Imagina que alguien te casca un explicación como esta:

La mayor parte de la gente no rechaza la ciencia en general porque tengan un problema con la ciencia. Las mismas ecuaciones de transporte radiativo y de la dinámica no lineal de fluidos que explican cómo funcionan nuestros hornos, o cómo vuelan los aviones, proporcionan también la base de nuestros modelos climáticos. Al contrario, la gente rechaza selectivamente un conjunto específico de hallazgos científicos: aquellos que perciben como una amenaza a su ideología o a su visión del mundo, y por tanto a su identidad.

El problema es que no estamos hablando de un turista cantamañanas, sino de alguien con la inteligencia suficiente como para tener un doctorado en física, y los concimientos del especialista en la materia (física atmosférica).

katherine-hayhoe

Pero toda esa inteligencia y conocimientos no son suficientes para una operación mental que debería estar al aclance de un adolescente de inteligencia media. Comprender que tener “la misma base” no asegura tener la misma fiabilidad. Todo dependerá de cuántos añadidos se sumen a “la base”, y de la fiabilidad total de ese conjunto de añadidos. También se puede sospechar que la posibilidad de hacer experimentos, o no, influirá mucho en el asunto. Todas las ecuaciones prodigiosas imaginables no van a sustituir la capacidad de hacer un horno para medir qué pasa dentro … y con ello comprobar empíricamente que a las ecuaciones no les falta nada. O nada tan relevante como para cambiar significativamente el resultado. También se debería notar que se hacían veleros y molinos de viento sin que nadie supiera nada de dinámica de fluidos; y hornos de piedra sin ecuaciones de transporte radiativo.

La gente se fía de las vacunas, y no se fía de los consensos sobre nutrición, a pesar de que compartan mucha base. ¿Puede haber un motivo “ideológico”? Poder, seguro que puede. Pero sería sumamente extravagante descartar, de antemano, que la diferencia en el historial de aciertos de ambas disciplinas no intervenga en la fiabilidad que les otorga el personal. Las vacunas impiden enfermedades; los hornos cocinan los alimentos; y los aviones vuelan. Pero las grasas y la carne -por poner sólo dos ejemplos- son mortales, o son estupendas, al albur de algo que sólo se puede describir como moda. Y la nieve es un asunto del pasado, por culpa del Calentameinto Global Acojonante; cuando también dicen que las grandes nevadas son el producto obvio del mismo fenómeno. Contradicciones a gogó … ¡a pesar de tener “la misma base” que lo de los hornos y lo de los aviones! ¿Podría ser la diferencia entre un sistema complicado y un sistema complejo?

Wikipedia para Katherine Hayhoe: Sistema complejo.

Es muy posible que la gente rechaze selectivamente el conjunto específico de hallazgos científicos que perciben como una amenaza a su ideología. Hay estudios que dicen haberlo medido. Ver Kahan. Y además suena muy verosímil. Pero la gente cree en la evolución, sin mayores problemas — si exceptuamos el extraño caso de EEUU. Y es difícil encontrar algo más “ideológico” y divisivo. Bueno, también hay la excepción de las feministas. Creen en la evolución … hasta la mujer humana, que no le afecta. Pero incluso entre las feministas, sólo ocurre entre las más radicales. Y además, entre las más “analfabetas”: las académicas de “estudios de género” y similares, no entre las de ciencias. O sea, en este caso el resultado no depende tanto de la ideología.

Y es que hay otra posibilidad que Katherine Hayhoe no es capaz de contemplar. Que lo que llama “hallazgos científicos” sean meras opiniones (especulaciones) científicas. Y estamos en la operación circular de siempre. Hallazgo científico viene definido por consenso científico. Como el de las grasas y la carne. Y entonces, ¿quién actúa razonablemente? ¿El #kindergarten que cree que consenso define hallazgo, o el recalcitrante (por ejemplo de “identidad empirista”) que necesita que le muestren el cadáver antes de creer en el crimen?

El problema es que no estamos hablando de un turista cantamañanas, sino de alguien con la inteligencia suficiente como para tener un doctorado en física, y los concimientos del especialista en la materia (física atmosférica).

