Propuestas Regeneracion


Luis Bouza-Brey

 

img_3994

 

Ahora o nunca: el PSOE no puede continuar con su letanía del no al PP, la carencia de un proyecto coherente y el oportunismo estratégico y táctico para alcanzar el poder como sus rasgos definitorios. El PSOE necesita reconstruirse desde sus cenizas si desea sobrevivir, y su sobrevivencia es esencial para España. Para conseguirlo debe articular un conjunto de objetivos en un proyecto acorde con la nueva situación internacional y española:
Al PSOE le corresponde colaborar a la refundación de la socialdemocracia a nivel europeo: sólo desde una nueva articulación internacional del socialismo se puede superar la crisis frente al populismo y el nacionalismo. Sólo desde una nueva política económica internacional que presente una alternativa al neoliberalismo se puede defender la Sociedad del Bienestar frente al modelo norteamericano y el dumping de la economía china. Y sólo desde la defensa consciente y firme del Regeneracionismo y el Reformismo institucional del Régimen del 78 se puede encontrar un nuevo espacio político para el PSOE, frente a la demagogia populista, la miopía sediciosa etnicista y el inmovilismo renuente del PP.
El PSOE se encuentra en una encrucijada histórica, a nivel internacional, en el conjunto de España y en el escenario catalán. O se refunda, liquida el PSC y reconstruye la Federación catalana del PSOE, recupera su papel como partido constitucionalista, se suma a un gran pacto de Estado por la Regeneración, abandona alianzas contra natura con nacionalistas y populistas y asume una orientación política abierta, no sectaria y democrática, o muere.

rosamar

Hoy añado a mis reflexiones previas sobre el PSOE tres artículos ajenos que detectan en parte el problema…

Luis Bouza-Brey

 

pactos

Los años, el trabajo intenso y los disgustos políticos producidos por el siempre precario afianzamiento de la libertad en España están empezando a pasarle factura a mi salud, por lo que es posible que, a no tardar mucho, me vea obligado a reducir drásticamente mi participación en el Ruedo Ibérico. Pero, hasta que eso suceda, la pasión por la búsqueda de una salida no destructiva del laberinto español sigue amarrándome al duro banco, obligándome a continuar con el esfuerzo intelectivo de intentar inyectar comprensión y esperanza en las venas patrias.Lo que hoy me estimula la reflexión son dos artículos interesantes publicados en “Vozpópuli”, ese nuevo periódico digital que va creando, junto con “República”, una original impronta en el periodismo español:
JESÚS CACHO nos daba el día seis una magistral pintura al óleo de la situación política en “La doble muerte de Sánchez y el rufián Castrucho”, y FEDERICO CASTAÑO nos revelaba ayer indicios de un giro muy significativo en la orientación política del PSOE, plasmado en el pacto con Ciudadanos y en velados movimientos en la cúpula del partido.
No sé en qué medida existe una posibilidad de superar el caos político producido por Sánchez y el PSOE hasta ahora, ni cuáles serán los papeles en los que se pueda consolidar el protagonismo de los actores políticos existentes, pues nuestro laberinto patrio agota y hace muy difícil el pronóstico, con su esperpéntico surrealismo caótico, siempre en el límite de la guerra de todos contra todos hobbesiana.
Si los indicios que describe Federico Castaño resultaran ciertos habría que preguntarse si el cambio de orientación política del PSOE, de la izquierda al centro-Izquierda, hace posible el Pacto de Estado de Gran Coalición, y en qué grado eso obligaría a modificar el pacto PSOE-CIUDADANOS para adaptarlo en mayor medida a la política del PP y de la UE.
También, dicho cambio obligaría a formular hipótesis acerca del liderazgo del Pacto y de las posibles incompatibilidades entre líderes. Pero lo que es evidente es que el Pacto de Estado no puede basarse en la exclusión y el cordón sanitario contra el PP y/o Rajoy a fin de situar al líder del PSOE en una posición de liderazgo del país que no le corresponde, ni por resultados electorales ni por sectarismo ambicioso e interesado que bloquea la misma posibilidad del Pacto, aún con la ayuda miope de Ciudadanos. Este partido se equivoca si actúa en función del criterio de que para evitar la posibilidad de un “gobierno de izquierdas” del PSOE con PODEMOS, IU, “mareas” e independentistas es imprescindible y positivo entregar el liderazgo del PSOE y del país a Sánchez, pues eso hará que el PSOE sea superado por la extrema izquierda, que el PP y la posición de España en la UE se derrumbe y arrastre a la economía, y que el “gobierno de batiburrillo” sea el que se imponga, en el medio plazo, bajo el liderazgo de PODEMOS.
Por todo ello, creo que no hay más salida al bloqueo político que unas nuevas elecciones a las que los partidos constitucionalistas concurran con un programa Regenerativo y Reformista de Pacto de Estado para un período corto de unos dos años y con el compromiso asumido de otorgar el liderazgo del Pacto al partido/líder más votado.
Pero la concurrencia a unas nuevas elecciones, que llegará inevitablemente, obligará a los partidos constitucionalistas a renovar sus liderazgos para obtener la victoria. Y este es un riesgo que afecta también a Rivera, si sigue cerrilmente obsesionado con el pacto con Sánchez, pues en ese caso CIUDADANOS podría despeñarse igualmente hacia la marginalidad y la irrelevancia. ¿Están condenadas las terceras vías en España a repetir permanentemente la historia de un fracaso, a causa del desquicimiento de sus lìderes cuando se aproximan a la expectativa de alcanzar el poder?

Les dejo con las reflexiones de estos dos periodistas lúcidos, que penetran con sus precisas pinceladas en los impulsos básicos de la vida política de España. Ya iremos comentando el desenvolvimiento de la situación:

La doble muerte de Sánchez y el rufián Castrucho

JESÚS CACHO en “Vozpópuli” del 6-3-16

http://vozpopuli.com/analisis/77248-la-doble-muerte-de-sanchez-y-el-rufian-castrucho

Consenso en Ferraz: “el pacto con Ciudadanos ha liquidado a Susana Díaz”

FEDERICO CASTAÑO en “Vozpópuli” del 7-3-16

http://vozpopuli.com/actualidad/77175-consenso-en-ferraz-el-pacto-con-ciudadanos-ha-liquidado-a-susana-diaz

 

Luis Bouza-Brey

 

 

sanriv

 

 

Nicolás Redondo señala hoy con precisión, pero con eufemismos en el caso del PSOE, cuál es la salida a la crisis política actual, aparte de la consistente en la celebración de nuevas elecciones.
Yo intentaré formular esta salida sIn eufemismos a favor del PSOE:

Sánchez y Rajoy son dos líderes que han sufrido un fracaso electoral el 20D, y que además son incompatibles, haciendo imposible la formación de un pacto parlamentario y/o Gobierno de Gran Coalición que desbloquee la situación y emprenda las reformas necesarias para Regenerar el sistema.
Ergo, deberían ser sustituidos —ambos— al frente de sus partidos, a fin de abrir una nueva etapa.
Rajoy es posible que se esté pensando esta posibilidad, pero Sánchez no, y el PSOE no parece capaz, de momento, de activar esta solución.
Por otra parte, el pacto con Ciudadanos puede permitir a Sánchez maniobrar para evitar su sustitución manipulando a sus militantes y bloqueando el Comité Federal del partido.
Por eso sería un error que Rajoy abandonara el campo de juego y con ello dejara a Sánchez en posición de liderar la nueva situación. La consecuencia de ello sería dejar al PSOE sin un liderazgo efectivo, debilitándolo hasta el punto de permitir su derrota frente a PODEMOS-IU en las siguientes fases de evolución de la situación política. Por consiguiente, lo que está en juego en el fondo de la parálisis política actual es la renovación del liderazgo del PSOE, a fin de hacer posible un Pacto de Estado entre los partidos constitucionalistas que emprenda las reformas necesarias.
Por eso creo que Rivera se ha equivocado al permitir a Sánchez maniobrar para impedir dicha renovación del liderazgo del PSOE, y la resultante probable de ello es el “sorpasso” por PODEMOS y el fin del sistema político del 78 en dirección hacia un nuevo sistema tercermundista.
Creo que ese es el riesgo que estamos experimentando, y no parece que haya nadie capaz de evitarlo, sin o con elecciones: los movimientos alternativos al derrumbe, en el PSOE, parecen muy débiles y plagados de indecisión.
Sigo pensando que el camino de salida es muy estrecho, y demasiado empinado, para los actores políticos actuales.

Lean a NICOLÁS REDONDO:
España: ¿sin salida?

NICOLAS REDONDO TERREROS en “El Mundo” del 25-2-16

http://www.elmundo.es/opinion/2016/02/25/56cdfb6446163f97778b45ab.html

 

riv1

 

Luis Bouza-Brey

Lo peor de todo, en la propuesta de reforma constitucional de Ciudadanos, es que parece un brindis al sol, hecho para defraudar a los que les apoyábamos. Ciudadanos no sólo participa en el circo, apoyando a un inepto, en lugar de intentar echarlo, sino que además presenta un proyecto de reforma constitucional que es una sarta de ocurrencias deslavazadas, sin hilo conductor:
¿A quien se le ocurre defender la Regeneración sin proponer la reforma del sistema electoral?;¿resulta de enorme trascendencia para el sistema la ocurrencia de la iniciativa popular?;¿es bueno que se supriman las Diputaciones cuando en muchas partes de España cumplen funciones importantes insustituibles?;¿qué dicen del Estado autonómico, que se quede como está? Finalmente, lo de la limitación de mandatos del Presidente del Gobierno es una tontería… O lo sería, si no fuera necesario gracias a Pedro Sánchez. Parece una propuesta ad hominem, por si acaso.

En fin, la propuesta de Ciudadanos es un despropósito, una expresión suprema de inepcia. Si no es un paripé para salir del paso, no le encuentro sentido. Pero con el proyecto de Regeneración no se juega. Me han defraudado, radicalmente.

 

COMENTARIO A ‘Operación Susana’: liquidar a Pedro Sánchez, investir un candidato del PP y superar el desafío soberanista

susana

 

de FEDERICO CASTAÑO en “Vozpopuli” del 30-12-15

http://vozpopuli.com/actualidad/73683-operacion-susana-liquidar-a-pedro-sanchez-investir-un-candidato-del-pp-y-superar-el-desafio-soberanista
Si Sánchez continúa dirigiendo el PSOE, el partido se hunde, aherrojado en una coalición con Podemos, independentistas y Mareas que duraría muy poco: el tiempo suficiente para poner en marcha la desintegración definitiva del país, el hundimiento de una economía que depende para sobrevivir del crédito internacional, y el derribo del sistema de libertades, sustituido por un neocomunismo autoritario y tercermundista.
La única alternativa a este caos es un gobierno de coalición o pacto de Estado parlamentario entre los partidos constitucionalistas para mantener la recuperación económica, derrotar al etnicismo separatista y reformar la ley electoral y la Constitución, a fin de sanear el sistema representativo y fortalecer la unión y el sistema de libertades.

ESTADO PLASMÁTICO Y REGENERACIÓN

Las encuestas comienzan a pronosticar un estado plasmático del sistema de partidos posterior a las elecciones, muy moldeable en sus equilibrios en función de las diversas opciones de interacción que se activen por parte de los actores políticos.
Por ello, desde el punto de vista de la Regeneración Democrática del sistema, conviene tener muy presentes las dos exigencias simultáneas que se derivarán de la situación: por un lado, la necesidad de formar un Gobierno multipartito relativamente estable, que pueda dirigir el país y continuar la recuperación económica con más impulso igualitario que en la actualidad. Por otra parte, la necesidad de Regenerar políticamente el sistema, introduciendo las reformas institucionales necesarias para evitar su colapso y descomposición, y conseguir alcanzar una estructura y funcionamiento de auténtica calidad democrática.
La primera exigencia plantea la necesidad de una mayoría parlamentaria suficiente para garantizar fortaleza y estabilidad del Gobierno; la segunda exigencia necesitará una mayoría muy amplia y cualificada a favor de la reforma constitucional, que se concrete a mediados de la legislatura y permita convocar un referéndum con posibilidades de ratificación parlamentaria y popular de la reforma.

