Por Rafael Fernández-Cotta, desde el Sahel

Debemos de distinguir entre lo que sabemos y lo que creemos. Sé que la biomasa del planeta está aumentando y va a seguir haciéndolo. Sé que los desiertos se han reducido. Sé que las zonas frías se han templado algo. Yo creo que los gases invernadero van a subir las temperaturas mucho menos de un grado a partir de ahora. Creo que el CO2 no va a llegar a duplicarse. No creo que globalmente los cambios sean negativos, al contrario, en general la biosfera va a mejorar, tanto para el hombre como para los animales y las plantas. No creo que el nivel del mar suba mucho, porque creo que van a aumentar las nevadas. Creo que cambios no van a ser drásticos. Todo eso lo puedo razonar científicamente, pero sé que las películas que monte no tienen por que ser ciertas, como mucho serán aproximaciones que se basan en lo que creo que son buenas razones. Lo importante es saber distinguir entre lo que sé y lo que creo.

Ahora os voy a decir lo que quiero. Lo que Europa esta haciendo con África no tiene nombre. Debemos de cabrearnos, y mucho. Hoy quiero coger un buen mosqueo, inventar ingeniosos insultos y dedicarlos a unos cuantos ecologistas blanquitos imberbes, o incluso a algún conocido calentólogo, para desahogarme.

Eso es lo que quiero, pero como sé que es mejor guardar las formas, no lo voy a hacer.
En África tenemos gas y petróleo, porque las reservas están muy repartidas por todo el mundo si se usa fracking. Pero Europa quiere renovables y no saben lo que nos estan jodiendo. Las ayudas, los proyectos, todo lo pintan tan verde… Lo que quiero es que Europa comprenda que queremos duplicar el consumo eléctrico y el número de coches cada 10 años y eso debe ser innegociable.

Y no soy solo yo quien lo quiere, somos legión. Sobre el tema en África estamos mejor informados que en Europa donde los periodistas tienen en los blanquitos postmodernos su mercado natural. Ya sabéis que cuando cortan la luz, si es de noche, todo se ve negro. Y eso informa a los periodistas de aquí, porque cuando el niño le pide dinero para comprar velas se tiene que dar cuenta, por idiota que sea.

 

fracking-reserves-oil

Stenni et al 2017 recien publicado. Si uno ve los datos respresentados en sus gráficos, que son los últimos 2.000 años, se pregunta: ¿dónde está el Calentamiento Global Aconojante? Ninguna sorpresa, porque eso es lo que te preguntas en todas la reconstrucciones de “paleo temperaturas” que se pueden ver.

El texto es un ejercicio de oscuridad bastante notable, con referencia a un enfriamiento desde el año 0 hasta 1900, y un calentamiento significativo desde 1900 … en algunas partes. Pero el Calentamiento Global Acojonante lo ponen en el futuro imaginario. De verdad de la buena.

However, projected warming of the Antarctic continent during the 21st century may soon see significant and unusual warming develop across other parts of the Antarctic continent.

Dale la vuelta a eso. Si para ver un calentamiento inusual necesitas esperar a que llegue el futuro imaginario, quiere decir que hoy, en la Antártida, no se ve ningún calentamiento unusual. El Calentamiento Global Acojonante … simplemente no está. Algunos lo esperan; pero estar, no está.

El gráfico que representa el mensaje, su figura 8. La Antártida dividida en Oriental (arriba) y Occidental (medio), y abajo el continente entero.

stenni-et-al-2017-f8

Ni en la Antártida Oriental, ni en la Antártida entera, se precia nada sobre lo que alguien pudiera molestarse en hacer un trabajo científico con la intención de llamar alguna atención. Solo se ve un ejercicio muy gris de pura constancia de la normalidad. Y en la Antártida Occidental, que es con lo que quieren tocar la trompeta, sí se ve un calentamiento reciente relativamente fuerte — pero es completamente comparable a un buen puñado de casos similares en los mismos datos. Nada excepcional.

Mucho más claro el gráfico que ha hecho Steve McIntyre a partir de los datos archivados. Y sin “plancharlo” (apaisarlo), para que se puedan apreciar bien las diferencias. Debajo repite el de la Antártida entera.

Completamente injustificada la frase del texto que habla de …

a significant cooling trend from 0 to 1900 CE across all Antarctic regions

Pretende sugerir la mentira del “palo de hockey”; un enfriamiento constante hasta el brusco achicharramiento actual. Pero no es así. Lo que se ve es un oscilar la temperatura, sin tendencia, entre el principio (año 0) y como hacia 1.100; un enfriamiento muy claro  hasta 1.750; y un calentamiento más brusco desde 1950. Calentamiento que ni es inusual por brusco, ni es inusual por la temperatura que alcanza. Se queda como a mitad de camino entre las temperaturas más frías de los últimos 2.000 años, y las más calientes. Algo más de la mitad.

Figura 7 (2) de Stenni et al para el continente entero, con los añadidos naranjas de las temperaturas máximas y mínimas de los últimos 2.000 años, y la temperatura más reciente (debe ser la media 1995 – 2005). La línea azul es su trabajo de 2017, y la roja es del Pages2K de 2013:

stenni-etal-f7-2

Nota: La he “desplanchado” un poco.

Merece la pena leer el artículo de McIntyre, que es breve. Recuerda de pasada sus peleas con el IPCC para que incluyeran también las series de “paleo temperaturas” que no se ajustan  la narrativa deseada. Ni caso, claro. Y enlaza a la historia más completa.

También hace referencia a los trucos habituales de esta tropa, con sistemas estadísticos de filtrado que consiguen exagerar el calentamiento reciente respecto de los del pasado. Pero en este caso resulta que ni con exageración (si la hubiera) se ve nada ni remotamente digno de mención. Por no hablar de alarma, ni de vender los abrigos y los esquíes e irnos todos con el traje de baño al continente de los pingüinos.

Fuentes

Clim-past.net:

Climate Audit – Steve McIntyre:

Rafael Fernández-Cotta, desde el Sahel

¿Os acordais de Redes, el programa de Eduard Punset? Hace unos años dedicaron un capitulo a los sistemas complejos. Una de las conclusiones es que en ciertos sistemas mucha información puede confundirnos, porque hay atractores dominantes a los que no prestamos la suficiente atención si nos dedicamos a estudiar los detalles de los atractores menores. Un caso interesante es una encuesta sobre geografía de EE UU que hicieron tanto en Europa como en los propios EE UU. Una de las preguntas era ¿Que ciudad cree Vd. que es mas grande Boston o Fenix ? El 30% de los americanos dijeron que Fenix. El 90% de los europeos dijeron que Boston, y acertaron en mayor medida que los americanos. La explicación es que Fenix es una gran ciudad, que todos los americanos conocen, en mayor medida que los europeos, de forma que mas información a veces trae mas confusión.

El punto gordo de los cambios que un aumento del CO2 puede producir lo estudiamos en el colegio. En ciencias naturales estudiamos que las plantas se nutren de CO2 y nosotros nos nutrimos de las plantas o de animales que se nutren de ellas. El punto gordo, en el que todos los estudios coinciden, es que el planeta esta mas verde y que las cosechas son mas abundantes consumiendo menos recursos,  por lo que  los rios llevan mas agua y los desiertos disminuyen su extensión.

En cuanto a las temperaturas, en historia los niños estudian que en la baja edad media (en torno al año 1.000), la población de Europa se triplico y en el nefasto siglo XIV bajó a la mitad. No tenemos que entrar en detalles históricos que pueden confundirnos.   Sólo hay que mirar una grafica del clima de entonces. Periodo cálido medieval versus pequeña glaciación. Abundancia versus hambrunas.

En el sahel tenemos probablemente la muestra  mas clara de lo ocurrido con el clima en los últimos 40 años. Aqui la producción agrícola crece de forma desbocada, a veces  con problemas de sobreproducción y caida de precios.  El lago Chad, que esta en medio del sahel  y que casi desapareció a finales de los años 70, hoy tiene 14.000 km2 de extension.  Todo esta a la vista, sólo tenemos que entrar en el google earth. Tomad un punto cualquiera y contad los arboles. Retroceded en el histórico 10 años y volved a contarlos. Y si desde el satélite se ve claro, lo que contemplamos pisando el terreno es increible. La mayoria de los arboles tienen menos de 30 años. Se les ve lustrosos, llenos de nidos de pájaros, lo que nos indica que el suelo esta lleno de semillas y de insectos, de vida. Por el momento no llueve mas, no hace mas calor, no hay mas plagas, ni tormentas extremas.  Puede que el CO2 influya en algunas de esas cosas, no estamos seguros en que medida. De lo que si podemos estar seguros es del punto gordo, algo sobre lo que existe concenso : Todo esta mas verde.  En el sahel el IPCC tiene un verdadero problema.  Como el verdor en si mismo no pueden pintarlo como malo, intentan arreglarlo con lluvias torrenciales.  Pero tamaña chapuza nunca va a colar,  que nos amenacen con inundaciones no tiene sentido, porque el suelo arenoso no retiene el agua en superficie.

A estas alturas la pregunta es ¿Son los miembros del IPCC víctimas del buenismo ignorante o acaso son científicos sin escrupulos dispuestos a todo con tal de conservar el trabajo? ¿Que opinais? 

Añadido para la discusión (Avinareta)

avinar

Image result for black doctor africa

Por Rafael Fernández-Cotta, desde el Sahel

Hace unos dias vi en una  tele senegalesa  un programa de humor. En un hospital  cortan la luz mientras estan operando.  En seguida el generador intenta conectarse. Trac, trac, trac, rrrrrrr. No arranca, pero hay baterías, ckik ckik, estan casi secas, se enciende una cerilla, pero el aire la apaga,  y finalmente aparece una linterna. Estupendo, dice el humorista, que es el cirujano, y decide continuar la operación con la poca luz que tienen.

Van apareciedo mas linternas, con mucho ajetreo.  Alguien tira la mesa de instrumentos al suelo. El enfermo se despierta y no para de protestar. En un ambiente cada vez mas caótico, el cirujano se vuelve a buscar unas pinzas que no aparecen,  con el bisturí en la mano, medio a oscuras,  y todo el mundo se aparta para no rebanarse, tirando mesas, instrumentos y botes de las estanterías.

Por fin una enfermera encuentra las pinzas en el suelo y se las da al médico, que no para de decir,  tranquilos que todo va bien.  Sigue la operación medio a oscuras y al poco vuelve la luz apareciendo todos llenos de sangre, hasta las paredes. El enfermo se mira las tripas y dice que barbaridad, que  barbaridad, mientras el cirujano lo tranquiliza diciendo, « no hay problema, lo ves, si la arteria se ha roto se cose y no hay problema», mientras le pone una pinza de la ropa en un tubo de plastico que sale de la sábana chorreando un liquido rojo. El enfermo insulta al médico sin parar y el médico grita, anestesistaaaaaaa…

No nos engañemos, sin energías fósiles baratas el tercer mundo esta condenado a seguir en la pobreza sostenible.  África esta progresando rápidamente y puede seguir haciendolo, nuestro mayor problema a la vista es el empeño de Europa en endilgarnos las renovables. Porque cuando se va la luz, todo se ve negro.

Image result for langosta plaga

Por Rafael Fernández-Cotta, desde el Sahel

Este es un estudio interesante.

Os lo resumo. Según el calentólogo estudio, con el calentamiento global acojonante y el aumento del CO2 el sahel se esta poniendo mas verde. Y eso es malo, muy malo,  porque la producción de alimentos de África occidental esta aumentando de forma importante.  Como hay mas cosechas, las plagas de langosta van a aumentar de forma exponencial y acojonante y nos van a traer hambrunas. Joé,  que acojono, que me dicen que de forma inminente una marea de bichos se van a comer todo lo que produzco. Mi ruina. Y además, la culpa es mia, por querer producir tantos kilos, por avaro, por mi p*ta manía de estar pensando siempre en la productividad en vez de aceptar la pobreza sostenible. Y digo yo, si como afirma el estudio,  las langostas prosperan en el límite entre el sahel y el desierto y si ese limite se desplaza 200 km al norte, ¿No será lógico que las langostas tambien se desplacen al norte 200 km y  me dejen en paz ?  Pero no son las langostas las que me dan miedo. Ya os contaré con detalle las historias de miedo de las langostas, sobre las que soy un técnico acreditado; y claro, en vez de miedo, me da risa.

 

Los que me dan miedo son los blancos, quiero decir algunos blancos, porque de hecho yo tambien soy blanco y no me doy miedo. Me explico. De vez en cuando viene a Senegal un blanco-eco-técnico calentólogo de Europa a impartir doctrina religiosa por la tele.  Nos dice que no tener un buen sistema eléctrico en realidad no es un problema, es una bendición, una enorme oportunidad y debemos estar contentos, que nos van a ayudar. Como consumimos poca energía, lo que no existe no hay que desmantelarlo, que alegria, eso es lo que la pobreza sostenible  tiene de bueno. Es fantástico, porque como partimos casi de cero, nos van a montar unos sistemas verdes y  estupendos. Pero eso si, paciencia, hay que tener en cuenta que son grandes inversiones en energías que estan madurando. Ante las protestas de los técnicos senegaleses, el europeo reconoce que sería fácil, rápido y barato montar unas cuantas térmicas y terminar en poco tiempo con los apagones, lo que permitiría seguir teniendo altas tasas de crecimiento, que por desgracia, no sería sostenible. Pero según el europeo, eso sería pan (y riqueza, digo yo) para hoy y hambre para mañana. ¿O es que acaso queremos freirnos de calor con el cambio climático acojonante ?  Si tenemos paciencia, dentro de 40 años, cuando las investigaciones en curso avancen y las sales mágicas de RdE den sus frutos,  podremos acumular las energías renovables y vuestros nietos podrán tener todos luz verde y sostenible.  Y digo yo, si lo que queremos es luz blanca, y barata, que podemos tener desde ya, ¿Para que vamos a esperar a tenerla verde ? Porque aquí, cuando se va la luz, todo se ve negro.

Por email:

Buenas,

Me gustaria colaborar escribiendo en su web.

Vivo en el sahel, en un sitio donde la biomasa se ha duplicado en los ultimos 30 años. Por culpa del CO2 cada día producimos mas kilos y los precios bajan.

Donde el IPCC dice que quien no se ahogue con las inundaciones se morirá con la sequía.

Vivo donde las plagas de langosta nos van a arrasar los cultivos, por
culpa del CO2, que hace que los cultivos sean mas frondosos.

Vivo donde las mujeres cocinan con leña. Aunque ellas y sus hijos se mueren de enfermedades pulmonares, no importa, porque el fraking es sucio. No importa que tengamos importantes y demoníacas reservas de gas y de petróleo. Mejor no explotarlas, pudiera ser que contaminen. Al fin y al cabo antes o después las mujeres y los niños se van a morir.

Vivo donde no estamos electrificados,  porque tenemos que esperar nuevos y verdes inventos, como las sáles mágicas de RdE,  que nos libren de los males del desarrollo.

Soy un técnico agrícola y sé de lo que hablo.

Nací y me crié en Andalucía y el sello me queda. Las razones científicas, que las tengo,  mejor con cachondeo.

Un saludo.

Rafael Fernández- Cotta

Respuesta (pm):

Hola, Rafael. Con esas credenciales y planteamiento, nada podría ser más interesante que tu colaboración. Supongo que entiendes que no nos paga Big Oil ni nada parecido, por mucho que haya gente que lo quiera creer. 😉

Se me ocurre, como aperitivo, poner esta misma presentación tuya, con mi respuesta. Para ir picando la curiosidad de la peña, y hacer ambiente. Pero no sé si puede ser inconveniente o indiscreto. Tú dirás. Si lo hacemos así, tienes que decirme con qué nombre o apodo quieres aparecer. Y se te crea una etiqueta, para que tengas un enlace directo a todos los artículos que publiques.

Slds.

pm.

