crisis


 

riv1

 

Luis Bouza-Brey

Lo peor de todo, en la propuesta de reforma constitucional de Ciudadanos, es que parece un brindis al sol, hecho para defraudar a los que les apoyábamos. Ciudadanos no sólo participa en el circo, apoyando a un inepto, en lugar de intentar echarlo, sino que además presenta un proyecto de reforma constitucional que es una sarta de ocurrencias deslavazadas, sin hilo conductor:
¿A quien se le ocurre defender la Regeneración sin proponer la reforma del sistema electoral?;¿resulta de enorme trascendencia para el sistema la ocurrencia de la iniciativa popular?;¿es bueno que se supriman las Diputaciones cuando en muchas partes de España cumplen funciones importantes insustituibles?;¿qué dicen del Estado autonómico, que se quede como está? Finalmente, lo de la limitación de mandatos del Presidente del Gobierno es una tontería… O lo sería, si no fuera necesario gracias a Pedro Sánchez. Parece una propuesta ad hominem, por si acaso.

En fin, la propuesta de Ciudadanos es un despropósito, una expresión suprema de inepcia. Si no es un paripé para salir del paso, no le encuentro sentido. Pero con el proyecto de Regeneración no se juega. Me han defraudado, radicalmente.

 

caos

 

CAOS

 

Luis Bouza-Brey

Pablo Sebastiàn analiza hoy en “República” el laberinto español, un dilema circular y sin solución al que nos ha conducido la política del PSOE, al autorizar a Pedro Sànchez a promover el caos, pues la resultante de intentar formar un Gobierno de batiburrillo, con 90 escaños de 350, es el caos previsible que va configurándose, y ante el que toda la morralla antisistema abre sus fauces babeantes.
Sánchez, el PSOE, España y la libertad se desmoronan sin que nadie sea capaz de coger el timón y señalar el rumbo, mientras desde el fondo revuelto del resentimiento popular ascienden los hedores del “cul de sac” de meonas, coños sacrílegos, brotes sediciosos, izquierdismos tercermundistas, apologías del terrorismo, redes de corrupción y demás miasmas de descomposición.
Lo que queda de sensatez en el pueblo español asiste atónito al derrumbe de la esperanza y la inundación catastrófica de gentuzas y basuras liberadas por el aprendiz de brujo del supuesto líder del PSOE, que con su inconsistencia e inepcia nos conduce a todos al suicidio.
Frente a tamaña descomposición y putrefacción no hay más salida que abortar de raíz la intentona caótica de Sánchez: ni el PSOE ni Ciudadanos pueden dejarse llevar al suicidio, inanes, desquiciados con la falsa ilusión de que la situación política actual tiene otra salida que unas nuevas elecciones en las que el pueblo español contemple de una vez el caos que se ha montado y vote con más solvencia. Y si ni ante una nueva oportunidad es capaz de abrir los ojos, vayamos arriando los botes salvavidas de un navío que se hunde irremisiblemente. Nuestra próxima reencarnación como país será en otro Mundo. En el tercero.

A mi sólo me queda confirmar mi pronóstico de hace unos meses:

EL PROBLEMA ES EL PSOE. COUSAS A 21-12-15

Luis Bouza-Brey

http://www.lbouza.net/ESPANA/lb211215.htm
“…El PSOE de Pedro Sánchez, con su cordón sanitario frente a PP, su inepcia para plantear una alternativa al PP de Rajoy, su radicalismo izquierdoso y sus alianzas bolivarianas, ha vuelto a caer, cediendo hegemonía a Podemos.
Ahora intentará formar gobierno con Podemos, mareas y nacionalistas, creando un batiburrillo mayoritario pero demencial, que volverá a embarrancar la economía, regalará más poder al nacionalismo étnico, será incapaz de poner en marcha una reforma constitucional aceptable, nos alejará definitivamente de la Unión Europea, y acabará como el rosario de la aurora en breve plazo.
Gracias al PSOE de Sánchez, en un año estaremos mucho peor que ahora, y será preciso convocar nuevas elecciones ante el caos que habrá desatado…”

 

Vean como contempla Pablo Sebastián el dilema de España:

“Así está el problema irresoluble de PP, PSOE, Podemos y C’s”

PABLO SEBASTIÁN en “República” del 20-2-16

http://www.republica.com/el-manantial/2016/02/20/asi-esta-el-problema-irresoluble-de-pp-psoe-podemos-y-cs/
“…eso mismo que ha rechazado el PSOE devolviéndole a Podemos sus falsas cartas de amor llenas de tachones y rectificaciones, como lo ha subrayado su portavoz parlamentario Antonio Hernando, lo que va a provocar el estallido de la reunión de los ‘cuatro de la izquierda’ que ha propuesto inocentemente Alberto Garzón, a quien Iglesias corteja y deja hacer para meter en el zurrón electoral de Podemos el millón de votos de IU. Y es esa perspectiva de unión electoral entre Podemos e IU, que suma mas de seis millones de votos y dejaría al PSOE como el tercer partido nacional en unas nuevas elecciones, lo que aterra a Sánchez porque en ese momento su liderazgo en el PSOE estaría acabado y su sucesora en ciernes Susana Díaz sí pactaría la gran coalición PP, PSOE, C’s, con o sin Rajoy.

Todo ello conduce a la desesperación de Sánchez porque con C’s –si es que finalmente le prestan sus votos en la investidura- no logrará salir elegido presidente, y si avanza por el pantano de Podemos corre doble riesgo: o se le subleva el Comité Federal del PSOE; o cae en las redes de Iglesias, su pretendido vicepresidente del Gobierno.

Albert Rivera medita en la cuarta esquina con su discurso constructivo pero a la vez peligroso para C’s porque corre el riesgo de votar a favor de Sánchez el día 5 y teme que ello solo sirva para estigmatizar a C’s como partido apéndice del PSOE de cara al posible adelanto electoral…”

Luis Bouza-Brey

(Este comentario es una continuación de mi artículo “El problema es el PSOE. Cousas a 21-12-15”
http://www.lbouza.net/ESPANA/lb211215.htm )

 

psoe2

 

 

Los tres artículos que hoy comento, de Jesús Cacho, P. J. Ramírez y Jorge Vilches, ponen los puntos sobre las íes de lo que constituye el problema esencial de España hoy: el problema de un régimen corrompido, que necesita ser refundado y reformado, y el problema de que uno de sus pilares esenciales, el PSOE , vuelve a enloquecer ochenta años después de su último episodio esquizofrénico, sumergièndose en un delirio de desconexión de la realidad, abducción por los mitos ancestrales derivados del espíritu de secta falsamente superior, e irresponsabilidad absoluta ante las consecuencias de sus actos para España.
Si el PSOE no incorpora la salud democrática a su conciencia, España está condenada al fracaso de la libertad.
El PSOE delirante de hoy es un magma informe del que emergen el sectarismo, la demagogia, la irresponsabilidad de sus dirigentes y la anomía cívica de sus militantes. Mientras ambas patologías no se superen sincrónicamente, el PSOE agoniza, y España también.

España en el banquillo

JESÚS CACHO en “Vozpópuli” del 11-2-16

http://vozpopuli.com/analisis/75883-espana-en-el-banquillo
Lo que el PSOE nos debe desde hace 80 años

P. J. RAMÍREZ en “El Español” del 14-2-16

http://www.elespanol.com/carta_del_director/20160213/102189782_20.html
Por qué Podemos puede sustituir al PSOE

JORGE VILCHES en “El Español” del 17-2-16

http://www.elespanol.com/opinion/20160216/102859714_12.html
ADDENDA: Por cierto, echo de menos a Besteiro, en la ilustración de Javier Muñoz.

Luis Bouza-Brey

Comentario a José Oneto: “Negociaciones bajo el síndrome del miedo a una nueva recesión” (ver más abajo)

 

 

sanchez-1

 

 

 

 

Estos días todo va muy rápido en la superficie, y todavía no se decantan con claridad expectativas de acontecimientos futuros. Por ello, llevo varios días esperando a publicar este comentario o cambiarlo, aunque creo que ya le ha llegado la hora, y ahí os lo dejo, pese a que los rumores de pacto entre Sánchez e Iglesias modifiquen algún matiz de la situación.

Me parece interesante el artículo de referencia de José Oneto sobre las circunstancias que se van desencadenando en torno al proceso de investidura.
No habla de la matemática parlamentaria, que no da para mucho margen de maniobra por parte de Sánchez, lo que a uno le hace sentirse optimista y concebir expectativas de que la locura y estupidez no arraiguen.
Por eso, creo que, o Sánchez es más mentecato de lo que parece, o todo es un paripé para preparar las siguientes elecciones, aunque opino que todo este cambalache va a producir el suicidio del PSOE y el ascenso de Podemos. O, en el peor de los casos, en el supuesto de una investidura de Sánchez, se va a producir el mismo suicidio, después de un corto período de un Gobierno inviable.
Sí militantes y dirigentes del PSOE no se despabilan se van a ir al infierno… Pero el país también.
Y ni Felipe González ni Susana Dìaz parecen tener claro que, o dan un golpe de timón, descabalgan a Sánchez y lo sustituyen, o el PSOE está condenado a una muerte cada vez más próxima: si no hacen nada por miedo a la división del partido, dejan a éste al pairo, sin liderazgo, y provocarán el abandono de un amplio sector de votantes, que se irán a la abstención y/o a Ciudadanos, como ya ha empezado a suceder. En cambio, si emprenden la operación de reemplazo de Sánchez, y animan el liderazgo del Partido con una nueva orientación hacia los pactos de Estado posteriores a unas nuevas elecciones, a partir de un nuevo liderazgo en el PP y el PSOE, y la formación de una coalición o pacto parlamentario de los partidos constitucionalistas para emprender una política de Regeneración y Reforma constitucional, el PSOE tendrá posibilidades de no perder el liderazgo de la izquierda y ayudará a la terapia de salvación del régimen constitucional del 78, encerrado en estos momentos en un laberinto de bloqueos recíprocos que lo incapacitan para superar la agonía.
¡Ah, y no empiecen a olvidarse el cambio del sistema electoral, que es lo más importante, aunque aparenten no verlo!
Vean:

“Negociaciones bajo el síndrome del miedo a una nueva recesión”.

JOSÉ ONETO en “República” del 10-2-16

http://www.republica.com/viva-la-pepa/2016/02/09/negociaciones-bajo-el-sindrome-del-miedo-a-una-nueva-recesion/

Vean también:

Susana Díaz, segundo asalto

CARMEN TORRES en “El Mundo” del 7-2-16

http://www.elmundo.es/andalucia/sevilla/2016/02/07/56b63afc268e3edb138b45a1.html
La catadura de Felipe González

EDITORIAL de “Libertad Digital” del 12-2-16

http://www.libertaddigital.com/opinion/editorial/la-catadura-de-felipe-gonzalez-78103/

Nadie sabe lo que va a pasar

PABLO SEBASTIÁN en “República” del 13-2-16

http://www.republica.com/el-manantial/2016/02/12/nadie-sabe-lo-que-va-a-pasar/
V

Luis Bouza-Brey

(Este artículo es una continuación de otro de hace unos meses: “DEMOCRACIA ESTÚPIDA. COUSAS A 19-7-15, http://www.lbouza.net/ESPANA/lb19715.htm )

España es una “democracia” plagada de oligarcas corruptos, que no se defiende de sus enemigos internos, ni posiblemente tampoco de los externos, cuando la yihad comience sus razzias por estos barrios.
Una democracia estúpida en la que muchos jueces prevarican por activa y por pasiva, en la que las Universidades son un mundo aparte e inerte, los intelectuales callan como muertos y los miembros del “star system” siempre hacen el payaso.
Una democracia estúpida plagada de “buenistas” e ineptos, en la que el monopolio de la fuerza no sirve para imponer la ley, sino para impulsar la anarquía.
Una democracia estúpida que se define como Estado de Derecho y donde cada uno hace de su capa un sayo, mientras los tribunales resultan inútiles por caros, tortuosos y lentos para el ciudadano.
Una democracia estúpida en la que el etnicismo y el sectarismo se han consolidado como el modo de percepción política “correcto” y cerril de amplios sectores de la población.
Una democracia estúpida en la que un Gobierno con mayoría absoluta ha dejado pudrir la situación de crisis institucional, omitiendo la acción debida con una pasividad delictiva.
Una democracia estúpida en la que el mayor partido de la oposición va degradándose y degradando su liderazgo año tras año hasta alcanzar cotas de estupidez, sectarismo e hipocresía impropios de una sociedad europea moderna.
Una democracia estúpida que va cediendo legitimidad a neocomunistas bolivarianos dispuestos a derruirla.
Una democracia estúpida, en fin, que se suicida ante nuestros ojos sin que nadie dé un volantazo para recuperar el rumbo.

Luis Ventoso retrata en el artículo que sigue algunos aspectos de esta estupidez colectiva que él atribuye a falta de responsabilidad, pero que es algo mucho peor: es incapacidad para ejercer la libertad. Probablemente estemos condenados a un destino muy triste, cuando la descomposición “madure”.

Vean a Ventoso:

Alegría, Alegría

LUIS VENTOSO, ABC 04/02/16

http://paralalibertad.org/alegria-alegria/
Un día cualquiera en la España de la Segunda Transición

FEBRERO en la alegre España de la Segunda Transición. Hernández Moltó, un cachondo de bigote cano, socialista, economista, exconsejero de Economía de Castilla-La Mancha y presidente diez años de la caja de ahorros local, le suelta al juez que él ni flores de lo que pasaba en la entidad. «Yo allí era solo un animador sociocultural, la reina madre», dice el pájaro a los magistrados. Hasta MAFO, el Stevie Wonder de la supervisión bancaria, percibió que estaban trucando las cuentas groseramente. En 2008, Moltó y sus bucaneros declararon beneficios de 29 millones, pero en realidad había pérdidas de 182. El desmán acabó en intervención y un rescate de 9.000 millones para una caja de pueblo. Moltó, el presi, explica que él no se coscaba del pufo, porque sus misiones eran otras: las croquetas, el chófer y el chalaneo.

El Tribunal Superior de Cataluña concluye que la declaración de independencia del Parlamento catalán fue ilegal e inconstitucional, pero nunca un delito. España, siempre innovando, se convierte así en el primer país del mundo donde maniobrar desde una institución del Estado contra la existencia de la propia nación sale gratis.

Rita Barberá, de locuacidad vivaracha durante sus 24 años como alcaldesa de Valencia, enmudece súbitamente cuando aflora la roña que la circundaba. En 24 años al mando, esta dama bondadosa y naif jamás vio nada sospechoso. Tampoco se le ocurre renunciar a su escaño-homenaje en la Cámara-Spa (el Senado) y habrá que esperar a que su partido, con su ya legendaria diligencia contra la corrupción, la extraiga con fórceps.

En la farándula, una tal Barei, cantante ignota y eurovisiva, avisa de que en el festival no cantará en español «ni de coña», que a ella, madrileña, le pone el inglés. El español, el segundo idioma del mundo, no sirve para captar la lírica de la tonadillera soul (que no rascará pelota, «porque fue la mejor, desde luego, pero en las votaciones hubo una conjura letal de rusos, balcánicos y malteses»).

Tras 37 años con Ángel María atornillado en la Federación de Fútbol, el Consejo Superior de Deportes despierta y decide al fin echar un ojo a sus papeles, no vaya a ser que el compinche de Blatter y Platini sea lo que parece. Los futbolistas de élite reciben aplausos del público cuando van a declarar por robar al fisco (el mismo delito de Urdangarín) y doña Manuela libera a Madrid del recuerdo de ocho pérfidos religiosos católicos, a los que hubo que asesinar por píos al comienzo de la Guerra Civil. El pertinaz Sánchez quiere ser presidente sin ganar las elecciones, con 90 diputados, el peor resultado del PSOE, y encamado con comunistas y separatistas. Rivera acredita la esterilidad de su bisagra y Mariano no se da por aludido cuando está a punto de que le adelanten por la izquierda y cuando su partido flota en la corrupción. España se hace el harakiri siendo el país de la UE que más crece, y, a lo lejos, Alonso calienta motores y anuncia que se va a salir (preludio inefable de otra campaña de rajadas contra los torpes ingenieros japos y los taimados mecánicos ingleses, que no acaban de cuajar un bólido acorde a su talento). España. El país donde la responsabilidad no existe.

Pueden consultar también “LA GRAN FELONÍA”, de ALEIX VIDAL-QUADRAS en “Vozpópuli” del 7-2-16:
http://vozpopuli.com/blogs/6921-alejo-vidal-quadras-la-gran-felonia

 

lideres3
Lo malo de la situación creada por Sánchez es que o hay Gobierno presidido por él con Podemos, o Gobierno presidido por él con apoyo de Rivera y abstención de Rajoy, o elecciones en las que sube peligrosamente Iglesias…
Todas ellas salidas negativas para el país, pues aunque la segunda parezca lo malo de lo peor, no parece probable ni justo que ahora el PP tenga que abstenerse para que Sánchez haga lo que no le ha permitido hacer a Rajoy. Por otra parte, poner a gobernar a semejante mentecato una situación tan endiablada como la presente es la manera más eficaz de asegurar el desgobierno, haga lo que haga Rivera, que en último término sólo tendría la posibilidad de dejar el sitio a Iglesias, mediante nueva coalición o mediante elecciones.
¿Aún no ha percibido el PSOE, ese partido responsable del suicidio al que nos conduce su inepcia, de que el que sobra es Sánchez?¿Aún no ha comprendido el PSOE que no puede basar su política en el veto al PP y la promoción de un líder incapaz?
¿Para qué existe la moción de censura en el Comité Federal?¿para qué existe la desafección al Secretario General de una parte del Grupo parlamentario?
Cuando llegue el Congreso del Partido será tarde, y el suicidio del PSOE nos suicidará a todos. ¡Estúpidos!
Pero también Rivera se equivoca si cree que el apoyo a Sánchez para evitar a Iglesias es una salida menos mala que las otras dos: a medio plazo dará lugar al suicidio del PSOE y de CIUDADANOS.
La única salida es descabalgar a Sánchez, y cuanto antes: en mayo-Junio, el PSOE estará derrotado frente a Iglesias en unas nuevas elecciones. Y Rajoy y el PP que no confíen en el voto del miedo, que probablemente sea más débil que el voto del asco.

sanchez

Luis Bouza-Brey
El artículo de Rodríguez Ibarra que hoy comento es importante, por defender ideas democráticas esenciales frente a los nacionalistas y ante a una dirección del PSOE que, por intereses particulares, intenta pactar con ellos.
Pero en el PSOE, hoy, anidan dos errores más, que, junto con el anterior, son mortales de necesidad para el PSOE y para España: el primero de ellos es la creencia en que el cordón sanitario anti PP, y la exclusión de la derecha democrática del sistema, es más democrática y más “de izquierdas” que la cooperación con ella ante una situación de emergencia nacional como la actual.
El segundo error mortal es pensar que inclinarse a la izquierda, y alejar al PSOE del centro, a la busca de una coalición de batiburrillo con extremistas e independentistas, permitirá recuperar la hegemonía en la izquierda y en el sistema político, cuando lo que sucederá será que el PSOE perderá hegemonía y legitimidad a chorros, y la resultante será un gobieno débil e inestable, de escasa duración y que abrirá la Caja de Pandora a patologías sistémicas hasta ahora semi contenidas, destruyendo la unidad, estabilidad e integridad del país.
La consecuencia de estos tres errores será la destrucción del PSOE y el inicio de un período de derrumbe del sistema político español y de inestabilidad caótica de España que hará fracasar de nuevo la libertad en nuestro país.

Vean lo que dice RODRÍGUEZ IBARRA:

SA­CAR­LES DE SU ERROR
JUAN CAR­LOS RO­DRÍ­GUEZ IBA­RRA , EXPRE­SI­DEN­TE DE LA JUN­TA DE EX­TRE­MA­DU­RA
‘ABC (1ª Edición)’ – 2016-01-16

http://paralalibertad.org/sacarles-de-su-error/

EL PSOE VUELVE A INTENTAR SUICIDARSE. COUSAS a 9-1-16
Comentario a “Fíate de Susana”, de Luis Ventoso, en “ABC” del 9-1-16
La Resolución del Comité Federal del PSOE de días atrás es bastante pobre de ideas y rica en incoherencias. Pero, además, solamente prohíbe apoyar un Gobierno del PP, y no un Gobierno o pacto parlamentario de coalición PP-PSOE-CIUDADANOS en cuya coalición PSOE y Ciudadanos sumarían 130 diputados, junto a los 123 del PP.
Pero además de la pobreza de la resolución mencionada, lo que se observa es una falta de orientación y criterio del propio partido y sus dirigentes, que siguen discurriendo acorazados en su sectarismo antidemocrático y su carencia de perspectiva sobre el Interés General y el Sentido de Estado: rechazar el apoyo al partido que ha obtenido más votos para forjar una alianza ” de izquierdas” compuesta por un batiburrillo de minorías incoherente y ominosa es una simpleza que no tiene más explicación que el cerrilismo anti PP y el interés personalísimo de Sánchez por no verse obligado a dimitir, perdiendo un liderazgo del PSOE y una candidatura a la Presidencia del Gobierno que no ha sabido ganarse por su incoherencia y cortedad de miras.
Pero el PSOE, y sus todos sus dirigentes más destacados, optan por la estupidez estratégica y la cortedad del liderazgo de Sànchez, iniciando el camino final hacia la desaparición, por defraudar a sus votantes y fortalecer a su inmediato rival en la izquierda, personificado en un Podemos que crece gracias a la política de alianzas del PSOE de Pedro Sánchez, Susana Díaz y Felipe González.
El PSOE acaba de cometer su último error, que canalizará a numerosos votantes hacia el PP y hacia PODEMOS, cuando el gobierno de batiburrillo resulte imposible de configurar, o se rompa poco después de nacer, o se convoquen elecciones a consecuencia del fracaso de Sánchez.
Si, como parece, Susana Díaz, Felipe González, y los barones anteriormente críticos con Sánchez, han dado un giro oportunista y cobarde, ya pueden despedirse de sus posiciones políticas en las Cortes y Comunidades Autónomas.
Ciudadanos debería recuperar la estrategia de la lucha por la Regeneración, contra la corrupción y a favor de la reforma electoral y constitucional, aunque tenga que seguir ese camino solo, como hacía todavía hace pocos meses. Y ojo con pactar con el PSOE, cuyo contacto contamina con olor a cadàver político. ¿ Queda solamente el PP como posible socio de Regeneración, si decide cambiar un liderazgo achicharrado?
La situación se va a complicar, pese a que hubieran sido mucho más potencialmente positivas las perspectivas evolutivas con un gobierno o pacto de coalición PP-PSOE-CIUDADANOS que con un GOBIERNO DE BATIBURRILLO como el que intentará configurar el PSOE.

Vean lo que dice Luis Ventoso:
FÍA­TE DE SU­SA­NA

LUIS VENTOSO en “ABC” DEL 9-1-16

El gran sen­ti­do de Es­ta­do ha du­ra­do tres te­le­dia­rios

SI Susana Díaz me vendiese un coche usado, saldría zumbando al concesionario de al lado a buscar algo más fiable. Su todavía corto periplo por la primera línea permite ir calándola: palabras razonables y solemnes, expresadas con un tono grave y muy sentido; ínfulas de gran esperanza blanca, que va a tomar el mando para devolver al achacoso PSOE a la cordura centrista… Y al final, envainada por todo lo alto, cornetín de retirada y una más en la inanidad del post-zapaterismo.
Su papelón en este arranque de año ha sido fino. Primero sale a escena como garante de la sensatez institucional, advirtiendo con razón a Sánchez de que con su calamitoso resultado no puede pretender gobernar con Podemos. Incluso se pone rufa y amaga con convocar el congreso del partido, dando a entender que planea descabalgarlo. Pero ayer se desinfla y sale a apoyar que Pedro el Luso negocie con Podemos, en una sopa de letras que incluso exigirá el pasteleo con los separatistas.
Para hacer decoroso su giro, Susana advierte, con esa solemnización de lo obvio que es marca de la casa, que la unidad de España será sagrada en las negociaciones. ¡Solo faltaba! El PSOE, aunque esté hecho un cromo, es todavía un partido constitucionalista y el que más tiempo ha gobernado. Pero el problema real del susanismo y el sanchismo es mucho más grave y sencillo: una espectacular falta de ideas. Carecen de una alternativa económica. Todo se reduce a sobadísimas frases hechas que no significan nada («España necesita un Gobierno progresista») y a un enojado y faltón «no a Rajoy», el presidente que se ha cargado nuestra democracia y nuestros servicios sociales (latiguillo que jamás se concreta con datos). Se soslaya además un detalle: cuando gobernó, el PSOE se plegó al catecismo alemán, privó de pagas a los funcionarios, congeló las pensiones y –acertadamente– fijó un techo constitucional de gasto.
En política, como en la ciencia de laboratorio, todo lo que se puede hacer al final acaba haciéndose. Sánchez, que sería Einstein si su ego se transmutase en neuronas, va a intentar a toda costa dormir en La Moncloa, con Podemos y con quien haga falta. Si ya gobiernan con Iglesias en ayuntamientos y comunidades, si fueron socios del BNG y ERC en Galicia y Cataluña, ¿se van a poner escrupulosos ahora con Podemos? No. Pero será su dulce suicidio. Aliarse con Podemos supone aceptar el intervencionismo, la aversión al mundo de los negocios, una política fiscal abrasiva para los que se esfuerzan, el descontrol del gasto público y abrir grietas en la unidad de España. El PSOE se alejará de lo que intentó ser cuando nadaba en votos, un partido socialdemócrata europeo. Pero si la cosa va de izquierda cañera, el electorado preferirá la versión original: Podemos. Iglesias, mucho más inteligente que Sánchez, aspira a laminar y sustituir al PSOE.
Dar el plácet a Rajoy arrostraba riesgos para el PSOE ante sus votantes más ideologizados. Pero cortejar a Podemos, Susana, es tirarse de cabeza al Guadalquivir desde las almenas de la Torre del Oro. Qué planazo el de Pedro el Portugués, sacrificando a su mayor gloria la estabilidad de su país. Ay, Susana. Ay, Felipe… el que siempre calla justo cuando toca hablar.

 

Luis Bouza-Brey, 5-1-16

Los padres constituyentes del 78 intentaron crear una fórmula para satisfacer a los nacionalismos periféricos, incorporándola con deficiencias y ambigüedades a la Constitución. Desde entonces, el cretinismo buenista ha seguido la pauta de la mutación constitucional para seguir intentando satisfacer al nacionalismo étnico, obteniendo también el desprecio de aquél y el fracaso de sus aparentes logros e intenciones. Ahora, con el etnonacionalismo transformado en separatismo sedicioso, los populistas intentan adaptarse a él abriendo la vía de agua de la supresión de la soberanía del pueblo español y el otorgamiento del privilegio decisorio al etnonacionalismo y a todo el que quiera reclamarlo.
El populismo continúa el camino de concesiones y retrocesos del espíritu democrático, igualitario y respublicano fundacional del régimen del 78. España habrá involucionado nuevamente frente a uno de sus problemas estructurales, malversando nuevamente su ascenso hacia la democracia y la libertad: se habrá introducido en el règimen, de manera definitiva y letal, el privilegio etnicista, antiigualitario e insolidario, que lo implosionará desde dentro.

Vean como analiza SEGUNDO SANZ, en “Vozpopuli” el proyecto de populismo etnicista de “Podemos”:

‘Operación Colau’ y reforma del artículo 92: la hoja de ruta de Podemos para el referéndum en Cataluña

SEGUNDO SANZ en “Vozpopuli” del 5-1-16

http://vozpopuli.com/actualidad/73903-operacion-colau-y-reforma-del-articulo-92-la-hoja-de-ruta-de-podemos-para-el-referendum-en-cataluna

Hoy, Ignacio Camacho describe los hechos que expresan lo que él llama “el marasmo catalán”. Pero creo que hay que sumergirse en el análisis de la psicología colectiva para detectar las raíces de la patología política que dificulta o imposibilita el arraigo y consolidación de la democracia en Cataluña.
Patología consistente en una esquizofrenia delirante y paranoica producida por los rápidos cambios de dos siglos de modernización acelerada del país, que han quebrado la salud política del pueblo catalán:
Un pueblo ilustrado, abierto, dialogante, pacífico y tolerante que, sin embargo, no ha asimilado políticamente el pluralismo étnico derivado del cambio de la sociedad catalana.
En efecto, frente a la transformación ha reaccionado con miedo, xenofobia y fundamentalismo étnico y cultural, primero intentando asimilar a los inmigrantes “murcianus” y “charnegos” en las pautas y códigos idiomàticos y culturales de su pequeña burguesìa “botiguera”, menestrales y “pageses”, bajo el control de la burguesía de la primera industrialización. Luego, a partir de los años sesenta del siglo XX, luchando contra el proceso de asimilación desbordado por la intensidad del cambio y la escasez de recursos políticos derivada de la dictadura franquista. Finalmente, con la democracia, el régimen que se pensó que permitiría la asimilación mediante el autogobierno, la “normalización lingüística” y la hegemonía nacionalista, la realización de los objetivos etnicistas se ha venido abajo: el Estado de Derecho, la pertenencia a un Estado nacional, la corrupción clientelar propia del nacionalismo y el sistema político, el pluralismo étnico indomable de la sociedad catalana, y la incoherencia y asincronicidad del etnicismo con la lógica democrática, han conducido al callejón sin salida del “procés” independentista. Un proceso delirante hacia el objetivo mítico y anacrónico de la independencia de una etnia, abducida por la mayor parte de sus élites hacia un objetivo letal para la situación actual de integración española y europea, y para la convivencia normalizada de la propia sociedad catalana.
Por eso, el fundamentalismo ha tocado techo, la corrupción derivada del descontrol ha tocado techo, la economìa ha tocado suelo, y el sistema político se ha descoyuntado y transformado en un manicomio liderado por los más locos del país, que ni siquiera entre ellos consiguen ponerse de acuerdo.
Y lo peor es que, si lo consiguieran, nos conducirían a una situación catastrófica de mayor caos económico y parálisis, incremento de la violencia y ruptura definitiva de la sociedad.
Esta es la perspectiva de análisis que uno aporta, como politólogo residente en Cataluña desde hace ya cuarenta y cinco años, que ha formado una familia “barrexada”, integrada por autóctonos e inmigrantes, y que es consciente de que el nacionalismo étnico imperante en Cataluña no ha sido contrarrestado ni frenado a tiempo. No ha sido bloqueado y vencido con una labor cultural y un trabajo político que lo hubiera sustituido por la lógica democrática, moderna y europeísta, derrotándolo a tiempo y sin tantos riesgos como los que se están produciendo ahora.
Creo que el etnicismo ha de ser vencido con firmeza y coherencia democrática, pero siempre aparecen oportunistas y demagogos que bloquean este objetivo: primero lo han hecho los demagogos “antifranquistas” , luego los cretinos buenistas, y ahora los demagogos populistas.
Frente a todos ellos es precisa la emergencia de un liderazgo que unifique y responda con firmeza en representación de la mayoría de la sociedad catalana, con madurez democrática, “seny” y pleno conocimiento de la psicosis política de un sector importante del pueblo de Cataluña.

Vean lo que dice Camacho del “marasmo catalán”:

EL MARASMO CATALÁN

IGNACIO CAMACHO, ‘ABC (1ª Edición)’ – 2016-01-04

 

COMENTARIO A ‘Operación Susana’: liquidar a Pedro Sánchez, investir un candidato del PP y superar el desafío soberanista

susana

 

de FEDERICO CASTAÑO en “Vozpopuli” del 30-12-15

http://vozpopuli.com/actualidad/73683-operacion-susana-liquidar-a-pedro-sanchez-investir-un-candidato-del-pp-y-superar-el-desafio-soberanista
Si Sánchez continúa dirigiendo el PSOE, el partido se hunde, aherrojado en una coalición con Podemos, independentistas y Mareas que duraría muy poco: el tiempo suficiente para poner en marcha la desintegración definitiva del país, el hundimiento de una economía que depende para sobrevivir del crédito internacional, y el derribo del sistema de libertades, sustituido por un neocomunismo autoritario y tercermundista.
La única alternativa a este caos es un gobierno de coalición o pacto de Estado parlamentario entre los partidos constitucionalistas para mantener la recuperación económica, derrotar al etnicismo separatista y reformar la ley electoral y la Constitución, a fin de sanear el sistema representativo y fortalecer la unión y el sistema de libertades.

El PSOE de Pedro Sánchez, con su cordón sanitario frente a PP, su inepcia para plantear una alternativa al PP de Rajoy, su radicalismo izquierdoso y sus alianzas bolivarianas, ha vuelto a caer, cediendo hegemonía a Podemos.
Ahora intentará formar gobierno con Podemos, mareas y nacionalistas, creando un batiburrillo mayoritario pero demencial, que volverá a embarrancar la economía, regalará más poder al nacionalismo étnico, será incapaz de poner en marcha una reforma constitucional aceptable, nos alejará definitivamente de la Unión Europea, y acabará como el rosario de la aurora en breve plazo.
Gracias al PSOE de Sánchez, en un año estaremos mucho peor que ahora, y será preciso convocar nuevas elecciones ante el caos que habrá desatado.
¿Va a permitir el PSOE de Susana Díaz que suceda esto?
La alternativa al caos es un PSOE refundado, que deje atràs de una vez a Zapatero y Sánchez, que supere el radicalismo y el etnicismo, que recupere el sentido de Estado y la visión del interés general, y que se abra a un Pacto de Estado o gobierno de coalición con el PP y Ciudadanos capaz de mantener el rumbo económico e iniciar una reforma constitucional a aprobar en dos o tres años.
El PP de Rajoy se ha quedado inmovilizado en su visión estrecha y economicista de los problemas del país, encerrándose en el inmovilismo y dejando pasar la oportunidad de iniciar los cambios institucionales necesarios desde su mayoría absoluta. Rajoy ha dejado demostrada su incapacidad para liderar el país, con sus inercias y visión miope de la realidad. El PP tendría que iniciar el proceso de su sustitución, si Rajoy es incapaz de iniciar el cambio necesario y articular los pactos imprescindibles con un PSOE renovado y Ciudadanos.
Ciudadanos se ha equivocado en su negativa a comprometerse en la dirección de sus apoyos durante la campaña electoral, dejando un vacío de orientación política en el centro que han rellenado la abstención o, paradójicamente, Podemos. Rivera se ha acobardado ante una situación complicada y la presión socialista y populista, jibarizando su liderazgo. Es hora de que tome la iniciativa, aunque sea en peores condiciones que las previstas.
PODEMOS ha tenido un éxito inesperado, en su oscilación entre el radicalismo y la moderación, y su insolvencia programática populista. Está por ver cuál será su futuro, según se vaya produciendo el decantamiento de su orientación. Le haría un gran favor al país si apoyara una reforma constitucional sensata y clarificara su posición ante el etnicismo nacionalista.

En fin, el caos es la formación de un gobierno del PSOE con Podemos y nacionalistas. La alternativa al caos es la reorientación del PSOE hacia el Pacto de Estado con PP y CIUDADANOS, con el apoyo de PODEMOS a una reforma constitucional sensata.
Ante una situación tan difícil y complicada, Rajoy y el PP deberìan iniciar una nueva etapa a favor del cambio, probablemente con un nuevo liderazgo a medio plazo, y una alianza con un PSOE renovado.
Esta es la única alternativa que se me ocurre a un caos creciente.
Que los dioses nos sean propicios. Que la fuerza les acompañe.

Hoy a media mañana publicaré este comentario como artículo en mi página web de “Comentarios de actualidad política”, http://www.lbouza.net
En ella podreis ir viendo la evolución de mis análisis de la vida política española.

 

Luis Bouza-Brey

Hoy hago una excepción publicando el artículo de Luis Ventoso en “ABC”, dado que estamos en día de reflexión y el artículo es relevante.
Creo que Rivera se equivocó al no definir mejor sus posiciones hasta el último momento, y eso le ha perjudicado.
La fobia al PP es demagógica y estúpida, aunque los corruptos deban ser castigados, y pronto, no en el próximo siglo.
Pero la alternativa al PP es suicida, si corresponde ejercitarla a Sánchez, Iglesias y mareas y/o nacionalistas.
Rajoy lo ha hecho mal esfumándose durante casi toda la legislatura, aunque ahora parece haberse enterado, pero su eclipse durante cuatro años lo pagará ahora.
Sin el apoyo de Ciudadanos no hay salida al caos.
La reforma de la ley electoral es la más vitalmente importante de todas las pendientes, y exige reforma constitucional… PP, más Ciudadanos, más Susana Díaz, más quizá Podemos, pueden articularla.
Si no, vamos dados.
Albert, marear la perdiz te perjudica entre el electorado, de centro izquierda, centro y centroderecha que podía apoyarte y no está para demagogias y estupideces izquierdosas.

Estas son unas reflexiones a bote pronto sobre lo que se puede avecinar.

Ved lo que dice VENTOSO:

PE­DRO & PA­BLO
LUIS VEN­TO­SO, ‘ABC (1ª Edición)’ – 2015-12-19

Si ocu­rrie­ra, la co­sa se­ría más o me­nos así…

Finales de enero. Por una vez los sondeos han atinado: el PP ha ganado, con casi 130 diputados. Pero Rivera, fiel a lo que ha venido diciendo en campaña, decide abstenerse en la votación de investidura de Rajoy. España repite entonces lo que acaba de ocurrir en Portugal: ganó la derecha y gobernará la izquierda. Las puertas de La Moncloa se abren para una gran coalición «progresista», que nos librará por fin de Rajoy –«el de los recortes, la corrupción y el plasma»– y permitirá llevar a cabo «auténticas políticas de izquierda» y «abrir la segunda Transición». Pedro y Pablo, que en su día ya se asociaron sin problemas en los ayuntamientos, alcanzan rápidamente un acuerdo para formar un Gobierno de coalición PSOE-Podemos.
Se acabó la austeridad. Llega la hora de las «políticas sociales de progreso». Pedro y Pablo suben las pensiones, amplían la cobertura del desempleo, crean una renta de emancipación para los jóvenes, aumentan el salario mínimo, duplican la contratación en hospitales y escuelas públicas, derogan la reforma laboral, retiran el copago de fármacos, reponen las primas para la energía verde y prohíben la presencia de clérigos en los funerales de Estado (salvo si son mahometanos). A cambio, se aumenta el IRPF a las clases medias, se cruje fiscalmente a los más pudientes y se sube el impuesto de sociedades; «caña al capitalismo de amiguetes», como bien dice Pablo. La «segunda Transición» también avanza. Se cambia la Constitución, para que conste por escrito que los catalanes son más altos, más rubios y más guapos que el resto y además recibirán más parné.
¡Mira que era fácil! En dos meses, Pedro y Pablo le han dado la vuelta a España.
A finales de año el déficit público se ha desbocado. La inversión en España ha caído en picado, porque la nueva legislación laboral y la nueva fiscalidad retraen a las empresas. El paro y la prima de riesgo suben. Las cuentas se despendolan. Merkel frunce el ceño. Pedro y Pablo reciben una llamada apremiante de Junker y Donald Tusk: una amenaza en toda regla para que viren de inmediato y retornen a la consolidación fiscal, como ha hecho Tsipras. En cuanto a la nueva España federal, al final los aguinaldos para Cataluña no han servido de nada: los separatistas responden que el tiempo del federalismo ya ha pasado y que a ellos solo les sirve la independencia. La ruptura de España es más plausible que nunca.
La cosa se ha puesto chunga para Pedro y Pablo. Al final era verdad: en el marco de la UE y con un país fuertemente endeudado no había margen para un vuelco alternativo. ¿Qué hacer ahora? Pedro y Pablo se reúnen en La Moncloa con Jordi Sevilla, César Luena, Errejón, Echenique, Carmen Chacón, ministra de Defensa, y Rubalcaba, que también ha vuelto. Tras una productiva tormenta de ideas intensa, Pedro y Pablo comparecen juntos para anunciar solemnemente una decisión histórica: el Gobierno de progreso ha decidido desenterrar a Franco y chapar el Valle de los Caídos. Pablo, tierno como él solo, declama unas citas de Gramsci. Una lágrima emotiva y perlada rueda sobre el lunar de su mejilla. La prima de riesgo sube a 470 y el paro corre en moto. La casta ya es historia.

Luis Bouza-Brey

Rivera se quedó flojo en el debate porque no supo conectar bien la idea de que es necesario que haya un Gobierno, pero que no se puede apoyar el inmovilismo del PP contrario a las reformas políticas necesarias, pero tampoco el cordón sanitario del PSOE contra el PP, por parte de una izquierda sectaria, cerril e irresponsable.
El apoyo para la investidura tiene que ser a cambio de que cambien.
Creo que eso es lo que hubiera tenido que dejar claro Rivera.
Y si alguno de los dos grandes aceptara cambiar, yo sería partidario no sólo de un acuerdo parlamentario, sino de un Gobierno de coalición que vigilara la iniciación y la definición de la próxima legislatura como la de la reforma constitucional, promoviendo y dirigiendo un consenso más amplio a favor de aquélla, y logrando el acuerdo de la oposición, que seguramente estaría integrada por el PSOE de Susana Díaz y por “Podemos”.
Rivera apuntó ideas parecidas, pero con ambigüedad y nerviosismo, con miedo, sin perfil, lo cual no es propio de su liderazgo últimamente. Esperemos que supere su tacticismo temeroso.

Luis Bouza-Brey

Democracia estüpida, sí. El cretinismo de las autoridades ante un Golpe de Estado anunciado a bombo y platillo como un ejercicio exquisito de democracia, revela la bajísima calidad de nuestra cultura política y gobernantes.
Hace dos días yo le llamaba a esta situación “cachondeo bananero”; hoy, Ignacio Camacho, en uno de sus rasgos diarios de lucidez, describe igualmente la perversión de la situación política como propia de una “DEMOCRACIA TONTA”.

Una democracia estúpida, añadiría yo, en la que el “sistema representativo” no es tal cosa, sino un factor permanente de creación de oligarquía cleptocrática irresponsable.

Una democracia estúpida en la que la lentitud, ineficacia y coste de la Justicia transforma el “Estado de Derecho” español en una parodia de “El Proceso” kafkiano.

Una democracia estúpida en la que el autogobierno territorial se ha transformado en una anarquía taifal y corrupta derrochadora; en un desgobierno endémico, y en una herramienta para el separatismo sedicioso y golpista, ejecutor de una traición consentida y fomentada hacia el pueblo español.

Aunque el artículo de Ignacio Camacho aún no ha sido publicado en abierto, deseo hacerlo público excepcionalmente, como un tributo a su lucidez y una expresión de irritación y alertamiento ante la pasividad de las autoridades frente al golpismo, que está provocando que el tiempo de respuesta ante el mismo se agote estúpidamente sin que nadie responda al desafío.

Lean lo que dice Ignacio Camacho:

SON DE QUÉ

Ignacio Camacho en ‘ABC (1ª Edición)’ – 2015-07-19

La vo­lun­tad dia­lo­gan­te y el «son» pa­cí­fi­co de Ar­tur Mas con­sis­tie­ron en pre­sen­tar­se an­te el Rey sin sil­ba­to

LA penúltima vez que se vio con el Rey, el día de la pitada en la final de Copa, Artur Mas exhibió una sonrisa complaciente – incluso cómplice, puesto que se trataba de una ofensa y tal vez de un delito– ante el abucheo multitudinario a los símbolos de España. No era el mejor precedente para acudir «en son de paz» a La Zarzuela con un plan de secesión bajo el brazo; plan que por pacífico que resulte en su método no deja de constituir técnicamente un golpe de Estado civil. No un gol, como dice Oriol Junqueras, sino un gol… pe: una rebelión ilegal contra la Constitución que pretende saltar sobre el derecho vigente para imponer la ruptura de la nación española.
Hay, pues, algo que no cuadra en esa escena de supuesta normalidad democrática, tan poco normal que obligó a Felipe VI a subrayar su incomodidad institucional con un lenguaje no verbal de patente distanciamiento. El calculado gesto hierático, gélido, del monarca desmiente el son cordial de una entrevista claramente inoportuna y enojosa más allá de las cortesías del protocolo, por más que el Gobierno tratase de minimizarla encajándola en el marco rutinario de una ronda de audiencias reales con los presidentes autonómicos. La diferencia esencial de esa cita de convencional apariencia, el hecho fehaciente que la convierte en anómala, consiste en que ninguno de los restantes virreyes territoriales convocados, ni el de Extremadura, ni el de Valencia, ni la de Andalucía ni la de Madrid, han acudido a la suya con un proyecto para separarse de España en un cartapacio.
Por razones complicadas de entender y en todo caso difíciles de aceptar, el Rey tuvo que recibir con el visto bueno del Gabinete a un golpista que además ha sido imputado de desobediencia por la Fiscalía del Estado. Un golpista que, muy respetuosa y afablemente, fue a Palacio a explicarle los pormenores de su designio hostil al representante máximo de la nación a la que piensa imponérselo. Esta clase de escenas pueden explicarse desde el buenismo biempensante como delicadas muestras del talante civilizado y dialogante de nuestro sistema político, pero también existe otro modo de verlas y enjuiciarlas: como una chirriante manifestación de una suerte de democracia tonta, cuya acomplejada debilidad estructural permite a sus enemigos subvertirla con tanta deslealtad como descaro.
Por muy versallescos que fuesen sus modales, lo que hizo el representante del Estado en Cataluña fue anunciarle con mucho desahogo a la Corona su intención de perpetrar un abierto desafío a la nación, a sus leyes y a sus ciudadanos. Es decir, su decisión de plantear un conflicto de convivencia a gran escala. Y eso es cualquier cosa menos una actitud de concordia. A menos que en España ya nos conformemos con considerar una deferencia amistosa que un dirigente institucional no se presente ante el Rey con un silbato.

© 2011 Kioskoymas. Todos los derechos reservados

« Página anteriorPágina siguiente »