pablemos


Comentario al editorial de “ABC” de hoy: “La pésima gestión de los populistas”.

 

Nota: Viene de El circo en el gallinero, donde Marod sostiene que el circo en el parlamento es libertad de expresión. Y se lo discuten, alegando que el sistema PARLAmentario va de comunicación y debate oral, no visual.

¿Pero cómo me la voy a estar cogiendo con papel de fumar?

Aludir al origen etimológico de la institución para desechar la comunicación visual es un tanto exagerado.

Nada exagerado. Son dos tipos de comunicación que no tienen nada que ver. Visualmente no se pueden comunicar argumentos, sino sensaciones. Por eso no existe la discusión visual. Porque discutir, debatir, sólo se puede con argumentos.

Un ciego es un impedido, un limitado. Pero no tiene ningún problema de participar en la sociedad. Un sordo es un incomunicado. Una isla. Estás hablando de dos mundos completamente diferentes, y con consecuencias completamente diferentes. Sistemas diferentes.

Por lo que sé el reglamento del congreso no obliga a llevar una determinada vestimenta.

Hace unos años, pillé una celebración de  la Misa de Julia en la radio. Soprendentemente, muy interesante. Le entrevistaba a un cocinero de fama. Creo que el del Bulli. Venía de recoger un premio en Francia. Y Julia, muy en su línea de populismo barato, se lanzó a una filípica de que por qué tanto rollo con la comida francesa, cuando en España se come estupendamente y hay restaurantes magníficos.

El tío del Bulli le dejó largar. Ni mu, decía. Y cuando Julia se acabó de despachar a gusto, explicó:

– ¿Me preguntas que por qué la comida francesa, y qué tiene la española de menos? Es fácil. La escuela de cocina española más antigua está en Madrid, y tiene 50 años. La que me ha dado el premio en Toulouse dista mucho de ser la más antigua de Francia, y estaban celebrando el 350 aniversario. Esa es la diferencia. Siete veces más experiencia … y cultura gastronómica. Y eso en Toulouse; en París es todavía más.

Y Julia, planchada.

¿Qué cojones me importa a mi el reglamento del congreso español para saber cómo debe funcionar un sistema parlamentario? Sería como preguntar a unos músicos de Ruanda Burundi, que se acaban de aficionar al flamenco, sobre cómo debe evolucionar ese arte en el futuro próximo. ¿Acaso te has vuelto loco? Cojones, que estoy hablando de USA y UK. ¿Quieres compararnos al mismo nivel? ¿De verdad? ¿O es que te ha dado un ataque de telebasura, y todos tenemos una opinión y vale lo mismo?

No seas animal. El sistema parlamentario existe desde mucho antes de la televisión. Cuando nadie podía “ver” los discursos — pero sí leerlos. Salvo cuatro gatos desocupados de la capital. Si cambias un parlamento oral (argumental), por uno visual (sensacional), estás cambiando de sistema. ¡¡¡Porque no se pueden disutir / rebatir los atuendos!!! No son argumentos. Sí pueden ser -o representar- “identidades”; pero precisamente contraponer “identidades” es -tal vez- la peor idea que le puedes encalomar a un sistema democrático. Te lo cargas.

Esa es, exactamente, la función de una uniformidad en el vestir. Y la prohibición de carteles y fanfarrias. Claro que da igual que vayan todos con corbata, todos con mono, o todos con rastas y piojos. Respecto al sistema de comunicación, quiero decir. La cuestión es que la expresión y discusión sea argumental, no de sensaciones. Y eso, el animal humano sólo lo sabe hacer con palabras. Lo demás es enmerdar la comunicación (expresión). Y la mierda no es libertad. La libertad de expresión es que puedas expresarlo todo … argumentalmente.

Pero bueno, vale; España. Y Julia. Y Marod, al parecer. Nuesta comida es estupenda, y no tenemos nada que aprender de nadie. Y si hacemos del parlamento el circo; ¡ea!, ¿y por qué no? ¿No es libertad? Pues sí, le puedes llamar “libertad de expresión”, si no has entendido la función de la libertad de expresión. Cuya ventaja no consiste en darle gusto al nene, y que berree o vomite (expresiones al fin y al acabo), sino en la competencia … ¿de? … ¡¡¡ideas!!!

Esto no son ideas:

https://i2.wp.com/cadenaser00.epimg.net/ser/imagenes/2016/01/13/politica/1452685472_588158_1452686284_noticia_normal.jpg

¿Por qué está prohibido hacer fotos en Old Bailey? Pues precisamente porque aunque en un juicio penal pueden ocurrir mensajes visuales, el sistema de expresión del derecho penal no es visual. Y es un sistema montado justamente sobre la libertad de expresión y contratse de argumentos. Pablito, en un juicio, montaría todos los números posibles de bebés y disfraces … si le dejaran. Porque es el maestro de la discusión no argumental. Si se le puede llamar discusión, porque normalmente se conoce como combate.

Si le llamas “libertad de expresión” a eso, le estás llamando libertad de expresión a la libertad de cerrar el paso a los argumentos. Y si crees que eso no es un cambio de sistema, es que confundes academia y kindergarten. Los dos son educación, y de humanos; pero no son el mismo sistema.

Otras entradas de la serie:

Actualización / añadido. Justo hoy hay una noticia muy bonita en La Tribuna del País Vasco [–>]. Viene muy al caso de la “libertad de expresión”. En Pasajes hay una alcalde que, supongo que -según Marod- en uso de su “libertad de expresión” ha emitido el siguiente comunicado.

Se pone en conocimiento de las contribuyentes de este municipio que en las ordenanzas fiscales se recoge una bonificación en el Impuesto de Bienes Inmuebles para las propietarias de viviendas que las tienen en alquiler dentro del “Programa Vivienda Vacía” regulado por el Programa del Gobierno vasco…

Y entonces el ayuntamiento recibe un montón de llamadas preguntando si los contribuyentes propietarios de pisos no pueden acceder a la bonificación. Y la respuesta es que por supuesto que sí, que la medida incluye a todos los sexos y sexas. Que sólo se trata de que el ayuntamiento está usando la nueva normativa de comunicaciones propia.

