ideolocracia


Ahora se entiende por qué se empeñaban en que el “bipartidismo” era muy malo. No se entendía, porque prácticamente todos los países envidiables tienen bipartidismo. Menos los que envidia Potemos, que tienen “monopartidismo”. Pero se referían a algo distinto. Cuando decían que el bipartidismo era malo, querían decir aburrido. ¡Y tenían razón!

Ahora toca entender el “multipartidismo”. Y lo más importante es entender a su principal elemento. Potemos. Un buen sistema suele ser buscar algún elemento que sirva para predecir sus resultados. Y curiosamente hay uno que funciona casi perfectamente. Pero no es el primero que se te puede ocurrir.

¿La situación económica? ¿La estructura ciudad / campo? ¿El historial comunista? Debería ser algo de ese tipo cuando hablamos de un comunismo-cantinflismo. Pero no; alucina. ¡Es la “lengua propia”!

Mira. Resultados de Potemos ordenados de más a menos. Y puedes predecir: Sólo pasa del 21% donde hay o “lengua propia”, o partidos etno-nacionalistas. Tal cual.

potemos-predictor

Y se podría explicar a través de Vasquilandia y Cataluña. Tal vez. Los etno-nacionalistas tiene su versión de izquierdas y de derechas. Absurdamente, porque no hay nada más de derechas que el nacionalismo. Por eso siempre cabía la duda de si ETA y similares eran, dentro de su cacao mental, más etno-nacionalistas o más anti-sistema. Que son dos cosas incompatibles, porque etnia, patria, “cultura propia”, y todos esos identitismos, son sistema puro. Mal sistema; sistema caduco; pero incuestionablemente sistema.

Y Vasquilandia y Cataluña han demostrado que más de la mitad del separatismo de izquierdas en realidad es, sobre todo, anti-sistema. Su separatismo no era de verdad; era sólo una forma fácil de joder. Les habían vendido un sistema que no existe; la España imperial, Franco, su puta madre. Y atacaban lo que creían que era eso, mucho más que defender las payasadas de “construcciones nacionales”. Pero si Potemos enarbola esa bandera anti sistema, olvidan lo de la construcción nacional en un pis pás.

Venga, tenían razón. El bipartidismo era aburrido. Y empieza el circo. Pilla un paquete de pipas y un buen asiento.

 

Tal vez la noticia más relevante de esta campaña electoral sea que el PP se ha sumado a la jauría que ataca, y muerde, en defensa del pensamiento único. Esto es, en defensa de la “estupidez estructural” de la sociedad española.

Ayer, la jauría -con el PP de miembro destacado- estaba desatada contra la escritora y candidata de Ciudadanos, Marta Rivera de la Cruz.  Al parecer había pecado, defendiendo en un debate una de las propuestas de su partido. La igualdad de penas entre sexos ante el mismo delito y circunstancias. O sea que asesinar un hombre cueste los mismos puntos que asesinar una mujer, y no menos. Igualdad y tal, como dice la Consti.

No se trata de entrar en el fondo del asunto. Como todos, discutible. Parece más civilizado, y definitivamente más machista, que cueste más puntos el asesinato de una mujer. Es algo que sabemos, y contemplamos, desde que éramos bandas de trogloditas. Por la muy ecológica razón de que las mujeres tienen  mayor valor: paren. Y además, son más guapas y más débiles. Hay que tener mas cuidado con la porcelana, porque se rompe con facilidad. Curiosamente, es lo mismo que decía Franco; que eliminó el PSOE [se llamaba “el desprecio de sexo” –>]; y restauró Zapatero. Pero la cuestión no es si Marta Rivera está equivocada, sino su derecho a estarlo. Y a exponerlo y discutirlo. Mejor dicho, nuestro derecho al debate público. A llegar a las conclusiones por el contraste de argumentos, y mediciones, y no por el morder de la jauría.

Pero la jauría, con la novedosa participación entusiasta del PP, no deja discutir. Dicen que porque hay un “machismo estructural” en la sociedad, y porque esta poniendo en cuestión la ley “más avanzada” de mundo. En una clara muestra de “estupidez estructural”. Porque una ley puede ser todo lo “avanzada” que se quiera -en el sentido de como yo soy muy “avanzado”, mi ley también debe serlo-  y sin embargo no avanzar en la solución del problema ni un milímetro.

homicidios-estructura-machista

Lo de la estructura esa tampoco se entiende a primera vista. Oscar nos trae [–>] el argumento. No sé quién es el nota, pero debe ser significativo.

Con transcripción y todo:

Lo que hay que combatir es el terrorismo machista. Es que lo habitual, lo estructural, es que los hombres dominantes maten a la mujer. Eso es lo que está pasando, más de cincuenta este año.

Pues no. Fuera de la estulticia estructural no hay forma de medir tal cosa. Midamos. Lo que el nota llama “terrorismo”, supongo que con dos cojones de macho, y su “estructura”, es mucho más no machista que sí machista.

estructura-machista-y-no-machista

 

Concretamente, y de media, la “estructura” tiene un 12% de machista, y un 88% de no machista. Que en un mundo con estupidez estructural terminal se convierte en una “estructura machista”.

¿Se podría hacer una Ley de Protección Contra la  Estupidez Estructural Terminal? No creo. Sólo los estúpidos estructurales creen que la gente cambia con las leyes. Se podría, tal vez, hacer una educación. Pero la educación que promueven y practican va justo en el sentido contrario. En el sentido de exportar su insoportable estupidez estructural a las siguientes generaciones.

Actualización. Impresionante. Poco después de escribir la entrada me encuentro con la estupidez estructural terminal brillando desde La Vanguardia. Como las mujeres no matan, porque tenemos un”machismo estructural”, si una madre precipita a sus dos hijas por el balcón, y se suicida después, eso se convierte en un suicidio triple. No vayamos a joder la estructura.

las-mujeres-no-matan

 

 

Estos días me estáis comentando, a cuenta de lo de París y COP21, lo cuesta arriba de seguir hablando de las mentiras y carcajeantes chorradas que sueltan los alarmistas del clima, por lo aplastante del borreguismo de pensamiento único. Que veis en el ambiente y en la televisión. Bueno, ambientes yo creo que hay más de uno, y conozco varios. Y la tele no conozco, pero os puedo creer el monolitismo al respecto.

Al respecto de este tema, y esa es una responsabilidad de los políticos. Está claro que las teles se van a plegar al pensamiento dominante, aunque no sea más que para hacer dinero. Las privadas, porque de las públicas no merece ni la pena hablar. Pero luego hay políticos con cojones, y sin cojones. Los que tienen cojones crean ambiente, o defienden la existencia de “su” ambiente. Y eso da variedad y contraste. Los que no, tipo Rajoy. asoman la cabeza -yo tengo un primo- para esconderla acto seguido a la menor dificultad. Y tienes una sociedad donde no se debate nada real, cuya única elección es “ser” de los unos o de los otros. Y claro, entregando el ambiente, sólo aspiran a gobernar cuando un subnormal como Zapatero ha creado un destrozo mayúsculo. Y total para nada, porque tampoco arreglan nada. Ya se sabe; el ambiente.

Por cierto, a Ciudadanos se le está  poniendo cada día más cara de ambiente. Y no digo por este tema, que puede tener su opinión, sino por todos.

Lo que quería es daros envidia a los que veis la tele, con un mundo que sí tiene contraste. ¿Os imagináis en España una tele que se plantee así lo de la tenida del Calentamiento Global Acojonante en París, y la política de su presidente?

 

Pues a joderse, porque aquí el ganado quiere estar siempre dentro del rebaño. Beeeehhh.

https://i0.wp.com/static.zoom.nl/382CD0D485ADBEF611BFAC6BA2A330A3-beeeehhh--of-geen-beeeehhh--dat-is-de-vraag-schaap.jpg

Más envidia. El martes 8 de diciembre el senado USA tiene una audiencia en el Subcomité de Ciencia Comercio y Competitividad, para promover un debate sobre la magnitud del impacto humano en el clima de la tierra. Se centrará en el debate en curso sobre la ciencia del clima, y el impacto de la financiación pública en la objetividad de la ciencia — y la forma en que la presión política puede suprimir el contraste de puntos de vista en el campo de la ciencia del clima.

