Luis


Por Luis, desde Florida

Ha sido un trágico fin de semana, aquí en EEUU. Han sido asesinados de forma insensata 29 personas inocentes hasta ahora, incluyendo mujeres y niños. Hay heridos de gravedad. Una verdadera aberración. Y cada vez que ocurre una de estas tragedias, hay quienes ya tienen la solución. La típica y estridente reacción de los demócratas y la prensa mundial es la de criticar la Segunda Enmienda de la Constitución, el derecho a poseer armas. Y a continuación voy a exponer ciertos datos, mitos y ejemplos sobre el tema que apenas se oyen.

Siendo proveniente de la cultura española, tardé muchos años en aceptar el derecho a la posesión de armas. Habiendo vivido aquí 56 años, ahora no sólo acepto los razonamientos para defender dicha ley, sino que estoy convencido que el problema no es la posesión de armas sino QUIÉN posee las armas. Yo creo que hay muy pocos que se alarman al ver un policía con pistola ¿no?.

Y puede extrañar a muchos, pero escuchando a los demócratas en esta campaña electoral y sabiendo lo que ha ocurrido en Venezuela y Cuba donde la venta de armas es ilegal, me indica que a los tiranos les conviene mucho que el pueblo no posea armas. Y la Constitución de EEUU es un documento anti-tiranía por excelencia.

Pero ¿por qué razones creo que no son las armas, pero sí ciertos humanos?

En EEUU hay algo admirable que es la cantidad de datos que los gobiernos acumulan. Sabemos que el porcentaje de posesión de armas en los estados de Wyoming, North Dakota, Montana, Idaho y Hawaii oscila entre el 45 y 57%, siendo de los más altos. Y la cantidad de asesinatos con arma de fuego por cada 100.000 habitantes oscila entre el 0.3 y 1.7. A España le corresponde un 0.8 y la media de EEUU es de 4.7. Por el otro lado, la capital de EEUU, Washington, tiene unas leyes muy restringidas para la compra y uso de armas y el porcentaje de posesión es del 25%. Así y todo, los asesinatos por cada 100.000 son 18.0 o 10 veces más que Wyoming con un 57% de la población con armas. Missouri tiene un 27% de posesión y 6.9 de proporción. Delaware solo el 5.5% las poseen, pero todavía hay 5.5 asesinatos por cada 100.000. Maryland 21% vs 4.7. Probablemente, estos serán casi todos los asesinatos cometidos en Baltimore, su capital, una de las ciudades más peligrosas con una proporción de 50/100.00, que queda al nivel de Honduras, El Salvador y Venezuela, las naciones más peligrosas del mundo.

Hay otra estadística que nadie la va a mencionar porque es de “racistas” hacerlo. Las poblaciones de Baltimore, Washington DC, Detroit, Nueva Orleans, St Louis tienen alrededor de dos tercios de su población minoritaria, excluyendo la hispana. Y es que dicha minoría comete la mitad de todos los asesinatos (unos 7.000) siendo ellos sólo el 12% de la población.

Debo apuntar también, que México tiene unas leyes de control de armas mucho más estrictas que EEUU, pero en los primeros 6 meses de este año, están batiendo su record con 14.603 asesinatos, la misma cantidad que en EEUU en 12 meses, con una población 2.5 veces superior.

También se me hace muy curioso que los políticos que exigen sin cesar la eliminación de armas, como lo está haciendo ahora mismo la candidata Kamala Harris, dispongan de una extensa escolta armada hasta los dientes y excelentemente preparada.

Otro punto importante que no se menciona, porque no interesa al relato popular, es la cantidad de muertes que se han evitado por poseer armas.

Este artículo de arriba de la Fundación de Educación Económica cita datos caracterizados como conservadores del Departamento de Justicia, para el cual trabaja el FBI. Y en los años de 2007 y 2011, la media de los incidentes de uso de armas de fuego en defensa propia fueron de 67.740 por año. En otro estudio, el Centro de Prevención de Enfermedades, y específicamente el Instituto de Medicina e Investigación Nacional apunta que dichos actos defensivos fueron entre 500.000 y 3 millones. Otro diferente dirigido por el centro Nacional de Victimas de Crimen, nos da el número de 108.000 casos defensivos. Obviamente, estos estudios carecen de la precisión necesaria en la rama aeroespacial, pero sí nos da una buena idea de que las armas tienen una función defensiva considerable. También está muy claro que estos asesinos buscan lugares donde existe muy poca o nula seguridad. Esta vez han sido los centros comerciales, pero normalmente son las escuelas e iglesias, donde las armas están prohibidas. Y esto lo admite el mismo asesino Patrick Crusius en su manifiesto que supuestamente lo colgó en la red. (No se ha verificado oficialmente todavía) Sin duda, hay declaraciones racistas parecidas a los del KKK y anti-inmigrante. Pero también hay otra frase en la que defiende la diversidad de las razas y designa territorios para ellas, por lo que no leo que es claro un odio visceral a otras razas. Sí le preocupa la enorme inmigración hispana (al igual que a muchos de nosotros) que alteraría totalmente la cultura anglosajona, cosa que está ocurriendo. Pero también entra en el tema del excesivo consumismo, las corporaciones, la polución de los plásticos, y el abuso de los recursos naturales. Culpa a ambos, demócratas y republicanos, por no hacer nada en cuanto a la inmigración ilegal. Y que en el momento en que Texas tenga mayoría demócrata, tendrían control total de la política nacional, cosa que también es una realidad. Para ello, George Soros y Tom Steyer están gastando cientos de millones registrando votantes para el partido demócrata. A esta realidad, hay quienes le llaman racismo y otros opinan que es un problema cultural. Afirma que todo esto lo pensaba antes de la elección de Trump, aunque reconoce que le echarán la culpa a él, pero niega ser así. Idea que también ha acertado.

Yo no me voy a poner a politizar el asunto, aunque no han tardado los candidatos demócratas a la presidencia, culparle a Trump por el racismo causado a consecuencia de sus palabras. Aquí el manifiesto completo. https://drudgereport.com/flashtx.htm

La realidad que vivimos es que el mencionar los datos del FBI de arriba, es considerado racismo. Lo que no mencionarán en este caso son las creencias ecologistas del asesino que definitivamente cuadran con el mensaje de la izquierda. Mi opinión sobre la motivación, es que el tipejo tiene una enorme sobrecarga de información y su mente ha sido incapaz de discernir y razonar sensatamente. Tampoco quiero insinuar que es un loco, ni mucho menos.

En adición, para determinar la mentalidad de este tipo de asesinos, nunca se menciona en los medios la influencia que hayan podido tener los video-juegos y la violencia en las películas. Ni la “publicidad” que recibe el asesino en los medios que pueden incentivar a este tipo de personalidad. Según los medios y los críticos, sólo son las armas de fuego y nada más.

Los medios enfatizan esta aberración que tenemos en EEUU, pero también omiten que midiendo por población y número de víctimas, EEUU no es el líder mundial. Está como en el nº 11. Y en cuanto a la frecuencia a través de los años, parecido. Abajo los datos.

https://fee.org/articles/the-myth-that-the-us-leads-the-world-in-mass-shootings/?gclid=Cj0KCQjwp5_qBRDBARIsANxdcilrbmIZphJHaFpO_dvDL6ffQwpMZra7c9P1QtbrAH8DvuJuPRLSTAAaAn-AEALw_wcB

En cuanto al asesino de Dayton, Ohio, Connor Betts, quizás haya más amplia o clara información sobre sus inclinaciones. Se declara socialista y que definitivamente votaría por Elizabeth Warren. Adora a Satanás y afirma que irá al infierno. Le disgustó mucho la elección de Trump. Pero algo mucho peor es, que estuvo con su hermana esa misma noche y la mató más tarde entre otros 8. Hay algunos que aseguran que era su objetivo principal.

Aunque la ideología de este bicho sea más clara o menos conflictiva, está recibiendo menos atención y politización en los medios. Abajo una descripción más extensa. Que conste, que ni se me ocurre culpar a la candidata Elizabeth Warren, ni a ningún demócrata por la aberrante mentalidad de Betts. Ni lo hará ningún conservador, cosa que desafortunadamente no se corresponde por la izquierda. Yo creo que es una tragedia social y mental y no política.

Otro punto a tener muy en cuenta con estos asesinos en masa, es que típicamente envían muchos mensajes antes de llegar al extremo final. Escriben en Facebook, o en tuiter, o mencionan en la escuela donde los toman por raros y quedan aislados. El caso más claro es el del asesino de la escuela de Parkland, aquí en Florida, que estuvo en la comisaría numerosas veces antes de la masacre. Después de una larga investigación, el gobernador de la Florida decidió destituir al sheriff del cargo. Fue un fracaso descomunal de la policía. Algún tiempo atrás, Connor Betts también escribió en la escuela una lista de víctimas que estaban en su punto de mira. Tuvo otras más aunque me figuro que no todas las señales sean claras para tomar medidas. Pero definitivamente hay una gran necesidad de estar más alertas.

Escuché en TVE, que las muertes por arma de fuego en EEUU llegaban a ser como unas 36.000, cosa que es verdad, pero necesita clarificación este intento de avanzar el relato. Los asesinatos son 14.623 y las demás muertes, 22.000, son suicidios. Según la organización Gun Violence Archive, la cantidad de muertos por asesinos en masa en el 2018 fueron 340. Y la cantidad de policías asesinados ejerciendo su trabajo, llegan a ser 291.

La realidad de EEUU en cuanto al control de armas, es bastante clara. No habrá ninguno en mucho tiempo. El mayor vendedor de armas de EEUU no fue ni la Asociación del Rifle (NRA), ni la Colt, sino el presidente Obama. Las amenazas de Obama para controlar más la posesión, incentivó a los ciudadanos a comprar y se duplicó el número de armas en EEUU en 8 años. Y en estos momentos está ocurriendo más de lo mismo.

Teniendo en cuenta los mencionados y otros problemas de nuestra sociedad, personalmente pondría más recursos en los problemas de la sobre-dosis de drogas, que llegaron a ser 70.000 en el 2017. Y la gran mayoría de las drogas están prohibidas por las leyes, pero……….

Among the 42,249 opioid-related overdose deaths in 2016, 19,413 involved synthetic opioids, 17,087 involved prescription opioids, and 15,469 involved heroin.

Añadido para los comentarios (7 agosto 13:00).

homicidios-por-paises

correlacines

Y un artículo muy interesante (clic en la imagen)

homicidios-armas-eeuu-estados

 

 

 

 

Por Luis, desde Florida

En muchas conversaciones con españoles oigo su perplejidad: ¿Cómo un país tan rico no tiene un seguro de sanidad universal, como lo tiene España? Claro, la pregunta es corta y sencilla pero una respuesta que explique todos los factores envueltos, la forma de pago, la calidad, los tratamientos y el equipo usado, la investigación y descubrimiento de nuevas curas, los fármacos, las necesidades de un joven sano y las de un anciano…. es bastante más complicado. Que conste que no es mi intención defenderlos o criticarlos porque hay pros y cons en casi todo. Y para explicar bien el sistema o estructura (mejor dicho su ausencia total) de la sanidad de EEUU requiere mucho más que un párrafo. Es común oír de los españoles que en EEUU, un enfermo puede morir sin ser atendido en el hospital. Hombre, no puedo negar que haya ocurrido, EEUU tiene 330 millones de habitantes y aquí hay de todo. Pero una realidad es, que si un individuo va a emergencias, legalmente el hospital está forzado a atenderle. El que no tenga seguro ni fondos no impide que sea atendido. En el caso de que esté enfermo pero no es urgente, es muy posible que no le atiendan en ciertos hospitales, pero le informan de otros donde le reciben. Por lo que esa afirmación sobre “americanos que mueren por no tener seguro” es fake news. Repito, han podido ocurrir algunos caso por algunas circunstancias. Abajo hay un reportaje que verifica lo mencionado. Los hospitales envían al gobierno la información sobre los gastos que no han podido cobrar. Y en el 2013, el gobierno federal pagó a los hospitales $2.000 millones por atender en emergencias incluyendo un gran número de indocumentados.

https://www.pbs.org/newshour/health/how-undocumented-immigrants-sometimes-receive-medicaid-treatment

Mientras todos los españoles con los que he hablado están felices con su sistema, también es una realidad que en él existen seguros privados para evitar las esperas, visitar mejores especialistas y clínicas, etc. O sea, lo bueno se paga, y me indica que lo privado es mejor que lo público. Por eso aquí tenemos mucho escepticismo sobre la calidad de lo socializado. Ejemplo claro: Los que han hecho el servicio militar tienen un seguro administrado por la Agencia de Veteranos del Pentágono. Es escandaloso la cantidad de muertes que ha habido esperando el turno en sus hospitales. Obama inició una reforma y Trump decidió darles la opción de servicios privados. Tenemos claro, como vemos en la educación pública, que entre los sindicatos y los burócratas florece una relación simbiótica que causa corrupción, mal manejo y resultados mediocres como mucho.

El que no haya un sistema o estructura estandarizada en EEUU, no me dice que la atención general al enfermo es inferior que en España. Aquí hay una infinidad de seguros. Lo más común (el 60% +o-) es que el empresario ofrezca uno para sus empleados. Pero estos seguros ofrecen diferentes beneficios dependiendo del poder económico de la empresa y del nivel del empleado. Hay empresas pequeñas como restaurantes familiares donde no ofrecen ningúno. Pero para muchos de estos, cuyo salario mensual es de $1.800 o menos (familia de 3) que quedan por debajo de la línea de pobreza y califican para el programa social MedicAid, que es un seguro de sanidad cubierto totalmente por el gobierno. Según las estadísticas, los que viven oficialmente en el nivel de la pobreza son el 15% o 47 millones. Pero los que están acogidos por el seguro de ayuda sanitaria son 75 millones. Lo que el gobierno gasta para la asistencia gratuita de los pobres son $550.000 millones o lo mismo que el total que gasta el gobierno español en todos sus programas.

Otros 170 millones reciben seguro de las empresas donde trabajan. Algunos tienen unos seguros “cadillac” envidiables negociados por los sindicatos. A las empresas fuertes también le interesa dar unos seguros muy buenos para atraer buen personal y a la vez evitar que esa “entrada” la tenga que declarar a Hacienda. Se considera un beneficio y no una entrada. En adición hay 7 millones de empresarios con empleados y otros 28 autónomos sin ellos. Claro, entre los autónomos conozco uno, mi yerno, que todo disgustado, se queja del costo del seguro para su familia. Tiene 40 años, son tres y paga unos $1.000 mensuales. Eso sí, no tiene tanto disgusto para pagar por un Jaguar del año, ni por las vacaciones que se ha dado en España, ni de la remodelación que le ha hecho a su casa. Su esposa, hija de la mía, estudió decoración de interiores y le gusta lo fino. Vino de Cuba con una mano delante y otra detrás hace 20 años y se queja de esta faceta, cuando está a punto de ser millonario. Sin duda es una bellísima persona y de un corazón sin fronteras, pero así de complicados somos los humanos. La entrada media de una familia es de más de $60.000 anuales

Después existe el plan Medicare, que es para los que tenemos más de 65 años. Y dentro de este plan hay varios otros: el A, B, C y D. Son planes subsidiados por el gobierno, pero que cada uno tiene una cobertura diferente y su correspondiente pago. En mi caso personal, pago $200/mes que me deducen del cheque del seguro social y punto. En cuanto a los beneficios, no podría estar más feliz. Me operaron de cáncer de la próstata con el método DaVinci (robótico) y mi copago fue de $800.00. Hace un año me fusionaron tres vertebras porque una estaba 10 m/m fuera de posición, causando serios dolores de la ciática y mi copago fue de $600.00. Cuando voy a la farmacia, un frasco de pastillas me cuesta $4.00. Las visitas al doctor $25 y al especialista $45.  Todo muy manejable. Apunto a que trabajé para una empresa con un seguro excelente cotizando el máximo a la SS. Mi caso es definitivamente anecdotico, pero característico de la clase media.

De todas formas, en un intento para lograr una socialización de la sanidad, Obama instauró el controversial ObamaCare, oficialmente llamado ACA que traduce a Acta de Cuidados Asequibles. Afirmó que no afectaría a los seguros vigentes ni a la relación doctor/paciente. Todo falso. En este video se puede escuchar al arquitecto del programa, el economista Jonathan Gruber, describir lo fácil que era engañar a los ingenuos votantes.

https://www.youtube.com/watch?v=Adrdmmh7bMo

En julio del 2009, a los 5 meses de la inauguración de la nueva presidencia, se incorporó el proyecto de la ley ObamaCare y los republicanos y muchos independientes iniciaron una serie de protestas en contra del enorme gasto federal por la ayuda a los bancos en la Crisis Financiera y esta ley que afectaba a docenas de millones de individuos. La ley impuso a las empresas que ofrecieran los mínimos estipulados por la ACA y a la vez cobra impuestos a aquellos que ofrecen cobertura “cadillac”. Y esos mínimos, máximos y lo que el programa pagaba a los doctores y hospitales, causó considerable descontento. Pero los que se veían positivamente afectados, felices se acataron al programa por las subvenciones que recibían. Unas fotos sobre los manifestantes en Washington DC en septiembre del 2009. De uno a dos millones, actos que tuvieron poca cobertura en los medios.

http://www.welovedc.com/2009/09/14/912-rally-crowd-estimates-two-million/

El programa comenzó a ser implementado al 100% en el 2013 y en los últimos 6 años, la cantidad de individuos sin seguro se ha reducido de 44 millones a 27. Es lo que nos asegura esta organización que habla positivamente del programa. Los números gubernamentales no varían apenas.

https://www.kff.org/uninsured/fact-sheet/key-facts-about-the-uninsured-population/

Y nos dice que de los que no quieren tener seguro, el 45% piensa que es demasiado costoso. Para los que no quieren pagar el seguro hay una multa que depende del año, si es niño, adulto o familia. Para el año 2016, las multas era de casi $700/adulto, cerca de $350/niño y algo más de $2000/familia. No se sabe cuántos pagaron o evadieron, pero de lo primero que hizo Trump fue eliminar dichas multas, que tomaron efecto en el 1/1/2019.  Una realidad es que el 0.8% de la población han preferido pagar las multas que los seguros.

 

Sobre las farmacéuticas.

Big Pharma es muy parecido a Big Oil (petroleras) en cuanto a imagen. Tampoco me pongo a defenderlos sino a proporcionar números. En este artículo de la Agencia de Contabilidad del gobierno, Las farmacéuticas tienen unas entradas de $800.000 millones, unas ganacias del 18% y gastan en I&D me figuro que unos $100.000 millones ($89.000 en 2014)

https://www.gao.gov/products/GAO-18-40

Según la revista Fortune, Big Pharma gasta el 60% del total que se gasta en EEUU en I&D. Otro 30% lo gasta el gobierno por mediación de la agencia NIH  y otro 10% de donaciones particulares: para el cáncer, parálisis accidental, autismo, célula madre, etc., etc. Un total de $150.000 millones que representan más de la mitad que todo el resto del mundo.

https://fortune.com/2018/08/09/trump-drugs-prices-pharmaceutical-research/

Este otro artículo muestra las nuevas medicinas introducidas y sus correspondientes países. En las últimas décadas EEUU ha dominado totalmente esta industria.

https://www.americanactionforum.org/weekly-checkup/new-drug-patents-country/

 

Sobre el equipo high-tech.

