Pryzbylewski ‏(@rpr3z) está poniendo ejemplos y comentarios en Twitter de un libro que no conocía. Pero sí a su autora, Inger Enkvist, que alcanzó cierta fama en España por una intervención extraterrestre en el parlamento de Cataluña [ prestentación–>].

Profesora de secundaria (ESO y Bachillerato) y de universidad, de inglés francés y literatura española, ahora ocupa la cátedra de español en la Universidad de Lund. Se acabó especializando en comparar sistemas educativos de diferentes países, por su interés en averiguar el resultado de las distintas estrategias. Con tal motivo es asesora del Ministerio de Educación en Suecia.

Sólo después de tener una gran experiencia personal, y de estudiar la realidad comparada de muchos países, se sumergió en la teoría. Pedagogía. La imagen que se me ocurre, y mi apuesta, es que  ha seguido el camino inverso del políticamente correcto. En vez de retorcer la realidad con la perversión de la teoría (básicamente una cuestión ideológica), mira la teoría desde la realidad. Lo que le hace preocuparse por una aberración: ¿qué es lo que funciona, y por qué? Se trata de un pecado que los pedagogos más logsianos llaman resultadismo. Tratar de averiguar, dentro de lo que se puede hacer en la realidad, qué es lo que lleva a situaciones mejores; en lugar imaginar cómo sería el mundo ideal … con total independencia de cómo funcionan las cosas en el mundo real. Eso le sitúa inevitablemente dentro del mundo “conservador”. Porque -casi sin querer- acabamos de hacer una definición de conservadurismo. (Nota: No tiene nada que ver ni con Rajoy ni con el PP, cuya idea de conservar no va más allá de conservar … el cargo).

Como apuesto que la recomendación de Pryzbylewski es buena, por lo que sé de él y por lo que he visto de Enkvist, la traigo también a la plaza. Para los que no le siguen en Twitter. Es una discusión muy necesaria en España, a la que aparte de Ciudadanos [–>] no parece darle importancia nadie.

Pero aprovecho para añadir el índice, que siempre me parece una información útil antes de comprar un libro. Un clic en la portada lleva a La Casa del Libro, que tiene una versión digital muy conveniente, aunque cara (10€).

enkvist-buena-mala-educacion.png

enkvist-indice-buena-mala-educacion

Por lo menos Ciudadanos hace estas cosas. Preocuparse y pensar; y algunos de ellos incluso estudiar y proponer. Probablemente la educación sea uno de los asuntos más clarificadores de las intenciones de los partidos políticos. Y canta la cosa. El PP quiere hacer peperitos; el PSOE, psoecitos; y Potemos, potemitos. Y están luego las discusiones como de patio de colegio. Unos que quieren que los que tienen capacidad de alcanzar la excelencia puedan hacerlo, como si el resto no existiera; y otros que quieren que todos sean iguales, como si eso fuera posible, o hasta deseable.

Ciudadanos ha organizado un acto / charla con Jose Antonio Marina. Muy bien elegido. Tal vez quién más ha avanzado en España en el problema de la educación y en la necesidad de un pacto educativo. La Universidad Antonio de Nebrija le ha encargado la redacción de un Libro blanco sobre el Pacto educativo, y el proyecto se puede ver en la web de Marina:

Os dejo el video del acto de Ciudadanos. Oportunamente cortado, y sin la paja. Y así pasa de 51 a 34 minutos. Que significa sin la intervención de los que no decían nada relevante. El presentador; una escritora muy agradable y parlamentaria de C’s; y Albert Rivera. Confieso que a Rivera ni siquiera me he tomado la molestia de escucharle,  pero bastaba verle mientras intervenían los demás para saber que no tenía nada que decir. Cosa más que previsible, por otra parte.

El vídeo tiene algunos “tirones” y silencios. Está así el original en Youtube, no se puede hacer nada.

Destacaría algunos puntos que señalan tanto Marina como Garicano, en los que coinciden todos los expertos de fuera de los partidos políticos, de la “comunidad pedagoga”, y de los sindicatos.

– La importancia esencial de la calidad de los profesores y la medición de sus resultados. Y su puesta al día permanente, que no pueden hacer por sí solos.

– La calidad y especialización de los equipos directivos de los centros.

– La libertad de acción de los centros.

– En el caso de España, además, la reducción del currículo.

Sólo con eso sospecho que ya tienes a toda la comunidad educativa en contra, y a casi toda la comunidad política.

Marina ha incidido en los problemas previos inevitables. Que divide en problemas ideológicos, problemas idiotas, y problemas técnicos. Los problemas técnicos se resuelven de una manera técnica. Los problemas idiotas no son problemas, sino confusiones. Como la pelea calidad / equidad, o la pelea entre educación comprensiva y diferenciada. Y los ideológicos -religión, putas lenguas, anticapitalismo, cosas- son irreductibles.

Garicano sugiere ponerse de acuerdo en estar en desacuerdo para los problemas irreductibles. Pero eso parece más fácil de decir que de hacer. Porque irreductible suele querer decir, precisamente, no aceptar el desacuerdo y preferir el garrote. Es lo que ha quedado menos claro. Pero es justo donde más nos gusta liarnos a los españoles. Bueno, si olvidamos a los sindicatos y su horror a la competencia.

En resumen. Muchas gracias a Ciudadanos; por pensar, por trabajarlo, y por presentarlo. Parece tener como dos almas. El alma de las ocurrencias y el alma de Garicano. La versión optimista sería que la parte del alma de las ocurrencias no es peor que el resto de partidos, y la parte del alma de Garicano le da mil vueltas a todos los demás. De la versión pesimista, hoy no tengo ganas.

Marina y Garicano (31 min.)

 

El que lo quiera con la paja, líder, “show”, tiene a su disposición la versión entera (51 min.):

Añadido para la discusión (CSC):

Documento:

pisa-privada-publica-corregida

pisa-privada-publica-sin-corregir

Rescatado de comentarios del hilo anterior de Maleni sobre educación [–>].

Tmpd

Maleni.

Aunque muchas veces leo con interés tanto las entradas como los comentarios, me da cierta pereza y apuro intervenir porque en general estais mucho mas enterados que yo de casi todos los temas, pero en lo que respecta a la educación desde pequeña me ha atraido especialmente.

Yo soy una de esas privilegiadas que no fue a la escuela hasta los 10 años y cuando me tuve que examinar de ingreso quedé la primera o la segunda de mi grupo. Vivía en pleno campo, sin agua corriente , ni electricidad y retozando a mis anchas la mitad del año y la otra mitad en Madrid donde mi madre me ponía una “señorita” para darme clases dos o tres horas al día. Cuando estaba en el campo iba de vez en cuando en burro o a caballo a que la maestra del pueblo más cercano me diera alguna clase pero ni siquiera era una vez a la semana, pero aprendí a leer a eso de los cuatro años y en la casa había una gran biblioteca de mi abuelo de antes de la guerra donde había revistas y libros de lo más variado, tenía una enciclopedia para niños y en Reyes y en mi cumpleaos pedía libros, mi abuela me recitaba poesías y me hablaba de los políticos y de la vida de antes de la guerra y esa fue mi educación primaria.

Cuando fui al colegio me encantó y no tuve el menor problema aunque prolongaba mis vacaciones mucho más de lo debido.

En el campo decidí enseñar a leer y a escribir y las cuatro reglas a todos los críos que andaban por ahí (hijos del porquero, del pastor de los carboneros etc.) algunos tenían mi edad y eran mis amigas, pero cuando venían a clase yo era la maestra, el material era una cartilla cochambrosa y unas pizarras que comprabamos en el pueblo, el pizarrín nos lo fabricabamos nosotros con piedra de pizarra; aunque entonces no estaba más que las vacaciones prolongadas todos los críos aprendieron a leer y escribir, más tarde uno de ellos fue contable y todos emigraron pero por lo menos tuvieron una base.

Perdona este preambulo tan largo que parece que no tiene nada que ver con lo que tu nos traes sobre la educación teniendo en cuenta la evolución de la sociedad etc.

Me parece que en teoría eso suena muy bien, pero en la práctica es imposible, por de pronto nadie tiene una bola de cristal para saber cuales van a ser las necesidades y la evolución del futuro, tanto socialmente (por ej. la emigración) como en la técnica y la economía y no puedes hacer un programa educativo cada dos por tres, lo cual hace que la educación va siempre con retraso.

Pienso que la educación primaria es muy importante para lo cual me parece que se tienen que adquirir bien lo mismo que hace cien años, es decir la lectura la escritura y las bases de las matemáticas y no pretender que lo importante es la creatividad, cosa que si no tienes material de base para crear no vas a crear nada.

Bueno, me paro porque se me acaba el tiempo, y no puedo seguir con mi rollo pero quizás luego siga porque me parece muy importante hablar de la secundaria y de la Universidad y de las escuelas de formación profesional

Bueno no era de mi vida de lo que pretendía hablar, pero evidentemente influye en mis ideas mi propia experiencia.

Para contestar a Wilderness. Tuve ayuda de mucha gente, a pesar de lo cual mis lagunas han sido y son bastante considerables. Aunque mataron a mi padre en Paracuellos tuve muchos tíos y parientes que opinaron sobre mi educación o no educación y me aportaron mucho , sobre todo uno de ellos que era bastante intelectual y muy liberal. Yo no sólo vivía en el campo y en Madrid , también pasaba temporadas con unos y otros de mi familia y viajaba con mi abuela (tanto en carreta como en avión) a distintos lugares de España, además tenía un hermano mayor que ese si que iba al colegio desde primaria y compartía conmigo, cuando estabamos juntos, conocimientos, juegos, lecturas y experimentos Como por ej. ver si construimos una radio galena y cosas por el estilo.

Lo que quería traer a colación, es que es mucho pretender por un lado que la escuela tiene que preparar y prever todo, y que todos somos iguales.

No existe un tipo de escuela que sea la ideal para todos los niños, hay niños que necesitan una disciplina y otros que necesitan mas olgura y libertad. Pero creo que los que opinan sobre la escuela son más teoricos que prácticos.

Me parece que la escuela ´es más para impartir conocimientos que para educar, o maleducar, pero para que esos conocimientos lleguen a los niños ( es decir que aprendan) hay que ver cuales son las mejores condiciones; no hablo de condiciones materiales, porque esa es otra, parece ser que para mucha gente si más dinero se pone en la escuela mejor es, y eso es falso. Hablo de condiciones de disciplina, de si se ponen o no se ponen notas, del respeto al maestro, de si se trabaja o no en grupo etc y luego lo que me parece importante es “què es lo que los niños deberían aprender es decir las materias”.
No veo como no extenderme, pero creo que es importantisimo la persona del maestro.

En mi trabajo (en un servicio médico-pedagógico) , he trabajado mucho con maestros, he observado durante muchas horas diferentes clases desde maternal a secundaria, clases normales, clases especializadas, y he trabajado en instituciones para niños con problemas desde los deficientes mentales, a los adolescentes delincuentes etc. y he visto la importancia del maestro o el educador. (Hablo de Suiza donde vivo) .

Pero aunque no tan directamente, cuando viví en México también tuve que ver con las escuelas.

Veo que sigo en la primaria si no os cansáis luego me meto a la secundaria y a la Universidad.

Viejecita.

Se ve que eres más joven que yo porque en mis tiempos no había bachillerato superior, simplemente había bachillerato, y la reválida era de los siete años; hacías lo que llamaban ingreso a los 10 años y como había que estudiar latín y griego ya era más dificil hacerlo en casa. Aunque mi madre decía que hiciera cultura general y menos mal que mi tío dijo que lo de cultura era más bien incultura.

Yo, la verdad es que no tuve ningún problema en adaptarme al colegio.

Creo que idealizas un poco lo de USA. Lo primero es que las escuelas públicas en USA dependen muchísimo del barrio donde vives y las escuelas privadas suelen ser carísimas, seguramente piensas en una capa social elevada. Sé por mi hija y mis nietos hasta que punto es un desmadre en muchas escuelas en USA, para darte un ejemplo mi nieta después de terminar su Universidad consiguió entrar como maestra de arte en una escuela ( en NY) y me cuenta que tuvo que comprar el papel de su bolsillo porque no le daban ni papel; que un día se encuentra con 20 preadolescentes y al siguiente se puede encontrar con 30 porque ha faltado un maestro de cualquier otra asignatura, la disciplina deja mucho que desear, etc etc. Imagínate que tipo de socialización puede ofrecer esa escuela

Estoy viendo un serial que se llama Wire y la parte en que sale la escuela es como para salir corriendo, pero por lo que me cuentan no es irreal en muchos casos.

Creo que el gran problema que tienen todos los paises es justamente pretender que todos somos iguales y ahí es donde entra como se las arreglan en la enseñanza secundaria. Aquí en Ginebra, a partir de los doce años entran en lo que llaman ciclo de orientación donde hay 4 niveles: practicas, general, científica y letras, el programa y las materias son distintas en cada sección y solamente en las dos últimas tienes posibilidad de ir a la Universidad, pero preparan a las secciones bajas para que puedan tener un oficio adecuado (puedes subir de sección o bajar) los que quieren ir a la Universidad a los15 o 16 años siguen ´para hacer la maturité tres años más en el colège y los otros van a distintos aprendizajes eso permite que a la Universidad lleguen ya seleccionados.

(Seguirá …)

Maleni

Iba a ponerlo en los tomates pero creo que ya va siendo hora de dedicarle un monográfico al asunto.

¿Está siendo Wert un mal ministro o la crisis del sistema se veía venir del lejos?

Ya sé que parezco mezclar las churras con las merinas, lo hago conscientemente, pues una cosa es juzgar la política de un miembro del Gobierno y otra analizar el sistema educativo, no ya en un país, sino en gran parte del planeta. No obstante, me parece que hay un punto de convergencia en los dos asuntos. En efecto, que nuestras aulas masificadas y, necesariamente, basadas en la disciplina y “éstate quieto y callado para no molestar”, van a pasar a mejor vida y eso requiere ajustes muy costosos en términos de paro entre el profesorado y agitación subsecuente de los sindicatos y, que este ministro está por desafiar el statu quo y tocar las mingas, me parece un buen punto para los gobiernos de la corrección política a los que estamos acostumbrados. Como ya no encuentro más lazos de conexión entre el ministro y la educación del futuro (yo diría del presente) os dejo un video de uno de mis teóricos preferidos y os animo a que sigáis la conversación. Creo que, a efectos de claridad mental, estaría bien que no hiciéseis como yo, es decir, que empezaséis por diferenciar la actuación del ministro peor valorado del Gobierno, de un lado, y el sistema educativo del futuro (presente), del otro.