Te habías olvidado del factor #kindergarten, hermano.

Fuentes

Hayhoe:

Kahan:

Plaza, crítica de Kahan:

De la sección chiflados amantes de las discusiones, una joya.

Ya siento, es en inglés, y 30 minutos. Pero hablan muy fácil, y a mi me parece una de las entrevistas más espectaculares que he visto. La periodista (@cathynewman) es muy buena, y Jordan B es Peterson (@jordanbpeterson). Sale un brillante ejercicio de la razón contra la moral. Que consiste en que la frailesa quiere encalomarle expresiones pecaminosas al pensador, muy agresivamente, y este va puntualizando una por una (no es eso lo que he dicho), y aprovechando para poner datos de interés sobre la mesa. Pero a la moral no le interesa el conocimiento, le interesa el pecado. Y especialmente el pecador. Y así una vez tras otra, en fintas y regates sin parar. Y en una versión muy inteligente, en la que la moral pilla de inmediato cuando pincha en hueso (todas las veces), y pega sin más un salto al siguiente ataque.

Al final lo que queda es un destrozo notable de la ideología. Pero elegante, sin sangre.

Tal vez lo más espectacular sea esto que transcribo:

– ¿Por que debería tu derecho a la libertad de expresión superar el derecho de un “trans” (da igual lo que sea) a no ser ofendido?

– Porque para ser capaz de pensar tienes que arriesgar poder ser ofensivo.

Acojonante sutileza. Peterson no emplea el argumento clásico de que no existe el derecho a no ser ofendido; directamente plantea la consecuencia de que existiera ese derecho, por encima o a la par de la libertad de expresión. No poder pensar. Y sigue:

– Mira la conversación que estamos teniendo. Claramente quieres correr el riesgo de ofenderme a mi, en la búsqueda de la verdad. ¿Por qué deberías tener el derecho de hacer eso? Ha sido francamente incómodo.

– Bueno, estoy muy contenta de haberte puesto en el atolladero.

– Jaja. Pero entiendes mi punto. Estás haciendo lo que deberías hacer. Que es escarbar para ver lo que hay. Y estás ejerciendo tu libertad de expresión, ciertamente arriesgando ofenderme. Y está muy bien. ¡Bravo por tí! — en lo que a mi respecta.

– ¿No has has dicho que? … estoy tratando de buscar las palabras …

Y pasan unos segundos sin que salgan las palabras, mientras la expresión de la cara es un poema.

cathy-newman

– Ja, te he pillado.

– Me has pillado, me has pillado. Estoy tratando de darle forma en la cabeza. Ha llevado un tiempo.

Son muy interesante todos los puntos que tocan. Que toca Peterson, a ella no le interesan gran cosa. Sólo le importa la caza del inmoral. Pero ha salido al revés; el pecador no ha sido cazado, y ha puesto conocimiento sobre la mesa.

¿Diferencia de nivel? No necesariamente. Newman es muy lista, y sin duda muy eficaz. Ambos son muy buenos. Pero el efecto de la ideología sobre la neurona es, muy a menudo, terminal. Y si hay alguien preparado enfrente, no deja que los trucos lo oculten.

Fuente, y vídeo de mejor calidad, Channel 4 News:

 

 

 

 

No parece que sea una guerra de sexos, sino una carrera de víctimas. Y su último episodio tiene morbo.

Las de la carrera de víctimas siempre alegarán que esto no se puede juzgar desde el heteropatriarcado. No entendemos. Y es un argumento posible — aunque parte de una asunción cuyas consecuencias habría que examinar. Por eso lo miraremos desde el punto de vista de mujer libre de victimismo. Por ejemplo, la autora Amy Alkon opina sobre el caso:

Si eres una mujer tan frágil emocionalmente que no tienes voluntad para controlar tus actos en la presencia de una persona desarmada que quiere algo que tú no quieres, no deberías tener permiso para salir sin supervision.

Como en la época victoriana, deberías encontrarte con hombres en el salón familiar, y con carabina.

La historia es de hace un año, pero es ahora cuando está de moda sacarlas a la luz. Y lo de la circunstancia podría entenderse como relevante. Olvidemos que desde Casanova las ostras son el manjar afrodisíaco por excelencia, y que el paso previo fue, precisamente, una conocida goleta-bar de ostras de Nueva York.

Grand_Banks_Media_Kit_2015_Cocktail_Bar_Night_CREDIT-Liz-Clayman

Lo que resulta imposible olvidar es lo que tiene en la cabeza el fulano cuando la “víctima” le acompaña a su apartamento después de la cena. No es una apuesta nada difícil. Y si el gachó es un tipo civilizado y auto-proclamado feminista, como Aziz Ansari, es razonable esperar que no use la fuerza, ni la encierre en el apartamento con llave; esas cosas. Que son las cosas que no ocurrieron en la “peor experiencia que jamás ha tenido” la mujer víctima.

Conocemos bien lo que pasó porque la chica (23 años) no ha tenido el menor inconveniente en relatarlo al mundo con pornográfico detalle.

Incluso nos proporciona sus mensajes con el “agresor” al día siguiente:

grace-aziz

¿Cuál es el equívoco aquí; las señales mal interpretadas? Lo dice bastante claro: Es como si nada cambiara después de haber dicho que me gustaría tomarlo con más calma. Es un desacuerdo, obviamente. Incluso se le podría llamar conflicto. Dos trenes que circulan a velocidades distintas … ¡por la misma vía! Problema. Lo que no había es ningún síntoma, ya desde el principio de una noche bastante larga, de que el tren Aziz fuera muy proclive cambiar de velocidad. Y es que la petición de leer acuadamente las “señales” es  muy razonable, pero sólo si hablamos de las señales de ambos lados de la barrera. Señales haylas por todas partes. Y ojos tienen los dos, joé. Nunca dejó de existir la posibilidad de decir: hasta aquí llego y me piro. De hecho es lo que hizo … después de un millón de quiebros y requiebros más o menos desafortunados. ¿Por qué va a tener la culpa el salido (circunstancia que a ella le constaba, físicamente) de que la “víctima” tardara tanto en tomar la decisión de cortar? Y se hubiera ido sin llorar en el Uber de vuelta, que por cierto le proporcionó él.

Ahora, un año después, le acusa públicamente de conducta sexual inapropiada. De asalto sexual, nada menos. Eso sí, desde el anonimato, contra su figura pública (es un actor y productor de películas conocido). Con fotos y todo:

aziz-con-grace

Y hoy, si pones en Google en nombre del famoso, ocurre esto:

aziz-asari-google

Que es precisamente de lo que avisaban en su reciente artículo las cien francesas lideradas por Catherine Deneuve.

Tal vez se podría buscar otro tipo de solución sin llegar al extremo de volver a la época victoriana. De forma que puedan circular por el mundo con la misma libertad las mujeres libres, tipo Deneuve o Alkon, y también las mujeres víctimas. No es broma; si triunfa el ambiente que quiere imponer la mujer víctima, la mujer libre no va a tener las oportunidades que quiere tener. Lo del contrato previo por triplicado no es, ni muy aventurero, ni muy estimulante.

contrato

Podrían disfrazarse distinto, o algo. Pero no tiene pinta. Lo de la mujer víctima no es un asunto personal; quieren que todas las mujeres lo sean. ¿Y sin disfraces distintos (una “señal” como otra cualquiera), cómo les van a invitar a ostras a las mujeres que sí quieren que eso ocurra — porque algunas veces sale muy bien?

oysters-casanova

Decíamos Deneuve, pero también está Catherine Millet:

 

Propone el campeón:

pablo-iglesias-cambio-climatico-1

Curioso. Cuanto más “ajeno” (natural) sea, más inevitable será. Cuanto más dependa de tu mal comportamiento, y sea “propio” en lugar de “ajeno”, más evitable será. Siempre podrás cambiar tu conducta, o imaginar que puedes. “Ajeno y evitable” es contradictorio. O uno, u otro.

pablo-iglesias-cambio-climatico-2

Joder. Que aumente la temperatura no puede decir nada sobre “ajeno”, ni sobre”evitable”. El kindergarten siempre te encaloma la conclusión en las premisas, y no a partir de ellas.

pablo-iglesias-razona

Si es el cambio climático lo que ha afectado a los elementos de la lista de Pablito, lo que ha hecho es afectar para mejorar. Nunca hemos estado mejor que ahora, y ha subido especialmente desde que empezó el dichoso “cambio climático”.

Alimentación:

alimentacion-mundo

Producción de carne:

produccion-ganaderia-mundo

Consumo de carne per capita:

carne-per-capita-mundo

Y resulta que, además de los recursos que proporcione la naturaleza, nuestro ingenio los aumenta:

Los pescados:

pescaderia-mundo

El hambre:

hambre-mundo

La salud:

esperanza-vida-mundo

Índice de desarrollo humano:

indice-desarrollo-humano

Se puede argumentar que el “cambio climático” no nos ha afectado en las materias que cita el campeón, pero que lo hará en el futuro. Palabrita del Niño Jesús. Pero no se puede decir que nos haya afectado a ese respecto, salvo que nos pongamos a aplaudir al “cambio climático”.

 

pablo-iglesias-cambio-climatico-4

Y dale. Como hay un “cambio climático”, es culpa tuya y lo puedes minimizar si te sacrificas lo que yo te diga. Pero eso sólo vale para este cambio climático, y no ningún otro.

pablo-iglesias-cambio-climatico-5

En buena medida son opuestas. Cuanto más gastes en mitigación (en reducir las emisiones) menos vas a tener para gastar en adaptación (defenderse de los problemas concretos … cuando haya problemas).

pablo-iglesias-cambio-climatico-6

Acojonante. Y NO potenciamos las energías que sí podrían hacer algo contra el cambio climático, si fuera cierta la asunción de que el cambio climático se debe a tus pecados. A saber; de inmediato la energía nuclear y el gas (de “fracking”), y de futuro la fusión o innovaciones por descubrir.

pablo-iglesias-cambio-climatico-7

Otra muy vieja. Quitarle a la plebe los lujos de “la casta”. El coche y el avión son para mi; no para ti, puto pueblo.

pablo-iglesias-cambio-climatico-8

Como en la Edad Media, y desde el paleolítico.

pablo-iglesias-cambio-climatico-9

Eso creo que significa que las manufacturas duren mucho, y se reciclen. También era la filosofía entre el paleolítico y la Edad Media.

pablo-iglesias-cambio-climatico-10

Lo que te va a condicionar, sobre todo, es si los cantamañanas consiguen meterte en una Nueva Edad Media. Vaya, un condicionamiento de los buenos. Naces en la aldea, pobre, y te mueres pobre y en la aldea … sin haber salido jamás de ella. Ni tan mal como condicionamiento.

pablo-iglesias-cambio-climatico-101

Que no consumas, coño. La idea del Papa Francis, y de Francisco de Asís. Y de todos los intermedios, ya sean místicos, contemplativos, mendicantes, o comunistas.

pablo-iglesias-cambio-climatico-102

Ah, la magia de los adjetivos reconfortantes. ¿Si necesitas cien personas para producir X energía, en vez de hacerlo con cinco personas; habrás “creado empleo” o habrás encarecido la energía? Si la haces más cara, por mucho que “crees empleo” lo que conseguiras es evitar el buen camino que llevamos proporcionando electricidad el mundo.

acceso-electricidad-mundo

 

Esá muy claro que Podemos. Podemos, literalmente, lo que sea. Cualquier idea vale si las conclusiones no salen de las premisas, sino que están establecidas previamente; si los adjetivos reconfortantes sustituyen a los malditos números; y si a volver al muy conocido y muy pobre pasado, le llamamos “innovación enriquecedora”. O “justicia climática”, o lo que se te ponga por montera. Así yo también puedo.

Es un problema bien gordo. ¿Por qué diablos tenemos que perder el tiempo escuchando a los payasos? Conocemos la respuesta, pero no es bonita.

