Cs


Pero antes de Ramón Jáuregui, un poco de RAE.

ganar

1. tr. Adquirir caudal o aumentarlo con cualquier género de comercio, industria o trabajo.

El PP ha perdido caudal de forma espectacular desde la última vez que en la que sí ganó. Pero esta acepción no es útil en este caso, porque cualquier mindundi de chichinabo puede aumentar el caudal, sin ganar las elecciones, y reclamar con ello el gobierno. La risa sería espectacular.

2. tr. Obtener un jornal o sueldo en un empleo o trabajo.

3. tr. Obtener lo que se disputa en un juego, batalla, oposición, pleito, etc. U. t. c. intr. Ganar al ajedrez.

4. tr. Conquistar o tomar una plaza, ciudad, territorio o fuerte.

5. tr. Llegar al sitio o lugar que se pretende. Ganar la orilla, la cumbre.

6. tr. Captar la voluntad de alguien. U. t. c. prnl.

7. tr. Lograr o adquirir algo. Ganar la honra, el favor, la inclinación, la gracia. U. t. c. prnl.

En todas estas acepciones está la idea de lograr algo, porque se supera un límite. Exactamente lo que no ha logrado el PP, que no está por sí mismo en disposición de gobernar. Ojo, no ya de superar la investidura, por ejemplo con una abstención del PSOE y Ciudadanos, sino de gobernar después.

8. tr. Aventajar, exceder a alguien en algo.

Sólo la octava acepción de “ganar”, y con la siete anteriores en contra, podría usarse para la carcajeante pretensión del PP de haber “ganado las elecciones”.

Y un poco de lógica antes de Ramón Jáuregui. Las elecciones en España, aun siendo una competición, no necesariamente producen un ganador. Porque nunca ha sido una competición para ver quién saca más diputados, sino para ver quién supera una barrera — solo o en compañía de otros. Y el PP, solo, está muy lejos.

Y ahora ya, Jaúregui:

La abstención del PSOE y Ciudadanos permitiría a Rajoy ser investido presidente en segunda convocatoria pero la primera cosa que enviará ese gobierno a las Cortes es la ley del techo del gasto, el plan de reducción de déficit, pendiente de la sanción europea, y los presupuestos de 2017.

¿Qué esperan los de “hemos ganado las elecciones”; una “legislatura abstencionista” completa de PSOE y Ciudadanos? ¿Y a santo de qué?

Como dice R.J., una abstención en segundas del PSOE para que gobierne un PP con 137 diputados no arregla nada. El PP tiene que elegir. O pacta con Ciudadanos algo que seguro que puede no ser demasiado alejado de sus propias propuestas, o pacta unas medidas de legislatura con el PSOE que necesariamente estarán muy alejadas de sus propuestas — y de lo que quieren sus votantes.

No es verdad, como dice el PP (pero también Ciudadanos) que “169 diputados no basten”. Eso puede que no permita una investidura con todos en contra, pero de sobra permite (y ha permitido antes de ahora) un gobierno estable. Si el PSOE prefiere nuevas elecciones que un gobierno muy factible con 169 diputados, las nuevas elecciones y la falta de gobierno hasta entonces serían responsabilidad del PSOE. Pero si el PP no pacta con Ciudadanos (o alternativamente pero más contra natura con el PSOE), sería responsabilidad del PP, o de Ciudadanos, o de ambos. O alternativamente también del PSOE, pero eso es mucho menos porque es la alternativa “no natural”.

 O sea, menos mirar al PSOE, y más mirarse a uno mismo. Me temo que Tóntez tiene razón.

Jáuregui:

Sr. Lobo (en Pulp Fiction)

– Hemos ganado las elecciones.

– Bien … no empecemos a chuparnos las pollas todavía.

Me encantan estos nuevos partidos políticos fantásticos; paridos y dirigidos por intelectuales pero con comportamientos -en algunos momentos decisivos- como de niño de teta. UPyD, y ahora Ciudadanos.

Pongamos la versión cínica, a ver si lo pillan. Imaginemos que ninguno de los cerebros de C’s cae en la tentación de pensar en algo diferente del interés del partido. O sea, nada de bien común, ni ética, ni leches. Navajeo y tira para adelante. E imaginemos también que no evitan las pulsiones más primarias y feas, como el odio. Y tendríamos que estarían condicionados por dos objetivos. Un odio fortísimo a Rajoy, que les ha hecho la puñeta con el canto del voto útil, y el amor desmesurado al poder de todos los animales que se dedican a la política. ¿Qué postura les convendría adoptar tras estas elecciones?

Parece clarísimo. ¡Apoyar la candidatura de Rajoy como presidente del gobierno! O sea, de momento un gran al lamelibranquio de plastilina, y antes incluso de que este abra la boca. Y las condiciones las dejas, de momento, en nebulosa. Regeneración blablabla. Hasta que el cuerpo electoral haya digerido que la formación de gobierno está a huevo y no hay ningún impedimento mayor para un pacto. Rajoy y Arriola encantados, porque ven que se van a comer a Ciudadanos — que su obsesión básica.

Y cuando llega el momento de la firma sacas la parida de la chistera. La primera medida del nuevo gobierno va a ser eliminar la inmunidad a todos los españoles, menos el Rey; eliminar la posibilidad de indulto a todo cargo público y a todo condenado por llevarse pasta pública; un agravante gordo a todos los delitos económicos cuando el dinero es público; y quitarle los indultos al gobierno, y dejarlos en manos de un organismo judicial independiente, elegido a sorteo entre los jueces.

Esto no quita el resto de medidas que Ciudadanos considere conveniente pactar. Jueces, educación, controles independientes, lo que sea. No sería más que un navajazo de última hora, por sorpresa. Pero se trata de un navajazo que le corta el cuello a Rajoy, sin quitarle la silla. Demostraría que el voto “inútil” era exactamente el voto más útil que había. Y dejaría a todo el choriceo del PP (y de PSOE) a los pies de los caballos. Y más espectacular; le dejaría a Rajoy completamente con el culo al aire. Como la esencia y compadre de toda la corrupción. Vaya, como lo que es. ¡Luis, sé fuerte!

con-el-culo-al-aire.png

El PP tendría imposible negarse a esa medida con una explicación razonable. También tendría imposible explicar por qué no la ha aplicado él por su cuenta, sin necesidad de los alicientes externos del voto inútil. Y es un mensaje que no necesita ninguna labor especial de venta, porque todo el mundo lo entiende a la primera. Riverita le habría metido un gol espectacular a los chorizos.

Por decirlo más claro. No hace ninguna falta llamarle chorizo, y hasta es contraproducente. Es mil veces mejor mostrarlo como tal sin usar el adjetivo.

Todos los objetivos quedarían cumplidos. Tanto los confesables como los inconfesables. Y después de la firma que Rajoy no podría evitar, la pregunta más impertinente: ¿Mariano, quién decías que ha ganado las elecciones?

Pero parece garantizado que se empeñarán en hacer las cosas al revés. No, no, y no; haciendo del compadre mayor del choriceo una víctima. Y sobre todo, haciendo de antisistema. Manda narices que no hayan aprendido la lección de Brexit.

Hace un tiempo que Girauta va tomando aspecto de Gorriarán. Esto es, no un simple cortador de cabezas al uso, sino un cortador de cabezas de chiste. Como el bombero torero es al torero.

eva-prats-y-giratuaran

Y parece que este campeón ha mejorado al maestro. Según dicen, va más allá. No se limita a bloquear a cualquier turista que ose criticar (o simplemente no adorar) a Su Ilustre Señoría. ¡Que va! El delito de lesa majestad es demasiado fuerte para castigarlo con un simple condón sanitario.  Hay que quitar la condición de ciudadanos a los díscolos. Y así, Girautarán “reporta” a los usuarios de Twitter que no bailan al son de su flauta, en vez de limitarse a “bloquearlos”. Se nota porque Twitter te exige dar unos pasos para recuperar el acceso a la cuenta, como cambiar la contraseña, confirmar el email, o proporcionar un número de teléfono.

girauta-reporta

Twitter tiene tres formas que permiten defenderse de alguien que le resulte molesto a un usuario.