Pues ya sabéis. A partir de ahora podemos esperar noticias frescas del Sahel, presumiblemente relacionadas con el Cambio Climático Acojonante. No se puede pedir más. Hablamos, literalmente, de otro mundo. Del que la gente no se entera, y que -en mi opinión- es el que más va a sufrir con el cuento del clima. Probablemente esté sufriendo ya por ese motivo.

Map_of_the_Sahel-wikipedia

El mapa es de Wikipedia:

 

 

 

Cover image_Twenty Reasons_polarbearscience

Es una traducción parcial (justo los puntos) de este artículo de nuestra experta favorita en osos polares, Dra. Susan Crockford (@sjc_pbs):

Conclusión:

Los osos polares están medrando; no están amenazados de extinción actualmente.

Más de una década de hielo reducido durante el verano en el Ártico, no ha hecho desaparecer decenas de miles de osos, como pronosticaron.

Los sos polares no necesitan hielo marino en el verano tardío / otoño temprano, siempre que se puedan alimentar bien en primavera.

20 razones:

  1. Los osos polares son una historia de éxito conservacionista: ahora hay más que hace 40 años.
  2. Hay menos poblaciones en declive que en 2010. Sólo una, oficialmente. Y sólo seis con datos insuficientes (antes eran nueve).
  3. El declive abrupto de hielo marino de verano no ha afectado al número de osos polares, como se predecía. Aunque el nivel de hielo descendió desde 2007 a lo que imaginaban para mitad de siglo, no ha ocurrido la esperada crisis en la población.
  4. La poblacion del mar de Chukchi está boyante a pesar de un aumento pronunciado de la temporada sin hielo desde 2007.
  5. Menos hielo en el mar de Chukchi ha significado una base saludable de presas para los osos polares, porque las focas oceladas se alimentan principalmente en la época que no hay hielo.
  6. Los osos polares han demostrado ser adaptables a cambios en la extensión de hielo en muchas regiones.
  7. Los números en Southern Beaufort se han recuoerado desde la última medción.
  8. La cantidad de osos en el mar de Barents probablemente ha aumentado desde 2005, y definitivamente no ha disminuido a pesar de mucha menos cobertura de nieve.
  9. No hay evidencia de que el récord de poco hielo de 2012 tuviera un efecto dañino en los números en Southern Beaufort.
  10. Otras especies están siendo afectadas negativamente por el alto número de osos polares, especialmente aves marinas y patos.
  11. La población de Western Hudson Bay (la zona de Churchill) está estable desde 2004, a pesar de lo que los científicos le están contando a la prensa.
  12. El hielo de Hudson Bay no ha cambiado desde 1999. Las fechas de deshielo y rehielo son muy variables, pero la temporada libre de hielo no es más larga en 2015 de lo que era en 2004. Sin embargo, el rehielo de otoño está tendiendo a ser más temprano.
  13. Los osos “problemáticos” (los que se acercan demasiado a los pueblos) en Churchill no están delgados ni famélicos.
  14. Churchill tuvo el máximo de osos “problemáticos” en 1983 y 2016, que fueron años de rehielo tardío. Pero muchos de los incidentes de 2016 se pueden atribuir al aumento de la vigilancia después de un ataque en 2013.
  15. Sólo hay un descenso marginal de hielo marino durante la temporada principal en que los osos cazan, en primavera, cuando necesitan más el hielo.
  16. No hay evidencia de que la caza de subsistencia esté afectando a los oso polares.
  17. Los métodos agresivos de investigación se han restringido en todo Canadá.
  18. No ha habido informes de canibalismo entre oso desde 2011.
  19. Los osos polares no parecen afectados por la contaminación: los estudios al respecto sólo sugieren que ese daño es teóricamente posibe, no que haya ocurrido.
  20. los osos polares han sobrevivido los períodos cálidos pasados, lo que prueba su capacidad de sobrevivir períodos cálidos futuros.

Enlaces a las fuentes de los datos, y más detalles, en el artículo original en inglés:

Como contexto sobre el descenso y estabilidad reciente del hielo marino del Ártico, este gráfico puede ser conveniente:

hielo-artico-septiembre-2017