Kindergarten


Nunca han tenido sentido del ridículo. Ahora, para pretender ser alguien, organizan … ¡actos de disolución! Como si fuera la firma de un  acuerdo, pero sin interlocutor. O sea, como si fueran alguien, pero sin serlo.

Iñaki Gabilondo pide una “moraleja compartida”. Sostiene (se ha caído del guindo) que no podrá haber un “relato común”. Y asegura que al menos debe haber una moraleja compartida. En concreto, que las ideas no se defienden matando.

No queda muy claro qué quiere decir Iñaki cuando dice “compartido”. ¿Compartido entre los etarras y asociados, y los ex-asesinables? ¿O sea, entre dos mitades aproximadas de vascos, divividos por su actitud ante el asesinato de niños y otros inocentes? Pues entonces no se entiende por qué la disolución de la bestia le parece una buena noticia. Ni siquiera una noticia. No había nadie que no supiera que ya no le sacaban rédito al asesinato, y que por eso no lo hacían. Tampoco había nadie que esperara que volvieran a la práctica que les define. Vaya, que lo esperara como evento probable en el corto plazo. Simplemente por la cuestión de no sacarle partido. Los incentivos. Y a plazo más largo nadie puede saberlo; la cacareada “disolución” no cambia nada al respecto.

Pero la pantomima tiene todo que ver con la “moraleja Gabilondo”. Supone su más radical negación, dado que explican bien claro que no se trata de un asunto moral sino de un asunto de “ciclos”. Hay unas veces que sí y otras unas veces que no. Y ahora entramos en una de las que no. Pero de una forma un poco misteriosa, porque no depende de ningún detalle observable, tal y como lo exponen, sino de la mera voluntad (¿ánimo, conocimiento?) de los pistoleros. No es un ciclo natural, es un ciclo de los asesinos. Y se les ha acabado este ciclo. Afirman. Como si no lo supiéramos si no lo contaran. Y como si la policía no tuviera nada que ver.

Y sin embargo la moraleja de Gabilondo es la buena. Siempre ha sido la buena, aunque ni esté siendo compartida, ni vaya a serlo. No se trata de disculpas (parciales, o no) ni de lágrimas de cocodrilo. Se trata de si comprendemos que no se asesina, ni con ciclo ni sin él; o no lo comprendemos. Y cuando esta elemental idea no es compartida, como es el caso, se trata de quién la comparte y quién no. Por ejemplo, los que participan de la payasada, y los que mandan sus albricias, son de los que no. Porque creen en los ciclos, sin moraleja. Y sin policía, sin la que nunca hubiera llegado el final del ciclo.

Y es por eso que esto no “disuelve” nada. Las innumerables víctimas lo seguirán siendo, sin disolución alguna. Y casi se quedan peor tras la ridícula payasada, porque han perdido toda esperanza de que al final del tunel la sociedad vasca -y no poca parte de la española- mejorara y saliera del abismo. Al asumir: no debimos asesinar, ni aplaudirlo, porque eso no son formas de discusión política. Las víctimas siguen siendo víctimas; los ex-asesinables, cuya condición depende del ciclo, lo son en función de voluntad ajena; y los ciclistas siguen siendo ciclistas. ¿Que es lo que se ha “disuelto”, exactamente? Los ciclos, no.

El #Kindergarten, como siempre, enternecedor. La gran disculpa de los asesinos es que una vez hubo un tal Franco, y tú ya sabes. Y por eso ocurrió lo que ocurrió, décadas después. El ciclo. Pero ahora nos subimos a una tribuna a largar una fantochada, y es como si activáramos un interruptor con el que el mundo empieza de nuevo, virgen. Lo llevan crudo los ciclistas.

Ni es noticia, ni es buena. Y exactamente por lo que dice Gabilondo que debería ocurrir, y ni de coña va a pasar. La moraleja que no habrá.

Fuente, Twitter:

Como niños. Cualquier tecla les hace dispararse a modo de manada que padeciera un baile de San Vito colectivo.

