sefuela


Sefuela

No se asusten. Aunque voy a criticar dúramente los informes publicados ayer sobre las necesidades de recapitalización de la banca española, creo que han cumplido su función. Han dado la excusa a unos mercados financieros, aburridos de malas noticias, para que se calmen un poco.

Nos han salido baratos, baratos. Un millón de euros cada informe de poco más de 30 páginas. Un mes de trabajo de dos consultoras. Cualquiera que haya trabajado con consultoras de este tipo, y haya pedido un informe de similar repercusión, sabe lo que significa en términos de recursos utilizados: Cuatro becarios y un socio supervisor, más gastos de desplazamiento, papelería, manutención, etc…

Con esos antecedentes, es perfectamente entendible que hayan cometido dos errores de bulto. El primero que ni se han molestado en pisar un banco. Han cogido los datos que les ha dado Banco de España.  En el disclaimer de una de ellas dice claramente que ni han comprobado ni han intentado comprobar los datos con los que han trabajado.

Respeto tremendamente el trabajo de los inspectores de Banco de España, y conozco cómo trabajan. Desde luego, no se fían de los datos que les proporcionan ni la cuarta parte de lo que han hecho estas cojoconsultoras.

El segundo es que trabajan con datos agregados, cuando casi todo el problema está en una parte del sistema. De esta forma, aunque citan que una parte del sistema estará libre de recapitalizaciones, el trabajo con datos agregados (que citan explícitamente), lleva a infravalorar las estimaciones de recapitalización.

Esto es así porque las necesidades de capitalización provienen de pérdidas latentes, que pueden ser compensadas con reservas o beneficios no distribuídos, pero de la misma entidad. Los beneficios del Santander no compensarán pérdidas de Bankia.

Hay dos errores más. Estos, esperables y “perdonables”:

– Unas proyecciones bursátiles y macroeconómicas tremendamente optimistas. Prevén que la Bolsa suba un 25% hasta fin de año, lo que se oculta tras decir que bajará un 12% este año. Si tenemos en cuenta que ya ha caído alrededor de un 30%, necesitaremos una impresionante subida para que se cumpla ese escenario.  Esto es entendible tan sólo porque nadie se atreve a probar escenarios extremos. Un descenso del 12% es bastante agresivo en condiciones normales, pero mirar dónde estamos ahora mismo no debería haber sido mala idea.

Un stress test con escenarios conservadores tiene para mí poca validez. El escenario de crecimiento es posible tras los anuncios de la cumbre de hoy http://tinyurl.com/7kz8cvu , pero optimista frente a un descenso del PIB que podía haber llegado al 4% este año, o el próximo.

– Un segundo error es el de basarse en series históricas de los últimos 30 años para prever fallidos, cuando las circunstancias han cambiado, y también la estructura de los sectores productivos. (Y no creo que los becarios tengan que ver con el IPCC)

Así que las necesidades de recpaitalización no son 12.000- 62.000 millones. Partamos de los entre 110.000 y 190.000 millones de posibles pérdidas globales que se desprende de cifras escritas en letra pequeña. Digamos que unos 40-50-000 los aborberán los bancos “sanos” y otros 20.000 serán con cargo a beneficios futuros y reservas ya constituídas de las cajas. Es mucho más razonable que estimemos las necesidades de recapitalización entre 50.000 y 130.000 millones, según el escenario en los próximos 3-4 años. Duro, pero asumible.

Aunque lo más probable es que nadie se lea el informe de forma crítica y cuele directamente.

Los informes:

http://estaticos.elmundo.es/documentos/2012/06/21/rolandberger.pdf

http://estaticos.elmundo.es/documentos/2012/06/21/wyman.pdf

Siempre hay que tener un poco de fé en la incapacidad de los banqueros de inversión para tragarse demasiados informes. No creo que ninguno le dedique más tiempo del que le he dedicado yo. El disclaimer no lo van a mirar, por lo que pueden tomar los datos como buenos. Irán al resultado y no se van a parar a pensar en los detalles.

El mercado tiene un importante componente psicológico y de confianza. Estamos todos aburridos de escuchar malas noticias, y deseando que salga una buena. No importan los detalles.

Yo peco de excesivamente puntilloso para los mercados financieros. Ninguno, de los que tomarán decisiones basadas en estos informes, va a dedicar más de 10 minutos a su lectura. Ya estamos saturados de informes sobre lo mismo. Así que soy optimista sobre sus efectos.

Otro enfoque sobre el informe. También tremendamente crítico, por motivos diferentes.. http://tinyurl.com/cghzxs3 . Será interesante ver lo que cuenta Daniel Lacalle sobre el perticular este fin de semana.

 

Sefuela

Comienzo a escribir este post sin conocer aún la confirmación, ni los posibles términos del supuesto rescate del sistema financiero español. Parece que se demostrará de nuevo la fiabilidad de las informaciones de la agencia de noticia Reuters, quien anunciaba ayer un rescate para hoy. Aunque les duela a algunos, y moleste a otros (deseosos de culpar a alguien externo de nuestras desdichas), no es sospechosa de falta de objetividad. o de escasez de profesionalidad. Puedo dar fé de que no alcanza una de cada mil noticias las que resultan no ser correctas.

En la noticia publicada ayer se detallaba que este rescate sería en prevención de los efectos derivados de las elecciones griegas del 17 de junio (8 días desde ahora). Esa noticia se ha actualizado y ampliado hace apenas media hora http://tinyurl.com/d9v27yf  cifrando en 100.000 millones el crédito máximo a conceder. Sería algo muy similar a lo que comentaba que se pdía estar fraguando, hace tres semanas https://plazamoyua.com/2012/05/19/la-mejor-noticia-del-ano/ . Una línea de crédito de emergencia, para prevenir problemas, si en Grecia ganan los partidarios del abandono del euro.

Todo esto se produce tras el adelanto en la presentación de las conclusiones del FMI sobre el sistema financiero en España. Aquí—> http://tinyurl.com/6pouryt  tenéis el informe completo en inglés, y aquí —–> http://tinyurl.com/c6cpzen   un resumen en español bastante decente. Se ha publicado, con nocturnidad, a las 2 de esta madrugada. Encaja perfectamente con lo que ayer comentaba Soraya sobre que el gobierno esperaría a ver esas conclusiones para tomar una decisión.

Nadie debe pensar que este informe es algo que se haya hecho de forma precipitada. Es poco conocido que las entidades financieras presentan dos contabilidades diferentes ante el Banco de España: el balance público y el balance confidencial. El segundo es mucho más detallado, con conceptos contables que pueden variar sutilmente respecto al público, y queda depositado en el banco central sujeto al secreto. Es seguro que, desde el FMI, han tenido acceso a estas cuentas confidenciales. Y sería infantil pensar que no se ha hecho, también, un trabajo de campo contrastando datos con la realidad de, al menos, una muestra significativa de las entidades financieras españolas, durante muchas semanas.

En mi opinión, los efectos negativos de unos resultados electorales griegos que favorezcan el abandono del euro por parte de este país, sería devastador para España. Toda reforma necesita tiiempo para que se vean sus efectos. Seguramente estamos de acuerdo en que se podía hacer más y mejor, aunque diferamos en algunos de los detalles. Pero lo que hay es lo que hay, no lo que queremos que haya. Podría ser mejor, pero no es malo. Un optimista puede incluso pensar que funcionará bien, y nos sacará de la crisis. Gente más realista, como mi comentarista favorito de esta crisis, Daniel Lacalle, apunta pasos necesarios adicionales http://tinyurl.com/dymes6q

Lo que es seguro que tendría un pésimo efecto es la certeza del abandono del euro por parte de Grecia, lo que puede ocurrir el día 17. El fracaso del rescate griego, junto con los brutales efectos derivados de una suspensión de pagos de ese país, seguramente elevarían la desconfianza en Europa a límites jamás vistos. No debemos olvidar que daríamos por perdidos cientos de miles de millones de euros procedentes de toda Europa, y vertidos sobre Grecia con condiciones. La solvencia de todos los estados europeos se vería sacudida. Se endurecerían las condiciones de crédito a todos los países (Alemania incluida). Esto tendría un efecto mayor en los países periféricos, con una elevación de la prima de riesgo a niveles que significaría un cierre, de facto, al acceso a la financiación de la administración española.

El siguiente paso sería una rebaja de las calificaciones crediticias a la deuda pública de los gobiernos europeos (algo de lo que ya se ha avisado con respecto a Alemania). Dado que la calificación de la deuda pública de cada país es el techo para las calificaciones crediticias de la deuda de las empresas, veríamos rebajas de rating a  las mejores empresas españolas, con el consiguiente cierre a su propia financiación. El terremoto sería de enormes proporciones, y de dificilísima solución si se intenta atajar una vez producido.

Afortunadamente, la prevención puede ser mucho más barata. Me da un poco igual cómo lo acaben instrumentando, pero me parece una magnífica idea la de declarar abierta una línea de crédito de un volumen elevado, pero limitado, a España. Muestra a los mercados un apoyo decidido a las reformas abordadas. Asimismo deja claro que España sería capaz de sobrevivir algunos meses sin acceso a los mercados, puesto que siempre podría tirar de esa línea de crédito. Esto debe evitar el pánico en los mercados, y que los peores temores se acaben convirtiendo en realidad. Impediría que, debido a la propia dinámica de los mercados, se acabe quebrando a un Estado por un problema financiero derivado de la propia prudencia y aversión al riesgo de los mercados.

Confío en que hoy mismo se anuncie algo en este sentido. Dios nos pille confesados si no sucede y ganan en Grecia quienes abogan por abandonar el euro.

——————-

Actualizo a las 20:49 tras la comparecencia de De Guindos.

Se confirma la cantidad de 100.000 millones, que la línea de crédito se concede al FROB y que los requisitos son tan sólo referentes a límites a los dividendos y a las retribuciones a directivos bancarios. Aquí ———-> http://tinyurl.com/d8lwzsm  tenéis el comunicado del Eurogrupo (en inglés). Por cierto, Reuters volvió a dar la primicia de la forma en que se hará (petición de ayuda financiera tras conocerse las auditorías) 15 minutos antes de que De Guindos compareciera.

——————————-

Nueva ampliación el día 10 a las 13.00h

Se publicó ayer en medios internacionales que Holanda y Finlandia han sido reticentes al acuerdo de ayuda. Hoy aparece que Finlandia exigirá garantías colaterales. Esto es, activos que se quedarían si no devolvemos el dinero. Propongo que sean unas cuantas urbanizaciones en la costa. Ellos disfrutan del Sol y nosotros nos las quitamos de encima. Todos contentos.

El tratamiento más objetivo que he visto en medios internacionales es el de Reuters, que explica que hay un acuerdo de financiación y los grandes rasgos del mismo. Bloomberg, Wall Street Journal y el Financial Times hablan de rescate.

Sefuela

Sé que no debería sorprenderme de la desfachatez de cualquiera de nuestros políticos. Sin embargo, no puedo evitar que, de vez en cuando, se me lleven los demonios. Especialmente cuando dicen insensateces sobre alguno de los pocos temas que domino. Y sobre todo cuando, lejos de agachar las orejas y mantener la boca cerrada, abren su linda bocaza  (situada entre los dos lados de su enorme y extenso rostro) para echar la culpa a otros de sus propios errores.

En esta ocasión el impresentable de turno ha sido Durán y Lleida. El error original viene de antiguo. De los despilfarros realizados en Cataluña en los ultimos años. Continúa con el empeño, del actual gobierno de la Generalitat, en mantener un montón de gastos que no se pueden permitir

No me voy a parar a discutir sobre la conveniencia de estos gastos, lo que me alejaría de lo que quiero comentar. Me limito a señalar lo indiscutible. Gastan por encima de sus posibilidades.

Con esto ya nos plantamos en el día de ayer. El Honorable Artur Mas, haciendo gala de su absoluta ignorancia  acerca de cómo se las gasta la prensa internacional, decide hacer unas declaraciones a la agencia Reuters. Es de suponer que para mayor gloria personal, y de la región que representa. Por aquello de incrementar la presencia internacional, que mantiene con sus embajadas. Y mete la pata de manera espectacular.

Decide contarles que Cataluña tiene problemas para financiarse. Que no podrá pagar las nóminas de los funcionarios si no reciben ayuda del Estado. Si, del odiado estado español. Ese mismo al que no manifiestan el mínimo respeto, por aquello de la “libertad de expresión”. Claro, es que ya le resulta muy dificil financiarse a Cataluña, y el Estado debe hacer algo para ayudarles, sea lo que sea. http://tinyurl.com/bn9939m

Probablemente lo que pretendía no era decir lo que dijo, sino quejarse de lo malo que es el gobierno de España, por no acceder a su pretendido pacto fiscal. El día anterior Durán y Lleida se había desmarcado de la amenaza, realizada por el Honorable, de crear una hacienda propia   http://tinyurl.com/c6p5ygl en Cataluña, si fracasaba el acuerdo de pacto fiscal reclamado. Con muy buen criterio, Durán señalaba que habría que ver si los catalanes estarían de acuerdo o no con la insumisión fiscal.

Pero Mas dijo lo que dijo, y la agencia Reuters lo reflejó más que correctamente http://tinyurl.com/dxsxbnb y http://tinyurl.com/bokhnup . ¿Las consecuencias? La prima de riesgo española se disparó 35 puntos y volvió a alcanzar los temidos 500. No podía ser de otra forma cuando el responsable de la región mas rica de España admite que no llega a fin de mes, en plena crisis de Bankia. http://tinyurl.com/d8527e5.

Bueno, pues hoy CaraDurán y Lleida  ha decidido echar una mano a su president. Y ha decidido que la culpa no es suya, sino del boogie, o del resto del mundo, o de alguien, pero no suya. Y como ya no cuela lo de echarle la culpa a los mercados, se la echa a los periodistas de Reuters, que “se equivocaron”, y a los analistas financieros, que “cometieron un error” por expresar sus opiniones negativas sobre las posibles consecuencias que tendría la quiebra de Cataluña para España.

Es decir, la culpa es de los periodistas y de los analistas, por hacer bien su trabajo, y no del merluzo de Artur Mas por meter la pata hasta el fondo. Con dos 00 y un I. Y eso, lo cuenta un señor, que no tiene la menor idea de que el mercado de deuda es completamente diferente del mercado bursátil, ni tampoco vergüenza alguna.

La noticia tiene su origen en la agencia Efe y, para encontrarle el todo el jugo hay que mezclar las tres versiones que os enlazo, la de El Mundo http://tinyurl.com/dxhtqdk,,  la del ABC http://tinyurl.com/cgaqpaj  , y la de libremercado http://tinyurl.com/cwmxvc9 

Si hacen esto en lo que yo controlo, tengo fundamento suficiente para suponer que aplican el mismo nivel de morro para todo lo demás. No, desde luego no puedo evitar que, de vez en cuando, se me lleven los demonios.

Sefuela

Publica el diario Expansión una noticia que, en caso de confirmarse definitivamente, se convertirá, sin duda, en la mejor noticia del año para los españoles. Es de ese puñado de noticias económicas que significan un cambio estructural en las condiciones de los mercados. Y eso, en este momento, significa para nosotros un cambio en el entorno económico y  en nuestras futuras condiciones de vida. Para mejor.

Era mucho pedir que en Europa (que piensan erróneamente que no se juegan nada) o en España (que han dejado lo que han dejado mediante la politización de las instituciones, apartando a los magníficos profesionales que quedan en ellas) se les ocurriera un método que existe para multiplicar la potencia del Fondo de Rescate. Es un método ya viejo, pero probado y efectivo. Nos conformaremos con (y aplaudiremos de forma entusiasta) que consigan un efecto similar con este nuevo invento.

El invento consiste en una especie de programa de eurobonos descafeinado y por importe limitado. No conocemos los detalles, salvo lo que publica Expansión  http://tinyurl.com/bnojhny . Pero el enésimo Fondo de Rescate Europeo que pretenden constituir, e instrumentar, podría darnos un par de años de oxígeno, hasta que vayamos pasando lo más profundo de la crisis, y comencemos a ver algún brote verde que no provenga de sustancias psicotrópicas.

El programa parece consistir en un programa de avales. Un sistema por el cual muchos de los Estados miembros responderían, como garantes, de una parte de nuestras emisiones de deuda pública. Se dice que quedarían fuera Holanda y Finlandia pero (gran noticia) que tendría el respaldo de Alemania.

El montante de emisiones avaladas sería el exceso sobre el 60% del ratio deuda/PIB a final de año. Hablamos de unos 180.000 millones de euros. No habría que agotar el recurso el primer día, pero tampoco habrá un mejor momento para hacerlo. Pongamos que se utilice este recurso por 150.000 millones y se deje un pequeño margen de seguridad. A cambio, los compromisos de reducción del déficit deberán ser absolutamente respetados, y acompañados de otros para rebajar el volumen de deuda (debemos entender que en términos relativos sobre el PIB).

El efecto sobre nuestro coste financiero (el coste de intereses de nuestra deuda pública) será doble de forma directa, y otra vez doble de forma indirecta. Este año pagaremos, por este concepto, unos 28.800 millones de euros. Tampoco es una locura frente a los 375.000 millones de ingresos del Estado. Pero es suficiente para que los amantes de la demagogia lo enarbolen como bandera frente a los recortes.

Por un lado tendremos un menor coste para financiar estos 150.000 millones. Aventuremos que el coste de esta parte de la deuda sea un 3%. Es tan sólo una hipótesis puesto que faltan muchos datos para poder hacer una estimación fiable. Lo mejor es que esta deuda sustituirá a la parte de las emisiones actuales que tiene un mayor coste, con lo que rebajará el coste medio de emisión.

Además, habrá un efecto (mas virtual que real, pero existente) de disminución de nuestra oferta de títulos, con lo que el coste de financiación del resto de las emisiones también debería ser ligeramente menor.

Para terminar, como efecto derivado y no directo, se produciría un incremento de los ratios de solvencia de la banca española. Esto vendría derivado de un pequeño incremento en el precio de la deuda viva (recordemos que precio y rentabilidad de deuda se mueven de forma inversa) y, por tanto, en el valor de sus activos. Como efecto colateral de segundo grado, bajarían las exigencias de recapitalización de las entidades financieras españolas y europeas. Se cifra en más de 400.ooo millones, las necesidades de los 29 mayores bancos del mundo  http://tinyurl.com/cowttl3  . Los efectos del programa previsto podrían reducir sensiblemente las de los grandes y medianos bancos españoles, con algún efecto en la oferta de crédito (¡por fín!).

¿Cuánto puede suponer esto, de ahorro,  para las arcas del Estado?. Pues depende de como lo midamos. Si lo comparamos con lo que nos podría costar la financiación en condiciones normales, estaríamos hablando de  (3%x150.000)+(0,75%x200.000)= 6.000 millones de euros en 2013. Pero lo esencial es que alejaríamos la posibilidad de un colpaso financiero. Si lo comparamos con el coste de este año, estaríamos hablando aproximadamente de (1,5% x100.000)+(0,3%x 200.000) =2.100 millones de euros. Evidentemente, las cifras son únicamente orientativas.

Una vez alejado el fantasma del colapso  financiero y amortiguado el del coste de financiación, tan sólo nos quedará reestructurar el Estado, la educación y el sistema productivo, para que todo funcione bien. Tan sólo.

Sefuela

Se me ha ocurrido trasladar, a términos que entendamos todos, las principales cifras del estado de la situación económica española. En lugar de perdernos en miles de millones (que llevan inevitablemente a un fale 😉 ), supongamos que es una familia normal. Va dedicado a todos los que os perdéis en la Economía.

El resultado es que nuestra familia gana 40.000 euros al año. Eso sí, se gasta 43.000 en total. Debe 95.000 al banco y tiene un piso que vale hoy 145.000 euros (el precio de compra es irrelevante). El precio del piso se espera que baje un poco, pero no más de un 5% en los próximos tres años.

De los 43.000 que se gasta la familia, 4.000 son para pagar intereses al banco, al que ni este año ni el pasado le ha devuelto un duro. Tan sólo le ha pagado intereses. Aunque ni siquiera, porque los intereses se los deja en préstamo el banco de la otra esquina para que pague al primero.

Gasta nuestra familia 1.900 euros al año en verjas y alarmas para la casa (Interior y Defensa). Casi 15.000 en cuidados para el abuelo (pensiones), 6.400 los da al colegio de los niños para cubir parte de los costes (transferencias a otras Administraciones que llevan Sanidad y Educación y se financian por otro lado) . 280 se los gasta en libros para el colegio. 520 en medicinas. 1.500 en donaciones. 4.400 en pagas para que su hijo parado tenga una cierta subsistencia.

En comer se gasta poco. Tan sólo 1.200 euros al año. Entre internet (I+D) y otras cosillas por el estilo se deja casi 4.000.

Ya se que no es muy científico, pero me ha parecido curioso y os lo quería transmitir. Hay que tener en cuenta que una buena parte de los gastos son simplemente para seguir viviendo (pagos a la propia estructura del Estado).

Intentaré ampliarlo un poco más tarde.

Saludos

 

Sefuela

Cuando un listillo tuvo la ocurrencia de hacer ingeniería contable para “sanear” Caja Madrid debió creerse muy inteligente. No lo era, como ha quedado demostrado. Me he tragado unos pocos artículos e informes sobre la mal llamada intervención o nacionalización de Bankia. Voy a dejar de lado tecnicismos para contaros mis conclusiones y explicar (para los que quieran leer un poco más) cuatro datos relevantes, aún a riesgo de cometer alguna inexactitud.

Las conclusiones no son aptas para cardiacos:

1- El salvamento de BFA (dueña del 45% de Bankia) obedece a intereses de pura coherencia política. Salvar la cara, lo llaman algunos.

2- No se ha salvado Bankia, que tiene los mismos problemas que hace unos días.

3- El hecho de obligar a Rato a dimitir revela una intención de acometer una reforma válida del sistema financiero.

4- Esta crisis confirma al mundo que el agujero de la banca española (especialmente centrado en las Cajas de Ahorro) es mucho mayor de lo que se admitía. Las sospechas del resto del mundo son ciertas.

5- Es muy posible que no haya dinero en España para salvar a todas las Cajas y bancos. Si se hace, podríamos quebrar el Estado. Si no se hace, veremos caer entidades financieras de cierto tamaño.

6-El nivel de desvergüenza de los políticos españoles, principales responsables de toda la cadena de fallos de gestión y supervisión que han llevado a este desastre, es infinito. En especial, por parte de aquellos que proponen la solución de nacionalizar las entidades que ellos contribuyeron a quebrar, y quieren gestionar de nuevo.

7- Un proceso “a la irlandesa” de los responsables no es posible aquí mientras exista el nivel de engañados e ignorantes que tenemos.

8- Al no haberse optado por un ajuste duro en el que muchos accionistas perdieran el 90% de lo invertido, veremos un ajuste durísimo en el que muchos perderán el 100% y miles perderán sus ahorros.

Ahora, las razones. Simplificadas al máximo. Las fuentes de datos son internacionales: Bloomberg, Reuters, el think tank belga CEPS. He ignorado a propósito los medios españoles, que viven en su propio mundo de yupi, salvo algun detalle puntual extraído de Expansión.

1, 2 y 3- El problema que saltó hace unos días era que la matriz de Bankia llamada BFA no había llegado a un acuerdo con los auditores sobre sus pérdidas de este trimestre. Este tipo de discusiones son normales, y afectan más que el margen de negocio a las cuentas de resultados. Lo que ocurría era lo siguiente: BFA se creó poniendo en su activo dos cosas: ladrillo y acciones de Bankia. El ladrillo ya se esperaba que cayera de valor, pero fueron muy optimistas al pensar que las acciones de Bankia no lo harían. Lo han hecho, y eso obliga a discutir cuanto deben provisionar por ello. Como no hay beneficios suficientes, las pérdidas se comen el capital, y quiebran técnicamente al banco BFA. No olvidemos que las auditoras no quieren que les pillen en un renuncio, y tienden a permitir incluso menos tonterías de las que serían admisibles en circunstancias normales.

Realmente no pasaría gran cosa porque el BFA quebrase. Sin embargo, crearía una situación difícil para el Gobierno. Señalaría claramente que las reestructuraciones bancarias anteriores han sido un fracaso. Por eso se ha salvado y se ha vendido como la salvación de Bankia. La dimisión de Rato ha contribuído a este espejismo. Es posible que los políticos sigan pensando que somos imbéciles, y que negar la evidencia escondiendo la cabeza hará que se vayan los fantasmas.

Concedamos el beneficio de la duda. La marcha de Rato revela una cierta intención de acometer reformas serias. ¿Podemos hacerlo?

4, 5- Hace días que el agujero de Bankia está en las noticias internacionales. Dicen que incluso se lo señaló Draghi a Rajoy. No voy a entrar en eso. El caso es que el agujero de la banca española se cifraba hace días en 100.000 millones de euros. Recibe muchos nombres: resaca, agujero negro, etc.. Reuters afirma que se va a obligar a bancos y cajas a incrementar sus provisiones en 35.000 millones de euros (parece lo más fiable, aunque otras fuentes hablan de 54.000), pero Bloomberg, citando a CEPS señala que con esto sumado a lo existente, no se cubriría más que la mitad de los préstamos a promotoras e inmobiliarias. Se han olvidado de los préstamos hipotecarios a los hogares. La mísera cantidad de 1,4 billones de euros.

Hagamos un par de suposiciones razonables. Bancos y cajas recuperarán entre el 60 y el 70% del importe de los préstamos hipotecarios que ejecuten. En unos casos más y en otros menos. 35% de pérdida media parece una suposición razonable.

Sin embargo, asumiendo eso somos tremendamente optimistas. Estamos creyendo que España será capaz de absorber un volumen gigantesco de viviendas a precios razonables. ¿Sin financiación y con un 25% de paro? Mejor supongamos una pérdida media de un 50%.  ¿Cuántos van a llegar a ejecutarse, vendiéndose la vivienda al mejor postor.?

Tengamos en cuenta que nuestra tasa de paro es el 25%, constante los próximos tres años. Supongamos que la banca no puede mantener el elevado nivel de refinanciaciones basura (patadas a los vencimientos de los préstamos) que mantiene en este momento. Gracias a eso, la morosidad anda sólo por el 8%. Pero provisionar 35.000 millones reduce su capacidad para financiar en varias veces ese importe.  Seremos generosos y asumiremos que se relajan los criterios de Basilea III, porque el dato real estaría más entre 8 y 10 veces.  Dejaremos 6, porque el efecto será desigual  Desaparecen del sistema 210.000 millones de euros de vellón.

Con estos datos, y sin entrar en estudios más profundos, parece razonable pensar que un 10% de las hipotecas vivas serán ejecutadas en los próximos 3 años. En el mejor de los casos, los bancos y cajas tendrían que aumir unos 70.000 millones no provisionados.

Las estimaciones más extendidas, procedentes de banca internacional o think tanks, oscilan desde un total de pérdidas a asumir de casi 200.000 millones totales hasta 380.000. Hablamos de pérdidas adicionales a las previstas que podrían moverse entre 70.000 y unos 180.000 millones de euros. Casi todo ese dinero debería ser repuesto como capital.

Papá Estado sería llamado a entrar en el capital de las entidades financieras. Pero entrar con 100.000 millones supone tener que emitir 100.000 millones más de deuda pública. Eso nos acabaría obligando a ser rescatados con una quita parcial de la deuda.

La esperanza está en un dato que no podemos conocer desde aquí: La auténtica estructura y reparto del problema hipotecario entre las diferentes entidades financieras. Lo correcto sería dejar caer de forma controlada a algunas cajas medianas donde encontremos especialmente concentrado el problema.

Hay dos terribles incovenientes para ello. El primero atañe al orgullo de los políticos. La caja que cayera pondría el foco sobre el gobierno autonómico responsable. Con el agravante de que se ha salvado a las valencianas y el “agravio comparativo” se utilizaría políticamente de forma irresponsable.

El segundo es el engaño masivo a la clientela en la venta de acciones de los nuevos montones de basura, y de participaciones preferentes, cuotas participativas y otras zarandajas que realmente no valen nada.

Dado el encaje de bolillos que hay que hacer (aún disponiendo de información fiable) no sería bueno acometer esta nueva reforma a la ligera. Mañana (hoy) bastaría con incrementar ciertas provisiones y anunciar un nuevo calendario de reestructuración. Duración máxima, dos meses. Dos meses sufriendo podemos soportarlos, pero no caben más errores. Si no se consigue, deberán anunciar el rescate.

6 y 7 creo que se explican sólos. Políticos mandaron en las cajas y nombraron al gobernador del Banco de España, politizando instituciones que debían haberse mantenido independientes.

8- Más de una entidad requerirá una operación acordeón. Su capital se verá reducido a cero para ser ampliado inmediatamente. Me temo que no será posible salvar a todos los engañados. Es más, si necesitamos ayudas se nos exigirá abandonarles.

Claro, que la otra solución para evitar un rescate es que de verdad acometamos una brutal reforma del Estado. Ya mismo.

Sefuela

Los perros salvajes (fondos especulativos) comienzan a aflojar la garganta del oso herido (España). Su olfato les dice que el oso ha recibido varias dosis de antibióticos (medidas de reforma y ajustes) que podrían curarle de su enfermedad. No es una certeza, pero es una posibilidad nada remota. Sería una tontería seguir atenazando a un oso que puede comenzar a recuperar su fuerza. Y no es la estupidez la principal característica de estos agentes de los mercados. Sobre todo, si hay otros animales cerca que comienzan a dar signos de enfermedad, y tienen más carne aprovechable. Los hedge funds desvían su vista de España hacia Francia.

Lo alerta el diario Expansión http://tinyurl.com/c2mhhq6   y tiene mucho sentido. Es una decisión racional. Yo mismo la tomaría si estuviera en ese área de los mercados. En España no hay mucho recorrido para que las cosas empeoren en el corto plazo. Pueden quedarse igual o mejorar algo.

Sin embargo en Francia ocurre lo contrario. Hollande es favorito para las presidenciales. Un candidato que propugna el enfrentamiento con las medidas de ajuste, y defiende la salida de la crisis mediante el incremento del gasto público. Todo ello partiendo de unos niveles de deuda pública similares a los que España tendrá a final de 2012. 80% del PIB en total, con una deuda per capita que supera a la española en un 70%.  Los datos (en dólares 1€=1,32 $) aquí: ——> http://tinyurl.com/cr686et  . Si Francia invierte su tendencia a reducir su deuda, lo normal es que su prima de riesgo comience a dispararse. Los inversores comenzarán a alejarse de ese país, y los especuladores a apostar porque ese movimiento se produzca de manera acusada. Con eso ya tenemos la tormenta perfecta montada sobre Francia.

Os preguntaréis en qué nos beneficia eso. La respuesta es que debemos tener en cuenta que los mercados se mueven siempre en términos relativos. Se elige entre diversos activos para invertir, y se apuesta por el que ofrece más posibilidades de revalorizarse significativamente, huyendo como de la peste de aquéllos que probablemente se deprecien de forma significativa. Cuando cambia el orden relativo de los apestados, se produce un movimiento de flujo de capitales hacia el antiguo apestado máximo desde el nuevo apestado.

Dicho de otra forma menos razonablemente incomprensible. Un inversor norteamericano tiene 1000 millones de euros invertidos en Europa. Hasta ahora los tenía repartidos entre bonos alemanes y franceses.  Pero comienza a ver que los bonos franceses pueden comenzar a bajar de precio y subir de rentabilidad. Mira lo que hay cerca. Ve que los bonos españoles rentan entre 280 y 300 puntos básicos más que los franceses, y que su peligro de ir a peor en los próximos meses no es mucho. Es fácil que, al menos una parte de los 500 millones de euros que se lleva de Francia, lo invierta en España. No porque aquí estemos haciendo las cosas bien, sino porque ya hay, al menos, las mismas posibilidades de que funcionen bien, que de que funcionen mal. Mientras que en Francia hay más posibilidades de que se hagan mal, que de que se hagan bien, y además, si la jugada le sale bien, ganará más de lo que perderá si le sale mal.

El Pais, mientras,  se empeña en vendernos que Rajoy no se entera y está perplejo ante la reacción de los mercados. http://tinyurl.com/dxtje2p   Ignoran que tampoco se entera la oposición, pero él, al menos, intenta hacer algo. Citando a Daniel Lacalle: ” Reducir el déficit es solo reducir la cantidad de deuda adicional. (…)La prima de riesgo valora el exceso de rentabilidad requerida a una economía que no crece y que no puede repagar su deuda. No poder repagar- pero menos- no reduce la prima. Lo que hay que reducir es la deuda  absoluta, vender activos y atraer capital, dejar de endeudarnos para pagar intereses, sobre todo cuando los recortes y aumentos de impuestos solo cubren la cantidad pagada por coste financiero (27.000 millones de euros).      Un problema de liquidez que va camino de ser de solvencia, como el actual, no se resuelve nada más que reduciendo los gastos al nivel de los ingresos del ejercicio anterior. No rezando que los ingresos suban. ” http://tinyurl.com/bn4nubx   

Este pequeño respiro que se vislumbra tan sólo nos da un poco más de tiempo. Es probable que, de nuevo, los políticos lo interpreten de manera errónea. La realidad es que de lo que menos se enteran los políticos es de que son parte del problema, y una parte muy importante. Pero eso, como prometí a Plaza, será otra entrada.

Sefuela

Había prometido escribir una entrada optimista, y la vais a tener. También prometí explicar un par de conceptos de forma sencilla, y pienso cumplir. El mensaje que pretendo comunicaros es sencillo: Las cosas no han cambiado, siguen igual de complicadas, pero tenemos más tiempo para arreglarlas de lo que muchos piensan. La explicación es un poco más larga.

No todo se hizo mal durante los últimos ocho años. Al menos se hizo bien una cosa. Se aprovecharon las épocas de bonanza, para captar dinero que habrá que devolver dentro de mucho tiempo, y a tipos de interés bajos, y fijos. El Tesoro, en nombre del Estado Español, realizó numerosas emisiones de bonos, cuyo principal (el dinero que te han prestado) habría que devolver al cabo de 30 años, pagando tipos de interés, por el dinero captado, que no llegaban al 4%. Una parte de nuestra deuda quedaba financiada a tipos de interés muy razonables durante mucho tiempo.

Mucha gente se pregunta por qué se realizan emisiones casi continuas de bonos, captando dinero que hay que devolver en momentos diferentes. Las razones son variadas. Por un lado, se intenta captar dinero que proviene de fuentes muy diversas. Como ejemplo, las compañías de seguros necesitan asegurar los rendimientos del capital invertido durante periodos muy largos de tiempo, con lo que invierten en deuda a muy largo plazo. Mientras, los ahorradores privados suelen invertir a plazos muy  cortos. Para ellos se emiten Letras del Tesoro con vencimiento (momento en que hay que devolver el principal) en un plazo inferior a dos años.

Además de permitir captar dinero de diversas fuentes, los diferentes vencimientos de las diferentes emisiones de títulos de deuda, permiten “jugar” con ellos, de tal forma que se procura captar dinero a largo plazo cuando las condiciones son favorables. Por el contrario, cuando se exigen tipos de interés elevados por prestar dinero, se procura concentrar el volumen de títulos emitido en plazos más cortos. El resultado de las diversas actuaciones del Tesoro es que tan sólo hay que devolver un 40% del dinero antes de 2015, y otro 15% en los siguientes dos años. http://www.tesoro.es/doc/SP/home/estadistica/25.pdf .

Las emisiones de bonos se realizan a tipos de interés diferentes para cada plazo. Esos diferentes tipos de interés, que se exigen para prestarnos a plazos diferentes, conforman una cosa llamada ETTI, o estructura temporal de los tipos de interés. No es más que una gráfica que consiste en poner en el eje horizontal los plazos de tiempo, en el vertical, el tipo de interés exigido, dibujar los puntos correspondientes de tipo de interés y plazo, y unir los puntos. A partir de ahí podemos hacer todas las elucubraciones que queramos, y poner un montón de fórmulas, para intentar parecer eruditos, pero tienen poca utilidad práctica. Así que, por favor, Esopra, no te ahorques, que te vas a hacer daño. La ETTI, referida a los tipos de interés que debe pagar el Estado para endeudarse actualmente, sería más o menos esta:

Se puede observar que es una estructura creciente en función del plazo. Esto ocurre porque, con cierta lógica, los inversores suelen pedir un interés más alto por prestar dinero a largo plazo que por prestarlo durante un periodo de tiempo más corto. Tiene sentido. Es relativamente fácil tener una idea de si alguien o algo (como el Tesoro) te podrá devolver tu dinero al cabo de poco tiempo. Es difícil que varíe su situación y su capacidad de pago en unos meses. Sin embargo, al cabo de unos cuantos años, pueden haber sucedido muchas cosas que hagan radicalmente diferente su capacidad de devolver el dinero. Los prestamistas nos prestarán dinero al 2% si lo vamos a devolver al cabo de un año, pero si lo queremos devolver dentro de diez años, no nos lo van a prestar si no les prometemos pagar un 6%. Y desde hace más de un año no nos atrevemos a pedir dinero a 15 ó 30 años, porque lo más probable es que nadie nos lo preste. Cuando se habla de prima de riesgo, normalmente nos referimos a la de 10 años, pero en realidad hay una diferente para cada periodo de tiempo.

Bueno, pues si todavía seguís leyendo, entenderéis que hay que matizar mucho cuando se habla de que los malditos mercados nos piden tipos de interés elevadísimos para financiarnos. De hecho, el coste medio de financiación de la deuda viva (emitida y todavía no vencida) es del 4,05% ahora mismo. Un coste perfectamente asumible. Incluso si, durante un tiempo, nuestro coste por obtener financiación adicional subiera hasta el 7 ó el 8%, no supondría un problema grave para pagar los intereses y devolver el dinero. Eso sí, tendría que ser algo coyuntural y pasajero. Pero podríamos aguantar esa situación un par de años.

El tiempo que podríamos aguantar depende de numerosos factores. Si alguno tenéis tendencias masoquistas, podéis jugar con la información que encontraréis aquí http://www.tesoro.es/sp/home/estadistica.asp   y hacer todas las suposiciones que estiméis oportunas para ver sus efectos.  Para los que no, creo que os conformaréis si os cuento que, en el caso de que suban más los tipos de interés que nos piden, el Tesoro tenderá a concentrar las emisiones en los vencimientos más cortos, que son los que permiten financiación más barata, para minimizar daños. Y que, este año, ya hemos captado alrededor de la mitad de lo que necesitamos financiar, aprovechando momentos relativamente favorables. Esto permite que no andemos con el agua al cuello el resto del año, y que se puedan elegir (hasta cierto punto) los mejores momentos y plazos de financiación.

Así pues, tenemos algo más de tiempo del que piensa la mayoría para arreglar las cosas. Eso no quita que haya que arreglarlas, ni aleja el fantasma de la intervención si las reformas no son suficientes a juicio de la UE. Tampoco que las perspectivas para las empresas cotizadas sean http://tinyurl.com/7tsdt4c las que son. Ni arregla el problema de la banca y el ladrillo. Ni el hecho de que los no residentes se han llevado, en lo que va de año, 40.000 millones de euros que tenían invertidos aquí con destino a otros lugares. Pero, al menos, nos da un respiro. Y nos permite saber que tenemos aire suficiente para encontrar la salida, sin ahogarnos, si caminamos en la dirección correcta. Por lo menos lo estamos intentando http://www.tesoro.es/doc/Presentation%20Kingdom%20of%20Spain.pdf . Aunque todavía no sepamos con seguridad donde está esa salida.

Sefuela

Publica el New York Times en su edición del domingo un llamativo editorial que titula así. Llama la atención sobre la nueva legislación que está preparando el gobierno británico.  De acuerdo con ella, los servicios de inteligencia domésticos podrán monitorizar cualquier tipo de comunicación (llamadas de teléfono privadas, emails, mensajes de texto, redes sociales y uso de Internet) en el país sin necesidad de ningún tipo de mandamiento judicial. 

Comenta este periódico algunas cosas totalemente ciertas. Entre ellas que no hay dificultad para obtener un mandamiento judicial si existe una causa mínimamente razonable. Y que, sin esa causa, las autoridades no deberían tener un poder sin control para inmiscuirse en conversaciones privadas. Menciona  también que todos los partidos principales incluían en sus programas el respeto a las garantías ciudadanas, y que tanto el partido conservador como el liberal se opusieron a una medida similar cuando se encontraban en la oposición.

Reconoce la necesidad de reforzar medidas de seguridad de cara a las Olimpiadas de Londres, pero hace un llamamiento a que prevalezcan las voces más razonables. Si la legislación se aprueba de acuerdo con las filtraciones producidas, tendremos un escalofriante escenario de control, sobre absolutamente toda la población sin necesidad de causa justificada, que constituye un temible atentado a la libertad individual.

En esta ocasión, estoy totalmente de acuerdo con ellos. El editorial aquí http://tinyurl.com/bwmlnmn

La imagen es de la nebulosa ojo de gato, conocida también como el ojo de Sauron o el ojo de Dios.

Sefuela

Cuando has tenido que procesar una docena de noticias por minuto durante varios años, decidiendo si eran o no importantes, desarrollas un sexto sentido para relacionar unas con otras. También, para sopesar su importancia, descartando unas y calibrando otras, separando el grano de la paja. Incluso, para no experimentar el mínimo rubor en cambiar de criterio en pocos minutos o segundos.

Esto último me ocurrió ayer mismo. Acababa de contestar a Jazmín, quien me había señalado esta noticia http://tinyurl.com/cgpou3c  acerca de que el gobierno estudiaba la salida del euro. Tenía todo el aspecto de ser un titular llamativo traído por los pelos. Un periodista pregunta: ¿y ustedes estudian la posibilidad de salir del euro?. El político piensa: si digo que sí puede que la cague, pero si digo que no quedo como un irresponsable. Y contesta: no descartamos ninguna alternativa. Noticia al canto, punto para el periodista, impresiones de banners e ingresos para el periódico digital. Así que no le dí la mínima importancia. Claro que un gobierno responsable tiene estudiadas todas las posibles contingencias de los diferentes escenarios. Si incluso el BCE ha hecho un estudio sobre el tema que podéis encontrar aquí http://tinyurl.com/yl92tbt (Plaza, ya se que hay otra forma de poner enlaces, pero no puedo en este pc).

Pero unos minutos más tarde, se disparó mi sentido arácnido. Montoro, sin venir a cuento, anuncia como una medida contra el fraude, la obligación de declarar las cuentas de las que seamos titulares en el extranjero. No tiene sentido. Ya existe la obligación de declarar por todas las rentas universales. Los que quieran defraudar no van a identificar sus cuentas en el extranjero, les quieran obligar o no.  Tiene sentido tan sólo si el gobierno quiere tener identificadas todas las cuentas exteriores con el fin de que no se burle un posible corralito.

Para entender esto hay que remontarse al corralito argentino. Para los que os suena al sitio donde se tiene a las vacas, os aclaro que es algo muy similar, pero para el dinero de la gente. Se prohíbe sacar el dinero de los bancos. Es el obligado paso previo a una salida de un sistema cambiario de moneda única acompañado de una devaluación. Hubo quien consiguió burlarlo. Abrían cuentas en EEUU con un dólar. Compraban en Argentina acciones que cotizaban en Buenos Aires y Nueva York. Pagaban pesos que sabían iban a ser devaluados por esas acciones, y las vendían en nueva York. El cambio oficial era de un peso, un dólar. Pero eso era tan sólo en la ficción, porque no se podía sacar dinero del país. Con esa triquiñuela conseguían poner 90, 80 ó 70 centavos de dólar en EEUU por cada peso. Era curioso ver como todos los días subía la cotización de determinados valores en Buenos Aires un 5% a la vez que en EEUU caían otro 5%.

Al final, se devaluó el peso, se convirtieron obligatoriamente a pesos todas las cuentas en divisas y se aprovechó para echar un cable a los hipotecados en dólares, manteniendo el 1 a 1 para ese caso concreto. Aquí http://tinyurl.com/br83do4  tenéis buena información sobre lo que sucedió y un estudio sobre cómo debería hacerse la vuelta a la peseta, si llega a ocurrir, así que no me voy a extender sobre esta parte del tema. En el primer enlace tenéis los pasos que se seguirían de manera obligatoria.

Vuelvo, por tanto, sobre el control e identificación de las cuentas en el extranjero. Con ellas identificadas, el gobierno puede intentar (y conseguir si hay un acuerdo político por medio) que no se compren acciones aquí para venderlas en Frankfurt, Londres o Nueva York, o hacerlo inservible, porque se decrete la conversión obligatoria de las cuentas en euros de titulares españoles. Aunque dudo mucho que le hicieran caso en EEUU con cuentas en dólares, sea quien sea el titular, y entonces podríamos ver repetido en España el curioso caso argentino. Por cierto, en Argentina está ocurriendo de nuevo ahora mismo http://tinyurl.com/bnvemrq .

Con todo esto no doy por sentado que salgamos del euro. Hay días que todavía tengo esperanza. Ni que vaya a producirse un corralito necesariamente, pero si las cosas se complican más, podríamos acabar saliendo, y antes habrá corralito. El control de las cuentas en el extranjero es un movimiento preventivo inteligente del gobierno, pero no me gusta un pelo.

Sefuela

Hoy estoy terriblemente pesimista, así que esta es una entrada mucho mas corta de lo normal. Puede que luego la amplíe, aunque no lo prometo.

Para echarse a temblar. No el desplome de la bolsa, que es consecuencia del incremento de impuestos a las empresas por la limitación de gastos financieros deducibles, ni la prima de riesgo de hoy (365). Sino lo que dice Citibank de que España estará intervenida antes de fin de año. http://tinyurl.com/cbtpwdg . Informes tan negativos como estos suelen autocumplirse. Y desde el FT vuelven a sugerir la necesidad de que España e Italia salgan del euro,

El problema principal no son los presupuestos, sino la solvencia de la banca, puesta en duda con todo merecimiento. Morosidad creciente que no hay forma de compensar con los incrementos brutales de comisiones bancarias que todos sufrimos. Además, si volvemos a tener una crisis de credibilidad de deuda, el Estado podría soportarlo, pero no la banca española a pesar de todas las ayudas y trampas que se están practicando para mantener un muerto viviente. El panorama es desolador. Es posible que volvamos a los niveles de vida, privaciones y desarrollo de los primeros años de la democracia si nos intervienen y acabamos saliendo del euro.

Para ver lo del FT buscad en google A divorce settlement for the eurozone [–> ].

Y la panda que nos ha dejado en esta situación (Zapatero, adláteres, y taifas peperos) quedará sin castigo. Lamentable.

Sefuela

Ayer bromeaba llamando mar a eso cuya costa se llena de madrileños en vacaciones. Realmente me encanta el mar, aunque lo visite poco y me maree en los barcos (biodramina al canto y todo resuelto). Especialmente en una de sus facetas, que es ver en su hábitat a su pobladores. Me refiero al buceo.  Procuro hacerlo una vez al año.

He tenido el privilegio de bucear en algunos de los mejores sitios del mundo para hacerlo: Mar Rojo, Cozumel (la segunda barrera de coral del mundo tras Australia), Barbados, Dominica, Martinica, St. Martin, Cuba, República Dominicana… Son espectaculares, y tremendamente más baratos y cómodos que bucear en España.

Es un deporte que entraña ciertos peligros, pero con un riesgo controlado, y una preparación (esa sí es conveniente hacerla en España) que equivale a enseñarte a pilotar en hilo, nieve, con tornados, sobre desierto y cursos de mecánica avanzada para darte el carnet de conducir. Pueden ocurrirte muchas cosas y te enseñan a reaccionar ante todas. Sólo hay tres reglas de oro: Nunca bucear sólo, respetar escrupulosamente los tiempos y profundidades previstos (la planificación del buceo), y mantener la cabeza fría ante cualquier imprevisto. También es conveniente informarse de la flora y fauna del lugar. Saber si hay corales de fuego (cuyo contacto es extremadamente doloroso como puedo atestiguar, y cuya señal y efectos dura meses), conocer como hay que comportarse ante la cercanía de morenas, o saber que rozar al pez escorpión piedra  te puede acarrear irremediablemente la muerte son precauciones necesarias.

 

Pero las sensaciones de las que se disfruta compensan con creces los riesgos. He tenido el privilegio de hacer snorkel con delfines . Desgraciadamente los vimos volviendo de la segunda inmersión del día y habíamos llegado al límite seguro de inmersión con botella, por lo que no la pudimos utilizar. Es increíble cómo juegan con los humanos, y se acercan hasta que les puedes casi rozar con la punta de los dedos, para alejarse inmediatamente. Además, entre los buzos hay adoración por este animal, que ha salvado a numerosos buceadores de ataques de tiburones. He visto morenas gigantes, mantas diablo, peces escorpión (lionfish) y escorpión piedra. Estos últimos sólo los puedes detectar cuando están nadando de una piedra a otra. Su camuflaje es tan perfecto, que cuesta verlos si están posados aún sabiendo donde están. También barracudas, que de una en una no son peligrosas, excepto si tienes una herida. Atacan a lo que desprende sangre viva, pero pueden pasar a tu lado sin problemas incluso si eres una mujer en plena menstruación. Distinguen el tipo de sangre.   

Aclaro, la barracuda es la primera de las dos fotos que hay aquí encima. La otra es de un ex-tiburón. He buceado a través de barcos hundidos, incluso llegamos a descubrir uno no señalado en los mapas en una de las inmersiones. En cuevas, y en una pared de coral en la que había muchas decenas de metros hacia abajo, con cierta sensación de vértigo y fuertes corrientes. No es peligroso si se respetan las reglas, como ocurre casi siempre con el mar. No me enrollo más, os dejo algunas fotos para vuestro deleite. Están tomadas en inmersiones en las que yo estaba, aunque tan sólo las peores son mías. Yo no tengo una cámara submarina tan buena. Y sí, ese que aparece en una foto, soy yo.  Habrá mas fotos otro día. Y mejor colocadas, que me he dado cuenta de que restricciones en la configuración de mi navegador han organizado un pequeño churro.

Sefuela

Cada vez que escucho a alguien que habla de la dictadura de los mercados financieros, y de que deberían tener un control democrático, siento una mezcla de hilaridad y vergüenza ajena, ante la mezcla de desfachatez y de ignorancia que subyace en esas afirmaciones. Se habla de la existencia de una mano negra en los mercados financieros, que dirige sus ataques hacia los muy democráticos regímenes que han dilapidado ese dinero que no era de nadie.  Intentaré, en esta entrada, dar respuesta a algunas de las preguntas que me han planteado en PM sobre la verdadera y compleja estructura de los mercados financieros. Espero que no me odiéis al terminar la lectura, y quedo a vuestra disposición para cualquier duda.

Los mercados financieros son múltiples, y manejan volúmenes de muchas veces el PIB mundial. Datos concretos sobre los volúmenes de cada mercado los podéis encontrar aquí http://www.isda.org/statistics/otc.html . Yo voy a intentar daros una idea menos exacta pero más visible. El mayor mercado del mundo es el de divisas. Puede mover en torno a 1000 billones de euros diarios. Un mercado con un nivel de especulación gigantesco, pero cuyos diferentes precios son influidos por flujos reales de oferta y demanda de las diferentes divisas. Se puede manipular un mercado un día, pero los flujos acaban imponiendo su ley.

El siguiente es el de swaps de tipos de interés (que inventaron los italianos para eludir una regulación que les prohibía vender su deuda en descubierto, es decir, sin tenerla). Sirve para cambiar los plazos de riesgo. Por ejemplo, fijar un tipo de interés a 5 años cuando se tiene un crédito cuya liquidación original era en base a Euribor a 3 meses.

El siguiente es el de deuda pública, el de la maldita prima de riesgo.
Después va el de deuda privada de entidades financieras y empresas privadas. Sirve para que se financien a largo plazo estas empresas.

Más abajo están los mercados de materias primas (metales y productos agrícolas). La famosa película, de Eddie Murphy, Trading places (Entre pillos anda el juego) hace referencia al mercado de futuros de zumo de naranja congelado de Chicago.

Con un volumen algo inferior tenemos los mercados monetarios interbancarios (paralizados casi por completo en Europa desde hace tres años), en relación a los cuales se fija el famoso Euribor.

Mas abajo están las Bolsas de Valores, que es el mas conocido por el público.

Muchos de ellos se subdividen a su vez en mercados de contado y mercados de derivados.

Vamos por la segunda parte: localización.

Y ya os aviso que me vais a maldecir antes de terminar este trozo.
Desde hace más de 30 años los mayores mercados están deslocalizados. Son mercados OTC (over the counter o a medida) en los que los acuerdos son bilaterales. Aunque la última directiva europea promulgada hace menos de un mes pretende que todas esas operaciones se registren a través de una CCP (cámara de contrapartida central que asume el riesgo de contrapartida). Cosa harto difícil, a mi entender, y algo conozco de eso. Los mercados organizados, o cuyas operaciones se realizan a través de una CCP son la otra clase de mercados.

Estos otros mercados también están deslocalizados a nivel de usuario final, aunque algo mas localizados si hablamos de participantes de primer nivel. Estos usuarios de primer nivel reciben el nombre de miembros del mercado y son, normalmente, entidades financieras. La única localización cuyo bloqueo podría ser algo disruptiva para el funcionamiento de estos mercados es la de los sistemas de la CCP. En España casi todos esos sistemas están en la antigua Bolsa de Madrid. Pero estas CCPs están obligadas a tener un “espejo” que pueda entrar en funcionamiento en el plazo máximo de una hora y en una localización diferente, que se mantiene en secreto.

A medida que nos alejamos de la Cámara de Contrapartida o entramos en un mercado OTC, el lugar del teatro de operaciones es tan amplio como el mundo. Un inversor australiano puede tener comprada deuda española a través de su fondo de inversión australiano. Repsol opera a menudo en el mercado de petróleo desde el Paseo de la Castellana, normalmente a través de Londres o Chicago. Un italiano puede llegar a un acuerdo de precios de aceite de oliva con un griego tomando como referencia alguno de los publicados en España, sin que nadie se entere dentro de nuestras fronteras.
La localización de cualquiera de los mercados financieros es el mundo entero.

Si nos restringimos a los mercados de deuda pública, que es a los que se suelen referir, también existen varios. Existe uno de “alquiler de esos títulos” conocido como repos y otro de deuda a vencimiento.

Paremos en el de deuda a vencimiento. Tenemos dos mercados: primario y secundario. El primario es cuando el Estado emite títulos para financiarse, y cualquiera los compra directamente al Tesoro a través de su página web o a través de una entidad financiera. O bien estas entidades financieros los compran para ellas mismas, como inversión o para otros usos (que suelen ser repos). El secundario es un mercado (normalmente entre entidades financieras que pueden actuar en su propio nombre o en el de otro) en el que se realizan transacciones sobre deuda ya emitida. Aunque también se realizan a veces sobre deuda sin emitir, que recibe el nombre de mercado gris.

La localización de este mercado es, de nuevo, el mundo.

Vayamos con los agentes que participan en los mercados. Me centro en el mercado de deuda pública.

Partimos de dos niveles: particulares y profesionales. El efecto global de los particulares se puede considerar cero, con dos excepciones: una es el efecto de lo que invierten a través de diferentes tipos de fondos (que son gestionados por profesionales por lo que el efecto de esta parte de los particulares realmente pasa al plano profesional) y los particulares de Latinoamérica, que conocen a la perfección sus propios mercados de bonos, y juegan en ellos con bastante más habilidad que el español medio en la Bolsa. Estos tampoco influyen casi nada en Europa, por lo que nos olvidamos de particulares y pasamos al nivel profesional.

Los grandes agentes son:

Por localización geográfica y orden de potencia de inversión:

–         China

–         Mundo árabe.
(estos dos invierten sobre todo en US dollars, como 3 a 1 sobre inversiones en euros)

–         Mundo anglosajón (los más agresivos, más ágiles y con mayor nivel de rotación de activos en cartera). Su proporción de inversión es muy variable, pero podemos asumir 1-1 entre USD y Eur.

–         Zona euro.

–         Resto del mundo. El sudeste asiático todavía no es muy visible en los mercados, aunque seguramente sus inversiones son mayores de lo que se estima. En cualquier caso ni se acercan a lo que representaron hace unos 15-20 años cuando el Negara (Banco Central de Malasia) especulaba en los mercados, jugándose el PIB del país en cada apuesta.

Por tipo de agente, de más ágil a mas lento en sus movimientos.

– Hedge funds: son los auténticos especuladores a gran escala, invierten a corto plazo o apuestan a caídas en el precio de los activos. Ojo. Yo siempre digo que son como perros de presa. Huelen la sangre y atacan al cuello, pero nunca atacan si no huelen sangre y ven que el objetivo está sano, y pueden acabar vapuleados. Es decir, ponen de manifiesto las debilidades del atacado, pero nunca atacan si el posible objetivo es sólido. Son “la bicha” para los políticos porque ponen de manifiesto cuando han hecho algo mal. Los hay de tamaño muy grande, sobre todo anglosajones, y pueden llegar a mover mercados hasta que se iguala el precio de algo a lo que consideran su valor real.

– La gran banca, cuyas carteras son de dos clases, especulativa o a corto plazo, y de inversión (la que esperan mantener hasta su vencimiento). Cada cartera se suele dividir por zonas geográficas. Sus cambios de opinión generan fuertes movimientos de inversión o desinversión que provocan movimientos de fondo de medio y largo plazo (esto en cuanto a carteras de largo plazo). En las carteras especulativas se comportan de forma parecida a los hedge funds, pero un poco menos agresivos.

– Los fondos de inversión tradicionales. Están a diferentes niveles. Algunos son gigantescos y superan en influencia a la gran banca. Otros son pequeños y poco ágiles (la mayor parte de los españoles, por ejemplo). Sus decisiones de inversión se fundamentan en dos niveles, con revisiones periódicas: Selección de clases de activos (Asset Allocation) y Selección de valores o títulos concretos (Securities Selection). Lo que influye de mayor manera en sus decisiones de inversión y desinversión suele ser la calificación de riesgo de las agencias. Casi ninguno invierte en nada que no tenga una calificación mínima de A. A la calificación inmediatamente inferior (BBB) se le suele conocer como grado de inversión o Investment Grade  Esto es debido a que suelen primar el bajo riesgo respecto a la posible rentabilidad que pudieran obtener de apuestas arriesgadas.

– Arbitrajistas, quienes operan en varios mercados a la vez, los cuales están interrelacionados entre sí. Normalmente intentan aprovechar lo que consideran son desajustes entre diversos mercados similares, Permiten así que los movimientos de un mercado no se queden aislados, sino que se vayan trasladando al resto. De forma gráfica nos podríamos imaginar un colchón de muelles. Cada mercado es la intersección de varios muelles. Y los arbitrajistas son los muelles que trasladan los movimientos de unos mercados a otros. De vez en cuando un mercado se desboca y el muelle puede acabar cediendo.

Estos son los principales agentes. Aparte de esto existe un agente que se mueve en paralelo, aunque realmente debería decir unos cientos de agentes de tamaño grande con criterios de inversión totalmente diferentes a los tradicionales. Me refiero a programas informáticos que se mueven de forma automática según se hayan dado determinadas condiciones preprogramadas, generando órdenes muy grandes que buscan beneficios muy pequeños por unidad, del nivel de milésimas de punto porcentual.
Se denomina HFT (high frequency trading), y cada entidad que hace este tipo de actividad desarrolla su propio programa. De esta forma, lo normal es que en cuanto se produzca un movimiento muy corto, el programa de otra entidad anule el movimiento, aunque de forma extraordinaria pueden retroalimentarse los acontecimientos y causar un movimiento anómalo y profundo en un determinado producto de un determinado mercado. Ha pasado dos veces, en cientos de millones de transacciones, en los últimos años.

Creo que queda bastante evidenciado que es imposible la existencia de una mano negra. Si la hubiera, e intentase manipular el mercado, se encontraría enfrente al resto de los agentes. Si hubiese un acuerdo entre una docena de grandes agentes, la tentación de la traición sería gigantesca, y en estos mercados, se saluda al amigo clavándole un puñal en la espalda, sin rencores. A quien quiera conocer un poco el ambiente real que se vive en un mercado financiero le recomiendo una vieja película de Rebecca de Mornay: Dealers, clan de ambiciosos.

Otro dato: el famosísimo George Soros consiguió cargarse el Sistema Monetario Europeo (la que se llamaba serpiente monetaria) gracias a poner en evidencia que eran insostenibles los tipos de cambio que se habían fijado, y quebró al Banco de Inglaterra y al de Italia, dejando temblando al Banco de España. Fui testigo directo del minuto exacto en que unas palabras de Soros rompieron el sistema. Pero, desde entonces, apenas ha dado pie con bola, porque moverse en un mercado sin límites artificiales es mucho mas complicado.

Es deporte favorito, de los agentes de los mercados, jugar al frontón con límites artificiales a los precios, que han sido fijados por políticos. Me refiero a cuando se intenta mantener una divisa de un país pequeño artificialmente alta, como ocurría con la peseta en los días previos a una devaluación Es beneficio seguro, puesto que la realidad siempre se impone. En mercados libres lo que sube puede seguir subiendo, o darse la vuelta y empezar a bajar, dado que influyen infinitos factores. Uno de ellos son las noticias, que suelen publicarse a un ritmo medio de dos por minuto, concentrándose, en algunos momentos, varias decenas en pocos segundos cuando se publican estadísticas económicas. Ocurre que la primera y la segunda pueden ser contradictorias con la tercera y la cuarta.

Los mercados financieros mueven un importe nominal, cada día, muy superior al dinero que hay en todo el mundo. Sería una locura mover realmente todo ese dinero. No sólo no se mueve físicamente, sino que se mueve tan sólo lo estrictamente necesario. Hay un sistema de cámaras de compensación, que puede funcionar en varios niveles, a través del cual se liquidan todos los pagos de todas las transacciones del mundo. Desde estas transacciones gigantescas de los mercados financieros hasta las transferencias que podemos hacer cualquiera de nosotros a otro banco para hacer un pago. Se hacen varias liquidaciones al día a horas prefijadas. Si fallas una de ellas por una milésima de segundo, te esperas a la siguiente.

Ese es el núcleo central de todo el sistema financiero mundial, y estuvo técnicamente quebrado cuando cayó Lehman. Lehman Bros. era encargado de realizar millones de liquidaciones de transacciones en todo el mundo. Su quiebra alteró todo el sistema de pagos mundial, que experimentó un bloqueo sin precedentes, aunque eso se ocultó al ciudadano medio. No puede dejar de funcionar. Sería tan grave como cortar el agua y la luz a la vez a todas las ciudades del mundo. No podrían hacerse pagos de ningún tipo, y por ningún método mas que el dinero que se tuviera en ese momento en el bolsillo o lo que te permitieran dejar a deber. Al cabo de pocos días de conocerse que el fallo era irreversible, sobrevendría el absoluto caos, hasta que se erigiese un orden nuevo.

Al riesgo de que se acabe dando esa posible situación sobrevenida es a lo que se llama riesgo sistémico, y es la gran preocupación de los organismos supranacionales, tipo IOSCO, y del FMI. Aunque algunos chupatintas funcionarios de segunda, y todos los políticos, se pierdan en tonterías.

Sefuela

Más de veinte años de trabajo en los mercados financieros aportan una buena perspectiva de cómo se ven las cosas desde los malditos mercados. También de cómo se trabaja y se actúa, y de todas las variables que se tienen en cuenta para ello. Por supuesto no existe una perspectiva, ni una forma de pensar únicas. No habría mercado. Cada agente actúa movido por sus propias razones diferentes a las del resto. Pero hay ciertas características, comunes a todos los profesionales del sector, que marcan grandes tendencias. Es desde ahí desde donde voy a intentar daros mi opinión sobre la auténtica reacción de los mercados financieros al anuncio de Rajoy de fijar el déficit para 2011 en el 5,8%.

Los mercados miran dos cosas de manera fundamental. La primera, que no se les engañe. El emisor de títulos de deuda debe ser confiable. Por mucho que algunos llamen a eso la dictadura de los mercados y se crean que el dinero que nos prestan, al igual que lo era el público (sic), no es de nadie. La segunda, que la deuda emitida se pueda devolver.

Con un ajuste razonable, en lugar de excesivo, las posibilidades de repagar lo que nos prestaron suben, en lugar de bajar. No hay ningún brote verde, sino signos de tierra quemada. Como ha dicho De guindos, los mercados miran el ajuste y el crecimiento. Particularmente veo razonable un ajuste duro de un 2,7%. Ajustar más llevaría a un decrecimiento superior a un 1,7% que es el anunciado. Por eso mi primera sensación fue que el mercado no iba a penalizar este objetivo. Al mercado le importa poco lo que opinen una panda de indocumentados, que han demostrado ser los políticos al frente de Europa. Los traders tuvieron una primera reacción brutalmente tranquila. Todo lo contrario de lo que auguraban desde Europa. Apenas 0,03% arriba la rentabilidad de la deuda en todos los plazos de referencia (3,5 y 10 años). Y eso tras una primera parte de la semana tremendamente positiva para nuestra deuda en cuanto a subidas de precio y descensos en su rentabilidad.

Eso sí, se acabó de consolidar un movimiento que llevaba semanas gestándose. El cruce de las rentabilidades de la deuda española e italiana. Frente a una prima de riesgo italiana superior en 150 puntos (incluso 200 creo recordar que casi tocó) a la española  (medida sobre la rentabilidad de la deuda a 10 años), este viernes la deuda italiana ofrecía una rentabilidad un par de centésimas de punto inferior a la española para todos los plazos. Es significativa esa caída de 150 puntos básicos en el diferencial. No lo es la de 3 pipos, basis points o puntos básicos, llamadle como prefiráis.

Se ha criticado que se desafíe a la UE con este nuevo objetivo. Lo que sí había que hacer si o si, era anunciar que se iba a mantener el objetivo, al menos hasta tomar las primeras y segundas medidas de ajuste. Cuando las medidas tomadas han aumentado la credibilidad de la solvencia española, se puede asumir por el mercado un ajuste del objetivo a niveles más creíbles. Lo que habría sido desastroso era anunciar un cambio en el objetivo sin tomar todavía ninguna medida, como reclamaba Rubalcaba. Y no es seguro que los anuncios posteriores de ajustes hubieran servido para recuperar la confianza. El orden de los factores, a veces, sí altera el resultado.

Ahora bien, yo afirmo que el efecto de este anuncio no ha sido superior a los 5 b.p . Pero cualquiera que mire la rentabilidad de la deuda a 10 años al cierre del martes puede ver que está 25 b.p por encima de la rentabilidad del viernes al mediodía, y podrá pensar que no sé de lo que hablo.  Distingamos entre movimiento global y movimiento por una causa concreta. Nos da una pista de cual es el efecto de cada factor no fijarnos tan sólo en la deuda española. Miremos como referencia otro bien sustitutivo, como es la deuda italiana, y veremos que su rentabilidad ha subido 20 b.p. estos días. La conclusión es clara: Nuestro movimiento autónomo es de 5 b.p aproximadamente.

La razón de este movimiento global de la zona mediterránea es la misma por la que nuestros bonos y los italianos son bienes sustitutivos. En muchas carteras de grandes bancos anglosajones, la deuda española e italiana están metidas en la misma subcartera. A veces incluso con la francesa y la griega. Cualquier movimiento en uno de estos países influye en la rentabilidad exigida a todos ellos en mayor o menor medida.

Este movimiento inducido consta normalmente de dos componentes. Uno en el mismo sentido que el efecto principal y otro en sentido contrario al mismo (que se suele denominar decoupling) dado el carácter de bienes sustitutivos de los diferentes bonos en una cartera de inversión. En esta ocasión debemos olvidarnos del segundo efecto, por ser nulo.

Es nulo por una razón. Todos en los mercados financieros damos por hecha la suspensión de pagos de Grecia, por lo que nadie en su sano juicio conserva bonos griegos en cartera como instrumento especulativo. Por tanto nadie que venda bonos griegos va a comprar por ello más bonos italianos o españoles. Su nivel de riesgo ya está ajustado a tener en cartera un mínimo de deuda griega y un máximo de deuda italiana y española.

A nadie que siga las noticias de Grecia le ha pillado de sorpresa que, lo que iba a ser un canje voluntario de bonos, se haga de manera obligatoria. A nadie le pillará de sorpresa cuando Grecia salga del euro y suspenda pagos. Pero lo que sí es cierto es que, por analogía, los países con unos elevados ratios de deuda, pasan a ser considerados como países de mayor riesgo que hace unos días. Y al aumentar el riesgo por unidad, los gestores ajustan su riesgo global de la única forma posible, disminuyendo la cantidad de bonos que tienen en cartera. Eso lo hacen vendiéndolos, y algunos lo llaman ataque especulativo de los malditos mercados. Al venderlos, baja el precio de los mismos, y sube la rentabilidad implícita en cada transacción.

En mi opinión, el anuncio del ajuste al 5,8% ha venido en el momento preciso. Se teme más en los mercados a contracciones de las economías “a la griega” que a un ajuste más suave. Haber insistido en un ajuste de mayor dureza habría incrementado aún más la percepción del riesgo de la deuda española las próximas semanas.

Sefuela

Querido Jose Luis: Te había perdido la pista desde que estabas en Asesores Bursátiles, lo que ahora es Morgan Stanley en España. Conozco tu valía profesional, y tu agresividad en ese mismo ámbito. No tengo nada que objetar al respecto. Es más, tienes mi respeto por ello. De hecho tu presencia era uno de los puntos a favor de fichar por tu empresa cuando me lo ofrecísteis. Pero, ya ves, no me fiaba de un mercado tan pequeño como la Bolsa y seguí otros caminos.

Tu gestión fue irreprochable en un mundo de tiburones. Pero me temo que hoy no se te ha ocurrido reflexionar sobre lo que decías, en que entorno lo decías, y quién iba a escuchar tus palabras.  No se puede hablar así en público, ni siquiera si estás convencido de ello.

Entiendo que algunos de los que nunca habéis sufrido el drama de buscar trabajo desde el paro, ni en vuestras carnes ni en la de vuestros allegados, penséis así. Aunque a lo mejor lo que ocurre es que no os importa nadie más que vosotros, y vuestros allegados os importan un pimiento. Pero desde luego, si no compro ni siento respeto por el mensaje sindical, ni por el de los que se manifiestan por asuntos educativos, tampoco puedo comprar ni sentir respeto por el tuyo. http://tinyurl.com/83msk83

He puesto el enlace de El Pais a la noticia dónde aparecen tus declaraciones, en las que reclamas que no siga cobrando el paro quien rechaze un sólo trabajo ( cualquier trabajo en cualquier sitio), porque explica bastante bien la reglamentación actual al respecto. Se deja de cobrar si se rechaza un trabajo adecuado. Y esa es la diferencia, querido Jose Luis, sobre lo que has dicho.

Es cierto que hay una cantidad inmensa de parados con elevada preparación, que van a intentar aguantar antes de buscar un puesto de camarero o similar. Pero ya tienen todos muy asimilado que deben aceptar un trabajo por debajo del que están preparados para ejercer. Mejor un trabajo malo que un no trabajo. Me contaba un amigo head-hunter, hace unas semanas, que había recibido solicitudes, para un puesto de 40.000 euros anuales, de gente cuya última remuneración anual superaba los 80.000. Y, si estuvieras al pie de la calle, sabrías que lo normal ahora mismo es quitarse puestos y preparación en los curricula, en lugar de intentar inflarlos.

¿Trabajar?, si si es posible. ¿Rebajar las expectativas?, también. ¿Aceptar rebajas de sueldo y recolocaciones en la empresa?, pase. ¿Rebajar las indemnizaciones para mejorar la competitividad? ya cuesta, pero podemos tragar. Pero, ¿que en lugar de rebajar otros costes, como los de energía, y obligar a la banca a financiar empresas, que es su función, se pretenda que tengamos que aceptar el primer empleo de barrendero en Kazahistán que nos ofrezcan por 500 euros para hacer viables las empresas? No, amigo Feito, ahí te equivocas.

Ahora que Apple acaba de subir un 25% (hasta 300 euros/mes) los sueldos en China, no es de recibo pretender “chinificar” España. Tendremos que irnos de aquí a donde sea, pero piensa un momento, amigo Feito. Si tú hubieras perdido tu trabajo, ¿aceptarías el primero que te ofrecieran, aunque fiuera de limpiabotas?. Pues, exactamente el mismo derecho tiene el resto de la gente. La diferencia es que ellos no han ganado lo que tú, y necesitan una ayuda (por lo cual cotizan)  para poder ejercitar ese derecho.

No, Jose Luis. Las prestaciones ya se limitan a dos años, y se hicieron decrecientes para incentivar la aceptación de un trabajo(obligaciones diversas aparte). No tienes ninguna razón justificada para decir lo que has dicho. No puedes dar justificación a quien quiere reventar reformas necesarias. No puedes ofender a la gente que ya sufre, ni siquiera a aquéllas (pocas o muchas) personas que lo hacen en parte por su propia culpa. No puedes darles razones para que se alineen con los demagogos, porque hace falta todo el apoyo del mundo para salir de esta. Habrías hecho mejor en callarte tu opinión, por muy fundada que pienses que está.

Actualización

Flaco favor nos hacen la CEOE o los sindicatos alimentando a la bicha de la negación de la evidencia. Sea directamente o como efecto rebote. La salida de esta situación no se hará sin cierto sacrificio de todos. Nos consideremos culpables o inocentes de haber contribuído a la misma. La Comisión Europea ya alerta de que nuestra deuda alcanzará el 78% del PIB en 2013 http://tinyurl.com/6m5vubj   y que nos vamos hundiendo en la periferia europea. Hemos doblado nuestras deudas desde el inicio de la crisis de deuda soberana, mientras que Italia apenas ha variado el nivel de la suya. El diferencial de prima de riesgo entre España e Italia , que se acercaba a los 200 puntos hace pocas semanas, se queda en 30 puntos. 350 la prima de riesgo italiana frente a los 320 de España. Si la situación de conflictividad laboral alcanzase el punto en el que el gobierno cediese, estaríamos yendo de cabeza a una situación “a la griega”. Y no es aconsejable parecernos a un país que a esta hora (3.47) no ha conseguido cerrar el acuerdo de rescate anunciado para ayer http://tinyurl.com/7jtgo3q y cuya viabilidad tiene las mismas posibilidades que de acertar una primitiva de 6, ya que requeriría crecer casi al 3% ininterrumpidamente hasta 2020. http://tinyurl.com/7td7yr8

Segunda actualización 4.15h- Alcanzado acuerdo sobre el rescate griego. Se desconocen detalles. Voy a dormir intensivamente un rato.

__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/


« Página anteriorPágina siguiente »