Me encantan estos nuevos partidos políticos fantásticos; paridos y dirigidos por intelectuales pero con comportamientos -en algunos momentos decisivos- como de niño de teta. UPyD, y ahora Ciudadanos.

Pongamos la versión cínica, a ver si lo pillan. Imaginemos que ninguno de los cerebros de C’s cae en la tentación de pensar en algo diferente del interés del partido. O sea, nada de bien común, ni ética, ni leches. Navajeo y tira para adelante. E imaginemos también que no evitan las pulsiones más primarias y feas, como el odio. Y tendríamos que estarían condicionados por dos objetivos. Un odio fortísimo a Rajoy, que les ha hecho la puñeta con el canto del voto útil, y el amor desmesurado al poder de todos los animales que se dedican a la política. ¿Qué postura les convendría adoptar tras estas elecciones?

Parece clarísimo. ¡Apoyar la candidatura de Rajoy como presidente del gobierno! O sea, de momento un gran al lamelibranquio de plastilina, y antes incluso de que este abra la boca. Y las condiciones las dejas, de momento, en nebulosa. Regeneración blablabla. Hasta que el cuerpo electoral haya digerido que la formación de gobierno está a huevo y no hay ningún impedimento mayor para un pacto. Rajoy y Arriola encantados, porque ven que se van a comer a Ciudadanos — que su obsesión básica.

Y cuando llega el momento de la firma sacas la parida de la chistera. La primera medida del nuevo gobierno va a ser eliminar la inmunidad a todos los españoles, menos el Rey; eliminar la posibilidad de indulto a todo cargo público y a todo condenado por llevarse pasta pública; un agravante gordo a todos los delitos económicos cuando el dinero es público; y quitarle los indultos al gobierno, y dejarlos en manos de un organismo judicial independiente, elegido a sorteo entre los jueces.

Esto no quita el resto de medidas que Ciudadanos considere conveniente pactar. Jueces, educación, controles independientes, lo que sea. No sería más que un navajazo de última hora, por sorpresa. Pero se trata de un navajazo que le corta el cuello a Rajoy, sin quitarle la silla. Demostraría que el voto “inútil” era exactamente el voto más útil que había. Y dejaría a todo el choriceo del PP (y de PSOE) a los pies de los caballos. Y más espectacular; le dejaría a Rajoy completamente con el culo al aire. Como la esencia y compadre de toda la corrupción. Vaya, como lo que es. ¡Luis, sé fuerte!

con-el-culo-al-aire.png

El PP tendría imposible negarse a esa medida con una explicación razonable. También tendría imposible explicar por qué no la ha aplicado él por su cuenta, sin necesidad de los alicientes externos del voto inútil. Y es un mensaje que no necesita ninguna labor especial de venta, porque todo el mundo lo entiende a la primera. Riverita le habría metido un gol espectacular a los chorizos.

Por decirlo más claro. No hace ninguna falta llamarle chorizo, y hasta es contraproducente. Es mil veces mejor mostrarlo como tal sin usar el adjetivo.

Todos los objetivos quedarían cumplidos. Tanto los confesables como los inconfesables. Y después de la firma que Rajoy no podría evitar, la pregunta más impertinente: ¿Mariano, quién decías que ha ganado las elecciones?

Pero parece garantizado que se empeñarán en hacer las cosas al revés. No, no, y no; haciendo del compadre mayor del choriceo una víctima. Y sobre todo, haciendo de antisistema. Manda narices que no hayan aprendido la lección de Brexit.

Hace un tiempo que Girauta va tomando aspecto de Gorriarán. Esto es, no un simple cortador de cabezas al uso, sino un cortador de cabezas de chiste. Como el bombero torero es al torero.

eva-prats-y-giratuaran

Y parece que este campeón ha mejorado al maestro. Según dicen, va más allá. No se limita a bloquear a cualquier turista que ose criticar (o simplemente no adorar) a Su Ilustre Señoría. ¡Que va! El delito de lesa majestad es demasiado fuerte para castigarlo con un simple condón sanitario.  Hay que quitar la condición de ciudadanos a los díscolos. Y así, Girautarán “reporta” a los usuarios de Twitter que no bailan al son de su flauta, en vez de limitarse a “bloquearlos”. Se nota porque Twitter te exige dar unos pasos para recuperar el acceso a la cuenta, como cambiar la contraseña, confirmar el email, o proporcionar un número de teléfono.

girauta-reporta

Twitter tiene tres formas que permiten defenderse de alguien que le resulte molesto a un usuario.

  1. Silenciar. Sirve para que los “tuits” de alguien dejen de aparecer en tu cronología. Tú no los ves, pero él no se entera y sigue viendo los tuyos.
  2. Bloquear. Elimina toda interacción entre ambos. Como una barrera que hace que  cada uno desaparezca de Twitter para el otro. Y el otro se da cuenta de que no puede ver tus “tuits”. Como un caramelo para Gorriarán.
  3. Reportar. Es una denuncia de comportamiento abusivo. Está pensado para frenar a los que amenazan, acosan, o incitan a la violencia [–>]. También se puede denunciar por “spam”. Según algunos usuarios, Girautarán cree que está pensada para que Dios, o sea Girauta, pueda ahormar el mundo a su gusto.

Y aquí viene un experimento que se podría hacer a cuenta de este fenómeno de gatillo fácil y piel hipersensible. El abuso de denuncia es indudablemente un abuso de sistema. Y Twitter asegura que investiga los casos de denuncia de cuenta. Si lo han hecho bien, supongo que tendrán algún automatismo de respuesta ligera ante la denuncia, como ese de tener que recuperar la cuenta. Y que dejarán pasar el asunto si la cuenta no recibe más denuncias. O bien la cerrarán definitivamente si es algo muy recurrente. Tendría sentido que hicieran algo así.

Pero probablemente hayan pensado en el caso inverso. Que el abusador no sea el denunciado, sino el denunciante. Por ejemplo, que sea cierta la acusación de que Girauta se  dedica a denunciar cuentas simplemente porque le pregunten con educación lo que no le gusta que le pregunten.

girautaran-on-steroids

En ese caso en Twitter no verían una cuenta que recibe muchas denuncias, sino una cuenta que reporta demasiado alegremente. Abusando del sistema de denuncia, y usándolo para lo que no está pensado.

También puede que esto sea una exageración, y sólo se trate de unos cuantos casos anecdóticos que casualmente me han tocado de cerca. Mucha casualidad parece, porque no es nada normal denunciar una cuenta que no sea de “spam”. Yo creo que una vez bloqueé una cuenta de un filoetarra muy atascado conmigo, pero ni se me pasó por la cabeza denunciarla. Y esa es toda mi experiencia en este asunto.

También es verdad que Gatillo Fácil no me ha bloqueado ni denunciado a mi (¿todavía?), a pesar de haberle lanzado un anzuelo.

pm-giraurran

Pero por otra parte no parece muy normal un tío que se dedica a echarle rapapolvos a los abstencionistas (o sea, normalmente , yo).

girauta-y-abstencionistas.png

La próxima vez que me paren por la calle y me digan lo que tenemos que hacer yo preguntaré: ¿Usted fue a votar o no? Y si me dicen que no, me daré la vuelta y me marcharé

Lo mismo que en Twitter te bloquea. O te denuncia. ¿Denunciará también a los abstencionistas?

No seas animal, Girautarán. No ha muerto tanta gente por eso. Pero si lo hubieran hecho para que los playeros “pudieran” votar, no lo habrían hecho para que los playeros “tuvieran” que votar. Poder es la capacidad de hacer algo … o de no hacerlo. Y esa es la diferencia entre la libertad, y tú.

Hasta los cojones de los cafres en los partidos fantásticos.

Luis Bouza-Brey

El rol que va a desempeñar Ciudadanos es complicado: por una parte, parece probable que tenga que pactar, desde una primera, segunda o tercera posición, con otro u otros partidos para formar Gobierno.
Por otra parte, Ciudadanos tendrá que actuar de catalizador para iniciar el proceso de reforma constitucional e institucional necesario para Regenerar el sistema político. Una regeneración cuyo núcleo esencial debería ser la reforma del sistema electoral, a fin de dar autenticidad a la representación política y acabar con la oligarquía cleptocrática que nos domina.
A ello habría que añadir una reforma del Estado Autonómico y del Senado para impulsar la cooperación centrípeta y acabar con la centrifugación y el etnicismo antidemocrático y reaccionario de los nacionalismos.
Debido a la complejidad de su rol, Ciudadanos debe actuar con sumo cuidado, creo yo que sin poner vetos a Rajoy, si éste no se cierra en banda ante las necesidades de Regeneración y reforma, y también promoviendo cambios en el PSOE, a favor de dirigentes que impulsen el pacto de Estado por la Reforma y se dejen de cordones sanitarios contra el PP y alianzas hacia la extrema izquierda, con indios bolivarianos. Y no se me ocurre un cambio más positivo para conseguir este objetivo que la sustitución de Sánchez por Susana Díaz, después de una derrota bien merecida del PSOE y el PSC.
En fin, este comentario viene a cuento por la nueva información que nos proporciona hoy José Alejandro Vara en “Vozpópuli”:
Ciudadanos ya supera en escaños al PSOE, según la última encuesta del PP

Podría esperarse que un tío que está viviendo una segunda vida política, después de salvarse milagrosamente del abrazo con la mafia Libertas, tendría tendencia a andar con pies de plomo. Y con propuestas serias, para que nos olvidemos que sus anteriores socios bien podrían ser la radiografía de la corrupción política y moral. Su quintaesencia. Vaya, que para ir por el mundo de Blancanieves, es mejor que primero consigan que nos olvidemos de su reciente noviazgo con el Lobo Feroz.

ciuadanos-y-el-lobo-feroz

Por ejemplo, si quieren jugar la carta de la regeneración y la limpieza, podrían empezar por jugar limpio.Y hacer un pacto y plan serio con el partido cuyo gobierno vayan a facilitar. Pero no seguir con la política espectáculo de siempre. Lo chorrada sobre si los demás hacen o no hacen primarias — como si UPyD no hubiera hecho primarias y se hubiera deshecho de Sosa Wagner el minuto después. O como si las primarias en Ciudadanos fueran algo más que una grasienta crema cosmética.

