. El sueño húmedo de todo chorizo.

3. Llamarle “buenismo” a una imbecilidad que se quiere hacer pasar por buena, no siéndolo, no hace que su crítica sea “malismo”. Lo que hace es que su crítica sea racionalidad, o sensatez, o como se le quiera llamar. Pero al estar “moralizada” la imbecilidad, hace que De Ramón se trague la pamema de la maldad de criticar lo imbécil.

Del punto (2) sacamos la explicación de la generación de nenazas. Si los gobiernos están a la búsqueda desesperada de colectivos de víctimas -preferentemente imaginaras (*)- para llegar a sus propósitos (dinero, poder) con la disculpa de su defensa, es completamente natural que las generaciones nuevas se conviertan en colectivos de llorones en espera de ser defendidos. Porque si impera el principio de que el que no llora no mama, lo que conviene es llorar.

Nota (*): Lo de (colectivos de víctimas) preferentemente imaginarias no parece obvio a primera vista, pero lo es. Las víctimas reales, como los problemas reales, suelen ser medibles; esto es, se sabe cuándo se han solucionado. Los imaginarios, por serlo, es muy fácil que no se puedan arreglar; y tenemos invento para siempre. El mejor ejemplo, las drogas. Las lenguas tampoco son ninguna tontería; ¿quién es el guapo que puede asegurar que no queda algún niño en Cataluña que sigue soñando en castellano por la noche? Lo mismo vale para los sueños de los terroristas machistas, de los que seguro que se pueden sentir (o imaginar) miradas peligrosas con toda facilidad. ¿Y los negros? ¡Ah, los negros!

Digámoslo así, querido Clint: a veces los progres tienen razón.

Digámoslo así, querido Juan Claudio. Clint no es un intelectual; se explica de aquella manera. Tú, se supone que sí lo eres. Y te han colado el mejor cuento de poder jamás inventado.

climate-vulnerable-group

monbiot-es-tontolculo

George Mobiot, señero activista climático (se dice periodista) del Guardian está muy alarmado. Más que lo normal, vaya. Porque la prensa no da importancia al calentamiento global que -en su docta opinión- supone ya una crisis tremenda. Es más, ¡nos están ocultando el Calentamiento Global Acojonante! – según asegura en el título. Y arranca así.

Al paso que vamos, este será un año récord de temperatura jamás medido. El anterior récord se estableción en 2015. Y el anterior en 2014. 15 de los 16 años más calientes han sido en el siglo XXI. Cada uno de los de los últimos 14 meses ha batido el récord de temperatura mensual. Pero todavía puedes oír a gente repitiendo la vieja aserción, propuesta primero por los “lobistas” de los combustibles fósiles, de que el calentamiento global se paró en 1998.

Dibujito para Monbiot y otros subnis. Todas esas condiciones citadas se pueden dar perfectamente sin que deje de ser cierto que el calentamiento se paró en 1998. Por ejemplo, así:

Monbiot-y-otros-tontos

Cumple todas las condiciones de Monbiot:

  • Récord 1º en 2016, 2º en 2015, 3º en 2014.
  • 15 de los 16 registros más calientes en el siglo XXI.
  • 14 meses seguidos de récord mensual.

Pero no cumple la conclusión idiota de Monbitot:

  • El calentamiento Sí se ha detenido en 1998 – en esta serie de ejemplo y hasta fin de 2016.

Nota: hay mil formas (mil series posibles) de que salga un gráfico con las mismas conclusiones. Este es sólo para dar la idea más clara.

Además tampoco hace falta mecánica cuántica para pensar que “calentamiento” no quiere decir nada. Puede ser mucho, poco, o inapreciable. Puede ser un problema o una bendición. Y puede tener todo tipo de futuros, todos ellos incognoscibles. Calentamiento, a secas, no tiene ninguna infomación relevante. Y para saber el significado de que una mayoría de “expertos” predigan un futuro negro … basta mirar el resultado habitual de las predicciones de los expertos. Es más barato hacerle caso a Nostradamus, y el resultado no es mejor — por lo que hemos visto hasta la fecha. Medido; conocimiento empírico. Y si ya miramos el sector específico de la alarma “verde” en general, o de la predicción climática en particular, le hacemos un monumento a Michel de Nostredame. Y Premio Nobel.

Nostradamus by Cesar.jpg

Monbiot puede mentir porque cree que salvar el mudo es un bien moral muy superior que no encalomarle trolas a sus lectores. O puede que sea de una incompetencia tan formidable como para no saber que su “demostración” de que el calentamiento no se ha parado en 1998 no lo demuestra, y es una chorrada. Es indiferente cuál de los dos sea su problema. Lo que cuenta es que es un tipo de forma de “pensar” que se ve por doquier en todos los alarmistas. Si uno se fija, casi todas sus construcciones son similares. Y como no pueden ser todos subnis -aunque Monbiot muy bien puede serlo- habrá que concluir que se trata de una gente convencida de que “la verdad” se cuenta mintiendo.

Y luego ya, que cada cuál adopte la estrategia que crea conveniente con la gente que miente para exponer su “verdad”. Hay muchas más cosas tan espectacularmente desmontables como esta en el artículo del Guardian. Todas las que dice, en realidad. Pero mejor centrarse en una; porque se presta a dibujitos para los subnis, y es un tipo de argumento idiota que usan todo el rato. Tratan de abrumar con récord por aquí y calentamiento por allá, cuando no significan nada.

Nota: La idea de que el calentamiento se paró en 1998 no viene de “lobista” alguno. Viene del IPCC:

IPCC 2013 (sobre lo que llama “the hiatus” – nosotros “la pausa”):

T]he rate of warming over the past 15 years (1998–2012) [is] 0.05 [–0.05 to +0.15] °C per decade)which is smaller than the rate calculated since 1951 (1951–2012) [of] 0.12 [0.08 to 0.14] °C per decade.

Lo que el IPCC se “olvida” de decir que sobre todo es mucho menor que la tasa calculada para 1975 – 2012 que es 0,18ºC por década.

IPCC 2007:

For the next two decades, a warming of about 0.2°C per decade is projected for a range of SRES emission scenarios.  (AR4 SPM)

Y viene de los datos que no le gustan a Monbiot. Aprovechamos para actualizar la serie desde satélites UAH a julio 2016.

UAH-jul16

Fuente de la idea, WUWT: