termometros


Va sobre la eterna discusión de si los modelos climáticos van francamente más calientes que la realidad, o no. Y me interesaba echarle una mirada distinta. Por una parte al mar, que es la madre del cordero del sistema climático. Por otra parte, tratar de usar una serie de temperatura distinta e independiente de los termómetros y de los satélites UAH y RSS de siempre. A poder ser, algo que no sientan la necesidad de estar corrigiendo todo el rato.

Y finalmente, me interesan los trópicos. La gran incógnita / discusión es cómo reacciona el sistema climático a los efectos externos. Los “forzamientos”. Puede resistirse a ellos, como si tuviera un termostato; o puede amplificarlos, como si fuera una cabra loca. Y nadie lo sabe – aunque unos y otros aleguen saber lo que creen. Lo que sí parece claro es que en los trópicos sí hay algún efecto termostato. Se ve. Cuando hace calor, saltan nubes y tormentas, y enfrían; cuando está fresco,  las nubes y tormentas se forman mucho más tarde, si es que llegan a hacerlo. Y también parece claro que en los grandes cambios climáticos, tipo glaciaciones, en los trópicos se notan mucho menos. Especialmente en los trópicos marinos. ¿Se nota esto en el mar, en el Calentamiento Global Acojonante? ¿Y los modelos, cómo lo ven?

Bob Tisdale [–>] solía hacer comparaciones interesantes de ese tipo. Pero comparaba la media de los modelos con sólo una de las series de observaciones. La de NASA OIv2 (Reynolds). La serie me sirve muy para el propósito. Es independiente de las que he mencionado. Usa satélites, pero es una medición distinta. La temperatura de la “piel” del mar. Y la controla / chequea contra mediciones de superficie. No la cambian todo el rato, como las otras. Yo he conocido la versión 2, desde siempre, mientras que  las demás van saltando de versión en versión cada pocos años.

Tampoco me gusta nada comparar las observaciones con la media de los modelos. No creo que la media tenga ningún valor especial, y se pierde la información sobre el “desparrame” de los modelos. Esa costumbre que tienen de ocupar todo el mapa.

Así que esa esa sido la idea. Repetir lo de Tisdale, pero con *todos* los modelos que figuran en el Klimate Explorer [–>]. Son 39. Un peñazo guapo. Y usando dos series de mediciones, para que no sea sólo la de NOAA Reynolds, que da menos calentamiento que las sospechosas habituales. He metido también HadSST4; recién salida de sus últimas correcciones, y bien convencional entre los “afirmacionistas”. Es la serie que usa el Met Office británico; la más “clásica” que hay.

Los gráficos. Creo que lo más claro es representar las tendencias lineales de calentamiento, en grados por década. Para que no haya discusiones del método de “empalmar” el origen de modelos y observaciones en un gráfico de líneas típico. Aquí sólo hay números fríos, representados gráficamente. Y para el período 1982 – 2018, porque es cuando empieza la serie Reynolds, y uso medias anuales.

El mar tropical. De 24ºN a 24ºS. Los modelos (CMIP5), en azul claro, están en orden alfabético. Cada punto representa la tendencia lineal de la temperatura por década de cada modelo entre 1982 y 2018. En morado, lo mismo para las observaciones.

observaciones-y-modelos-mar-tropicos

El mar “global”. En realidad he sacado entre 60ºN y 60ºS, porque en las zonas donde hay mar helado cada serie lo hace de forma distinta, que a su vez son diferentes que los modelos.

Lo mismo de antes, en 60ºN – 60ºS:

observaciones-y-modelos-mar

 

Parece que hay un gran consenso entre los modelos para no coincidir con las mediciones, en el mar. Un consenso, digamos, caliente.

Enlaces. Todos los datos vienen del Klimate Exlorer, del Instituto Meteorológico de Holanda. Estos son los enlaces directos, con las opciones ya elegidas. (El KE resulta un poco laberinto si no se ha usado antes, y así es más fácil).

Mar trópicos (24ºN – 24ºS):

Mar 60ºN 60ºS:

NOAA Reynolds OIv2:

HadSST4:

La gente no se suele dar cuenta de este curioso detalle. Que en la ciencia del clima, la temperatura del pasado cambia constantemente. Y por eso es bastante poco relevante todo lo que te digan sobre la temperatura que ha hecho el año pasado, o el récord o no récord que haya habido. ¡Porque eso va a cambiar en el futuro! La temperatura de 2018 que te dan en el año 2019, no es la misma que la temperaura de 2018 que te van a dar en 2025.

No es facil de entender, ni de creer. Por eso vamos a usar un ejemplo de Twitter, de hoy, que viene muy a mano.

Personajes: Richard Betts, y la Global Warming Policy Forum (GWPF).

La GWPF es una conocida sociedad “negacionista”, que publica informes y trabajos sobre la discusión de clima. Y usa un gráfico de temperaturas en la cabecera de su web.

gwpf

Richard Betts es un físico alarmista del clima, director de Impactos Climáticos en la Universidad de Exeter, y director de lo mismo en el Hadley Center de la oficina meteorológica británica (Met Office). También es autor principal del último informe del IPCC.

La GWPF empezó a usar ese gráfico hacia 2010. Era una forma más o menos sutil de demostrar que en lo que iba de siglo la temperatura global no había subido. Y desde hace tres años, o por ahí, Richard Betts les recuerda que actualicen el gráfico en cuanto el Met Office saca la temperatura del siguiente año. ¡Para demostrar que las temperaturas sí están subiendo este siglo!

Y este año hemos tenido el mismo proceso. Betts les recuerda que ya lo pueden actualizar:

betts-gwpf

La GWPF le contesta que gracias, que actualizarán la cabecera hoy mismo. Y lo hace; como se ve en el gráfico, que ya tiene 2018.

gwpf

Ah, pues no; resulta que así no vale. No pueden simplemente añadir la temperatura que dan para 2018 a las anteriores que ya tenían. ¡Tienen que cambiar también las temperaturas de los años anteriores, porque la temperatura -por ejemplo- de 2016, o 2012, o 2015, no es la misma en 2018 que en 2019. En serio, ahora son más calientes que lo que eran el año pasado.

betts-gwpf-2

Y Richard Betts protesta con energía, porque en el gráfico pone como fuente: Met Office 2019. ¡Esa no es la opinión sobe las temperaturas en 2019! -dice. Ha cambiado.

betts-gwpf-3

Tiene razón. Y seguro que hay muchas justificaciones para los cambios. Pero también hay un problema: si entre 2018 y 2019 cambia la temperatura que hubo en 2011, 2012, 0 2016, no podemos saber que entre -por ejemplo- 2020 y 2021 no va a cambiar la temperatura que ha habido en 2018. Y eso quiere decir que no podemos saber la temperatura que ha habido en 2018. No podemos saber cuánto va a cambiar esa temperatura en los próximos años.

Conviene recordarlo cuando veas todos esos titulares tan impactantes sobre la “temperatura global”.

Fuente, Twitter:

Primero el gráfico habitual. Azul, medición desde satélites del equipo UAH, y en gordo media móvil de cinco años. Verde igual, pero del equipo RSS. Acaba en enero porque la actualizan más tarde. Y en rojo los modelos climáticos, para la misma altura a la que miden los satélites.

temperatura-global-satelites-febrero-2018

Sigue bajando la temperatura, después del Niño. Pero de una forma muy distinta, y más suave que en El Niño anterior (1997/98). La diferencia es que en aquel hubo una La Niña fuerte tras El Niño, y en este no. Ha sido entre La Nada, y La Niña muy suave. Y eso curiosamente podría suponer menos calor en el futuro. Con La Niña hay un enfriamiento en el Pacífico Ecuatorial, porque el viento hace aflorar agua fría de la profundidad. Suficiente para que se note en la temperatura global. Pero al mismo tiempo, ese agua fría despeja el cielo de nubes, y hace que el sol la pueda calentar más en su camino de Sudamérica a Australia. Y así se recarga la Pacific Warm Pool en la parte occidental del Pacífico Ecuatorial, que produce el siguiente el Niño.

pacific-warm-pool

Una posibilidad es que unas condiciones neutras tras El Niño, o de Niña suave, suavicen las condiciones de recalentamiento de esa “piscina caliente”.

Imposible saber qué va a hacer la temperatura global en los próximos meses. Pero si oscilara alrededor de este nivel, estaríamos en el nivel de “la pausa”. El freno del calentamiento global que hubo entre 1997 y 2015 (18 años). Marco el nivel con la raya amarilla.

temperatura-global-satelites-febrero-2018-pausa

Eso no quiere decir que se pudiera presentar en poco tiempo una “pausa” por el procedimiento que se hacía, y que tan nerviosos ponía a los alarmistas histéricos. Habría que esperar a que el subidón de El Niño de 2016 quede en el medio de esa nueva “pausa”, para que la línea de tendencia quedara plana. Un buen porrón de años. Y ya digo, siempre que las temperaturas volvieran a donde estaban antes, que es mucho decir. Pero iba a ser muy muy gracioso.

Mi apuesta para ese caso es una nueva corrección de las series de temperatura global, menos UAH. Para hacer la diferencia que se ve en el gráfico entre la azul y la verde, pero más ampliada.

Fuentes

Roy Spencer:

UAH (datos)

RSS (datos)

Hagelaars (gráfico modelos)

cas-not-unprecedented-warming

Esta es muy bonita. Artículo  / presentación en la revista de la Academia China de Ciencias. Entresacamos y traducimos.

Hay una gran cantidad de evidencia relacionada con la variación de climas antiguos en los datos “proxy”, como anillos de los árboles, hielo profundo, sedimentos de los lagos, estalagmitas, corales, y documentos históricos, y todas estas fuentes tienen gran significado a la hora de evaluar el calentamiento del siglo XX en el contexto de los dos últimos milenios.

El profesor GE Quansheng y su grupo del Instituto de Ciencias Geográficas y Recursos Naturales de la Academia China de Ciencias han recogido un gran número de “proxies”, y han reconstruido una serie de 2.000 años de temperatura de China con una resolución de diez años, permitiéndoles revelar las características cuantitativas del cambio de temperatura en China estos dos milenios.

“Hemos encontrado cuatro épocas cálidas, que fueron en los años:

  1. 1 a 200
  2. 550 a 760
  3. 950 a 1300
  4. y el siglo XX

La amplitud de temperatura entre las partes más frías y cálidas fue de 1,3ºC” dijo el profesor Quansheng.

El equipo halló que el calentamiento más rápido ocurrió entre  1870 – 2000, a una tasa de 0.56 ± 0.42°C / siglo.

Nota: Esto es en la presentación; en el trabajo dicen que esta tasa de calentamiento no es “particularmente única”, ya que hubo calentamientos rápidos similares entre 600 y 710 (0.51 ± 0.45°C / siglo); 880 y 990 (0.65 ± 0.43°C / siglo); y 1150 a 1250 (0.63 ± 0.42°C / siglo).  También señalan ciclos de temperatura en China de 50 a 70 años; de 100 a 120 años; y de 200 a 250 años.

El gráfico principal

quangsheng

2.000 años de temperatura en China (imagen de GE Quanshen)

 

 

Seguimos con la presentación:

Las temperaturas registradas durante el siglo XX pueden tener precedentes, porque la reconstrucción muestra registros para los períodos 981 a 1100, y de nuevo de 1201 a 1270, que fueron comparables al período cálido actual. Pero con una incertidumbre de ±0.28°C a ±0.42°C en el intervalo de confianza del 95%.

Desde el año 1.000 (la época que cubre el Período Cálido Medieval, la Pequeña Edad de Hielo y el presente período cálido) las variaciones de temperatura en China han estado típicamente en fase con las del hemisferio norte como conjunto.

Y la guinda, no menos apetitosa por muy archiconocida que sea — con excepción de los alarmistas:

 Las características generales de los impactos del cambio climático han sido, históricamente, negativas en los períodos fríos, y positivas en los períodos cálidos. Por ejemplo, 25 de los 31 períodos más prósperos de la China imperial ocurrieron en períodos cálidos, o de calentamiento.

Llama a tu alarmista climático favorito, y se lo cuentas. Que se calme un poco.

Fuentes

Academia China de Ciencias:

Springer (Quansheng et al 2017):

Agradecimiento a Bjorn Lomborg

 

 

Estos días pasados salía la noticia de la corrección de las mediciones de temperatura global del grupo RSS. ¡El calentamiento desde 1998 es un 140% mayor de lo que pensábamos! ¡Ahora los satélites RSS miden más calentamiento en la baja troposfera que las series de superficie! ¡Hay grandes diferencias entre las distintas series de temperatura global medida con satélites!

Curiosa manera de plantearlo, porque como el calentamiento desde 1998 era prácticamente de cero, conseguir un 140% más no es algo muy difícil. Lo que nunca encuentras en los titulares es lo relevante. ¿Cómo se compara la serie recién corregida con los modelos climáticos? Lo dicen con la boca pequeña:

The new data actually shows more warming than has been observed on the surface, though still slightly less than projected in most climate models.

Vamos a ver eso en gráfico, comparando las dos series de satélites con los modelos.

La zona rojiza son los modelos. La azul es la serie UAH de Christy y Spencer que usamos siempre. La verde es la RSS recién corregida al alza (antes era calcada a la azul). Las líneas gruesas (azul y verde) son  medias móviles de 5 años de las series de satélites UAH y RSS. Es donde se ve bien el asunto.

Está actualizada a junio 2017.

temp-global-uah-v6-rss-v4

La diferencia entre ambas es que UAH está fuera del 95% de los modelos, y RSS está justo tocando la frontera inferior del 95% de los modelos. Y ambas bien lejos de la media de los modelos, que es lo que usan para asustar a los niños.

¿Mejora su película? Seguro; todo lo que sea calentar las mediciones mejorará su situación. Pero no parece que el esfuerzo les haya llevado muy lejos.

Otra forma de verlo es mirar dónde quedan para RSS los El Niño fuertes, muy similares, que hay en el tiempo de estas series.

el-nino-uah-v6-rss-v4

Hay otro detalle que no dicen. La cuestión no es que haya algún calentamiento; eso es irrelevante. Calentamiento no es sinónimo de pecado, y un calentamiento suave con más CO en el aire es una bendición en vez de un problema. La cuestión es cuánto puede calentar el CO2 que emitimos y vamos a seguir emitiendo. El famoso cálculo de lo que llaman “sensibilidad climática”. A ese respecto, te asustan con lo que dicen los modelos. Pero lo que dicen las observaciones es muy distinto. Y en esas observaciones no entran estas series de satélites, porque son demasiado cortas para ese cálculo.

Es este gráfico que hemos visto muchas veces, al que el calentamiento que le han metido a la serie RSS no le afecta ni poco ni nada. No se usa en este cálculo. (ECS es “sensibilidad climática”, o lo que calentaría el CO2 usando las asunciones del IPCC y la temperatura observada de superficie -no los satélites- desde 1880).

ecs-modelos-observaciones

La nota de siempre. Este cálculo (lo azul) no tiene por qué reflejar la realidad, por mucho que se usen mediciones. Es teoría alarmista con asunciones alarmistas (los “forzamientos” del ICCC y la falta de variabilidad interna) en absoluto garantizadas.

Mucha gente se pregunta si esa corrección / calentamiento que le han metido a RSS es importante, o cambia la discusión. En realidad da juego mediático pero no cambia mucho. Probablemente les basta con desprestigiar los satélites en general, y los satélites les molestaban mucho. Pero la tesis alarmista tiene serios problemas incluso contando solo con las series de superficie.

En otra zona distinta de la troposfera (la troposfera media tropical) el asunto es todavía peor. Y es importante, porque es ahí donde ocurre el grueso del efecto del CO2. La zona donde los modelos predicen el llamado “tropical hot spot”, que en teoría es la parte que más se debería calentar de toda la troposfera. La diferencia entre mediciones y modelos es esta.

modelos-climaticos-y-realidad-tmt-trop-gavin-curry

La que dice RSS V4.0 es la nueva RSS recién recalentada. Perdón, cocinada. Perdón; corregida.

Añadido (7 / jul). Roy Spencer (UAH) comenta en su blog la nueva versión RSS.

Fuentes:

Carbon Brief / Hausfather:

UAH:

RSS:

Modelos digitalizados de:

 

Ya sabéis la canción

Una ola de frío local nunca es enfriamiento global

Nunca, nunca, nunca.

Una ola de calor local siempre es calentamiento global.

Siempre, siempre, siempre.

Rosario Calores la canta muy bien en El País.

rosario-caliente

Y nos cuenta muchas cosas Rosario. Por ejemplo que vosotros, cerdos, sois una corte de “negacionistas” de Trump. Si pides y comparas datos, o -peor- si pides evidencia empírica, eres de Trump. Bueno, puede ser. Si lo dice El País debe tener algo de cierto. Pero hay otra pregunta que nunca conviene olvidar. ¿Eso es malo, o es bueno; y en qué se nota? Por que si la discriminación es preguntar para enterarse, igual es mejor ser de Trump que de Rosario. Podría ser. Podría producir más enterarse.

Habla de Phoenix. Han suspendido vuelos porque con el calor el aire es menos denso y algunos aviones iban fuera de límite. Ya había ocurrido en 1990, pero dice que ahora es más frecuente.

Vale, hablemos de Poenix. Dibujitos. James Hansen y otros estudiaron el efecto del calentamiento debido al crecimiento de las ciudades. No tiene nada que ver con el rollo del CO2. Y explica la corrección que le hacen a las lecturas de termómetros de ciudades para contrarrestar ese efecto y que sean homogéneas con las localidades rurales cercanas. Con la inmensa suerte de que elige dos ejemplos extremos, que son Tokyo ¡y Phoenix!hansen-et-al-1999-figure-3A la izquierda Tokyo, a la derecha Phoenix. Arriba las lecturas de termómetros; y abajo la corrección (línea continua) para evitar representar ese calentamiento no climático, junto a las estaciones rurales cercanas (línea discontinua). Ni en el ajustado ni en las rurales se ve un calentamiento y una temperatura distintas entre la primera y la segunda mitad del siglo.

Dicen Hansen y Cia:

The measured and adjusted temperature records for Tokyo and Phoenix are shown in Figure 3. These are among the most extreme examples of urban warming but they illustrate a human influence that can be expected to exist to some degree in all population centers. Tokyo warmed relative to its rural neighbors in both the first and second halves of the century. The true nonclimatic warming in Tokyo may be even somewhat larger that suggested in Figure 3 because some “urban” effect is known to occur even in small towns and rural locations [Mitchell 1953; Landsburg 1981]. The urban effect in Phoenix occurs mainly in the second-half of the century. The urban-adjusted Phoenix record shows little temperature change.

Traducido: EL calentamiento que ves en Phoenix no es por el “calentamiento global”, ni está relacionado con el clima; es un efecto de la urbanización.

Hansen sólo llega hasta el año 1999, pero es que desde entonces Phoenix no ha tenido ni años, ni junios más calientes.

phoenix-t-giss

phoenix-T-junio-GISS

A tomar por saco la bicicleta de los aviones y el Calentamiento Global Acojonante. Sí es un calentamiento local, y tan acojonante como ganas tengas.

Luego suelta muchas anécdotas Rosario, pero que no indican absolutamente nada. Hay una sequía, hay incendios. ¿Sí? ¿Y con qué comparamos para saber si es raro o no tanto? No, que no hace falta, que ya tenemos un cuento que mete mucho miedo. Estupendo.

Hay un dato en todo el artículo. Uno. No lo veo todavía en AEMET, pero ella es periodista de El País y habrá conseguido un avance.

Desde 1965 esta ha sido la primavera más cálida en España, con 1,7 grados más que la media habitual.

Como conocemos la media habitual de AEMET para Primavera (13,6ºC) podemos saber la media de 2017 (15,3ºC). Y lo podemos poner en el histórico.

aemet-primavera-2017

Es tan acojonante el calentamiento de la primavera en España, que desde el récord de1997 ha conseguido subir de 15,2ºC a 15,3ºC. O una décima de grado. Y si contamos también los años no récord, tienes un no calentamiento de la primavera en España durante 21 años. Con una cantidad insoportablemente mayor de CO2, según dicen. De 363 ppm a unas 406 ppm. Pero con efecto cero en la primavera en España.

aemet-primavera-T-ultimos-21

Es muy entretenido esto. Si quieren jugar a las anécdotas irrelevantes para acojonar, jugaremos. Hacer el cafre es muy divertido … para todos. Y pasamos de la ola de calor que abrasa a los “negacionistas”, a la ola de calor que derrite la última neurona de Rosario.

Fuentes.

Rosario:

NASA (para lo de Phoenix urbano / rural):

GISS (para lo de Phoenix moderno)

AMET:

NOAA (para el CO2)

Agradecimientos

Mi calentólogo cantamañanas favorito:

 

En febrero la medición desde satélites UAH ha quedado en una temperatura global de 0,35º respecto de la media de los febreros entre 1979 y 2010.

En dibujito. La línea azul delgada es la temperatura mes a mes; la azul gorda es una media de cinco años; y la líneas rojas (y la zona transparente) marcan el desparrame de los modelos climáticos, también en media de cinco años. La comparación válida es la línea azul gorda respecto de la zona roja, ambas con medias de cinco años. Y dan una idea buena de la tendencia de medio plazo (décadas). La temperatura de un mes es muy anecdótica, y así vemos juntas la anécdota y la chicha.

temperatura-global-uah-febrero-2017

Fuente, Roy Spencer:

 

pause

Copio una lista de citas de un comentarista (catweazle666) en una entrada del blog de Judith Curry [–>]. Me ha apatecido rescatarla, porque tiene mérito la recopilación.

La cuestión es que primero los escépticos empezaron a señalar un pausa en el calentamiento. Y luego los alarmistas, cuando no les quedaba más remedio, pasaron de negarla a justificarla. Pero ver, la veían. Y no es que ahora hayan cambiado de opinión, sino que han cambiado de datos. Corrigiéndolos.

Nadie ha demostrado que las últimas correcciones estén injustificadas. Pero eso no significa gran cosa. Sacar una serie de temperatura global de la superficie de la tierra no es un asunto baladí. Más bien es un pollo de narices. Y siempre es hay nuevos detalles que se pueden pensar, que producen cambios.

El problema es cuando a ese pollo le añades un consenso. Vaya, un consenso, además, militante. Quiero decir, en el que se acosa al discrepante. Porque eso implica que tienes a los constructores de series de temperatura pensando todos del mismo lado. El consenso del achicharramiento global. Y la predicción normal en esas condiciones es que piensen en las correcciones que apoyen al consenso, y no dediquen mucho pensamiento a otras correcciones que podría haber en sentido contrario, igualmente válidas. No creo que esta sea una idea muy controvertida. Parece demasiado obvia.

Nota: En las series de temperatura global medida por satélite no ha dejado de existir la pausa. Sí se acabó con El Niño reciente, en 2015. Era algo más o menos inevitable, y ya veremos cómo queda dentro de dos o tres años, cuando se equilibre el efecto.

Nota: Lo de la pausa resulta extraordinariamente mediático, pero su relevancia es relativa. Podría sugerir un cambio de ciclo, de haberla y ser larga. Pero lo que más importa es de cuánto calentamiento hablamos; y si se parece al de los modelos o es como la mitad. Y la medida de eso es la tendencia desde hacia 1975, cuando empezó el llamado Calentamiento Global Acojonante.

Hablando de las famosas correcciones, pongo un gráfico para situarnos. En este caso son las de la NASA [Desde Real Climate –>].

correcciones-temperaturas-nasa

En el panel de arriba se ve la comparación de las correcciones últimas con las anteriores (el historial de correcciones es muuuy largo). Como se aprecia, la diferencia es ridícula. Pero es que estamos contando ángeles sobre la cabeza de un alfiler, y es un prodigio. Un prodigio que quita o pone pausa.

En el panel de abajo, la serie de la NASA con y sin correcciones. El efecto principal de la corrección es lavar la cara de los modelos climáticos, incapaces de reproducir el calentamiento -obviamente natural- entre 1915 y 1945.

Y ya la lista de citas prometida.

Dr. Phil Jones – CRU emails – 5th July, 2005 – “The scientific community would come down on me in no uncertain terms if I said the world had cooled from 1998. OK it has but it is only 7 years of data and it isn’t statistically significant….”
__________________

Dr. Phil Jones – CRU emails – 7th May, 2009 – ‘Bottom line: the ‘no upward trend’ has to continue for a total of 15 years before we get worried.’
__________________

Dr. Judith L. Lean – Geophysical Research Letters – 15 Aug 2009 – “…This lack of overall warming is analogous to the period from 2002 to 2008 when decreasing solar irradiance also countered much of the anthropogenic warming…”
__________________

Dr. Kevin Trenberth – CRU emails – 12 Oct. 2009 – “Well, I have my own article on where the heck is global warming…..The fact is that we can’t account for the lack of warming at the moment and it is a travesty that we can’t.”
__________________

Dr. Mojib Latif – Spiegel – 19th November 2009 – “At present, however, the warming is taking a break,”…….”There can be no argument about that,”
__________________

Dr. Jochem Marotzke – Spiegel – 19th November 2009 – “It cannot be denied that this is one of the hottest issues in the scientific community,”….”We don’t really know why this stagnation is taking place at this point.”
__________________

Dr. Phil Jones – BBC – 13th February 2010 – “I’m a scientist trying to measure temperature. If I registered that the climate has been cooling I’d say so. But it hasn’t until recently – and then barely at all. The trend is a warming trend.”
__________________

Dr. Phil Jones – BBC – 13th February 2010

[Q] B – “Do you agree that from 1995 to the present there has been no statistically-significant global warming”[A] “Yes, but only just”.
__________________

Prof. Shaowu Wang et al – Advances in Climate Change Research – 2010 – “…The decade of 1999-2008 is still the warmest of the last 30 years, though the global temperature increment is near zero;…”
__________________

Dr. B. G. Hunt – Climate Dynamics – February 2011 – “Controversy continues to prevail concerning the reality of anthropogenically-induced climatic warming. One of the principal issues is the cause of the hiatus in the current global warming trend.”
__________________

Dr. Robert K. Kaufmann – PNAS – 2nd June 2011 – “…..it has been unclear why global surface temperatures did not rise between 1998 and 2008…..”
__________________

Dr. Gerald A. Meehl – Nature Climate Change – 18th September 2011 – “There have been decades, such as 2000–2009, when the observed globally averaged surface-temperature time series shows little increase or even a slightly negative trend1 (a hiatus period)….”
__________________

Met Office Blog – Dave Britton (10:48:21) – 14 October 2012 – “We agree with Mr Rose that there has been only a very small amount of warming in the 21st Century. As stated in our response, this is 0.05 degrees Celsius since 1997 equivalent to 0.03 degrees Celsius per decade.”Source: metofficenews.wordpress.com/2012/10/14/met-office-in-the-media-14-october-2012
__________________

Dr. James Hansen – NASA GISS – 15 January 2013 – “The 5-year mean global temperature has been flat for a decade, which we interpret as a combination of natural variability and a slowdown in the growth rate of the net climate forcing.”
__________________

Dr Doug Smith – Met Office – 18 January 2013 – “The exact causes of the temperature standstill are not yet understood,” says climate researcher Doug Smith from the Met Office.[Translated by Philipp Mueller from Spiegel Online]
__________________

Dr. Virginie Guemas – Nature Climate Change – 7 April 2013 – “…Despite a sustained production of anthropogenic greenhouse gases, the Earth’s mean near-surface temperature paused its rise during the 2000–2010 period…”
__________________

Dr. Judith Curry – House of Representatives Subcommittee on Environment – 25 April 2013 – ” If the climate shifts hypothesis is correct, then the current flat trend in global surface temperatures may continue for another decade or two,…”
__________________

Dr. Hans von Storch – Spiegel – 20 June 2013 – “…the increase over the last 15 years was just 0.06 degrees Celsius (0.11 degrees Fahrenheit) — a value very close to zero….If things continue as they have been, in five years, at the latest, we will need to acknowledge that something is fundamentally wrong with our climate models….”
__________________

Professor Masahiro Watanabe – Geophysical Research Letters – 28 June 2013 – “The weakening of k commonly found in GCMs seems to be an inevitable response of the climate system to global warming, suggesting the recovery from hiatus in coming decades.”
__________________

Met Office – July 2013 – “The recent pause in global warming, part 3: What are the implications for projections of future warming?………..Executive summaryThe recent pause in global surface temperature rise does not materially alter the risks of substantial warming of the Earth by the end of this century.”
Source: etoffice.gov.uk/media/pdf/3/r/Paper3_Implications_for_projections.pdf
__________________

Professor Rowan Sutton – Independent – 22 July 2013 – “Some people call it a slow-down, some call it a hiatus, some people call it a pause. The global average surface temperature has not increased substantially over the last 10 to 15 years,”
__________________

