Luis H Les


Gerardo Hernández Les

En España puede decirse que, históricamente, crisis política es sinónimo de profundas crisis de los partidos políticos. Muchos españoles que vivimos con ilusión el final del franquismo y el inicio de la Transición democrática, estábamos convencidos que los antecedentes dramáticos que nos precedían – siglo XIX convulso, Restauración canovista, Dictadura primoriverista y la Segunda República, antesala de la Guerra Civil- suponían una vacuna suficientemente potente para no repetir los errores que nos llevaron reiteradamente al desastre. 40 años de régimen democrático  no han podido evitar que nuestros viejos demonios del pasado hayan reaparecido y hoy volvamos a estar instalados en una crisis cuyas consecuencias son impredecibles y en la que, como veremos, vuelven a ser responsables en primera instancia nuestros partidos políticos.

La situación por la que atraviesa actualmente el PP tiene muchas semejanzas con los avatares que llevaron al Partido Conservador canovista a entrar en una senda de división sin retorno. En el congreso de Valencia, Mariano Rajoy –un hombre sin carisma- decidió hacer un partido personalista y ajeno a la implantación de procedimientos democráticos internos; e incapaz de ceder su liderazgo después de cuatro años en La Moncloa, ha dejado una formación malherida, principalmente por la huella indeleble de la corrupción. Ha malversado su mayoría absoluta y ha rehuido hacer política, al no querer enfrentarse con algunos problemas muy graves (Cataluña, Ley Electoral, Justicia, etc.) y ha convertido su mandato en una gestión puramente tecnocrática volcada exclusivamente en la economía, donde ha conseguido los logros más plausibles, después de recibir un país en quiebra.

La crisis del PSOE es más profunda y más grave. No se basa simplemente en que sufra un liderazgo débil. Pedro Sánchez es el final de un proceso que empezó hace casi 30 años, cuando el partido –coincidiendo con el referéndum de la OTAN (1986)- se convirtió en una fortaleza interior inexpugnable donde no cabía la discrepancia y en el que la cooptación era la única ley que imperaba en la configuración de los órganos del partido y en la confección de las listas electorales. El partido adquirió un poder institucional inmenso, parejo a la aparición de casos de corrupción que escandalizaron a la sociedad española. Esto fue así mientras perduró el liderazgo de Felipe González y la autoridad indiscutible de Alfonso Guerra sobre las estructuras orgánicas, lo que también hizo posible que el PSOE actuara como un partido nacional que todavía no había fragmentado la ambición de los barones regionales.

La ascensión de Rodríguez Zapatero a la Secretaría General en el congreso del 2000 –y, posteriormente, a la presidencia del gobierno en 2004- alteró este relato: rompió con los consensos que hicieron posible la Transición, y fue más allá; privilegió a los nacionalistas, no sólo para hacer posible la gobernación, sino para arrojar de forma suicida al PP fuera del juego democrático. Esto y un discurso radical ocupando el espacio ideológico y electoral de Izquierda Unida han sido sus señas de identidad. Sánchez es la continuidad del zapaterismo, pero con un estilo más prepotente y una exhibición de superioridad moral que roza lo grotesco. La vieja ideología socialista –la que descansa en la igualdad- se ha quedado reducida a los discursos para el consumo de masas y en el reparto de  subvenciones. El partido se ha configurado como una máquina para ganar elecciones y mantenerse en el poder. Esta es su verdadera ideología. Pero algo ha fallado. Aparte de que su gestión de gobierno entre 2004 y 2012 fue un fracaso manifiesto, es que el partido no se sabe lo que es. Sus dirigentes dicen que son un partido socialdemócrata de corte europeo, mientras que sus bases han sido adoctrinadas en el radicalismo y en la demonización de la derecha. Sus operaciones de poder con Podemos para repartirse al alimón Ayuntamientos y CCAA no les permiten engañar a nadie.

Siendo PSOE y PP los dos partidos que se han alternado en el poder desde 1982, sobre ellos recae el mayor peso de lo que acontece en este momento. Ahora está por ver que los partidos emergentes no reproduzcan los mismos errores. Podemos ha sabido aprovechar muy bien las debilidades del PSOE. Tomando como punto de partida una crisis económica muy severa, que ha llevado a muchos miles de familias españolas a la exasperación, ha elaborado un discurso emocional –inherente a un populismo de izquierdas-que permite ofrecer a la gente lo que quiere escuchar, aunque muchas de sus recetas están más cerca del delirio voluntarista que de la realidad del entorno geopolítico en el que vivimos, y, si no, tengamos presente la experiencia de Syriza en Grecia. Su proyecto (donde asumen   que sea IU, su socio principal, el que enarbole las viejas banderas del comunismo) es más propio de una sociedad latinoamericana que europea, empezando por el perfil caudillista de su líder, que exhibe una visión descarnada del poder, para cuya conquista todos los ropajes de camuflaje político son válidos.

