ecolobestias


narciso

Probablemente sea la mayor chorrada de la ciencia posmo, y mira que hay dónde elegir. Puestos a no pensar, en Posmolandia ni siquiera se les ha ocurrido preguntarse cuál es motivo de tener una escala geológica … antes de inventarse un nuevo escalón. La escala se hizo por una necesidad, para llevar a cabo una función. Y cada escalón debe participar en ella. Esa función es obvia, pero recordémosla con Wikipedia:

…. es el marco de referencia para representar los eventos de la historia de la Tierra y de la vida ordenados cronológicamente. Establece divisiones y subdivisiones de las rocas según su edad relativa y del tiempo absoluto transcurrido desde la formación de la Tierra hasta la actualidad, en una doble dimensión: estratigráfica (superposición de rocas) y cronológica (transcurso del tiempo).

Para conocer la historia de la tierra necesitas saber cuánto tiempo ha pasado entre cada uno de estos estratos en Utah …

utah-estratos

… y su relación en el tiempo con estos de Argentina.

argentina-estratos

Todo lo que afines en el conocimiento y comparación de esos estratos te ayudrá a mejorar el conocimiento del pasado del planeta. Pero hay algo que definitivamente no necesitas. ¡Una marca y un nombre para el presente! Ya está marcado (la última mota de arriba); ya tiene nombre (el presente); y sus circunstancias se conocen miles de veces mejor en los libros de historia que en las rocas. Ni el posmo más idiota acude a un acantilado para conocer las circunstancias de la tierra desde 1950 hasta aquí.

Si acaba existiendo una marca especial para el estrato del presente, por ejemplo restos de las pruebas nucleares que se puedan medir, o una gran extinción que quieren imaginar, eso puede ser útil dentro de unos siglos; ¡pero no ahora! Y será útil en la medida en que la catástrofes siempre anunciadas pero jamás observadas lleguen a ocurrir. Y eso solo lo sabrán … ¡en el futuro!

Por decirlo de otra forma. La cronoestratigrafía mira los estratos en el presente para tratar de reconstruir el pasado. La idiocia posmo pretende inventar los estratos que habrá, ¡para reconstruir el futuro! El futuro apocalíptico, claro; y austarte con el. No pretenden concer nada, sino actuar sobre el presente a través de un miedo al futuro. Política.  Y de la peor.

De esta, y de muchas más locuras del mundo verde, habla Mark Sagoff en el artículo que quiero presentar. En el que bautiza genialmente el Antropoceno como Narcisoceno. Explica con gran acierto: la historia de la ciencia se puede resumir como el paulatino desplazamiento del hombre como centro de todo. Desde la creencia de que la tierra fuera el centro del sistema solar y del universo, hasta el conocimiento de que no es más que un primate entre montones de especies de mamíferos, y de vertebrados, etc. Un granito más entre los innumerables granitos que conforman lo que existe. Y ahora le quieren dar la vuelta a ese proceso, pare hacer del hombre el centro de la geología, y el clima, y todo. Siempre llegamos a lo mismo: se mire como se mire esta gente posmo, y verde, son igual que frailes medievales. Todo el día con un pecado original a cuestas; haciendo de cualquier pavada, moral; y persiguiendo incansablemente a los descarriados con una vara.

El artículo de Sagoff, muy muy recomendable:

Por Rafael Fernández-Cotta, desde el Sahel

De un tiempo a esta parte la eco-calentología se ha sacado de la chistera una nueva idea: El CO2 es malo para los cultivos, porque se reducen los nutrientes. Con los profesionales por el momento tienen poco éxito, y dudo que nunca lleguen a tenerlo, pero entre el publico no instruido me temo que la idea puede terminar calando.

Usan conceptos bien conocidos desde el siglo XIX, pero nos lo venden como si fuese la última frontera del conocimiento. Sin duda dominan el arte de las contorsiones lógicas.

Ya decía Goebels, el jefe de propaganda nazi, que una mentira se convierte en verdad si se repite un número suficiente de veces. Y en eso están. Tenemos que reconocer que en la materia los calentólogos han alcanzado la excelencia.

El modus operandi es bien conocido:

1- Se realiza un experimento, que confirma lo que ya sabemos.

2- Se publicitan cuidadosamente parte de los datos, no sea que dejar las cosas claras comprometa el futuro profesional de los investigadores.

3- Seleccionadas las medias verdades pertinentes, se ponen en manos de periodistas bien pensantes, desconocedores del tema, de forma que deduzcan lo contrario de lo que un profesional puede interpretar del estudio.

4- Y la última fase, en los medios calentólogos, impúdicamente y faltos de conocimientos y vergüenza, se retuercen los conceptos hasta lo grotesco, para jolgorio y regocijo de la progresía.

Veamos paso a paso.

1- Varios experimentos afirman que los hidratos de carbono aumentan en mayor proporción que las proteínas, minerales y vitaminas cuando se añade CO2 a un cultivo.

2- Se publican estudios y meta análisis donde no se menciona el aumento de producción (que si se mide en cada uno de los experimentos), centrándose en señalar que las proteínas bajan en relación a los carbohidratos.

3- Se ponen parte de los datos en manos de periodistas. Tachin, tachin. Si en el estudio aumentan los carbohidratos y las proteínas, pero estas aumentan menos que los carbohidratos, lo que publican es que las proteínas bajan.

4- Se publican en los medios calentólogos historias para no dormir, siempre, siempre, hablando de Aaaaaaaaafrica. Me dan miedo. Porque ¿Saben Vdes?, en todos estos cuentos, como en las películas del oeste, los africanos nos tenemos que morir, por millones. 10, 20, 50 millones, cuantos mas mejor, no vaya a ser que la cifra no sea impactante. Y muertas las victimas inocentes, el blanquito progre de la ONG, cual llanero solitario, vendrá a salvarnos la vida a los que aún sigamos respirando. Todo para regocijo del espectador, que paga el billete del cine, o los impuestos oportunos para financiar la jugada, como es el caso.

Como reza el dicho, le pagaré un penique, o mejor una libra esterlina, a quien encuentre un artículo calentólogo que no diga que las consecuencias las vamos a pagar los africanos, pobres de nosotros, y a no ser que se tomen medidas inmediatas, moriremos por millones a causa de las mas terribles calamidades. Traducción: Vdes tienen que pagar mas impuestos. No hacerlo pone en peligro nuestras miserables vidas.

Varias son las razones por las que precisamente en África es donde el aumento del CO2 menos afecta a los cultivos. Y aquí me tienen dispuesto a poner mi granito de arena para desmontarles el negocio.

Este es un tema que se nos viene encima. Lo que tarde depende de lo que a los ecologetas se les atasque el inglés. Me temo que no mucho. En los EE UU ya hace furor. Es el contraataque a la evidencia de que el planeta esta mas verde. Por algún lado tenían que salir. Pueden darle un vistazo. Algunos de los artículos son tan tendenciosos, que a mi, que conocer la relación entre los nutrientes forma parte de mi trabajo, me da nauseas. Ya lo dice Luis. En los EE UU… bueno, bueno, aquello es la guerra.

Me he tomado mi tiempo para buscar en castellano opiniones que cuestionen las calentólogas conclusiones. El resultado es CERO. No hay nada, pero que nada de nada. Todos y cada uno de los estudios sobre el efecto fertilizante del CO2 en la agricultura se auto censuran. Los estudios dicen blanco, blanco, blanco, pero en realidad estamos obligados a decir negro. Y terminan quedándose sólo con el negro. Los veo patinando en la linde entre la burda manipulación, el subrealismo y la manifiesta locura.

El asunto no puede explicarse con pocas palabras. Así que me parece de interés haceros una síntesis. Una síntesis siempre es algo pretencioso, y mas si es de cateto, no puedo negarlo, pero espero que pueda seros útil.

Los seres vivos estamos compuestos por una cantidad limitada de elementos. Básicamente de Oxigeno, Hidrógeno, Carbono y Nitrógeno. O, H, C y N. También son importantes cuantitativamente el Fósforo, el Potasio, y el calcio. P, K Mg y Ca. Y en un tercer nivel tenemos los micro elementos, Zinc, azufre, cobre, hierro, molibdeno y boro.

Cualquiera de la lista puede ser limitante para el desarrollo de las plantas, así como la humedad, la luz y la temperatura. El CO2 atmosférico podemos considerarlo a todos los efectos como un macroelemento. Y resulta que conforme subimos cualquier nutriente, sea cual sea, incluido el CO2, bajamos relativamente todos los demás. Así que si abono con nitrógeno, la planta va a ponerse a dar nuevos brotes, ricos en proteínas, y claro, los carbohidratos,las vitaminas o los minerales, bajaran “relativamente”, pero nunca, de ninguna manera, bajaran en valores absolutos. Dicho de otra forma, si quitas el stress producido por la falta de un nutriente se traslada a otro o otros nutrientes, pero claro esta, después de una subida de la producción.

Cuando no se utiliza tecnología, o al menos cierto conocimiento, las producciones reales suelen estar muy lejos de la producción potencial.

Veamos un ejemplo. Supongamos que tenemos un terreno arcilloso y fértil que nunca se ha cultivado y que tiene abundancia de todos los nutrientes. Hay mucha humedad y luz, pero no labramos. La producción será baja, porque el suelo, compactado, carece de oxigeno, sobre todo si hay mucha humedad. Cuando se labra, casi la mitad del suelo es aire, de forma que las raíces pueden respirar sin problemas. De no ser así, se asfixian. Además, como la materia orgánica del suelo se descompone, el amoniaco, que es toxico, no puede escaparse a la atmósfera. Otros son los problemas que conlleva no labrar, pero para el ejemplo valga lo expuesto.

En nuestro ejemplo el valor nutritivo de lo poco producido será máximo. Si cultivamos trigo, que tiene unas profundas raíces, que respiran mal, tendremos pocos kilos, pero el grano tendrá todo el zinc, hierro o boro que necesite. Porque la tierra, para una modesta cantidad de producción, dispone de sobra de nutrientes.

Supongamos que labramos para solucionar el problema de la asfixia raticular. La producción, al menos el primer año, será aceptable. El primer nutriente que se agotará será el nitrógeno, que es el mas volátil. Tendremos una muy modesta bajada de proteínas en el grano (Las proteínas tienen un 16% de nitrógeno), pero en el grano todos los demás nutrientes seguirán estando cerca de sus valores máximos.

Tenemos que solucionar el problema de la falta de nitrógeno, y abonamos con urea. Entonces nos encontraremos con que el siguiente nutriente limitante es el potasio, esencial en la formación del grano. Subirán las proteínas, seguirán altos todos los nutrientes, pero los kilos seguirán siendo limitados, dado que el potasio es esencial en la formación del fruto. Volveremos a tener el grano cerca del máximo de nutrientes, así como de proteínas, pero nos bajarán los carbohidratos.

Para no extenderme demasiado, vamos a labrar y abonar en condiciones con todos los macro nutrientes. N, P, K, Ca y S. Y vamos a plantar semillas de calidad. Digamos que aplicamos los conocimientos de la revolución verde, lo que sabíamos en los años 60 del siglo pasado, pero antes de que se extendiese el uso de quelatos (compuestos que evitan que los micro nutrientes se oxiden, en cuyo caso no están disponibles para las plantas).

Durante unos años tendremos excelentes cosechas, y al menos en principio, ricas en nutrientes. La materia orgánica de la tierra bajará poco a poco y con el tiempo empezaremos a encontrar carencias de micronutientes disponibles y la producción bajara, pero seguirá siendo mucho mas alta, pero que mucho mas, que antes de que empezáramos a abonar y labrar en condiciones. Pero empezaremos a encontrarnos una ligera bajada de minerales en el grano.

Ahora vamos a bajar la humedad de la tierra. Se reducirán los kg cosechados, y por consiguiente las extracciones de minerales a la tierra, por lo que de nuevo volveremos a subir los nutrientes en el cultivo. Y el efecto de mas CO2 es en parte similar al del riego. En una tierra fértil será imperceptible. Aunque depende. Bien es sabido que una cebolla poco regada es mas sabrosa que una cebolla enguachirná.

Para situarnos con datos concretos, antes de la revolución verde una hectárea de trigo producía 1.500 kg en el mejor de los casos. Y ese “mejor de los casos” incluye estercolados tan abundantes que de hecho hoy día están prohibidos en varias CC. AA., por aquello de que contaminan los acuíferos. En los años 70 ya era normal producir mas de 4.000 kg. de trigo, algo así como el triple.

¿ Y eso es bueno o es malo? ¿Mejora la nutrición humana? Yo digo que si. Veamos con un poco de detalle las consecuencias del aumento de la producción, basándonos en los datos mas ecologetas posibles.

Por una parte no podemos negar que si doblamos la producción, las proteínas, las vitaminas y sobre todo los minerales bajan en relación a los hidratos de carbono, algo así como un 7% según los ecologetas. El trigo “moderno” tiene, sigue teniendo, un 16% de proteínas. Nunca he tenido noticias de que el trigo mas ecológico del mundo llegue al 17%, y aunque no me lo creo, concedamos a los calentólogos que sea así. Entonces, antes de la “nefasta” revolución verde, una hectárea producía 1.500 Kg x 17%= 255 Kg de proteína y después de cultivar en condiciones “modernas” tenemos 4.500 kg x 16% = 720 kg.

¿Y el trigo moderno+CO2? Los estudios dicen que producen del 20 al 30% mas de grano con una bajada del 5 al 8% de proteína. Digamos que los kg. aumentan un 25%, pero con un 7% menos de proteína. Entonces tendríamos, para la misma ha, 4.500 x 1,25 x (1-0,07) = 837 kg. de proteína.

El trigo es un alimento muy completo. Para un adulto tiene mas proteínas de las que necesitamos, exceptuando la lisina (que las plantas no producen). Claro que el problema nutricional en casi todos sitios es el exceso de proteínas en la dieta. Parece que para los ricos no debe de suponer ningún problema.

¿Que les puede pasar a los pobres que viven en países cálidos si aprenden a cultivar? Teníamos 3 hectáreas para obtener 4.500 kg de trigo. Ahora necesitamos una sola hectárea para los mismos kilos. Además, seríamos el triple de ricos. Con la tierra que nos sobra vamos a reservar 4.000 m2 para engordar 4 vacas y 10 cabras. Vamos a darle leche y queso a los niños. Y vamos a cultivar unos cuantos frutales. Nos sigue quedando libre la mitad de las 3 hectáreas, que podemos dedicar a hacer un pequeño bosque donde los clavales jueguen al escondite y los findes organicemos una parrillada, por ejemplo, de cabrito a la brasa.

La riqueza puede tener su lado oscuro, si se busca y rebusca. A mas de un negro le va a subir el colesterol, incluso habrá quien tenga intolerancia a la lactosa, y le dará diarrea. Ya vendrán a acojonarnos con eso, y a vendernos cereales integrales ricos en fibra (y bajos en proteínas, porque el exceso de proteínas será el problema, no sea que terminemos todos con gota de comer tanto cabrito).

Pero ¿Que pasa con los minerales, vale decir con los microelementos? Lo cierto es que pueden bajar en mayor medida que las proteínas. Decíamos en párrafos anteriores que en general la tierra esta sobrada de micro elementos. Pero si durante años tenemos altas producciones sin duda las concentraciones pueden bajar, sobre todo en climas fríos, pero difícilmente será el caso de África, la meca del acojono ecologeta. El problema de los micronutientes no es la cantidad que tenga la tierra, sino la cantidad que este disponible para el cultivo. Y a mas temperatura, mas hongos que los transforman en disponibles.

Por supuesto que la agricultura moderna no tiene el menor problema de regular los micro elementos con precisión de relojero. Para ponerles en contexto, el hierro, el mas importante de ellos en la alimentación humana, es requerido por las plantas a tasas de 50 a 100 ppm. Para nuestros 4.500 kg, de trigo algo así como medio kilo. En la practica en Huelva se usa un litro de quelatos de hierro por ha. En Senegal no es necesario añadir quelatos, de ningún tipo. Aquí la meteorización del suelo es tan rápida que jamás tendremos ese problema, porque en el suelo se reponen a mayor velocidad de la que se consumen. De hecho varios estudios afirman que sin el polvo del Sáhara el amazonas no sería tan fértil. Lo mismo vale para los caladeros de Mauritania. Así que si los ecologetas pretenden acojonar a alguien con el tema les recomiendo que hablen de los cultivos de Dinamarca, o Noruega, si les viene mas a mano, y dejen de hacer apología de su inconmensurable ignorancia en sus menciones a África. ¿Que el aumento del CO2 bajará los minerales en los cereales? Aclaren donde.

nubes-de-arena-en-el-atlántico.