Dr. Kevin Trenberth – NPR – 23 August 2013 – “They probably can’t go on much for much longer than maybe 20 years, and what happens at the end of these hiatus periods, is suddenly there’s a big jump [in temperature] up to a whole new level and you never go back to that previous level again,”
__________________

Dr. Yu Kosaka et. al. – Nature – 28 August 2013 – “Recent global-warming hiatus tied to equatorial Pacific surface coolingDespite the continued increase in atmospheric greenhouse gas concentrations, the annual-mean global temperature has not risen in the twenty-first century…”
__________________

Professor Anastasios Tsonis – Daily Telegraph – 8 September 2013 – “We are already in a cooling trend, which I think will continue for the next 15 years at least. There is no doubt the warming of the 1980s and 1990s has stopped.”
__________________

Dr. Kevin E. Trenberth – Nature News Feature – 15 January 2014 – “The 1997 to ’98 El Niño event was a trigger for the changes in the Pacific, and I think that’s very probably the beginning of the hiatus,” says Kevin Trenberth, a climate scientist…
__________________

Dr. Gabriel Vecchi – Nature News Feature – 15 January 2014 – “A few years ago you saw the hiatus, but it could be dismissed because it was well within the noise,” says Gabriel Vecchi, a climate scientist…“Now it’s something to explain.”…..
__________________

Professor Matthew England – ABC Science – 10 February 2014 – “Even though there is this hiatus in this surface average temperature, we’re still getting record heat waves, we’re still getting harsh bush fires…..it shows we shouldn’t take any comfort from this plateau in global average temperatures.”
__________________

Dr. Jana Sillmann et al – IopScience – 18 June 2014 – Observed and simulated temperature extremes during the recent warming hiatus“This regional inconsistency between models and observations might be a key to understanding the recent hiatus in global mean temperature warming.”
__________________

Dr. Young-Heon Jo et al – American Meteorological Society – October 2014 -“…..Furthermore, the low-frequency variability in the SPG relates to the propagation of Atlantic meridional overturning circulation (AMOC) variations from the deep-water formation region to mid-latitudes in the North Atlantic, which might have the implications for recent global surface warming hiatus.”

A menudo me preguntan, cuando muestro un gráfico de Calentamiento Global Acojonante medido por satélites, que cómo van las mediciones de superficie de termómetros, y qué diferencias hay. Se me ocurre que la forma más sencilla de presentarla es esta, donde se ve una medición de termómetros de superficie, una de satélites (que mide una capa de la troposfera baja centrada en unos 4Kms de altura), y una mixta del mar.

Esta última, la mixta del mar, en principio debería ser la mejor. Usa sobre todo satélites, pero midiendo la temperatura de la capa superficial del mar, no el aire. Y además lo contrastan / corrigen con temperaturas de termómetros in situ en el mar. Son instrumentos, métodos, y equipos humanos distintos que los de la troposfera. Las tres mediciones son totalmente independientes entre sí.

Y así tenemos:

  1. Termómetros de superficie, global, GISS
  2. Satélites para troposfera baja, global. UAH
  3. Mar global, mixto satélites termómetros. OI.v2.

Y lo comparamos con lo que dicen los modelos climáticos en cada uno de esos sitios. Vaya, la media de los modelos, porque individualmente dicen muchas cosas, y a menudo contardictorias. La columna de la derecha, que es la clave, señala el porcentaje de calentamiento que ven las observaciones respecto de lo que dicen los modelos (la media de los modelos) en ese lugar.

acojonante-calentamiento-global-distintas-mediciones

Empezamos en 1979 porque es cuando empiezan los satélites. Pero es perfecto, porque el Calentamiento Global Acojonante empieza apenas antes (como 1975 o 1977). Y llegamos hasta 2016, completo.

Hay que advertir que es un momento bastante malo para medirlo, justo con un El Niño fuerte al final de la serie. Por eso he añadido la serie del mar en su estado pre-Niño, para que se vea al diferencia. Pero con Niño y todo las observaciones miden:

  • Termómetros superficie: 81% del calentamiento predicho.
  • Satélites troposfera: 50% del calentamiento predicho.
  • Mar mixto: 63% del calentamiento predicho.

Y son 37 años, que no es ninguna broma. Aunque tampoco es suficiente para hacer un cálculo bueno de lo que calienta el CO2 extra.

Y esto explica muy bien por qué hay tanta discusión. Son películas muy distintas las de las ditintas series.

1) Los termómetros no son incompatibles con los modelos. Van más bajos que la media, estarán entre la media y la parte baja, pero por dentro del “desparrame” de los modelos. Que para eso es un desparrame tan generoso.

Bueno, son compatibles los termómetros con los modelos si miramos los últimos 37 años. En el largo plazo, los cálculos del calentamiento de las emisiones de CO2 medido con termómetros (que usan las series de temperatura desde 1880) no son compatibles con los modelos. Por eso el IPCC tuvo que ampliar el rango de calentamiento probable en su informe 2013. Ampliarlo por abajo, quiero decir. Para incluir “no problema” entre lo probable.

Sin enrollarnos, veremos dos gráficos de lo que calculan que calienta el CO2. En el primero, comparado con el “rango más probable” que daba el IPCC en su último informe (2013).

ecs-tiempo-lewis.png (600×361)

Pero ese “rango más probable” no viene de los modelos. Lo ampliaron por estos estudios. Los modelos dan este otro rango, que no es compatible con los cálculos recientes.

ecs-estudios-y-rango-modelos

2) Satélites y mixta. Esto, respecto a las temperaturas de termómetros de superficie. Pero mirando los satélites y la serie mixta del mar lo único que se puede hacer es tirar los modelos a la basura, y empezar de nuevo con la pizarra en blanco. Son incompatibles. También son incompatibles las mediciones de termómetros con estas otras dos; uno de los dos grupos tiene que estar mal.

3) Gráficos. Una nota antes de poner los gráficos. Este clásico de John Christy que hemos visto muchas veces no es la misma medida. Es troposfera media, no baja. A mayor altura. En principio más interesante, porque es donde más se tendría que ver el “efecto invernadero” y las realimentaciones necesarias para la alarma. Y todavía es mas incompatible con los modelos que las otras tres de las que hemos hablado, incluida la de la troposfera baja.

Y ahora los gráficos de las series cuyos números hemos puesto al principio. Están comparados entre sí, no con los modelos.

giss-y-oiv2

oiv2-y-uah

Es por esto que puedes oír que los modelos climáticos no tienen ningún problema, o que son una basura integral. Depende de dónde y lo que mires. Pero para decir que no tienen problemas hay que empeñarse en mirar sólo un sitio / medición, olvidarse de las demás, y olvidarse de los cálculos modernos sobre “sensibilidad climática”. Los estudios mencionados antes sobre lo que calienta el CO2.

Ya por curiosidad podemos mirar entre sí las dos series de saélites que hay sobre troposfera baja, ya que sólo hemos usado una. Por si alguien se pone quisquilloso porque le tengamos pelota a la serie UAH de Roy Spencer y John Christy. Da lo mismo, porque RSS es igual.

Con líneas de tendencia:

rss-y-uah-trend

No se pueden distinguir, ni se ve nada. Probemos medias móviles de cinco años, que suelen dar una idea clara.

rss-y-uah-mm5a

De hecho son tan calcadas que se hace hasta sospechoso. Afortunadamente no son muy amigos los dos equipos. RSS es “consenso” total, y UAH es “hinchapelotas”. ¡Pero dicen lo mismo! Y lo mismo es que los modelos van de culo:

uah-temperatura-global-2016-flecha

Sobre todo si tienes en cuenta qué parte de los modelos es un “tuneo” para acertar las temperaturas que los modelistas ya conocen, y qué parte es predicción propiamente dicha — sin red ni parachoques.

zona-tuneo-y-prediccion-en-modelos-climaticos

Fuentes añado, que me había olvidado.

UAH troposfera baja:

GISS termómetros superficie:

OI.v2 (Reynolds ( NOAA):

RSS troposferra baja

 

 

Dentro del margen de error de la medida, 1998 y 2016 están empatados en la medición UAH desde los instrumentos de los satélites de la NASA. Con una diferencia de 0,02 grados, supone la quinta parte del margen de error (0,1º). Todo ello muy jugoso, en la web de Roy Spencer.

Resulta que 1998 y 2016 son una comparación muy buena. Son dos años con El Niño de los “fuertes”, ambos de una intensidad muy comparable. En realidad los alarmistas decían que el de 2016 ha sido más fuerte. Tal vez con la esperanza de que tuviera mayor temperatura. Su relación con el Calentamiento Global Acojonante debe ser de amor / odio. Por una parte dicen que es el fin del mundo, pero por la otra siempre están esperando récords de calor … que parecen producirles orgasmos. Son una tropa muy muy extraña.

A este ritmo, cuando haya un El Niño de los fuertes a final de siglo, la temperatura global sería … ¡una décima de grado superior a la de 2016!

Ponemos el gráfico de siempre, con 2016 completo. Y con los modelos (la zona rojiza).

uah-temperatura-global-2016

Y plantamos una raya horizontal en 1998 para que se aprecie bien el acojonante calentamiento global entre 1998 y 2016. En la curva rosa, que es lo que mide un año (media móvil de 12 meses).

uah-temperatura-global-2016-raya

Y como la temperatura mes a mes es difícil de seguir (la raya azul clara), ayudamos visualmente con un flecha roja para señalar diciembre de 2016. Que casualmente coincide con la media de los últimos cinco años (azul oscuro). Todo ello francamente muy alejado de las predicciones de los satélites modelos (zona roja), aun en su rango inferior.

uah-temperatura-global-2016-flecha

Y este es el cuento de hoy. Que tengan ustedes un feliz “récord” de calentamiento global, y que sean capaces de notarlo. 🙂

Fuente, Roy Spencer:

Datos, UAH:

Los alarmistas del clima están mostrando ahora comparaciones de modelos climáticos y realidad con mucha afición. Por ejemplo:

Que si ponemos el gráfico sólo, es esto:

modelos-realidad-superficie

Y parece que los modelos van de cine. Las mediciones de termómetros de superficie van justo un poco por encima de la media de los modelos. Y se ve muy bien por qué hasta hace poco (como 2012  – 2014) no les gustaba comparar los modelos con la realidad. ¡Porque la realidad se estaba saliendo del margen de los modelos!

modelos-realidad-superficie-2

El truco es que ahora acaba de haber un El Niño de los fuertes (como el de 1998), y eso sube espectacularmente la temperatura global.

el-ninho-34

En la media de los modelos no se refleja El Niño, porque como no se puede predecir, cada uno lo tiene en un momento diferente (si es que lo tiene) y en el promedio desaparecen. Y entonces, si quieres hacer una comparación modelos realidad, o no la haces en el momento de El Niño, o comparas dos situaciones en El Niño de similar fuerza.

Destacamos los dos Niños fuertes (1998 y 2016), y vemos cómo el de 1998 se salía del margen de los modelos por arriba, y el de 2016 se queda poco por encima de la media.

en-modelos-realidad-superficie

¿Eso quiere decir que los modelos van muy bien, o querrá decir que van francamente más calientes que la realidad? En todo caso habrá que esperar unos pocos años a que se estabilice después del arreón del El Niño.

Nota: El “escenario” de los modelos que usa el gráfico (RCP 4.5) es de muchas menos emisiones que las que hay, pero en 2016 no se nota todavía en la temperatura. Es para emisiones futuras.

Y luego hay otra cuestión importante. Lo que miden con termómetros y con satélites está empezando a ser incompatible. O los termómetros están midiendo efectos no climáticos (por ejemplo, urbanización), o sus ajustes y correcciones son un cachondeo, o hay algún problema con los satélites. O hay un problema con el entendimiento del clima. Porque un calentamiento debería notarse más en la altura a la que miden los satélites, y las mediciones dicen lo contrario.

En principio, la medición desde satélites es mucho más adecuada. Porque están midiendo algo global (las garitas de termómetros nunca se pensaron para eso) y porque el “efecto invernadero” ocurre en la troposefra a media altura – y de ahí se traslada hacia abajo.

Según los satélites, vemos esta comparación modelos / realidad.

modelos-realidad-satelites-2

Este es el gráfico que solemos poner, con una media de cinco años – que es lo típico para ver una tendencia sin demasiado vaivén. Pero le podemos añadir la media anual (en rosa) para hacer lo mismo que el gráfico de los alarmistas.

modelos-realidad-satelites

También podemos señalar los dos El Niño fuertes:

modelos-realidad-satelites-3

En este caso los modelos usan el escenario de emisiones más alto (RCP 8.5), pero ya digo que todavía no hay diferencia entre los distintos escenarios. Son para el futuro.

Resumiendo. Termómetros de superficie y satélites están empezando a contar películas diferentes, incompatibles. Los dos van más fríos que los modelos. Los satélites, mucho más fríos.

 

Roy Spencer ha sacado a temperatura de noviembre desde satélites del equipo UAH. Dice que hay “casi certeza” de que será récord de temperatura en los 38 años que tiene la serie.

Podemos hacernos una idea muy fácil del significado del récord, si lo comparamos con el anterior con un El Niño fuerte similar. Usando la media móvil de un año (línea roja).

uah-2016-nov.png

De récord a récord, 18 años y media décima de grado más. En ese plan, el mismo récord por un El Niño de los grandes sería, dentro de cien años sería como 0,25º mayor. O sea, esos famosos récords cada tantos años suben a una tasa mucho menor que la de la muy ligera subida de temperatura en estos 38 años. Medido por récords, el Calentamiento Global Acojonante es todavía menos acojonante.

Actualización (6/12).Lo de “media décima de grado más” (0,05º) estaba dicho a ojo, claro. Y redondeando, porque lo que parece es 0,04º. Spencer ha hecho un añadido a su entrada, precisando más:

UPDATE: It should be pointed out that 2016 will end up being 0.03-0.04 deg. C warmer than 1998, which is probably not a statistically significant difference given the uncertainties in the satellite dataset adjustments.

Fuente, Roy Spencer:

Este es un de los temas recurrentes en la discusión del Calentamiento Global Acojonante, y voy a tratar de situaros un poco. ¿Hay una conspiración de científicos “ajustando” los datos para crear una alarma climática, y con eso llevar más dinero hacia la especialidad? (Aparte de darles una herramienta a los políticos para meter mano en los impuestos y en la economía, se entiende).