  1. Silenciar. Sirve para que los “tuits” de alguien dejen de aparecer en tu cronología. Tú no los ves, pero él no se entera y sigue viendo los tuyos.
  2. Bloquear. Elimina toda interacción entre ambos. Como una barrera que hace que  cada uno desaparezca de Twitter para el otro. Y el otro se da cuenta de que no puede ver tus “tuits”. Como un caramelo para Gorriarán.
  3. Reportar. Es una denuncia de comportamiento abusivo. Está pensado para frenar a los que amenazan, acosan, o incitan a la violencia [–>]. También se puede denunciar por “spam”. Según algunos usuarios, Girautarán cree que está pensada para que Dios, o sea Girauta, pueda ahormar el mundo a su gusto.

Y aquí viene un experimento que se podría hacer a cuenta de este fenómeno de gatillo fácil y piel hipersensible. El abuso de denuncia es indudablemente un abuso de sistema. Y Twitter asegura que investiga los casos de denuncia de cuenta. Si lo han hecho bien, supongo que tendrán algún automatismo de respuesta ligera ante la denuncia, como ese de tener que recuperar la cuenta. Y que dejarán pasar el asunto si la cuenta no recibe más denuncias. O bien la cerrarán definitivamente si es algo muy recurrente. Tendría sentido que hicieran algo así.

Pero probablemente hayan pensado en el caso inverso. Que el abusador no sea el denunciado, sino el denunciante. Por ejemplo, que sea cierta la acusación de que Girauta se  dedica a denunciar cuentas simplemente porque le pregunten con educación lo que no le gusta que le pregunten.

girautaran-on-steroids

En ese caso en Twitter no verían una cuenta que recibe muchas denuncias, sino una cuenta que reporta demasiado alegremente. Abusando del sistema de denuncia, y usándolo para lo que no está pensado.

También puede que esto sea una exageración, y sólo se trate de unos cuantos casos anecdóticos que casualmente me han tocado de cerca. Mucha casualidad parece, porque no es nada normal denunciar una cuenta que no sea de “spam”. Yo creo que una vez bloqueé una cuenta de un filoetarra muy atascado conmigo, pero ni se me pasó por la cabeza denunciarla. Y esa es toda mi experiencia en este asunto.

También es verdad que Gatillo Fácil no me ha bloqueado ni denunciado a mi (¿todavía?), a pesar de haberle lanzado un anzuelo.

pm-giraurran

Pero por otra parte no parece muy normal un tío que se dedica a echarle rapapolvos a los abstencionistas (o sea, normalmente , yo).

girauta-y-abstencionistas.png

La próxima vez que me paren por la calle y me digan lo que tenemos que hacer yo preguntaré: ¿Usted fue a votar o no? Y si me dicen que no, me daré la vuelta y me marcharé

Lo mismo que en Twitter te bloquea. O te denuncia. ¿Denunciará también a los abstencionistas?

No seas animal, Girautarán. No ha muerto tanta gente por eso. Pero si lo hubieran hecho para que los playeros “pudieran” votar, no lo habrían hecho para que los playeros “tuvieran” que votar. Poder es la capacidad de hacer algo … o de no hacerlo. Y esa es la diferencia entre la libertad, y tú.

Hasta los cojones de los cafres en los partidos fantásticos.

Los meapilas laicos son tan deprimentes como los meapilas de siempre.

egocrata-nuez

elisa-nuez-tw

Bastante flipante, porque Elisa de la Nuez es -aparentemente- la gran ideóloga anti-corrupción de Ciudadanos. Y si estudia la corrupción, como se supone, podría poner ejemplos de marxismo cantinflismo o comunismo tropical libres de una corrupción a lo bestia. Para darle algún peso al argumento. Porque los partidos tipo PP, digamos en teoría de derechas y en la práctica socialdemocracia oportunista, son muy variables en corrupción. Incluso son susceptibles de mejorar en higiene. Pero los del kindergarten, no. Es un predictor excelente de corrupción. Y el motivo es evidente. Si tienes una fobia ideológica (no meramente práctica, de chorizo) por los controles, vas a acabar con lo único que puede frenar la corrupción. De 100 veces, 100. Así que Potemos garantiza la corrupción en mucho mayor medida que el PP, por mucho que el PP sea en este momento una panda de chorizos.

