maldito vascuence


Hablamos de Guipúzcoa, esa mezcla entre parque de atracciones etnográfico (o reserva india), y paraíso de terroristas jubilados.

reserva-india

El tipo del cuento de hoy se llama Mikel Irízar, y es Director Foral de Normalización Lingüística del parque etnográfico. Vende, en Noticias de Gipuzkoa, un grave problema, edulcorado después con la obligada nota de optimismo.

Problema: Para tener un parque etnográfico necesitas una etnia. Sí o sí; no es una cuestión debatible. Pero la supuesta etnia no se distingue a la vista. No es una raza, como creía Arana. Y además, nadie piensa hoy que Arana fuera algo distinto que uno de los racistas impresentables que abundaron en su época. Y así, a falta de elemento visual, necesitan justificar la etnia en la parte del audio. O te hacen hablar raro, o se jodió el invento del parque.

Hay una constatación desde el principio de la legislatura de que el proceso de revitalización del euskera está en una encrucijada y de que el éxito no está asegurado. Podemos acabar acumulando capacidades y oficialidad pero de una forma que no derive en un uso cada vez mayor de la lengua.

Se entiende fácil. No hay manera de justificar etnia con el conocimiento de una lengua, por muy ágrafa y marginal que resulte. Tiene que tratarse del uso. Cruzas esta raya, y ya no entiendes a nadie. ¡Un parque étnico! Una reserva india. Un hecho diferencial. La cosa.

Y no es que puedan acabar acumulando capacidades y oficialidad de una forma que no derive en un uso mayor del vernáculo, es que eso es exactamente lo que están haciendo. No es que pueda ser; es que es.

La obligada nota de optimismo consiste en que estamos salvados porque “existe un gran compromiso social”. Pero es un clavo ardiendo. Hay tres mediciones posibles de las que Irízar no quiere saber nada.

  1. La evolución de ese compromiso social. ¿Va a más o va a menos?
  2. La cuantificación del compromiso.
  3. La calidad del mismo. ¿Es de boquilla, o tiene skin in the game?

El compromiso social, y lo que hacen (no lo que dicen) los jóvenes, es lo mismo. La juventud es la parte de la sociedad comprometida por definición; son los fáciles de engañar con campanillas de moralidad barata. Si te embarcas en una ingeniería social y no consigues engañar a los jóvenes, mejor que te dediques a otra cosa.

Cuantificación y evolución del “compromiso social”:

vasquilandia-vascuence-jovenes

Un “compromiso social” notablemente estancado, o a la baja, y en un nivel que parece francamente patético. Los chavales no eligen aprender vascuence; les obligan. Lo que es voluntario (de momento) es hablarlo. Pero es indudable que el conocimiento (repito, obligado) ha aumentado espectacularmente estos años. Y la proporción conocimiento / uso sería la medida de un “compromiso social” que no sea de boquilla.

Calidad del “compromiso social”. De las dos referencias del artículo que comentamos sale esta gráfica:

vascuence-jovenes-uso-y-conocimiento

Muy buena pinta no tiene ese “compromiso social”.

Lo podemos mirar en la población general, incluyendo todas las edades.

vascuence-uso-y-conocimiento

Si aumenta con tanta claridad el conocimiento vernáculo, pero no aumenta (o más bien disminuye) el uso vernáculo, yo no veo más que dos posibilidades. O bien el aumento del conocimiento es una fantasía, o bien el “compromiso social” es inexistente. Y cualquiera de las dos posibilidades es un fracaso rotundo de los organismos y fulanos dedicados a esa extravagante ingeniería social llamada normalización lingüística.

Lo que te espera, si les dejamos seguir con su plan:

 Hacen falta muchas más acciones y crear más condiciones para que la gente que sabe euskera encuentre un entorno amable donde hablarlo.

Dibujito: el “entorno amable” eres tú, que no estás siendo nada amable de momento. Y van a emprender acciones para corregirlo (corregirte). ¿Hace falta señalar que “acciones”, en la cabeza de un vascopiteco, no suele designar bromas?

Obstáculo:

También hay que eliminar obstáculos, como la no comprensión, para que el euskera se pueda hablar más.