Violar es el acceso carnal con alguien en contra de su voluntad. Y está muy mal visto.  De hecho hay una cruzada moral en curso contra los “famosos” que, abusando de su posición de poder, han torcido voluntades ajenas con ese propósito. Pero las noticias traen una patente excepción. ¡Una exigencia de la violación de una mujer, propiciada por el buenismo!

august-ames

¿Que no? August Ames. Nombre artístico de una actriz porno canadiense que se acaba de suicidar. Justo antes, había sufrido un acoso brutal en Twitter por decir que se retiraba de una peli en la que le ponían con un actor que también hace cine gay. Su último “tuit”, presumiblemente dirigido a los acosadores.

Al día siguiente la encontraron ahorcada en su casa. Pero no se puede saber que ese sea el motivo.

El ataque era por su supuesta discriminación. Homofóbica y tal. Y tiene lógica desde el punto de vista de las leyes contra la discriminación.  El pastelero de Colorado no puede negarse a hacer un pastel de boda arco iris alegando el componente artístico, y de expresividad y motivación, de su oficio. ¡Pasteles para todos! Consecuentemente, Ames no debe poder elegir con quién follar ante la cámara. ¡Pussy para todos!

Hmmm … ¿seguro que esa es la idea?

En realidad los motivos no deberían importar. Es verosímil que a pesar de los tests, la presumible vida privada del actor aumente mucho el riesgo. Y que Ames no quiera arriesgar. Pero daría igual aun si fuera un mero capricho. O puede elegir con quién no, o establecemos que la violación está muy mal … menos en la industria. Porque forzar a alguien a acostarse con quien no quiere es, exactamente, violación. Y los campeones contra la discriminación estaban defendiendo, precisamente, la violación de August Ames. ¡Joooder con las plañideras!

Tampoco la puta podría elegir con quién no, según ese criterio. Y acabamos de establecer el principio de que hay mujeres, con las que básicamente no se puede ni intentar ligar (Your Choice, Boys: A Lifetime Of Masturbation Or A Prison Sentence); y luego hay putas, con las que … en fin, tú ya sabes. Lo que tal vez le abra la puerta a los violadores de Hollywood, muy progres y anti-disciminación todos ellos. Porque, ¿quién dice que la reglas no escritas de esa otra “industria” también apunataban a la violabilidad de las August que participan en ella? A ver, ¿por qué vas a follar a placer con todo cristo y decirle que no a Weinstein? ¿Cómo no va a ser discriminación eso? Discriminación de feos y gordos sebosos, por ejemplo. Una minoría francamente puteada en el mercado sexual. ¡Pussy para todos!

Esta ñoñería posmo no puede conducir a nada bueno. Ames no puede elegir con quién no hacerlo, pero no se te ocurra robar un beso con todas las señales a favor … y sin una instancia firmada por triplicado previamente.

Si nos ponemos así, lo único que cabe es Mahomalandia. Igual esa era la idea.

Propuesta:

Estamos convencidos de que la diversidad impulsa la innovación

Es lo que afirma un portavoz de Apple, para explicar el cambio de la Vicepresidente de diversidad en la empresa. La anterior, Denise Young Smith, acaba de meter la pata.

dys

Puede haber en una habitación 12 blancos, de ojos azules, y rubios, y también va a haber diversidad porque van a traer diferentes experiencias y perspectivas de vida a la conversación.

Diversidad es la experiencia humana. Me siento un poco frustrada cuando se asocia diversidad a gente de color, o mujeres, o LGTB.

Se puede suponer que no esperaba mucha repercusión. Lo dijo en Bogotá, en el encuentro llamado One Young World. Pero se montó un escándalo, y Smith tuvo que corregirse de inmediato.

No es reresentativo de cómo pienso sobre la diversidad, ni de cómo lo ve Apple. Me arrepiento por el equívoco. Y mas importante, quiero aseguraros que la visión y la dedicación de Apple hacia la diversidad no ha cambiado.

No fue suficiente. A la calle con Smith. De la que debemos suponer que algún conocimiento debe tener sobre gente e innovación, porque antes había sido la jefa mundial de Recursos Humanos en Apple.