Abajo muestra que la cantidad de MRIs que hay por millón de habitantes, en España son 16 y el EEUU 37.

https://www.statista.com/statistics/282401/density-of-magnetic-resonance-imaging-units-by-country/

Los números sobre el método robótico Da Vinci para la cirugía son todavía superiores. EEUU tiene unos 2.500 sistemas y España y Portugal, 39.   https://davinci.imedhospitales.com/en/robotic-system-da-vinci/ Como, me pareció como una visita al dentista. Al día siguiente, caminando y otros 5 en un hotel cerca del hospital, por si acaso. Podía podía haber ido a casa, pero vivía a tres horas.

También es más prevalente el tratamiento para el cáncer, como la inmunoterapia. Y está comprobado que EEUU tiene una de los mejores estadísticas sobreviviendo el cáncer, precisamente por la abundancia del equipo de alta tecnología, los fármacos, un sondeo médico más profundo y un tratamiento más agresivo.

Debo apuntar que la tecnología avanzada no es necesariamente indispensable para muchas evaluaciones muy buenas. Probablemente, la mayoría. Lo que sí creo, es que puede ayudar bastante en muchos casos complicados y detectar antes ciertas enfermedades, lo cual puede significar la vida o la muerte. Y el sistema sanitario y legal de EEUU también tiene sus aspectos negativos. Obviamente, el mayor es el costo que ya discrimina a muchos. Y otro es que en el caso de negligencia o error del cirujano o doctor, al diagnosticar o operar, es muy posible que se encuentre con una demanda multimillonaria. Decenas de millones. Y el seguro que tiene que comprar el doctor, cuesta típicamente $20.000/anuales. Esto causa otros gastos adicionales por el método defensivo del doctor. Para evitar las demandas, exigen una cantidad enorme de pruebas de laboratorio, MRIs, ultrasonido, etc. Muchas veces totalmente innecesarias. También existe el tratamiento agresivo a los ancianos con poca vida restante, que resulta en ser un gasto dudoso para obtener muchas veces unos cuantos meses de vida, no necesariamente de calidad. Pero al menos, esto lo decide el paciente y no el gobierno. Como es natural, el doctor es un humano y entre nosotros no todos tenemos la ética debida. No hay forma de verificar, pero seguro que muchas veces recomiendan una operación cuando una fisioterapia es suficiente. Tuvieron dos ocasiones conmigo, pero actuaron de forma apropiada.

No existe la perfección entre humanos, por lo que tampoco pierdo mucho tiempo en lo que debería ser. Busco lo mejor dentro de lo que hay.

Por Luis, desde Florida

Comienzo con la festividad del 4 de julio, día de la Independencia de EEUU y la parada militar que programó Trump. Como casi siempre, me encuentro defendiendo a Trump, como si fuera un miembro infantil de su fan club pero es que me siento obligado a contar la clara realidad evidenciando lo que dicen aquellos que no permiten que las opiniones sean alteradas por los hechos. Por los que no se han enterado todavía que a los hechos les importa un pepino los sentimientos del ser humano.

Y como ejemplo, Joy Reid, una “analista” de la CNN, no pudo resistir sus sentimientos para pronosticar que Trump iba a celebrar el 4 de julio con un alarde de la armada militar, para amenazar a los americanos de la resistencia (a Trump). Joy no fue la única. Pasaron decenas de analistas de todos los colores pronosticando la llegada de los nazis o algo parecido al régimen de Corea del Norte, cosa que no me la invento, sino que lo mencionaron. Tanto llamarle nazi y Hitler, parece que se lo están creyendo.

https://www.realclearpolitics.com/video/2019/07/02/joy_reid_trump_display_of_military_armada_on_july_4th_a_threat_to_americans_in_the_resistance.html

Pero en el breve video del noticiero ABC de abajo, se puede verificar que los militares del desfile no parecían amenazantes, sino ceremoniosos, sin armas y caminando a un paso más natural que militar. Sin levantar las piernas rígidamente a dos o tres palmos del suelo, vaya. Se exhibieron (no rodaron) dos tanques y otro par de vehículos de combate. Eso sí, sobrevolaron dos docenas de aviones de todas las fuerzas: helicópteros, cazas, bombarderos…. Os aseguro que no cayeron ni bombas, ni misiles sobre los de la resistencia a Trump. Ni siquiera se observó en sus frentes el fatídico laser rojo. Es más, se pudo observar una manifestación con el ya internacionalmente famoso globo Baby Trump. Cómo un dictador, como pintan a Trump, pueda permitir este tipo de ofensas 24/7 en los noticieros es algo difícil de comprender para uno que se fija en los hechos. Fueron prominentes las carrozas, las numerosas bandas y hubo hasta bailarines del rock-1950s. A la celebración acudieron unos 150.000 que estoy seguro que dejaron menos basura que los de la celebración Orgullo Gay de Madrid. Así son los despreciados deplorables rednecks que siguen a Trump.

Como los críticos también pronosticaron que el discurso iba a ser narcisista y puramente político, después de escucharlo tuvieron que corregirse diciendo que fue una lección de historia que se podría haber visto en el programa School-house Rock, donde unos muñequitos enseñaban historia a los niños el sábado a la mañana. Y según ellos, omitió los derechos de las mujeres, la supresión de los votos de las minorías y el problema de los homeless. Para cubrir todo eso, me hacen pensar que hubiesen preferido escuchar un discurso de Fidel. Todos sabemos hace tiempo, que Trump no es un intelectual a la Thomas Jefferson y que se dirige casi siempre a Joe Seis Cervezas con el lenguaje y sofisticación que corresponde. Se sabe que acudía a sus construcciones frecuentemente para hablar con los obreros y especialistas. Después de casi tres años, es hora que los analistas recapaciten en los hechos. Cosa que no ocurrirá por todo lo invertido vilipendiándolo.

https://abcnews.go.com/WNT/video/crowds-filter-national-mall-anticipation-trumps-4th-july-64138910

(Vídeo que describe el evento, 2.5 min.)

Este vídeo es sobre los críticos, 11 min.

https://www.realclearpolitics.com/video/2019/07/05/cnn_panel_trumps_july_4_salute_to_america_event_was_like_school_house_rock_history_lesson.html

 

**************

Por fin se televisó el primer debate de los candidatos demócratas al final del mes de junio. Se realizó en dos días consecutivos dividiendo en dos el número de candidatos. Justo antes, se publicó un artículo en el que describía las declaraciones controversiales de los candidatos. Les quedan otros nueve antes de las elecciones y en el debate no desviaron mucho de las declaraciones previas:

Cory Booker y Kamala Harris apoyaron la ley de “reparación a los descendientes de esclavos”, ley que se propuso en el 1989 por el poderoso congresista afro-americano John Conyers, quien se vio forzado a dimitir hace un año, cuando al menos una docena de ex-empleadas le aplicaron el #MeToo. La ley ha estado en limbo todas estas décadas años, pero parece que estos candidatos, ambos afro-americanos la consideran necesaria. Curiosamente, ambos son parciamente blancos y se sabe que Kamala tuvo un ancestro en Jamaica que se dedicaba a la trata de esclavos. Pero aparentemente no ven ninguna incoherencia. En adición, el Senador Cory Booker quiere pasar una ley que hará responsables de forma criminal y económica a las farmacéuticas que producen opioides para el dolor. Mientras que es obvia la necesidad de tomar medidas para evitar la horrorosa plaga de sobredosis que tenemos en EEUU (17.029 en el 2017), dicha responsabilidad debe caer primordialmente en el que abusa y parcialmente también en el doctor que las receta más de lo justificado. Echarle la culpa a la BMV y las carreteras por matarse al conducir a 200 kms/hr me parece una aberración.

Elizabeth Warren y Bill DeBlasio mantuvieron el deseo de eliminar los seguros de sanidad privados que tienen unos 170 millones de ciudadanos y socializar totalmente sanidad. Aunque gusta la idea en general, la gran mayoría están opuestos a esta medida cuando se enteran de la necesaria subida de impuestos, las restricciones con los doctores y hospitales, etc., etc. Como es complicado criticar los números positivos de la economía actual, Elizabeth Warren puntualizó que “no funcionaba para muchos”. Hay un 3.7% en el paro, el más bajo en décadas; hay 6 millones de puestos de trabajo disponibles para quienes tengan la capacitación…. “pero no funciona para muchos”. No sé si pensarán lo mismo los que ahora tienen un sueldo semanal.

Robert O’Rourke, cuyo único logro es el de haber perdido por sólo un 4% al reconocido senador Ted Cruz en las elecciones del senado por Texas, declaró que la economía estaba “trampeada”. (???) Y como en la campaña anterior usó el apodo de Beto (Robert en español) también tuvo la valentía de hablar en nuestro leguaje (de bastante mala forma por cierto) para ganar puntos con los latinos. Lo meritorio del resultado cerrado (en este caso) es el hecho que Beto tuviera la capacidad de dar la imagen necesaria a los fuertes donantes, para que aportaran los $90 millones que se gastó. Y forzó a Ted Cruz que se gastara otros $45 millones, por un total que rompió el record de las elecciones para senador. El tío está maduro y a punto de caer.

Julián Castro como es natural, declaró que se debía descriminalizar la entrada ilegal en EEUU, porque causaba la separación de las familias. O sea, fronteras abiertas. DeBlasio le apoyó en la idea. Es más se posicionaron a favor de dar sanidad gratuita a los ilegales. La moderadora continuó preguntando cuántos del panel apoyaban sanidad gratuita para los ilegales y todos, incluyendo Biden que lo hizo tímidamente, levantaron la mano. Va muy en contra de las encuestas, pero en estas elecciones no parecen ser un barómetro. Parece más bien que quieren llamar la atención como si fuera sinónimo de positivo. También es curioso que la separación de familias (niños de adultos) que se hace inicialmente con la intención de preservar la seguridad de los menores, sea un problema únicamente cuando entran en EEUU, pero no las veces que los coyotes del cartel usan los mismos niños para unirlos con otros adultos desconocidos y facilitarles la entrada. Ni cuando los padres permiten su salida de Honduras solos. Ni se menciona los cientos y cientos de emigrantes que mueren de sed en el camino desértico, antes y después de cruzar la frontera. Ni de los $2.300 millones que se estima que ganan sólo en el tráfico de humanos. Ni de la cantidad de drogas que pasan. Se enfoca sólo en los datos y la perspectiva que perjudica a Trump y a los republicanos. Por fin han admitido que hay una crisis humanitaria, pero los congresistas que controlan los fondos no quieren gastar en ello por miedo a que Trump gaste sólo en construir la Pared. Es lo que alegan.

El candidato y congresista Eric Swalwell, no muy conocido pero sí estridente, ha decido retirarse. Y en su lugar entra un billonario ($1.600 millones) que piensa gastar $100 millones de su bolsillo. Hizo su fortuna con fondos de inversión, vendió su parte en el 2012 y el 2013 fundó la empresa NextGen América que se dedica a la energía eólica y activismo progre. Ya ha conseguido un contrato serio en Michigan para aumentar el porcentaje de energía “renovable” al 25% para el 2030. Fracasó en Florida, pero también está apostando en Arizona y Nevada. Es obvio que su negocio y la política van de la mano pero los progres no ven este conflicto. Lleva meses exigiendo a los congresistas que enjuicien a  Trump.

El claro favorito Joe Biden estuvo programado para el segundo día y curiosamente, en el primero todos lo ignoraron. Típicamente, en las campañas sacan todos los trapos sucios del rival a relucir, pero nadie lo hizo. Quizás las posibles repercusiones con él y/o votantes. Pero en el segundo debate, en el que estuvo presente con Kamala Harris, ésta le acusó de haber estado en contra del transporte escolar de alumnos entre vecindarios para lograr una integración racial. Un  tema poco popular aún entre afro-americanos de los 1970s. Pero como tiene connotaciones de racismo hoy día, Kamala logró tambalear las encuestas hacia su favor y restando entre 5 y 10 puntos a Biden. Inocentemente, Biden también defendió varias veces su congenialidad con otros senadores segregacionistas de aquellos tiempos y le está costando intención de voto de muchos negros. Y este tío tiene 40 años de experiencia política. Como mencioné la vez anterior, se puede crear una biblioteca dedicada a las meteduras de pata de nuestro Joe. Como es de esperar, los medios siempre le perdonan. Sonríen diciendo “Joe es Joe” y ahí se acaba. A Bush W (sin mencionar Trump) lo crucificaban al mínimo descuido. Y su última es para un lugar especial en esa biblioteca imaginaria. Nos ha declarado que la injorencia de los rusos en las elecciones no hubiese ocurrido en su reloj ni el de Obama. WHATTT??? El Congresista republicano Davin Nunes ya advirtió a otros del Congreso que en el 2014 Rusia estaba infiltrando para crear desconfianza en las elecciones, pero la Administración de Obama hizo caso omiso. En abril del 2016, varios rusos que pretendían ser ciudadanos fueron imputados y declarados culpables de dichos actos, pero huyeron a Rusia. Que yo sepa, Obama fue presidente hasta el 20 de enero del 2017, factor que Biden no debe tener en cuenta. Es debido a este tipo de errores, la falta de coherencia, los titubeos en el debate, la ausencia de energía, así como varios casos de conflicto de intereses muy graves, permiten especular que ni llegue a ganar las primarias, aunque es todavía claro favorito.   https://www.realclearpolitics.com/video/2019/07/05/biden_russian_election_interference_would_not_have_happened_on_my_watch_and_baracks_watch.html

Por ahora todo apunta a que los demócratas que no se inclinan más a la izquierda, no ganarán las primarias. Y los que lo hagan, tendrán dificultades en las generales. Pero también vivimos con la realidad de que Trump puede darse un tiro en el pie en cualquier momento. Por ahora, todo parece favorable al presidente. Y ha recaudado $105 millones el segundo trimestre de este año, colocándole en camino de por lo menos $1.000 millones para las generales. Pero su amplia impopularidad y la enemistad con los medios no le permiten mucho margen de error. Depende mucho de cuál sea el ánimo de los votantes en año y medio. Basado en los números económicos, o en los sentimientos. Tenemos más de un año de suspense.

 

 

democratic-primary

Por Luis, desde Florida

Estamos a año y medio de las elecciones presidenciales del 2020 y mucho de lo que se escribirá aquí debería estar en el sector de entretenimiento o curiosidades del periódico. Hay tantas cosas que pueden cambiar de un momento a otro….

Voy a iniciar escribiendo sobre el presidente Trump, que precisamente está lanzando oficialmente la campaña aquí, en el estado de la Florida y en Orlando, para ser más preciso. Como se puede ver, el estadio de Amway, con una capacidad de 20.000 espectadores, está lleno. Y muchos estuvieron 48 horas afuera haciendo cola. Más de 100.000 hicieron la petición para acudir al evento. No hay duda que los eventos de Trump siempre han sido muy concurridos y sus seguidores muy apasionados.

No hay primarias por parte del partido republicano. Hubo dos o tres republicanos desconocidos nacionalmente y #NUNCATRUMP, que estudiaron la posibilidad de desgastarlo con unas primarias, pero desistieron. Aún el más conocido, Mitt Romney, lograba sólo la intención del 21% de los encuestados y Trump el 72%. No cabe duda que casi el 90% de los republicanos estamos muy satisfechos con los resultados de sus políticas y sobre todo de la forma que ha encauzado la economía, en términos generales. Y si saca la negociación con China adelante, el boom va a ser espectacular. Pero también es importante que por lo menos se mantenga así por otro año y medio y quede grabada en las mentes de los votantes, que ven mayormente las meteduras de pata (y las inventadas) del presidente, que es a lo que se dedican los medios tradicionales, en guerra continua con Trump. Según las encuestas de Rasmussen del 31 de mayo, el 71% de los encuestados cree que la economía es fuerte o muy fuerte y los números no mienten. Pero el 52% no está contento con el trabajo del presidente (?)

Por el otro lado hay 23 candidatos demócratas. Nos reíamos en el 2016 por los 16 republicanos. La Dirección Nacional del Partido Demócrata, ha creado un formato para ir separando el trigo de la paja. Y lo ha hecho a base de los porcentajes de las encuestas, la cantidad de dinero recaudada y donantes obtenidos por candidato para reducir los participantes en el debate a una cantidad más razonable.

De los candidatos, los que lideran son Joe Biden y el auto-proclamado socialista, Bernie Sanders con 40% y 18% respectivamente. Bernie Sanders ha perdido mucho apoyo ya que le ha salido mucha competencia por la izquierda. Joe Biden, ni ninguno de los candidatos han ofrecido una agenda para gobernar como sería de esperar. Joe anda mayormente con discursos llenos de perogrulladas evitando todo tipo de controversia debido al muy diverso electorado de los demócratas. Biden ha estado en la política desde los 1970’s y seguro que le encontrarán una enorme cantidad de contradicciones cuando llegue el momento. Y con ellos Trump hará anuncios publicitarios. Aparte, su hijo tiene pendientes dos escándalos por negocios en Ucrania y China, que también aparecerán y se enfatizarán en los temidos y detestados tweets de Trump con el debido “timing”. Lo más curioso de estos dos candidatos es que, siendo el partido de las minorías, la diversidad y la juventud, los dos son viejos y blancos. Tanto vender diversidad y votan por estas dos antiguallas. No es fácil entender a los progres. Por lo que observo, la estrategia de Biden es decir que fue vicepresidente de Obama (aunque no le haya apoyado específicamente) y evitar controversias. Aunque ya le ha salido una. En junio 5, defendía la enmienda Hyde que prohíbe usar fondos federales para pagar por abortos. Como le cayó una lluvia de críticas de las feminazis,  al día siguiente cambió de tono totalmente.

Los siguientes candidatos en las encuestas, son Elisabeth Warren, una rubia de ojos azules que en la universidad declaró ser india nativa. Ahora Trump la llama Pocahontas (una princesa india). La señora Warren, que sin duda se benefició por su clasificación como minoría, tuvo el valor de hacerse una prueba del DNA, en la que tenía un 1/1024avo de sangre india. Menos que la media de EEUU. I sigue en la campaña sin ponerse colorada. Sus programas sociales son sanidad “gratuita para todos”, el cual necesitará doblar los impuestos para su debido funcionamiento. Y el “impeachment” de Trump, sin mostrar todavía un crimen especificado contra él. Además, sería un ejercicio totalmente estéril, ya que la condena es competencia del senado, su mayoría es republicana y necesitan el 66% de sus votos. Good luck!

El ex-alcalde de la mediana ciudad South Bend, Indiana, Peter Buttigieg, fue teniente en Afganistán y se graduó de Harvard, después de haber recibido una beca de Oxford. Es brillante y elocuente, además de ser abiertamente gay. Está subiendo en las encuestas y tengo la impresión que tendrá un buen debate. Aunque progresista, en sus declaraciones no aparenta ser un ideólogo. En cuanto a “sanidad para todos”, que tendría unos costos incalculables, Buttigieg se apresura a calificarlo “para todos los que quieren“. Parece más bien una excusa que un razonamiento. En el tema del cambio climático, se da cuenta que lo propuesto por Alexandria Ocasio Cortez, Green New Deal, es algo “aspiracional”, evitando así decir que es totalmente inalcanzable. Como se le considera “milenial”, es popular entre ellos, aunque éstos no sean de los que acuden a las urnas en el mismo porcentaje que otros grupos. Como Joe Biden es demasiado propenso a errores y un orador desastroso, mi opinión es que Peter le pueda quitar muchos puntos en el sector “moderado” del partido, si lo podemos llamar así.

El candidato Cory Booker, que por cierto tiene sólo un 1% de apoyo, ha introducido un proyecto de ley para la “reparación de los daños a los esclavos”. La candidata de California Kamala Harris, Warren, Sanders y otros 8 apoyaron la medida. El líder republicano y mayoritario del senado, Mitch Mc Connell, ha declarado que la ley es injusta, ya que ninguno de los que vivimos somos responsables de lo que ocurrió hace 150 años. Aparte, también han existido discriminaciones contra diferentes grupos de inmigrantes, no sólo los afroamericanos. Dudo mucho que tenga tracción.

La realidad es que se darían casos inéditos. Kamala Harris es descendiente de negros, pero también de un negrero de Jamaica. ¿Pagaría o cobraría? Y es que más que nunca, los candidatos andan proponiendo programas que pasan de la imaginación para los medios y después a la trituradora de papel. Pero reciben publicidad positiva… y negativa, claro. Se dan a conocer y cuando hace falta, cambian de color. Así y todo, Harris es capaz en comparación a otros, pero fue una fiscal severa y puede que en algunos grupos del partido, donde el “abuso policial” es algo que preocupa, pierda puntos. La parte positiva es su lugar de origen, California, que le puede proporcionar gran cantidad de delegados. También se ha especulado que sería una vicepresidente ideal para Biden (mujer y negra) a lo cual ella ha respondido que Biden podría ser su vice-presidente ideal. Buen dardo.

El candidato Julián Castro es un congresista de Texas y acaba de declarar que las fronteras están más seguras que nunca. Y no pueden dar abasto arrestando a ilegales. Muy obvio, que con ese nombre esté a 180º de la posición de Trump y usará la demagogia entre latinos. Como apenas se registra el apoyo en las encuestas, es posible que su interés sea el de buscar el puesto de vice-presidente por su etnia, es joven y estado de residencia. Pura especulación, pero tiene su sentido.

Bill Di Blasio es otro candidato con un currículum “interesante”. Fresco de la universidad, participó en un grupo de Nueva York que apoyaba a los Sandinistas de Nicaragua y en tiempos de Reagan y los Contras, viajó a ese país a ayudar la causa “socialista”. Poco después se casó y viajó a Cuba para la luna de miel. Comenzó en la alcaldía de NY trabajando con el alcalde David Dinkins, época en la que yo prefería no tener que viajar a ella por la criminalidad, hasta que muchos años después se ganó el puesto de alcalde. Seguido de Dinkins, el nuevo alcalde Rudy Giuliani hizo una verdadera limpieza, y Bloomberg continuó con sus programas. Pero las ideas buenistas de Di Blasio, atando las manos de los policías que mantenían el orden, se ganó la enemistad de éstos y muchos en NY quedaron felices que decidiera ser candidato y saliera lejos de la ciudad. Le abuchearon en el último discurso. Su última sugerencia ha sido la de otorgar la licencia de conducir a los ilegales, con la cual, en los estados azules (mayoría demócrata) las leyes son tan relajadas que pueden votar en las elecciones. Es un punto que se vende como anti-discriminatorio, pero no es una casualidad el que los ilegales lleguen a las urnas. Cuando dicen la palabra TODOS, es que incluye a los ilegales: TODOS deberían tener un carnet de conducir porque ofrece más seguridad en el tráfico, te dicen. Pero para entonces, ya han cambiado las leyes para utilizar los carnets a la hora de votar sin tener que registrarse y verificar la ciudadanía.

El ex-gobernador de Colorado, John Hickenlooper y el senador Michael Bennet del mismo estado, son relativamente desconocidos. Ambos moderados que podrían hacerle la competencia a Joe Biden. Pero las encuestas de ambos apenas llegan al 1% por falta de reconocimiento. Hickenlooper se fue a California a dar un discurso. Y entre otras cosas dijo: “Para ganarle a Trump y seguir programas progresistas, debemos abandonar el socialismo, porque no sirve. Si no lo hacemos, Trump, el peor presidente de la historia, será reelegido”. Y se vio forzado a salir del recinto por los abucheos.

Hay más candidatos pero creo que esta es una foto suficientemente adecuada del momento. De lo poco que hablan de la economía, que para mí y muchos son los cimientos de la sociedad y su bienestar, Biden se limita a decir que hay millones que viven de cheque a cheque. Sin duda! Y sin un Audi o Mercedes eléctrico, ni casoplón en Galapagar. Pero tampoco expone la forma en que todo el mundo pueda lograr ese casoplón, el Tesla y una cartilla de ahorros de $100.000 sin tener una capacidad adecuada y mucho menos quitando demasiado al que crea puestos de trabajo.

Las encuestas dicen que Biden va ganando por un 9% a Trump. Esto no es nada nuevo. El 16 de octubre del 2016, Hillary “ganaba” 49%-42%. En 3 semanas cambió todo. Estamos a 18 meses.

Ha habido otros pronósticos dando a Trump como ganador por la economía. Hasta analistas demócratas. Vuelvo a decir, que las encuestas ahora no sirven para nada. Ni para un lado, ni para el otro. Muy, muy temprano.

Pero a modo de observación, expongo unos factores. Los rallies de Trump atraen a decenas de miles y los de Biden se cuentan en docenas. Es significativo del entusiasmo en este momento. La abstención es otro factor muy importante. Los votos de las minorías y los milenials no han sido tan fiables hasta ahora. La división entre los demócratas moderados y radicales, aunque se mantiene de forma educada, es profunda e intensa. Los radicales le están desafiando a la líder del Congreso, Nancy Pelosi para forzar el impeachment, cosa que tiene toda la pinta de fracasar y ser favorable para Trump. El hecho de que Trump haya iniciado su campaña en Florida, es fácil que sea debido a que han llegado muchas decenas de miles de Puerto Rico con tendencia sólida hacia los demócratas. Y si pierde Florida, sería casi seguro que perdiera las elecciones.

Solo los estados de NY, Illinois (Chicago) California, New Jersey, Michigan y Massachusetts, por su población, ya suman la más de la mitad de los votos electorales y estos están garantizados para los demócratas. Los otros estados con mucha población, como Florida, Pensilvania, Ohio, con la adición de Wisconsin, North Carolina y Arizona, son estados con pocas diferencias entre demócratas y republicanos, pero que Trump debe ganar la gran mayoría, si no todos. Y esta situación no es de ahora, sino de muchas elecciones anteriores. Encima, al tener Trump una personalidad tan polarizante y una prensa tan negativa, va a tener que emplearse al máximo, a no ser que los demócratas decidan darse un tiro en el pie, con un candidato/a radical o un Joe Biden mostrando su característica incompetencia con frecuentes golpes de timón. La prensa no lo divulgará, pero el respetado y competente ministro de Defensa con Bush y Obama, Robert Gates, declaró: “Biden ha estado equivocado en la mayoría de los casos sobre asuntos exteriores por los últimos 40 años”. Biden aconsejó no matarle a Bin Laden

Aspiro a que mi posición no sea la de un derrotista, ni la del que analiza con el deseo. Por la experiencia y esta situación excepcional, las dos partes pueden tener serios problemas.

cruz-barr

Por Luis, desde Florida

Los demócratas han esperado ansiosos por casi dos años el reportaje del fiscal especial Robert Mueller. Y como ya se sabe, Mueller no ha encontrado ninguna evidencia de que Trump haya tenido relación alguna con los rusos para alterar las elecciones del 2016. Y es que todavía no pueden aceptar que hayan perdido las elecciones, especialmente Hillary Clinton que no ha visto una cámara de TV de los medios tradicionales que no le haya gustado. Claro que la admiración es mutua y la señora no para de culpar a todo menos al hecho de que no era muy admirada por los mismos de su partido, mucho menos los republicanos. Y tampoco le favoreció el hecho de que le salieron a relucir unos cuantos trapos manchados de corrupción. Aunque también es una realidad, que entre lo que dice ella y propagan los medios, hay demasiada gente que se ha programado su software con sus fake news y a consecuencia todas las interpretaciones de la realidad les parecen incomprensibles, injustas, falsas y alarmantes.

Y es una verdadera tristeza, porque la realidad en este caso no puede ser más clara y más sencilla. Para poder entender lo ridículo de algunas mentes, debo recordar que el fiscal especial encargado de la investigación es parte del Dpto. de Justicia y que su jefe es el fiscal general, en este caso William Barr.  Lo que determina W. Barr es punto final. El reportaje del fiscal especial no encontró ninguna colusión. Como todo este caso tiene unos aspectos demasiado dudosos, incluyendo los 14 abogados anti-Trump que reclutó Robert Mueller, éste dejó una puerta medio abierta en su reportaje y era en palabras parecidas: “No exonero al presidente de haber obstruido a la justicia al despedir al director del FBI e intentar que la investigación no la terminara yo”. Pero también indicaba claramente que no tenía pruebas suficientes.

Y estas dos facetas del reportaje han generado una batalla en el Congreso, Senado y el Dpto. de Justicia que es parte del ejecutivo. Como escribí anteriormente, un fiscal no puede exonerar o culpar a nadie. Su labor es la de determinar si el caso tiene suficientes pruebas o no para presentarlo al juez o jurado y son estos los que determinan la culpabilidad o inocencia. Por un lado indica que no tiene pruebas y por el otro no le exonera (?) Todo el mundo quería ver el reportaje en su totalidad inmediatamente, pero era necesario ocultar algunos pasajes (el 10% +o-) Para acelerar la conclusión del caso ante el público y el gobierno al que le afectaba el peso de la investigación, el fiscal general W. Barr escribió un resumen de las 400 y pico páginas del reportaje en 4 páginas con la conclusión: No colusión. No obstrucción. Y los demócratas, junto con los medios que propagaron todo lo opuesto por dos docenas de meses, pusieron el grito en el cielo y exigiendo reportaje entero. Lo cual se les proporcionó 15 días después en un acto de total transparencia.

En el vídeo de 7 minutos (en inglés) se ve como el republicano Ted Cruz, considerado una eminencia, analiza y reduce el caso a su esencia en una serie de preguntas al fiscal general quien fue reclamado por el Senado para que explicara su resumen, ya que cayó como una patada de mula a la oposición. Al pobre hombre (bueno, ni tanto) William Barr, los senadores demócratas le dedicaron los más exquisitos insultos. Le sometieron a 6 horas de interrogación brutal por parte de los senadores demócratas y clarificadoras por los republicanos. Mantuvo perfectamente su temple y disposición profesional excepto en el minuto 3 cuando le sale una risa. Una risa espontánea que en mi opinión, debe ser bien humillante para la oposición. Ted Cruz muestra con la evidencia en la mano que los demócratas no tienen el más mínimo caso y W. Barr no pudo aguantar por la ridiculez de la situación.

https://www.youtube.com/watch?v=Rhjdd_NwlU8

No cabe duda que W. Barr tiene el temperamento apropiado y una confianza total debido al dominio de las leyes y su amplia experiencia. Sus respuestas daban la sensación de que estaba lidiando con amateurs.

Las preguntas del senador republicano Lindsey Graham nos han abierto otra ventana esperanzadora. El enfoque fue hacia el origen de las acusaciones falsas. Y el fiscal dice que está revisando varios casos, incluyendo el del director del FBI, James Comey, sobre su investigación inadecuada de los emails secretos de Hillary Clinton, así como aquellos que abusaron del sistema judicial para lograr el espionaje de la campaña de Trump. Además, la creación, divulgación y el uso de un documento falso, el famoso dossier de Trump. Que conste que se han encontrado mensajes electrónicos de las oficinas del Partido Nacional Democrático pidiendo trapos sucios de Manafort y Trump en Ucrania, lo cual resulta ser el mismo crimen que le han acusado a Trump: usar agencias extranjeras para influenciar en las elecciones. Nos viene un año interesante.

https://www.youtube.com/watch?v=ycBtdJ58sJo

 

Y parece que los líderes demócratas deben estar bien preocupados porque Nancy Pelosi está acusando al fiscal de mentir y haber cometido un crimen, sin ofrecer pruebas. Esperemos que no sea otra colusión con Rusia 🙂

 

https://www.cnbc.com/2019/05/02/nancy-pelosi-accuses-william-barr-of-committing-a-crime.html

 

Los demócratas del Congreso también le han exigido al fiscal W. Barr que se presente a un interrogatorio para explicar su conclusión inconveniente. Barr estaba dispuesto a complacerles hasta que el líder del Comité Judicial del Congreso, compuesto ahora de 24 demócratas y 17 republicanos, le exigió que respondiera a una hora adicional de preguntas hechas por sus asistentes, abogados expertos. Algo que no tiene precedentes en los 240 años de la nación. Indirectamente, es una admisión de incapacidad propia, ya que la mitad de los congresistas son abogados y las preguntas estarían preparadas precisamente por sus asistentes. Cuando Barr se dio cuenta de que todo era por óptica ante las cámaras de TV y para crear un ambiente de un caso criminal tipo impeachment, decidió negarse a la invitación. Y de respuesta temporal (ver en el siguiente enlace) los demócratas han decidido llamarle “gallina”. Todo este show para aclarar la veracidad de un resumen sobre el reportaje, el cual lo tienen en su posesión. Vergonzoso!

https://www.cnn.com/videos/politics/2019/05/02/steve-cohen-trolls-william-barr-with-chicken-jeanne-moos-pkg-vpx.cnn

Es obvio que no quedará así. Los demócratas han indicado que procederán a enviarle una citación a la cual me imagino que Barr se negará. Esto nos trae a una lucha de poderes de la cual sí hay precedentes. Lo que nos imaginamos es que Barr dará largas al asunto y antes de que pueda llegar a un juicio y veredicto en el Congreso. Para entonces se habrán celebrado las elecciones del 2020 y habrá que ver quién será el presidente, cuál será la configuración del nuevo congreso y si Barr continúa o no siendo el fiscal general. Mientras tanto veremos mucho kabuki theater por parte de los demócratas.

El analista Mathew Continetti del Free Beacon, ha observado que para los demócratas, William Barr es el nuevo Dick Chaney. Un señor directo, confrontacional, inteligente, con experiencia, conservador sin complejos y con un poder considerable. Parecido a Chaney con su inescrutabilidad, ingeniosidad, aspereza y nula preocupación por el qué dirán. Es como ha logrado coronarse como el nuevo ogro del gobierno de Trump. Todo le hará falta para deshacerse de la cantidad de estiércol que le caerá encima, ahora que ha declarado ante el Senado que investigará el origen del dossier, el manejo de la falsa información por parte del FBI, el Dpto de Justicia y la CIA, así como la forma en que el ex-director del FBI, James Comey exoneró a Hillary Clinton del ilegal manejo de emails secretos. La guerra está anunciada y hay demasiada evidencia en contra de los que fabricaron la trama Trump/Rusia. Pero todo está por ver.

**************

El efecto del reportaje en los medios.- El porcentaje de los televidentes de FOX News ha ascendido y es la dominante de las tres cadenas de noticias 24/7. Tanto como las otras dos CNN y MSNBC juntas. Rachel Meadow, la reina de la conspiranoia del canal MSNBC ha perdido un 17%. Y CNN un 26% en las horas punta. Hay una estación de muñequitos que se ve más que la CNN. Los decepcionados podrían ser votantes independientes con tendencias a la izquierda. Una posible ganancia de votos para Trump.

**************

Sobre el status de los candidatos a la presidencia. A Trump se le ha presentado un candidato en contra para las primarias del partido. Es el republicano y ex-gobernador de Massachusetts, Bill Weld, político tan extraño como uno del PP gobernando en Andalucia. Las encuestas en el primer estado de New Hampshire, aunque demasiado preliminares, dan por ganador a Trump con un 80%- 10%. Y el aspecto económico sigue con viento en popa. En abril se han creado 263.000 puestos de trabajo, bastantes más que los anticipados por Wall Street. El paro es el más bajo desde 1969, en 3.6%. Por la escasez de trabajadores, las empresas están aumentando los salarios. Y con los cortes de impuestos, aunque no hayan sido muy significativos para la clase media, no deja de ser un dinero adicional en el bolsillo que logra un optimismo general, de que la economía y la nación van en buena dirección. Una percepción de un 50% superior a los años de Obama.

Por el otro lado, ahora son 21 los candidatos demócratas, siendo sólo dos los de reconocimiento general. Joe Biden y Bernie Sanders. Y son estos dos los que le ganan a Trump en unas hipotéticas elecciones según las encuestas. Desde que Joe Biden ha anunciado su candidatura hace una semana, las encuestas le ponen a la cabeza con una media de 35%, 17% para Sanders y menos de 10% para todos los demás. Como las elecciones aquí no son precisamente una reunión con tazas de té en un campo de croquet, a Joe Biden ya le han caído encima con alusiones de abuso de poder y conflicto de intereses al exigir que se despidiera al fiscal de Ucrania que estaba investigando los negocios de su hijo Hunter Biden. Joe Biden, vicepresidente en el momento de la investigación, amenazó con retirar $1,000 millones de ayuda si no se le despedía al fiscal anti-corrupción Viktor Shokin en seis horas. No lo puede negar porque está grabado en video. Los ucranianos accedieron a despedirle a Shokin inmediatamente y ahora que ha salido a la luz, Biden explica que no sabía que su hijo trabajaba para la compañía Burisma con operaciones en Ucrania, ni que ganaba $50.000 al mes. Burisma es una corporación dedicada a la exploración de hidrocarburos en Ucrania. Sin duda, los republicanos se encargarán de que este tema siga en las noticias por todo el tiempo conveniente. Dudo mucho que el bipartidismo y la cordialidad se encuentre a la vuelta de la esquina.

 

 

 

putin-trump

Luis, desde Florida

El fiscal especial Robert Mueller ha concluido su extensa y larguísima investigación (casi 2 años) sobre la posible colusión de Trump con los rusos para manipular las elecciones presidenciales del 2016. Como advirtió numerosas veces Trump, no hubo colusión! Una gran decepción para los que no han creído en la enorme cantidad de evidencia presentada hace muchos meses de que todo ha sido fabricado por el partido opositor. Y durante la investigación, sabemos que Trump usó su twitter de forma insultante (as per usual) al fiscal y los procedimientos. Pero a la vez fue totalmente transparente proporcionando casi un millón de documentos, acceso total a sus asistentes para ser interrogados y sin hacer uso del privilegio presidencial sobre sus conversaciones, para protegerse.

El reportaje también alude a que Trump intentó despedirle delegando la orden a uno de sus asistentes y que éste se negó. Aunque también hay abogados de la Casa Blanca que han desmentido que eso ocurriera de la forma descrita. De todas formas, el incidente fue motivo para que el fiscal no se pronunciara sobre una obstrucción de la justicia “por falta de pruebas” y “no le exonerara”. Y esto da pie a una serie de preguntas: ¿Puede uno obstruir a la justicia si la justicia sabe que no se ha cometido un crimen? Porque es un requerimiento. ¿No es la justicia la que está violando la ley al investigar y propagar por los medios sin tener pruebas de que existió un crimen? ¿Cuál es la premisa criminal de la investigación? ¿Dónde está el precepto de la presunción de inocencia? Robert Mueller no es tonto y sabe que perdería el caso en la Corte Suprema. Perdería el caso y probablemente su licencia de abogado. Por eso se llevó el caso por el sector de contra-espionaje y no por el judicial. Todo ha sido una trama política. Aún sabiendo todo esto, nadie discutirá que Trump no fue extremadamente transparente y cooperador. Uno tiene el derecho total de criticar sus formas, pero en lo referente a la ley y la administración del gobierno, Trump tiene un record envidiable. En el supuesto caso de que Trump exigiera a su subordinado que despidiera al fiscal especial, para lo cual tiene todo el derecho constitucional del mundo ¿quién no patalearía cuando es acusado e investigado pos dos años siendo inocente?

Cuando se nombró a Robert Mueller como investigador, la gran mayoría comentaba sobre su impecable integridad, imparcialidad y profesionalidad, aunque también han salido artículos sobre algunos abusos de poder de cuando fue director del FBI. Y ahora que se ha analizado su trabajo, podemos concluir que todos los valores mencionados brillan por su ausencia.

¿Por qué es que admitiendo que no tiene pruebas para justificar un cargo de obstrucción a la justicia declara que “no lo exonera” y que a efectos delegue al Congreso que haga una investigación adicional? El fiscal no puede, ni debe exonerar a nadie, porque esa no es su función. ¿Por qué es que sabiendo en los primeros meses de la investigación que no hubo colusión alguna con los rusos la investigación duró casi dos años? ¿Por qué es que el equipo de 17 abogados que R. Mueller seleccionó, 14 eran afiliados al partido demócrata y sólo 3 carecían de afiliación alguna? Es más, la mayoría de los afiliados al partido opositor a Trump hicieron donaciones generosas a los demócratas que sumaron un total de $80.000 según la Comisión Federal de Elecciones que regula las donaciones. Peor aún, uno de los abogados, Andrew Weisman tiene una estrecha relación con Hillary Clinton y fue responsable de un enjuiciamiento indebido contra la compañía auditora de Arthur Andersen. Este  caso, que terminó en la Corte Suprema, votó 9-0 en contra de este asistente de fiscal. Pero fue muy tarde para la destrucción de la empresa Andersen y la pérdida de 85.000 puestos de trabajo muy bien remunerados alrededor del mundo. Según otro fiscal que ha escrito un artículo recientemente, Andrew Weisman ha demostrado no tener escrúpulos ni con la verdad, ni con los procedimientos de la ley. Su lema es ganar el caso sea como sea. Otra abogada del equipo, Jeannie Rhee, defendió a Hillary con su grave problema del servidor privado y los emails secretos que terminaron en manos de los chinos (no los rusos, como se publica). Por lo que esta selección tan desbalanceada no manifiesta ninguna intención de imparcialidad.

Teniendo en cuenta que antes de que se iniciara la investigación, el director del FBI, James Comey (despedido después) había declarado que la única “prueba” del caso era un dossier no verificado y obtenido para y por la campaña de Hillary y descrédito de Trump, la prolongación del caso fue mucho más allá de lo necesario y apropiado. Y tiene una explicación muy verosímil: las elecciones del Congreso de noviembre 2018. Con todo este tramado, cuya divulgación fue felizmente aventada por los medios, los logros económicos y políticos de Trump fueron totalmente ignorados haciendo que la marca republicana perdiera puntos y el congreso cambiara de mayoría. Y así fue. Al tener hoy una mayoría de representantes demócratas, a efectos, R. Mueller ha delegado las “sospechas” al sector político opositor para que continúe con un sinfín de insinuaciones y expediciones de pesca. Es lo que está ocurriendo con amenazas de abrir un juicio político al que llamamos impeachment. Siguen insistiendo en la búsqueda del crimen (o cualquier otro) que el fiscal no pudo encontrar en dos años, un millón de documentos, 500 interrogatorios y $30 millones de dólares pagados por el contribuyente. Como no pueden explicar a su base la bajeza y falsedad de todo el proceso, los políticos y los medios están forzados a seguir mintiendo en vez de dedicarse a sus obligaciones legislativas e informativas para beneficio de la sociedad. Los congresistas han exigido ahora todas las declaraciones de impuestos (Trump tiene casi 500 corporaciones), todas las comunicaciones con los contables y abogados, así como licencias, contratos y demás. Ya están en litigación. Dudo mucho que la Corte Suprema conceda ese gusto al Congreso, ya que no hay una base criminal. Pero a la vez, sería interesante leer un tuit de Trump exigiendo lo mismo de Nancy Pelosi, líder del Congreso, que está casada con otro billonario y han logrado numerosos contratos inmobiliarios gubernamentales para San Francisco. ¿Habrá existido información privilegiada e influencias convenientes? Yo no lo dudo! Hay muchísimas más probabilidades de corrupción en el  caso de Pelosi que lleva tres décadas en el Congreso de EEUU y una en el estatal de California, que en el caso de Trump.

Esta batalla campal por parte de los demócratas sin pruebas de ninguna clase, tiene todos los indicios de que se están pegando un tiro en el pie para las elecciones del 2020, donde no sólo la presidencia, sino el Congreso también estará en juego.

Para los que no han seguido el caso, el resumen y lo básico es el siguiente. Hay muy poco que sea nuevo desde hace 18 meses. La campaña de Hillary Clinton pagó a una empresa investigadora, Fusion GPS, $8 millones para buscar trapos sucios contra Trump. Fusion GPS contrató al ex-espía inglés Christopher Steele quien fabricó totalmente el dossier indicando la existencia de contactos entre la campaña de Trump y agentes rusos. Por mediación de Nellie Ohr, quien trabajaba para GPS, se entregó el documento a su marido Bruce Ohr del Dpt de Justicia (conflicto de intereses), quien a su vez lo envió al FBI para que lo investigaran. James Baker el abogado y asesor del FBI objetó aceptar el caso por la escasa fiabilidad. Pero ahora se sabe por sus propias declaraciones en la corte, que la fiscal general de Obama, Loretta Lynch supervisora del FBI, ordenó que se trabajara en el asunto. Esta revelación reciente deja una duda seria de lo que Obama sabía y cuándo sabía de lo que estaba ocurriendo. Últimamente está disfrutando unas vacaciones muy recluidas y silenciosas en Hawaii. Quizás por esto, cuando todavía era presidente y se descubre que los rusos estaban actuando en las redes para afectar las elecciones, no tomó ninguna medida seria, excepto la de enviar un mensaje a Putin para que frenara la manipulación. Como si Putin fuera un señor que atiende amablemente a las sugerencias. La investigación ha verificado que la motivación de los rusos no era la de ayudar a Trump necesariamente, aunque también lo intentaron, sino crear una desconfianza total en el sistema electoral, en lo cual tuvieron tremendo exitazo. Pero nunca fue debido a la colaboración con Trump. Una vez que el FBI aceptara trabajar en el caso, procedieron presentarse ante los jueces de FISA (corte de vigilancia extranjera) donde no existe un abogado defensor para proteger los derechos del investigado, pero donde el gobierno debe aportar toda la justificación necesaria para permitir escuchas, cosa que no se hizo debidamente. Se ocultó mucha información pertinente y ello traerá sus serias consecuencias pronto, según el nuevo fiscal general.

Procedieron con las escuchas a la campaña de Trump y comenzaron a divulgar por los medios, con el apoyo de los directores de la CIA, NSA y FBI quienes obviamente apostaron que ganaría Hillary. Al perder las elecciones, desde noviembre hasta que cambiaron los cargos adentrado el año siguiente, los del Profundo Estado, que incluían otros altos cargos de los servicios de inteligencia y fieles a Obama, continuaron con filtraciones convenientes a los medios para derrumbar la presidencia de Trump con todo tipo de acusaciones, incluyendo su estabilidad mental. Algo que para algunos parece factible al presentar nada más que una faceta de su personalidad, como lo hacen los medios. También es muy cierto que sus numerosos tuits desfavorecen su imagen, pero afortunadamente se ha moderado considerablemente. Mi apreciación es que si sus adversarios tienen que recurrir a la conspiración, la falsedad, la ilegalidad y la grave violación de la Constitución quizás tengan más estabilidad mental, pero también una criminal y dictatorial muy peligrosa. Los procedimientos de los demócratas han sido muy parecidos a los que se usaron en la URSS.

El nuevo fiscal general ya ha iniciado investigaciones contra los que tienen sus huellas en este caso. Y las palabras de Trump: “Esto no debe  ocurrir a ningún otro presidente” suenan muy funestas para algunos y esperanzadoras para los que sabemos lo que ha ocurrido, que no ha sido otra cosa que un intento de golpe de estado silencioso.

Es demasiado temprano para pronosticar las elecciones presidenciales del 2020. Los comentaristas (hasta los de la oposición) dicen que Trump tiene ahora más probabilidades. Pero leyendo las encuestas de Rasmussen, yo veo que las opiniones apenas han cambiado de un lado para el otro, por mucho que Mueller no haya encontrado culpabilidad. Los que le apoyamos no perdemos el interés en apoyarle y los detractores tampoco su odio. No sé si puede existir con Trump una persona ambivalente. Y de la forma que son las elecciones en EEUU, con los votos electorales de cada estado, tenemos unos 8 estados con unas diferencias muy pequeñas, que pueden ir a un lado u otro. Si Trump continúa con sus programas y los demócratas se marcan más a la izquierda como parece, no presentan programas que interesen a los votantes como hasta ahora, insisten en el impeachment y se destruyen con serias acusaciones entre ellos durante las primarias, Trump ganará. Pero tampoco se puede permitir un paso el falso, ni contar con que los demócratas se radicalicen. Ya hay cerca de 20 candidatos y algunos (desconocidos ellos) piensan apostar por algo más centrista. Aunque en ese caso, tendrán sus problemas con los radicales de su propio partido. Tampoco lo tienen fácil y puede pasar cualquier cosa todavía.

Por Luis, desde Florida

muro-trump

Muchos periodistas extranjeros se olvidan de poner los temas en el contexto histórico y político adecuado, porque La Pared no es un tema nuevo, ni mucho menos, y hay que estar alucinando para decir que no está totalmente relacionado a la inmigración ilegal. Ésta ha ascendido en progresión geométrica durante los últimos 20 años. Es más, hace ya 30, Ronald Reagan en una acción criticada por los conservadores, concedió amnistía a 2.5 millones de ilegales en 1986. Y para el 1995, Bill Clinton ofreció un discurso contra la inmigración ilegal porque ya teníamos 5.5 millones adicionales. Abajo un extracto que todavía se mantiene vivo en YouTube:

“Todos los americanos, no sólo los estados más afectados, se encuentran indignados con razón por la enorme cantidad de ilegales que entran a nuestro país. Quitan puestos de trabajos a los ciudadanos (y mantienen bajos los salarios, añado yo) La gran mayoría no tienen ni oficios, ni experiencia. Requieren demasiados fondos de los que necesitamos para nuestros servicios sociales y es por lo que esta Administración se va a mover agresivamente para asegurar las fronteras, bla, bla, bla.”

Durante los últimos 25 años, hemos oído numerosos discursos de políticos incluyendo el de otros demócratas como Obama, Hillary Clinton y el líder minoritario del Senado Chuck Schumer (D) exigiendo que se ha de frenar el flujo de inmigrantes y que se ha de reforzar la frontera. Aquí un video de 3 minutos recogiendo sus declaraciones en diversos momentos.

https://www.bing.com/videos/search?q=schumer+2009+illegal+immigration+video&&view=detail&mid=6732C71341602FF59C426732C71341602FF59C42&&FORM=VDRVRV

Pero ya antes de estas declaraciones, en el año 2006 Bush W firmó la ley que pasó por el Congreso y Senado con amplias mayorías e incluyendo el voto de los entonces senadores Obama y Hillary y Schumer, la llamada Acta de Valla Segura (Secure Fence Act of 2006).  En ella dice:

“Se autoriza la construcción de cientos de millas de valla adicional en la frontera del Sur. Vallas, barreras vehiculares, garitas y luces para evitar la entrada de ilegales. Se autoriza también al Departamento de Seguridad de la Patria incrementar el uso de tecnologías avanzadas como cámaras, satélites y drones para reforzar la infraestructura de la frontera.”

Bajo esa ley, se construyeron casi 670 millas de las 2.000 que hay entre México y EEUU. Ésto marca precedente y autorización al ejecutivo mediante el Dept de Seguridad de la Patria.

Viendo que la inmigración ilegal ha subido de 5.5 millones en el 1995, a 22 millones (según la Uni. de Yale) hoy día, y considerando las opiniones y discursos recientes, uno pensaría que los $5.700 millones pedidos por Trump para restaurar y construir unas 230 millas adicionales, no sería ningún problema. Pero desde que Trump lo ha pedido, no han querido dar un centavo. Y ambos lados han sacado todas las navajas y sables políticos para pelear por o contra dichos fondos. Pelosi dijo que no daba un dólar, pero al final cedió $1.375 millones. Trump pidió $5.700 millones y firmó por mucho menos. Al inicio, todos pensamos que claudicó y perdió la batalla política. Lo que no creo que se imaginaban los demócratas (ni nosotros), era que Trump iba a aceptar simplemente ese dinero, cosa que sin otra alternativa hubiese sido un fracaso político. Pero se sacó de la manga la Emergencia Nacional con sus alternativas desconocidas entonces.

Obviamente, la primera reacción de los demócratas y de los medios fue gritar que era inconstitucional. Yo no creo que los demócratas, que tachan de estúpido para arriba a Trump, se dieron cuenta de la maniobra que les hizo.

Explico la Constitucionalidad de la Emergencia. El alegato es que el Congreso ha dado una cantidad X para dicho uso y que el presidente no puede gastar dinero que no lo haya aprobado. Pero no es totalmente así. Primero, como se ha indicado, el Congreso ha autorizado en el pasado al Dept. de Seguridad de la Patria, que está bajo la dirección del ejecutivo para usar fondos en la frontera. Segundo, el presidente dispone de otros fondos que puede usar a su discreción. Por ejemplo, hay cientos de millones que se han expropiado a carteles/traficantes/criminales que los puede usar. Fue el senador Ted Cruz, experto en la Constitución quien sugirió: “que pague El Chapo por La Pared”. Tercero, que Trump y el ministro de Defensa se llevan bien y parece que de los fondos designados a la construcción de viviendas para los militares, hay algunos a plazo largo que los pueden utilizar con contabilidad y razonamientos artísticos: “La Pared es parte de la Defensa Nacional”. Y en el futuro pueden arreglarse con otros presupuestos.

Como era de esperar y lo predijo Trump, los 16 estados demócratas ya han puesto una demanda en la Corte alegando que no existe una Emergencia y que no se acata a la Constitución. Claro que, lo que significa una Emergencia depende mucho de las posiciones políticas. Lo que sabemos es que en el momento hay 31 emergencias vigentes y la gran mayoría en forma de sanciones.

Una “emergencia” vigente son las sanciones a los que afectaron el proceso de elecciones en Zimbawe, durante Robert Mugabe. Otra es la pandemia de la gripe H1N1. Otra, las sanciones de los colaboradores con los piratas de Somalia. Otra las sanciones a los miembros de las bandas Los Zetas (mejicanos), Circulo de Hermanos (rusos) Yakuza (japoneses) y Camorra (italianos). Por cierto, a Obama, que firmó las tres últimas, se le olvidó firmar otra para los numerosos crímenes que se cometen en ciertos vecindarios, de lo cual debería estar bien familiarizado, en vez de exhibirse por el extranjero.

Lo de Trump es tanta emergencia como las anteriores y hasta el fiscal general de California, Xavier Becerra, que está liderando la demanda contra Trump, ha admitido que tienen pocas posibilidades de ganar.

Como Trump no es precisamente uno que le gusta jugar a un ping-pong amigable con los adversarios políticos, ha iniciado un revanchismo contra California. Hace más de 10 años, California inició el ambicioso proyecto de construir un tren AV entre San Francisco y Los Ángeles. En el 2008, calcularon que costaría $33.000 millones por los 1.300 kms y que lo finalizarían para el 2020. Pero ahora calculan que les costará por lo menos el doble. Para el 2025 habrán construido unos 200 kms por el valle central y agrícola de San Joaquin y ya han gastado $10.000 millones. Han construido la parte más fácil y con menos población por mucho. Como para llegar del valle a las ciudades de San Francisco y Los Ángeles tienen que construir túneles que atraviesan las montañas de la costa, el costo incrementará enormemente. Hasta el punto que el nuevo gobernador ha declarado lo siguiente en un discurso:

“Tenemos que ser realistas. Por la forma que se planificó, este proyecto costará demasiado y respetuosamente, tomará demasiado tiempo. Ha habido muy poca vigilancia e insuficiente transparencia.”  

“Let’s be real,” Newsom continued. “The current project, as planned, would cost too much and respectfully take too long. There’s been too little oversight and not enough transparency.”

En el inicio, el gobierno federal aportó $3.500 millones en asistencia y recientemente había prometido otros $900 millones. Para iniciar, el Dept. de Transportes, bajo las órdenes de Trump ya ha retirado estos millones y se ha puesto a estudiar la legalidad para retirar los otros $3.500 millones. Veremos en qué queda esta batalla.

Es curiosa la posición del nuevo gobernador, considerando que ha declarado todo el estado “santuario” para los ilegales, quienes ya son cerca de 3 millones. Según este estudio de la organización FAIR (Federación para una Reforma de Inmigración) a California le cuestan $25.000 millones anuales, $12.000 de los cuales son en educación y otros $2.000 para enseñar el inglés a estudiantes que no lo saben. En total son unos $2.300 por familia californiana por esta posición que desafía las leyes federales.

Volviendo a la La Pared y la Emergencia, Trump ya tiene $1.375 millones asegurados para empezar y después otros más (no sabemos exactamente cuánto) para construir un porcentaje serio de lo que se propuso inicialmente. Parece que los demócratas subestiman demasiado a este presidente y hoy La Pared es un tema que ha desparecido del grueso de las noticias.

Abajo el artículo de Javier Ansorena, del ABC, con diferentes argumentos para contrastar.

 

Página siguiente »