Vamos, que está guapo el asunto. La encrucijada, que dice Mikel Irízar.

Fuentes

Noticias de Gipuzkoa:

Soziolinguistika:

Gobierno Vasco:

Agradecimientos

Galicia Bilingüe:

 

 

vascuence-en-bilbao-2016

Queridos niños del kindergarten. En Bilbao se habla esencialmente castellano o español, y ha subido del 91,8% al 93,9% entre 2011 y 2016. Después se puede oír ocasionalmente guiri. La mala noticia es que ha bajado del 5,0% al 3,5% entre las mismas fechas. Mala noticia, porque la presencia de extranjeros suele significar dinamismo económico. Y aun menos que guiri -y en sitios muy raros- puede ocurrir que se escuche una especie sonido español con palabras en mayormente ininteligibles. Se oye en muy pequeña cantidad, y en descenso. Del 3,2% al 2,5%, en los mismos años. Se llama vascuence, y hay pirados que afirman que es la lengua propia local.

Tal vez se podría definir como ciudad paleta aquella en la que se habla más vernáculo que guiri. Y con esa definición nos salvamos. En Bilbao, quiero decir; el resto de Vascongadas es paleta. Bueno, con Vitoria y Pamplona en la cuerda floja.

vascuence-en-capitales-2016

Si queremos mirar Vasquilandia completa, se entiende que lo de Vasqui-landia debe ser como llamarle Galia a Francia, o Celtiberia a España; una licencia poética. Por la lengua no puede ser. En ese caso se debería llamar Hispania. Y la tónica en el conjunto total es la misma. Español sube, vascuence baja.

lo-que-se-habla-en-vasquilandia

Dentro de unos años cambiamos lo de Vascongadas por Hispanizadas.

Esto es respecto de la realidad. Poco cambio que puedas notar. Que en Bilbao pase del 4,6% al 2,5% el número de las conversaciones en vascuence, en la calle, puede parecer mucho cambio. ¡Ha bajado a la mitad! Pero en la vida real, entre no oír vascuence nunca, y no oírlo jamás, no hay diferencia. No se nota. Es una virguería académica, como el cambio climático.

vascuence-en-bilbao-porcentaje

Pero también hay noticias del mundo de la fantasía. Las encuestas; lo que la gente cree que habla – por contra de lo que puedes oír que hablan. ¡Los vascoparlantes suben como la espuma! Vasquilandia está llena de vascoparlantes. Que se ve que son mudos, porque al escuchar (la medición anterior) no se les oye. Un fenómeno muy singular; sube sobre todo una categoría de vascoparlantes digna de la mayor admiración. ¡Los vascoparlantes pasivos! Joder, hasta los chimpas saben que los humanos no pueden parlar pasivamente. Es un imposible metafísico, y por eso no se les oye. ¿Serán vascoescuchantes y ha habido un trasloque en la traducción? Tampoco es fácil, porque está muy complicado lo de escuchar las conversaciones que -según la medición- no se producen. Yo apostaría que no son ni vascoparlantes pasivos, ni vascoeschuantes, sino vascofantasía.

vascofantasía

Lo mismo que yo podría decir que soy angloparlante semiactivo; un poner. Chorradas del eusko kindergarten; fantasías lingüísticas posmodernas. ¿No hay un número infinito de géneros, de graduación variable y a voluntad? Pues el vascuence no iba a ser menos, digo yo.

Pero ojo, que las fantasías se pagan. Todo ese esfuerzo, el porculo que dan, y las disfunciones, cuestan. Mucho. Y es para nada, como bien muestran sus propios números. O para una fantasía más o menos auto-satisfactoria. Si cambiáramos de mentalidad, por ejemplo con satisfacciones de mayor fuste, nos ahorrábamos una pasta. Y la podríamos dedicar a satisfacer cosas -digamos- normales.

En fin, esta es la cuarta entrada sobre Lo que se habla en Bilbao. Seguiremos actualizando la hispanización real y vasconización imaginaria del país. El resto de la serie:

Vamos a menter un añadido (08:00 14 julio) de contexto. Comparando el vascuence que se habla en la ciudad menos y la más paleta. Paleta, según esa proporción vernáculo / guiri que estabecíamos de baremo razonable. Y tampoco es que en la capital en Bildulandia sufras una eusco inmersión con la que tienes un problema por no hablar vascuence. Sí, se oye algo en lugar de nada. Pero los que lo hablan son los que menos te interesa saber lo que dicen. O los que más te interesa no saber lo que dicen. Punto de vista que te puede llevar a pensar que la supervivencia del vascuence en la UVI es una ventaja, aunque no lo parezca. Y aunque sea una ventaja muy cara.

vascuence-en-bilbao-y-sanse

Añadido para los comentarios (Luisa).

lenguas-minoritarias

 

Vascuence por saco

Fuentes:

 

Veo que se apunta Gloria Lago (Galicia Bilingüe), y me parece suficiente para tomarlo en serio.

La plataforma se llama Hablamos Español y la idea es presentar una Iniciativa Legislativa Popular, para lo que necesitan reunir medio millón de firmas. Reclamando la votación en el parlamento de una ley de libertad de elección lingüística.

Se puede resumir en que se metan la “normalización” por do les quepa. O sea, que sí; que los problemas de las lenguas marginales son muy interesantes, pero a mi me vas a molestar con ellos lo justito. Y ni un paso más. Por ejemplo, no me vas a quitar la libertad de usar la mía en las mismas condiciones oficiales que la minoritaria. Y si crees que eso dificulta o impide que las lenguas vernáculas tengan el mismo uso, o prestigio, o “normalización”, o lo que sea, que la lengua de todo Cristo, ajo y agua. Ocurre que mi función en el mundo no es “salvar” tu lengua. Y sobre mi real gana, ni te cuento.

La ley a presentar:

Propone lo obvio. La administración, que incluye la educación pública, ofrece las dos lenguas oficiales en igualdad de condiciones. Y los fulanos, que te incluye a ti, eligen la que les pete. Con un detalle no menos obvio:

El cumplimiento de los derechos lingüisticos reconocidos a los ciudadanos, no implicará que todos los empleados públicos deban conocer la lengua cooficial con el castellano en el territorio, sino que bastará con que la administración en su conjunto organice sus recursos humanos para satisfacer tales derechos.

La web desde la que funcionan es hispanohablantes.es:

Clic para ampliar:

De momento no veo que tengan forma de firmar por internet, y piden ayuda para organizar la recogida de firmas a boli. Estilo paleolítico. Esperemos que mejore.

Seguiremos el asunto y proporcionaremos información. Reunir medio millón de firmas no es en absoluto fácil sin partidos políticos por medio. En España todo  pasa por los partidos, y no creo que ninguno de los que están en el parlamento se vaya a apuntar. Al menos hasta que le vean las orejas al lobo. Pero si Hablamos Español consigue las firmas, iba a tener gracia. Todos los políticos a retratarse en el parlamento. Y a explicarte con tedioso pormenor y gran gimnasia argumental que la “anormalización” de tu lengua te conviene. Porque en realidad no es tu lengua propia, o algún prodigio telúrico similar. Las piedras, los bosques y los montes. Y porque Franco sigue siendo el factor dominante de tu vida.

También han sacado un vídeo:

¿Cuando le tocan los cataplines, usted qué hace, señor? Probablemente nada, si es desde el poder. Pero para eso tenemos a nuestra Gloria. Bendita.

Y la recomendación de siempre. En inglés, para no molestar:

Vascuence por saco

La gente manda cosas …

El punto de vista, o de partida, del lingüista kinderarten:

Una lengua minorizada sería la que, compartiendo espacio geográfico con otra, sufre una acción coercitiva que lleva a un recorte en su utilización. No es una cuestión de número de hablantes sino de lo que conocemos en lingüística como “prestigio”.

Por ejemplo, el francés en la zona francófona de Canadá es una lengua minorizada, porque hay presiones desde el poder para que el inglés se utilice más.

Y el punto de vista de la realidad, desde Wikipedia sin ir más lejos:

– La única lengua oficial de Quebec es el francés.

– El 78% de la población de Quebec es francófona.

– El 94% de la población de Quebec sabe habar francés, y sólo el 47% sabe hablar inglés.

No tengo ni idea de quién es “el poder” en este caso, ni de lo que hace respecto de las lenguas, pero la situación normal durante toda la historia de la humanidad es que las lenguas difieran en “prestigio”. Y el inglés, hoy, tiene más que el francés, por su uso como lengua de ciencia, cultura, y viaje. Pero al lingüista minorizado nunca le costará imaginar una coerción que explique lo que su cerebro no puede explicar. La dinámica natural de las lenguas.

Más chorradas.

El español en EEUU es una lengua minorizada, porque la lengua “oficial” para mucha gente es el inglés.

Bueno, mucha “coerción” no parece que haya si es -de lejos- la primera lengua que estudian como segunda lengua los chavales en USA. Y siempre que haya una lengua oficial, sea legal o sea en la práctica, las demás serían minorizadas. ¿Qué quieren estos; que todas sean oficiales y despierten el mismo interés?

Las cuatro primeras que aprenden en EEUU son:

lenguas-aprendidas-en-usa

Y aquí tenemos otro detalle que el lingüista kindergarten no parece querer contemplar. En EEU sólo un 20 de los alumnos estudian una lengua extranjera, mientras que en España o Francia -o Quebec- serán el 100%. ¡Porque las lenguas no son igual de útiles, y las más útiles tienen más partidarios!

Pero vamos al grano. Las definiciones no nos han servido de nada. Veamos las leyes, que saca de un tal Guillem Calaforra. Debe ser un catalán minorizado, a juzgar su nombre.

  1. Existen unas normas que restringen socialmente el uso de la lengua propia frente a la dominante.

Supongo que pueden ser una normas matemáticas. Si el 100% de la población habla A con comodidad, pero sólo el 50% habla B con comodidad, ¿qué futuro crees que tienen A y B? Y puede haber normas por medio, o no. Las normas buenas suelen limitarse a facilitar lo que en todo caso va a pasar, porque es bueno que pase.

¿Y dónde están esas normas en Cataluña o en Quebec?

2. Bilingüación unilateral sólo de la lengua minorizada.

Los hablantes de minor son bilingües, por la cuenta que les tiene, y los de la lengua general no. ¡Porque no lo necesitan!

También es una norma perfectamente matemática si de entenderse se trata. Sólo cabe eso hasta que los minoritarios se aburran. Bueno, también cabe el formidable porculo del kindergarten manteniendo lenguas minoritaria en la UVI.

3. La comunidad de la lengua minorizada acaba convirtiéndose en un subconjunto de la dominante.

No, no acaba; empieza por ahí. Y subconjunto es -una vez más- matemáticas. No es un término ofensivo. Las mujeres son un subconjunto de la humanidad, y mira lo estupendas que son. Etcétera. Pero en la dinámica de lenguas, las que crean población subconjunto pierden utilidad. Y eso normalmente lleva a perder hablantes. Vaya, en un mundo normal.

Y este es todo el drama de @vanfunfun con las lenguas minorizadas. Que tienden a perderse. ¿Y qué? Las lenguas se pierden. Y también nacen. Si nacieran y no se perdieran, ocuparían todo el espacio de todos los cerebros y no podríamos pensar. Más lenguas es menos comunicación, o menos espacio en el cerebro para otras cosas. Salvo que sean muchas lenguas de andar por casa, una para cada uno; y pocas lenguas de amplio espectro. O idealmente sólo una. Así se limita la okupación total de la neurona, y es lo que hacemos naturalmente.

Por cierto, si en toda la verborrea del nota, y la del catalán minorizado, sustituyes minorizada por minoritaria, estás diciendo lo mismo pero sin la estúpida carga lacrimógena. Minorizada es un término completamente idiota, posmo. No aparece en el Oxford Dictionary ni en el de la RAE. Y es exclusiva de la época idiota:

minoritized-ngram

Se puede hacer la virguería de decir que una lengua puede ser mayoritaria y estar restringida en ciertos campos — por ejemplo administrativos, o académicos. Y le llamarían minorizada. Pero es una chorrada, porque la raíz minor no pinta nada ahí, y puedes usar cualquier término normal. Como marginada, restringida, excluida; según el caso. Minorizada es una chorrada. Para eso, el castellano y el catalán hubieran sido lenguas minorizadas en la alta Edad Media, porque se seguía usando el latín en muchos menesteres. Y en la iglesia, hasta anteayer.

Resumiendo. La tontería sociolingüística de turno. Muy kindergarten: intentar crear realidades inexistentes a base de inventar palabras retorcidas.

 

 

Ayer daba El Confidencial esta noticia (clic en la imagen). No he visto que otros la saquen. Probablemente se puede dar por buena. Tampoco es tan importante que lo sea, porque el problema es que es verosímil (el ambiente va por ahí), y hay muchos casos similares.

vascuence-por-saco

Una situación de más de una lengua en una zona no es nada rara. Y resulta normalísimo cuando se trata de dos; con una muy local, esencialmente marginal y ágrafa, y otra de ámbito mucho mayor y de uso cultural. Posiblemente sea el caso más frecuente y natural si miramos toda la geografía y toda la historia. Y no tiene por qué dar problemas; es algo que siempre hemos digerido muy bien. La lengua marginal desaparece con el tiempo, y tampoco suele ser necesario hacer mucho esfuerzo ni darse prisa para conseguirlo. No tiene por qué ser un estorbo. Hasta ahora, que nos a dado por las masturbaciones lingüísticas y se ha convertido en un por saco colosal.

Y el caso es que no debería ser difícil explicárselo a los onanistas. Pongamos Vasquilandia. El vascuence podría haber desaparecido al mismo tiempo que el íbero, el celtíbero (o lo que usaran aquellos), el galo, etcétera. La pérdida de una legua nunca es un probema. No es como perder las llaves tomando potes. Nadie olvida una lengua que usa; no se puede. Las lenguas, al contrario que las llaves, se pierden por inútiles. Y perder algo inútil no es una pérdida; es una ventaja. Imagina perder las llaves de una casa que has vendido. ¡Mejor! Un estorbo menos.

Vale, pero, ¿cuánto estorbo? Pues depende. Y curiosamente depende de que haya salvalenguas, o no. Cuando no hay salvalenguas, no hay diferencia; y cuando hay salvalenguas la hay muy grande.

Por ejemplo, hace cincuenta años no había ningún problema en Vascongadas porque algunos paisas siguieran hablando vascuence. No molestaban a nadie. No sé; lo mismo que no era problema que en Midi-Pyrénées persistiera el occitano. Tal vez los bilingües tuvieran que hacer algún esfuerzo extra al empezar la educación, sobre todo si no eran realmente bilingües antes de ir a la escuela. Pero era cosa suya. Sólo sería problema si les parecía problema. Y como tiene fácil solución -dejar de hablar la lengua sobrante- se puede calcular que no sería un problema digno  de atención. Por eso no deberíamos preocuparnos, en principio, por las lenguas marginales. Live and let them die.

¿Y cómo se pasa de tener un no-problema a tener un por saco alucinante? ¡Por los putos salvalenguas! Que son como una versión casera de los salvapatrias y los salvatierras. Los salvadores de quien no quiere ser salvado — y que normalmente ni siquiera podría quererlo.

Causa, y por saco, básicamente son sinónimos. Como decía Aldous Huxley en Crome Yellow:

El camino más seguro para establecer una cruzada por una buena causa es prometer a la gente que tendrán la oportunidad de maltratar a alguien. Poder destruir con buena conciencia; ser capaces de portarse mal llamándole “indignación justa” a tu mal comportamiento — ese es el colmo del lujo psicológico. El más delicioso de los regalos morales.

Eso no quiere decir que toda causa tenga que ser netamente perniciosa. Acabar con la esclavitud tiene mayor peso positivo que el lado negativo de atacar a los esclavistas. Parece una suma fácil. Pero sí quiere decir que hay que hacer la suma antes de ponerse a dar por saco. Y dado que el 99,99% de la humanidad no habla vascuence, no hablar vascuence no puede ser un perjuicio. Se mire como se mire. Pero el por saco sí es un por saco. Perjuicio. Suma negativa. Muy negativa. Si fuera como el íbero, una lengua muerta, el mundo sería mejor. Con menos por saco. La alternativa es desactivar a los salvalenguas.

¿Lo entenderán así los onanistas?

vascuence-por-saco-no-gracias

Añadido posterior para Octavio.

world-gdp-pop

 

Dice Gaztañaga, una Miren, que quiere “pedir disculpas a todas aquellas personas que se hayan sentido ofendidas a raíz de este malentendido que ha surgido, también en parte, a través de la manipulación y descontextualización de un material audiovisual”.

miren-imagen-de-un-cateto

La verdad es que no conozco a nadie que se haya sentido ofendido. Y tratando de imaginar quién podría tomarse a mal el programa de humor de ETB sobre los tópicos que tienen los euscaldunes acerca de los españoles, la única solución verosímil es que se hayan sentido mal los euscaldunes no descerebrados que queden por ahí. Alguno habrá. Y el programa va de eso, ya desde el título. De “los euscaldunes” sobre diversos temas. Y desgraciadamente los euscaldunes que aparecen se corresponden perfectamente al tópico que sobre ellos tiene el resto de la galaxia. Algo como una parrillada campestre de pollo barato, con un público grasiento que disimula su rusticidad … ¡disfrazándose de rústico! Que por una parte es una forma muy eficaz de que el vascuence adquiera sentido, y seguramente también ofrece el consuelo identitario del rebaño mono-temático y auto-consolador.

Joé, imagina que eres euscaldún, y que la tele oficial de Euscaldunlandia te represente mediante ese ganado. ¡Vaya corte!

Culturalmente están un poco atrasados, me viene la imagen de un cateto.

Le dijo Arteta a Goya.

arteta-y-goya

Dice la niña Miren que lo suyo está sacado de contexto. Que se trata de estereotipos, a los que no es ajena, lanzados en clave de humor, que no representan lo que piensa. Debe ser lo que siente, porque lo que piensa -dice- es amplio, inclusivo, y muy respetuoso con los demás. Que viene a ser como un recitado de memoria del catecismo en curso. Pero es que a partir de cierto nivel cultural -a la baja- se suele confundir recordar con pensar. No, no piensas, Miren; recuerdas que tu manera de pensar debería ser blablabla.

Pero luego tus tópicos dicen otra cosa, y de ahí las risas. Freud proponía que el humor ocurre cuando el consciente permite la expresión de lo que la sociedad normalmente prohibe o suprime. Ese es el truco. Como es un programa de humor, no es verdad. No es lo que pensamos. Pero funciona al revés. Como sabemos que no deberíamos pensar eso si no queremos ser una banda de racistas y xenófobos de mierda, la forma de expresarlo -sin pecar demasiado- es el humor.

Lo que sobran son las disculpas. Los españoles no pueden ofenderse porque al pensar en ellos le venga a Gaztañaga la imagen de un cateto. Lo mismo que los blancos no sienten concernidos por el racismo de un negro o de un japonés. Les hace gracia. Bueno, a los blancos cosmopolitas también les perece absurdo el racismo de los blancos catetos. Pero absurdo, o mal, no es exactamente lo mismo que ridículo. Y lo de la ETB es eso; ridículo. Como Sabino Arana llamándole ignorante a Unamuno, o algo así.

Una sugerencia para Gaztañaga. Define cateto (vale consultar DRAE [–>]). Compra un espejo. Mira la imagen que “te viene”. ¿Euscaldún? También puedes mirar el vídeo de marras, la parrillada grasienta de pollo barato, y el resultado es el mismo que el del espejo. Humor, efectivamente. Pero lo gracioso eres tú.

También sobran las protestas porque se trata de un discurso de odio. Sí lo es; y de libro. Pero es el odio del payaso, que ni pesa, ni duele. Salvo a los euscaldunes no acomplejados y no paletos que haya, que esos sí deberían preocuparse. ¿De verdad quieren que la imagen que “nos venga” a los demás sobre los euscaldunes sea la de Gaztañaga y el ganado de la ETB? ¿Quién querría ser euscaldún, en esas condiciones, si puede evitarlo? Y evitarlo es lo fácil; basta con no aprender vascuence, u olvidarlo.

Fuentes:

El vídeo:

Las disculpas:

gaztanaga-disculpas

Página siguiente »