Aclarados los temas de las proteínas y minerales, vamos a centrarnos en las vitaminas. Y como no, vamos a guiarnos por J.M. Mulet y sus “tomates con genes”

Por lo que dice, no parece que tengamos a la vista una crisis por falta de vitaminas. Podemos quedarnos tranquilos. Un tomate ecológico no va a nutrirte mejor que uno cultivado en invernadero. Al menos eso dicen los análisis de laboratorio.

A mi Mulet me gusta mucho, pero no comparto algunas de sus de opiniones. No pertenecemos al mundo del pensamiento único, y cada cual llega a sus propias conclusiones, parecidas pero no las mismas. Supongo que es porque el tiene un fantástico laboratorio y una modesta huerta experimental y yo tengo una fantástica huerta y un modesto kit de análisis.

Mi postura, dicho con pocas palabras, es que creo que el máximo no tiene porque ser el optimo. Hace unos años me visitaron unos canarios que cultivan tomates. Me aseguraban que producen 260.000 kg. por hectárea, lo que yo no me creía hasta que vi las fotos. Y francamente no me parece bien. Ni me cuesta trabajo dedicar unos párrafos a hacerle una concesión a los ecologistas.

No tengo dudas de que hemos llegado demasiado lejos con algunas producciones. Me decanto por dar marcha atrás, tal como hace tiempo hicieron en los EE UU, donde las mayores producciones de tomates son menos de la mitad que en Holanda. El mercado de los EE UU es menos exigente en cuanto a presentación, pero mas exigente en cuanto a azucares, acidez y vitaminas. Allí si que saben cultivar.

Porque en la huerta, ahí si que podemos encontrar diferencias significativas en cuanto a nutrientes en los frutos. No se trata de que el consumidor pueda sufrir carencias, ni mucho menos. Porque lo que cambia en proporción, no son los nutrientes en si, que permanecen casi estables, es el agua. Se trata de que no nos vendan agua al precio del tomate.

Porque los cereales y las legumbres tienen de un 12 a un 16 % de agua, pero las frutas y verduras son básicamente agua. La materia seca puede variar del doble a la mitad, y la gestión del riego resulta determinante para la calidad. Calidad que a veces, paradogicamente, esta reñida con la presentación.

Los avances han sido tan vertiginosos que en poco mas de dos semanas pasamos de tener una flor a un lustroso tomate. Y cuando llevas las cosas al límite de kilos y buscas la mejor presentación la calidad se resiente.

En las manos del agricultor esta moderar el nitrógeno y el riego a lo largo del cultivo. Y antes de recolectar, puedes suprimir el riego. Y puedes recolectar unos días mas tarde. Mi opinión es que debemos asumir reducir los kilos, que ya son suficientes, y aceptar que parte de la cosecha pueda pudrirse y tengamos que dársela a los cochinos. A esto se le llama manejo del cultivo. Disponemos de un amplio margen para elegir kilos o calidad.

Para que nos hagamos una idea:

Una ha. De tomates ecológicos produce 20.000 kg. O nada, si se la come una plaga.

Un agricultor que se precie, que riegue por pié, no tendrá problemas en sacar 50.000 kg.

Un agricultor que riegue por goteo, con CO2 y fertirriego, no tendrá problema en rondar los 100.000 kg.

Un invernadero de alta tecnología puede acercarse a 500.000 kg. Y llegados a esos niveles, ya si que empezamos a comprometer la calidad.

El agricultor pobre probablemente producirá poco mas que un ecologista, y querrá llegar a ser “un agricultor que se precie”. Y si el CO2 le da una ayudita de un 25% de aumento no le va a venir mal. Tengan por seguro que no tendrá una bajada significativa de vitaminas. Lo que si tendrá es un ahorro de costes, que podrá gastarse en comerse un pollo de vez en cuando.

Creo que vamos situándonos. Por una parte, el CO2 se comporta como un macro nutriente y por otra cambia radicalmente las necesidades hídricas del cultivo. Siendo así, el CO2 tiene que formar parte del manejo del cultivo, por lo que concluimos que los experimentos están mal diseñados.

A mas CO2, mas kilos, mas exigencias a la tierra. Por supuesto que podemos reponer a la tierra los minerales extridos. Si no lo hacemos, ¿Tendremos una bajada de los minerales, vitaminas y proteínas en los cereales y las legumbres? En realidad no, lo que tendremos es una subida de los carbohidratos, que será mas que proporcional a la subida de todos los demás nutrientes.

A mas CO2 menos necesidades hídricas para las frutas y verduras. Lo tenemos fácil. Reducimos el riego y nos ahorramos unos euros. O aumentamos el abonado y reducimos el sombreado y mantenemos la calidad subiendo los kilos.

Y ahora llegamos meollo del engaño al que nos pueden llevar los estudios sobre los efectos del CO2 en los cultivos. Todos los estudios tienen, como se supone que debe ser, un testigo, en el que todos los parámetros se mantienen en los mismos niveles del experimento. Y en el estudio del CO2 no debe ser así. Al experimento hay que adaptarle el abonado al aumento esperado de la producción, si lo que queremos medir es el cambio en los nutrientes que presenta el producto. Así tendremos mas kilos, y probablemente mantendremos la calidad. O bien podemos reducir el riego, si lo que queremos es un ahorro.

¿Y como se diseñan los estudios agrícolas no concernientes al CO2? Pues lo tenemos fácil, hacemos un análisis multi variable. Parcela A, subimos variable X, parcela B, subimos variable X,Y, parcela C, subimos X, Y y Z. Parcela D, testigo absoluto.

En resumen, si la producción sube un 25%, sin hacer ninguna otra cosa, el cultivo enriquecido con CO2 presentará carencias. Ahora bien, si abonamos proporcionalmente, el aumento será superior al 25%, y por supuesto las carencias pueden ser corregidas con un buen manejo y abonado del cultivo.

Las carencias, de no suplirlas, representan de un 5 al 8%, en el caso de las proteínas. Y en todo caso, debemos medir los kilos de proteínas por ha. no sólo la proporción entre las proteínas y los hidratos. Un gramo mas grande siempre tendrá mas proteínas que un grano pequeño, pero el aumento de los carbohidratos será mayor que el aumento de las proteínas. Podemos decir por tanto que el CO2 aumenta las proteínas en un 20% y los hidratos en un 25%. Nada que ver con lo que nos venden, que el CO2 reduce las proteínas.

Y lo dicho para los nutrientes también vale para el riego. Moderemos el riego conforme aumentamos el CO2, a ver que pasa; nos ahoramos dinero.

En economía se usa el termino ceteris paribus para indicar que pasa si se cambia una variable sin cambiar las demás. Hay un concepto que se llama efecto renta, efecto sustitución. Cuando sube la renta, los artículos de lujo relativo, que son aquellos en los que la elasticidad de la demanda es cercana a uno, pasan a ser artículos de primera necesidad, que son aquellos en los que el consumo se reduce conforme aumenta la renta. Así que si subimos la renta, no podemos considerar “ceteris paribus” nuestra propensión al consumo de determinado artículo. Todo esto ha dado pié al desarrollo de sofisticadas herramientas matemáticas. Digamos que si gano 10 euros mas, me los puedo gastar en pasteles. Pero comeré menos pan, con lo que me sobrará otro euro, así que me podré gastar 11 euros en pasteles, no los 10 que gano de mas.

Traslademos esos conceptos económicos a la agricultura. Sin duda el agricultor puede manejar el cultivo buscando según le interese kilos o calidad. Sin duda ·”el euro sobrante”, esa mayor propensión a producir de los cultivos si disponen de mas CO2, puede orientarse a obtener mas kilos o mas calidad.

¿Porque a nadie se le ha ocurrido experimentar que pasa si subo el CO2 y a la vez subo los demás abonos? Los agricultores lo hacen cada día. Y no dudan, ninguno duda, que fertilizar con CO2 es una buena idea. Y no reduce la calidad de sus productos, si el agricultor no quiere.