El cuento es precioso, y parece que hay mucha gente que no la sabe. Especialmente los que van tan sobrecargados de “memoria histórica”, que ni tienen memoria, ni tienen historia. Dicen que en la Guerra del Rif encontraron en el pecho de un legionario, muerto en batalla, unos versos de amor. Estaban dedicados a su novia, de cuya muerte acababa de tener noticia. También corría el rumor de que sus compañeros habían notado su deseo de morir, aunque no la causa. Baltasar Queija de la Vega se llamaba, que ya suena bien triste.

Era 1921, y la historia llegó a un compositor catalán que la convirtió en cuplé. Juan Costa Casals. Y lo estrenó el mismo año Lola Montes, en el Teatro Vital de Málaga. Tuvo un éxito inmediato.

500px-1919-01-08,_Mundo_Gráfico,_Lola_Montes,_Walken_(cropped)

¿Has notado mucho franquismo o fascismo hasta el momento? Yo tampoco, pero Pau ve inmundicia por todas partes. Y no es precisamente el único.

Haddock nos pone la canción en Twitter [–>], en una versión como para que la entienda hasta el #Kindergarten.

¿Inmundicia? Tal vez; es una historia con valores bastante universales. La podría entender desde un trovador medieval hasta un navegante maorí. Y definitivamente no es nada fascista. No exalta la patria, ni al pueblo, ni a Dios, ni a ningún otro de los prodigios superiores al uso. Ni siquiera desprecia ni odia al enemigo, del que todo lo que nos dice es que tenía empuje y estaba exaltado. Y para colmo, sigue al pié de la letra la consigna de aquel ministro socialista de Defensa que prefería morir que matar. Porque el novio de la muerte es el deseo dramático de la muerte propia, no la ajena. Y la entrega, ya que estamos en ello, a los compañeros.

¡Ah, pero es que la canción la adoptó la legión!

¿En serio? ¿Quieres decir ese cuerpo militar copiado a Francia? ¿Y por qué no pides que eliminen la legión, por el estrafalario motivo que sea? Digo, en vez de llamarles inmundicia a sus miembros o a sus canciones. Si la letra del himno no tiene nada reprochable, pero es “inmundo” que unos ministros del PP lo entonasen al paso de la legión en el tradicional traslado del Cristo de la Buena Muerte, en Málaga, donde está la inmundicia? ¿En los soldados; en la Semana Santa; en la tradición? ¿Nos hemos vuelto todos locos? ¡Por favor! Si lo que resulta imposible es no acompañar esa música, a poco que uno tenga oído y conozca su hermosa letra.  Que en Málaga será aproximadamente casi todo el mundo.

Menos lobos con la “inmundicia”, Pau. Igual es un poco más inmundo vivir en el odio permanente a media España, que rescatar una bandera y morir por no poder soportar la pérdida del ser amado.

Nota para no habituales. #Kindergarten se puede sustituir por manada progresista posmoderna.

Fuentes. Foto de Lola Montes, y otros datos, de Wikipedia.

 

El kindergarten catalán esta muy escandalizado por la detención de unos kale borricos de allí, acusados de terrorismo, sedición y / o rebelión. ¡Estado fascista y represor!

cdr-carrer-borrico

Clic.

Posiblemente el legislador se ha pasado llamando terrorismo a actos sí. Y también es una forma que acaba blanqueando el terrorismo de verdad. ¡Lo que hace cualquiera! Pero al final lo que importa no es la etiqueta, sino la pena.

Tenemos un fallo colectivo, cultural, tremendo; y que afecta directamente a este asunto. Esa idea kindergarten de que los actos inciviles, y la violencia, son menos graves si se hacen por motivos políticos. Y si le preguntas a Pablito Coletas y su tropa te dirían directamente que no merecen castigo alguno … los que son de su cuerda. Y así nos vamos acostumbrando a que por motivos políticos se puede joder a todo el mundo. Y al final hasta el gobierno (el que sea) se cree que joder a la peña es lo más normal del mundo. ¡Todo lo que hace es por motivos políticos!

Una pena que no aprovecharan la transición. Entonces hubo mucho ambiente de que lo útimo, el definitivo no go, era acercarse a una nueva guerra civil. Los estragos seguían presentes, y la gente tenía muy claro que eso era lo que no quería. Lo que no parecieron apreciar es que a las guerras civiles se llega por pasos -y violencias- previas, menores. Y que el mejor seguro para evitarlo es imbuir en los cerebros y en la cultura que política y violencia deben estar totalmente separados. Que al final es la idea de fondo de cualquier sistema que puedas llamar civilización. Y democracia, que es una forma de tomar decisiones políticas y de decidir quién gobierna sin necesidad de violencia.

¿Por qué le tienen que llamar terrorismo a la kale borricada catalana, cuando le pueden llamar violencia política, y pueden establecer que el elemento político en la violencia sea un agravante máximo? Pero total. Se lograría el resultado deseado; una pena fuerte como para que se lo piensen. Y más importante, se lograría pedagogía. Nene; política y violencia, no. Ni de lejos. Pero en España creemos que los problemas se arreglan con expresiones mágicas. Terrorismo. Kindergarten también.

Joder, si estableces [violencia política = pecado brutal], y le pones las debidas consecuencias penales, es posible que civilizaras un poco el chiringuito. La delincuencia juvenil ya tiene el fútbol para desahogarse. Que se aguanten con eso. Incluso cabe soñar con que los gobiernos y parlamentos empiecen, por contagio, a tener un poco de respeto por las personas. Por soñar que no quede.

Si podemos parar el puerto sería brutal, y con Mercabarna jodemos a todo el mundo.

Salvo que el mundo decida joderte a ti, nena. Y bien jodida. Es una estrategia mucho mejor. Entre otras cosas porque se jode a mucha menos gente. Matemáticas.

acup

No se trata de un partido político más o menos kindergarten y coletas. Es la Asociación Catalana de Universidades Públicas. Supuestamente la flor y nata de la neurona catalana, pero con un discurso que en un adolescente indicaría que no alcanza una inteligencia media para su edad. En un adulto lo sitúa directamente en la deficiencia mental profunda.

Resulta que consideran que existen otras vías que la prisión (quieren decir que la vía del derecho penal) para afrontar la situación política que vive Cataluña, y que la prisión no es la manera de hacerlo.

Creemos que el diálogo y la negociación sobre la base de las ideas habrían de configurar el marco para afrontar los problemas políticos que nos afectan.

Estupendo. No es ninguna novedad; siempre hay “otras vías” posibles para cualquier tipo de solución que quieras aplicar. Por ejemplo, para adquirir una formación académica hay otras vías posibles que acudir a los subnormales de las universidades públicas catalanas, pero es muy improbable que esas otras vías constituyan “la manera de hacerlo”. ¿Qué quiere decir “la manera de hacerlo” para estos cerebros catalanes?

  • La manera en que a mi me gustaría que se hiciera en este caso concreto.

Deberían expulsarlos de cualquier institución educativa ya solo por eso.

  • La manera en que se debería hacer en cualquier caso, y muy definitivamente en la nueva republiqueta que queremos fabricar.

¿Y dónde está la protesta de la ACUP cuando el Parlamento de Cataluña derogó por su cuenta la Constitución Española, sin el menor diálogo sobre la base de ideas con la oposición — que representa la mitad de Cataluña? ¿También consideran un diálogo sobre la base de ideas cuando el Govern tacha de “anti-catalanes” a la mitad de los catalanes? Porque tampoco consta ninguna protesta suya. ¿Y cuando se trata de “cerrar Cataluña” impidiendo por la fuerza el tráfico de carreteras  y trenes, y la universidad misma, es un diálogo sobre la base de ideas?

Es posibe que se crean lo que dicen. Sería, exactamente, la peor de las alternativas imaginables. La flor y nata de la intelectualidad catalana tendría la edad mental de un pre-adolescente. Si estuvieran mintiendo habría cierta lejana esperanza. Serían, digamos, reinsertables en una comunidad política adulta tras una mano bien profunda de civilización. Si no, no.

Fuente de la monada, Universidad Autónoma de Cataluña:

Añadido para los comentarios del idiota de turno:

texasvswhite

Antes un zoológico era un parque en el que se podían ver animales espectaculares, y sobre todo exóticos. Algo para despertar la imaginación de la chavalería y situarlos en mundos muy distintos. Digamos tigres de Siberia, orangutanes de Borneo, o gorilas del Congo.

Siberian-tiger

orangutan_borneo

gorrila-congo

Un complemento perfecto para las novelas de Verne, Salgari, o Conrad.

Pero en el Kindergarten de Cataluña han inventado algo mucho mejor, y tan triste como esta foto:

triton-de-montseny

Es el tritón del Montseny, que en 2005 descubrieron que tenía suficiente fet diferencial como para considerarlo una especie distinta y endémica.

¿Y cómo diablos se puede dar un salto tan poco estimulante? Es porque los estímulos han cambiado. En vez de exótico y poderoso, representante de un mundo lejano y como de ensueño, ahora prima un concepto tan pedestre como “fauna local”. O sea, catalana. Y el de “animales protegidos”, que aunque sean feuchos y francamente vulgares, son víctimas. Y eso quiere decir que somos muy buenos, con mucha empatía por unos bichos que cuando salimos al campo ni nos fijamos.

Es en serio. Lo dice el Plan Estratégico del nuevo Modelo Colauita del Zoo de Barcelona.

En el ABC:

El Zoo de Barcelona quiere especializarse en la fauna de los ecosistemas mediterráneos y para ello en la próxima década animales de un centenar de especies que no son de este biotopo dejarán de vivir en él. Ayer mismo, los dos ejemplares de foca dejaron el zoológico para ir a un parque de Hungría, como sucederá con los camellos, delfines, tigres y osos, que no son tampoco especies amenazadas o con las que el zoo de Barcelona lleve a cabo programas de conservación, según explicó el director de este centro, Antoni Alarcón.

Sin duda un complemento pefecto para la xenofobia racista expresada en las deprimentes obras de Sabino Arana. Que definía como maquetos a los catalanes, pero que seguro que hubiera aplaudido la idea de poner fauna local en el zoológico de Barcelona.

Los niños van a salir de aquella manera. En vez de imaginación, atento examen del ombligo. Y en vez de lecturas de Conrad, exhibicion de banderas étnicas en rebaños multitudinarios de borregos. Pero puede servir, si el ideal es encontrar plaza de funcionario del procés. Aunque se les quede cara de tristones, será de tristones catalanes. Menos da una piedra.

triston-del-monsteny

Próximamente en sus pantallas: La Filosofía Femenina.

oxford-femi

Yo creía que la teoría feminista decía que los hombres y las mueres somos iguales … menos algunas cosillas irrelevantes. Vaya, irrelevantes para pensar, para crear, y para trabajar. Algunas incluso dicen que somos iguales para guerrar, y por eso se empeñan en meter mujeres de combate en los ejércitos. Pero pongamos que estas son feministas extremistas, y las otras son feministas de andar por casa. Y la idea se entiende; salvo asuntos de musculatura y de “masculinidad tóxica”, no hay motivo para que existan trabajos más masculinos o femeninos porque no hay diferencias sexuales al respecto. Y se enfadan muchísimo cuando desde la biología explican que lo mismo que hay diferencias físicas, también las hay psicológicas. Que producen intereses diferentes. Y que ambas vienen de distintas estrategias reproductoras, hereditarias e inevitables.

No debería ser un problema demasiado grande. Puede que tengan razón los biólogos evolucionistas, o puede que tengan razón las feministas. Pero es muy fácil contentar a todos. Elimina barreras, dejando que las mujeres accedan a donde quieran. Matas dos pájaros de un tiro. Nada artificial le impediría a una mujer alcanzar lo que sea, y ya se vería lo que produce la naturaleza. Y al final lo que resultaría es conocimiento. La comprobación de cuál de las dos teorías es más cierta. Y, por supuesto, gente más cómoda con lo que hace.

El feminismo original parecía ir por ahí. Pero lo de ahora es muy distinto. Se trata de ideas como “feminizar el currículo”. En concreto, en Oxford, que el 40% de los autores a estudiar en filosofía sean mujeres. Y que los autores figuren en las listas con el nombre completo, en vez de una inicial antes del apellido, para que se sepa el sexo de antemano.

feminizar-curriculo

Enlace: https://www.telegraph.co.uk/education/2018/03/14/oxford-university-set-feminise-curriculum-requesting-inclusion/

Impresionante, porque parece la más cabal negación de la idea que soportaba el feminismo. Si necesitas una cutoa de sexo para aprender, quiere decir que sin esa cuota te estás perdiendo algo relevante. Y eso, en filosofía, solo puede querer decir que las mujeres tienen un pensar suficientemente diferente como para que su pérdida sea relevante. O sea, que pensamos distinto; nada menos. Y si pensamos distinto, ¿por qué no vamos a hacer clubs de hombres pensadores, separados de los clubs de mujeres pensadoras (antiguamente llamados peluquerías)? Va de suyo; si las mujeres piensan distinto, es muy probable que prefieran las pensadoras mujeres. Y viceversa. Se podía hacer una Facultad de Filosofía Femenina separada de la Facultad de Filosofía. Como el deporte y el ajedrez. Se han metido en un jardín alucinante. Parece anti-feminismo de primer grado.

Oficialmente no lo plantean en términos de justicia. Tampoco de aprender. Es para aumentar el atractivo de la filosofía entre las chicas, cuya falta relativa de interés está bien comprobada.

carreras-sexistas

Ver: ¿Qué pasa con las filósofas?

Pero si necesitan autores diferentes para tener interés, y la cosa va por sexo, lo que están haciendo -literamente- es filosofía para mujeres. Y eso sugiere, también, una facultad aparte. Y si se añade la notable diferencia, por sexos, entre interesarse por cosas o ideas, o interesarse por personas, podría ser una especie de filosofía cotilleo. ¿Qué hacía Kirkegaard cuando no tarbajaba y estaba en su casa? ¿Era Unamuno una buena o una mala persona? Un poner.

¿Es feminismo decir que las mujeres son tan diferentes como para necesitar su filosofía particular? Entonces Franco debía ser feminista con su Sección Femenina.

Otra:

Supongo que no se puede discutir que Hillary Clinton es como lo más feminista que se puede ser. El no va más; un Non Plus Ultra feminista. Y esta es la opinión la de la gran feminista sobre por qué no hay una feminista (ella misma) de Presidente de los EEUU:

No nos va bien con las mujeres blancas casadas. Y parte de ello es una identificación con el partido Republicano, y una presión en curso de que hay para votar lo que tu marido, tu jefe, tu hijo, creen que debes votar.

Es una visión curiosa. Las mujeres casadas, que son la mayoría en el caso de las mujeres blancas, no tienen opinión propia. ¿Y cómo sabemos que no es una opinión propia? ¡Porque coincide con la opinión de sus maridos, en vez de coincidir con la opinión de las feministas! Estupendo, y las feministas quieren hacerles cambiar de opinión, precisamente mediante una presión para que lo hagan. Algo totalmente lógico; una vez comprendido que las mujeres no tienen opinión por sí mismas, el siguiente paso inevitable es proporcionarles la opinión que no son capaces de alcanzar sin un poco de presión. Y eso es exactamente lo que hacen las feministas. El único problema es que no parecen tener una idea muy elevada sobre la capacidad de opinión de las mujeres. O al menos de las mujeres blancas en EEUU, que son la gran mayoría de mujeres.

Ver la cita en el vídeo. Carlson va por otro lado. Por destacar que Hillary culpa a todo el mundo menos a sí misma. Pero a mi me llama más la atención la culpa de las mujeres casadas blancas.

Cabría una visión alternativa que no sería humillante para el género femenino. Pensar que las mujeres casadas blancas (la mayoría) sí saben elegir sin ayuda y sin presión, y que se han inclinado más por considerar que Hillary Clinton iba a empeorar su vida, o el país, en lugar de mejorarlo. Y que la coincidencia en esto con sus maridos se debe a que viven la mima circunstancia, y las mismas necesidades, en vez de deberse a una lacra de género que les impide saber lo que necesitan. Pero las feministas, a lo que se ve, prefieren pensar en una incapacidad estructural del sexo femenino dependiente de raza y estado civil.

En España la situación es muy parecida.

julia-otero-y-cayetana-alvarez-de-toledo

Los ataques e insultos de las feministas a  @christinalosada por el mismo motivo (El síndrome del rebaño) han sido sencillamente espectaculares.

Parece que el feminismo libera a la mujer …. ¡de sus propias opiniones! Pero tampoco es muy nuevo; en la II República no les querían dejar votar.

 

Página siguiente »