Ciudadanos representa una verdadera incógnita si nos atenemos a los diferentes pasos que va ejecutando. Partiendo de una posición ideológica propia del liberalismo, lo que le permitió encontrar su principal caladero de votos en el sector más abierto y crítico del PP, sus últimos movimientos son un tanto desconcertantes. Su pacto con Sánchez siempre nos pareció un error, porque le alejaba de su primitiva posición de buscar un acuerdo con todos los partidos constitucionalistas con apoyo a la lista más votada. Ahora no sabemos si pretende reeditar el pacto con los socialistas a tenor de la impostada agresividad que esgrime contra Rajoy y su partido, o si está intentando cambiar de caladero y pescar en las turbulentas aguas socialdemócratas. Lo que es poco serio es que los políticos se nieguen a desvelar los pactos que piensan realizar y tomen por idiotas a los electores. Tampoco es de recibo que Rivera cuando denuncia la corrupción utilice torticeramente una doble vara de medir como se comprobó en el debate a cuatro.

Y no es lo peor, porque la fuerza moral de C’s residía no sólo en su programa regenerador (cada vez más diluido) de la democracia española sino en construir un partido capaz de romper con los viejos hábitos de la partitocracia, y aquí es donde reside el gran fiasco de C’s, que (siendo Rivera tan proclive a entrometerse en lo que deben hacer los demás) oculta como puede una crisis interna que alcanza a distintas provincias, donde detrás de una propaganda engañosa sobre la maravilla de las elecciones primarias solo hay unas prácticas aparatistas (donde el dedazo se impone siempre al talento y a la transparencia) que lo convierten en un partido como los demás, y que generan entre los afiliados un malestar crítico creciente.

La salida de esta crisis no se verá en estas elecciones ni se hará realidad mientras no mejore nuestra clase política, aparezcan nuevos liderazgos y se transformen nuestros partidos (los viejos y los que se dicen nuevos). Así las cosas, no es sorprendente que la tercera parte de los electores no sepan a quien votar.

GERARDO HERNÁNDEZ LES

Málaga, 17 de junio de 2016

 

Luis H. Les

Allí estuvimos compartiendo nuevos momentos con los herejes de de las “nuevas formas de hacer política” que en términos callejeros reconocemos como Gorriaranismo de Rosa Díez . Quede claro que NO herejes de la democracia; esos son los que practican su contrario el totalitarismo rancio, la persiguen , castigan a sus defensores o a quienes reclaman su practica a pesar que, de desde la desfachatez , dicen tener un proyecto que denominan UPyD para regenerarla.

Sutilezas a parte, la pregunta del millón sería ¿ y ahora qué ?. Supongo que ahora hay que analizar todo lo dicho ayer que da para mucho y requiere reflexión aunque una gran mayoría podríamos convenir sin mucha discusión que aceptaríamos una sociedad con un modelo cocinado con esos ingredientes ideológicos, éticos, jurídicos y cuasi fiscales.

Ciertamente lo económico requiere más pausa y mucha más información aunque no me importaría aceptar un modelo liberal en una sociedad en donde el ciudadano es protagonista y dispone de los recursos de una democracia moderna para instrumentar una fiscalidad que proteja derechos y necesidades humanas desde sus posibilidades económicas. De todas maneras, “ los herejes del Gorriaranismo de Rosa Díez”, tenemos al profesor Mikel para que nos explique lo de los números.

Lo de ayer muchos aprovecharan para denunciar una reunión de la extrema derecha en Madrid. Ya quisiera yo que el progresismo que se otorga así misma la izquierda, pusiese en sus programas electorales el 25 %…..de las propuestas de ayer.

Como soy un convencido de que esta sociedad solo podrá reinventarse desde un movimiento ciudadano organizativamente fuerte, opino que debemos fomentar , apoyar, aglutinar y acoger todos los movimientos que defiendan programas con las credenciales que ayer presento la SC.

Todas las ponencias y sus ponentes me parecieron brillantes. No me gustó nada la Reforma de la Ley electoral que me parece muy mejorable. La de economía requiere tiempo e información pero creo que está en una línea de lo posible y necesario. Mikel nos dirá. Las demás me parecieron francamente buenas , esperanzadoras y sus propuestas muy necesarias por no decir imprescindibles en toda democracia moderna.

Seguramente Rosa Diez señale que le han copiado su programa. Como bien recordó ayer Mario Conde, en el año 1992 ya dijo lo mismo – entonces Rosa estaba en el PSOE – pero además nosotros, ya conocemos la devoción democrática de Rosa Díez , la escuela Gorriarana y su practica, enemiga de la democrática. Por otra parte , comparar los concejales de la kosa desde cualquier disciplina cultural, humanística, experimental, ideológica , etc. con los ponentes de ayer, me parece esperpéntico y de mal gusto.

Yo creo que ahora queda animar, difundir, colaborar – cada cual en lo que pueda si siente representado su ideal – a impulsar este movimiento civil desde un escrupuloso control para que las formas organizativas, programáticas o de decisión, emanen de las mayorías desde los estilos democráticos propuestos ayer.

Enlaces:

Y en general en:

Luis H. Les

No hay que hacer grandes esfuerzos ni siquiera recurrir a los sabios análisis – que yo sigo con entusiasmo – del profesor Mikel Buesa. Basta repasar el recorrido, la historia; lo que hemos hecho, inexorablemente nos dice quienes somos. Le guste o no a ROSA DÍEZ y a GORRIARAN , ellos y “su partido”, tienen la calidad democrática que se desprende de su práctica democrática o anti democrática ; no hay reglas de circulación o contraste democrático diferentes para cada persona, para cada proyecto como tampoco vale ser democrático para unas cosas y perseguir la democracia para otras. Así de claro y así de sencillo; a su pesar, al de sus palmeros, al de Pedro J, de Jiménez Los Santos y al mismísimo FERNANDO SAVATER, admirado tiempo atrás, SOMOS LO QUE HACEMOS; no podemos ser creyentes en un escenario y ateos en otro. Practicar una ideología y su contraria es una bipolaridad ideológica infumable que resquebraja todo compromiso ético de quienes lo practican y de quienes lo apoyan.

Son muchos los puntos de reflexión que podríamos acompañar para desbrozar la calidad democrática de upyd pero por suficientes, nos referimos a los siguientes :

  • Galicia. Hoy asolada de UPYD por su gestión, fue buena muestra del totalitarismo de este partido apartando, expedientando y expulsando a personas elegidas democráticamente por las mayorías de las bases. Fueron expulsadas contraviniendo sus derechos estatutarios sin ni siquiera poderse defender. Además, en esta Territorial, se dispuso desde Madrid quienes tenían que ocupar los diferentes cargos de responsabilidad sin las mínimas consideraciones democráticas, éticas y legales – estatutarias -. Hoy en Galicia UPYD es un solar sin expectativas ni ilusión; bastan ver los datos conocidos a cada una de las provincias. Ahora Rosa Díez nos dice que han tenido elecciones democráticas, Si claro…., pero como ella entiende la democracia; exigiéndosela a los demás y ella imponiendo de forma totalitaria sus criterios sin admitir discusión porque el que se la discuta, ¡¡¡ expediente sin derechos ¡¡¡¡

  • Andalucía . Creo que como Galicia y otras muchas regiones fue víctima del INTERVENCIONISMO de Rosa Díez y Gorriaran con demostraciones nuevas de hacer lo contrario de lo que predican que en términos ideológicos para nada se corresponden con la práctica democrática sino con su antagónico, el totalitarismo más rancio y despreciable por toda sociedad democrática.

  • El intervencionismo en Barcelona, Asturias, Murcia, Cantabria y en prácticamente todas las territoriales, ha marcado un antes y un después en UPYD. El partido es víctima de su intervencionismo, de una política organizativa cuyo estilo es lo contrario a lo que predica en esa bipolaridad ideológica que rompe todo sentido democrático a pesar de su eufórica verborrea en ese sentido.

  • Consejo Político. Un paripé en donde cuando por primera vez se propuso por Javier Carroquino presentar una enmienda para debatir en el Congreso del partido la elección al Consejo de Dirección -máximo órgano ejecutivo del partido – con listas abiertas, ROSA DÍEZ amenazó con que si esa enmienda se aprobaba, ella no estaría en ese partido

  • Como consecuencia de lo anterior un grupo de Consejeros Políticos abren una Web para debatir democráticamente lo que por vías normales estaba CENSURADO en el partido. En esta Web nace y crece una vía alternativa a Rosa Díez que es fulminada arbitrariamente con la expulsión de todos sus componentes conocidos con el mismo estilo TOTALITARIO que se había aplicado a los anteriores expedientes SIN DERECHO A NADA, SIN DERECHO A SER ESCUCHADO, A PODER DEFENDERSE. Es evidente que con esta medida Rosa Díez eliminaba de un plumazo a quienes podían sacar sus “colores democráticos” impidiendo su participación en el Congreso

  • Los cantos democráticos de UPYD se apagan como una vela cuando en los blogs de Rosa Y Gorriaran nacen las primeras críticas. ¿ Donde quedan aquellas músicas de sirena que interpretaba Rosa Díez en todas sus primeras conferencias recorriendo nuestra geografía para presentar el primer partido español de manejos democráticos desde maneras diferentes de hacer política?

RESUMEN DEL CONGRESO :

  1. Para poder acudir como Delegado hubo que ejercer una cierta clandestinidad por el estrecho control ejercido por la Dirección.

  2. Es cierto que hubo votaciones pero tanto la vía electrónica como las que se ejercieron con urna en el congreso, no tuvieron ningún tipo de control por la parte opositora. Los resultados reales NO GOZAN DE AVAL DEMOCRÁTICO por la falta de trasparencia y control de las mismas

  3. Paradójicamente los congresistas que habían preparado sus intervenciones para unos temas específicos arbitrariamente solo les permiten intervenir en aquellas mesas contrarias a sus disciplinas sin ningún tipo de consideración democrática. Así los que habían preparado economía los insertaban en Sanidad, a los de sanidad en …; de tal manera que ninguno participaba en la mesa para la que se había preparado.

  4. En el Congreso NO HUBO DEBATE. Fue un Congreso tan democrático que no se debatió nada aunque sí, se le permitió hablar y decir a Rosa Díez lo que quiso al punto de llamar Batasunos a quienes reclamaron claridad en las cuentas .

  5. De los llamados críticos , pudieron intervenir 5 personas a razón de cinco minutos cada uno sin derecho a réplica; no hubo debate ni temas a debatir. Eso sí, después de cada una de estas intervenciones, respondía un representante del Consejo utilizando el tiempo que quisiese en una demostración de esa forma diferente de hacer política. Las cinco personas teóricamente opositoras ni siquiera pudieron disfrutar de los cinco minutos asignados porque eran interrumpidos permanentemente. Tras la intervención del quinto critico, intervino el Sr. Prendes que en una demostración democrática – “modelo UPYD”- estuvo profiriendo insultos acaloradamente y criticas desajustadas con la realidad conocedor que nadie podría contestarle .

  6. Si lo dicho hasta aquí no es bastante, el Congreso es el bautismo de la “ cosa democrática” y como un DOCUMENTO NOTARIAL DE LA PROPIEDAD DEL PARTIDO A ROSA DIEZ POR CUANTO QUE, SE APRUEBAN UNOS ESTATUTOS CUYA MODIFICACIÓN IMPORTANTE O LA DE SU LIDER, NO SE PODRAN REALIZAR SIN SU VISTO BUENO. Rosa Díez es juez y parte en su partido; nadie puede cuestionar sus propuestas ni su gestión por un pacto estatutario del Congreso que además de antidemocrático, pone al desnudo su verdadera ideología.

  • Después del Congreso se inició una caza de brujas y se abrió expediente a todo aquel que pudiese ser considerado crítico o simplemente tener amistad o comunicación con alguno de los considerados insidiosos que en una primera calificación se nos denominó “hiperdemocráticos” para más tarde, resentidos.

  • Hoy presumen de elecciones democráticas internas en el partido. Yo, no me lo creo pero para los crédulos inteligentes, una consideración : ¿ podemos otorgar calidad democrática a un partido cuyo líder, en este caso lideresa o sus estatutos , no se pueden modificar sin el consentimiento, firma o avenencia de su lideresa ?; desde este blindaje…., ¿ de qué democracia hablamos o qué es la democracia ?. La grandeza democrática de ser juez y parte no cabe duda que forma parte de esa forma diferente de hacer política pero que para nada avala conductas democráticas.

  • ¿ Puede la sociedad interpretar o asociar democrático un partido que ha hecho el recorrido apuntado y puede la sociedad, otorgar confianza al proyecto que publicitan para la regeneración democrática ?

Una reflexión relativa a los medios de comunicación. Si estos no estuviesen alineados políticamente, si sus intereses económicos no dependiesen tanto del poder político, si existiese una libertad de prensa que permitiese a los ciudadanos escribir libremente en la prensa, en una demostración inequívoca de la existencia de esa libertad, este partido y su lideresa, NO ESTARÍAN EN EL PARLAMENTO NI TAMPOCO ESTA SOCIEDAD VIVIRIA LOS MOMENTOS QUE NOS ESPERAN EN UN FUTURO INMEDIATO.

Finalmente decir que Rosa practica el derecho alternativo entendiendo como tal la interpretación del derecho a la medida de su necesidad de tal forma que pueda aplicar para su programa lo más conveniente y exigir lo contrario a los demás; poder reclamar democracia y no practicarla o tener el derecho de hacerlo contrario de lo que dice; dos varas de medir, aquello que antaño denunciábamos como abuso de poder añorando la democracia.

Con estos mimbres queremos regenerar la democracia………..

Luis H Les

Empezaré por decir que yo sí soy: JOSÉ LUÍS HERNÁNDEZ LES ; -NO-,el que tras una cuenta de correo De: José Luís Hernández Les [mailto:15mlibertadexpresion@gmail.com se disfraza de mi, para difundir un pensamiento que no es el mío y con la libertad que me confiere mi dignidad humana; pretenderé aclarar cada día que tenga unos minutos, para relatar las no pocas razones por las que rechazo un proyecto político que desde una teórica ambición democrática, pretenden exigir a los demás, lo que no tienen, lo que no creen desde una astucia política que se apropia de un verbo que son incapaces de llevar a la práctica por razones que no voy a analizar por el momento.

Para los que no me conocen empezaré por decir que soy uno de los que aquel “septiembre en la casa de Campo firmamos un compromiso con la sociedad y la democracia.” Una persona con ese perfil que tanto ha presumido Rosa Díez. “Personas maduras, con la vida resuelta, de formación moral e intelectual de cuya media carecían otros partidos, y con el entusiasmo propio de quienes luchan por una sociedad mejor, sin expectativas de proyecto personal – muchos como yo estábamos jubilados –, pero con ideas, valores, lealtad y experiencia. Yo fui la persona que propuso al partido que si no teníamos medios, lanzásemos el mensaje en la calle del que hoy, tanto presume Rosa Díez. La verdad es qué, inicialmente formamos un elenco tan capaz como que sin medios , hicimos posible abrir paso en el Parlamento a Rosa Díez que además, aprendió tan bien “nuestro mensaje”, que hasta queda bien cuando le permiten hacerlo aunque luego, tristemente demuestra su equipaje intelectual porque parece un disco rayado, a pesar de sus tablas, aunque todavía ha de aprender a gritar menos, porque si os dais cuenta, siempre termina con el volumen de voz, de quien no tiene razones.

Tristemente C.M. Gorriaran con la bendición de Rosa Díez, se encargó de limpiar del partido a los entusiastas fundadores CON LAS NUEVAS PURGAS – QUE DICEN FORMAS – DE HACER POLÍTICA que algún día comentaré.

Gorriaran, desde una arrogancia intolerante y antidemocrática; desde un totalitarismo rancio y contrario a lo que dicen defender; desde la prohibición del debate; desde la elección a dedo de los menos capaces; desde las expulsiones a dedo conculcando la dignidad de los afiliados, y sus derechos más elementales establecidos estatutariamente; desde los insultos y la prohibición a participar en el Congreso, sus blogs o en otros, asoló la democracia en el partido y el partido mismo.El Sr. Gorriaran es el ejemplo de quien habiendo estudiado mucho, posee mucha información pero – por los hechos – no ha sabido – en mi opinión – digerir y es, como Rosa Díez, ejemplo de quienes haciendo lo contrario de lo que dicen, matan la semilla que presumen querer sembrar.

Retomando los motivos, “el impostor/a” – ¿¿?¿?¿ – que utiliza mi nombre, ha enviado hasta la fecha tres correos con distancia en el tiempo suficiente, para poder haber recibido disculpas, rectificación o rechazo de UPYD por tales hechos, cuyo silencio habla por si solo. Quien quiera que sea su autor/a, ganará las simpatías del creador de las “nuevas formas de hacer política” y hasta podrá contar con su apoyo en el pueblo de turno para profesionalizarse en política, en una demostración que para algunos el fin, justifica los medios, de que todo vale en política, de que la política es cosa de listos, astutos y desnutridos de valores.

La reflexión de todo esto se dirige a quienes siendo aún afiliados de UPYD, todavía defensores de la democracia, luchen en el partido para que se abra el debate, para que se reconquisten en el partido las razones regeneradoras para las que nació. Se puede ser cómplice por acción u omisión, pero la política solo tiene sentido cuando se defienden los valores, las libertades, los derechos humanos, la cultura; cuando los fines no justifican los medios, cuando somos capaces de discernir entre “SER Y NO SER”

Fdo. J.Luís Hernández Les

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.025 seguidores