¿Quiere eso decir que Ciudadanos es tan infantil como para pensar que la corrupción depende de elegir buenas personas, en vez de buenos sistemas? Podría ser. En ese caso se empeñará en intentar expulsar a Rajoy, en vez de intentar obligar a Rajoy a hacer lo que no ha hecho. Y eso sería un gran error. Porque, ¿quién asegura que el sucesor de Rajoy va a hacer lo que Rajoy no ha hecho?

Curiosamente, Ciudadanos tiene mucha más influencia con 32 diputado que con 40. O más posibilidades de. Así que ahora sería importante que pensaran un poco antes de lanzarse, y le taparan la boquita a Elisa de la Nuez. El chorizo es un fiambre muy aprovechable. Porque como sólo piensa en sí mismo, es muy fácil de comprar. Mariano, borracho en el balcón de Génova y cantando victoria, es un chollo insuperable. Si podemos pensar que está dispuesto a pagar cualquier cosa con tal de seguir de presidente, es el momento de regalarle la presidencia a  cambio de una mejora de sistema. Los corruptos son muy útiles. Para comprarlos.

Lo que sí haría falta para una operación como esa es que el propio Ciudadanos esté más interesado en una limpieza real, de sistema y a largo plazo, que en la política espectáculo. Y eso está por demostrar. Mucha pinta no tiene.

El voto del miedo ha funcionado. Y no sé por qué nadie se sorprende ni se ofende por ello. El miedo es una herramienta básica de supervivencia. De las más importantes. Pero no hay ninguna garantía de que el miedo produzca voto PP. A mi me ha hecho votar a Ciudadanos, cuando no pensaba votar. Mejor que no se busque disculpas raras Riverita. Lo han hecho mal. Han querido aumentar el caladero, pero han perdido más de lo que han ganado. Y el voto del miedo puede tener que ver. Pero si el miedo vota PP, y no a ti, es culpa tuya. Espabila.

Estoy con García Domínguez en que el Brexit ha debido influir. No se cuánto, pero supongo que algo sí. Tal vez no poco. Porque no puede haber una muestra más gráfica de que el sistema no es tan estable como parecía, y que un número suficiente de Cantinflas es muy capaz de sacarlo de madre. Recomiendo su artículo en Libertad Digital:

Resumiendo. El chorizo sigue cotizando. A Dios gracias, porque es el momento de comprarlo a buen precio.

Añadido posterior (09:33). Este gráfico es interesante. Clic para explicación en ElDiario.es

ley-electoral

Añadido (11:17)

Este votante del PP contesta muy bien a los meapilas laicos:

 

Luis Bouza-Brey

riv2

 

Ciudadanos lleva una temporada con la brújula desviada: el malo de la eterna película de buenos y malos no es Rajoy, por haberse negado a presentarse a la investidura sin apoyos suficientes, sino Sánchez, por haber bloqueado toda posibilidad de pacto entre Constitucionalistas y buscar el apoyo de los populistas y la abstención pedigüeña de los nacionalistas.
Ciudadanos no puede presumir de haber evitado un Gobierno del PSOE con PODEMOS: Su gran demérito es haber fortalecido a un líder inepto en el PSOE y una política de exclusión sectaria en dicho partido.
Mientras Ciudadanos no corrija la desviación patológica de su brújula continuará recibiendo apoyos por debajo de los necesarios para iniciar la Regeneración, y corre el peligro de fracasar como proyecto.

Benegas y Blanco apuntan esta tesis en el artículo que sigue:

CIUDADANOS Y El 26J, ¿EL PRINCIPIO DEL FIN?

JAVIER BENEGAS y JUAN M. BLANCO en “Vozpópuli” del 14-5-16

Hay un ambiente de “naranjifobia” en parte del sector -digamos- fuera de la izquierda. Basado en un agravio comparativo que ven entre el trato que da Ciudadanos al PP, y el que da al PSOE. O más concretamente, a Rajoy y a Tóntez. Arcadi Espada, siempre brillante, lo expone de forma muy clara y sucinta. Lo único malo es que se lo cree.

Ayer, donde Ana Rosa, explicaba el portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, que su partido jamás apoyará un gobierno presidido por Mariano Rajoy. ¿Por qué? Porque se trata de Rajoy. El obstáculo no son las intenciones, el programa, la letra, en fin, del Partido Popular. El obstáculo es el hombre. La argumentación ad hominem es detestable en el ejercicio de la lógica, y una de las peores falacias escondidas en torno de los argumentos. Y en política no pierde nada de su carácter letal. Es sorprendente que C’s la utilice ahora, ellos que conocen con tanta crudeza hasta qué punto ha funcionado en su Cataluña de origen el veto ad hominem, la persecución al margen de las ideas y del debate democrático. Pero es sorprendente también por razones políticas: parece obvio que esa actitud de C’s favorecerá el repliegue orgulloso, defensivo, de votantes del Pp que tal vez habrían dado el voto a C’s, convencidos de que se trata de un partido racional y moderno, capaz de llegar a acuerdos por el texto de las políticas y no por sus encarnaciones más o menos simpáticas.

Yo no estoy de acuerdo con esa postura de C’s, pero es por motivos estéticos, no lógicos. Y el argumento no es lo que dice Espada. No es un “argumento ad hominem”

De Wikipedia [–>], sin ir más lejos:

Una falacia ad hominem tiene la estructura siguiente:

  • A afirma B;
  • hay algo cuestionable (o que se pretende cuestionar) acerca de A;
  • por tanto, B es falso.

Pero el argumento de Ciudadanos tiene esta otra estructura, nada similar.

  • Ciudadanos quiere atacar la corrupción en la política. (Te lo puedes creer, o no, pero es un punto de partida válido).
  • Innumerables hechos confirman que Rajoy nunca ha hecho nada contra la corrupción en su partido, pese a proclamar lo contario. (Cierto).
  • Por tanto Rajoy no es alguien del que C’s se pueda fiar para atacar la corrupción en la política. (Conclusión estrictamente cierta, y que se desprende de las premisas).

Por no mencionar el problema de firmar un acuerdo con alguien que ha incumplido espectacularmente su acuerdo más sagrado: las promesas electorales.

Arcadi no da una. El “argumento ad hominem” consiste en deprestigar a alguien, y demostrar que su porposición es falsa a través de ese desprestigio que no tiene nada que ver con la proposición. Pero aquí el desprestigio viene de las acciones de Rajoy, que están directísimamente relacionadas con lo que afirma. Sus acciones y sus afirmaciones son estrictamente incompatibles. Por ejemplo: Luis, sé fuerte. Que en cualquier país “decente” hubieran finiquitado la carrera política de un campeón de ese calibre.

Ni idea de si esa acción de C’s “favorecerá el repliegue orgulloso, defensivo, de votantes del PP”. Puede que sí. Pero aquí lo relevante sería cuántos de los que han votado, o pueden votar al PP, son “votantes del PP”. Y más importante: ¿cuántos son “votantes de la Marianidad”?

El presumible objetivo último de Ciudadanos es muy legítimo, aunque la forma no es muy guapa. Descabezar al PP, al que Mariano ya se ha encargado de quitarle cualquier cabeza con ideas o principios, y así comerle buena parte de la tostada. Pero es que lo está provocando el PP, con un muerto viviente como puntal (y todo) del partido.

¿Y con Tóntez, por comparación? Bueno, Tóntez nunca ha escrito -Luis, sé fuerte-. Que se sepa. ¿Quién es aquí el tonto de verdad? ¿El que escribe lo que no se puede escribir, o el que evita hacerlo? Y Chaves y  Griñan están desaforados, precisamente … ¡por Ciudadanos! Y Potemos no tiene Canal Sur, precisamente … ¡por Ciudadanos! No entiendo ese supuesto desequilibrio.

Seguro que hay muchos motivos para que muchos estén descontentos con Ciudadanos. Yo mismo los tengo. Pero este no es uno de ellos. Imposible desde lo “racional y moderno”, como propone Espada.

Por lo menos Ciudadanos hace estas cosas. Preocuparse y pensar; y algunos de ellos incluso estudiar y proponer. Probablemente la educación sea uno de los asuntos más clarificadores de las intenciones de los partidos políticos. Y canta la cosa. El PP quiere hacer peperitos; el PSOE, psoecitos; y Potemos, potemitos. Y están luego las discusiones como de patio de colegio. Unos que quieren que los que tienen capacidad de alcanzar la excelencia puedan hacerlo, como si el resto no existiera; y otros que quieren que todos sean iguales, como si eso fuera posible, o hasta deseable.

Ciudadanos ha organizado un acto / charla con Jose Antonio Marina. Muy bien elegido. Tal vez quién más ha avanzado en España en el problema de la educación y en la necesidad de un pacto educativo. La Universidad Antonio de Nebrija le ha encargado la redacción de un Libro blanco sobre el Pacto educativo, y el proyecto se puede ver en la web de Marina:

Os dejo el video del acto de Ciudadanos. Oportunamente cortado, y sin la paja. Y así pasa de 51 a 34 minutos. Que significa sin la intervención de los que no decían nada relevante. El presentador; una escritora muy agradable y parlamentaria de C’s; y Albert Rivera. Confieso que a Rivera ni siquiera me he tomado la molestia de escucharle,  pero bastaba verle mientras intervenían los demás para saber que no tenía nada que decir. Cosa más que previsible, por otra parte.

El vídeo tiene algunos “tirones” y silencios. Está así el original en Youtube, no se puede hacer nada.

Destacaría algunos puntos que señalan tanto Marina como Garicano, en los que coinciden todos los expertos de fuera de los partidos políticos, de la “comunidad pedagoga”, y de los sindicatos.

– La importancia esencial de la calidad de los profesores y la medición de sus resultados. Y su puesta al día permanente, que no pueden hacer por sí solos.

– La calidad y especialización de los equipos directivos de los centros.

– La libertad de acción de los centros.

– En el caso de España, además, la reducción del currículo.

Sólo con eso sospecho que ya tienes a toda la comunidad educativa en contra, y a casi toda la comunidad política.

Marina ha incidido en los problemas previos inevitables. Que divide en problemas ideológicos, problemas idiotas, y problemas técnicos. Los problemas técnicos se resuelven de una manera técnica. Los problemas idiotas no son problemas, sino confusiones. Como la pelea calidad / equidad, o la pelea entre educación comprensiva y diferenciada. Y los ideológicos -religión, putas lenguas, anticapitalismo, cosas- son irreductibles.

Garicano sugiere ponerse de acuerdo en estar en desacuerdo para los problemas irreductibles. Pero eso parece más fácil de decir que de hacer. Porque irreductible suele querer decir, precisamente, no aceptar el desacuerdo y preferir el garrote. Es lo que ha quedado menos claro. Pero es justo donde más nos gusta liarnos a los españoles. Bueno, si olvidamos a los sindicatos y su horror a la competencia.

En resumen. Muchas gracias a Ciudadanos; por pensar, por trabajarlo, y por presentarlo. Parece tener como dos almas. El alma de las ocurrencias y el alma de Garicano. La versión optimista sería que la parte del alma de las ocurrencias no es peor que el resto de partidos, y la parte del alma de Garicano le da mil vueltas a todos los demás. De la versión pesimista, hoy no tengo ganas.

Marina y Garicano (31 min.)

 

El que lo quiera con la paja, líder, “show”, tiene a su disposición la versión entera (51 min.):

Añadido para la discusión (CSC):

Documento:

pisa-privada-publica-corregida

pisa-privada-publica-sin-corregir

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.009 seguidores