Perfecto ejemplo para saber si estamos hablando de un caso de “libertad de expresión” del ayuntamiento, o del gusto del nene — en este caso, nena. ¿Son lo mismo? Difícilmente. Si “libertad de expresión” es darle gusto a la nena, la expresión (comunicación) se basa en normas particulares de cada cual. Y la chiquillería no se puede entender. Con lo cual la expresión / comunicación se convierte en una actividad autista. Nena habla, pero la basca no entiende. Y se pierde el tiempo preguntando. ¿La “libertad de expresión” incluye la libertad de no ser entendido — y por tanto estar metiendo ruido en el sistema?

Pues todo depende de que se entienda “expresión”. Puede ser el gusto del nene (o la nena), y entonces la actividad que sólo atañe al emisor. O pude entenderse como comunicación, que necesariamente incluye tanto al emisor como a los receptores potenciales. O sea, o estamos hablando de personas sueltas y sus estúpidos “derechos”; o estamos hablando de sistemas y funcionalidad. Esa es la cuestión. La libertad de expresión es la libertad de poder expresarlo todo, no la libertad de hacerlo como te salga del nabo. Porque lo segundo sería libertad de meter ruido en los canales de comunicación, y eso dificulta la libertad de entender el no-ruido. O sea, la libertad de entender; recibir.

Añadidos posteriores, para incuirlos en los comentarios:

iglesias-goya

pablemos-telebasura.png

Luis Bouza-Brey
Yo sólo le pongo el título a estas “Cousas” de hoy. Los que no sean gallegos pueden traducir “caralladas” como fruslerías, nimiedades o fanfarria. El término, de todos modos, expresa el nivelón (altura sobre el nivel del suelo) parlamentario de la hazaña de “Podemos”.
Le pongo este título porque, como dice “KROKER” en el comentario que inserto a continuación, éstos si que son el “bunker”. El bunker de la Asamblea de Facultad de los años sesenta o setenta, adobada con chavismo bolivariano y equipada con artes de comunicación política para la época de la telebasura. Eso es lo que son estos profes de Políticas de la Complutense, “vendedores de humo”, en palabras de Kroker, que consiguen dar el espectáculo permanentemente, y seducir a borregos de telebasura de esta democracia degradada. Si el país se entrega algún día a estos ayatolás bolivarianos, ya verán Vds. lo que pasa cuando la situación “Madure”. ¡Pobre Diego!
Lean a KROKER:

KROKER

Comentario a MARCELLO, “La teta y la luna”, en “República” del 14-1-16

bebe
Buenas noches.

Excelente artículo como siempre.
A los que ya peinamos algunas (quizá demasiadas) canas nos sorprende el fenómeno Podemos, fiel heredero de aquellos movimientos estudiantiles de los años 70, y por los visto más recientemente del 15M. Sus postulados no han cambiado desde entonces, que por rancios parecen nuevamente inventados, solo los mayores nos acordamos ya de aquella legendaria Liga Comunista Revolucionaria, o el Movimiento Comunista, y porque no, el PCE. En aquellos tiempos “dijo el señor a sus discípulos”…¿y los socialistas por dónde andan?. Ni están, ni se les espera hasta que escampe, y así fue.
Que unos experimentados vendedores de humo de la Complutense, que recitarían las tesis de Lenin de memoria, hayan sido catapultados en plan reality por los medios como los nuevos salvadores de no sé qué clase, resulta cuando menos sorprendente. “Ni somos derecha, ni somos izquierda” decían, “el cielo se toma por asalto no por
consenso”, etc etc. Como puede verse, más o menos el mismo argumento que dio Franco para la unificación de la Falange y el Carlismo, que para eso iba bajo palio y nombraba obispos. Esto será digno de estudio en las facultades universitarias en el futuro, cómo unos tipos en plan Bill Gates, consiguieron vender a la industria que el ábaco que había fabricado era un invento revolucionario.