Se puede entender muy bien que la diversidad de ideas, de perspectiva, de enfoque, favorezcan la innovación. Hay más puntos de vista sobre la mesa, y por tanto más donde elegir. O más para poner en competencia y averiguar qué es lo que funciona mejor. Pero no puede haber nada más racista que imaginar que la diversidad de ideas dependa de la diversidad de colores de la piel. Implica que cada piel tiene sus ideas, y que por ejemplo los negros tienen distintas ideas ¡por ser negros! Hitler hubiera suscrito esa propuesta sin levantar una ceja. Es más, esa era la sustancia fundamental de su pensamiento racista. Los negros son otra cosa, y esa cosa no me gusta. La diferencia es que Apple dice que sí le gusta esa otra cosa, pero que no deja de ser otra cosa de todas maneras.

Lo mismo vale para todas las demas diversidades. Como eres “arco iris”, o mujer, o cualquier otra minoría o “identidad”, aportas ideas diferentes. O sea, eres estructuralmente diferente. Otra cosa, en lo más profundo. Que es justamente lo que sostienen los homófobos, los machistas y los supremacistas.

Si Apple lo planteara en términos de “justicia social” podría tener sentido. Bueno, si lo aplicara hasta el fondo, y sostuviera que deben incluir entre sus empelados y directivos a gente de IQ especialmente baja. O Harvey Weinsteins acosadores de mujeres; lo que sea. En una proporción parecida a la de la pobación, por ejemplo. Sería “justicia social” sin duda alguna. Pero no hacen eso, sino lo contrario. Y a cambio, con lo de la diversidad de colorines y “minorías” como fuente de innovación, se han metido de lleno en una tesis racista (homófoba, machista).

Así estamos.

Fuente:

 

Por Marod

Jueves. Mañana fría, pero soleada. Llevo más de dos horas desentrañando un contrato gigakilométrico que mi jefe ansía cerrar con una de esas grandes compañías del maligno sector energético. Me duelen las sienes de tanto leer esa puta jerga odiosa, y tengo tentaciones severas de dejar de leer y decirle al ansioso que está todo perfecto y que firme tranquilo, que se forra fijo. Pero me jodería, lo mismo acierto de casualidad, y va y se forra de verdad.

Alguien me saca de la ponzoñosa ensoñación con una invitación a un café de media mañana. Acepto en modo autómata, necesito dejar de leer las palabras contratista y responsabilidad, aunque sea por 20 cochinos minutos. Estamos en la típica cafetería parásita de oficinas y funcionarios. Ocupamos una mesa grande porque se nos han unido cuatro o cinco compañeras más.

La conversación no por repetida, deja de ser obligada. Cataluña, Cataluña y otro poco de Cataluña. «Casi prefiero volver al contrato de los cojones» pienso para mis adentros.
Una compañera parece haberme leido el pensamiento y reclama con fastidio dejar ya la fiesta en paz

– Con esta mierda de Cataluña, no nos damos cuenta de cosas mucho más graves que están pasando.

La que habla es, vamos a llamarla así, Luci. Una de las chicas de aprovisionamientos. Un departamento de mujeres, dirigido por una mujer. Empresa ejemplar que somos, oye. Luci es veterana en la empresa, mediana edad. Una de esas mujeres «superwoman» con trabajo, marido, prole, padres mayores y suegros. Vive en la queja constante que murmura, como una letanía, a cualquiera que le pregunta uno de esos «cómo te va» de pura cortesía.

– Mirar esos cerdos de la manada, tan cerdos como el juez que los juzga. Si al final va a tener que acabar pidiendo perdón la pobre niña.

Confieso que soy un poco autista. No tengo ni más la mínima idea de qué coño está despotricando Luci. Paso temporadas en que ni veo televisión, ni escucho radio, ni leo prensa.

Afortunadamente, el procés ha copado las necesidades informativas del mundo, y alguien se anticipa quedando en desinformada evidencia, y pregunta de qué va eso de la manada.

la-manada

Luci se enerva al explicarnos que son unos bestias que violaron a una joven en los Sanfermines. Prosigue diciendo, entre improperios dirigidos a nosotros por no conocer los detalles -alucinada me tenéis- que por lo visto el juez que está llevando el caso ha admitido a trámite un informe de un detective privado sobre el comportamiento de la víctima en los días posteriores a la presunta agresión sexual, que obviamente propone uno de los abogados de los acusados.