Es verdad que se pueden ver muchas acusaciones en ese sentido. Pero es importante fijarse dónde se ven. Y siempre es en Twitter y en blogs. Y casi siempre vienen de la misma fuente, Tony Heller [Wikipedia–>] [blog –>] [Twitter @SteveSGoddard–>]. Heller tiene mérito rescatando noticias de prensa antiguas, en las que se ve la misma alarma de calentamiento hacia los años 40, cuando el CO2 no podía tener impacto apreciable. En lo que nadie serio le hace caso es en sus análisis de “fraude” de la NASA con sus series de temperatura. Porque ni es un análisis de verdad, ni mucho menos es serio.

No es falso que las temperaturas las están ajustando restrospectivamente todo el rato. Pero de ahí a demostrar que lo hayan hecho fraudulentamente, va un mundo. Nadie ha demostrado tal cosa. Y ni siquiera sería una labor que pueda hacer Heller  con cuatro dibujitos, como suele. Creo recordar que hay un equipo como de unos cuatro científicos de ambos “bandos” (incluye a Roger Pielke sr.) estudiando lo de los ajustes de las temperaturas y su justificación. Llevan muchos meses, y no tienen ninguna fecha prevista de fin. Y nadie espera gran cosa de su análisis.

Tampoco es verdad algo que suele creerse. Que los ajustes son siempre en el sentido de aumentar el Calentamiento Global Acojonante, enfriando las temperaturas del pasado. No es el caso.

En general ese es un jardín muy muy complicado, en el que los científicos del clima críticos con el IPCC no se meten. ¡Porque ni siquiera lo necesitan! Aun con todos esos ajustes, las temperaturas “oficiales” no justifican la alarma. Es poco calentamiento, y no está nada claro que no sea mayormente natural.

¿Y por qué sigue siempre vivo  ese ambiente de trampas con las temperaturas? Pues porque aunque no se puede demostrar, y los ajustes son verosímiles aunque no necesariamente correctos, sí hay motivos sobrados para la sospecha. No para la sospecha de una conspiración. Sí para la sospecha de una gente que miran todos en el mismo sentido, buscando la misma explicacion — y sólo esa explicación. Y claro, si todos buscan lo mismo acaban encontrando lo que buscan — sea verdad o sea equivocado.

Voy a poner un ejemplo de motivo para la sospecha. El mejor, que yo recuerde. Un email del Climategate, entre tres de las figuras más señeras de la alarma climática y de las series de temperatura global. Pero recordemos que sospechar no es saber.

Traduzco el email y dejo al final el original.

De: Tom Wigley <wigley@ucar.edu>
A: Phil Jones <p.jones@uea.ac.uk> Asunto: 1940s
Fecha: Domingo, 27 Sep 2009 23:25:38 -0600
Cc: Ben Santer <santer1@llnl.gov>

Phil,

Aquí hay algunas especulaciones sobre corregir las temperturas del mar para explicar parcialmente el calentón (warming blip) de los 1940s.

Si miras al gráfico adjunto verás que los continentes también muestran el calentón de los 1940s (como seguramente sabes).

Así que si podemos reducir el calentamiento del océano en, digamos 0,15ºC, eso será significativo para la media global — pero todavía tendríamos que explicar el calentamiento en tierra.

He elegido 0,15º deliberadamente. Eso todavía deja un “blip” en el océano, y yo creo que se necesita tener alguna forma de “blip” en el mar para explicar el de tierra (sea por un forzamiento común, o el mar forzando la tierra, o viceversa, o todos ellos). Cuando miras otros “blips”, los de tierra son (aproximadamente) de 1,5 a 2  veces mayores que los del mar — sensibilidad más alta, más efectos de inercia térmica. Mi ajuste de 0,15 deja las cosas consistentes con eso, así que puedes ver de donde vengo.

Quitar ENSO [EL Niño -pm] no afecta a esto.

Sería bueno eliminar al menos parte del “blip” de los 1940s, pero aun nos queda “¿por qué el blip?“.

Déjame ir más allá. Si miras el Hemisferio Norte y el Sur, y el efecto de los aerosoles (cualitativamente o con MAGICC), entonces con un blip oceánico reducido tenemos un calentamiento continuo en el HS, y un enfriamiento en el HN — justo como uno esperaría con aerosoles principalmente en el HN.

La otra cosa interesante es que (como señalan Foukal et al. nota — de
MAGICC) el calentamiento 1910 1940 no puede ser solar. El sol puede conseguir como mucho el 10% con (el cálculo de) Wang et al, menos con (el cálculo de) Foukal. Así que esto bien puede ser NADW (agua profunda del Átlántico Norte), como Sara y yo apuntamos en 1987 (así como Schlesinger más tarde). Un blip reducido en los 1940s hace el calentamiento 1910-40 mayor que el Hemisferio Sur (cosa que no ocurre actualmente) pero realmente no lo suficiente.

Así que … ¿por qué estaba el Hemisferio Sur tan frío hacia 1910? ¿Otro problema con las temperaturas del mar?

(Datos de HS/HN adjuntos también.)

Este material está en un informe que estoy escribiendo para EPRI, así que agradecería cualquier comentario que tú (Phil Jones) y Ben (Santer) podáis tener.

Tom.

El problema no puede estar más claro. No están explicando la teoría a través de las temperaturas, sino que están explicando (y ajustando) las temperaturas  a través de la teoría. Y puede ser que el ajuste sea correcto (o no). Creo recordar que era el paso de usar cubos de agua para medir la temperatura del mar, a usar termómetros en la toma de refrigeración de los barcos. Pero claro, si usas la teoría para ajustar las temperaturas, es imposible que las temperaturas sirvan para justificar la teoría. Imposible.

Creo recordar que sí hicieron esa rebaja en el “blip” de la década de 1940. Eso no cambiaría el calentamiento del siglo XX — el blip quedaba justo en el medio. Pero sí cambiaría la película, en el sentido de que el segundo calentamiento, cuando hay CO2, sería menor que el primero — que reconocen que no saben por qué fue. Pero es que con rebaja y todo siguen teniendo el mismo problema. Que es el que señala siempre Judith Curry. Si no puedes explicar el calentamiento 1910 – 1945, no puedes saber que el calentamiento 1980 – 2015 no sea por la misma causa desconocida, o en buena medida. Y si crees que fue por las corrientes oceánicas (eso sugiere Wigley en el email), el calentamiento reciente puede ser por lo mismo, o en buena parte.

Vamos a medir el problema:

La serie de temperatura del mar, ya después de rebajar el “blip” y todo eso. O sea, la serie como la tienen actualmente.

hadsst3-1850-2015

Ahora seleccionamos la parte moderna de calentamiento, eligiendo a propósito el punto más bajo en el origen para que sea el mayor calentamiento posible. O sea, entre los puntos 2 y 1.

hadsst3-calentamientos-seleccionados

Para el calentamiento de principio de siglo (recuerdo: sin CO2 significativo) elegimos el mismo número de años, hacia atrás desde el pico. Entre los puntos 4 y 3. Con la mala suerte de que no podemos empezar en el punto más bajo — como hemos hecho para el calentamiento reciente. Y comparamos los dos calentamientos del mar.

hadsst3-dos-calentamientos

Son iguales de tendencia. Un poco más el calentamiento anterior, que no tenía CO2, que el calentamiento moderno atribuido al CO2.