LA TETA Y LA LUNA

MARCELLO en “República del 13-1-16

http://www.republica.com/las-pesquisas-de-marcello/2016/01/13/la-teta-y-la-luna/
¡Ay, Carlos Herrera!, pecho lobo, hermano lobo, qué bien te lo montas en el Bar Manolo poniendo a los emergentes Rivera e Iglesias a cara de perro y contra la pared. Porque en ese duelo a primera sangre está la clave de bóveda del momento político español, por más que Iglesias le enseñara los dientes al Peter Pan del Congreso tildando a Ciudadanos, PSOE y PP de ser ¡el búnker! por pactar la Presidencia y la Mesa del Congreso de los Diputados.
Y por no darle a Podemos cuatro Grupos para sus mareas nacionalistas a las que ‘el coleta’ les ha tomado el pelo. Porque prometió lo que sabía que no iba a cumplir, como prometieron los suyos la Constitución para cambiarla a sabiendas que no lo pueden hacer, y como han prometido un referéndum catalán que saben que nunca se va a celebrar.
El Congreso de los Diputados se convirtió ayer en la Posada del Peine o en salón de lactancia de mamá Bescansa, que primero le dio a su bebé -en el escaño- la teta derecha, luego la izquierda, y más tarde y otra vez las dos, usando al angelito –que finalmente se cagó y hubo que cambiar los pañales- para atraer a los fotógrafos y las cámaras de la televisión. Y una vez acabado el numerito el niño, como por arte de magia, el bebé desapareció. E incluso se especuló que se lo había llevado Montoro que es el coco el PP que se come a los niños y defraudadores que duermen poco, salvo que sean hermana o hija de Rey.
¡Qué bonito! Pero vayamos al fondo de la cuestión: porque tenemos la sospecha de que la bronca que Rivera e Iglesias protagonizaron en la guarida de la COPE era una impostada escenificación. Porque Iglesias necesitaba trasmitir a sus colegas catalanes, valencianos y gallegos su aparente indignación porque no le han concedido cuatro Grupos del Congreso, lo que les habría permitido llevar cuatro bebés para darles de mamar en la sede suprema de la soberanía nacional.
Querían la Luna y se quedaron con la teta, parodiando el delicioso film de Bigas Luna. Pero todo era un disimulo porque Iglesias prefiere, en ausencia de su fallido JEMAD, tener el mando del Grupo Podemos al completo, porque su propuesta electoral era tan solo para disimular. Es como lo del derecho de autodeterminación y el referéndum catalán o su promesa de reforma de la Constitución, Pablo Iglesias solo promete lo que no puede cumplir y sabe que es imposible y además quiere que semejante subterfugio le salga gratis y le echa la culpa a los demás.
Por eso se enfada con Rivera, que es un santo, y amenaza a Sánchez con no apoyar su investidura. Y a ambos dos les echa en cara connivencias con Rajoy, el que según el podemita es el gran jefe de la corrupción del PP. El mismo Rajoy al que Iglesias no para de llamar por teléfono o de visitar en Moncloa, donde se pasa las horas con Mariano conversando sobre la inmensidad del Océano y la angostura del Estrecho de Ormuz.
Y ahora, después del jolgorio del Congreso –que por la vestimenta de algunos parecía una verbena de la facultad o un concierto-botellón- le queda a Pablo Iglesias el gran espectáculo con el que siempre soñó: ser recibido en el Palacio de la Zarzuela por el Rey Felipe VI, sabiendo que si le acompaña Bescansa con el niño la Reina Letizia podría quedarse con el bebé. Aunque lo normal es que a esa cita ‘a ciegas’ vaya solo y le lleve otro regalo al monarca, como los CD de ‘Juego de Tronos’ que le entregó en Estrasburgo al Rey tras hacer ‘el salto de la rana’ para así llamar su atención.
Hay, admirado pecho lobo, hermano lobo, mucho disimulo en esto de la pública agresividad entre los candidatos al reparto del poder. Y la clave de bóveda de la que hablamos es muy sencilla y es a la que todos ellos deberían responder: ¿quiere usted elecciones anticipadas? Los unos y los otros se lo están pensando, están echando las cuentas a ver cómo le salen a cada cual. Y el que no quiera elecciones pues ya sabe lo que ha de hacer: pactar. Y mucho nos tememos que casi todos ellos, Mariano, Pedro, Pablo y Albert están a gusto como están y rezan a la Esperanza de Triana implorando su favor: ‘virgencita que me quede como estoy’.
Y venga teta de Bescansa, y lágrimas de cocodrilo ante la puerta de los leones donde les esperaban sus familiares para tocarles las palmas, y ¡sí se puede, sí se puede! Pero no tienen votos suficientes para ello. Lo que no se puede es ridiculizar a la izquierda de este país con semejante espectáculo de furia, risas y lágrimas para llenar todos los espacios de la tv que es lo que van buscando. Y, aunque están al otro lado, en eso son como Donald Trump.

EL PSOE VUELVE A INTENTAR SUICIDARSE. COUSAS a 9-1-16
Comentario a “Fíate de Susana”, de Luis Ventoso, en “ABC” del 9-1-16
La Resolución del Comité Federal del PSOE de días atrás es bastante pobre de ideas y rica en incoherencias. Pero, además, solamente prohíbe apoyar un Gobierno del PP, y no un Gobierno o pacto parlamentario de coalición PP-PSOE-CIUDADANOS en cuya coalición PSOE y Ciudadanos sumarían 130 diputados, junto a los 123 del PP.
Pero además de la pobreza de la resolución mencionada, lo que se observa es una falta de orientación y criterio del propio partido y sus dirigentes, que siguen discurriendo acorazados en su sectarismo antidemocrático y su carencia de perspectiva sobre el Interés General y el Sentido de Estado: rechazar el apoyo al partido que ha obtenido más votos para forjar una alianza ” de izquierdas” compuesta por un batiburrillo de minorías incoherente y ominosa es una simpleza que no tiene más explicación que el cerrilismo anti PP y el interés personalísimo de Sánchez por no verse obligado a dimitir, perdiendo un liderazgo del PSOE y una candidatura a la Presidencia del Gobierno que no ha sabido ganarse por su incoherencia y cortedad de miras.
Pero el PSOE, y sus todos sus dirigentes más destacados, optan por la estupidez estratégica y la cortedad del liderazgo de Sànchez, iniciando el camino final hacia la desaparición, por defraudar a sus votantes y fortalecer a su inmediato rival en la izquierda, personificado en un Podemos que crece gracias a la política de alianzas del PSOE de Pedro Sánchez, Susana Díaz y Felipe González.
El PSOE acaba de cometer su último error, que canalizará a numerosos votantes hacia el PP y hacia PODEMOS, cuando el gobierno de batiburrillo resulte imposible de configurar, o se rompa poco después de nacer, o se convoquen elecciones a consecuencia del fracaso de Sánchez.
Si, como parece, Susana Díaz, Felipe González, y los barones anteriormente críticos con Sánchez, han dado un giro oportunista y cobarde, ya pueden despedirse de sus posiciones políticas en las Cortes y Comunidades Autónomas.
Ciudadanos debería recuperar la estrategia de la lucha por la Regeneración, contra la corrupción y a favor de la reforma electoral y constitucional, aunque tenga que seguir ese camino solo, como hacía todavía hace pocos meses. Y ojo con pactar con el PSOE, cuyo contacto contamina con olor a cadàver político. ¿ Queda solamente el PP como posible socio de Regeneración, si decide cambiar un liderazgo achicharrado?
La situación se va a complicar, pese a que hubieran sido mucho más potencialmente positivas las perspectivas evolutivas con un gobierno o pacto de coalición PP-PSOE-CIUDADANOS que con un GOBIERNO DE BATIBURRILLO como el que intentará configurar el PSOE.

Vean lo que dice Luis Ventoso:
FÍA­TE DE SU­SA­NA

LUIS VENTOSO en “ABC” DEL 9-1-16

El gran sen­ti­do de Es­ta­do ha du­ra­do tres te­le­dia­rios

SI Susana Díaz me vendiese un coche usado, saldría zumbando al concesionario de al lado a buscar algo más fiable. Su todavía corto periplo por la primera línea permite ir calándola: palabras razonables y solemnes, expresadas con un tono grave y muy sentido; ínfulas de gran esperanza blanca, que va a tomar el mando para devolver al achacoso PSOE a la cordura centrista… Y al final, envainada por todo lo alto, cornetín de retirada y una más en la inanidad del post-zapaterismo.
Su papelón en este arranque de año ha sido fino. Primero sale a escena como garante de la sensatez institucional, advirtiendo con razón a Sánchez de que con su calamitoso resultado no puede pretender gobernar con Podemos. Incluso se pone rufa y amaga con convocar el congreso del partido, dando a entender que planea descabalgarlo. Pero ayer se desinfla y sale a apoyar que Pedro el Luso negocie con Podemos, en una sopa de letras que incluso exigirá el pasteleo con los separatistas.
Para hacer decoroso su giro, Susana advierte, con esa solemnización de lo obvio que es marca de la casa, que la unidad de España será sagrada en las negociaciones. ¡Solo faltaba! El PSOE, aunque esté hecho un cromo, es todavía un partido constitucionalista y el que más tiempo ha gobernado. Pero el problema real del susanismo y el sanchismo es mucho más grave y sencillo: una espectacular falta de ideas. Carecen de una alternativa económica. Todo se reduce a sobadísimas frases hechas que no significan nada («España necesita un Gobierno progresista») y a un enojado y faltón «no a Rajoy», el presidente que se ha cargado nuestra democracia y nuestros servicios sociales (latiguillo que jamás se concreta con datos). Se soslaya además un detalle: cuando gobernó, el PSOE se plegó al catecismo alemán, privó de pagas a los funcionarios, congeló las pensiones y –acertadamente– fijó un techo constitucional de gasto.
En política, como en la ciencia de laboratorio, todo lo que se puede hacer al final acaba haciéndose. Sánchez, que sería Einstein si su ego se transmutase en neuronas, va a intentar a toda costa dormir en La Moncloa, con Podemos y con quien haga falta. Si ya gobiernan con Iglesias en ayuntamientos y comunidades, si fueron socios del BNG y ERC en Galicia y Cataluña, ¿se van a poner escrupulosos ahora con Podemos? No. Pero será su dulce suicidio. Aliarse con Podemos supone aceptar el intervencionismo, la aversión al mundo de los negocios, una política fiscal abrasiva para los que se esfuerzan, el descontrol del gasto público y abrir grietas en la unidad de España. El PSOE se alejará de lo que intentó ser cuando nadaba en votos, un partido socialdemócrata europeo. Pero si la cosa va de izquierda cañera, el electorado preferirá la versión original: Podemos. Iglesias, mucho más inteligente que Sánchez, aspira a laminar y sustituir al PSOE.
Dar el plácet a Rajoy arrostraba riesgos para el PSOE ante sus votantes más ideologizados. Pero cortejar a Podemos, Susana, es tirarse de cabeza al Guadalquivir desde las almenas de la Torre del Oro. Qué planazo el de Pedro el Portugués, sacrificando a su mayor gloria la estabilidad de su país. Ay, Susana. Ay, Felipe… el que siempre calla justo cuando toca hablar.

MARTIN BEAUMONT EN “EL SEMANAL DIGITAL”: ALBERT RIVERA PONE A CIUDADANOS COMO PRIMERA FUERZA EN CATALUÑA

http://www.elsemanaldigital.com/movil/albert-rivera-pone-a-ciudadanos-como-primera-fuerza-en-cataluna-142928.html
Es una posibilidad no descartable. Veamos el panorama político de Cataluña: los etnotarugos de Mas en delirium tremens, cercados por el golpismo genético de ERC; a lo que hay que sumar la felonía y traición de PSC e ICV hacia los trabajadores; complementado todo ello por la delicuescencia del PP, dirigido por el dúo Camacho-Rajoy, un par de plastas anodinos…

¿Qué puede votar una persona con un mínimo de sentido común? No le queda otra opción que Ciudadanos, salvo que se haya vuelto ignorante y populista, y desee hundir el país votando a la tribu bolivariana.
Y a nivel del conjunto de España, con los bolivarianos haciendo el indio, Sánchez el ZP, apoyándolos y volviendo al condón sanitario zapatético contra el PP; Rajoy haciendo el Rajoy, disuelto en sus muecas y balbuceos y envuelto en aromas de corrupción…

Tampoco tendría nada de extraño un subidón de Ciudadanos hasta la Moncloa.

“¡Pobre España, descoyuntada entre los saqueadores y los mutiladores!…” Eso Dice Savater hoy en “El País”, en su artículo “Caca“.

Yo desearía añadir algo, para intentar desentrañar cuáles son los factores y la causa de todo ello, sin que eso signifique centrar la responsabilidad en Savater, aunque alguna tiene:

Porque vemos una España descoyuntada por un sistema político agónico cuya putrefacción cultural y anquilosamiento estructural constituyen el método más efectivo de selección de los peores: los chorizos y señoritos de los aledaños y entretelas del PP; los ignorantes sectarios y oportunistas de la dirección del PSOE; los tarugos reaccionarios, anacrónicos y miopes del etnonacionalismo; los trileroleninistas de la dirección y palmeros de UPyD —¿Verdad, Savater?—; los profesionales de la protesta como palanca de poder de IU e ICV; y, ahora, la “caca” perrofláutica emergente de las alcantarillas del régimen.

¿Pues que se esperaban algunos de años de putrefacción consentida y apoyada en un “cul de sac” ebullente?

¡A ver cómo salimos ahora de este remolino de mierda, producto de élites culturales y políticas miopes y oportunistas! Tal revoltillo de estulticia produce estos efectos.

Luis Bouza-Brey

 

Hoy deseo inaugurar una nueva forma de participación en Plaza Moyúa que viene a cerrar, en cierta medida, mi alejamiento de año y medio del Ruedo Ibérico, cuando el hartazgo con respecto a la situación de estancamiento político y la desesperanza de que se activaran soluciones a la parálisis y el derrumbe del sistema de libertades, me llevaron a tomarme unas “vacaciones bananeras” y, posteriormente, a hibernar mi página web y suspender mi participación cotidiana en este blog.
Desde entonces ha pasado el tiempo, y aunque mi sensación de desasosiego y hartazgo sigue viva, el deterioro de la vida política, la parálisis y, en consecuencia, la urgencia de la necesidad de que se vuelva a coger el timón del gobierno del país, me llevan a volver a Plaza Moyúa y a la participación en el Ruedo Ibérico, aunque con poca confianza en que ello sirva para algo más que para expresarme.
Por eso deseo inaugurar esta sección de “COUSAS”, en la que, de vez en cuando, traeré al blog artículos de opinión que me parezcan significativos y relevantes para la reflexión y el debate.
Junto a ello, estoy incrementando mi participación en FACEBOOK, que me sirve para detectar corrientes de opinión y aportar mis ideas a un sector amplio de la opinión pública.
Por lo que respecta a mi pàgina web de “Comentarios de actualidad política”, todavía tengo que decidir su status futuro.

Hoy, el tema que deseo aportar a esta sección es el del fin de época que estamos viviendo. Un fin de època que afecta al régimen del 78, a la Unión Europea, y a la política internacional.

UN ESQUEMA ANALÍTICO

Por lo que respecta a nuestro país, y al análisis político general, suelo utilizar dos conceptos teóricos que creo resultan útiles para la percepción de la realidad: el concepto de sistema político es el más genérico, y hace referencia a las variables básicas de la vida política, como son los problemas de la vida social (económicos, sociales, culturales e internacionales), las corrientes culturales y de opinión emergentes y dominantes en la sociedad, los actores sociales y políticos que interactúan en ella, los equilibrios y formas de interacción entre estos actores, y la situación general de cooperación y conflicto resultante de todas estas variables.
El concepto de régimen político lo utilizo para hacer referencia a las estructuras y normas más formales e institucionalizadas de la vida política, como la Constitución y las leyes básicas, las organizaciones sociales y políticas (grupos de interés, partidos políticos), el régimen electoral, y las instituciones centrales y periféricas del Estado.
La combinación de los conceptos teóricos de sistema y régimen político permite percibir la dinámica del cambio político y anticipar sus posibles direcciones: cuando los elementos del sistema cambian, el régimen tiene que adaptarse o sucumbir, mediante las formas del cambio conocidas de la Reforma, la Revolución o el Golpe de Estado.

UNA CRISIS MULTIDIMENSIONAL

La tarea esencial de los politólogos consiste precisamente en anticipar, prever y orientar el cambio político, y por eso deseaba aportar hoy estos criterios metódicos, antes de entrar en el fondo de la cuestión que hoy me parece relevante, la del fin de época en España, la Unión Europea y las Relaciones Internacionales.
Para entrar en materia traigo al blog diversos artículos que plantean directa o indirectamente esta cuestión: Zarzalejos y la crisis política del país y la función de Ciudadanos; Esteban Hernández y la crisis de la clase media que constituye la base social del sistema político español y del régimen del 78; y Manjón y el anàlisis de la crisis económica de la Unión Europea.
Hubiera deseado aportar algún artículo más sobre la crisis general e institucional de Europa y sobre el cambio de las relaciones internacionales, pero no dispongo en estos momentos de esta información a mano, y la dejo para más adelante.
Acabo esta larga introducción con la tesis de que el cambio impulsado por la globaluzación en las relaciones internacionales, con sus potencias emergentes y decadentes, la crisis económica de los últimos años, la parálisis institucional de la Unión Europea, y los efectos de la crisis económica sobre el sistema político español, así como el estancamiento y corrupción del régimen del 78, están abriendo, después de cuarenta años de la muerte de Franco y el comienzo de la transición, un nuevo período en la Historia de España cuyos rasgos definitorios sólo se pueden entrever, de momento.
¿Cuál es el modelo de salida de la crisis del régimen, el modelo de “Podemos” o el de “Ciudadanos”; el modelo revolucionario, o el reformista?
¿Serán capaces, alternativamente, el PP y/o el PSOE de coger el timón de una vez y dirigir la salida de la crisis?¿o su parálisis y ceguera nos llevará al derrumbe, la balcanización y el Estado fallido?
Creo que estas son las preguntas a hacerse. Les dejo con algunas propuestas de análisis. Vean los artículos mencionados:

JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS: “Un precio destructivo
en “El Confidencial” del 13-12-14

ESTEBAN HERNÁNDEZ: “El problema de la clase media: por qué nadie planta cara a Podemos
en “El Confidencial” del 17-12-14.

JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS: “Albert Rivera y los electores huérfanos

en “El Confidencial” del 16-12-14.

 

LUIS MARIANO MORENO ECIJA, Carta al Director de “El País ” del 29-9-14: “Europa nunca saldrá de esta crisis

PEDRO L. MANJÓN, en “R.T.V.E.ES” del 8-5-14:
Cinco años de crisis que pusieron en jaque la supervivencia del euro

 

Ya siento; esta entrada es de la siempre antipática sección “te lo dije”.

Cuando salió la idea de Escaños en Blanco, algunos le dimos aire aquí. Pero en general  casi nadie le vio ningún valor.  Tanto aquí como en todas partes. Para mi estupor, porque a mi me parecía una de esas soluciones sencillas y brillantes que te da rabia que no se te hayan ocurrido a ti mismo. Por lo fácil, vaya. ¡Estaba ahí delante, y no lo he visto!

De cajón.  El sistema iba a petar por algún sitio. Y todo el mundo lo sabía y lo estaba esperando. No podía seguir esa tensión entre un polo robando la teta pública  a manos llenas, y otro polo sin lo mínimo. De hecho, lo que sorprendía hace poco a la mayoría de comentaristas era la ausencia de violencia en la calle. Y un comentario común por lo bajinis era que el paro no podía ser tan grande como dicen los números oficiales. Porque parecía imposible que no se notara en forma de algaradas y asaltos, en ausencia de una dictadura feroz para contenerla.

Los políticos no van a dejar de robar, en un sistema diseñado para robar. Ni mucho menos van a aplicar las políticas necesarias para una sostenibilidad económica, porque los votantes descerebrados por los derechos y el buen rollito no se lo van a permitir. Así que no era una cuestión de preguntarse cuándo va a estallar el invento, sin cómo.

Y cuando una presa va a saltar, y no para de llover, tienes que desviar la presión hacia donde menos duela. Y esa era la gran ventaja de la idea de Escaños en Blanco. Una válvula relativamente poco dolorosa. Más grave para la mamoncracia, pero no tanto para el país.

Los votos en blanco cuentan como votos, y sus escaños correspondientes se quedan vacíos. Sin culo de político sentado encima.

Tan simple como eso. Pero tan demoledor. Porque mientras sea un porcentaje pequeño, no pasa nada. Nada malo. Por ejemplo, un 10% menos de culiparlantes sentados en el parlamento. Más higiene, y menos gasto. Pero si crece, empezaría a no haber “quorum”, o a ser mayores las abstenciones que los votos a favor de una ley. Sólo habría que afinar un poco los detalles de las consecuencias de los escaños vacíos en las votaciones. Todo fácilmente configurable en una ley de Escaños en Blanco.

En todo caso, la amenaza de paralización (que no derribo) del sistema político es acojonante. Y necesariamente abrumadora para la mamoncracia. De repente no pueden hacer casi nada. Y la única solución de los mamóncratas sería convencer a la chusma cabreada para conseguir que les vote. Serían los primeros en lanzar a la hoguera pública a la mitad de los suyos, en una especie de sacrificio para calmar a los dioses. Es una forma de tener a los políticos agarrados por los cataplines, una vez que el enfado es suficiente, y ya no te engañan con los cuentos de buenos y malos.

Pero en general, los pocos que vieron lo de Escaños en Blanco pensaron que era demasiado “revolucionario”. Que es como protestar por la válvula de presión de la olla exprés. Y ahora nos vamos a enterar de lo que vale una “revolución”, en la que los anafabetos se fijan en los cromos, para cambiarlos, en vez de fijarse en el sistema. O en la que los cabreados lo están tanto, que el suicidio colectivo [–>] les parece una opción atractiva.

Y mira que era fácil. Si no votarles no sirve para joder a los mamones, se acabará votando a lo que nos joda a todos. Ya  que es la única forma de joder a los mamones; sea.

Nota: Ya, ya sé que hay “regeneraciones” mejores. Circunscripciones uninominales, elección de candidatos por primarias reales (no como UPyD), separación de poderes, etc, etc, etc. Todo eso está muy bien. Pero el país de Alicia en la Telebasura es perfectamente incapaz de comprenderlo. En todo caso, ya es tarde. Incluso para Escaños en Blanco. La jauría ya ha olido sangre.

Me faltan conocimientos para debatir con amplitud y pericia técnica los asuntos económicos, pero nada más leerme el programa de “Podemos” para las europeas percibí que si se aplicara,  nos mandaría todo nuestro sistema económico al infierno, encerrándonos en un “corralito” que multiplicaría nuestra excentricidad en el contexto en que nos desenvolvemos y agravaría la crisis general de España, haciéndola irresoluble.

Esta es una tesis intuitiva de un lego en economía, dotado únicamente de conocimientos elementales sobre este ámbito del conocimiento, por lo que reitero mi insuficiente capacidad para articular una reflexión elaborada sobre él. No obstante, ayer apareció en “El País” un artículo, titulado  “¿Es Podemos una alternativa para la izquierda?”, que plantea con claridad este asunto, y por ello me parece de muy recomendable lectura y adecuado para recoger aquí su existencia, de la cual os doy cuenta, por si alguien se anima a entrar en el debate sobre su contenido.

Vid:

¿Es Podemos una alternativa para la izquierda?

 

Iba a poner “un manifiesto genocida”, para usar sus propias palabras.

el-crecimiento-es-ya-un-genocidio-a-camara-lenta

Pero los pervertidores de palabras y trivializadores de los genocidios reales son ellos. No es cosa de copiarles. El resultado de lo que proponen es que muera gente que en otro caso viviría. Asi que el termino correcto es homicida. No tiene ninguna relación con la destrucción sistemática, total o parcial, de un grupo racial, étnico, religioso, o nacional. En cambio sí tiene que ver con la destrucción de lo que no pueden soportar. El humano, a pelo. A secas; no necesariamente marcado, ahormado, disminuido,  con cualquiera de las identidades con las que los totalitarios lo quieren escalvizar. Y ahora -e indirectamente- asesinar.

La noticia está pillada en Twitter, así como la mejor forma gráfica de su refutación. Para el subnormal que la necesite:

eperanza-de-vida-politikon

¿Ah, que algún subni Pablemos podría alegar que sí hay mejora en la esperanza de vida en el mundo, entre 1800 y 2010, pero que está bajando desde “principios de los años 70” — cuando se supone que empieza esa “vía de crecimiento que es ya un genocidio”? ¿Pues nada como mirar, no?

esperanza-de-vida-siglo-XX

Este gráfico no hace justicia a la realidad. Está muy “aplanado”.  Ahí no se da uno cuenta que la esperanza de vida ha aumentado, en el mundo, 20 años en los últimos 60 años.  En este, sí:

world-life-expectancy

Por cierto, el “genocidio” ese se debe de estar produciendo por un sistema muy distinto del hambre:

alimentos-en-el-mundo-desde-1960

¿De qué coño van los angelicales estos? De lo de siempre. Es lo mismo que lo del calentamiento global. Un problema imaginario que decimos -sin datos- que se empieza a notar ya, pero que será de verdad terrible -e inevitable- en el futuro. ¡Nos quedamos sin recursos! ¿Y nos podrían decir el nombre de esos recursos? ¡No, qué ordinariez!

Estamos atrapados en la dinámica perversa de una civilización que si no crece no funciona, y si crece destruye las bases naturales que la hacen posible. Nuestra cultura, tecnólatra y mercadólatra, olvida que somos, de raíz, dependientes de los ecosistemas e interdependientes. [–>]

Perdón. Los pájaros y las flores son dependientes de su ecosistema. El hombre del paleolítico superior, también. Por eso su pobláción es tan estable como el ecosistema en el que viven. La demostración gráfica de que el humano (homo pablemus ignorantis) no depende de su ecosistema está en un cuadro que conocen de sobra, porque les encanta.

poblacion-de-la-tierra-desde-paleolitico-superior

Pero, como los chicos del cambio climático, los Pablemos del manifiesto “Última Llamada” [–>] tienen la solución antes de tener el problema. Luego, si eso, ya nos convencerán de que el problema imaginario es real. Nuestra cultura es tecnólatra y mercadólatra. Pecados graves donde los haya. Hay que reconvertirse, con Pablito y compañía (hasta 250 académicos, intelectuales, científicos, activistas y políticos – al parecer muy inteligentes), en tecnófobos y mercadófobos.