Pero ya el colmo es forzar unas dimisiones que parecen de chichinabo, para vender que hemos conseguido cambiar España, y cosas así.

riverita-dimisiones

¿Cambiando en España? No parece que Luis Garicano, a primera vista la única cabeza seria y presentable en Ciudadanos, piense parecido:

garicano-dimisiones

Acojonante. Se han molestado en pedirle a Garicano un programa de actuación política que arregle las peores disfunciones de España en lo económico y lo educativo. Y ha producido un documento / estudio que puede gustar más o menos, dependiendo tus aficiones. Pero que nadie discute que es consistente, eficaz, y que mejoraría las cosas. Mucho. Pero en vez de basar los pactos en el documento serio que señala los problemas de verdad, y una forma muy válida de encararlos, el niñato Rivera prefiere el espectáculo facilón de conseguir la dimisión de alguien que muy probablemente no tiene el menor motivo para dimitir.

Claro, el camino fácil siempre tiene un precio. Si todo lo basas en dimisiones por imputación, ocurren dos cosas. Que no estás actuando sobre la corrrupción futura, y que estás poniendo en manos de los jueces una herramienta política que no les corresponde. Y aunque pienses muy bien de los jueces, por ejemplo porque eres un optimista patológico, deberías aceptar que siempre salen ranas en cualquier colectivo.

Imagina la jugada.

Partido A: ¡Vamos a limpiar España!

Partido B: ¡Vamos a limpiar España!

Llegan las elecciones, pactan, y cada uno obliga al otro a un par de dimisiones de imputados de risa. Conclusión:

Partidos A y B: ¡¡¡Hemos limpiado España!!!

¿De verdad?

Empieza a tener muy muy mala pinta Riverita. La prueba definitiva podría ser cuando Garicano dure lo que duró Pizarro en el PP. El problema es que la prueba te llegue *después* de haberles votado. Así que tal vez convendría estar un poco atento, y fijarse en si el tren está circulando por la vía del espectáculo y los fuegos artificiales, en lugar de por el planteamiento discutible, pero impecable, con el que te había convencido Garicano. O sea, si se trata de buenas cabezas presentando ideas de utilidad, que compiten, o sólo se trata de un niñato caradura y guapín. Y una demagogia tan barata como la de Rosa Díez. Cuidadito con Ciudadanos y Riverita

Seguirá …

Las condiciones de Ciudadanos para el pacto:

 

Me parecen correctas todas menos la de las elecciones primarias: se transforma una opción organizativa particular en requisito universal; se impone a otros lo que es una opción particular discutible.

Luis Bouza-Brey

Zarzalejos describe hoy en un artículo este fenómeno. Pero lo mismo sucede con UPyD, con el PP, y con el PSOE, caladeros desde donde afluyen intenciones de voto hacia Ciudadanos, según las encuestas.
Por ello, ya se va viendo como se desata una tormenta de rayos y truenos desde todas las direcciones, a fin de frenar este aumento constante de las intenciones de voto a Ciudadanos.
Lo que cabe preguntarse es si la tormenta tendrá un efecto relevante sobre este flujo actual y futuro. Y tambièn, sobre las consecuencias de un menor o mayor decrecimiento del aluvión hacia Ciudadanos.
Pero para detectar una respuesta es preciso indagar sobre las causas de este proceso:
La principal de ellas es que el régimen del 78 degeneró y agoniza, y a sus actores principales y secundarios se les considera responsables de la degeneración e incapaces de regenerarlo.
Veamos por qué:
En primer lugar, PSOE y PP llevan varios años enzarzados en luchas partidistas por alcanzar el poder a costa del sentido de Estado y del interés general, incapaces para alcanzar consensos en políticas de Estado y entregados a centrifugar éste para obtener apoyos del nacionalismo etnicista. Produciendo desgobierno y traicionando con ello los principios respublicanos y democráticos de libertad e igualdad, pervirtiendo y violando la Constitución y fomentando el fundamentalismo nacionalista y las propensiones a la desarticulación y balcanización del paìs.
En segundo lugar, IU-IC han jugado el papel de actores subordinados a estas políticas de PSOE, PP y nacionalistas, dejándose llevar por ellos a cambio de silencios y/o protestas retóricas intercambiables por pequeñas migajas de poder.
En tercer lugar, UPyD, que surgió como alternativa regeneracionista y tercerista ante este proceso degenerativo, se transformó en un engendro despótico y falsario, depurador de discrepancias internas y esterilizado para dar cabida e impulso a las fuerzas regeneracionistas existentes en el país. Su destino es la implosión e irrelevancia por arterioesclerosis y selección negativa de cuadros y afiliados.

El desarrollo de esta dinámica degenerativa del régimen del 78, bloqueado por efecto de mecanismos disfuncionales como un sistema electoral pseudorepresantativo, un modelo de Estado autonómico pervertido y destructivo, y una jurisdicción lenta, ineficaz y dependiente, ha llevado a la deslegitimación y desautorización del régimen y sus actores, y a la aparición de fuerzas emergentes como Podemos y Ciudadanos, para responder a la degeneración y el caos.
El movimiento del 15M, del que deriva Podemos, se desarrolló hace ya varios años, siendo dirigido por un sector de IU, descontento con su partido e influido por el socialismo bolivariano de Chávez y el castrismo. La orientación inicial de este movimiento fue revolucionaria, dirigida a acabar con el régimen del 78, y a modificar sus parámetros constitutivos, como el modelo económico, las alianzas internacionales de España, las relaciones con la Iglesia, y la Constitución.

Ciudadanos existe también desde hace años en el ámbito catalán, pero diversas contradicciones y conflictos internos le impidieron hasta 2014 adquirir el convencimiento de la necesidad de transformarse en un partido de ámbito nacional español y de difundir a este nivel su orientación reformista, laica, progresista y opuesta al etnicismo, por consiguiente. Por ello, su ascenso al àmbito político del conjunto del Estado se ha producido con un cierto retraso, ocasionando este desfase procesal de recién llegado que bebe de todos los actores, creciendo lenta pero inexorablemente, hasta límites todavía indeterminados, y causando graves preocupaciones a los demás.

Habrá que ver como evoluciona este proceso, pero no es descartable que la crisis del régimen y la desautorización de los demás actores lleve a Ciudadanos a transformarse en la Alternativa Democrática y Reformista al derrumbe del régimen y la desarticulación del Estado.
Si esto fuera así, como parece probable, Ciudadanos y España necesitan el máximo apoyo popular, para conseguir evitar los múltiples peligros que nos acechan.

Lean a Zarzalejos:

http://blogs.elconfidencial.com/espana/notebook/2015-04-28/podemos-se-desinfla-ante-ciudadanos_783614/

 

Luis Bouza-Brey

 

La agonía del régimen del 78 hace tiempo que se veía venir. Lo preocupante, ahora, es la descomposición del PP, que parece como si pudiera explotar lo mismo que un globo. Y eso no es nada bueno: si los dos grandes partidos del régimen constitucional revientan, el futuro del país puede caer en manos de locos y demagogos de uno y otro signo, al estilo de lo sucedido en Italia, lo que abriría una etapa larga de fragmentación e inestabilidad o propensión a la dictadura.

Y eso es lo que hay que evitar, el hundimiento del sistema político hacia la anarquía o la dictadura, a causa de que nadie sea capaz de coger el timón con liderazgo, fortaleza y seguridad.

Uno cree que Rivera y Ciudadanos podrían desempeñar el papel de pivote en el que asentar el cambio, abriendo una etapa de transición y catarsis del país que pemitiera hacer limpieza, regenerar los órganos gangrenados y refundar el consenso para realizar las reformas constitucionales, económicosociales y culturales que posibilitaran a España enderezar el rumbo.

Pero para poder seguir este camino no traumático es preciso evitar que la pérdida del poder que va a afligir al PP lo lleve a la autodestrucción.

Hay que poner la vista en el PP y estar alerta ante el peligro.

Lean como ven en “Vozpópuli” la situación, aunque, en mi esquema, intento ir algo más allá.

Agonía del régimen de 1978 y descomposición del Partido Popular

 

 

 

Luis Bouza-Brey

 

La que se nos viene encima: no me extrañaría que Ciudadanos resultara ser el partido más votado, después de las próximas elecciones generales, visto lo que estamos viendo y lo que veremos.

 

El régimen del 78 huele a podrido, con los Pujol, los Chaves-Griñán, y los Bárcenas-Rato como aromas emergentes del pastel de la corrupción: a un pastel de rica miel, diez mil moscas acudieron…”

 

Pero lo ominoso resulta de que el régimen del 78 no tiene alternativa, salvo la de la reforma de algunos de sus elementos esenciales, como la fórmula electoral, el modelo de Estado autonómico, y el poder jurisdiccional.

 

Porque, ¿alguien cree que una República, un sistema de gobierno Presidencial, o un Estado centralizado servirían para superar el derrumbe político del país?

 

Yo creo que no, creo que la única opción viable es el reformismo, y me preocupa que tenga que ser Ciudadanos, que de hecho acaba de nacer, quien tenga que dirigir la refundación del régimen, pues también él mismo está refundándose.

 

Pero no hay otro actor posible, dadas la corrupción y deslegitimación de los fundadores del régimen en el 78, y la orientación destructiva de Podemos.

 

Por eso creo que Rivera y Ciudadanos deben ir con pies de plomo, y reclamar la ayuda de las élites y cuadros técnicos no contaminados que queden en el país: estamos comenzando una nueva era, un nuevo proceso de transición en un contexto de libertad que va a ser muy complicado.

 

Vean: Los españoles y el síndrome de la mujer de Lot, de José Antonio Zarzalejos.

 

 

Algunos dicen que Ciudadanos o no tiene ideología o que no se sabe a dónde va, o que es una “marca blanca” del PP.

Leyendo la información que os referencio a continuación, uno saca la conclusión de que Rivera sabe muy bien dónde está y a dónde va. Rivera constituye la única esperanza cierta de salvación de nuestra respública, de nuestras libertades, y harà de catalizador de un desbloqueo del  atascado sistema político español.

Lo difícil va a ser la concrección de los cambios necesarios y de la forma de llegar a ellos…

En mi opinión, si se consigue sustituir el actual règimen electoral proporcional de circunscripciones provinciales por otro mixto, predominantemente mayoritario con circunscripciones uninominales, complementado por una circunscripción nacional proporcional que otorgue una representación mínima pero suficiente a las minorías, se habrà dado un paso gigantesco en la salvación del régimen de libertades…

El otro aspecto esencial a modificar es el modelo de Estado autonómico, que necesita clarificación de la distribución de competencias entre el centro y la periferia, el freno al proceso de centrifugación derivado de la perversión del sistema, la reforma del Senado para integrar las decisiones fundamentales en el centro, y la victoria sobre el nacionalismo étnico, constitutivo de una aberración antidemocrática y reaccionaria inaceptable en un país moderno en el siglo XXI.

Está por ver, con respecto a esta cuestión, si con la activación de los controles previstos en la Constitución se puede dar integración y coherencia al Estado Autonómico: en asuntos como la Educación, la Seguridad, y otros servicios públicos, casi con toda seguridad se puede afirmar que la descentralización se ha transformado en centrifugación disfuncional para el interés general y la cohesión del sistema y que hace falta una nueva redistribución de materias y competencias.

Y a ello hay que añadir una reforma coherente del Senado, que no puede continuar siendo el eslabón perdido de la Constitución del 78.

Este conjunto de cambios necesarios y urgentes podría realizarse mediante el procedimiento menos rígido de reforma constitucional, pero en el probable Parlamento fragmentado que va a surgir en la próxima legislatura, los amplios acuerdos entre los posibles cuatro grandes partidos van a ser imprescindibles.

En fin, creo que Albert Rivera sabe bien dónde está y a dónde va: en el respublicanismo democrático de la monarquìa constitucional, y hacia la articulación de un proyecto de salvación del sistema de libertades para España. Creo que hay que apoyar firmemente a Ciudadanos y Rivera en este nuevo gran objetivo del desarrollo político español. Gracias, Albert.

 

Leed las declaraciones de Rivera:

 

 

 

 

Moda Ciudadanos“, de Ignacio Camacho en “ABC” DEL 4-3-15

 

 

Luis Bouza-Brey:

Ciudadanos encarna la esperanza de supervivencia del sistema de libertades instaurado en el año 78.

Ciudadanos necesita definir un proyecto nacional en el que quepamos todos los españoles, regenerando el régimen constitucional, para acabar con el sectarismo de izquierdas frente a derechas, con la corrupción generalizada; con el etnonacionalismo sedicioso incapaz de aflojar sus ventosas étnicas sobre el territorio y abrirse a la hermandad entre todos los españoles; con el inmovilismo del acaparamiento del poder de unos y otros, contrario al interés general ,frente al cual emerge el populismo miope de la protesta sin alternativas viables.

Ciudadanos no es una moda “chupiguay”, sino la concrección de la necesidad nacional de un proyecto de estabilización reformista, que acabe con un régimen electoral oligárquico y un modelo de Estado autonómico pervertido que, de consuno, conducen a un Estado deslegitimado, fallido y balcanizado.

Ciudadanos constituye la esperanza de la ciudadanía demócrata y decente de salvar las libertades y salir del precipicio de corrupción e incompetencia al que nos han conducido sociolistos oportunistas, peperos acongojonados y corrompidos, tarugos etnonacionalistas esquizofrénicos, izquierdosos obtusos y paranoicos, y listillos trileros de algún partido emergente que han malogrado las fuerzas de la Regeneración.
El reto que ha de afrontar Ciudadanos es complejo y muy difícil: de su inteligencia y coherencia para superarlo depende nuestra salud pública y el futuro de España.

El Periódico trae una encuesta en portada [–>] que tiene morbo.

el-periodico-portada-encuesta

Ellos se fijan en su “prusés” y ombligo. No lo pueden evitar. Pero también se puede mirar por otro lado. Si Ciudadanos y Pablemos le han pasado respectivamente al PP y al PSOE, podría especularse que la gente, al darse cuenta, vote útil. Y puede tener interés visualizar cómo quedaría el parlamento si ese otro “proceso” se completa.

Con los mismos números, sería así. Posiblemente podría haber algún esacoaño más para Ciudadanos y Pablemos, al concentrar el voto.

parlament-sin-ppsoe

Hay quien podría pensar que hay uno o dos partidos que sobran, y empiezan a ser un estorbo.

Otra forma de verlo:

parlament-sin-ppsoe-2

O así:

parlament-sin-ppsoe-3

No estoy muy convencido de que UPyD siga siendo un tema como para malgastar el tiempo. Pero es que hay jetas que consiguen motivarte por el morro que le echan. Cualquier regeneración -que no es más que limpieza- debe empezar por limpiar a los caraduras. Es la primera medida.

Rosa Díez, esa novedad política, sigue empeñada en vendernos que intentaron sinceramente llegar a un acercamiento / pacto / alianza con Ciudadanos. Y que, por supuesto, el asunto fue imposible por culpa de los de Rivera. ¿Y por qué? Resumiendo, porque son muy feos. El problema es que esa fealdad imaginaria ya la conocían antes de sentarse a la mesa. Y entonces, ¿para qué te sientas?

Lo cuenta en una entrevista en Vozpópuli:

Ahora, de esas diferencias o de las propuestas no pudimos hablar en las conversaciones, porque se empantanaron en la transparencia, en su falta de transparencia. No pudimos llegar al segundo escalón. No se puede llegar a acuerdos por su opacidad, por su falta de transparencia.

