Vasquilandia


Luisa Delgado

He hablado otras muchas veces de señales que delatan la sumisión de la sociedad vasca ante el nacionalismo. Ahora quiero hablar de una nueva señal de sumisión que hay en la sociedad vasca pero que nadie lo menciona y que ocurre a nivel ciudadanos, o lo que para el nacionalismo vasco sería células carentes de individualidad y de derechos individuales pertenecientes a un todo Pueblo Vasco y éste en su conjunto sí los tendría.

Uno puede entender(mejor dicho resignarse de impotencia) que ante una banda de asesinos cobardes que la sociedad calle por miedo, no acusase a los pistoleros de asesinos en el pasado o incluso que uno se haga perdonar haciéndose vasco como el que más en una sociedad xenófoba haciéndose llamar Koldo y no Luis.

Pero me he dado cuenta de otra señal de sumisión que también me da mucho asco. Y es que cuándo un nacionalista haciendo alarde de su ideología nacionalista(como si por eso fuese superior o no tuviese otra cosa de la que enorgullecerse) dice a un dependiente “eskerrik asko”, el dependiente de turno responde “ez dago zergatik”. O si el nacionalista saluda con “egun on” el dependiente también con “egun on”. ¿Y por qué no puede responde el dependiente “buenos días” o “de nada”? ¿Por qué ese miedo a lo que el nacionalista piense? ¿Por qué esa continua bajada de pantalones ante los nacionalistas?

No es sumisión solamente ante unas instituciones públicas o ante una banda de asesinos, también es a un nivel de entre iguales a nivel de individuos. Si tanto dicen los nacionalistas que aquí se debería hablar euskera que debería haber libertad para hablarlo, también deberían comprender que la gente tiene derecho a hablar en español, incluyendo la libertad de pasar del paripé liberticida xenófobo y políticamente correcto de “eskerrik asko” y “agur”.

Lo más chocante de todo es que los agurmaníacos el único uso que hacen del euskera es para decir “agur” o “zer moduz”. ¿Pero no les gusta tanto el euskera? ¿Qué les impide habalrlo con más frecuencia? Si lo pienso más sospecho que no tienen un verdadero interés en el euskera, que lo hacen para hacerse notar, necesidad de ser reconocidos, de sentirse superiores y como grito de guerra para reforzar su pertenencia a la tribu. Y detrás de todo esto que acabo de mencionar hay una autoestima muy baja, de ahí esa necesidad de sentirse especiales y que los dirigentes nacionalistas se aprovechan de ello. Pero también pienso que hay otro motivo más abyecto, que es diferenciarse de los que no sean nacionalistas, señalar a los que no lo sean y una forma de presión social para que la gente se meta en la tribu nacionalista. Los nacionalistas lo han hecho de una forma muy sutil.

Me acuerdo hace unos meses de un bar que fue una cliente nacionalista y toda ufana dijo por todo lo alto “EGUN ON”. El camarero responde “buenos días”. La cliente le dice “no me has dicho bueno días”. El camarero la responde “yo contestaré lo que me da la gana”. La cliente nacionalista se quedó callada porque no era la respuesta que ella esperaba ni a lo que estaba acostumbrada. Yo ahí veo en esta nacionalista una necesidad de afirmación muy grande.

Y lo que hizo el camarero es lo que hay que hacer, no dejarse pisar y rebelarse. Ya está bien de vivir sumisos y es lo que los nacionalistas desean, ya que ellos tienen miedo a la libertad porque saben que con libertad ellos no pueden ganar. Si en vez de seguir el juego a los nacionalistas pasamos de esa bajada de pantalones se les parará la tontería a los nacionalistas de a pie de calle. Hay que empezar a perder el miedo a los nacionalistas poco a poco. Yo paso de seguirles ese juego tan infantil.

El reportaje sobre la vasconización tardía, de ETB, no es gran cosa. Es mucho más rápido, y tiene muchísima más información, leer las dos breves entradas de la plaza al respecto. 1 [–>] y 2 [–>].

Pero para aficionados a la tele:

http://www.eitb.eus/es/television/programas/una-historia-de-vasconia/

(Hay que elegir en “más episodios completos” el que se llama: La Euscaldunización Tardía.

Sin embargo la noticia es que la herejía se pase por televisión. ¡En Vasquilandia! Porque lo de la “vasconización tardía” pone de los nervios al vascopiteco. Mira:

denuncia-vasconizacion-tardia

Con perlas hermosísimas:

Los firmantes de este texto queremos elevar nuestra protesta a EITB, en la medida de que es un ente público, porque pensamos que no puede pagar hipótesis contrarias a casi todos nuestros historiadores y lingüistas, con más razón las contrarias a nuestro pueblo. Para terminar, reclamamos a las instituciones públicas y privadas así como las personas responsables de defender la lengua, cultura e historia de nuestro país que se posicionen ante esta producción, mientras que a la EITB pedimos que no vuelva a emitir al menos el primer capítulo de la serie documental.

¡Hipótesis contrarias a nuestro pueblo! Nuestro pueblo depende de que aquí se hablara vascuence antes de los romanos, o llegara después. ¡Pues vaya mierda de pueblo!

No acabo de decidir si el autor de Una Historia de Vasconia es un cursi, o un jeta de infarto.

alberto-santana

Como cursi, siendo cursi vasco es de la peor especie que existe. Véase la parla de los etarras. Lo cursi no nos pega a los vascos, y cuando caemos en ello queda fatal. Pero tal vez me inclino a la solución jeta de órdago. Hay que tener un par para disculparse así por la tesis del reportaje:

Estamos tocando nuestra fibra más sensible y querida de nuestra identidad como pueblo. Es el corazón mismo de nuestra fe colectiva. Y son muchos quienes seguramente piensan que nunca habría que cuestionarlo.

Acojonante, porque arranca con una lacrimógena declaración de amor a Vasquilandia y a “lo vasco”, para continuar con la más cabal desmitificación de sus amores y de su fe que cabe imaginar. Pero tiene morbo la mezcla entre el tono cursi y el fondo herético, casi cínico.

El mapa de la vasconización. Tiene la ventaja de explicar, no sólo la toponimia y antroponimia pre-romana, sino los dialectos del vascuence.

etb-vasconizacion-tardia

Es mejor el único otro episodio que he visto. Habla de turismo y “deporte vasco”, y tiene mucho más “texto”.

http://www.eitb.eus/es/television/programas/una-historia-de-vasconia/

(Hay que elegir en “más episodios completos” el que se llama: Las Reinas del Verano.)

Y explica la historia de Vasquilandia como destino turístico, y la transformación de sus núcleos urbanos costeros. Desarrollando detalladamente la causa. Por ejemplo, en Biarritz, la granadina Eugenia de Montijo, y Mérimée, con la gitana Carmen. A la la corte de Napoleón III, Biarritz …

… les excitaba por su proximidad a una España morisca de bailadoras gitanas y toreros.

Al ver a los vascos creían estar viendo a unos andaluces raros.

andaluces-raros

Y de ahí la pinta del casino de Hedaya …

casino-hendaya

… o la plaza de toros de Bayona.

plaza-toros-bayona

Puro Mérimée.

Resumiendo el resto. San Sebastián: Isabel II, Maria Cristina de Ausburgo. Una copia del París de la época. Lequeitio: Zita. Etc.

Y el remate herético con el “deporte vasco”. Las regatas de traineras, inventadas en Sanse como entretenimiento de turistas. Nada que ver con supuestas carreras entre tripulaciones balleneras. Los botes de los balleneros iban a vela, y sólo usaban los remos como complemento para la maniobra. No eran tontos.

Al principio intentaron usar eso en el “show” para turistas. Pero una carrera a vela, y dentro de la Concha, era aburridísima.  Poco espectáculo. Y se inventaron la “emoción” de ver a animales vascos partiéndose los cuernos contra los remos. O cortando leña y levantando piedras. Espectáculo -disfrutar del sudor ajeno- muy adecuado para un turismo marcadamente aristocrático y nada étnico. Como los paisanos hablaban “raro”, eran “otros”. Etnias; cosas. Mira qué monos; y qué esforzados ellos. Y es por eso que no salieron deportes elegantes; como el tenis, el golf o el criquet.

Esas tradiciones “ancestrales”, ya se sabe. Todas son del siglo XIX, y creadas para señoritos ociosos ávidos del esfuerzo … ajeno. Y con el tinte romántico de la etnia, lo rarito. El reportaje dice que la cesta-punta tiene el mismo origen donosti-turístico, pero más tardío (1894). Ni idea. Pero queda claro que la máxima aspiración de los nacionatas, hacer de Vasquilandia un parque temático, ni es una idea nueva, ni es una idea suya.

Más bien es cosa de reinas españolas y emperatrices francesas y austro-húngaras. El discreto encanto de lo étnico, visto desde la metrópoli cosmopolita. Y nuestros asnos, claro, prefieren identificarse con el remero que hacía el “show”, que con la élite a cuyo entretenimiento iba destinado. Por el parecido, supongo.

 

La única pena es que, siendo por ETB y vista su audiencia, no se habrá enterado nadie. Lo único, por los que protestan. Gracias.

Agradecimientos y fuente:

Más sobre vasconización tardía en la plaza (con los enlaces que hay tienes todo lo que necesitas):

Añadido para José María:

trainera_en_la_bahia_de_sanander

La Mierda Nobel de la Paz ha sentado un precedente que se presta a una política ficción de lo más jugosa. No sé, uno puede imaginar a Hollande en horas bajas y sin salida política. Como deprimido. Y a un Rajoy entre eternamente en funciones, y eternamente mayoría insuficiente. No ya sin ideas -que no ha tenido nunca- sino sin caminos. Cuando de repente unos campeones tienen en Noruega la ocurrencia del siglo. Premiar con el Nobel de la Paz la elevación del terrorismo a interlocutor y agente político de primer nivel.

alien

Lo han hecho con otras palabras, pero eso es lo que han hecho. Hasta ahora, siempre que habían concedido el premio con motivo de un acuerdo de paz, o fin de una lucha armada, lo habían concedido o a ambos bandos en liza, o a terceros que no estaban en la discordia pero colaboraban a su arreglo.

A ambos bandos en liza:

  • 1973 Kissinger y Lê Ðức Thọ, por fin de la guerra de Vietnam.
  • 1978 Mohamed Al Sadat y Menahem Begin por la paz entre Egipto e Irsael
  • 1993 Nelson Mandela y Frederik De Klerk, fin del “appartheid”.
  • 1994 Arafat, Rabin, Peres por esfuerzos de paz en Oriente Medio.
  • 1996 Carlos Felipe Ximenes y José Ramos-Horta por la paz en Timor Oriental
  • 1998 John Hume y David Trimble, paz en Irlanda del Norte.

Terceros mediadores:

  • 1906 Rooslvelt (USA) por la guerra ruso japonesa.
  • 1936 Carlos Saavedra (Argentina) por el conflicto Paraguay – Bolivia.
  • 1957 Lesler Bowles Pearson (Canadá) por el conflicto de Suez.
  • 1987 Oscar Arias (Costa Rica) por el acuerdo de Guatemala.

Así que esto de Santos y Colombia es un invento nuevo. Un pemio Nobel al fin del conflicto que se concede a sólo una de las partes del conflicto. O sea que están diciendo que una de las partes no es legítima (no merece premio), pero el acuerdo con una parte no legítima -y legitimada mediante el acuerdo- sí lo merece. Literalmente, un premio a la legitimación de lo claramente no legítimo.

¿Y qué tiene que ver esto con Hollande y Rajoy? A huevo. En España ya hemos hecho todo un carrerón en la lavandería del terrorismo. Sólo falta Francia. Y tal vez con un caramelo adecuado …

eta-nobel

Hay que disimular la pinta del octavo pasajero. Legitimarlo, pero sin premio Nobel.

alien

Que, al estilo de Santos en Colombia, podría ser para Hollande y otro. Una vez establecido el invento …

 

elecciones-vasquilandia-historico-simplificado

He quitado el primer parlamento (1.980) porque tenía 60 escaños en vez de 75 y descuadra el gráfico.

Lo del éxito arrollador del PNV no se ve muy claro en un contexto histórico. Se mueve muy poco, y algo hacia abajo. Pero sin duda es el más estable. El PSOE sí tendría que hacérselo mirar. Los exaltadores de asesinos de inocentes van como la espuma. Tanto los más explícitos como los que medio disimulan. Y lo del PP no es un batacazo, sino el esperable y lánguido declive rajoyano. No parece que vayan a conseguir ser extraparlamentarios en un plazo muy muy breve. Pero antes de ponerse a hacer vídeos de chanclas en Groenladia deberían comprarse un espejo … ¡y usarlo!

En el siguiente gráfico quería reflejar la cuestión territorial, nacional, sentimental, galgos o podencos; como se le quiera llamar. Pero no es fácil hacer la división. ¿Es independentista el PNV? Depende de la mañana. ¿Es español Potemos? No lo saben ni ellos. Pero tal ve se pueda dividir el asunto según la etno-manía. Por ejemplo, no es fácil imaginar a los potemitas cantando ♪españoles hijos de puta ♫. Tampoco a los del PNV, pero sí sonriendo por lo bajini — aunque ciertamente no a todos sus votantes. Y con ese criterio quedaría así:

elecciones-vasquilandia-por-etnomania

Esto es lo que hay.

Sí, a toro pasado es muy fácil decirlo. Pero es que parece que tenía que ser. Tanta payasada con “el prucés” no es normal. Y es cierto que los vascos tendemos a ser un poco bestias, pero nunca se ha dicho que no seamos serios. Serios … como en “de fuste”. Y eso de ser compi yoguis del circo de los hermanos Marx; no sé, como que no es muy buen plan.

El caso es que el Gobierno Vasco hace una encuesta todos los años, preguntando por la vida y milagros del vascopiteco. Y entre muchas cosas interesantes encuestan sobre la independentzzzia. Enlace:

Lo presentan sin comentarios. Los puros números sobre un gráfico.

encuesta-independencia-gobierno-vasco

Se preguntará el lector por qué tantos colorines para un asunto tan sencillo. Hay que confesarlo: lo del fuste de los vascos está muy atemperado por el nacionalismo, que es un anhelo manifiestamente carente de seriedad. Y en esta encuesta preguntan lo normal -si quieres independencia o no-; pero  también preguntan lo que jamás se ha visto en ningún lugar del orbe.

Estaría o no de acuerdo según las circunstancias

De ahí que tengan que poner tantas rayas, y no se entienda nada. Pero como aquí no nos andamos con bobadas, lo vamos a simplificar. Y al “depende”, que le den. Si resucita Franco, o si Pablito trae Venezuela, o si sale petróleo en el Gorbea, ya se verá en la encuesta del año que sea.

Veamos la independencia en Vasquilandia, pelo. Los números expresan porcentajes. Los colores están invertidos respecto a los del Gobierno Vasco, porque nuestra idea de lo bueno / malo es la contraria. En 2010, 2011, y 2012 (Patxindakari) no debió haber encuesta, o esa pregunta, porque no dan datos.

independencia-si-no

Por si no se ve claro. 2016 no sólo tiene la cifra más baja de independentistas de toda la serie (19%), sino también la más alta de contrarios al prodigio (38%). Y los contrarios doblan -exactamente- a los indepes.

Otra buena forma de verlo es mirar la diferencia.

independencia-diferencia-si-no

También se puede intentar buscar la famosa “máquina de independentistas” en estos números. Es interesante, porque no está.

maquina-de-independentistas

Si los gobiernos de España han tenido alguna influencia en el asunto, todo lo que se podría -tal vez- decir es que Aznar habría conseguido que el NO aventaje claramente al SÍ; Zapatero habría disminuido la ventaja; y Rajoy habría logrado aun mayor disminución … hasta que llegó “el prucés” a salvarle. O a salvarnos, que no parece que él se inmute gran cosa.

¡Viva el prucés! 19 puntos de diferencia, superando ampliamente los 11 de Aznar.

Es lo que trato de explicar a los del “no es legal”. El separatismo se desactiva con un baño de realidad. Y la Clarity Act [–>] es el mejor baño de realidad que se ha inventado … hasta que inventaron “el prucés”. Es posible que con el prucés no haga falta. Para que luego digan que en  España no inventamos nada. ;)

independencia-diferencia-si-no-con-plinomica

¿Ahora se entiende la cara de paisaje que se le ha puesto al PNV?

Viene de La Tribuna del País Vasco:

No es broma. Lo explican en una nota de prensa de la Universidad de York, resumiendo un estudio publicado en la revista Social Cognitive and Affective Neuroscience.

El equipo investigador tenía interés en estudiar los mecanismos neurobiológicos de la ideología, si los hubiera. Con una visión de la ideología muy comparable a la de vuestro humilde servidor; como basura perniciosa. Y se han fijado en un área del cerebro conocida por dedicarse a resolver problemas, digamos errores, en la consecución de objetivos.

El “posterior medial frontal cortex” (pMFC) se supone que controla los problemas de rendimiento, e interactúa con otras áreas del cerebro para aplicar las adaptaciones necesarias. [De otro estudio diferente –>]

Juega un papel clave en detectar discrepancias entre las condiciones deseadas y las reales, y ajusta el comportamiento subsiguiente durante la toma de decisiones. [Del estudio en cuestión –>]

Querían saber si esta área del pMFC, que ayuda a otras zonas de cerebro en problemas de bajo nivel -por ej. cuando no atinas con la tecla del móvil- actúa también como ayuda en problemas abstractos en los que puede funcionar la ideología.

pmfc.png

La idea es fácil. El paleto satisfecho observa el mundo, y el mundo le dice que no es nada; apenas una mierda insignificante. Hay una enorme discrepancia entre la condición deseada y la condición observada. Y un truco habitual para resolver el conflicto es esa asquerosa ideología llamada nacionalismo, que crea orgullo de la caca de vaca. La cuestión es, ¿puede el truco tener una base neurobiológica? ¿Actúa esta zona concreta del pMFC?

Para probarlo eligieron las dos ideologías más fuertes. Etnocentrismo y religión.

Las ideologías aldeanas (parochial) motivan numerosos aspectos de la vida social, desde arte hasta  guerras. Las ideologías moralistas que implican chauvinismo de grupo y religión son argumentablemente las de mayor impacto social — y, a vaces, las mas perniciosamente divisivas.

Y entonces pillaron un montón de cobayas humanos y les pusieron boinas y turbantes con cables por dentro, unos magentizados y otros no (el grupo de control). El magnetismo estaba dirigido al pMFC de forma que atenuaba su actividad. Y les ponían en una actitud mental de cierto estrés, o discrepancia entre deseo y realidad. Como recordarles la muerte, a los turbantes; o a las boinas una fuerte crítica de las características supuestas de la etnia, hecha por alguien “de fuera”.

Resultado:

Los hallazgos, publicados en la revista Social Cognitive and Affective Neuroscience, revelan que la gente en la que la zona del cerebro en estudio había sido temporalmente desactivada, declararon un 32,8% menos creencia en Dios, ángeles, o cielo. También se encontró un 28,5% más de respuesta positiva en los sentimientos hacia los inmigrantes que criticaron su país.

Por supuesto, sólo es un primer paso. Quedan muchos -y los apuntan- para poder desarrollar las muy necesarias boinas y turbantes magnéticos capaces de desactivar el nacionalismo vasco y el terrorismo islámico. Una especie de microchip por el que, si en alguna parte del cerebro empieza a formarse la idea Euskadi, o Aláh, automáticamente se cierra por completo el pMFC. Desde esta plaza sugerimos a Artur Mas, el astut, como primer cobaya experimental — con las adaptaciones necesarias para cambiar Vasquilandia o Aláh por Catalunya. A ver si se dan prisa. O si no, que lo prueben como está; por si suena la flauta. La barretina magnetizada.

Enlaces para comprobar que no es broma:

Artículo en la web de la universidad de York.

El estudio completo.

Fuente, La Tribuna del País Vasco.

Es lo primero que te viene a la cabeza. Inevitablemente. Cruel asesinato terrorista en París. Y aun más cruel vídeo (no lo he visto, pero no hace falta) del pistolero político rematando al policía Ahmed en el suelo, antes de huir. Y el mundo es un clamor, claro. Incluso entre los aplaudidores y comprendedores de ETA. ¡Esto es el horror!

Y también nos sentimos muy ofendidos de los que salen rápido a decir que “Occidente también asesina”. O por clérigos musulmanes radicales que anuncian que “musulmanes y no-musulmanes tienen que comprender las consecuencias de insultar a Mahoma [–>]. ¿Seguro que eso es muy diferente de lo que oímos por aquí? ¿Acaso no decimos que es que hubo Franco, y no sé qué?

Y luego, los templagaitas. No se puede confundir a los radicales con todos. No todos los musulmanes son fanáticos. ¡Ni todos los vascos, no te jode! ¿Y? ¿Acaso no facilita la existencia de fanáticos el que un porcentaje muy notable de la población les aplauda, les comprenda, y nunca nunca denunciaría a un asesino — porque es de los nuestros y es “política”? O conflicto, ejem. O cualquier otro término manifiestamente amable y comprensivo.

Sí, aquí siempre resulta especialmente incómodo el horror de fuera, y la vista del mundo horrorizándose. Porque es el espejo que refleja todo lo que no nos hemos horrorizado nosotros, cuando de nosotros se trataba. Y porque un 25% (es a ojo) de la juventud de Vasquilandia comprendiendo perfectamente la idea de rematar al herido en el suelo, es exactamente igual que un 25% (está medido) de la juventud musulmana en el Reino Unido con la misma actitud. También es exactamente igual el – no se puede hablar mal de ellos porque no todos son asesinos. Ni siquiera radicales. Estupendo. ¿Y si no hablas mal de ellos, cómo esperas que ellos presionen a sus radicales hasta hacerlos desaparecer? ¿Con aplausos? ¿Por un ataque repentino de civilidad? ¿De quién; del que está encantado con el remate del herido en el suelo? ¿Del que dice que se trata de violencia “política”, como si la violencia política no fuera mil veces peor -por sus efectos y alcance- que la violencia entre particulares?

¿Y no atentaban contra periodistas aquí?

El parlamento vasco tenía que dar la nota.

Había un problema. Una frase en la declaración intentada y fracasada:

“Por haber sufrido durante muchos años los efectos criminales del fanatismo, el País Vasco siente de forma especial la agresión perpetrada en París contra la convivencia y la libertad de expresión”

Y la verdad es que yo me he quedado exactamente igual de perplejo que los etarras. No suena muy normal tener organizada una lavandería de terroristas y aplaudidores, al por mayor, y de repente abrir la puerta para permitir que se vea la ropa sucia. Pero estamos en lo de siempre. Montando la lavandería, pero haciendo como que no hemos montado ninguna lavandería. Y la ropa sucia se cabrea. Normal.

Página siguiente »