Resumiendo. No te metas en líos. Puedes sopechar lo que quieras, y está justificado si piensas en “Groupthink“. Pero como no vas a poder demostrar un fraude, ni que los ajustes sean incorrectos (no hay manera de saberlo), no enredes con este fraude. Ya tenemos bastante con a trick to hide the decline, que ese sí que es un engaño consciente de los buenos. Pero las temperaturas, aun con todas sus correcciones retrospectivas, no son un argumento en absoluto suficiente para la alarma. Ni de lejos.

Nota: Esto va de los ajustes -digamos- clásicos. Hay otros modernos. Los que intentan eliminar la Pausa. La llamada karlization de las series de temperaturas, que también son prodigios en el mar. Pero mejor paramos aquí, que ya va siendo largo.

Añadido (poco) posterior. Por curiosear un poco. Se puede pensar que la media de temperatura del mar global no algo muy de fuste antes de 1950. Imagina cuántos barcos había midiendo la temperatura -a base de echar cubos por la borda- en el Pacífico o en el hemisferio sur. De risa. Y eso afecta también a la temperatura global — el mar es un 70% del globo. Pero podemos comparar qué pasa si hacemos la misma operación en el mar más transitado. El Atlántico Norte. Repetimos lo que hemos hecho arriba, pero usando sólo el Atlántico Norte. Que además tiene la ventaja de ser lo que nos importa en Bilbao. LE bacalao y eso.

amo-non-detr

Comparamos los dos calentamientos, con y sin CO2:

amo-dos-calentamientos

La misma historia; dos calentamientos iguales.

Para que se vean mejor los dos calentamientos en el cuadro general:

amo-dos-calentamientos-2

Añadido para los comentarios (Antonio):

el-nino-sats-y-termometros

Para Alejandro:

insolacion-latitudes-nov

Para CSC

l-y-r-2ma-y-hoy

synder-2016

El email del “blip” original:

From: Tom Wigley <wigley@ucar.edu>
To: Phil Jones <p.jones@uea.ac.uk> Subject: 1940s
Date: Sun, 27 Sep 2009 23:25:38 -0600
Cc: Ben Santer <santer1@llnl.gov>
Phil,

Here are some speculations on correcting SSTs to partly
explain the 1940s warming blip.

If you look at the attached plot you will see that the
land also shows the 1940s blip (as I’m sure you know).

So, if we could reduce the ocean blip by, say, 0.15 degC,
then this would be significant for the global mean — but
we’d still have to explain the land blip.

I’ve chosen 0.15 here deliberately. This still leaves an
ocean blip, and i think one needs to have some form of
ocean blip to explain the land blip (via either some common
forcing, or ocean forcing land, or vice versa, or all of
these). When you look at other blips, the land blips are
1.5 to 2 times (roughly) the ocean blips — higher sensitivity
plus thermal inertia effects. My 0.15 adjustment leaves things
consistent with this, so you can see where I am coming from.

Removing ENSO does not affect this.

It would be good to remove at least part of the 1940s blip,
but we are still left with “why the blip”.

Let me go further. If you look at NH vs SH and the aerosol
effect (qualitatively or with MAGICC) then with a reduced
ocean blip we get continuous warming in the SH, and a cooling
in the NH — just as one would expect with mainly NH aerosols.

The other interesting thing is (as Foukal et al. note — from
MAGICC) that the 1910-40 warming cannot be solar. The Sun can
get at most 10% of this with Wang et al solar, less with Foukal
solar. So this may well be NADW, as Sarah and I noted in 1987
(and also Schlesinger later). A reduced SST blip in the 1940s
makes the 1910-40 warming larger than the SH (which it
currently is not) — but not really enough.

So … why was the SH so cold around 1910? Another SST problem?
(SH/NH data also attached.)

This stuff is in a report I am writing for EPRI, so I’d
appreciate any comments you (and Ben) might have.

Tom.

Attachment Converted: “c:\eudora\attach\TTHEMIS.xls”

Attachment Converted: “c:\eudora\attach\TTLVSO.XLS”

Añadido, para los comentarios (r0f).

sats-y-giss

 

sats-hadc-giss

 

tropical-hot-spot

uah-temperatura-global-octubre-2016

Ahora parece bastante seguro que 2016 sí será récord de temperatura también en los satélites, superando -¡por fin!- a 1998. Lo que sin duda dará lugar a jugosos titlulares a fin de año. Olvidando que un récord cada 18 años, y por unos 0,04ºC (puede andar por ahí), no es que quiera decir gran cosa. Bueno, querría decir unos cinco récords en un siglo si hacemos una proyección lienal. Donde el último récord del siglo sería unas dos décimas de grado más que el primero.

Se puede uno hacer la idea con este gráfico:

record-uah-12-meses-octubre-2016

Fuente, Roy Spencer:

El otro día veíamos [–>] a nuestra amiga Mónica López haciendo la imaginaria sección del tiempo de un Telediario veraniego en 2050. Donde las máximas en la mitad de la península eran de unos 50 grados. Producto, claro, del Calentamiento Global Acojonante. La idea, según los “escenarios” y modelos de la gente del cambio climático, es que un calentamiento global aumenta las temperaturas máximas en España.

Es algo que a primera vista parece razonable. Salvo que te dé por sospechar la posibilidad, también razonable, de que el clima sea un sistema caótico con constricciones. Y el caso es que debería haber la posibilidad de verlo, porque ya ha habido Calentamiento Global Acojonate. La primera comprobación debería ser si el calentamiento que ya ha habido ha subido las temperaturas máximas. Intentaremos ir viéndolo poco a poco. Pero para empezar, nada mejor que mirar primero la capital de mundo. ¿Nos estamos achicharrando más con el Calentamiento Global Acojonante de lo que hacíamos antes de emitir tanto CO2? Veamos las temperaturas máximas de Bilbao, desde 1.947.

bilbao-temperaturas-maximas-anuales

No parece que el Calentamiento Global Acojonante esté subiendo las máximas en Bilbao, ni produciendo una tendencia en las mismas. Podría haber más días calientes; esto son sólo datos de la temperatura máxima alcanzada cada año. Intentaremos verlo más adelante. De momento nos quedamos con las máximas que se alcanzan.

Es verdad que 2016 ha alcanzado una máxima alta, pero sólo es el sexto año desde 1947. El campeonato queda así.

  1. 1947
  2. 2003
  3. 1988
  4. 1950
  5. 2011
  6. 2016

Si lo quisiéramos hacer por lustros, una idea rápida podría ser una media móvil de 5 años.

bilbao-temp-max-anuales-y-mm5a

El lustro campeón sería el de 1986 – 1990, seguido de cerca por el de 1981 – 1985, y los demás quedan muy lejos.

La gran pregunta sería. ¿Si el Calentamiento Global Acojonante, ese que dicen que ya estamos sufriendo, no sube las temperaturas máximas, por qué piensan que las subirá en el futuro — si es que llega a haberlo? Es verdad que podría ser una particularidad de Bilbao. No sería la primera. Así que en los próximos días lo miraremos con Sevilla, por ser capital del flamenco; y con Madrid, por capital del imperio.

De momento, relajados. Hace calor, pero no es nada raro.

Datos:

Javier Sevillano, que ha organizado los de AEMET anteriores a 2013 de forma fácilmente digerible:

AEMET, desde 2013:

Página siguiente »