-O sea, el pacto no se llegó a hacer por su falta de transparencia…

-Se empantanó en las reuniones en que les exigíamos información. …/… Durante las conversaciones nosotros queríamos saber cosas importantes para valorar y evaluar las posibilidades de ir juntos a las elecciones, que no es un pacto post-electoral, para no engañar a nadie. Cuando se dieron cuenta de que íbamos en serio, de que pedíamos información en serio, antes de entrar en la parte programática, levantaron las reuniones y dijeron ‘o todo o nada’. [–>]

¿Y qué puede ser el “o todo o nada”? Muy fácil. Por ejemplo, Ciudadanos les propuso una alianza en la que la lista electoral salía del voto de los afiliados de los dos partidos (primarias de verdad), y que se organizaba con toda la transparencia que se le ocurriera exigir a UPyD. Por tanto, ningún problema de democracia ni de transparencia.

Pero a UPyD no le interesaba un carajo lo que podían hacer juntos. No quería hacer nada con Ciudadanos. Así que toda su idea de “negociación” consistía en examinar a la otra parte, con unos criterios “ad hoc” diseñados para que no los superara. Por ejemplo.

-Mire, somos un partido que desde que nació ha tenido 700 procesos de primarias. Es el único partido donde la dirección no puede poner a nadie de candidato. Es algo testado. No hay un partido en España como éste, donde un ciudadano pueda presentarse a las primarias, tenemos la democracia interna más amplia. Esto es una realidad. [–>]

Y efectivamente. En la resolución que aprobaron -justo antes de la negociación imaginaria- sobre los criterios para llegar a pactos, establecieron que el otro partido debía de tener procesos frecuentes de primarias. Ojo; no que del pacto surgieran primarias, sino que las primarias fueran previas al pacto.

Apasionante. Porque UPyD le llama primarias a una lista donde todos los candidatos menos el primero son elegidos por el aparato. Y cuando el primero, elegido democráticamente por los afiliados, tiene ideas propias, se lo cargan. Como a Sosa Wagner. Elegido democráticamente como jefe de los parlamentarios europeos de UPyD, y descabalgado de ese cargo por Rosa Díez en el mismo momento en que expresó criterios diferentes de los de Díez.

La mentira de Rosa Díez es transparente. Obscenamente transparente. Si quieres llegar a hacer algo en común, te preocupas de pactar lo que vas a hacer, y cómo lo vas a hacer. A partir del pacto, claro. Por ejemplo, estableces las primarias y las transparencias que creas oportunas. ¿Hubo algo respecto a primarias y transparencias -tras el pacto- a lo que se negara Ciudadanos? La misma Rosa Díez explica que no.

– (El pacto) … Se empantanó en las reuniones en que les exigíamos información.

– Cuando se dieron cuenta de que íbamos en serio, de que pedíamos información en serio, antes de entrar en la parte programática, levantaron las reuniones y dijeron ‘o todo o nada’. [–>]

Pero Rosa, so jeta. Les pedíais información sobre cómo se organizaban ellos. Hasta entonces. Por ejemplo, si hacían primarias-paripé, como vosotros. No les pedíais información sobre lo que estaban dispuestos a hacer tras un pacto. Y en cuanto propusieron hacer exactamente lo que dicen vuestros criterios, pero en versión primarias de verdad y no de paripé, se acabó la negociación.

Porque no era una negociación. Era un examen, y francamente caradura. Concretamente, saber si hacían (antes del pacto) paripés como los vuestros. Pero ya sabíais que no antes de sentaros a la mesa. No necesitábais ninguna reunión.

Es cierto que UPyD es un partido muy transparente. Y lo ha sido desde el primer día. Todos los partidos mienten, pero con tanta transparencia (caradura), solo UPyD.

Fuente, Vozpópuli:

Es la razón principal que alega Sosa Wagner para explicar su “espantada” de UpyD y del escaño en el Parlamento Europeo — ante el ataque rabioso de Rosa y sus doberman. Y a pesar de que sus compañeros en el PE le pedían que se quedara, la insensatez le pareció demasiado excesiva.

Eso nos contó en el extraño acto de ayer.

gran velada

 

unidad-ciudadana-europea

Confieso que le veía morbo al acto. Después de hacer el canelo como año y medio en UPyD, ya no me quedan ganas de ir a misa. Ni siquiera con la disculpa de que sea una misa política. Ni siquiera aunque le vea virtudes a Ciudadanos, y probablemente esté dispuesto a votarle. Pero esto tampoco parecía una misa clara. ¿Nos iban a contar las virtudes de una fusión entre Ciudadanos y UPyD? ¿A quien; a los que menos pueden necesitar que se lo cuenten — y no tienen ninguna capacidad de influir en la decisión?

Ese era el morbo. Escuchar a tres oradores conocidamente capacitados de discurso … explicar lo que no se puede explicar. Qué estábamos haciendo allí. Y no se explicó.

Por imaginar, imaginemos que se trataba de dirigirse a otros, a través de testigos interpuestos. Y entonces, testificamos.

Sección política

El discurso a tres bandas, impecable. E interesante y entretenido. Nada nuevo en líneas generales para el que esté al loro. Pero los detalles le dan humanidad y “novelería” a los hechos.

Indiscutible, por ejemplo, la explicación de Fernando Maura de que nunca perduran dos partidos en un mismo nicho político. O te unes, o desaparece uno. Seguro que lo pilla incluso Gorri con Gin & Tonic.

Javier Nart cuenta que les propusieron a los de UPyD, o unir los partidos en uno, o hacer una coalición electoral. En el primer caso, con los afiliados eligiendo a la dirección, y después primarias. En el segundo, los afiliados elegirían la lista del cartel electoral. Y como los de UpyD dicen que tienen muchos más inscritos, lo tenían a huevo y a favor. Pero ni con esas.

También tiene una frase muy gráfica. Los de C’s y UpyD no necesitamos ponernos de acuerdo en el grupo parlamentario (ALDE), dice. Estamos de acuerdo antes incluso de empezar a hablar; somos lo mismo.

A cuenta del grupo parlamentario, Sosa Wagner cuenta lo que describe como la locura. En el grupo están muchos partidos más o menos pequeños, y mas o menos liberales (ejem), de muchos países. Los que más parlamentarios tienen son unos italianos, que tiene siete. Y todos buscan siempre -y hacen- alianzas dentro del grupo parlamentario. Para aumentar; ser el mayor número posible; y tener mejor acceso a las posibilidades de intervención. Comisiones, vicepresidencias; esas cosas. Todos … menos Rosa Díez. Que no les dejó hacer esa alianza en el PE entre C’s y UPyD, para estupor y alucine de Europa entera. Al parecer nadie comprende allí que se pueda despreciar ser el segundo mayor grupo dentro de ALDE (con seis). De ahí viene la frase del título.

Tiré la toalla, porque me sentía impotente ante la insensatez.

También cuenta que le reconoce mucha gente por la calle o en el tren, y a menudo los simpatizantes del partido le comentan cosas y le preguntan. No parece extraño, dado su aspecto afable y asequible, tan natural. Y resalta: Nunca me preguntan por qué propuse el acercamiento de Ciudadanos y UpyD. Se ve que ellos sí lo entienden.

Vale, de acuerdo; ya sabemos que si nuestro poder omnímodo depende de que dos partidos del mismo espacio sean diferentes, y somos unos drogatas del poder, siempre vamos a conseguir citar unas diferencias más o menos defendibles — para pasar el mal trago. Lo mismo que son diferentes -si se empeñan- distintas “sensibilidades” dentro un partido. Pero eso no quita que puedan ser un partido.

Maura cuenta una anécdota muy indicadora y muy verosímil. Verosímil en esa cuadra. Cuando negocias con alguien, se supone que aceptas al interlocutor.  Puedes discutir las estrategias y consecuencias de un acercamiento. Pero no puedes discutir el ser de un interlocutor; su validez como interlocutor. Menos UPyD, que sí puede. Los listillos iban de este tenor (tiro de memoria):

– Tenéis dentro de vuestro partido alianzas con partidos que no nos van.

– ¿Como cuál?

– Como los Troskifolios de León (nombre inventado).

– No, perdona. Los Troskifolios de León se disolvieron, y entraron en Ciudadanos.

– ¿Has traído el acta de defunción? ¡Pues si no la tienes, no te creo!

Nadie entra en una negociación para negar la calidad de la otra parte como elemento con quien negociar. Eso es un paripé canalla para engañar a un electorado que piensas -con toda razón- que te exige una fusión.

Probablemente es verdad que Girauta, Maura, Nart y Sosa, se empezaron a preguntar, al encontrarse en Europa y trabajar juntos en ALDE, por la estúpida razón de ser dos partidos en lugar de uno. Suena muy natural. Como suena natural que Sosa Wagner levantara a liebre, porque todos sabemos de qué lado estaba el problema. Lo que no es tan natural es que los cafres de UpyD no pudieran contener su natural agresividad barriobajera. ¿Será Gorriarán contagioso — digamos, tóxico? ¿O será que Dios los cría, y las Lozano se juntan a las Rosas?

Da igual. Lo que importa es lo que hacen. Como pretender que persiguen grandes pactos de estado, cuando son incapaces de siquiera convivir con sus más similares, en circunstancias en las que la convivencia tiene todas las ventajas. Bueno, si nos olvidamos del mamoneo del chiringuito.

No, no caben dos partidos en la “tercera vía”. Si no se pueden unir, por culpa de uno; uno sobra. Así que parece útil que se conozca la historia de este fracaso, que algunos anunciamos mucho antes de que se diera el primer paso. Por aquello de tener información para elegir.

Sección cotilla y gráfica

¡Ah!, me olvidaba. La sala estaba a reventar. Y los del hotel llevando y llevando sillas hasta que ya no cupieron más. Insuficientes, aun así. Pero no había nadie del “sector oficial” de UPyD. Del otro, y ex, un montón.

unidad-ciudadana-europea-a-reventar

Hay un foro de francotiradores de UPyD, Territorio Magenta, donde  me dicen [–>] que achacan la organización del acto a Ciudadanos. El enemigo, vaya. Cosa que se demuestra con la participación como presentador de Rodolfo Láiz. Jefe de C’s en Vasquilandia, según las criaturas magentas. Mentiras aparte, también estaría bien que no usaran [–>] el material de esta plaza sin citar la procedencia. ¡Gentuza! Sí, lo hacemos libre, expresamente. Pero la libertad nunca ha sido una disculpa para ahorrarse la educación.

