Cambio Climático


el-coral-esta-vivo

Están que trinan en Australia. Lo cuenta Jo Nova.

Lo primero a señalar es el confusionismo que se traen hablando de coral “muerto” cuando se refieren al coral provisionalmente blanqueado. Un proceso completamente natural por el que el coral se adapta a los cambios bruscos de temperatura como los producidos por los El Niño fuertes. Algo que ha pasado siempre, y siempre pasará. Ya lo hemos contado antes:

En 2015 – 16 ha habido uno de esos El Niño extremos, como hay siempre. Más o menos cada década y media. El último fue en 1997 – 98. Y ha pasado lo que pasa siempre. Grandes zonas de coral se blanquean … hasta que luego recuperan el color. Pero nuestros amigos los científicos alarmistas lo convierten en una “muerte”, exageran un poco la superficie, y tenemos un apocalipsis del coral. Por ejemplo:

Los científicos del ARC Centro para la Excelencia de Estudios del Coral informaron de una moralidad del 35%, pero avisaron que la pérdida final por mortalidad podría exceder el 90%.

La Autoridad Marina de la Gran Barrera de Coral estimó un blanqueo masivo del coral entorno al 50 – 60%, en promedio, para los arrecifes de la zona de Cabo York, en uno de los mayores eventos de blanqueamiento del mundo.

Todo eran noticias de ese tenor.

Los lectores de la plaza saben muy bien que son trolas como de vergüenza ajena, pero buena parte del resto de la humanidad se las cree. Y eso inevitablemente ha producido un daño horroroso a la industria turística australiana, que en buena medida se basa en el buceo en la Gran Barrera. La gente ha pensado que el coral de Australia estaba básicamente muerto, y ha dejado de ir.

Pero los equipos de barcos e instructores de buceo para turistas estaban alucinando. Visitan el corla todos los días, y lo veían como siempre. ¿De qué diablos hablan estos científicos? ¿Será algo que sólo ha pasado al norte, hacia cabo York, que esta lejos de la zona más turística de Cairns? Así que organizaron una expedición al norte para ver el coral “muerto” de los científicos. Resultado, según The Cairns Post:

Equipos de buceadores en una expedición conjunta esponsorizada por Mike Ball Dive y Spirit of Freedom investigaron 28 sitios en 24 arrecifes, en 300 Km. de la parte mas duramente golpeada de la Gran Barrera.

Estos hallazgos muestran una “mortalidad” del coral en los arrecifes exteriores del norte entre el 1 y el 5%, con una cobertura de coral y de peces espectacular.

“Esperábamos lo peor. Pero está en una condición estupenda; la mayor parte prístina, y el resto está en completa recuperación”.

“La discrepancia es tremenda. Está tan equivocado. Por todas partes hemos encontrado arrecifes saludables”.

Tiene guasa. Los periodistas se han vuelto hacia los científicos y autoridades para intentar resolver la discrepancia.

El profesor Hughes, del National Coral Bleaching Taskforce,  se alegró ayer de las noticias positivas, pero dijo que no había visto todavía los nuevos hallazgos.

Es de suponer que quiere decir que no lo ha visto todavía publicado en Nature, o similar. Ya puede esperar sentado. Mas o menos década y media, hasta el próximo gran El Niño, en el que volverán a “matar” el 90% del coral.

Nota: Puede ser que los científicos no exageraran tanto con la superficie. Como hay muchos meses de diferencia entre las fechas de visita a los arrecifes del norte, bien podría ocurrir que en este tiempo se haya “desblanqueado” la mayor parte del coral que los científicos llamaban “muerto”.  Con los alarmistas nunca se sabe, y hay que pillarlo todo cum grano salis. Lo que no nos vamos a creer en ninguna circunstancia es que los científicos no saben que le están llamando “muerto” a un coral que está bien vivo. Es menos ofensivo tomarlos por alarmistas que por asnos redomados.

Fuentes:

Cairns Post:

Jo Nova:

En la plaza:

 

Quédate con este gráfico de Euan Mearn.

euenmearnes-electricity-price-green

Figura 1 E leje Y muestra el precio de la energía residencial en la segunda mitad de 2014, de Eurostat. El eje X es la enería solar + eólica instalada en 2014, tomada de BP statistical review, y normalizada a W per capita usando datos de población para 2014 de las NNUU.

Seguro que hay otros elementos que afectan al precio de la eletricidad en los países europeos. Pero hay que estar profundamente trastornado para no ver que el principal debe ser la cantidad de chorraditas verdes instaladas. El autor ha señalado en rojo a los PIIGS, sin explicar por qué. Pero no hace falta mucha imaginación para pensar en el contradiós que supone necesitar ayuda para pagar tus deudas, y al tiempo dedicarte a las monadas del verderío.

Con esos datos no hace falta mucho más para ver la -tal vez- mayor trola jamás contada. Los Reyes Magos son una ley de la física comparado con esto. Pero Mearns da los detalles para el que quiera profundizar:

Y ya puestos, podemos echar un ojo a lo que están haciendo los mayores campeones en joder los precios de la energía, supuestamente en aras de protegernos de un cambio climático imaginariamente problemático. Alemania, que todavía no ha conseguido tener la electricidad más cara del Europa, pero sólo le falta un pelín. A cambio, tiene un mérito añadido. Insuperable. Lo está consiguiendo -como los demás- a base de los cacharrines verdes, pero -¡tachán!- sin bajar las emisiones de CO2. O sea, no sólo está pagando fortunas para resolver un problema que no existe, sino que ni siquiera avanza en mejorar el problema fantasioso. A mi sólo se me ocurre, dado que no tienen tendencia a poner a Zapateros ni Rajoyes en el gobierno, que en realidad nunca se han creído el problema inexistente.

En el gráfico se ven las emisiones de CO2 desde 2009, y los objetivos marcados para 2030.

energiewende-1

¿Por qué 2009? Porque es cuando dejó de bajar, y para más guasa es casi cuando entró en vigor la gran política energética para luchar contra el Calentamiento Global Acojonante. El famoso Energiewende (2010). El resultado es cero patatero si tenemos en cuenta el objetivo declarado, y unos objetivos cada vez más imposibles de alcanzar.

Lo mismo, pero con el objetivo de 2050. Que no está en la ley, pero sí en el “ambiente”.

energiewende-2

Lo mejor de todo es que han conseguido (de momento) nada, a base encarecer la energía aumentando a lo bruto las monadas verdes. Desde 2009 a 2015 han pasado de un 18% de electricidad generada con “renovables” hasta un 30%. ¡Sin bajar las emisiones de CO2! Claro que han hecho el invento del bombero torero. Cambiar nucleares, que no emiten CO2, por cacharrines verdes, que tampoco emiten. Con el resultado neto que se puede esperar cuando restas 0 – 0. O sea, cero.

Pero en realidad clama más al cielo lo de los tontos vestidos de rojo en el primer gráfico. Los ricos se pueden permitir tirar el dinero en lo que quieran; para eso van sobrados. Si consideran una gran inversión -acaso “moral”- creerse un cuento para sentirse buenos, es cosa suya. Pero pedir prestado, y ayuda para devolverlo, con ese mismo objetivo de ricos sobrados es de perfectos idiotas.

euenmearnes-electricity-price-green

El gráfico se puede interpretar de esta forma, en plan rápido. Por encima / debajo de la raya separa a los ineficientes (o sin recursos energéticos) de los eficientes (o con recursos). Cuanto más a la derecha, más gilipollas. Vestido de rojo, gilipollas imperdonable.

Actualización. Daniel Lacalle añade en Twitter:

Añadido para Javier (comentarios). Gráfico corregido (el primero tenía mal Eslovaquia).

javier-solar-y-eolica

Fuentes y datos:

Roger Andrews en Energy Matters:

Euan Mearn en Energy Matters:

A veces mandan cosas (esta, en un comentario [–>]), y aprovecho. Y las plores no le disgustan a nadie.