La retahíla es de proporciones épicas. Que si el juez es un machista, que si el abogado un desalmado, que si tenían que hacerle algo así a su hija a ver qué tal le sentaba, que si no había admitido unos guasap entre los presuntos agresores (lo de presuntos agresores lo digo yo, ella empleaba otros epítetos menos objetivos)…en fin, una fiesta de indignación entre los gestos aprobadores del resto de mis contertulios.

De repente, todos los ojos de la mesa se ciñen sobre mi con expresión horrorizada… me temo que acabo de pensar en voz alta y he proferido un «hombre, todo el mundo tiene derecho a una defensa»

Craso error. Pero bueno, de perdidos al río. Como siguen todos clavados en mi cara, continúo para bingo y añado (más o menos):

Los derechos esos universales, que son hasta para los presuntos hijos de puta (remarcando presuntos ya con ánimo de provocar, he de reconocer) . A lo mejor teníamos que haberlos llamado «derechos humanos de las personas buenas, de los hijosdeputa no»… pero era muy largo.

Pues me imagino que la defensa tratará de alegar que hubo consentimiento y tratará de basar su prueba en la ausencia de tratamiento posterior de la víctima y en que lleve una vida normal, carente de traumas obvios que permanecerían como secuela durante bastante tiempo, supongo. A ver si le vamos a decir a la defensa letrada como tiene que dirigir el caso. O a desearle los siete males por hacer su trabajo. Y que te quede claro que la defensa juega una parte fundamental en el proceso de la justicia. Sin defensa no habría justicia. O sea lo que hace ese maldito abogado es ayudar a que se haga justicia. Pero bueno, eso pasa por tratar de comprender el Derecho por titulares de prensa y Twitter. Que no entiendes que la decisión del juez se basa en la ley, y que es recurrible. No entiendes lo que es un proceso objetivo.

… joer. La que se lió. El Katrina fue una brisilla veraniega a su lao. De todos los juramentos que me dirigió acompañados por diminutas particulas de saliva, lo que más me chocó fue esta lindeza: «Tienes interiorizada la cultura de la violación, la justificas porque vivimos en una sociedad que consiente el terrorismo machista y la violación»

Hostia! Yo. Que ni le tiro piropos a las chicas porque me da corte. Manda cojones.
Obviamente, dejé el tema estar. No era plan. Podría ser una loca Luci, que no lo es o no lo parece, vaya. Pero es que nadie de la mesa abrió la boca, nadie trató de reflexionar, era un tabú. Insinuar siquiera que tenían derecho a una defensa era convertirse en violador. Normal.

La anécdota que os cuento me llevó a una reflexión un tanto descorazonadora. Cada vez tenemos menos pensamiento individual. Las redes sociales escupen memes y soflamas. Los 140 caracteres están matando a la crítica, por eso me desahogo por aquí de madrugada.

Quizá sea por eso que alguna vez ha dicho Plaza. La globalización necesita tener sociedades más simples, un proceso de infantilización sostenida. Sin embargo, ¿Cómo podremos aspirar a avanzar socialmente, si acabamos con la discusión racional?

¿Quién somos manada?

Participé en esta Plaza por primera vez hace ya cosa de cuatro años, y casi siempre para mostrar el punto de vista contrario. Ejerciendo por gusto y por convencimiento el papel de ese abogado del diablo de quien sostiene la antítesis.

Perdonad la inmodestia, pero en estos años sé que más de uno ha pensado cosas que no se le hubieran ocurrido de no haber una mosca cojonera. Y viceversa, he pensado y aprendido cosas que no hubieran sido posibles sin esa disposición a escuchar o a discutir.

Moraleja. Al disidente no se le escupe, se le aplaude.

… De vuelta a la oficina, me toca el hombro el del Almacén,

– Joder Martínez, que bien le has contestao a la víbora esa. Vaya pico tienes chaval…y yo que pensé que eras de Podemos.

… Manda cojones. Benditos contratos