paleotemperaturas


Ernesto Tejedor y otros acaban de publicar un estudio que parece interesante como perspectiva de “cambio climático”. Interesante desde el punto de vista de lo que puedes sentir, porque no hay Dios que sienta la “temperatura global”. En cambio, la temperatura regional de la zona de Soria, y su variación, lo sienten perfectamente todos sorianos y sus vecinos. Es de donde vienen los datos, de anillos de coníferas de 11 sitios. Pero los autores lo consideran representativo de la península, y de ahí el título

El gráfico clave para la perspectiva es este:

tejedor-et-al-2017

La línea marrón-naranja, que se ve bastante mal, se supone que representa la media bianual de la temperatura máxima de septiembre. Que consideran muy ilustrativo de la variación de temperatura, o de “cambio climático”.

La línea roja es la media de once años de la linea bianual anterior.

Añaden la variación solar (amarillo, abajo), y el efecto de los volcanes (en marrón / negro, arriba). Y ven relativamente bastante relación entre el sol y la variación de temperatura en Soria, aunque con notables excepciones en alguna época. Yo no le haría mucho caso, porque usan unos datos solares que están en discusión, y desfasados para lo que “se lleva” ahora. Pongo un gráfico al final para verlo (*).

A destacar. Se ven unos “cambios climáticos” muy claros. El cambio climático acojonate, al final (a la derecha), que es mucho menos brusco y acojonante que un par de ellos anteriores totalmente naturales. Los marcamos:

tejedor-et-al-2017-no-acojonante

O sea, en Soria, y supuestamente en la península, el cambio climático acojonante es mucho menos cambio que el cambio climático natural.

Los autores expresan así lo del cambio climático (aunque le llaman variabilidad):

The temperature variability is …

  • 3.92 ◦C in the 17th century
  • 2.89 ◦C in the 18th century
  • 3.17 ◦C in the 19th century
  • 3.07 ◦C in the 20th century

Se puede representar gráficamente. Pero ponemos de color rojo el dato del siglo XX para que de des cuenta de que es el cambio climático acojonante, porque si no te podrías despistar.

iberia-cambio-climatico-siglos

También podemos mirar lo del calor absoluto, más que su cambio. La temperaturas achicharrantes.

tejedor-et-al-2017-anotado

Si miramos la línea fina (naranja), de máximas bianuales, las del calentamiento global acojonante son claramente superiores a las de hace 400 años. Como 0,1 – 0,2 grados más achicharrantes. Y si miramos la media de once años (rojo) el achicharramiento es mucho más notable. Casi llega a medio grado en 400 años.

Lo ponemos  en un contexto más largo para apreciar que podemos estar mirando lo que va del valle al pico de un ciclo. Este representa el hemisferio norte, porque de Soria no hay una serie tan larga. Que yo sepa.

ljungvist-2010-hemisferio-norte

Y con esto, y respecto de lo que tú puedes sentir, te has hecho una idea bastante razonable del Calentamiento Global o Cambio Climático Acojonantes.

(*) La idea desfasada (azul) y más actual (roja) sobre las variaciones solares que pueden o no pueden estar afectando al clima, según Leif Svalgaard. Usando la serie más actual hubieran visto mucha menos relación entre la temperatura de Soria y el sol.

svalgaard-tsi

Fuentes:

Climate of the past:

Ljungqvist, F.C.  2010 (30º – 80º N):

Leif Svalgaard:

 

cet-acojonante-no-acojonante

No tengo ni idea de si es voluntario o inconsciente el poco cuidado que tienen los científicos alarmistas del clima con el contexto de los datos que ofrecen. Puede ser que quieran atraer dinero a su especialidad sin mirar mucho la ética del método, o puede que de tantas ganas que tienen de salvar al mundo se estén engañando a si mismos. Pero es un escándalo. Y es un escándalo que ocurre prácticamente con todos los datos que ofrecen. Vamos a verlo con lo de la temperatura de superficie, que es la principal métrica que usan.

¡Es un calentamiento sin precedentes!- afirman con gran seguridad. Y lo rematan señalando récords que se baten continuamente. Ya, ¿y desde cuando lo mides? 1880 es lo que usan todas las series de “temperatura global” con las que te asustan. ¿Eso es un tiempo suficiente para saber si se trata de un calentamiento raro, o es normal? Vamos a ver la diferencia con una serie de temperatura que es más larga (desde 1659) y de más calidad.