Lo cuenta Judith Curry, que participa como testigo.

Otros comparecientes que simpatizan poco con la merienda de negros del IPCC, y que conocéis, son el científico también del clima John Christy, el prestigioso físico William Happer, y el siempre contundente periodista Mark Steyn. Este último, supongo que porque tiene un juicio / acoso por parte del más cafre de los científicos del clima, el inefable Michael Mann del famoso palo de Hockey, y del no menos fraudulento “truco para esconder el declive”.

Hay veces que me muero de la envidia; o de la desesperación de España. No os preocupéis, que estas elecciones tampoco lo van a arreglar. Votad tranquilos. El que tenga cojones.

Nuestras muy ideologizadas feministas, y la izquierda mágica (ideología al cuadrado), sostienen que la violencia “machista” se combate con concienciación y con Igual Da. Ya sabemos que el primer efecto de la ideología es hacerte salir a escape de la realidad. Huir de cualquier cosa que tenga pinta de datos o mediciones. Porque basta un vistazo a los datos para ver que “la solución” de nuestras ideólogos no tiene pinta de solucionar nada. Se comprueba que los países más avanzados en la aplicación de su “solución” son, exactamente, los menos avanzados en solucionar el problema.

violencia-machista-total-europa

Los de mayor violencia “machista” son:

  • Dinamarca 52%
  • Finlandia 47%
  • Suecia 46%

Datos: Encuesta FRA (Agencia Europea Derechos Fundamentales)

Ojo, es una encuesta. Se puede pensar que en un país más avanzado en “concienciación” + “Igual Da” las mujeres consideren más conductas como “violencia machista”, precisamente por la concienciación. Pero es raro que no lo hayan tenido en cuenta, y da la impresión de que la encuesta preguntaba más por conductas concretas, descritas, que por la interpretación. Además, cuesta creer que en Austria (el 2º más bajo) las mujeres sean especialmente de “tragar”.

Se ve un posible factor inquietante en esos datos. Todos los países de mayoría católica, menos Francia, están muy por debajo de la media. La media es 33%, y los católicos -quitando Francia- oscilan entre el 28% de Hungría y el 20% de Austria. O se puede decir al revés. Todos los países que bajan del 30% son católicos, menos Grecia (Chipre lo podemos considerar una Grecia menor).

violencia-machista-total-europa-católicos

¿Te imaginas la putada? ¿Explicarle a Femen que la solución es el catolicismo, o por lo menos parece el primer paso fácil?

Vale, puede haber otras explicaciones. Puede que países más “relajados” sean menos violentos, y cuando tiene que salir la violencia va a salir hacia las mujeres porque pesan menos. Y sería una violencia “de fuerza” más que “machista”. Por eso entrecomillaba lo de machista, poniéndolo en duda (siempre hay que dudar). O puede haber otros motivos. Y siendo encuestas, siempre es delicado. Pero lo que parece claro es que no hay ningún motivo para pensar que “la solución” solucione nada. Es lo que tienen las ideologías; suelen poner las “soluciones” antes siquiera de conocer el problema. A menudo incluso antes de que exista el problema — y no digo que sea así en este caso. Porque normalmente es “la solución” lo que les interesa, y usan el problema (real o imaginario) como disculpa. Bueno, y lo de “concienciar” les encanta. Como a los curas.

Pero hablando de concienciar, tiene guasa el hincapié que hacen en una de las patas de la ecuación, y el olvido casi total de la otra. Porque para que haya un fostiador tiene que haber una fostiable. En algunos pocos casos no se podrá evitar, porque es violencia imprevisible entre desconocidos. Pero en la mayor parte de los casos hablamos de fostiador seleccionado por la fostiable como animal de compañía. ¿Y ahí intervienen los dos, no? Si las feministas venden “los hombres son violentos” (de nuevo contra toda evidencia), están aplicando una concienciación que hace olvidar la importancia de elegir bien, y no equivocarse.  O sea, esa responsabilidad que nadie quiere tener. Es muy cómodo, sí; y probablemente da votos y chollos. Pero mucha solución no es.

Tampoco tengo claro si para Maruja Torres la siguiente foto es violencia machista o escrache reivindicativo.

machista-o-escrache

Nuestro querido compañero Francisco sostiene que él produce un “flujo” que no se puede cortar. Y vuestro humilde relator sostiene que ese tipo de “flujos” sólo se pueden cortar, para separar y analizar cada componente. Porque sólo son un rosario de supuestos hechos que implican una sucesión de causas y efectos. En los que cada paso que se da es, o bien falso; o bien incomprobable; o bien no sustanciado; o bien no relacionado con el asunto en cuestión. Pero como son muchos, y los flujos no se pueden cortar -según Francisco-, el rosario deja la impresión de que “algo debe haber” entre tantas cuentas. Y por tanto la culpa del atentado de París la tiene el PP — o quien sea el muñeco de las hostias en la ocasión.

Ojo, que si alguien le acusa al del flujo de echar al PP la culpa del atentado de París, se indignará afirmando que no ha dicho tal cosa. Literalmente es cierto, pero el sentido implícito del “flujo” no es otro que la culpa del PP. El “flujo”es, en ese sentido, el truco para decir algo sin decirlo. Y sin que exista contradicción posible — a efectos prácticos.

Francisco nos pone un ejemplo de censura de la “caverna mediática”. Un “flujo” como la copa de un pino, completamente comparable a los de nuestro colega. Talegón. He de decir que la aparente conductora del programa, Isabel Durán, ocupa un puesto muy destacado entre los más tontos de la profesión. En el vídeo se ve cómo se daba cuenta de que había que cortar el “flujo”, exigiendo que se sustancie lo que se afirma, pero no sabía cómo hacerlo.

talegon-y-el-flujo-de-francisco

He transcrito el regalo de Francisco, para poderlo apreciar con calma en toda su magnificencia. Aquí Talegón, y un genuino “flujo franciscano”.

Va siendo hora de valorar el tema con la información y el rigor que se merece.

Las cosas no surgen porque sí. No es un grupo de terroristas porque sí, y no es un estado islámico.

Hay que empezar a exigirle a tu gobierno y a tu partido político que nos diga cuál ha sido la relación de España ayudando a EEUU para financiar a organizaciones como Anursa, que salieron de Al Qaeda. Porque Anursa ha sido el núcleo terrorista entre otras cosas financiado por Estado Unidos.

España ha vendido armas y bombas de racimo. Que nos expliquen si esas armas han estado dadas (sic) a gobiernos como el de Arabia Saudí. ¿Qué relación hay del gobierno de España que ha estado financiando y vendiendo armas que han ido a parar a manos de ISIS.

Ya lo dijo Putin en el G20 y no os habéis querido enterar. Ha habido colaboraciones de gobiernos con el armamento de estos grupos terroristas.

Que nos explique el gobierno por qué no exige la trazabilidad del petróleo que se está comprando en España. Porque todo apunta, y parece ser, que está comprando petróleo que viene de ISIS.

¿Las pruebas? -le preguntan.

¡Te miras todos los informes! En el G20 Putin ha presentado estas pruebas, no yo. Putin, un presidente ruso.

Te lo estoy dando. El presidente de Rusia ha denunciad hace dos días en el G20 la colaboración de gobiernos europeos y está ya demostrado que EEUU ha estado financiando a Anursa, ha estado financiando células terroristas porque querían combatir el gobierno de El Assad.

Y ahora yo os pregunto: Información del ministerio de España, porque esto que os estoy diciendo también lo dicen coroneles como el coronel Baños, y hay que hablar claramente de lo que está pasando aquí. Y lo primero de todo NO A LA GUERRA. El discurso que se está dando es el mismo que dio Bush después de los atentados del 11-S, y por esa gracia nosotros tuvimos aquí el atentado del 11-M. por responder con más violencia. Os lo recuerdo. Aquí se ha luchado contra ETA y no se ha bombardeado el País Vasco. En Raka, es una ciudad de 300.000 habitantes, y todavía no se ha dado información de que no haya una sóla víctima civil. Esto no se ha demostrado. Por lo tanto tenéis que ser muchísimo mas veraces cuando dais información. No se pueden bombardear ciudades. Esa no es la manera de …

De todo lo que os estoy hablando es información publicada. La BBC decía el otro día que ya van 12.000 niños muertos en este conflicto, y más de 300.000 víctimas en Siria. ¿Esos muertos no os duelen? ¿Esos miles de muertos no son muertos también? Es que aquí no se está haciendo una condena de terroristas es una condena de guerra. Se están cambiando las leyes, creando un sistema de terror y de miedo en la población. Se están cambiando de urgencia los sistemas de estados de emergencia en los estados de una manera totalmente antidemocrática. Esto es un golpe a la democracia. Un golpe a la democracia.

Se va montando la marimorena, y la guerrillera de la telebasura sigue repitiendo lo mismo que ya ha dicho, en el mismo orden, como si fuera una película que se rebobina al acabar. Con sólo un añadido:

Es mi opinión y mi opinión tiene tanto derecho como las vuestras.

Pues no. Las opiniones no tienen derechos. Las personas tienen derecho de expresión, entre otras cosas de opinión. Pero el derecho de expresar la opinión que sea no es el derecho de expresarla de la forma que sea, donde sea. Claro que si hablamos de telebasura, y hablamos de Isabel Durán, puede que sea demasiado pedir que se expliquen las formas que sí y las formas que no. Pero esto no es la telebasura, y el ejemplo de Francisco es sencillamente inmejorable para mostrar la forma que no. Si no es capaz de verlo por sí mismo, puede pedir que le marque con numeritos o colorines los saltos falsos; los no sustanciados; los incomprobables; y los no relacionados con el asunto. Se lo haría encantado. Colores o numeración, a su gusto. O si lo prefiere, una lista aparte con una breve descripción de cada problema lógico.

Luis Bilbao

Estoy encantado con mi nuevo juguete.

Se llama el Fijador de Posturas para Vagos.

Hasta ahora, cada vez que tenía que fijar una postura sobre cualquier asunto tanto histórico como de actualidad, tenía que pasar por el arduo y fatigoso esfuerzo de estudiar el tema, reflexionar y fijar una postura.

Ya no necesito hacer ese trabajo.

Para eso tengo, mi Fijador de Posturas para Vagos.

Es muy sencillo. Se trata de oír una opinión, cualquiera, sobre cualquier asunto, de Pablo Iglesias y ya saber automáticamente que la verdad y la razón están justo en la postura contraria. Sin esfuerzos. Sin reflexiones.

Antes tenía una versión menos perfeccionada del juguete, que era Izquierda Unida.

Pero la tecnología ha avanzado tanto que ahora la nueva versión Pablo Iglesias es sencillamente infalible.

Propongo al lector que haga una prueba para ver la bondad del producto.

Primero fije su postura, contraria a la de Pablo Iglesias, y luego haga una sencilla comprobación.

Por ejemplo: Esto de Cataluña no se arregla con la Ley, sino con política.

Ahora, la parte fatigosa.

Bueno, pero una sociedad sin ley ¿no se convierte en una jungla?.

No tiene sentido apoyarse en la política (por otro lado, ¿qué es eso?). Cada persona tiene una opinión distinta y el carajal es enorme. Si no hay unas referencias escritas e iguales para todos, esto se convierte en Caracas a las 3 de la madrugada. La selva. Y si la ley no se impone con medidas coercitivas al que no la cumple, no sirve de nada.

Ya vienen las leyes fijadas por los políticos. Ya se hizo política previa para aprobarlas. Y si la sociedad no quiere esas leyes, ya votarán a alguien para que las cambie. La forma de cambiar la ley está dentro de la propia Ley. Pero has de poder tener escritas las normas de funcionamiento de una sociedad para que no se haga la voluntad de cada uno. Mayormente de los nacionalistas, claro.

Todo este esfuerzo para saber entonces que ha de cumplirse la Ley, lo primero. No vale arreglar las cosas con política.

Eso dice Carolina, literalmente.

Ser feminista era estupendo, y nos cuenta la gran lucha y éxitos del movimiento. Tenemos los mismos derechos ante la ley. Estamos de acuerdo, pero entonces, ¿cuál es el problema? Delicado. Resulta que los derechos que tenemos todos iguales son meramente formales, pero no reales.

– ¡Uf! ¿Mande?

Bueno, no. Es un poco más retorcido.

Y se consiguió en parte lo que buscaban. Se consiguió la igualdad formal. La ley del divorcio y tantas otras que garantizaban sobre el papel que hombres y mujeres somos iguales y tenemos los mismos derechos ante la ley. Muchos y muchas pensaron que eso bastaba,  sin darse cuenta de que la igualdad formal y la igualdad real eran caminos paralelos que tardarían en cruzarse mucho tiempo.

¿Un pequeño volatín lógico el de la feminista reprimida, no? Esa confusión entre “igualdad” y “mismos derechos”. Como si fueran lo mismo, pero no intercambiables.

Mira:

La ley del divorcio y tantas otras que garantizaban sobre el papel que hombres y mujeres somos iguales y tenemos los mismos derechos ante la ley.

¿Qué diantres quiere decir eso? ¿Ser iguales significa tener los mismos derechos ante la ley, o significa algo diferente?

A) Significan lo mismo. Y entonces sustituimos “igualdad” por “mismos derechos ante la ley·.

La ley del divorcio y tantas otras que garantizaban sobre el papel que hombres y mujeres tenemos lso mismos derechos ante la ley y tenemos los mismos derechos ante la ley. Muchos y muchas pensaron que eso bastaba,  sin darse cuenta de que los mismos derechos formales ante la ley y los mismos derechos reales ante la ley eran caminos paralelos que tardarían en cruzarse mucho tiempo.

No funciona. Mismos derechos formales ante la ley, y mismos  derechos reales ante la ley, son la misma cosa.

B) No significan lo mismo. No queda otra. Pero si no significan lo mismo, no puede decir …

La ley del divorcio y tantas otras que garantizaban sobre el papel que hombres y mujeres somos iguales y tenemos los mismos derechos ante la ley.

Por la sencilla razón de que ni al que asó la manteca se le ocurre que la ley del divorcio y tantas otras puedan garantizar ninguna igualdad, más allá de la igualdad ante la ley.

Carolina está haciendo trampas, y bastante burdas. Su feminismo reprimido no es de igualdad ante la ley, sino de otra igualdad. ¿Qué igualdad? Lo explica.

– Que ganen lo mismo (no dice que tenga que ser a cambio de lo mismo).

– Igual representación “en los círculos de poder socioeconómico que dominan la sociedad”. Quiere decir consejos de administración y similares.

– Prejuicios sexistas

– Violencia machista

E insiste:

Pero muchas lo niegan y no nos queda ni siquiera el derecho al pataleo de la década de los 70 y 80.

Una gran parte de la sociedad niega incluso que exista violencia de género. Hablan de violencia contra las personas, como si las muertas no fueran mayoritariamente mujeres, el balance es demasiado desproporcionado, son de lejos las más desprotegidas.

Joder, Carolina, que eso es algo que se puede simplemente comprobar. Vaya, que ya está medido. Los hombres, tan machistas, matan casi diez veces más hombres que mujeres. En España.

violencia-machista-y-no-machista

Datos:

El resto de los problemas planteados por Punset tienen un nombre muy claro. Quiere cuotas. Hay gente  a la que les parecen estupendas en general, y hay gente con el parecer contrario. Si el feminismo, hoy, es cuotas, inevitablemente va a tener en contra los que sean críticos de las cuotas. Y tanto más en contra cuanto más por saco den con las cuotas. Pero eso no es no permitirle a Punset ser feminista. Es otra cosa, y se llama discrepancia. Y para eso está la democracia; para organizar razonablemente la discrepancia. Donde “organizar razonablemente” no es precisamente sepultar.

Resumiendo. Carolina Punset no tiene el menor problema para ser feminista, y en su forma favorita de feminismo. Lo que sí parece tener es algún problema con lo de la discrepancia. Que bien pudiera ser un motivo verosímil, y más que razonable, para suscitar el rechazo que parece sentir.

Avisamos, por si quiere participar:

carolina-punset-feminista-reprimida

El parto de C’s tiene 3.500 palabras, y es demasiado para vuestro cuerpo. Siempre atentos a las necesidades del lector exigente, la plaza os las resume en 350 palabras. A la espera de que Luis Bouza Brey nos haga un análisis adecuado para la buena digestión. Como ha prometido.

  • A. Más ciudadanía.

1, 2, 3. (Datos personales, transparencia, igualdad.) Como bailar la conga.

4. (Sección derechos sociales). Demagogia, caro.

5. (Sección derechos sociales). Carísimo. Tendrían que explicar qué gastos suprimen a cambio, o qué impuesto suben. Y cuánto cuesta.

  • B. Más democracia, más representatividad y más participación

6. (Ley de partidos, democracia interna). Como bailar la conga.

7. (Ley electoral). Copiando la de Alemania. Muy bien. Y podría reducir la influencia de los separatas / nacionatas, pero tendría que mirar cómo va.

8. (ILP). Muy bonito, pero como bailar la conga.

9. (Aforamiento). Excelente. Sobre todo en el plano moral.

  • C. Más garantías.Un Estado eficaz al servicio de los derechos de los españoles

10. (Sustitución CGPJ por Presidencia Supremo). Excelente. Puede hasta que funcione. Además, abarata.

11. (Nombramiento jueces). Excelente.

12 (Supresión posibilidad nombramiento jueces por parlamentos autónomos). Excelente.

13. (Puertas giratorias jueces). Bien.

14. (Rapidez justicia). Excelente. Tendría que explicar qué gastos suprime a cambio, o qué impuesto sube, y cuánto.

15. (Fiscalía G del E). ¿Buenas palabras / intenciones? Igual mejora algo; lo dudo.

16. (Despolitización TC). Palabras vacías; probablemente.

17. (Plazos TC). Bien.

18. (Parlamentos bonitos). Bien, pero no hará nada.

19. (Comisiones de investigación). Palabras vacías. Si la oposición no puede provocar una comisión de investigación contra una mayoría absoluta, no has hecho nada.

20. (Supresión decreto ley). Suena bien.

21. (Supresión parcial indulto). Muy bien. Sobra lo de los delitos de género.

22. (Principios de buena regulación). Palabras bonitas … sin efecto.

  • D. Organización territorial del Estado: leal, eficaz y ciudadana

23. (Nuevas bases estado Autonómico). Excelente.

24. (Distribución de competencias). Excelente.

25. (Financiación). Excelente.

26. (Senado). La supresión del senado es muy satisfactoria (de dar gustito), como casi toda supresión. La solución propuesta, que da demasiado poder a los presidentes de CCAA, podría tener efectos virtuosos. Como dar voz a comunidades eternamente preteridas por la voz cantante que tienen ahora las comunidades separatistas.

27. (Diputaciones). Bien; ahorro.

28. (Menos ayuntamientos). Podía ser bien.

  • E. Europa y más Europa

29. (Reconocimiento constitucional Europa). Hace bonito.

30. (Un procedimiento especial para la transferencia de soberanía a la Unión Europea). No entiendo para qué. Igual querían redondear a 30 las propuestas.

Nota 1. Donde dice excelente  no quiere decir ideal; ni que sería mi propuesta.

Nota 2. Guste o no guste, se puede apostar a que nunca se van a poner de acuerdo los partidos en un paquete así.

Datos: Las 3.500 palabras completas se pueden ver en este enlace proporcionado por Octavio:

Que la ley contra la violencia machista da mucho por saco no debería ser asunto de discusión. Es lo más antijurídico que hay. En el sentido “jurídico” que venimos aprendiendo desde que nació nuestra cultura, que odiamos con tanta pasión. Esas bobadas como demostrar la culpabilidad, y no la inocencia; o la no discriminación. Se podría discutir la conveniencia de cargarnos una de las esencias que nos ha hecho civilizados … si fuera en aras de un objetivo superior. Por ejemplo, la emasculación psicológica del “género” masculino. Unos pueden pensar que es mejor civilización, y otros pueden preferir emasculación. Disparidad; la vida misma. El único problema es que el “terrorismo machista” no parece haberse visto concernido por la ley incivilizada. Pero nada. Y entonces la presunta disculpa del objetivo (discutiblemente) superior no existe.

violencia-machista

¿Cuando una ley molesta y no sirve de nada, usted qué hace, señora feminista? O tal vez no se trate de conseguir lo que parece, sino otra cosa.

Pero tengo una sorpresa para vosotros. Si nos empeñamos en creer que las leyes de las bobas (¿o jetas?) han de tener algún efecto, y miramos mucho, puede que seamos capaces de encontrarlo. Mira, mira:

violencia-machista-y-no-machista

En rojo hombres y en azul mujeres muertos por violencia. Machista en el caso de las mujeres; no machista en el caso de los hombres.

Acojonante. Si la ley contra el “terrorismo machista” ha tenido algún efecto, ha sido ¡disminuir notablemente el “terrorismo no machista”! Bueno, tal vez sean más cosas. La ley, y todas esas enternecedoras manifestaciones y tal.

Vale, el segundo gráfico no va en serio. Sólo me ha parecido morboso. Pero el primero va a misa. La ley feminista no está haciendo nada. Ustedes descuiden; no la van a quitar, sea lo incivilizada que sea, y digan los números lo que digan. Las leyes están para cumplirlas (© Becerril, Soledad); nunca, nunca, nunca, para examinarlas. Imagina; sería como juzgar a los asnos que las ponen. Y eso no.

Una propuesta. Parece coña, pero no es. ¿Qué tal la posibilidad de pensar que leyes (y legisladores con “legislorrea”) ya hay demasiadas, y exigir cierto control de calidad a cada nueva ley que se presente. Por ejemplo, llega el fenómeno de turno con la idea (ley) genial para conseguir un prodigio maravilloso. Pongamos que deje de haber del orden de 60 homicidios -por violencia- de mujeres al año. Como el objetivo es bueno, el problema es que no resulta fácil oponerse a una ley así. ¿Quién no quiere que deje de haber esos homicidios? Y así va creciendo y creciendo el recetario legislativo. Cosa que en sí misma es un mal. Si una ley no hace nada, o lo hace muy insuficientemente, es mucho mejor que no haya esa ley. Entonces, se le podría exigir al fenómeno que la propone / vota, que establezca de antemano el objetivo que pretende conseguir. Por ejemplo, disminuir los homicidios mencionados en -al menos- tal porcentaje. Y si no lo alcanza en un tiempo convenido, se quita sin más miramientos. No sólo sería bueno para evitar montañas y montañas de leyes inútiles que nos ahogan. Tendría otro efecto aun más interesante. En vez de quedarnos tranquilos con una ley inútil, porque ya tenemos una estupenda ley boba, podríamos dedicarnos a pensar en qué otra cosa sí podría mejorar el problema que nos preocupa.

Y luego está ese pequeño detalle de la atención a las categorías y el orden en el “pensamiento” (de alguna forma hay que llamarle).

Por todo eso, el movimiento feminista pedirá en la Marcha «que la lucha contra el terrorismo machista sea una cuestión de Estado». «Si se llamara como es, se trataría como se debe. Igual que pasó con ETA, y lo digo con todos mis respetos. Aquello era terrorismo y esto también», dice Begoña Piñero, desde la plataforma de Asturias.[El Mundo –>]

Si Piñero fuera capaz de pensar “como es”, en vez de estilo asna, no se le ocurriría llamarle “terrorismo”. Porque es precisamente la violencia más opuesta al terrorismo que quepa imaginar. El terrorista no tiene nada personal contra su víctima, a la que no suele conocer y elige como represente aleatorio de un grupo. Cuanto más aleatorio mejor para sus propósitos, que no son otros que aterrorizar a ese grupo. Justo lo contrario que la violencia de pareja. Pero exactamente lo más contrario; una es la menos personal de las violencias, y la otra es la más personal. Esa es la diferencia que le da el detalle fundamental a la violencia terrorista: la víctima no tiene ninguna oportunidad de evitarla. En cambio la mujer puede elegir su pareja. Y eso no puede ser un “asunto de estado”, como pretenden. O sí; pero sería un estado de mierda. Y tal vez estaríamos hablando de “negocio de género” en vez de “violencia de género”. Lo que podría explicar por qué los números no les importan.

violencia-machista

Datos:

Sabes que estás en la Era de los Imbéciles cuando un periódico como El País publica artículos como este. Clic.

martin-caparros-el-pais-de-los-imbeciles

Y no puedes pensar que sea el país de los ignorantes, porque todo el mundo tiene unos estudios mínimos, y acceso a internet, y demasiada capacidad para informarse como para poder disculpar la chorrada descomunal que plantea el artículo de El País de los Imbéciles. Que es muy simple, como todos los cuentos para niños. Antes de la revolución neolítica el hombre era muy bestia y comía mucha carne. Pero llegada la era civilizada de las ciudades y prodigios, el hombre come básicamente no-carne. Salvo cuatro ricos y famosos, que son unos abusones y con su carne quitan espacio de comida para los demás.

Ese era el mundo ideal, hasta que llegó el pecado moderno.

Y así fue, durante diez mil años, hasta que, unas décadas atrás, las sociedades más ricas del planeta entraron en la Era de la Carne.

¿Y cuál es el pecado imaginario de la Era de la Carne? ¡Que es un lujo! Literalmente.

Consumir animales es un lujo: una forma tan clara de concentración de la riqueza. La carne acapara recursos que se podrían repartir

¿Qué es un imbécil? El que afirma algo extraordinario, porque “le sale”; sin comprobarlo. Por ejemplo, si estamos haciendo una actividad que concentra unos recursos que se podrían repartir, y es algo nuevo en la historia, eso implica que se tiene que notar una diferencia. Que se debe medir para poder largar la afirmación -se entiende- sin ser un imbécil. Tiene que haber más gente con menos comida de la que solía tener, por ese efecto de concentración que producen los abusones.  Y claro, nuestro héroe posmoderno de la Era de los Imbéciles no presenta ninguna medición, porque todas las que hay indican lo contrario de lo que propone su moralina barata de fraile medieval. Que a pesar de aumentar el número de gente, y de que se coma cada vez más carne, cada vez hay menos proporción de gente esacasa de recursos básicos. Esa ducha de realidad que los guarros mentales siempre evitan.

La misma comprobación, que no hace sobre la falsedad de su moralina en el presente, la podría hacer también hacia el pasado. La debería, más que podría. Aquí hay un resumen ligero, dedicado a Martín Caparros. Ese fenómeno.

Y aquí tiene una pintura sobre roca, de Tassili-n-Ajer (sur de Argelia), en la que los neolíticos no están contando ni gestionando lechugas, sino vacas. Época PPNB (Pre-Pottery Neolithic B) del enlace anterior. Ni a la imaginación más descontrolada de la Era de los Imbéciles se le puede ocurrir que esas vacas fueran para los ricos y famosos del poblado. Y es que la revolución neolítica, junto a la agricultura … ¡también produjo ganadería! Fue una doble domesticación: plantas … y animales.

vacas-neoliticas-en-el-sahara

Tampoco sobraría que buscara ejemplos de sociedades anteriores al pecado moderno en las que hubiera una especial falta de ganadería. Vaya, de proteínas animales. El que le queda mas cerca de Argentina es Méjico. Y el resultado de la falta de carne animal que llevarse a la boca fue la creación de una auténtica industria de la carne humana (antropofagia) a través de la guerra. Que es fundamentalmente el motivo por el que Cortés y cuatro compañeros animosos pudieron conquistar el imperio mexica. Por una parte encontraron muchos aliados muy contentos de librarse de ser alimento (ganado) del imperio. Por otra parte, la industria de la antropofagia obligaba a los mexicas a un arte de guerra sumamente ineficaz: tenían que apresar a los enemigos vivos — para comérselos más tarde en la ciudad.

Siempre hemos comido carne, en la medida que podíamos. Y cuando no había, había problemas. Como en la imagen de arriba. Y si ahora estamos aumentando el consumo de carne se debe a que podemos. Seguramente es demasiado pedir que un Martín Caparrós comprenda que ese poder tiene una relación directa con el maldito capitalismo, y el no menos maldito desarrollo económico. Pero eso no debería ser problema. Nadie le dice a Caparrós que no coma paisaje. Como si baila la  conga; a los demás nos la sopla. Sin embargo, otra característiva de la Era de los Imbéciles es que los Caparrós se creen en el derecho de imponer sus moralinas a los demás. Y ahí es cuando empezamos a escribir entradas faltonas, como esta. Para que dejen de hinchar las pelotas. Los imbéciles.

Avisado queda:

martin-caparros-avisado

En descargo previo: Tomadlo con humor, y como ejercicio mental. No pretendo provocar infartos ni enfados. 😉

Vamos a partir de unos supuestos que son probables, pero no tienen por qué darse. En concreto, el supuesto de que piensas, como yo, que las mujeres tienen tanta capacidad intelectual como los hombres.

Nota: Igual o desigual capacidad sólo sería una cuestión estadística. Por ejemplo, desigualdad sería que un humano dentro del grupo de mayor capacidad tenga más probabilidades de ser hombre. Eso no quitaría que hubiera muchas mujeres mucho más inteligentes que muchos hombres. Cosa que se observa todos los días sin mayor problema.

Un pequeño prolegómeno de contexto. Todo marxista -en sentido amplio- te dirá que su idea política es la mejor, de lejos, y la única que puede solucionar pacíficamente los problemas que vemos, y proporcionar una sociedad digna de vivirse. Y cuando le preguntes por qué no te puede mostrar ejemplos del prodigio, invariablemente contesará que nunca se ha llevado bien a la práctica. Que siempre ha habido fallos prácticos, un factor externo, que le han impedido al marxismo el pleno desarrollo de su capacidad.

Curiosamente, eso es lo mismo que explicamos los partidarios de la Igual Da. Que las mujeres tienen la misma capacidad intelectual. Pero que el hecho de que en cualquier circunstancia que requiera mayor capacidad intelectual que la media, la proporción relativa de hombres sea mayor, se explica por la presencia de factores externos que atenúan, no la capacidad, sino la prestación de la mujer.

igualdad

Obviamente, que en el caso del marxismo la explicación sea una pamema, no obliga a que la misma explicación para el caso de la Igual Da también lo sea. Pero resulta un poco urticante. En todo caso, la cuestión se dirime viendo si hay una variedad suficiente de ejemplos que excluyan la presencia, siempre, de ese factor externo. Porque si hay toda la variedad que se puede pedir, y siempre hubiera un factor externo (aunque cambie de caso en caso), y siempre se observara una desigualdad estadística, entonces ocurriría que siempre se observa una prestación intelectual estadística inferior en las mujeres. Y entonces, a efectos prácticos, prestación y capacidad son lo mismo. Porque una capacidad cuya prestación es inobservable no difiere en nada del cuento de los marxistas. Y de tantos cuentos como hay; lo del marxismo sólo era un ejemplo especialmente llamativo.

Un pequeño aparte. ¿Cuál sería la razón para pensar que la capacidad intelectual de los dos sexos fuera igual? ¿Sería más “justo”? La naturaleza no destaca por su justicia. ¿Sería más práctico? Difícilmente. Por una parte la inteligencia es una capacidad de muy alto coste. Por otra parte, la mujer está mucho más especializada en la crianza de prole que otros animales, y durante mucho mas tiempo. Consume más eneregía en comparación. Y el asunto que no requiere mucha inteligencia; las chimpas lo hacen de cine, aunque durante menos tiempo. Y lo habitual, cuando uno de los sexos tiene una especialidad de gran demanda energética, es que quede relativamente liberado de otras características de la especie también muy exigentes. Por ejemplo, ser muy fuerte. Y tal vez … ¿cierta liberación de capacidad intelectual?

Pues bien; esa es la provocación de hoy. Todos (bueno, casi) creemos a pies juntillas que la mujer tiene la misma capacidad intelectual estadística que el hombre. Es un axioma. Pese a que una y otra vez, y en los más variados tipos de sociedades y circunstancias, observamos que allí donde haya humanos de destacada capacidad intelectual, la estadística marca una desproporción. Y en seguida nos ponemos a hacer políticas de “discriminación positiva”. Que parece a primera vista como la mejor prueba posible de la no Igual Da. Y entonces, la pregunta es:

¿Qué te convencería de que la capacidad intelectual de las mujeres es estadísticamente inferior a la de los hombres?

Nota importante. La idea está sacada descaradamente de este artículo que ha copiado William Briggs del filósofo David Stove. Muchísimo más completo. Lo que he puesto yo sólo vale -si acaso- de boceto incentivador. Se recomienda leer el original:

Un extracto para hacer boca.

A ninguno de los siete perseguidos por Grijalva se nos encontró ninguna falta de ningún tipo, pero sí ha habido consecuencias significativas para algunos.

La petición del senador Whitehouse y 20 científicos del clima para que se persiga legalmente a la gente con cuya investigación científica no están de acuerdo representa un nuevo mínimo en la politización de la ciencia.

Es papel de estos 20 científicos es particularmente alarmante. La consecuencia de su persecución, consciente o no, es hacer parias de los científicos que hacen exactamente lo que se espera de los investigadores: examinar críticamente la evidencia y publicar ese trabajo en la literatura científica.

Y aquí Judith Curry recuerda la canallada de un Obama capaz de hacer una emotiva oratoria en pro de la libertad de pensamiento académico en la Universidad de Iowa [–>], mientras azuza a la plebe para marcar a los  que osen examinar críticamente la doctrina oficial del “cambio climático” [–>].

Y acaba recordando lo que debía ser obvio, pero que desesperadamente intentan hacer desaparecer los caza-brujas, salva-mundos, crea-naciones, y toda esa perniciosa fauna de ingenieros sociales que nos quiere meter de vuelta en una jaula medieval.

La política del clima ha estado constreñida por grupo demasiado estrecho de narrativas y opciones políticas. Expandir el marco de pensamiento sobre el clima, y política climática, llevaría a desarrollar un conjunto más amplio de opciones para encarar los riesgos que conlleva.

Así es como se supone que debería funcionar la democracia. Investigamos soluciones que pueden conseguir una masa crítica de apoyo. No criminalizamos a nuestros oponentes, y especialmente no deberíamos criminalizar a los científicos que tienen una visión distinta.

Tiene razón Judy; y no tiene razón. Según de quién hablemos. O, más que de quién, según de qué comportamiento hablemos. Así es como algunos suponemos que debía funcionar la democracia — y también la ciencia, claro. Que es verdad que coincide con la idea original y clásica sobre el método democrático y el método científico. Pero que de ningún modo coincide con la idea de la democracia y de la ciencia de la mayor parte del zoológico político actual. Como la misma Curry señala al enlazar la repugnante web de Obama.

obama-caza-brujas

Lee lo de Curry. Es sobre una propuesta de ese senador y 20 “científicos” -a través de una carta pública a Obama- para aplicar a los científicos críticos de la alarma climática una legislación pensada contra la mafia. Pero el efecto de la carta cafre y totalitaria no va a depender de que se apruebe esa aberración legislativa. No se aprobará, pero la misma publicidad y efecto de acojonar que conlleva la propuesta ya es por si misma una herramienta formidable para pastorear al rebaño. No hay ningún investigador joven que no comprenda el mensaje, y el peligro que supondría para su carrera salirse del estrecho camino marcado por los jefes de la tribu.

1984 y A Brave New World describen mundos relativamente comparables a los que se llega por caminos diferentes. opuestos. Por resumir un poco brutalmente, a través del miedo (1984) y el placer (A Brave New World). El futuro real (hoy) ha demostrado que los dos caminos se pueden aplicar al mismo tiempo sin ninguna incompatibilidad. Se puede amenazar con una legislación contra el pensamiento inadecuado, al mismo tiempo que se puede proporcionar una nueva religión que te convierte en la bondad universal — cuando eres en realidad un cafre y un matón de tres pares de cojones.

Enlaces (todos de J. Curry):

Sigue la movida, y no se puede estar en dos sitios al mismo tiempo. Así que me sigo copiando (con perdón). Viene de:

Un intento de explicar de otra forma qué es (o qué efectos tiene) una sociedad. Algo que no podría estar más lejos de “no ser nada”.

Observa lo que ocurre cuando hablamos de algo que tenga que ver con ideas. Nunca empezamos de cero. Ni el filósofo más coñazo (aunque lo intenta). Sería imposible, y ni siquiera empezaríamos a hablar. Lo que hacemos es partir de un nivel ya muy elevado, que tiene por debajo una cantidad acojonante de asunciones, significados y sobreentendidos. Pero acojonante.

Una experiencia muy curiosa es intercambiar ideas con gente de culturas muy distintas de la tuya, pero a su vez con una exposición muy diferente a la cultura europea. Imagina un caso real. Dos paisanos de pequeñas islas del Pacífico, con un par de centenares de habitantes cada una. Que viven exactamente igual. Misma pesca, misma caza y misma recolección. Y etnias / culturas tan alejadas de la tuya que, a esa distancia son iguales. Quiero decir que no hay una que sea más cercana. Por ejemplo, las dos son antropófagas en origen. Ah, y ambas alejadísimas de la siguiente población humana. Y ya para adornar, hagamos que ambas fueran descubiertas por españoles en el siglo XVI. Pongamos que una isla es de la Polinesia Francesa, y la otra de las Islas Salomón.

Con el pasiano de la Polinesia Francesa puedes perfectamente tener esta misma conversación. No le convencerías más que a mi, pero no tendría ninguna dificultad en entender lo que dices, ni en localizar dónde te equivocas. Es más, el ejercicio que estoy haciendo es hablar contigo como si yo fuera él. Pensando a través de él. Sabe lo que quieres decir cuando dices libertad; sociedad; estado; educación. Y todo el otro montón de sobreentendidos que tenemos ahí debajo para poder mantener esta discusión, y de los que ni siquiera somos conscientes.

Con el paisa de Solomon no podríamos dar ni el primer paso. No entiende libertad; entiende poder. No entiende sociedad, entiende nosotros. No entiende estado; entiende policía. Y por educación, no tiene muy claro si hablamos de las cuatro cosas que le dieron en la escuela, o lo que sabemos “nosotros” (la gente de su tribu) y también le enseñaron de niño.

La única diferencia entre ambos es la exposición, durante varias generaciones, a profesores franceses. O profesores que se habían educado con profesores franceses.

Eso es -entre otras cosas, pero muy principalmente- una sociedad. Una acumulación brutal de sobreentendidos, que vienen de los cuentos chinos y hacen posible una comunicación a este nivel. “Individuo” es un cuento chino, y por eso no usamos la expresión persona. El de cultura afrancesada lo entiende perfectamente. Pero el otro, si acaso se acerca a intuir de qué vas (y es muy difícil), pensaría que estás como una puta cabra. Entiende persona; un humano. O uno “de nosotros”; o uno de los “de fuera”. Pero que no es algo en absoluto independiente de su grupo, ni de los cuentos de su grupo. Entiende la realidad persona, no el cuento individuo.

¿Alguno de los dos tiene más “razón”? Sin duda, el segundo. No acepta individuo, que no deja de ser un cuento chino. Y no tragarse los cuentos chinos es definitivamente algo más cercano a la razón y a la “verdad”. ¡Pero no es más cercano a la operatividad! El cuento individuo, al falsear y exagerar brutalmente lo que pertenece sólo a un fulano de lo que es propio de su sociedad, produce unas consecuencias. Y esas consecuencias nos llevan a la luna. Literalmente.

No, Luis. Tu cuento sólo es la exageración y la sacada de madre del cuento liberal. Y busca conscientemente unos efectos (característica de los cuentos no demasiado bonitos). Pero aparte de los efectos que busca, tiene dos problemas. Necesita -y a la vez crearía- unas circunstancias que no existen, y muy presumiblemente no pueden existir. Y es un cuento “asocial”, porque le quita a la sociedad lo que necesita para serlo. Vaya, para ser compleja. El salomoniano y yo no podemos ser sociedad, porque no creemos (o hacemos como que creemos) los mismos cuentos. Podemos hablar a nivel de “he visto un tiburón muy grande cerca de las Peñas Rojas”. No a nivel de ideas un poco complicadas, como el cuento de la libertad. No nos entendemos más allá de lo que necesita una banda de cazadores recolectores. Y sólo una educación “de sociedad” puede producir que básicamente todos compartan los mismos cuentos, y eleven el nivel de complejidad. El liberalismo es un cuento muy bonito, que sabemos que te lleva a la luna. El libertarianismo no sabemos a dónde lleva, y pinta muy bonita no tiene. No reparte cuentos industrialmente, según tu propuesta de una sociedad (o un estado) que no educa.

La entrada tiene una anterior:

Ya que he hecho el trabajo argumental para (en contra de –>) Luis, lo copio aquí:

A ver si podemos ir todavía más atrás para que lo veas. Los humanos tienen una serie de “conocimientos” (cosas que creen saber) que condicionan completamente su conducta. Por ejemplo, si voy a una boda, me pongo una corbata; si tengo resaca me tomo una aspirina; si le toco el culo a esta churri, sin avisar, me va a salir mal la jugada. “Conocimientos” -> inducen acciones.

Funcionalmente todos los conocimientos son iguales; inducen la acción que corresponde. Pero su origen es muy variado. Y es importante estudiarlo, porque saber de dónde vienen te dirá qué conocimientos tendrán, y por tanto sabrás mucho sobre su previsible conducta.

Bien, pues básicamente tienes tres fuentes de conocimentos.

– Objetivos (independientes de nuestra imaginación).
– Subjetivos (dependientes de la imaginación de una sola persona).
– Intersubjetivos (dependientes de la imaginación de muchas personas). Lo que suelo llamar “cuentos chinos”.

Y si ahora te fijas un poco, y quieres MIRAR el mundo que tienes alrededor, en vez de PENSAR cómo debería ser el mundo ideal, verás que esa sociedad que crees que no es nada, es un acojonante compendio de conocimientos intersubjetivos. Los derechos humanos; la justicia; la iguladad; la fraternidad; la libertad; el individualismo; el consumismo; el turismo; Dios; Pacha Mama; la nación; la familia; el club de fútbol; el deporte; la vida sana; el calentaminto global; el chalet; el amor romántico; etc.

Es evidente que los “conocimientos” intersubjetivos son un asunto de la sociedad (familia, banda, tribu, ciudad; nación, estado). Porque sólo es sociedad (familia, banda, tribu, ciudad; nación, estado) en la medida en que tenga ese compendio operativo de “conocimientos” intersubejtivos (cuentos chinos).

Coño, pilla el ejemplo más fácil para un libertario. El dinero. Su valor está exclusivamente en la imaginación de los que lo manejan. Y si dejan de imaginar ese valor, el dinero pierde su valor. Pasa a valer lo mismo que el papel higiénico de igual superficie. Menos, porque tiene menos uso (rasca más).

Vale, pues ahora que lo vas pillando, ya puedes ver que es absurdo que el colectivo humano que está formado por una serie de valores intersubjetivos, no tenga nada que decir respecto de la programación de sus cachorros en esos valores. Es algo tan directamente absurdo que ni siquiera merece 30 segundos de pensamiento. Ni mucho menos merece la pena ponerse a leer a Mises, ni a nadie. Porque sólo pueden ocurrir dos cosas. O Mises habla de algo diferente, y leerlo sería perder el tiempo de cara a este problema; o Mises no miró bien el mundo. No necesitas a Mises cuando puedes mirar el mundo tú mismo, directamente.

Luis, esto no es algo discutible.

Vale, tú quieres encajarnos otro cuento chino. El cuento libertario del estado que no educa. Y puedes decir: ¿Cuento por cuento, por qué no va a valer el mío? ¡Pues porque estás prescindiendo de las leyes de la dinámica de los cuentos chinos! Porque los cuentos chinos son “conocimientos” intersubjetivos, y lo intersubjetivo no sale del capricho “libre” y aleatorio de los cerebros de cada fulano. Lo que no puede ser, no puede ser.

Y ya sólo quedaría darle otra vuelta de tuerca al asunto, e intentar observar cómo se instalan y evolucionan y cambian los “conocimientos” intersubjetivos.Porque es evidente que cambian, y es evidente que, en un momento dado, en una sociedad, hay unos pero no otros. ¿Cómo / quién decide eso?

Depende muchísimo del tipo de sociedad, y de su tamaño / complejidad. Lo que NUNCA ocurre es por la casualidad de que la mayor parte de parejas humanas deciden LIBREMENTE creerse unos cuentos, y no otros. Nunca. Entre otras cosas porque para que la gente se trague el cuento necesita no saber que se trata un cuento. Creer una “verdad” no es elegir entre dos mentiras.

Normalmente solía haber órganos especializados para el asunto. Desde el chamán, hasta los obispos. Con la democracia y el descabalgamiento de Dios, se jodío mucho lo del órgano especializado. Pero mientras las sociedades democráticas estuvieron divididas entre una clase bastante culta y minoritaria, y otra clase funcionalmente analfabeta y muy mayoritaria, con un colchón burguesía (o sea, seres obedientes) por medio, el asunto pudo funcionar. El órgano especializado en cuentos chinos era lo que la sociología de la época llamó la élite cultural. Pero la democracia tiende al igualitarismo a la baja, a largo plazo. Si el voto de un melón vale lo que el voto del sabio, y encima el melón aprende a leer y a creer que sabe algo, los sabios nos empiezan a estorbar. Vale, los melones (o sus representantes) podrían decidir democráticamente los cuentos chinos. Es la idea de la vida de Zapatero. E imponerlos a través de la educación controlada por el estado. Pero el problema de esa situación es que sólo los más melones entre los meloncillos pueden creerse un cuento chino con un origen así. Zapatero podría creerlo; pocos más. Hay que tener en cuenta que, hasta la democracia, los cuentos chinos venían nada menos que de Dios; del origen del universo; del origen de “nosotros”; y altares similares.

La solución llegó por otro camino. Después de la Segunda Guerra Mundial, y con la Guerra Fría, la investigación científica (con su aspecto bélico siempre a la cabeza) necesitó tal cantidad de recursos que su financiación tuvo que cambiar de básicamente particular, a básicamente pública. Pero la ciencia en aquella época era literalmente Dios. Si unos sabios melenudos te dicen con unas fórmulas matemáticas, cómo es la realidad antes de que nadie pueda observar esa realidad, y de ahí resultan prodigios inimaginables, es lo mismo que estar hablando con Dios. Pero encima, esta vez se trata de una comunicación real.

¡Pues ya tienes otra vez el órgano especializado de cuentos chinos! Suma los dioses de las fórmulas matemáticas a la finaciación del gobierno. Añade al cocktail la capacidad de mentir con la estadística y todos esos truquillos que hemos visto tan palmariamente expuestos con el cuento del cambio climático, y otros. Y  ya tienes de nuevo a un órgano especializado en cuentos chinos tan operativo como los de siempre. La Igual Da, el Hombre Pecador, Pacha Mama, Justicia Universal, y lo que usted quiera. No hay morcilla que se resista.

Y ahora viene el libertario cachondo a decirnos que el estado no debe educar. ¡Pero hombre, Luis! ¿No te das cuen? El estado tiene tantas posibilidades de no educar como las que tiene el lobo de comer lechugas. ¡Dejaría de ser estado! Para eso mejor me cuentas que el estado debería no existir. Pero eso sí, me lo explicas con una alternativa -no imaginaria- por delante. Mientras tanto, sólo cabe civilizar el estado. Que es justamente ese empeño en el que llevamos embracados unos 2.500 años, con mejor o peor fortuna según las épocas.

Pero ese empeño civilizatorio nunca ha consistido en eliminar los cuentos chinos (no se puede), ni en eliminar todo centro creador de cuentos chinos (no funciona), ni en dar libertad para que cada cual elija sus propios cuentos particulares (no es sociedad). Consiste en operar sobre los cuentos chinos, para eliminar los más perniciosos. No debería ser tan difícil; al final, son cuentos. Y para elegir cuentos que, siendo más liberales, aun así sean operativos. ¿Y cómo los podrías elegir si no eres el centro selector de cuentos chinos? ¡¡¡Pues destruyendo los cuentos perniciosos!!! Por ejemplo, los cuentos de buenos y malos que se basan en el ser y no en el hacer. Lo que hace esa figura tan molesta del “librepensador”. No hay más.

Corolario:

Un liberal que quiere acabar con la sociedad, o reducirla a un estado de “no sociedad” que no se ha visto nunca, o sea, un libertario, es como el bombero que corta el bosque  para impedir los incendios forestales. No tiene ningún sentido.

Nota: lo de “intersubjetivos”, que yo hasta ahora llamaba cuentos chinos sin más, es un tecnicismo que saco de un libro regalo veraniego de Marod, bastante recomendable.

A veces desesperante, pero más a menudo genialmente cínico, es un buen vistazo desde la paleo-antropología y la historia, de ese fenónemo que los libertarios parecen creer que “no es nada”, y llamamos sociedad.

¡Gracias, Marod!

La entrada tiene una continuación:

Marod

Asisto con cierta mezcla de sorpresa y resignación a una especie de competición silenciosa y, seguramente, inconsciente a ver quien es el guapo/a capaz de dar la nota más elevada en lo que a compromiso contra la violencia de género se refiere.

De momento mi yo juzgador concedería el premio a esta: http://blogs.publico.es/dominiopublico/14393/el-terrorismo-tambien-tiene-categorias/

Antes de desbrozar y señalar los males que asolan a ciertos opinadores profesionales, me gustaría dejar claro que no soy insensible a la violencia contra las mujeres, bueno contra las mujeres ni contra nadie. Quede pues patente que me parece una salvajada infame herir, mutilar o matar a cualquier persona. Y especialmente reprochable si tal persona es más débil que su agresor y si el agresor hace abuso de una relación de confianza mutua para asegurar la perpetración de su crimen.

No debería hacer falta expresar esta consideración, muchos – la mayoría – me conocéis a groso modo y sabéis que estoy dentro de los parámetros de la normalidad. No obstante, últimamente, anda por aquí mucho personal preocupándose de intenciones y acicates personales, y no quisiera yo parecer un salvaje 🙂

Ocurre que también me niego a entrar en esta espiral de “quien diga la mayor burrada sobre un parricida tiene ganado el cielo de la corrección política”

Y no se trata de no sacar las cosas de quicio. Que se saquen todo lo que se tengan que sacar.

No voy a hacer una crítica jurídica, porque no hace falta explicarle a nadie que terrorismo y homicidio (asesinato) no son la misma cosa. Son cosas distintas con resultados inmediatos iguales (personas asesinadas).

Pero es que no sirve ni como licencia periodística. El terrorismo y el asesinato no tienen vinculación ni tan siquiera a nivel social.

El terrorismo implica necesariamente una organización. Una banda que dirige a un grupo de delincuentes.

Terrorismo machista es un delirio tan ajeno a la realidad que ofende a la inteligencia. Y ofende al hombre (como género). Me refiero, si categorizamos los parricidios como terrorismo, estamos dando a entender que existe una organización que coordina de alguna manera a toda esa panda de maridos chalados y bestias, de hombres asesinos de mujeres. Tal organización no existe obviamente, la autora (y todos los que emplean la expresión) lo sabe. Sólo cabe la posibilidad entonces de que esa organización no sea expresa, consciente. Pero sí de que se identifique como el deseo de todo hombre de someter a la mujer. De repente me siento imbuido de un pecado original que me señala por el simple hecho de tener pene.

No, yo jamás he agredido a ninguna mujer, ni siquiera en grado de tentativa o de pensamiento. Pero soy un hombre. Y esa es mi naturaleza. Mi pene malvado me predispone a imponer mi voluntad a las mujeres, y si no quieren someterse a enterrarlas en cal viva. Para sembrar el terror y lanzar un mensaje a las que no se sometan.

De eso va esta mierda? Porque si no va de eso, que alguien tenga la amabilidad de explicarme la relación entre terrorismo y parricidio

“Porque del uso sistemático del terror estamos hablando.” dice la psicóloga.

Pues no. No hablamos de eso. El parricida tiene la intención y objetivo de matar a su víctima, quiere su venganza y la formaliza y culmina en el acto homicida. El terrorista tiene la intención de matar, pero su objetivo es otro. Quiere enviar un mensaje de terror que obligue al Estado a negociar unas metas políticas (autodeterminación, religión, etc)

El uso sistemático es eso. Acciones coordinadas con un significado. Burra.

Pero va a más. No se conforma con dejarlo en un uso efectista del lenguaje. En una licencia periodística.

“En 51 años ETA mató a 857 personas. Ello es terrible. Pero resulta que el terrorismo machista, en sólo 12 años ya lleva 800 víctimas. Y sin embargo, la cantidad de recursos, legales, policiales, servicios de inteligencia, etc., que se destinaron para acabar con el primer terrorismo es abismalmente superior a los que se destinan para intentar eliminar el terrorismo machista.”

En serio, los compara. Ha interiorizado tanto la idiotez que trata de darle aplicación práctica y obtener una conclusión. Es de locos, o de idiotas. O de las dos cosas (algo de vergüenza le queda, porque al final y de refilón dice que :”Ya sé que estamos hablando de situaciones distintas y de problemas distintos, no pretendo igualarlos, ni tampoco pretendo decir que sólo con más recursos policiales eliminaríamos la violencia de género”)

Vamos a hacer números. 857 asesinados por una sola organización son muchos asesinados. ETA es una sola persona (jurídica para entendernos). Una entidad organizada capaz de elegir a 857 inocentes y ejecutarlos. Pusimos pocos recursos. Son la rehostia de peligrosos. Es un mensaje alarmante. Voy a cargarme a 60 tipos este año y no vas a poder impedirlo, y otros 60 el próximo y el otro y el otro… Hasta que aceptes mis condiciones.

A la mierda la sociedad por completo.

No por la cantidad de muertos, sino por el mensaje. El Estado no puede defenderos.

Claro que asumimos que en una sociedad va a haber homicidios. Es ingenuo pensar que el Estado pueda prevenir e impedir a miles de homicidas, a millones si hablamos de homicidas en potencia. El Estado nos resarce cuando los captura y los encierra. Ese es el mensaje. Da igual que lo planees, da igual que te escondas, da igual que te vayas a Rumanía… Te vamos a pillar y te vamos a encerrar y te vamos a señalar y te vamos a estigmatizar. Tu vida va a ser una puta pesadilla.

Datos estadísticos

La tasa de homicidios en España, que se situó en 2013 en el 0,63 por cada cien mil habitantes, ha caído respecto a 2012, en el que fue del 0,76. El porcentaje de hombres asesinados es del 65,70%, mayor que el de mujeres que ha sido del 34,30%.

Si miramos una poco más allá podemos ver como una década antes, en el año 2003 se producían 587 homicidios en España y la tasa de homicidios era del 1,40.

Eso es lo que nos garantiza el Estado. Y así debe ser. No hay un enemigo corpóreo. El Estado nos protege de nosotros mismos.

No existe el terrorismo machista. Es un contradiós. No vale ni como exageración.

Y esta disertación no significa que no crea oportunas todas las medidas dirigidas a mejorar la protección de las mujeres o de los hijos.

Los delitos se agravan cuando se trata de la pareja o de los hijos, se adoptan medidas especiales de alejamiento, vigilancia, etc. Se “suspende” el principio de inocencia y se toman medidas provisionalisimas hasta que se aclaren los hechos, se destinan recursos, fiscales, unidades especiales, psicólogos, campañas institucionales… Y me parece bien.

Y luego opinadores vomitan estas cosas en prensa, sólo para parecer más comprometido que nadie. Como si tuviesen soluciones a problemas que ni siquiera comprenden…lamentable.

Puestos a decir idioteces, terrorismo columnista diría yo. No te jode.

« Página anteriorPágina siguiente »