Y para terminar quiero señalar otro matiz que concierne a África. Aquí el trigo apenas se cultiva. Cultivamos maíz, sorgo y mijo. Son plantas C4, que capturan CO2 por las raíces en mayor medida que las C3, que son la mayoría de las plantas. Así que poco les afecta el cambio del CO2 atmosférico. Para colmo, el mijo, lo que vosotros llamáis alpiste, lo que le dais a los canarios, es el cereal que mas proteínas y minerales tiene. Mal camino llevan aquí los ecologetas con sus nuevas patrañas.

chuleton

Esta es una duda existencial terrorífica. ¿Es moral comerse una chuleta de buey? Ojo, que no es ninguna tontería de pregunta. En The Guardian dicen que para producir un Kg. de carne de vacuno hacen falta 15.000 litros de agua. Clic.

monbiot-agua-carne

Y ese es un de los grandes argumentos para convencerte de que comas solo paisaje. Porque imagina que comes 6 filetes de vacuno de 150 gramos cada mes. Hace un kilo al mes. Un consumo moderadísimo, como de quien le tiene miedo a la carne. Sólo es del doble que la media de España (sin contar el consumo de cerdo y pollo). Pero quiere decir que cada año necesitas 12 X 15.000 litros de agua para producir esa carne. 180.000 litros de agua. Si vives 80 años serián más de 14 millones de litros de agua consumidos en forma de carne. Vamos a secar el mundo. Completamente inmoral.

¿Joder, pero tanto beben las vacas? Ni que fueran peces. Hagamos esos números.

  • 15.000 litros por cada kilo de carne de vaca.
  • Con un rendimiento del 25% y un peso vivo de 200 Kg la vaca da 50 Kilos de carne [–>].
  • La vaca se ha bebido 50 X 15.000 litros = 750.000 litros de agua.
  • Como se suelen sacrificar, de media, con un año de edad, son 750.000/ 365 = 2.055 litros al día [–>].

Deben ser vacas hidro-maníacas. Y aun así, para creerse que una vaca se bebe 2.000 litros de agua al día habría que habitar en un mundo de fantasía más psicótico que el de un separata catalán. Vaya, como de récord galáctico.

Pero veamos lo que  dicen los ingenieros argentinos que se dedican al asunto [–>].

Como valores orientativos podemos decir que un toro adulto consumirá en verano entre 50 a 60 litros/día y en invierno aproximadamente unos 25 litros/día.

De media salen unos 43 litros al día. A comparar con los 2.000 de la prensa. O puesto en forma de litros de agua por kilo de carne, serían: 43 litros al día X 365 días / 50 Kgs de carne = 300 litros de agua por kilo de carne. ¡Han exagerado por un factor de 50! ¿De dónde salen los números de los periodistas y los verdes? Porque no se trata de un gazapo loco de The Guardian:

New Scientist lo multiplica por 4:

new-scientist-carne-agua

Pura fantasía. ¿De dónde sale? En su libro Meat: A Benign Extravagance, Simon Fairlie explica que a menudo calculan toda el agua que ha caído en los prados que necesita el ganado para su alimentación. Como si no fuera a llover con independencia de que haya vacas en el prado. Y además, los terneros tampoco hacen desaparecer el agua. Mean. Y eso riega el campo, y se filtra, y lo expulsa la hierba en forma de vapor de agua … que luego lloverá. ¡Es agua limpia de nuevo!

Probablemente la cifra real de agua que desaparece por cada kilo de chuleta que te comes es ¡cero patatero! Que no te acomplejen. No eres inmoral por comer carne. Por otros motivos, puede; pero no por comer carne.

Fuente. Quillete.com. Keir Watson.

Un artículo muy recomendable, que desmonta muchos de los “cálculos verdes” con los que se crea la fantasiosa mitología ecolo-franciscana. Y presenta un estudio reciente donde calculan, desde un punto de vista puramente económico / ecológico, que el ideal desde el punto de vista de alimentar a la humanidad en sus necesidades de calorías ¡y de proteínas! incluye usar ganado y pastos para alimentarlo.

Human food security requires the production of sufficient quantities of both high-quality protein and dietary energy. In a series of case-studies from New Zealand, we show that while production of food ingredients from crops on arable land can meet human dietary energy requirements effectively, requirements for high-quality protein are met more efficiently by animal production from such land.

Tampoco es tan difícil de verlo desde un punto de vista ecológico . ¿Cómo tienes más biodiversidad; dejando pastar a los rumiantes devoradores de hierbas …

FootpathsignandExmoorPonies

… o en un campo arado para grano?

Wheat

Pues los ecologistas te quieren alimentar con el desierto de biodiversidad del campo arado. Odian lo que nos gusta a las personas normales.

foodie-breal-red-ruby-cattle-exmoor-farm

dafnis-y-cloe-longo

Añadido para los comentarios (del artículo citado):

Everything-But-the-Moo

 

 

 

 

Por Rafael Fernández-Cotta, desde el Sahel.

Responsables de Greenpeace España,

Les escribo para hacerles saber mi cabreo con sus publicaciones sobre las calamidades habidas y por haber en mi tierra adoptiva, que es África Occidental.

Aunque somos países pobres, aquí hay mas calidad de vida de lo que ustedes pueden imaginar. Deberían saber que todos los estudios sobre la felicidad señalan a África como el continente donde mas se derrocha optimismo y alegría. Quizás no beneficie a su negocio el hecho de que estemos bien y contentos. Y estaríamos mucho mas contentos si las ONGs cambiaran el chip, y a ser posible, dejasen de engañar a los europeos con falsedades cuya medida no deja de sorprendernos.

Para ser concreto, quiero referirme a sus publicación en el periódico el Mundo, que nos augura 180 millones de muertos si la humanidad no deja de emitir gases, en la que las mentiras que dicen superan el límite de lo imaginable. Incluso mi burro, si se lo cuento, puede considerarlo un insulto a su inteligencia. (Clic para llegar a la porquería original – PM).

el-mundo-180-millones

 

Enlace a noticia de Greenpeace,

Tantas son las mentiras, que me desborda,  así que voy a hacerles  una lista, en el orden en que las dicen,  con la esperanza de que algún día al menos a alguno de ustedes le de por reflexionar.

Mentira numero uno. Van a morir, directamente por las catástrofes climáticas, nada menos que 180 millones de personas. ¿pero ustedes no tienen medida de las cosas?  Tamaño disparate me parece que no es digno de comentario, se descalifica por si mismo. ¿Es de cosecha propia o podemos saber quien es el artista iluminado a quien se e ocurrió la cifra exacta de 180 millones de muertos?

Mentira numero dos. Aquí no hay ninguna alerta existente. La economía  progresa vertiginosamente. En Senegal se estimó por el FMI que subiría mas del un 6,7 % en el año 2.017, pero vamos a superar las previsiones. Llevamos tres años por encima del 6%. Inflación año 2.017, 1,7%. Nuestra deuda pública es bastante baja y nuestras exportaciones tres años creciendo al 15%. ¿De verdad les parece que nos va mal? En cuanto a África en su conjunto, el crecimiento promedio roza el 5% anual.

Mentira numero tres. Las precipitaciones se han vuelto imprevisibles. Es una cochina y guarra mentira, que apesta  a perros muertos, fácil de desentrañar. Estamos en uno de los momentos con menos variabilidad climática del último siglo. En el 2.012 diluvió, y eso no cambia las cosas.. Los años de mayores inundaciones fue en la década de 1.900. Los años de mayores sequías fueron entre 1.960- 1.985. A partir de 1.995, las décadas siempre cerca de la media del siglo.En el enlace se explica con detalle.

https://plazamoyua.com/2018/01/20/dioses-cachondos/

Mentira numero cuatro. Menos cosechas, menos recursos. Me parece que ya esta comentado en la mentira numero dos.

Mentira numero cinco. Migraciones forzosas. En la comunidad de estados independientes de África occidental, (lo que ustedes llaman África subsahariana), todos los países son democráticos y  la libertad de movimientos esta garantizada, tanto de bienes como de personas. Ell comercio inter Africano progresa. Los 16 países tenemos una moneda común, el franco CFA.  En todo el área la inflación es menos del 2%. No es muy distinto a la CEE, salvando las enormes distancias en cuanto a riqueza. Claro que  mucha gente quiere ir a Europa, para mejorar su condición de vida. Pero nada de forzado.

Mentira numero seis. Mil muertos en Regent, una pequeña aldea de las afueras de Freetown. El 17 de agosto salió en France 24 la noticia de que había entre 60 y 80 muertos por un deslizamiento de tierras y que sumado a las personas fallecidas en otros barrios de Freetown la cifra podía ser próxima a 100 personas. La avalancha se había llevado varias decenas de casas. A los tres días, conforme llegaron las ONGs, pagadas con los impuestos de los europeos,  subieron la cifra a 300. Y ahora, seis meses después, ustedes hablan de mil, eso si, incluyendo otros barrios (donde no murió casi nadie).

Mentira numero siete. Tendencia a inundaciones en Senegal; joé, un millón de afectados. ¿Inundaciones en la arena? Yo vivo cerca de la playa y por mi terreno, de los poquitos que no son arenosos,  pasa un arroyo, que corre una vez cada 3 años. Esto me lo debería tomar personalmente. Porque es seguro que vendrá una gorda que me va a destrozar todo, cada 20 -o 50 años. Y me costará una pasta si no me he muerto de viejo. Pero mi casa esta en una colina, como las de todos mis vecinos. No somos tontos. Y en cuanto al mar, lleva subiendo 2 mm al año durante un siglo, unos 20 cm. Se supone que  va a subir el doble, no se lo discuto. Las costas, por movimientos isostáticos, suelen subir y bajar mas que eso de forma natural.  Nadie se ahoga por eso.

Mentira ocho. Duplicar la población en tres décadas. La ONU estima que se duplique a final de siglo, es decir, en 80 años,  pero ya veo que Greenpeace no tiene medida.  Como son una ONG les da igual 8 que 80. No va a ser así, ni siquiera los datos de la ONU. Y la razón es que en el instituto de mi pueblo el 55% de los alumnos son niñas, porque muchos niños suelen ir a formación profesional. Y el mismo porcentaje en la universidad, no muy distinto que en España. En todo el mundo se ha repetido el mismo patrón durante el siglo XX. En cuanto las mujeres se forman y sube la esperanza de vida, la natalidad cae en picado. Y esta pasando muy deprisa.

Mentira número nueve. Aumento del precio de los alimentos. En los últimos años los agricultores tenemos un problema parecido a España en los años 70 y 80. Los precios no paran de bajar, porque las producciones no paran de subir. Los negros le están cogiendo el truco a cultivar. Además, es falso que no tengamos medios, cada día hay mas medios, esto se ha llenado de tractores y alquilarlos es barato.

Mentira número diez. Precipitaciones del triple de lo normal, causadas por el cambio climático. El Servicio Meteorológico Nacional de los Estados Unidos dice que llovió el triple de la media, nada del cambio climático. Además, la media no es normal ni anormal, es la media. A ver si lo entienden. Vamos a tener la paciencia de explicárselo con los datos.

datos-lluvias-senegal-1886-1985

Como pueden ver el año de mas precipitaciones en Banjul fue en 1.893, en el que cayeron 1.970 litros, y el año de menos lluvias 1.983, en el que cayeron 354 litros. La diferencia es de un factor de 5,5. ¿Creen que en 1.893 había cambio climático? Y si en 1.983 las precipitaciones se redujeron por el cambio climático, ahora que las emisiones son incomparablemente mayores, ¿por qué creen que durante la última década tienen una dispersión en torno a la media mucho menor? ¿Han mirado los datos, o hablan de oídas? ¿Que consideran normal? Yo se lo digo. Es normal 100 litros en un día y 400 en la semana. Y y es normal 9 meses sin una gota. Lo digo por si les da pereza pensar para interpretar las gráficas.

Mentira numero once. “La ciencia sobre el cambio climático es clara”. Aclarada por Judit curry, Spencer y tantos meteorólogos estadounidenses, que de una u otra forma lo ponen en duda. No porque repitan la mentira mas veces va a dejar de ser mentira.

Mentira número doce. Para evitar otro deslizamiento mortal en una ciudad costera, África necesita tomar medidas colectivas contra el cambio climático”. Ya aclarada en mentira numero diez. Y en todo caso, ¿Es África quien tiene que tomar medidas? ¿Las medidas consisten en no consumir combustibles fósiles? ¿De verdad depende de África tener mas deslizamientos mortales? El clima va a seguir dando sobresaltos, como lo viene haciendo en los últimos millones de años. Señores de Greenpeace, eso no va a cambiar. No nos culpabilicen, me parece una in-nobleza.

Enésima mentira. El 75,6% de la población urbana en Sierra Leona vive en asentamientos informales. ¿Que es informal? La gente tiene un documento de propiedad de su terreno. No tener asfalto no es informal. Les agradecería que miren un poco por el Google Earth. Aquí la inmensa mayoría de las casas son de bloques de cemento, con pilares de hormigón. Lo que resulta cachondo es lo del 75,6%. Quien será el granuja, o los granujas, que se lo han inventado. 75,6%; ni mas, ni menos.

Señores de Greenpeace. La grifa en España es muy fuerte. Son cultivos de Holanda, híbridos de alta tecnología. Es evidente que a alguien le sienta mal. Los africanos fuman una hierba muy suave, que se cría casi sola, como a ustedes les gusta, sin pesticidas. Aunque apenas coloca, no produce las alteraciones cerebrales que en ustedes se ponen de manifiesto cada vez que les da por escribir sobre África.

Yo sé que lo hacen inconscientemente, fruto de su inconmensurable ignorancia, sin saber el daño que nos hacen. Así que quiero invitar al responsable de calamidades africanas de Greenpeace a que se pase unos días en mi pueblo, una zona agrícola del Senegal profundo, para que en el futuro puedan hablar con propiedad. Aquí se vive con alegría, la gente siempre sonriendo y bromeando. Y si le apetece que pruebe algo sin aditivos, que tanto daño hacen,  en plena naturaleza, ya digo que barato, para que se vuelta a España un poco mas relajado. Les hablo muy en serio, yo les pago tres días de albergue. Estaré encantado de atenderles, y tengan la certeza de que seré cordial, ni siquiera hablaremos del tema. Si no es tonto solo con que mire comprenderá todo lo que les digo.

Y para terminar, les quiero pedir a los responsables de las publicaciones sobre  África del periódico El Mundo que verifiquen, aunque sea a groso modo, los datos que les suministran las ONGs.

carolina-valdehita

Amigos de Plazamouya, visto lo visto, si plaza me lo permite, voy a iniciar una serie de post dedicados a las mentiras de Greenpeace y otras ONGs sobre África. Me gustaría desarrollar con un poco de profundidad cada una de sus alucinaciones que os he comentado brevemente.

Por Rafael Fernández-Cotta, desde el Sahel

Le he mandado una carta a Greenpeace, que como sabéis la tiene tomada con los agricultores del tercer mundo, a los que con frecuencia nos acusa de las presuntas calamidades que sufre el planeta, presentes  y futuras. Como no parece probable  que me la publiquen en su web, le he mandado una copia a plazamouya, para que mi trabajo no sea del todo inútil.

Señores de Greeenpeace,

No les llamo estimados porque mi madre siempre me recomendó que evitase decir mentiras.

Me pongo  en contacto con Vdes. para hacerles saber mi desacuerdo con algunas de sus publicaciones, que me afectan muy directamente, empobreciéndome. Pero no quiero hablar sólo por mi, que al fin y al cabo soy español y dispongo de los medios y conocimientos de un modesto agricultor europeo. Les hablo pensando en los que ya son pobres, que pueden pasar a vivir en la miseria.

greenpeace-aceite-de-palma

Deseo empezar por comentarles los errores y desaciertos en su publicación sobre “el cultivo de aceite de Palma”. En realidad se debe decir cultivo de la palma de aceite, un detalle menor, pero ilustrativo de lo que vs pueden saber de agricultura. Porque la palma, además de aceite, nos ofrece muchos  productos valiosos, como madera para cocinar, listones y pilares para construir nuestras casas, almendritas que los niños se comen como golosinas,   y un sabroso vino, que en el trópico tenemos la suerte de degustar a 70 céntimos de euro el litro.

Como ya les he dicho, soy agricultor y vivo en África occidental, a 15º N. El gobierno senegalés lleva tiempo intentando introducir en el país cultivos industriales enfocados a la exportación, porque el país necesita divisas. Se estaba apostando por el cultivo de la palma, que aquí ahora se usa para muchas cosas, (pero apenas para producir aceite) y me estoy formando para realizar dicho cultivo. Por eso hace unos años planté dos docenas de palmas, porque son lindas, para el auto consumo y para aprender a cultivarla. Buscando  material de estudio he escrito en un buscador “el cultivo de la palma de aceite” y he encontrado, inexplicablemente  situada en los primeros lugares  una página web de su organización.

Siento decirles que en dicha página no se explica nada sobre el cultivo de la palma de aceite,  que como vs. deberían saber produce el 25% del aceite comestible del mundo y el 80% del aceite en los países pobres,  lo que  nos resulta muy necesario, no para pagar lujos, sino  para nuestra supervivencia. El título es por tanto un engaño, al que añaden otros muchos engaños, tal como voy a explicarles. Para que se hagan una idea de qué debería explicar una página cuyo título sea “el cultivo de la palma de aceite”, les pongo un enlace donde lo aclaran buenos profesionales.

Por otra parte, vs. realizan una serie de afirmaciones que me parecen, por decirlo amablemente, desacertadas.

NO tiene relación la tala de bosques con la quema de las turberas.   No le veo sentido a quemar una turbera intencionadamente, lo que puede hacer un cafre pirómano. La turba es cara, es un buen mejorador de la textura del suelo, que aumenta la retención de agua. Los viveros la usan profusamente.  Uds los ricos la compran en saquitos para las macetas.  Incluso puede quemarse en una central térmica para producir energía, que los países pobres como Indonesia  tanto necesitan. La turba puede explotarse a cielo abierto, lo que debería ser rentable. Pero cuando se quema in situ,  tanto el fósforo como el nitrógeno se volatizan,  al igual que el valioso carbono, que se pierde inútilmente en la atmósfera en forma de CO2. ES un mal negocio, no me creo que lo haga una multinacional intencionadamente. Muy al contrario, si por accidente ocurre, la multinacional tomará medidas para paliarlo, para no perder dinero.

Si yo fuese dueño de una turbera húmeda, que esta viva,  la respetaría, pero si esta desecada, como el riesgo de auto combustión es muy alto,  la explotaría y la contabilizaría, vendiéndosela bien cara a los ecologistas, que la adoran. Y una vez me acerque a la roca madre, labraría el terreno y plantaría. Pero nunca le metería fuego. Porque el residuo que dejan tiene una concentración tan alta en potasio, que a causa de las relaciones antagonistas  con otros nutrientes, que todo agricultor conoce, es  difícil que en dicho medio las plantas puedan captar los demás nutrientes. Dicho de otro modo, el suelo quedaría inútil para el cultivo durante mucho tiempo. Los agricultores que no son pobres nunca queman los árboles, los cortan con moto sierra y los venden. Y mucho menos va a quemarlos  una multinacional del aceite y la celulosa.

Es probablemente cierto que en Indonesia los suelos turbosos de ciertos  bosques se están consumiendo en una combustión lenta y que emita grandes cantidades de CO2. ES posible que el nivel freático este bajando y aumenten los incendios de turba.  En España tenemos un ejemplo a menor escala cerca de las lagunas de Ruidera. Algunos años la turba del subsuelo se consume en una combustión lenta. Es algo difícil de controlar, a pesar de que los técnicos han inundado la zona repetidas veces, no se termina de apagar y  las chimeneas surgen por otros lados. En la naturaleza ocurren cosas de las que no siempre tenemos que buscar culpables. Incluso aunque identifiquemos la causa, causa no tiene porque significar culpa. ¿Son los regantes de Ruidera culpables de lo que sucede? Quizás, pero  la combustión no cesa cuando las lagunas están en un nivel alto.

Y aún siendo algunos agricultores indonesios responsables,  ¿Debemos ayudar a Indonesia a paliar el problema o debemos condenar al país privándole de uno de sus primeros productos de exportación?

En estos enlaces podemos ver qué pasa en las lagunas de Ruidera y otras partes del mundo.

Vs afirman “Las investigaciones de Greenpeace han puesto de manifiesto que las empresas de Sinar Mas han violado reiteradamente las leyes y reglamentos forestales de Indonesia en un buen número de sus operaciones destinadas a la plantación de palma aceitera.”

Señores de Greenpeace, las cosas no funcionan así. Sinar Mas, como todas las grandes multinacionales de alimentación, tiene decenas de miles de empleados que trabajan en grandes factorías aceiteras y plantas de celulosa, pero no son agricultores. La palma de aceite es un cultivo muy intensivo en mano de obra. Las palmas se cortan a mano y se cargan en un remolque a mano, no existe otra forma de hacerlo. También hay que limpiar las palmeras a mano. La palma produce durante todo el año, y quien tenga una plantación  debe recorrerla semanalmente para recoger los frutos maduros. El fruto se corta con un pequeño cuchillo, no se puede mecanizar la recolección, porque hay que cortar la hoja  bajera y quitarla antes de cortar el fruto. Es un trabajo de hormiguitas, que no se presta a cargar camiones, sino mas bien mulos.  Ese no es el trabajo de una multinacional, la mas grande del mundo de su sector. Son cientos de miles de agricultores indonesios, la inmensa mayoría pequeños y pobres,  con millones de empleados, aún mas pobres, los  que se dedican a cultivar palma y surten a multinacionales como Sinar.

Las palmas son uno de los cultivos mas productivos que existen, tanto por la variedad de productos como por la cantidad que dan. Para que se hagan una idea de los  productos que nos da la palma y el trabajo que tiene su cultivo, les mando unas fotos de mis propias palmas.

La leña, nos resulta muy necesaria para cocinar.

1-lenha

Listones para construir las cabañas. Con las hojas se hacen cestas y el techo de las cabañas. Con los troncos hacemos los pilares.

2-listones-para-construir

3-cabanha

4-techo-cabanha

Y el zumo de palma. El zumo se puede tomar fresco, guardado en la nevera hasta tres días. Es parte de nuestra dieta diaria. Si quieres hacer vino, lo pones en un bidón de 25 litros lleno por la mitad y abierto a la sombra,  a temperatura ambiente. Por dos días fermenta con abundante espuma y ya esta listo para consumirse. Tiene unos 8º de alcohol. Las palmeras, cuando se recolecta mucho zumo, dan poco fruto. Como es para auto consumo yo cojo un poco de las dos cosas.

5-botellas-vino

Señores de Greenpeace, ¿Porque les parece mal que los países pobres cultiven palma? ¿O lo que les parece mal es que exportemos a través de multinacionales?  ¿Tienen vs calefacción  y agua caliente en casa? ¿Van a darnos vs botellas de gas para que cocinemos, o podemos seguir con la leña?

Si saben de agricultores, ( la mayoría pobres, les aseguro que sé de lo que hablo), que incumplen las leyes de Indonesia, metiendo fuego, denúncienlo a las autoridades del país, si les parece justo que padezcan aún mas miseria, pero no manipulen a la opinión pública de los países ricos. No culpen a las multinacionales, porque las necesitamos. Si nos culpan a nosotros, nos la trae al pairo, seguiremos cultivando,  pero si culpan a las multinacionales, los países ricos  no nos compran. Parece que vs. saben bien la forma de hacer daño.

Tampoco creo que, como vs afirman, en Indonesia la quema de bosques y turberas produzca 1.800 millones de toneladas de gases invernadero al año, supongo que se refieren al CO2.      Para poner la cifra en contexto les diré que España importa al año 8 millones de toneladas de petroleo, unas 250 veces menos de lo que según vs. se quema en Indonesia cada año.   Quizás hacen referencia a los enormes incendios de turba fósil y ya seca del año 1997. Aquello fue puntual y  una gran desgracia para el país, pero no,  uds. hablan de emisiones anuales.   Y como podemos ver en la gráfica, las emisiones mundiales de combustión de turba andan, para todas las décadas,  rondando los  1.000 millones de toneladas,  mucho menos de las que Greenpeace estima para Indonesia. Mas madera, como diría Groucho Marx. La gráfica esta tomada del IV informe de evaluación del IPCC:

6-incendios-mundiales-en-turberas-IPCC

Dejen de acusarnos, de acosarnos, de condenarnos a la miseria, pero sobre todo, dejen de hacerlo con mentiras. Vs los ecologistas  viven bien, mayormente a costa de subvenciones,  en bonitas y limpias ciudades de países ricos.  Y por las cosas que dicen me parece que desconocen el significado de la palabra  pobreza. Se lo voy a explicar muy brevemente, con la esperanza  de que reconsideren su actitud. Ser pobre significa no tener para comprar una bici, ni para pagar el cole de los niños, ni para el dentista, a veces ni para el médico cuando se tiene una urgencia. Y para salir de esa,  una de las pocas cosas que sabemos hacer, que podemos hacer, es aumentar los cultivos comerciales de exportación, como la  palma, que tiene muchas aplicaciones y la demanda es creciente. Déjennos que lo hagamos. Abandonen el boicot al que nos tienen sometidos.

Los indonesios no quieren que su país arda. Como vs mismos afirman el gobierno intenta con leyes proteger los bosques. Pero si los españoles, que son ricos, a veces tienen  problemas para apagar la combustión subterránea en Ruidera,  culpar a los indonesios de sus propios problemas, y además atacar sus exportaciones, es una crueldad.

Es loable su preocupación por los orangutanes. Me parecen dignos de protección y es lamentable que los bosques donde viven se desforesten. Espero que se protejan y perduren para el futuro.  Pero les pido que reconsideren su actitud con los humanos.  Los orangutanes son unas cuantas decenas de miles, los humanos que viven en Indonesia, mas de cien millones. Puestos a elegir, deberían vs. de preocuparse antes, de salvar la vida a un niño, o a miles, si miramos la proporción,  que a un orangután. Porque ya que son una ONG que protege animales, también tienen que protegernos a nosotros,  no ya por nuestros atributos humanos, sino por pertenecer a la familia de los simios.

El hecho es que los proyectos del gobierno senegalés quedaron en nada. Senegal esta bajo la órbita europea y las multinacionales no van a instalarse en el país mientras no cesen las campañas ecologistas en contra. Por desgracia en Senegal hay turba, esa clase de turba que   seca y enterrada a varios metros tiende a la auto combustión. A veces se pone a fumar, como dicen los Senegaleses.  Y seguirá haciéndolo, aunque no sembremos palma. Ya ven a donde hemos llegado, llegar a pensar que disponer de un recurso natural es una desgracia.

Para terminar, desearía hacerles una pregunta. En su web afirman que los datos se basan en las investigaciones que Greenpeace ha realizado.  Cuando hablan de investigar ¿Están sugiriendo que se trata de ciencia?

P.D. No todo el vino es para auto consumo. Las palmas rinden mucho.  No bebo tanto.

P.D. Ni multinacionales, ni el gobierno ni los agricultores indonesios me pagan por mis opiniones. Pero si alguna papelera, petrolera o aceitera  lee mis post y esta dispuesta, por un sueldo razonable pondré todo mi ingenio a su disposición. Me consta que el otro bando tiene saneados presupuestos. No se acomplejen.

Marod

Estimadísimo Anónimo Jerónimo.

Lo cierto es que tu misiva me ha conmovido hasta el punto de sentirme concernido a salir de mi retiro temporal. Eso sí, he de confesar que al leer los comentarios de los lectores, sentí cierta punzada en el orgullo al ver tantas y tan justas alabanzas a tu magnífico estilo.

Antes de comentar tu texto, me gustaría que reconsideraras tu drástica decisión de no participar más en este sitio. Confío en que no sea por un prejuicio. O mejor dicho, por la aplicación de un pensamiento colectivo en un sitio donde se trata de evitar precisamente eso.

marod-a-jeronimo

Me explico. Verás. Como seguramente ya sabes, los humanos tenemos la bendita habilidad de simplicar el complejo mundo que nos rodea. Lo hacemos mediante mitos. Etiquetas. Cajitas. Como quieras llamarlo.

Toros sí: Facha. Toros no: Rojo. Aborto sí: rojo. Aborto no: Facha. Es fabuloso. Con tres frases y cuatro símbolos somos capaces de saber si podemos cooperar con otro humano que no hemos visto en la vida.

Así por ejemplo, podemos etiquetar a Plaza como “facha” (con perdón) o “liberal” o “neoliberal”, o “negacionista”, etc (La etiqueta es lo de menos, podemos poner desde las más complacientes a las más ofensivas).

¿Le conocemos? No. Pero sin embargo, con leer un sólo texto ya sabemos en qué cosas podemos cooperar y en qué cosas no.

Podemos cooperar por el bien de la nación (ambos somos de la misma nacionalidad), Podemos cooperar en intercambios comerciales (ambos utilizamos la misma moneda) y NO podemos cooperar en una campaña de concienciación de la cosa del clima. ¡En 5 minutos y sin conocimiento previo de ninguna clase!. No me digas que no es acojonante.
Bueno, quizá no resulte tan acojonante. Yo es que soy un flipado de estas cosas. Pero bueno, al menos, debemos reconocer que es funcional (que funciona, me refiero). En el plano colectivo, si no utilizásemos estas etiquetas y esta forma de procesar la información (pensar) ni de coña sería posible la cooperación a gran escala.

Pero el tema, y por eso te ruego que reconsideres tu postura, es que este esquema no es para nada necesario en el plano individual. Puedes tomarte tu tiempo y analizar y debatir y rebatir todas las cosas que dice el otro.

Y eso es lo que se pretende aquí. Que nos despojemos de los ropajes y empecemos a pensar como individuos, no como grupo.

Ya, ya sé que Plaza utiliza mucho la etiquetas (Kindergarten, Alicia, etc). Pero es que su labor requiere cierta simplificación. Si no esto sería interminable. Nosotros no necesitamos simplificar. Y, en todo caso, las etiquetas están para ser usadas cuando lo necesitamos.

No hay contradicción en discutir (e incluso en dar parcialmente la razón) aquí y luego volver a la trinchera intelectual cuando pasamos al plano colectivo. Simplemente son ejercicios diferentes: pensar como individuo, pensar como grupo.

Piénsalo, es divertido. Es verdad que te llevas algún soplamocos, pero también los das. Anímate.

Hay un párrafo tuyo que ha causado la hilaridad entre alguno de los lectores. Por dogmático, dicen.

“Pero lo cierto es que no dejamos de ser un bicho que se ha salido de su papel, que se ha puesto a hacer trampas (en un contexto evolutivo) y que ha alterado profundamente el equilibrio con una intensidad sobrecogedora. Lo cierto es que la vida no acepta demasiado bien esos cambios de equilibrio, y que si los acepta lo hace a regañadientes, y con tiempo y esfuerzo. Lo cierto es que nos iremos a tomar viento (por no utilizar una expresión más adecuada) y que al final, el que ria el último será el que no entendió el chiste. A buen seguro que al menos se aprenderá algo de todo esto, si es que queda alguien para contarlo, pero al fin y al cabo la evolución no es más que esto ¿no? ensayo y error.”

El párrafo es brillante. Conmovedor. Y no es tan dogmático, ni tan alejado de la realidad.
Me refiero, es innegable que homo sapiens ha alterado profundamente el ecosistema. De una forma inalcanzable para cualquier otro bicho.

Eso no es afirmar que el hombre está fuera del ecosistema, al contrario. Está dentro, pero ha adquirido una capacidad del alteración del entorno tan desproporcionada que le pone en una condición especial. Desde la revolución agrícola hemos cambiado la faz de la Tierra de una forma especialmente intensa.

Y no cabe duda, que tenemos la capacidad de reflexionar sobre las consecuencias de los cambios que introducimos. No sólo la capacidad diría yo, sino el deber de hacerlo.
Homo sapiens ha alterado especies, domesticado plantas, quemado superficies de bosque, cambiado el uso de la tierra para cultivo, ha exterminado (muy probablemente) la megafauna americana, ha exterminado al resto de especies de homínidos que convivieron con él en sus primeras etapas, y va camino de alterar su genética, el clima global y vaya usted a saber cuantas cosas más.

Esto nos debe hacer reflexionar como especie acerca de las consecuencias que tienen todas estas alteraciones. Y paliar, en la medida de lo posible, todas aquellas que preveamos negativas (para nosotros y para el resto del ecosistema).

No, no porque la vida no acepte estos cambios de equilibrio. La Vida, así en mayúsculas, no existe. Es un mito. Llámalo Gaia, Madre Tierra, Pachamama. Vida, Madre Naturaleza. Da igual.

La Vida no es consciente. Es un conjunto de procesos inconscientes que no tienen opinión, ni voluntad, ni disposición sobre los cambios.

El planeta no decide (ni opina, ni puede hacer nada al respecto) sobre su grado de contaminación, población, temperatura, composición de la atmósfera, etc.
Homo Sapiens ha introducido todos estos cambios brutales en “La Vida” y la consecuencia “terrible” es que ha pasado de ser un mono imberbe asustado de la sabana africana, a colonizar todo el planeta y superar los seis mil millones de individuos. Como “castigo” es realmente extraño, siempre que midamos el éxito por un criterio numérico, claro.

A lo que me refiero es a que la consecuencia (el éxito o fracaso de una determinada conducta) no tiene que ver con la catadura moral que nos suscite la conducta humana, sino con su eficacia. No a que a “La Vida” le parezca o acepte mejor o peor los cambios, sino a que esos cambios ayuden o no a la proliferación de la especie.

Homo Sapiens ha matado a Dios. Ya no le hace falta. Ya no hay que rezar ni que sacrificar corderos a Dios para que mejore nuestras cosechas. La ciencia ha dado esas respuestas. Dios ya no es necesario. Si la ciencia pretende suplantar a Dios, dejará de ser ciencia.
Retomo la premisa inicial. Homo sapiens tiene no solo la capacidad, sino el deber de reflexionar sobre su incidencia en el medioambiente. Pero por una cuestión moral.
Sí. Moral. Porque tenemos moral. Y eso, que son juicios morales, no deben ser atendidos, ni resueltos por la ciencia.

Esos deben ser atendidos y resueltos por la Política o por la Religión, nunca por la ciencia.

Dices que la ciencia está desprestigiada por demasiada especialización y tecnificación que resulta ajena al ciudadano. No. La ciencia (en realidad, no la ciencia, sino la política) se desprestigia en el momento que suplanta a la política. Y pasa de emitir juicios de ser a juicios de deber ser. Nadie, en su sano juicio, duda de un neurocirujano cuando le dice que le va a trempar el craneo y quemarle un tumor. Y que me aspen si entiendo dos palabras de su puñetera de jerga.

Ahora, dudaré del primer neurocirujano que me diga que mi tumor ha sido generado por mi adicción a ver pornografía, a apostar en las carreras o que es un castigo divino por mi inagotable avaricia de querer producir más y más barato.

En definitiva, tu texto tiene un buen enfoque y un mal planteamiento. No es una cuestión de no hacer enfadar al Planeta, ni siquiera de agotamiento de recursos (pudiera, pero no es el caso de momento). Es una cuestión moral. De qué es lo correcto y qué no lo es. Pero a esas preguntas o inquietudes NO DEBE contestar jamás la ciencia. Ni siquiera debemos mezclarla (contaminarla) ni de una forma tangencial.

Esas preguntas deben ser contestadas en la política, en la ideología, en la religión. Pero no lo llaméis ciencia, por favor.

marod-a-jeronimo-2

NOTA: Políticamente, creo que hay que cambiar el modelo productivo e ir sustituyendo lo más rápido posible el uso de combustibles fósiles (lo digo para que veas que no estoy de acuerdo con Plaza…aunque en esto del clima me temo que tenga razón)

Nota (pm). Es una respuesta de Marod a esta entrada de Jerónimo:

La entrada de la sexta extinción cabrea a un Jerónimo

Originalmente estaba colgado como comentario ahí:

Jerónimo

jeronimo

Bueno, la verdad es que es la primera (y última, no os preocupéis) que visito esta web. Aun así, me veo en la obligación moral y científica de escribir un comentario para, si aun no convencer a nadie, poder mostrar mi opinión en vuestra vana e insustancial web. Me gustaría poder, en tan solo unos minutos, lanzaros una avalancha de pruebas que demuestran el cambio climático, la extinción masiva de especies, la sobreexplotación de los océanos, la deforestación y la contaminación de la que el ser humano es responsable. Me gustaría, pero no quiero. Y no quiero, no porque (tal y como algunos seguramente afirmaran) no existan tales pruebas, y tan solo venga con cuentos chinos. No. No quiero porque la cantidad de información disponible en casi cualquier sitio donde alguien quiera buscar, es sencillamente abrumadora. Tampoco quiero porque no hay mas ciego que aquel que no quiere ver, ni mas sordo que aquel que no quiere escuchar. Es natural en el ser humano negar aquellas ideas desagradables que nos hagan evocar peligros o desastres que no podemos evitar. Y es cierto que, desgraciadamente, no hay demasiada esperanza para que podamos evitar algo que ni si quiera podemos ver, y que tan solo un puñado de científicos locos previenen, tal como un pobre profeta viejo y chalado se pone a gritar en medio de la calle qué el mundo se acaba. Los científicos hoy en día no gozan de mucha credibilidad. Quizá es el precio a pagar por una mayor especialización científica, demasiado compleja y tediosa para que llegue al ciudadano medio. En cambio, a vosotros, a aquellos que simplemente niegan la evidencia agarrándose a clavos ardiendo en forma de datos sin demostrar en su totalidad (normalmente por falta de financiación, o voluntad política), o que ridiculizáis estudios serios realizados por cientos de investigadores en todo el mundo (porque es evidente que un puñado de blogueros fracasados son mucho mas inteligentes que gente realmente preparada que gasta su tiempo y esfuerzo, e incluso su capital, en intentar concienciar a la gente que desgraciadamente se cree vuestras patrañas), o que simplemente convencéis con vuestra burla y vuestro humor de mal gusto, sobre problemas reales que están sucediendo hoy en día y ponen de manifiesto la profunda ignorancia en la que se haya sumida esta sociedad… a vosotros, a vosotros si os creen. A vosotros os siguen, como a lideres religiosos que prometen paz y seguridad a cambio de fe, que afirman que no hay que preocuparse por nada y que todo va maravillosamente. Es evidente que vuestro mensaje arraiga simplemente por el hecho de que desea ser escuchado. Desean que sea cierto.

Y mientras, vosotros, que discutís la posibilidad de crear nuevas especies solo para justificar que se extingan las que ya existen, seguís en vuestra nube azul, creyendo que sois los únicos cuerdos en un mundo de locos. No puedo expresar el desagrado que me produce ver a gente tan perdida, tan atascada en la creencia de que el ser humano, con su infinita sabiduría y conocimiento, se librará de todas y seguirá su marcha por el mundo sin ninguna consecuencia. Con la seguridad de un necio caminando a través de un campo de minas. Porque claro, evidentemente, nada puede salir mal. Llevamos demasiado dentro ese espíritu del siglo XX, donde los grandes avances científicos nos pusieron a nosotros de nuevo como centro del universo. La especie imparable. Indomable. Indestructible. Como el Titanic saliendo del puerto con el orgullo de un dios traído a la tierra.

Pero lo cierto es que no dejamos de ser un bicho que se ha salido de su papel, que se ha puesto a hacer trampas (en un contexto evolutivo) y que ha alterado profundamente el equilibrio con una intensidad sobrecogedora. Lo cierto es que la vida no acepta demasiado bien esos cambios de equilibrio, y que si los acepta lo hace a regañadientes, y con tiempo y esfuerzo. Lo cierto es que nos iremos a tomar viento (por no utilizar una expresión más adecuada) y que al final, el que ria el último será el que no entendió el chiste. A buen seguro que al menos se aprenderá algo de todo esto, si es que queda alguien para contarlo, pero al fin y al cabo la evolución no es más que esto ¿no? ensayo y error.

Lo más gracioso es que es más fácil tumbar una teoría que construirla, y aquellos que no tienen capacidad para lo segundo, se entretienen con lo primero. Total, siempre se le puede buscar tres pies al gato, y realizar criticas destructivas con la intención de inflar el ego de aquellos que, básicamente, no tienen ni triste idea. Entiendo el porqué se crean este tipo de webs, y el porqué la gente las lee y se las cree. Entiendo el porqué hemos llegado a este punto y porqué la gente hace oídos sordos a los datos que tienen frente a sus narices. Entiendo todo eso y lo critico con conocimiento de causa. Lo critico porque, independientemente de que no duermas bien por ser un fracasado, alguien que se nombre a si mismo científico debe buscar la verdad, independientemente de que no sea de tu agrado. Y, sobretodo, lo critico porque emanas ignorancia y arrogancia en cada palabra de tus comentarios, y es increíble como tanta gente pueda leerte y seguirte siendo tan mentiroso como eres, Plazaeme.

Y esto es simplemente un mensaje dirigido a ti, personal y directo. No tengo intención de seguir el juego, tan solo quiero que sepas al menos lo que piensa un servidor, y lo que piensa mucha gente que seguramente lee este blog y pasa de largo, por ser una tanda de idioteces (menos mal). Borrarlo, denúncialo, censúrame o haz con ello lo que quieras. Poco me importa.Saludos.

Nota (pm). Nuestro amigo se ha puesto “Ánónimo” como apodo, pero yo prefiero llamarle Jerónimo.

Y tal vez convenga recordar  la entrada que tanto cabrea a Jerónimo, en la que cuelga el comentario original [–>] elevado aquí a entrada.

La “sexta extinción” en su contexto (es un mito)

Añadido para los comentarios (Jodeprinter).

tiempo

Página siguiente »