COMBINACIONES PARLAMENTARIAS HIPOTÉTICAS

Las encuestas permiten pronosticar un nuevo equilibrio de fuerzas políticas caracterizado por los siguientes rasgos:
El PP pierde apoyos, pero se mantiene como primera fuerza.
El PSOE se derrumba, pasando a ser segunda o tercera fuerza debilitada, pero sin expectativas de formar gobierno, salvo mediante una alianza con Ciudadanos y Podemos muy inestable, dadas las características de Sánchez y el folklore bolivariano de “Podemos” y sus “Mareas”.
Ciudadanos sube constantemente, con expectativas de ser segunda, tercera o primera fuerza del Congreso, pasando a ocupar un rol bastante determinante de los nuevos equilibrios parlamentarios.
“Podemos” y sus “Mareas” parecen perder las expectativas de subida de hace unos meses, pero todavía pueden remontar y alcanzar una fuerza condicionante de importancia en los equilibrios parlamentarios.

Quizá estos sean los rasgos esenciales de la nueva situación política previsible con posterioridad a las elecciones. Ante esta nueva situación, y como analista comprometido con la Regeneración política de España, creo que debo formular las posibles combinaciones parlamentarias hipotéticas que se podrían formar, y manifestar mis preferencias por aquella o aquellas que interprete como más positivas para el país.
Las combinaciones parlamentarias que se me ocurren son las siguientes:

1.- PP-PSOE

2.- PP-CIUDADANOS

3.- PP-CIUDADANOS-PSOE

4.- PP-PSOE-CIUDADANOS

5.- CIUDADANOS-PSOE-PODEMOS

6.- PSOE-CIUDADANOS-PODEMOS

7.- PSOE-CIUDADANOS-PODEMOS-MAREAS-NACIONALISTAS

8.- CIUDADANOS-PP

Pero antes de comenzar su análisis y evaluación, permítanme precisar el significado de su presentación gráfica:
1.- Sitúo en primer lugar al grupo que tendría la responsabilidad de formar gobierno
2.- Cuando la combinación es tri o multipartidaria, sitúo los segundos, terceros o cuartos partidos en el orden previsiblemente derivado de su fuerza relativa.

Por otra parte, y para ir delimitando los datos del análisis creo que conviene tener muy presentes dos elementos cruciales de la situación política: En primer lugar, la necesidad de tener realizar y hacer compatibles las dos exigencias de funcionamiento del sistema político que apunté al comienzo. La primera, la necesidad de un Gobierno estable que continúe el proceso de recuperación económica sin retroceder a la crisis agónica de años anteriores. La segunda, la necesidad cada vez más vital y apremiante de emprender reformas institucionales y constitucionales.
Por último, creo necesario determinar los problemas políticos más importantes que ha de afrontar España durante los próximos años:

1.- El problema de vencer el etnonacionalismo incompatibe con la democracia española y derrotarlo, acabando simultáneamente con sus corrientes sediciosas golpistas, e integrando definitivamente a las nacionalidades en una Nación española libre, abierta e integradora, que una armónicamente su diversidad constitutiva.

2.- El problema de instaurar y consolidar una nueva estructura y cultura políticas que superen las patologías del país, derivadas de su Historia e inmadurez democráticas: refundar el sistema representativo con autenticidad antioligárquica; curar las psicosis de esquizofrenia paranoide delirante de sectores importantes de la población de las nacionalidades; sanear la corrupción endémica de ciertas élites y sectores populares del conjunto de España; y acabar con el borreguismo, la ignorancia y la desidia política anarquizante de sectores significativos del pueblo español.

3.- El problema de refundar la izquierda política del país, acabando con su sectarismo cerril, su autoritarismo excluyente y su oportunismo suicida.
La extrema izquierda de “Podemos” y sus “Mareas” no acaba de perfilar un proyecto coherente, revolucionario o no revolucionario, por lo que las características predominantes de su comportamiento son la insolvencia programática y el rechazo folklórico de todo lo existente, sin aportar soluciones a nada.
Pero el problema esencial y de fondo de la izquierda es el de la degradación del PSOE, incapaz de formular un proyecto socialdemócrata viable, por haberse convertido en aparato de corrupción epidémica y de selección de los peores, carente de un sentido de Estado y del Interés General, y orientado permanentemente hacia el oportunismo electorero y a las alianzas patológicas contrarias a la salud pública del paìs.
Pedro Sánchez y la dirección actual del PSOE constituyen el epítome expresivo de las patologías del partido, con sus políticas de cordón sanitario contra el PP, su subordinación patológica al nacionalismo étnico y sedicioso impulsada por un PSC degenerado, el apoyo a unos sindicatos corrompidos por las prebendas del poder, y la improvisación y frivolidad de su rechazo a las políticas de estabilización y recuperación económica impulsadas desde la Unión Europea.

¿CUÁL ES LA FÓRMULA MENOS MALA?

A la vista de las exigencias y problemas mencionados debería intentar extraer conclusiones acerca de la fórmula política menos mala para afrontar el próximo período evolutivo de la política española.
Creo, en primer lugar, que la próxima legislatura debería ser constituyente, orientada a elaborar y poner en práctica una reforma constitucional e institucional necesaria y urgente.
Para conseguir este objetivo creo que habría que articular una coalición gubernamental desde la que alcanzar un Pacto constituyente. Los actores fundamentales de esta nueva coalición gubernamental creo que deberían ser el PP y CIUDADANOS, dada la crisis y necesaria regeneración del PSOE, que solamente con posterioridad a un Congreso Extraordinario podría incorporarse a la coalición y al Pacto de Estado Reconstituyente, con el apoyo añadido de “Podemos”, si éste consolidara una orientación y proyecto solventes.
La nueva coalición gubernamental sólo sería posible si el PP comenzara la nueva etapa dispuesto a una política decidida contra la corrupción y a favor de la Regeneración y la Reforma Constitucional.
En estos momentos, con una política del PSOE definida por la exclusión del PP, los pactos con extrema izquierda y bolivarianos, la búsqueda de nuevos privilegios para el nacionalismo étnico, y la frivolidad frnte a la política económica europea, la coalición PP-PSOE no parece posible ni conveniente. Ni parece conveniente, tampoco, que el PP busque un pacto exclusivo con el PSOE, que está perdiendo apoyos populares que van a Ciudadanos precisamente por hacer nas políticas opuestas a las del PSOE. Parece conveniente, más bien, y si los resultados electorales lo permiten, articular una coalición PP-CIUDADANOS, a la espera de la catarsis del PSOE, en la que parece probable que Susana Díaz —apoyada por Ciudadanos en Andalucía— tuviera un papel importante de liderazgo.
Por consiguiente, dada la situación de degradación del PSOE, éste no parece constituir un actor fiable ni positivo para el país, por lo que descartaría las fórmulas 1, 3 y 4.
(1.- PP-PSOE// 3.- PP-CIUDADANOS-PSOE// 4.- PP-PSOE-CIUDADANOS)

Habría que añadir a las anteriores las opciones 5, 6 y 7,

(5.- CIUDADANOS-PSOE-PODEMOS// 6.- PSOE-CIUDADANOS-PODEMOS// 7.- PSOE-CIUDADANOS-PODEMOS-MAREAS-NACIONALISTAS)

en las que Ciudadanos tendría un mayor papel de liderazgo, bien como primera fuerza con el papel de formar gobierno, o como aliado principal en la formación de un gobierno de coalición orientado hacia la izquierda, y hacia la pauta de “todos contra el PP”, con el apoyo incluso de los nacionalistas.
Para mi, estas serían las peores opciones, que no recomendaría a Ciudadanos ni al país, pues constituirían una jaula de grillos inconsistente e incoherente, que marginaría al PP. como fuerza mayoritaria, abriría la caja de Pandora de las patologías sistémicas hasta ahora contenidas, y malograría la alternativa sensata, regeneradora y moderada de Ciudadanos para siempre.
Queda, por último, la opción 8,
(8.- CIUDADANOS-PP)

derivada de una victoria electoral de Ciudadanos, que buscaría el apoyo del PP para realizar los objetivos globales constantemente mencionados en este artículo. No parece la opción más probable en estos momentos, aunque no debería descartarse por imposible o indeseable. Implicaría un proceso de renovación profunda del PP y una incógnita importante sobre cómo resistiría el envite Ciudadanos.

Finalmente, deseo recordarles,a efectos ilustrativos, el artículo que reflejaba mis impresiones acerca de la situación y las opciones posibles hace un año. La situación ha evolucionado desde entonces, mejorando, gracias al ascenso de Ciudadanos.
Vean: “La descomposición del Régimen del 78 y las posibles combinaciones terapéuticas“.

Página siguiente »