Central England Temperature  es una serie de temperatura regional medida con muchos termómetros. La más larga, y la mejor. A la ventaja de ser mucho más larga, añade la ventaja de que permite un gran control de calidad, porque si uno de los termómetros hace cosas raras, o se ha desplazado de sitio, o el entorno sufre cambios,  se puede contrastar con termómetros de la misma región climática, y la misma altitud, de una forma muy coherente. Y además está muy bien documentado el historial de cada instrumento. No es como preguntar lo que pasó con un puto termómetro despendolado en Nigeria, en 1982.

CET representa la historia de la temperatura de aproximadamente este triángulo.

cet-area

También tiene otra ventaja. Es el clima del Atlántico Norte, que es el principal causante de las variaciones del hemisferio norte extratropical, que a su vez es donde ocurre el “calentamiento global”. (Nadie hablaría de un calentamiento si fuera por lo que se mide en el hemisferio sur o en los trópicos).

rss-calentamiento-global-por-latitud

Al final haremos una comparación entre esta serie de temperatura y lo que miden (de aquella manera) para el hemisferio norte extratropical con “proxies”.

Bien, tenemos esta serie de temperatura CET, de mil veces mayor calidad que cualquier serie de “temperatura global”, y vamos a ver la diferencia entre los calentamientos que se ven si se usa la serie sólo desde 1880, o se usa entera.

El gráfico es difícil de interpretar, porque muestra cambio de temperatura, no temperatura. Eso es un calentamiento; un cambio de temperatura — hacia más. Cada puntito representa el cambio de temperatura de 30 años. Por ejemplo, el punto que se sitúa en el año 2.000, y ofrece un resultado de 0,029ºC, significa que entre 1971 y 2000 la temperatura ha subido a una tasa de 0,029ºC por año ( o de 0,29ºC por década, que sería 2,9ºC por siglo).

Lo de medir el cambio de temperatura en 30 años es por la Oficina Meteorológica Mundial. Definen “clima” como la estadística de datos meteorológicos de 30 años. Y eso es lo que usamos para ver cómo cambia el clima CET.

Desde 1880. Se ha marcado una línea rosa con la siguiente mentalidad. Señala el mayor calentamiento en la serie antes del “calentamiento moderno”. (Es 0,033º por año, 0,33 por década; 3,3º por siglo). Y así se puede decir que cualquier calentamiento superior es “sin precedentes” (desde 1880), y es un récord, etc. También se señala con puntos rojos lo que queda por encima de “lo normal”, o el máximo desde antes de la antropogenia si miramos desde 1880.

calentamientos-cet-1880

cet-colorines-1880

Y se puede asegurar que nunca se había visto en la historia (desde 1880) un calentamiento como el Calentamiento Global Acojonante. O que en 2009 se llevaban siete años seguidos de un calentamiento “sin precedentes”. Y en 2005, cinco años seguidos de récord de calentamiento en 30 años. La falta de cuidado de los alarmistas del clima, claro, es olvidarse decir que lo que ocurre desde 1880 puede ser poco significativo. Un suceso puede ser muy improbable en un plazo, y  muy probable en un plazo mayor.

Desde 1659. La misma raya rosa y el mismo coloreado de los puntos que la superan.

calentamientos-cet

cet-colorines

Hemos cambiado de película. Lo de “sin precedentes” ha dejado de existir, y no se ha batido ningún récord desde 1720 (0,050º por año). Récord de calentamiento, no de temperatura. El clima se está calentando como desde 1700; pero eso no puede ser por tus emisiones de CO2, que empezaron mucho después y no son significativas hasta 1950.

Este es el momento en el que saltan todos los alarmistas, diciendo: ¡Eso es una serie de temperatura local, no global! Y es cierto. Pero la gente en general (no los alarmistas) gozan y padecen la temperatura local, no la global. Y CET está muy directamente relacionada con la temperatura de Bilbao, que es la que nos importa – como cualquiera puede entender. Además, si no se quieren creer que también está muy relacionada con la temperatura extratropical del hemisferio (la del calentamiento”global”, recuerdo), vamos a mirarlo. Comparando, por ejemplo, con una serie reciente de “proxies”, Ljungqvist 2010.

Esta vez comparamos temperatura, no cambio de temperatura (en “anomalía”). La serie de “proxies” es esta:

Se va a simple vista que tiene el mismo calentamiento hacia 1700, completamente comparable con el moderno. Pero vamos a verlo más cerca, y con las series superpuestas.