Las fotos son horribles, ya siento. Pero es verdad que Láiz presentaba.

unidad-ciudadana-europea-rodolfo

Tengo una información gráfica de sumo interés para foreros de UPyD despistados. En esta última foto sí está el jefe de Ciudadanos en el País Vasco. Pero de los muchos que nos salimos espantados de UPyD en Vizcaya, sólo una se ha metido en C’s. Y no es Rodolfo. Los tres citados salen en la imagen. Se lo ponemos a huevo a los reconcomidos espías con esta estampa de fraternidad de C’s (4) y ex de UPyD (3).

unidad-ciudadana-europea-con-cs

Añadido. Veo que hay fotos mucho mejores, y otra info, en la cuenta de Twitter de Unidad Ciudadana (@UCiudadana).

Un ejemplo:

 

Y un añadido final (esto ha ido a trompicones). El título de la conferencia era: La necesidad de la Tercera Vía. Pero no se habló de eso, ni mucho ni poco. Es algo que, o ves, o no ves. Y si lo ves, no necesitas que te lo cuenten. El título debería haber sido:

– Tercera Vía: Empecemos por limpiar la casa común.

Y donde dice limpiar, cabría entender desinfectar. O lo que el lector prefiera.

Otro añadido (22/02/2015). Encuesta Comunidad de Madrid de El País (clic). De hoy.

cs-se-sale

Ya el color elegido daba una idea bastante cabal del espíritu del chiringuito. Magenta. Que es como un rosa -de Rosa- con pretensiones. No le llamo Rosa a mi partido, de milagro. Pero al menos lo pinto de rosa.

Lo malo es que parece que el rosa se está anaranjando. Una indigestión de Rosa, o así. Se ve muy bien en este cartel de próximo evento:

gran velada

 

Se podría explicar mejor el significado, no tan obvio para los que no están muy al tanto. Por ejemplo, enmarcando a los que han ido saliendo espantados del chiringuito magenta. Y me atrevo a incluir amistosamente a Fernando Maura entre los enmarcados, porque por mucho que siga siendo eurodiputado de UPyD, todos sabemos lo poco que le queda antes de que le den la patada.

O sea que contando a Maura, en el cartel tenemos a cuatro ex de UPyD y a un miembro de Ciudadanos.

chiringuito-naranja-en-fuga

Muy sutil el cartelito. Podría sugerir la fusión del magenta y el naranja, en una unidad por una “tecera vía” civilizada. Pero civilizada y Rosa no casan. Por no hablar de civilizado y Gorriarán. Debe querer decir otra cosa. ¿No fusión, sino transformación? ¿Se acaba la Rosa y llega otra cosa? ¿Albricias? Esperemos.

Genial una vez más Santiago González en su entrada de hoy [–>] sobre el asunto.

Yo no sé si mi Martínez Gorriarán se habrá enterado de esto, pero habrá que ir antes de que lo prohiba.

Eso digo yo. Que habrá que empezar a contar el número de aquellos “cuatro gatos” de los que hablaba el Gorri antes de cerrar -avergonzado- su blog de Basta Ya. ¿Sabría ya entonces que la presentación de la Tercera Vía Fusion en Bilbao iba a ser a cargo de cuatro de sus vilipendiados?

¡Golems!, boicoteadores, resentidos y mentirosos, cuatro gatos lunáticos que dan la tabarra con sus paranoias democráticas. (Del blog vergonzante y oculto de Carlos Martínez Gorriarán en Basta Ya)

¡Jooorl, Carlitos! Da la impresión de que vas a tener tabarra de golems y lunáticos hasta hartarte de paranoia democrática.

Estaba visto. Un partido político es, en buena medida, una impresión. Y daba igual que la realidad de UPyD fuera una especie de leninismo cafre, si la impresión del partido -hacia fuera- era de partido regenerador razonablemente centrista. O trasversal, o como le quieras llamar. Pero si empiezas a hacer el cafre con miembros del partido de la suficiente proyección pública, estás jugando con fuego. Porque puedes cambiar la impresión que produce el partido.

En su momento ya se la jugaron con Mikel Buesa. Pero sólo era un primer caso (de relevancia pública). Y siempre se puede pensar que, bueno, tal vez se trate de una cuestión personal; una incompatibilidad de caracteres; qué sé yo. Era suficiente con ignorar las docenas y docenas de casos similares, pero de gente con menos proyección mediática. Sin embargo, seguro que lo de Buesa quedó en el aire, a modo de una advertencia por confirmar.

Y los pequeños cafres realmente han bordado la confirmación. Imposible de superar la jugada de Sosa Wagner. Han conseguido mostrar al público todo aquello de lo que se les acusaba.

– Los insultos desabridos como automatismo de conducta.

– El autoritarismo soberbio como forma de ser.

– El engaño de la idea de “regeneración democrática”. (Sosa Wagner había sido elegido en primarias).

– La incapacidad de pactar con los similares, por parte de aquellos que proponen -nada menos- que grandes pactos de estado con los diferentes.

Unos genios.

Ya se veía lo que iba a pasar desde que, gracias a la jugada Sosa, perdieron los escasos apoyos mediáticos que tenían — en favor de Ciudadanos. Pedro J.; Jiménez Losantos; EL Confidencial; Voz Pópuli; esa línea. Y ahora parece que las encuestas dan pie a esa intuición del “sorpraso”. Clic.

ciudadanos-releva-a-upyd

Es evidente que nadie puede asegurar que Ciudadanos no vaya a salir rana. Pero UPyD nació rana. Y lo peor es que ahora, por fin, la impresión coincide con la realidad que antes no se veía. Y la impresión es aproximadamente el todo.