Lástima que muy nuevo no sea. El Khmer Rouge era perfectamente tecnófobo y mercadófobo. Ni siquiera Stalin o Castro odiaban la tecnología — aunque hay que reconocer que sí se la ahorraban a sus esclavizadas poblaciones.

En fin, que parece que tenemos una nueva payasada. La esperanza sería que haga honor a su nombre, y sea de verdad la última puta llamada. Pero no caerá. No se caracterizan por su respeto a las palabras. Tienen labores más importantes. Quieren salvar a la humanidad, ¡metiéndola en un ecosistema!

pablemos-en-el-paleolitico

Y todo eso lo pretenden hacer, mayormente, sin preguntar.

paleoliticos-sacando-un-dedo

Pero tengo una duda.  ¿La idea será que la humanidad hable en vascuence? Les pegaría mucho.  ¿Para qué joder a medias, si se puede joder del todo?

Fuente:

 

Añadido para los comentarios un gráfico que nos manda Marga, y que se responde ahí abajo. Y más.

marga-sabina-blanca

hubbert-and-peak-gas

petermind

Eso parecen estar diciendo en la prensa. Miralles, en ABC, según me cuenta Luis Bouza:

“Ro­sa Díez con pro­ble­mas en UP­yD y ru­mo­res de cam­bios.”

Y Segundo Sanz en Vozpópuli:

Fuentes del partido consultada por este diario, ven en esta ensayista, la otra mujer que forma parte del grupo parlamentario de UPyD en el Congreso (cinco escaños) desde finales de 2011, una figura idónea para reconducir el rumbo de la organización y avanza en la “conexión e identificación con los problemas de los ciudadanos”.

Las mismas fuentes sostienen que mientras Díez puede ser vista de puertas para fuera como una “profesional de la política” (o “casta” en la terminología de Podemos), que lleva ocupando cargos públicos durante los últimos treinta años, Lozano representa una percepción antagónica. Ella encarna a la ciudadana de a pie, a una periodista y escritora que quiso implicarse en la política.

¿Seguirá Lorito el camino de abdicación de los últimos dinosaurios de la transición, iniciado por Rey Juan Carlos? ¿Va a rubalcabizarse? Lo que se puede apostar seguro, en UPyD, es que lo que no va a contar en esa decisión es la opinión de los afiliados del partido. Y mucho menos, sus electores. Todo se liquidará en una negociación entre Lorito y Gorri. Y el sitio que le quede al partido va a ser muy problemático. En demagogia para descerebrados es imposible que superen lo de Pablemos. Y ese es el sitio natural de Irene Lozano. Que parece que a diferencia de Rosa Díez ha sido muy receptiva y acogedora del nuevo fenómeno telebasura. Lo considera un “enriquecimiento”. Díez, muy en contra, opina que es “populismo”. Como Syriza, Grillo o Le Pen.

Es una situación surrealista. Se entiende el calificativo de “populismo” que usa Rosa Díez. Se entiende, si nos olvidamos de todas las fantasías saharauis de doña Rosa. Y de “una nueva forma de hacer política”; “dar voz a la gente”; “coger a los políticos por las solapas”; las primarias de mentira; “Un Partido Diferente”; y todo el rosario de caralladas que han ido soltando.

Tampoco puede referirse a la falta de ideología de esos populismos nuevos. Salvo que nos señale la ideología de UPyD, tan escondida. Porque si Grillo no tiene más ideología que el circo, no puede decirse lo mismo de Syriza o Le Pen. O de Pablemos.

Pero yo creo que sí se entiende si pensamos que se refieren a un “lenguaje” diferente. Algo parecido a lo que les pasa a otras momias del PSOE que están hablando. Como Leguina, Ibarra o -más sibilinamente- Felipe González. Que están literalmente acojonados de que la alternativa y futuro del PSOE se dirima entre tres fenómenos de la categoría de Sánchez @ Madina, y Susana Díaz. Tiene guasa. Se han pasado treinta años empeñados en deteriorar la educación, y en “telebasurizar” a la población. Lo que cuenta, decían, no es lo que se hace y lo que se logra. Mucho menos la razón o el conocimiento, tan relativos. Y el esfuerzo es directamente “facha”. No; se trata del sentimiento, de las buenas intenciones, y de lo que uno “es”. Y el mensaje es, sobre todo, la imagen. Juevenil, pastoril, de buen rollito y paraíso.

Era toda una propuesta. Un “shock de modernidad”, probablemente. O un “a España no la va a conocer ni la madre que la parió”. ¡Bingo! Ha funcionado. Y ahora que ha funcionado, protestan porque las arrugas hacen feo en la imagen del paraíso, y les apartan. Y porque en el debate ya no hay conceptos, ni nada que se pueda integrar en algo vagamente parecido a una argumentación. O sea, por Sánchez @ Madina. Exactamente, por su propia creación.

UPyD, tan pequeñita, y probablemente tan irrelevante ya, sin embargo encierra la metáfora del conjunto entero. O eso parece por las noticias que se ven. El tránsito de La Clave a la telebasura, éxito precisamente de los que acabaron con La Clave.

Yo creo Pablemos que es un invento del Arriola ese que tanto se cita. Una talentada. Y voy a largar una teoría conspirativa como una catedral. Pongámosla entre comillas. Sin creerla, pero reconociendo que sería una explicación de lo inexplicable.

¿Por qué es de repente tan famoso este fenómeno de Pablemos? Sale sin parar hasta en mi TL de Twitter, bastante cuidado. Es el único monstruito de la telebasura que sale. No conozco el nombre de ningún otro, pero de este parece que me tuviera que tragar hasta la última de las chorradas inenarrables que dice. Y son chorradas una tras otra.

¿No era suficientemenet payasa la política nacional hasta el momento? ¿No bastaba con las gracias de Mas y Rajoy, y los nuevos niños sociatas? ¿Y la verdulera catalana? ¿O, para los aficionados a tremendismo y la sangre, los etarras? Pues parece que no, alguien necesitaba a Pablemos. Y nos lo han metido hasta en la sopa.

Pablemos es un “famoso” (un monstruito de la tele). Los famosos lo son, porque salen en la tele. Y salen en la tele, porque son famosos. Quiero decir que algo debe de intervenir en el asunto quien sea el que decide quién sale en la tele. Hombre, habrá que añadirle que el fenómeno cae efectivamente en gracia al público de la telebasura. Pero se puede imaginar que si un muñeco no funciona como se esperaba, pondrán otro. Hasta encontrar el que sirve para ese papel. Pablemos. La cuestión es, ¿quen estaba antes, el muñeco, o el papel?

Pongamos:

Del terrorismo etarra, Iglesias empezó por reconocer que “ha provocado un enorme dolor en nuestro país”. Pero a continuación precisó que esa forma de violencia “tiene explicaciones políticas”, como lo demostrarían las sucesivas conversaciones mantenidas que los sucesivos gobiernos mantuvieron con representantes de la banda terrorista. Al defender la negociación como método para buscar soluciones, subrayó que “el hecho de que yo hable con el cáncer no quiere decir que esté a favor del cáncer”. [La Vanguardia –>].

Acojonante. El nazismo también tiene explicaciones políticas. Como tiene explicaciones políticas cualquier asesino que quiera resultados políticos. Y eso no es una disculpa, sino agravante. El agravante de no saber hacer política sin asesinar, como el resto de los mortales.  Pero no parece que Pablemos proponga ir corriendo a hablar con los nazis. Por eso tiene que inventar la majadería de que la “demostración” de las explicaciones políticas, reside en las reuniones de los diferentes gobiernos con representantes etarras. Que por otra parte también se reúnen con los representantes de -por ejemplo- “los mercados”, sin que eso demuestre la existencia de ninguna explicación política. O -como otro ejemplo- con los representantes de las víctimas de los asesinos etarras. ¿Esas reuniones darían una explicación política a las necesidades de las víctimas? Es imposible ser más idiota.

Bueno, sí; se puede. Tal vez Pablemos hable con el cáncer. Si él lo dice … Pero no nos importa, no se dedica al cáncer. En cambio los médicos, en vez de hablar con el cáncer, lo extirpan. Como primera medida. Y después lo envenenan – si no basta con la extirpación. Pero no tiene pinta de que Pablemos sugiera extirpación y envenenamiento de etarras, muy a pesar de usar el símil del cáncer.  O sea, sí se podía ser todavía más idiota. Pablemos es un récord total.

Lo que nos lleva al principio. ¿Quién necesitaba alguien más payaso que los de siempre; un récord absoluto de imbecilidad? Porque ese ejemplo citado no es ni remotamente un caso aislado. Es la tónica general del prodigio. ¿Quién podía necesitar un … -¡Que viene Pablemos!-? En principio, parece que alguien que quiera echar al PSOE a la marginalidad de la ultraizquierda. Obligarle a marcar esa zona, abandonando la zona principal. ¿Será susceptible la telebasura de derechas de dejarse influir por la necesidad de alguien, pongamos un Arriola, de crear un nuevo muñequito para el público menos inteligente?

Nota: Se elige al famoso Arriola por falta de fe en la capacidad de Don Teledeporte de alcanzar ese nivel de sutileza.

Pero esto es conspiranoia, como decíamos. Visto el resultado, imaginamos quién y por qué ha podido provocarlo. Casi siempre es falso. Y siempre es una forma de pensar “al revés”. Lo que pasa es que produce una sugestión que es muy difícil quitarse de encima.

Conspiranopia o no, Arriola o no, lo claro es que vamos a peor. Y a velocidades de vértigo. Rajoy; Zapatero; Mas; Madina & Sánchez; cumplen. Como payasos, esto es. Te descojonas. Pero el monstruito de la telebasura, ni esa ventaja tiene. ¡Me cago en Arriola!

Nota bis: Aunque la explicación conspiranóica difícilmente suele ser la buena, a veces ocurre. Lo que acabamos de imaginar, ya está inventado. Es lo que hizo Miterrand con Le Pen, en el lado contrario del campo. Y con un resultado de sobra conocido. Antes de la telebasura; ahí es nada.

En Recuerdos de Pandora han hecho un ejercicio interesante [–>]. Tralsadar el resultado de las europeas de ayer a unas generales. Que no será válido, tal cual, pero tal vez da una idea del significado. La lista expresa los escaños que tendría cada partido, y su comparación con las elecciones anteriores.

  • Partido Político: 2011 –> (Europeas 2014)
  • PP: 186 –> 138
  • PSOE: 110 –> 106
  • IU: 11 –> 25
  • CIU: 16 –> 14
  • UPyD: 5 –> 10
  • PNV: 5 –> 7
  • Bildu (Amaiur + Geroa Bai): 8 –> 8
  • ERC: 3 –> 15
  • CC: 2 –> 2
  • BNG: 2 –> 0
  • FAC: 1 –> 0
  • Compromis/EQUO: 1 –> 2
  • Podemos: 0 –> 19
  • Ciutadans: 0 –> 4
  • VOX: 0 –> 1

¿Se podría decir con esos escaños que la marianidad ha ganado las elecciones, como pretenden? Porque el PP sólo podría gobernar con el PSOE, mientras que el PSOE podría elegir entre el PP y la ultraizquierda (sumando las versiones más separatistas y menos separtistas).

Felipe González apuesta por la “gran coalición”. Por algo se ha puesto a hablar de eso. Pero, que yo sepa, no está en ninguna de las apuestas de futuribles del PSOE.

Ahora solo te queda echar un ojo a programa de Pablemos, si tienes huevos.

Y tu única duda sobre el futuro será si se parece más a Venezuela sin petróleo, o a Argentina sin recursos naturales y sin psiquiatras. Ah, y la duda más o menos irrelevante del número naciones / estados / cosas que formarán el prodigio.