Nota: Ljungqvist 2010 tiene una resolución decadal. Consideran que cada punto representa la temperatura media de diez años. Así que para CET ponemos la media de las mismas décadas. El último tramo de CET se pone en verde porque sólo son seis años en lugar de diez.

calentamientos-cet-ljungqvist

¡Glus! Menuda sorpresa. El detalle fino no es exquisito, y los “proxies” tiene mucha menor variabilidad, como era de esperar. Por ser “proxies”, y por ser la media de muchas zonas. Pero la película general es bastante calcada, y la correlación sorprendente. Probablemente los termómetros CET sean mucha mejor medida de la variación de temperatura del hemisferio norte que ninguna serie de “proxies”.

En todo caso, dejando al margen la discusión local  / global, queda muy claro lo que puede pasar con una serie climática de sólo 130 años. Que bien puede contar una película muy distinta que la misma serie con 350. Y la cuestión es que no hay ni un sólo científico, por alarmista que sea, que no se dé cuenta de este problema. ¿Por qué pasan por encima de él, como si no existiera?

Datos:

CET: http://www.metoffice.gov.uk/hadobs/hadcet/data/download.html

Ljungqvist: ftp://ftp.ncdc.noaa.gov/pub/data/paleo/contributions_by_author/ljungqvist2010/ljungqvist2010.txt

 

 

 

Hay un nuevo estudio calentólogo comparando la relación entre la temperatura y la acumulación de nieve, en la Antártida, y durante los últimos quince mil años. No tiene mayor interés. Trata de alarmarnos mucho, proponiendo que aunque durante los últimos ocho mil años se ve mayor acumulación de nieve cuando hay mayor temperatura, y eso resta al nivel del mar debido al deshielo de Groenlandia durante el  actual Calentamiento Global Acojonante, antes de ocho mil años la relación era más variable, y a menudo inversa. Así que no podemos dar por garantizado que ese “freno” al aumento del nivel del mar, que ocurre ahora, se vaya a mantener siempre. No merece la pena ni entrar a comentar que están comparando el Holoceno, en el que estamos, con la fase de glaciación previa que — es un sistema diferente.

El estudio:

  • Comunicado prensa [–>] y estudio completo [–>] (accesible gratis durante 30 días).

Pero sí me han interesado los datos que presentan en forma de gráficos. Los de temperatura. Porque no tenía los que han usado, y sirven para compararlos con otros. Con otros de la Antártida, y con los de Groenlandia. Para curiosear, y tener una perspectiva de los datos mismos, y de sitios polares distintos. Dos sitios de la Antártida (oriental y occidental), y Groenlandia.

Los de la Antártida son los que figuran como WAIS Divide y Vostok en este mapa:

antardida-wdc-y-vostok

Los de Groenlandia son los de GISP2, cuya localización es esta:

gisp2-mapa-groenlandia

En los gráficos que salen a continuación, la cata de WAIS Divide figura como WDC (West Antarctic Ice Sheet Divide core). Vostok y GISP2 con sus nombres. Y no vamos ni a profundizar, ni siquiera a comentar. Se trata sólo de la curiosidad de ver los datos juntos, y de tenerlos a mano.

Lo primero puede ser comparar los dos sitios antárticos, pero situados en lados opuestos del continente. Unos datos son en anomalía de temperatura (respecto de una temperatura arbitraria) y los otros en temperatura absoluta. Pero para mantener la escala, los dos ejes de temperatura ocupan el mismo número de grados. Las fechas son en “años antes del presente” (1.950).

Vostok y WDC, los últimos 15.000 años.

temp-antartida-vostok-y-wdc

¿Y cómo se comparan los dos polos (norte y sur) — en la medida en que valgan los datos?

WDC y GISP2, los mismos 15.000 años:

temp-antartida-wdc-y-groenlandia-gisp2-16k

Cambiamos WDC por Vostok.

temp-antartida-vostok-y-groenlandia-gisp2

Para ver un plazo más largo, por ejemplo la mitad de la última glaciación y el Holoceno, sólo podemos usar Vostok en la Antártida.

temp-antartida-y-groenlandia-45k.png

Y con esto nos hacemos una idea general, como de brochazo gordo, de las diferencias y similitudes de los cambios climáticos en las dos zonas polares. Según esos datos que, mejor o peor, son lo que hay.

Nota. Todo esto es cambio climático “natural”. Estas series de temperatura acaban hacia el año 1.900. Para hacerse una idea del Calentamiento Global Acojonante, por contra del “natural”, y en el mismo sitio de Groenlandia, se puede ver en este gráfico. La serie de la zona en rojo claro (Kobashi 2011 –>), que captura el Calentamiento Global Acojonante, tiene una resolución decadal y acaba en el año 2.000. Aquí las fechas son absolutas, con números negativos para “antes de Cristo”.

calentamiento-global-acojonante-en-groenlandia

Y este es el cuento de hoy.

Datos:

Fudge et al 2016, Fig. 3:

fudge-et-al-2016-fig-3

Una nueva reconstrucción de temperaturas de Esper y varios más. Usando árboles del Pirineo Central. Lo más relevante del trabajo probablemente sea una nueva técnica de usar los árboles como “testigos” de temperatura. Midiendo isótopos estables de carbono — en vez de el grueso de los anillos o la densidad de la madera, como suele hacerse. La idea, que creen que consiguen, es capturar mucho mejor la variabilidad de la temperatura del pasado. No tanto la temperatura año a año, o década a década, sino la pendiente (la variación lineal) durante varias décadas. En ese sentido creen que mejoran mucho las técnicas usadas hasta ahora.

Por ejemplo, vemos el gráfico del período de calibración, comparando las mediciones de termómetro con el resultado de los árboles. Algunos puntos están muy separados en las dos curvas, y el r2 no es nada bueno. Pero la tendencia multi decadal va clavada.

esper-et-al-2015-fig-3b

Si han acertado, el resultado sería muy interesante. Porque el cuento del calentamiento global va precisamente de eso. De que el calentamiento observado desde mitad del siglo XX se debe principalmente a las emisiones de CO2 (dicen).

Las temperaturas que reconstruyen son de verano (junio, julio y agosto). Cuando crecen esos árboles. Y los autores explican que …

Los resultados indican que el calentamiento de final del siglo XX no ha sido único en el contexto de los últimos 750 años.

Aunque tienen datos de los últimos mil años, de los primeros 250 no se fían tanto porque tienen un número demasiado bajo de árboles de tanta edad. Por eso ponen el peso en los últimos 750 años.

Digitalizando los datos de sus gráficos podemos ver las temperaturas que han reconstruido (y recordando relativizar los primeros  250 años).

esper-2015-anom-temperatura

Tal vez mejor representar las últimos 750 años, en los que tienen más confianza.

esper-2015-anom-temp-750-a

Vemos que, según esta reconstrucción, la temperatura de verano en el Pirineo Central no tiene nada de extraordinario. Pero ya que hablamos de calentamiento, que es aumento de temperatura en el tiempo, miremos ese dato. Mejor que tratar de imaginarlo “a ojo” con las pendientes que se ven en esos gráficos. Podemos representar directamente las pendientes (tendencias lineales) que hay en esos gráficos. Por ejemplo, las de 50 años. Que es lo que parece gustarle al IPCC y los alarmistas, por aquello de “el calentamiento desde mitad del siglo XX”.

Eso es lo que marca el siguiente gráfico. Cada punto representa la pendiente (la tendencia lineal) de la temperatura en los cincuenta años anteriores a esa fecha. Lo que ves es la variación lineal de temperatura en 50 años. O el calentamiento, si la cifra es positiva.

esper-2015-tendencias-50-a

Dramático. El calentamiento de los últimos cincuenta años en Los Pirineos, según Esper et al 2015, es el mismo que el de: 1065, 1204, 1215, 1366, 1485, 1495, 1775 y 1785. (Hay un punto de temperatura como cada diez años). Y el calentamiento de estos últimos cincuenta años es inferior al de los puntos de:  1075, 1095, 1375, 1385, 1395, 1935, 1945, 1955 y 1965.

Yo cogería con pinzas todas estas reconstrucciones de “paleo” temperatura. Pero si dicen que el Calentamiento Global Acojonante por culpa del hombre pecador no tiene pruebas, sino una atribución con los mejores conocimientos que tenemos (von Storch, comunicación personal en su blog); entonces, con los mejores conocimientos que tenemos, resulta que en el área donde vives, el calentamiento de los últimos 50 años no es ni mucho calentamiento, ni un calentamiento especialmente rápido. O sea, nada digno de mención en el contexto de 1.000 (o 750) años. Ni siquiera en el contexto de 100 años. ¿De qué diablos estamos hablando?

Pongamos lo mismo, con un recuadro de contexto visual para separar lo más frecuente de lo menos. ¿Donde está lo “raro”? De haberlo, sería el enfriamiento un poco antes de 1900. Es lo único que puedes señalar como más “abrupto” que los demás cambios.

esper-2015-tendencias-50-a-2

Actualización. Perdón, había olvidado los créditos.

Esper et al 2015: