identititis


Al

Cuando se exponen argumentos como los que expongo, a favor de la unidad de nuestro país y en contra del separatismo o de sus excrecencias tipo tiro en la nuca, erreaches y basuras por el estilo, el “argumento” mas usado y casi en exclusiva es del tipo “mentira podrida porque lo dices tu, que eres un facha, un españolazo” o en su variante aun mas cretina “es que odias a tu tierra”.

Lo primero ya va resultando en una alabanza, porque cuando un nazi o un admirador de regímenes totalitarios y asesinos en su variante izquierda etasuna o podemita, te califica así, es porque no les das la razón y les criticas, y no deja de ser de agradecer que te manifiesten su repulsa los como digo, admiradores de lo peor de la especie humana como son los regímenes que asesinan con placer mientras presumen de progres como los estalinistas, camboyanos, chinos, cubanos y demás lacras de la historia.

Pero el “arjumento” (porque mas que argumento es rebuzno de jumento) de que lo que exponess no vale porque lo dice quien “odia a su tierra” ya es de nota, porque demuestra un nivel de cretinez digno de auténticos cretinos incapaces e entender nada que no sea el rebuzno del grupo que conforman con otros como ellos.

A ver si me explico para que hasta ellos me entiendan;

Precisamente porque amo a la tierra en que vivo y crecen mis hijos, la que me vio nacer a mi y a mis padres y abuelos, porque la adoro y quiero sentirme orgullosos de ella, me cisco hoy y siempre en la gente y sus ideas aranistas, mas propias de hace dos siglos que de nuestra época, que pretende no sólo levantar fronteras donde nunca las hubo, creando un miserable gueto, si no también hacerme renunciar a mi pasado e historia, la nuestra, la de todos, cercenándolo con su ideología provinciana y autista, en la que ni son nuestros los mejores vascos que nos precedieron, los que forman parte de la historia pero esta gente pretende excluirles de ella, como los Blas de Lezo, Elcano, Legazpis y Urdanetas, Unamunos o Barojas porque fueron a la vez que ilustres vascos ilustres españoles, y eso no lo pueden soportar quienes son tan estrechos de miras como cortos de entendederas, ni lo son tampoco los ilustres españoles que conformaron en el tiempo este país, nuestro y no nos lo podrán quitar, ni echarnos de él, como Averroes, Trajano, Velazquez, Cervantes, Calderón, Gongora o Goya Picaso o Ramón y Cajal, por citar una parte infinitesimal de tantos que han sido los que dieron espíritu y forma a una de las naciones mas viejas y reconocidas en el mundo entero.

Nada mas y nada menos pretenden que renunciemos a un enorme y vasto patrimonio tan nuestro, para quedarnos en Eta y su sociología del sufrimiento, Sabino Arana como ilustre antepasado y los levantapiedras como sucedáneo de la inmensa cultura española.

O cambiarnos nuestro fantástico idioma hablado por trescientos millones de personas, por un idioma de aldeanos pasado por un laboratorio para modernizarlo, que hablan ni la centésima parte de personas, un idioma no para comunicarse con el mundo, si no mas bien para lo contrario.

Pues menudo cambio, mas bien robo, perder tanto para quedarse con tan poco.

O sea queridos autistas, no solo no odio a mi tierra, que os quede claro, si no a quienes quieren imponerme sus delirios. No solo la quiero si no que además, por mucho que os provoque espumarajos y convulsiones, quiero también a esta España que TAMBIÉN ES MÍA y que pretendéis arrebatarme para satisfacer vuestros antojos secesionistas.

Y no sólo es totalmente compatible sentirse vasco y español, que lo ha sido hasta que un perfecto imbécil resentido empezó a dar la vara y otros vieron excelente negocio en tal tarea,(por algo dice el refrán que el patriotismo es el refugio de los canallas), si no que no se puede entender lo vasco sin lo español ni lo español sin lo vasco, y lo mismo se puede decir de Cataluña, Galicia o cualquier región española. Algo de perogrullo evidentemente pero que hay tantísimos que no pueden ni entender, comprender ni admitir. Que ya es pena.

Dice Gaztañaga, una Miren, que quiere “pedir disculpas a todas aquellas personas que se hayan sentido ofendidas a raíz de este malentendido que ha surgido, también en parte, a través de la manipulación y descontextualización de un material audiovisual”.

miren-imagen-de-un-cateto

La verdad es que no conozco a nadie que se haya sentido ofendido. Y tratando de imaginar quién podría tomarse a mal el programa de humor de ETB sobre los tópicos que tienen los euscaldunes acerca de los españoles, la única solución verosímil es que se hayan sentido mal los euscaldunes no descerebrados que queden por ahí. Alguno habrá. Y el programa va de eso, ya desde el título. De “los euscaldunes” sobre diversos temas. Y desgraciadamente los euscaldunes que aparecen se corresponden perfectamente al tópico que sobre ellos tiene el resto de la galaxia. Algo como una parrillada campestre de pollo barato, con un público grasiento que disimula su rusticidad … ¡disfrazándose de rústico! Que por una parte es una forma muy eficaz de que el vascuence adquiera sentido, y seguramente también ofrece el consuelo identitario del rebaño mono-temático y auto-consolador.

Joé, imagina que eres euscaldún, y que la tele oficial de Euscaldunlandia te represente mediante ese ganado. ¡Vaya corte!

Culturalmente están un poco atrasados, me viene la imagen de un cateto.

Le dijo Arteta a Goya.

arteta-y-goya

Dice la niña Miren que lo suyo está sacado de contexto. Que se trata de estereotipos, a los que no es ajena, lanzados en clave de humor, que no representan lo que piensa. Debe ser lo que siente, porque lo que piensa -dice- es amplio, inclusivo, y muy respetuoso con los demás. Que viene a ser como un recitado de memoria del catecismo en curso. Pero es que a partir de cierto nivel cultural -a la baja- se suele confundir recordar con pensar. No, no piensas, Miren; recuerdas que tu manera de pensar debería ser blablabla.

Pero luego tus tópicos dicen otra cosa, y de ahí las risas. Freud proponía que el humor ocurre cuando el consciente permite la expresión de lo que la sociedad normalmente prohibe o suprime. Ese es el truco. Como es un programa de humor, no es verdad. No es lo que pensamos. Pero funciona al revés. Como sabemos que no deberíamos pensar eso si no queremos ser una banda de racistas y xenófobos de mierda, la forma de expresarlo -sin pecar demasiado- es el humor.

Lo que sobran son las disculpas. Los españoles no pueden ofenderse porque al pensar en ellos le venga a Gaztañaga la imagen de un cateto. Lo mismo que los blancos no sienten concernidos por el racismo de un negro o de un japonés. Les hace gracia. Bueno, a los blancos cosmopolitas también les perece absurdo el racismo de los blancos catetos. Pero absurdo, o mal, no es exactamente lo mismo que ridículo. Y lo de la ETB es eso; ridículo. Como Sabino Arana llamándole ignorante a Unamuno, o algo así.

Una sugerencia para Gaztañaga. Define cateto (vale consultar DRAE [–>]). Compra un espejo. Mira la imagen que “te viene”. ¿Euscaldún? También puedes mirar el vídeo de marras, la parrillada grasienta de pollo barato, y el resultado es el mismo que el del espejo. Humor, efectivamente. Pero lo gracioso eres tú.

También sobran las protestas porque se trata de un discurso de odio. Sí lo es; y de libro. Pero es el odio del payaso, que ni pesa, ni duele. Salvo a los euscaldunes no acomplejados y no paletos que haya, que esos sí deberían preocuparse. ¿De verdad quieren que la imagen que “nos venga” a los demás sobre los euscaldunes sea la de Gaztañaga y el ganado de la ETB? ¿Quién querría ser euscaldún, en esas condiciones, si puede evitarlo? Y evitarlo es lo fácil; basta con no aprender vascuence, u olvidarlo.

Fuentes:

El vídeo:

Las disculpas:

gaztanaga-disculpas

Gloria Lago nos trae la última del PP:

Suena raro. Si hay una gente que no hablaba y se ha convertido en “neohablante”, el único hábitat que parece necesitar es el normal; el de la gente que habla. Para aprender y copiar. Quiero decir que no encierras a los niños apenas balbuceantes junto a otros de la misma condición, para crear un hábitat balbuceante. De ahí sólo podría salir un balbuceo permanente. ¿Se han vuelto locos los PPiños? ¿O tal vez quieren crear un mundo neohablante, y por tanto neopensante? Con ellos de pastores del jardín de la infancia. ¡Qué cuquiños!

Pero esgrimen otra disculpa, aun más extravagante. Se trata de preservar un “símbolo de identidad de su cultura”. Agárrate; su cultura. Y entonces …

– Los pobriños neofalantes no tenían cultura hasta que se han puesto a neofalar.

– Tenían cultura, pero sin símbolos dignos de mención. O sea, una mierda de cultura — parece entenderse.

Bien, puede ser. Tiene, si no sentido, al menos relato. Como para lactantes, que hay que reconocer que es el paso previo a neofalante. El problema es que parecen ser una especie de minoría en peligro de extinción. Es la única manera de entender la necesidad de un hábitat especial. Como no puedes funcionar en la naturaleza, siempre tan salvaje, te hacemos un zoo. Con vallas y veterinarios, y comida especial. No queda claro si van a poner entradas para que el público pueda disfrutar del prodigio.

Porque esa es otra; el público. Los no-neofalantes. Esa tribu amorfa carente de cultura, o de símbolos culturales. Y sin necesidad de hábitat especial, según el PP. En principio deberían estar contentos con la idea. Porque la mezcla de neofalantes y no neofalantes era problemática, dicen.

provoca tensións nos planos formal e funcional da lingua,

Curioso. No provoca tensiones en los planos formal y funcional de las personas. Es en los de la lengua — tampoco las lenguas. Vaya, sólo en una.

Pues tiene razón el PP. Una guardería lingüística es una solución excelente. Siempre ha sido bueno apartar a los niños y librarles de tensiones. Y de paso librar a los adultos de niñerías, que probablemente siempre ha sido el objetivo no confeso de las guarderías.

Pero los políticos son como son. Empiezan con una guardería, y luego quieren que todo sea guardería. Consejo: Antes de que se te ocurra votarles, podrías contemplar la posibilidad de exigirles que especifiquen el área total máxima de ese hábitat de neofalantes.  No vaya a ser que te quieran convertir en neofalante, contra tu voluntad, por la vía de achicar espacios.

La imagen para atraer neofalantes es de premio:

neofalante

Pero si le da orgullo, que lo disfrute. Los no-neofalantes tenemos otra:

Vascuence por saco

Sin orgullo, ni hábitats, ni comidas especiales, ni leches.

Fuentes.

Gloria Lago:

GaliciaConfidencial.com:

 

 

 

El amigo Prez (@rpr3z) ha acabado su serie de artículos sobre educación en Vasquliandia. Y lo ha hecho con un bombazo que, de salir en un periódico crearía una polémica de “shock” del sistema. Pero los periódicos (y todo) en Vasquilandia están a otra cosa. Básicamente a no mirar. No me mires el vascuence que vas a tener problemas. ¿Quieres vivir tranquilo? Pues ya sabes.

Hoy es imprescindible pasar por ahí; no va a valer mi resumen. Además, es breve y muy claro. Aunque el título deje mucho que desear como aliciente.

Yo supongo que lo sabe todo el mundo, y todo el mundo calla. Pero suele tratarse de anécdotas (ej.: le oí a un fulano de la consejeríaque la educación les da igual). O deducciones (e.: no parece que la educación les importe gran cosa). Pero esta es una confesión por escrito por parte de uno de los perpetradores. Y es justamente la parte que le falta a la documentación oficial y pública. Si te dicen en los programas electorales, y en las leyes, que la primera prioridad es la vasconización de la basca, no hace falta pensar mucho para saber que lo demás será secundario. Pero como vivimos en el kindergarten, los caraduras afirman que en ningún caso la ingeniería lingüística perjudica otros aspectos normalmente considerados más importantes en la vida de la gente, y los niños les creen. Los niños adultos, se entiende.

Este es el valor y el peso de lo que ha conseguido Prez (@rpr3z). Que uno de los ingenieros  principales confiese que sí, que es verdad que se trata de meter vascuence por saco. Y que saben muy bien que con eso les están jodiendo a los niños.  ¡Por escrito!

vascuence-por-saco-si

El esquema va así:

– El alumno muestra peor sus conocimientos en una lengua que domina menos, aunque haya sido la lengua “vehicular” de su enseñanza. O sea, el caso de la mayor parte de los alumnos en Vasquilandia, que estudian en una lengua que hablan como los indios de las películas (pero con acento español).

– Se les evalúa en la lengua en la que no muestran bien sus conocimientos.

– Eso no importa, porque no se trata de una competición. Y además, como sabemos que están perjudicados, eso no estropea su expediente académico porque los profesores pueden adaptar o simplemente contextualizar las evaluaciones. Evaluaciones a voleo.

educacion-a-voleo-en-euskadi

¡Claro que con esto finaliza! Imagina que le pregunten qué sentido pueden tener unas evaluaciones que se evalúan a voleo. ¿Para qué se hacen? Si dependen del acierto de la “contextualización”  de los profes (cada caso será un mundo), se trata de una evaluación imaginaria y completamente subjetiva. Lo que quieran imaginar que sabe el chaval … si pudiera expresarse en su lengua. Que repito, debe ser al caso de la mayor parte de los alumnos.

También habría otra pregunta demasiado obvia, que nos hemos ahorrado con la finalización prematura, gracias. Si un chaval de 16 años, después de haber cursado todos sus estudios en vascuence, no es capaz de demostrar sus conocimientos en esa lengua como lo haría en castellano; ¿por qué vamos a pensar que un profesor, que ha empezado a estudiar el vascuence en una edad mucho más tardía, sí puede mostrar toda la amplitud de sus conocimientos en vernáculo artificial? Tal vez Sierra proponga que los alumnos también “contextualicen”. Que imaginen lo que sabe el profesor … si pudiera expresarse en su lengua.

Josu Sierra ha sido director, creo que el primero (2001), del  Instituto vasco de evaluación e investigación educativa [ISEI-IVEI –>]. Esto es, el intelecto del engendro.

La vasconización moderna de Vascongadas tiene un precio. El gran misterio tabú del que no se puede hablar. Ni mucho menos calcular. Lo que confiesa Sierra es una parte del precio. No parece como para no tenerla en cuenta.

gasto-por-alumno-comunidades-autonomas

 

euros-por-punto-pisa-comunidades

 

comunidads-autonomas-pisa

 

vascuence-por-saco-no-gracias

Fuente (imprescindible). Prez (@rpr3z)

Prez (@rpr3z) tiene una serie breve de entradas a cuenta de lo que se ha estado hablando estos días del mal resultado PISA en Vasquilandia. De momento tres entradas que quisiera recomendar, y enlazaré. El título de la última describe la característica más llamativa del estúpido experimento lingüístico vasco:

Desde el principio, la consejería decidió que las pruebas de PISA se hicieran en la lengua que los alumnos usan realmente y dominan. Por supuesto -abrumadoramente- el español (86%).

dominio-euskera

Y no estaban hablando de sentido común y de lo que imaginaban; se habían tomado la molestia de comprobarlo. Por ejemplo, lo muestran en este documento para los centros educativos, en el que resaltan la importancia “presente y futura” de la decisión de en qué lengua hacer las pruebas de los alumnos. Los exámenes normales, aquí no están hablando de PISA.

euskera-trece-preguntas

Ni el menor disimulo. El estudio arranca así:

 INTRODUCCIÓN

La lengua en la que se responde una prueba de rendimiento parece que no es algo neutro, sino que, como demuestran muchas investigaciones, puede tener influencia en los resultados. Tal y como señala el estándar nº 9 de la AERA, APA y NCME de EEUU1 : “Cualquier test que usa el lenguaje es, en parte, una medida de las habilidades lingüísticas de quien hace el test. Esto es particularmente preocupante para aquellos cuya primera lengua no es la lengua del test”.

Citan suficientes estudios que confirman la idea. Y que también parecen establecer que no es problemático adquirir los conocimientos en una segunda lengua,

…”Este estudio muestra que los alumnos no tienen problemas aprendiendo las matemáticas en francés y haciendo la prueba en inglés.”…”Este estudio también ofrece una buena evidencia de la transferencia de conocimiento de una lengua a otra, indicando que el contenido aprendido en una lengua puede ser recuperado en la otra, siempre y cuando los alumnos tengan suficiente competencia en ambas lenguas”

Resumiendo. La Consejería de Educación tenía por confirmado (al menos desde 2008) que hacer las pruebas en una lengua distinta de la “lengua familiar” del alumno resultaba en una calificación peor. No sólo por la literatura internacional de la especialidad, sino que hicieron sus propias pruebas.

euskara-pruebas-resultados

O dicho de palabra:

euskara-pruebas-lengua

También creían saber que los conocimientos se adquieren sin problemas en una segunda lengua, siempre que la dominen suficientemente.

Establecido esto, se plantean dos problemas de los que se discutió algo en el Parlamento Vasco en aquella época. Se discutió en bajito y con la boca pequeña. Todos sabemos que hacer preguntas provoca la acusación de ser “enemigo del vascuence”, ser “anti-vasco”, padecer “auto-odio”, y blablabla. Y los partidos “constitucionalistas” no tienen cojones de decir: me dan igual esos adjetivos tan floridos; quiero saber lo que pasa con la educación. Esto es:

  1. ¿Se examinan los chavales en igualdad de condiciones, o están favorecidos los de vascuence familiar?
  2. ¿Tienen un dominio suficiente del vascuence en los modelos D y B como para adquirir los conocimientos en esa lengua?

Hay un problema de Primero de Lógica de los Forestales Juveniles. Si para evaluar el sistema educativo (PISA), el 85% de las pruebas se hacen en castellano, qué porcentaje de exámenes se hacen en castellano para evaluar a los estudiantes (las pruebas normales, no-PISA)? Debería ser comprensible hasta para un vascopiteco. Si en una prueba PISA el alumno muestra mejor su conocimiento en su lengua materna o familiar (85% en castellano); lo mismo debería ocurrir con las pruebas de evaluación a lo largo de los estudios. Por ejemplo, ¿en el modelo D (sólo vascuence), las evaluaciones normales son en castellano para más del 70% de los alumnos, como hacen con PISA? ¿O en el modelo B (mitad y mitad), todas las evaluaciones normales son en castellano, como hacen con PISA?

Me ha resultado imposible encontrar esas estadísticas. Parece que eso lo decide cada centro. Pero se puede poner la mano en el fuego a que ni de coña el 70% de los exámenes en el modelo D son en castellano, ni el 100% del modelo B. Ni de lejos. Se puede apostar que el sistema está perjudicando a los alumnos castellano-parlantes de los modelos B y D, que cursan el 88% de los estudiantes.

La otra cuestión, si tienen el nivel suficiente de vascuence para estudiar en vascuence en los modelos B y D, tiene mucho morbo. Los nacionatas dicen que el nivel es bajo (nivel “de aprendiz”, dice Josu Sierra), cuando se trata de evaluar el vascuence que proporciona el sistema educativo con su inmersión y tal. Pero al mismo tiempo aseguran que es perfectamente suficiente para que adquieran los conocimientos requeridos. Siempre que se examinen en castellano para poderlo demostrar. Pero no parece que lo hayan demostrado mucho, ni siquiera cuando hacen la prueba en castellano:

pisa-pv-taifas

Si separamos por materias parece más relevante. Peor resultado en donde más falta hace el dominio de la lengua.

pisa-pv-esp-materias

La pinta es que están estudiando en una lengua que no usan, y no dominan lo suficiente para adquirir unos conocimientos como los de la media de los españoles. ¡Que tampoco son como para tirar cohetes, caramba! Y encima fardan de ser de los que más gastan en educación, por alumno, ¡de todo el mundo!

If the Basque region were ranked as a country, only Denmark and Austria would have higher levels of per-pupil spending in Europe.

Austria y Dinamarca también tienen mejores resultados. Pero no parece que gastar sea exactamente el truco, si tomamos a Castilla y León de ejemplo. Vasquilandia 9.126 €; Castilla y León 6.102 € euros por alumno. Los resultados, al revés.

pisa-pv-y-ejemplos

¿De qué se trata; de mirar los ejemplos buenos, o los malos? ¿Cuál es la ventaja de gastar por gastar – sin resultados? ¿Cómo se les ocurre fardar de eso?

Enlaces.

Prez:

Fuentes.

Gobierno Vasco:

El País:

Wikipedia:

BBC:

 

Los sociatas y los nacionatas se han puesto de acuerdo para formar gobierno. Y dentro del acuerdo aparece la propuesta de definir Vasquilandia como “nación”. Para los nacionatas el asunto no tiene mayor problema de definición. Basta leer a Arana para comprender que por nación entienden a los boronos plantaberzas que odian a los maquetos esos que bailan agarrado. Lo de siempre; la carlistada mística contra el liberalismo indecente. Pero ¿qué entienden los sociatas? Al parecer, algo que llaman, nación cultural.

¿Y eso qué es? Básicamente un nombre para hacer bonito. Una nación pero no-nación.

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, Mendia ha argumentado que «nación en sentido cultural es un término perfectamente aceptado» que tiene encaje político y jurídico en el Consejo de Europa y que «no significa tener una soberanía originaria ni un derecho a ser un Estado independiente». Por eso, ha añadido, «naciones hay muchas en el mundo pero Estados hay muy pocos». [ABC –>]

Seguro que tiene “encaje”, y está “aceptado”, si lo dice Idoia. El problema es saber qué significa. Por aquello de poder reconocer una nación cultural cuando la tienes delante. O, sin ir más lejos, saber cuál es tu nación cultural. Debe ser algo muy importante si tantos desvelos causa. Y no parece un asunto fácil. Pongamos que buscas en internet [cultural nation definition –>]. No encuentras ninguna definición que te pueda permitir señalar una nación cultural. En serio, mira:

cultural-nation-defiition

Encuentras sobre todo nacionalismo cultural. El único resultado que promete la definición que buscamos, no la da; sólo proporciona la definición de “cultural”. En cambio, si eliges resultados de imágenes encuentras el significado real en todo su esplendor. ¡Los indios!

nacion-cultural-1

No es difícil suponer que el brazo rosa de la derecha bien podría pertenecer a Idioa Mendia y a su nación cultural. Lo malo es que no todos los sufridos habitantes de Vasquilandia tenemos por qué imaginarnos indios de mentirijillas.

nacion-cultural-2

¿Se entiende el problema? Si nación cultural se refiere a vascos disfrazados de indios, Vasquilandia no es una nación cultural. Si se refiere a vasquiparlantes, Vasquilandia es España. Si se refiere a los genes, Vasquilandia es el País Vasco … y Zamora, y Burgos, y Cantabria, y Andalucía, y Extremadura, y Cataluña, etc. O sea, como la puta España. Aunque siempre podríamos adornarnos, estilo PSOE, y decir que Vasquilandia es una nación cultural de naciones culturales. Y nos quedamos tan panchos.

Pero todos sabemos que hablamos del Kindergarten. Se trata, no ya de los sentimientos, sino de los sentimientos debidos. Y ahora sí podemos definir. Nación cultural es una geografía cuyos antropoides deben sentirse indios de las praderas, y deben aspirar a formar una reserva india.

Problema resuelto. Da igual que te disfraces, como hace Idioa, o que no. Da igual lo que te sientas, o que no te sientas nada. Incluso da igual lo que hagas. Vasquilandia es una nación cultural, porque ese es el sentimiento que deben tener los vasquilandeses. Con lo que te dejan bien jodido, porque ni siquiera te queda la opción de ser un extranjero cultural dentro de la nación cultural.

No se lo cree ni la idiota Mendía. ¿Por qué no va a haber objetores de nación cultural? Aquí tiene uno.

Añadido (obvio). Una “cultura” se define desde fuera. Por ejemplo, la “cocina francesa” no es lo que crean los franceses, sino lo que los no franceses tienen por “cocina francesa”. Pasa lo mismo con la inteligencia. No es lo que uno cree que tiene, sino lo que creen los demás. Pero lo de nación cultural funciona por otra vía. La vía Kindergarten. Una auto-definición. Sueños de mocosos babeantes.

Añadido para los comentarios (el subnormal de guardia):

vascuence

Félix Ovejero le hinca el diente a la idea de nación de los separatas, en un trabajo recién publicado en Academia.edu (clic)

sobre-la-idea-de-nacion-felix-ovejero

Describe bien el aberrante salto mortal que dan. La suma de una “identidad” (étnica, cultural, la que fuere) más una voluntad. La identidad por sí misma no define o crea una nación. Los negros o los calvos no son una nación. Ni siquiera los angloparlantes, o los que comen caracoles o tocan las castañuelas. Les falta la voluntad. Pero la voluntad tampoco es suficiente para crear una nación, o tener “derecho” a crearla. Los nacionatas no aceptan el principio de “naciones a la carta”, por mucho que imaginen sostener un principio democrático.

Podría tener sentido si propusieran que siempre que haya identidad + voluntad existe nación, o derecho a nación. Pero obviamente no es el caso. Ni aceptarían una nación gitana dentro de la que quieren inventar, ni una nación femenina, nación de gordos, etcétera. Algunas identidades sirven para hacer nación, sumadas a una voluntad, pero otras no. Y nunca dicen qué identidades, en general; lo tienen que incrustar en la definición de esa nación. Por ejemplo, la identidad catalana sirve para hacer nación, pero la identidad española no. ¿Por qué? ¡Porque lo digo yo! O lo dice mi definición de nación catalana y mi definición de no-nación española.

Aquí suelen dar un salto hacia la historia, imaginando una supuesta nación histórica. Pero también consiste en elegir una parte de la historia — y a menudo inventarla. El mismo problema: Nunca aceptarían Imperio Romano, Nación Visigoda, o Nación Carolingia. Ni España. No menos históricos, todos ellos, que sus imaginaciones. En realidad mucho más históricos. (Esta parte de la historia no la trata Félix Ovejero).

Y además, al nación de los separatas ni siquiera existe, según ellos mismos. Puesto que están en un proceso de construcción nacional. Que es el proceso de creación de una voluntad, y a menudo de creación de una identidad. Por ejemplo, la ingeniería de hacer como que hablamos vascuence, que en realidad no hablamos ni de broma [–>]. Pero siempre que sean unas voluntades y unas identidades determinadas, y no otras completamente equivalentes. Si alguien ha visto un razonamiento más circular en toda la historia de la humanidad que avise, porque yo no lo conozco.

Tiene una parte final, que se titula Nacionólogos, apasionante.

Lo que cuesta entender es que los estudiosos del nacionalismo sigan a los nacionalistas en ese marasmo intelectual. Es lo que sucede cuando investigadores adoptan el punto de vista –el uso de nación– del propio grupo o, más exactamente, de quienes se denominan a sí mismos nacionalistas: hay un conjunto de individuos (los nacionalistas) que dicen/quieren que otro conjunto de individuos (más numeroso) es/ sea una nación; por tanto, este otro conjunto constituye una nación. Los antropólogos estudian la danza de la lluvia, pero cuando quieren regar sus jardines no se ponen a bailar.

Nuestros nacionalismos periféricos son una de las mayores payasadas intelectuales jamás inventadas. Pero en realidad es mucho más payasada seguirles el juego, o el discurso.

Os dejo con Ovejero:

Página siguiente »