Pepe

Lo primero agradecer al autor de este increíble blog su existencia.

Lo segundo, me gustaría comentar algunas cuestiones que me parecen de juzgado de guardia. Si observáis el vídeo que os dejo debajo veréis un perfecto ejemplo de catastrofismo o alarmismo climático. Se trata de la directora y presentadora del programa “El Tiempo” de TVE. Como todos ya sabréis, en su día esta señora fue sancionada con 20 días de empleo y sueldo, al igual que el resto de sus colaboradores en dicho programa (todas sus caras son conocidas de sobra de verles a todos ellos en la tele a diario). Pero lo que resulta increíble es que este equipo siga trabajando en ese mismo programa informativo de TVE (Mónica López, Albert Barniol, Martín Barreiro).

Lo peor de todo no es sólo que todavía sigan en antena en dicho programa televisivo, sino que además ahora va y resulta que dicha señora, apoyada por la Organización Meteorológica Mundial, se dedica a alarmar a la población con vídeos en los que se hacen simulaciones de cómo sería hipotéticamente el clima de un día de verano del año 2050. Casualmente ni a ella ni a la OMM se les ha ocurrido que quizá para esas fechas nos hallemos inmersos dentro de una pequeña edad de hielo, y, ya puestos, ¿por qué no han pronosticado un día de crudo invierno de esa misma fecha? ¡Ah, claro!, me olvidaba de que eso no “vende” en las noticias… por ahora (quién sabe si dentro de pocos años se pone de moda el frío…, ya veremos). Y ya para rematar el asunto, al final del vídeo se puede apreciar el rigor científico con el que esta señora y la propia OMM nos obsequian al dejarnos caer ciertas perlas en forma de comentarios de personas de la calle que nos dan su parecer sobre lo que ellas consideran un cambio climático a peor. Por supuesto, todas ellas se refieren a que la temperatura es mayor que hace antes.

Es curioso que ahora la OMM, ayudada por gente “seria” como es el caso de esta señora (nótese la ironía), se dediquen a excitar nuestra sensiblería en lugar de realizar trabajos científicos rigurosos.

De entrada, y ya acabo, tratar de culpar de los cambios climáticos a un sólo elemento (CO2) me parece de aurora boreal, pues el clima por definición siempre está cambiando, comportándose de manera caótica, por lo que es seguro que intervengan una multiplicidad de factores que puedan llegar a explicarlo.

El “consenso” en términos científicos es un término completamente accesorio, ya que basta con una sólo opinión en contra para que éste se venga abajo. El consenso es cosa de políticos, no de científicos.

La noticia (clic):

monica-lopez-negoci

Y el cachondeo:

Nos cuenta Cartoons by Josh en WUWT (y yo sólo traduzco):

Hoy lanzamos ‘Tiny the Turbine’ escrita por Lyndsey Ward e ilustrada por mi.

Lyndsey escribe:

Pizca la Turbina es un cuento para niños. Después de la publicación de Subsidy Sam estaba claro que hay una necesidad de algo que ayude a los niños a entender el impacto negativo de los grandes proyectos eólicos. Por suerte Josh estuvo de acuerdo, y hemos trabajado juntos para producir esta segunda historia específicamente para niños. Subsidy Sam es un cuento negro, pero Pizca la Turbina es una historia moral y optimista que muestra que es posible el éxito en la lucha contra las cosas malas de la vida, aunque parezcan desalentadoras.

Tiny_the_turbine_cover

Si te acercas a esta página en la web de Cartoons by Josh, puedes descargarte el cuento, y, si no lo has hecho todavía, donar algo. Todas las donaciones son muy apreciadas. Por favor, comparte en las redes sociales y difunde en general — ¡eso también se agradece mucho!

Muchas gracias,

Cartoons by Josh

coral-resucita-phoenix-islands

Daily Caller [–>]:

El equipo de Mumby predijo inicialmente que a los arrecifes de Rangiroa les llevaría cien años para recuperarse del todo, pero sólo necesitaron 15 años desde que El Niño de 1998 les golpeó fuerte.

Pero no es de ese coral del que habla el artículo de Michael Bastasch (@MikeBastasch). Es sólo otro ejemplo más. Habla de Coral Castle, en las islas Phoenix.

Los científicos declararon muerto el coral de Coral Castles justo hace 13 ños, y dieron a los corales del pacífico Sur pocas posibilidades de recuperarse en un plazo breve.

En 2009 y en 2012 no mostraban ningún signo de recuperación. Pero resulta que en una visita en 2015, publicada ahora, estaba estallando de vida de nuevo. Así que deberíamos empezar a hacernos una idea de la clara diferencia sobre el concepto de “muerto” que tienen los científicos alarmistas y el resto de la humanidad. Para más inri, 2015 es de esos años declarados “récord de calor de la historia”. Lo que debería haber matado aun más a ese coral supuestamente muerto, en lugar de hacerlo revivir explosivamente. Cosas que pasan con el alarmismo.

Y no sólo esas; pasan también otras cosas:

Refiriéndose al otro ejemplo citado, que es en Rangiroa, Bastiasch nos traslada:

“nuestras predicciones estaban completamente equivocadas” declaró a la BBC el boiólogo marino en 2014 [–>]. “A veces es realmente agradable ver que estabas equivocado, y ese fue un ejemplo perfecto”.

Lo que llaman una “ciencia establecida”. En realidad Michael lo saca de un artículo de BBC News sobre el mismo asunto:

Es acojonante. Literalmente acojonante. Tienen una teoría científica que explica perfectamente ese “volver de la muerte”, y que casa con los datos conocidos. Sencillamente, no están muertos. El “blanqueo” es un proceso natural por el que cambian de algas simbiontes. Mientras no pillan las algas nuevas se ven blancos, pero no están muertos. El color se lo dan las algas. Después del cambio, “resucitan”. Pero no es realmente resucitar, porque no estaban muertos. Y estos alarmistas cachondos prefieren creer en la resurrección de los muertos antes de creer que el Calentamiento Global Acojonante no tiene nada de acojonante, y probablemente nada que la naturaleza no haga por si misma.

La teoría ya la hemos presentado antes. Y predice, exactamente, esta “resurección” en relativamente poco tiempo. Se llama “blanqueamiento adaptativo” (adaptative bleaching). Cito el artículo de la plaza [–>]:

Como decíamos, hay dos interpretaciones.

1. El coral es muy sensible y está hiper-adaptado a unas condiciones muy concretas. Que, si cambian un poco, lo matan. Sobre todo si es un calentamiento — dice la moda. Es una visión del coral como si fuera una colección niñas de colegio de monjas, que se supone que se asustan por cualquier cosa.

2. El coral es un prodigio de adaptabilidad a condiciones cambiantes, y el blanqueo es precisamente el mecanismo de adaptación. ¿Cómo lo hace? ¡Cambiando de algas simbiontes! En cada momento tiene el “equipo” de zooxantelas que mejor rendimiento le da para esas condiciones de luminosidad, temperatura, y salinidad. Podría vivir perfectamente con un equipo de algas simbiontes suficientemente genérico como para crecer en condiciones muy cambiantes. Pero le resulta mas efectivo elegir equipos especializados, y cambiar de equipo cuando las circunstancias varían. Y el blanqueo es precisamente lo que se ve cuando está cambiando de equipo de algas. Primero se deshace de las que tenía, y se queda descolorido. (El color viene de las algas, los pólipos son más o menos incoloros). Y luego se hace con el nuevo equipo de algas que le conviene en la nueva circunstancia. No está “sufriendo”; es muy cuco, y está haciendo un relevo.

En fin, lo de siempre. Una “ciencia establecida” que falla más predicciones que una escopeta de feria, y unos científicos alarmistas completamente ciegos a lo que no les interesa ver.

Sale también en el New York Times:

Pero en ninguno de los tres te hablarán del blanqueo (y no muerte) adaptativo. Con lo que se pasan todo el día hablando de muertos que están bien vivos.

La Hipótesis Adapatativa del Blanqueo (Adpatative Bleaching Hypothesis):

Más sobre corales y tal en la plaza:

Actualizado un rato después. Veo que Jim Steele tiene un artículo sobre lo mismo en WUWT, con muchos más ejemplos de la “resurrección de los muertos”:

 

¿Quieres ver un tonto en acción?

Traducido:

El caso es que incluso si cada ciudadano americano fuera en bici al trabajo, usara sólo paneles solares como electricidad doméstica, si plantara docenas de árboles, si de alguna manera elimináramos todas nuestras emisiones domesticas de CO2, ¿sabes qué?, eso sería insuficiente para compensar la polución de carbono proviniente del resto del mundo.

Si todas las naciones industrializadas bajaran hasta cero emisiones — date cuenta de lo que digo, todas las naciones industrializadas sin ninguna emisión — no sería sufuciente; no cuando más del 65% de la polución de carbono del mundo viene de las naciones en vías de desarrollo.

El tonto es John Kerry, el 9 de diciembre de 2015 al arrancar el COP21, la conferencia del clima que dio lugar al famoso acuerdo de París. El problema estaba planteado con claridad. Si crees que las emisiones de CO2 son un problema (y le llamas polución), no sirve de nada un compromiso que incluya sólo las naciones desarrolladas.

Pues eso que Kerry decía -con razón- que no sirve para nada, es justo lo que se consiguió con el acuerdo de París con el que todos lloraban de emoción. En realidad peor, porque algunas naciones en que en absoluto son “en vías de desarrollo” tampoco van a bajar sus emisiones. Las que están en el lado de los no-tontos. Y sí, los tontos son (somos) justo los que habías pensado antes de empezar a leer.

Se puede dibujar así el acuerdo de París. El gráfico muestra el 70% de las emisiones, según los países que las producen. En cada uno figura su porcentaje sobre el total mundial.  En rojo salen los que están aumentando las emisiones, y las van a seguir aumentando. De hecho están instalando nuevas centrales de carbón como locos. Son los listos. En azul, los que no las están aumentando, y las van a disminuir. O sea, los tontos de la película.

acuerdo-paris-listos-y-tontos

No merece la pena mencionar uno por uno al resto de los países, porque ninguno pasa del 1% de las emisiones.

Acuerdo de París, artículo 4.4

Los países desarrollados deben continuar llevando el liderazgo por medio de unos objetivos de reducción absoluta de sus emisiones en el total de la economía. Los países en desarrollo deben continuar mejorando sus esfuerzos de mitigación, y se les anima a moverse en el tiempo hacia una reducción de las emisiones, u objetivos de limitación según las diferentes circunstancias nacionales.

Pregunta. ¿Cuánto tienen que reducir su sus emisiones los tontos (la parte azul de la tarta que representa el 25% de las emisiones) para compensar el aumento de emisiones de los listos (la parte roja, que se lleva el 46%)? Y eso sería sólo para que el mundo siga emitiendo lo mismo, sin aumentar ni reducir el bendito CO2 que está devolviendo a la atmósfera.

Y luego, además de los listos y los tontos, están los listillos.

climate-vulnerable-group

Nota. Si lo que quisieran es dar dinero para el desarrollo, que no es ninguna mala idea, hay otras formas de hacerlo, y es otra discusión. Pero la mejor estrategia no es frenar el desarrollo de los que pueden apoquinar las transferencias de ayuda al desarrollo. Si quieres pasar dinero de los ricos a los pobres, lo primero que necesitas es … ¡que haya ricos! En el paleolítico nadie pensaba en transferencias, porque no había nada que transferir.

Fuentes,

Blog de Judith Curry:

Acuerdo de París:

Datos:

krugman-predicions

Lo saco de una entrada de Larry Kummer (Fabius Maximus) en WUWT, y hago un resumen brevísimo. Pero es la madre de cordero, que llevamos siglos señalando. No es difícil juzgar desde fuera de una especialidad lo que están diciendo dentro de la especialidad, consenso o no consenso. Y el sistema siempre es el mismo; y relativamente simple.

Krugy lo plantea con gran crudeza en un artículo del NYT (clic en la imagen de arriba). Se pregunta por el estado de la teoría macroeconómica. Y explica:

Así es como trataría yo el asunto: preguntando cómo sabemos si enfoque con modelos es de utilidad. La respuesta, sugeriría, es que busquemos predicciones sorprendentes y acertadas. La Relatividad General consiguió su gran impulso cuando la luz, de hecho, se torció como predecía la teoría. La teoría de la tasa natural de desempleo consiguió un gran apoyo cuando la curva de Phillips se volvió espirales en sentido horario durante la estanflación de los 1970s, según la predicción.

Conviene resaltar lo que NO está preguntando Krugy para conocer el estado de la macroeconomía, ni de la relatividad general o cualquier otra teoría.

– Si tienen un consenso.

– La opinión de las academias.

– Si es “verdad” o no.

Pero curiosamente, eso es justo -y sólo- lo que se pregunta para conocer el estado del cuento del clima.

Y lo que sí pregunta para juzgar el conocimiento en general es lo que no pregunta para el conocimiento del Calentamiento Global Acojonante. Predicciones sorprendentes acertadas, que -obviamente- es lo único que puede proporcionar alguna utilidad — más allá de que sea verdad, o no tanto.

Todo el cuento del clima se basa en lo que Krugman no usa para juzgar el conocimiento en general. En si es “verdad”, en lugar de si es útil. Y construyen un monstruo cognitivo que sólo es un formidable engaño. O auto-engaño. Como el efecto invernadero es verdad, y el cambio climático es verdad, tenemos razón y los que critican nuestra teoría son “negacionistas” y están equivocados. Acojonante, porque los supuestos “negacionistas” no están discutiendo esas verdades irrelevantes y obvias. Están discutiendo la utilidad de las predicciones. Utilidad tanto para conocer el futuro, como para juzgar la calidad de las atribuciones — por ejemplo del calentamiento al CO2.

Luego Krummer proporciona unas pinceladas de cultura general, cuidadosamente ignoradas en la formación de la generación más preparada de la historia. Que no digo que no las conozcan, pero sí que no las usan. La propuesta de Krugman es tan poco novedosa como que resulta un calco exacto de Popper. Sólo hay que cambiar el “sorprendente” que le pide a las predicciones acertadas por el “arriesgadas” que usaba Popper. Pero en este contexto significan lo mismo.

La confirmación debería valer sólo si es el resultado de una predicción arriesgada (risky); esto es, sin el conocimiento aportado por la teoría en cuestión, hubiéramos  esperado un evento que sería incompatible con la teoría — un evento que hubiera refutado la teoría.

Y no es en absoluto contrario a las propuestas de Kuhn, que Krummer cita en su artículo:

Probablemente el valor más profundamente sostenido (de los científicos) se refiere a las predicciones: deben ser precisas; las predicciones cuantitativas son preferibles a las cualitativas;  cualquiera que sea el margen permisible de error, debe ser consistentemente satisfecho en una especialidad determinada; y en ese plan.

Joder, que estamos hablando de principios de la década de 1960.

Lo que dice Krugman (y Popper, y Kuhn, y cualquiera que piense) que hay que mirar para juzgar un conocimiento es, precisamente, lo que Krugman no mira para juzgar el Calentamiento Global Acojonante. Por ejemplo, una predicción “sorprendente” (o arriesgada para Popper) es la del IPCC. En las dos primeras décadas del siglo XXI la temperatura global aumentará a una tasa de unos 0,2ºC por década (o sea, 0,4ºC). Pero no es una predicción acertada.

Actualizado a julio de 2016:

UAH-jul16

Fuente, WUWT:

Añadido posterior. HadCrut4 (termómetros en vez de satélites) y modelos, actalizado a junio 2016.

hadcrut4-y-modelos

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.032 seguidores