voltaire

islamofobia-voltaire

Igualar (el islam con el terrorismo) no es lo mismo que relacionarlos. Que es lo que hace Milo y cualquiera con dos dedos de frente. Y no relaciona el islam sólo con el terrorismo, sino con el asesinato de homosexuales (práctica legal en once países, todos ellos musulmanes);  la minorización social de la mujer, y algunas fostias de paso; los grupos familiares de violación colectiva; la mutilación sexual; los asesinatos “de honor”; y los asesinatos de herejes y apóstatas, que a veces son sólo encarcelamiento. Que me acuerde de corrido. Y estas monadas no sólo están íntimamente relacionadas con el islam, sino que no se pueden relacionar con ninguna otra religión ni grupo de pensamiento colectivo. En toda la galaxia.

Voltaire, modernizado:

El islam es la más ridícula, absurda y sangrienta de las religiones que jamás hayan infectado el mundo.

Aláh es un comediante actuando ante una audiencia demasiado  atemorizada para reír.

¿Qué podemos decirle a un hombre que sostiene que preferiría obedecer a Aláh que a los hombres, y que por lo tanto está seguro de ir al cielo por matarte?

El primer imán fue el primer granuja que encontró al primer tonto.

El hombre que me dice: cree como yo, o Aláh te maldecirá; en realidad está diciendo: cree como yo, o te asesinaré.

Los musulmanes han sido los más intolerantes de los hombres.

Las surahs de los musulmanes vienen a anunciar que su Dios es un Dios de la ira, que su felicidad depende de su pía imbecilidad, de su sagrada credulidad, de su sagrada alucinación, del mal que se hacen unos a otros por el odio que se tienen, … y de su antipatía por y la persecución de todos aquellos que no están de acuerdo o no se les parecen.

No creo que hagan falta más citas para calcular que los bienpensantes tendrían a Voltaire por “islamófobo” … de no ser porque en las citas hemos cambiado Dios por Aláh, cristianismo por islam, etcétera. Pero entonces no les queda mas remedio que pensar que era “cristianófobo”. ¿Y cuál fue el efecto de esa “cristianofobia” de Voltaire, y  de los que vinieron después? Pues que convirtieron una religión que hoy nos parece sangrienta e insoportable en algo compatible con la civilización como la entendemos. O sea, la “cristianofobia” fue una virtud de nuestra historia, para cualquiera de los pensamientos hoy en curso en Europa.

Da igual que seas marxista, conservador, liberal, kindergarten; o lo que sea. En todos los casos vas a aplaudir aquella “crsitianofobia” por los efectos que tuvo en nuestra sociedad. Por haber hecho nuestra sociedad como es. No hay nadie que esté en desacuerdo.

Bien, pues para una cosa en la que estamos de acuerdo, ¿me puede alguien explicar que si la “cristianofobia” fue virtuosa y civilizó una religión bastante impresentable; por qué iba a ser mala la “islamofobia” para el mismo y muy elogiable propósito? El islam ya no es una religión de fuera; es un gran problema que tenemos dentro. Y ya sabemos el camino para civilizar una religión. Lo hemos hecho antes.  Es más, lo hemos inventado en Europa. Eso *es* Europa. O era.

En conclusión: más Voltaire, y menos kindergarten.

Fuentes:

El vídeo de Milo Yiannopoulos

La conversación en Twitter:

Citas:

ingenieros-de-almas

Desde The Hill [–>], Obama hablando para Rolling Stone:

Aunque Obama dijo que estaba “decepcionado” por la posibilidad de que Trump pudiera deshacer el núcleo de sus logros, le explicó a Wenner que no estaba  “abatido”  por el resultado, porque su administración había ahormado a una generación para “pensar en ser inclusivo, en ser  justo, en preocuparse por el medio ambiente”.

“Y tendrán una influencia creciente año  año, lo que significa que América seguirá yendo a mejor con el tiempo”.

Ingenieros de almas. No habría mucho más que decir. Y es lógico que Obama se consuele como pueda, sin caer en la histeria colectiva y la depresión terminal que sufren los más inclusivos, justos y carbonófobos, de la generación de nenazas que ha ahormado. Tampoco es -tal vez- el sitio ni el momento de recordarle que la gente a veces crece. Y con muchas más posibilidades de éxito cuando se levanta la losa de moralina barata que los tenía acogotados.

Imagina. Parece que Trump apunta como jefa de Homeland Security a una “islamófoba”. Katharine Gorka.

¿Y por qué es “islamófoba”? Pues porque opina que es un grave error que el Departamento de Homeland Security entrene a sus agentes en la asunción de que el islam es una “religión de paz”.  Impresionante: ¿A quién se le ocurre que haya alguna relación entre el islam (y el cristianismo, en su momento) y la no-paz? Y también propone una herejía simplemente inconcebible. Considera que la derrota del terrorismo depende de …

… ser capaces de llamar al enemigo por su nombre verdadero: Jihadismo Global.

Una idea sumamente extravagante, teniendo en cuenta que la jihad es una lucha en dos campos. Uno interno, y por tanto cosa de cada cual; y una lucha física externa contra el infiel, generalmente todo lo cruenta que se considere necesario. ¿Cómo diablos le vamos a llamar terrorismo, y terrorismo jihadista,  al asesinato masivo en nombre de la jihad? ¡Islamófoba!

No para ahí el problema. Parece que en una entrevista [–>] en el New York Times, hablando sobre libros, Ayaan Hirsi, una muy conocida atea islámica, sugería su lectura más recomendada para un presidente de EEUU. ¡Un libro precisamente  de nuestra islamófoba! Titulado nada menos que:

Y para colmo, Katharine Gorka escribe con frecuencia en Breitbart. Que todo el mundo sabe que es pecado.

Nota: el director de Breitbart en Londres es un ateo de familia musulmana. Raheem Kassam. No es necesario explicar  que ser ateo musulmán también es pecado. Muy pecado.

raheem-kassam

No se entiende que alguien pueda tener problemas para comprender que estos tíos son los predicadores de ahora. Los malditos frailes de toda la vida; aquellos de los que soñábamos librarnos para siempre, en una versión modernizada. La pelmada permanente.

Fuentes.

The Hill:

The Intercept:

Wikipedia:

New York Times: