algoreros


A veces mandan cosas (esta, en un comentario [–>]), y aprovecho. Y las plores no le disgustan a nadie.

Pepe

Lo primero agradecer al autor de este increíble blog su existencia.

Lo segundo, me gustaría comentar algunas cuestiones que me parecen de juzgado de guardia. Si observáis el vídeo que os dejo debajo veréis un perfecto ejemplo de catastrofismo o alarmismo climático. Se trata de la directora y presentadora del programa “El Tiempo” de TVE. Como todos ya sabréis, en su día esta señora fue sancionada con 20 días de empleo y sueldo, al igual que el resto de sus colaboradores en dicho programa (todas sus caras son conocidas de sobra de verles a todos ellos en la tele a diario). Pero lo que resulta increíble es que este equipo siga trabajando en ese mismo programa informativo de TVE (Mónica López, Albert Barniol, Martín Barreiro).

Lo peor de todo no es sólo que todavía sigan en antena en dicho programa televisivo, sino que además ahora va y resulta que dicha señora, apoyada por la Organización Meteorológica Mundial, se dedica a alarmar a la población con vídeos en los que se hacen simulaciones de cómo sería hipotéticamente el clima de un día de verano del año 2050. Casualmente ni a ella ni a la OMM se les ha ocurrido que quizá para esas fechas nos hallemos inmersos dentro de una pequeña edad de hielo, y, ya puestos, ¿por qué no han pronosticado un día de crudo invierno de esa misma fecha? ¡Ah, claro!, me olvidaba de que eso no “vende” en las noticias… por ahora (quién sabe si dentro de pocos años se pone de moda el frío…, ya veremos). Y ya para rematar el asunto, al final del vídeo se puede apreciar el rigor científico con el que esta señora y la propia OMM nos obsequian al dejarnos caer ciertas perlas en forma de comentarios de personas de la calle que nos dan su parecer sobre lo que ellas consideran un cambio climático a peor. Por supuesto, todas ellas se refieren a que la temperatura es mayor que hace antes.

Es curioso que ahora la OMM, ayudada por gente “seria” como es el caso de esta señora (nótese la ironía), se dediquen a excitar nuestra sensiblería en lugar de realizar trabajos científicos rigurosos.

De entrada, y ya acabo, tratar de culpar de los cambios climáticos a un sólo elemento (CO2) me parece de aurora boreal, pues el clima por definición siempre está cambiando, comportándose de manera caótica, por lo que es seguro que intervengan una multiplicidad de factores que puedan llegar a explicarlo.

El “consenso” en términos científicos es un término completamente accesorio, ya que basta con una sólo opinión en contra para que éste se venga abajo. El consenso es cosa de políticos, no de científicos.

La noticia (clic):

monica-lopez-negoci

Y el cachondeo:

Nos cuenta Cartoons by Josh en WUWT (y yo sólo traduzco):

Hoy lanzamos ‘Tiny the Turbine’ escrita por Lyndsey Ward e ilustrada por mi.

Lyndsey escribe:

Pizca la Turbina es un cuento para niños. Después de la publicación de Subsidy Sam estaba claro que hay una necesidad de algo que ayude a los niños a entender el impacto negativo de los grandes proyectos eólicos. Por suerte Josh estuvo de acuerdo, y hemos trabajado juntos para producir esta segunda historia específicamente para niños. Subsidy Sam es un cuento negro, pero Pizca la Turbina es una historia moral y optimista que muestra que es posible el éxito en la lucha contra las cosas malas de la vida, aunque parezcan desalentadoras.

Tiny_the_turbine_cover

Si te acercas a esta página en la web de Cartoons by Josh, puedes descargarte el cuento, y, si no lo has hecho todavía, donar algo. Todas las donaciones son muy apreciadas. Por favor, comparte en las redes sociales y difunde en general — ¡eso también se agradece mucho!

Muchas gracias,

Cartoons by Josh

coral-resucita-phoenix-islands

Daily Caller [–>]:

El equipo de Mumby predijo inicialmente que a los arrecifes de Rangiroa les llevaría cien años para recuperarse del todo, pero sólo necesitaron 15 años desde que El Niño de 1998 les golpeó fuerte.

Pero no es de ese coral del que habla el artículo de Michael Bastasch (@MikeBastasch). Es sólo otro ejemplo más. Habla de Coral Castle, en las islas Phoenix.

Los científicos declararon muerto el coral de Coral Castles justo hace 13 ños, y dieron a los corales del pacífico Sur pocas posibilidades de recuperarse en un plazo breve.

En 2009 y en 2012 no mostraban ningún signo de recuperación. Pero resulta que en una visita en 2015, publicada ahora, estaba estallando de vida de nuevo. Así que deberíamos empezar a hacernos una idea de la clara diferencia sobre el concepto de “muerto” que tienen los científicos alarmistas y el resto de la humanidad. Para más inri, 2015 es de esos años declarados “récord de calor de la historia”. Lo que debería haber matado aun más a ese coral supuestamente muerto, en lugar de hacerlo revivir explosivamente. Cosas que pasan con el alarmismo.

Y no sólo esas; pasan también otras cosas:

Refiriéndose al otro ejemplo citado, que es en Rangiroa, Bastiasch nos traslada:

“nuestras predicciones estaban completamente equivocadas” declaró a la BBC el boiólogo marino en 2014 [–>]. “A veces es realmente agradable ver que estabas equivocado, y ese fue un ejemplo perfecto”.

Lo que llaman una “ciencia establecida”. En realidad Michael lo saca de un artículo de BBC News sobre el mismo asunto:

Es acojonante. Literalmente acojonante. Tienen una teoría científica que explica perfectamente ese “volver de la muerte”, y que casa con los datos conocidos. Sencillamente, no están muertos. El “blanqueo” es un proceso natural por el que cambian de algas simbiontes. Mientras no pillan las algas nuevas se ven blancos, pero no están muertos. El color se lo dan las algas. Después del cambio, “resucitan”. Pero no es realmente resucitar, porque no estaban muertos. Y estos alarmistas cachondos prefieren creer en la resurrección de los muertos antes de creer que el Calentamiento Global Acojonante no tiene nada de acojonante, y probablemente nada que la naturaleza no haga por si misma.

La teoría ya la hemos presentado antes. Y predice, exactamente, esta “resurección” en relativamente poco tiempo. Se llama “blanqueamiento adaptativo” (adaptative bleaching). Cito el artículo de la plaza [–>]:

Como decíamos, hay dos interpretaciones.

1. El coral es muy sensible y está hiper-adaptado a unas condiciones muy concretas. Que, si cambian un poco, lo matan. Sobre todo si es un calentamiento — dice la moda. Es una visión del coral como si fuera una colección niñas de colegio de monjas, que se supone que se asustan por cualquier cosa.

2. El coral es un prodigio de adaptabilidad a condiciones cambiantes, y el blanqueo es precisamente el mecanismo de adaptación. ¿Cómo lo hace? ¡Cambiando de algas simbiontes! En cada momento tiene el “equipo” de zooxantelas que mejor rendimiento le da para esas condiciones de luminosidad, temperatura, y salinidad. Podría vivir perfectamente con un equipo de algas simbiontes suficientemente genérico como para crecer en condiciones muy cambiantes. Pero le resulta mas efectivo elegir equipos especializados, y cambiar de equipo cuando las circunstancias varían. Y el blanqueo es precisamente lo que se ve cuando está cambiando de equipo de algas. Primero se deshace de las que tenía, y se queda descolorido. (El color viene de las algas, los pólipos son más o menos incoloros). Y luego se hace con el nuevo equipo de algas que le conviene en la nueva circunstancia. No está “sufriendo”; es muy cuco, y está haciendo un relevo.

En fin, lo de siempre. Una “ciencia establecida” que falla más predicciones que una escopeta de feria, y unos científicos alarmistas completamente ciegos a lo que no les interesa ver.

Sale también en el New York Times:

Pero en ninguno de los tres te hablarán del blanqueo (y no muerte) adaptativo. Con lo que se pasan todo el día hablando de muertos que están bien vivos.

La Hipótesis Adapatativa del Blanqueo (Adpatative Bleaching Hypothesis):

Más sobre corales y tal en la plaza:

Actualizado un rato después. Veo que Jim Steele tiene un artículo sobre lo mismo en WUWT, con muchos más ejemplos de la “resurrección de los muertos”:

 

¿Quieres ver un tonto en acción?

Traducido:

El caso es que incluso si cada ciudadano americano fuera en bici al trabajo, usara sólo paneles solares como electricidad doméstica, si plantara docenas de árboles, si de alguna manera elimináramos todas nuestras emisiones domesticas de CO2, ¿sabes qué?, eso sería insuficiente para compensar la polución de carbono proviniente del resto del mundo.

Si todas las naciones industrializadas bajaran hasta cero emisiones — date cuenta de lo que digo, todas las naciones industrializadas sin ninguna emisión — no sería sufuciente; no cuando más del 65% de la polución de carbono del mundo viene de las naciones en vías de desarrollo.

El tonto es John Kerry, el 9 de diciembre de 2015 al arrancar el COP21, la conferencia del clima que dio lugar al famoso acuerdo de París. El problema estaba planteado con claridad. Si crees que las emisiones de CO2 son un problema (y le llamas polución), no sirve de nada un compromiso que incluya sólo las naciones desarrolladas.

Pues eso que Kerry decía -con razón- que no sirve para nada, es justo lo que se consiguió con el acuerdo de París con el que todos lloraban de emoción. En realidad peor, porque algunas naciones en que en absoluto son “en vías de desarrollo” tampoco van a bajar sus emisiones. Las que están en el lado de los no-tontos. Y sí, los tontos son (somos) justo los que habías pensado antes de empezar a leer.

Se puede dibujar así el acuerdo de París. El gráfico muestra el 70% de las emisiones, según los países que las producen. En cada uno figura su porcentaje sobre el total mundial.  En rojo salen los que están aumentando las emisiones, y las van a seguir aumentando. De hecho están instalando nuevas centrales de carbón como locos. Son los listos. En azul, los que no las están aumentando, y las van a disminuir. O sea, los tontos de la película.

acuerdo-paris-listos-y-tontos

No merece la pena mencionar uno por uno al resto de los países, porque ninguno pasa del 1% de las emisiones.

Acuerdo de París, artículo 4.4

Los países desarrollados deben continuar llevando el liderazgo por medio de unos objetivos de reducción absoluta de sus emisiones en el total de la economía. Los países en desarrollo deben continuar mejorando sus esfuerzos de mitigación, y se les anima a moverse en el tiempo hacia una reducción de las emisiones, u objetivos de limitación según las diferentes circunstancias nacionales.

Pregunta. ¿Cuánto tienen que reducir su sus emisiones los tontos (la parte azul de la tarta que representa el 25% de las emisiones) para compensar el aumento de emisiones de los listos (la parte roja, que se lleva el 46%)? Y eso sería sólo para que el mundo siga emitiendo lo mismo, sin aumentar ni reducir el bendito CO2 que está devolviendo a la atmósfera.

Y luego, además de los listos y los tontos, están los listillos.

climate-vulnerable-group

Nota. Si lo que quisieran es dar dinero para el desarrollo, que no es ninguna mala idea, hay otras formas de hacerlo, y es otra discusión. Pero la mejor estrategia no es frenar el desarrollo de los que pueden apoquinar las transferencias de ayuda al desarrollo. Si quieres pasar dinero de los ricos a los pobres, lo primero que necesitas es … ¡que haya ricos! En el paleolítico nadie pensaba en transferencias, porque no había nada que transferir.

Fuentes,

Blog de Judith Curry:

Acuerdo de París:

Datos:

krugman-predicions

Lo saco de una entrada de Larry Kummer (Fabius Maximus) en WUWT, y hago un resumen brevísimo. Pero es la madre de cordero, que llevamos siglos señalando. No es difícil juzgar desde fuera de una especialidad lo que están diciendo dentro de la especialidad, consenso o no consenso. Y el sistema siempre es el mismo; y relativamente simple.

Krugy lo plantea con gran crudeza en un artículo del NYT (clic en la imagen de arriba). Se pregunta por el estado de la teoría macroeconómica. Y explica:

Así es como trataría yo el asunto: preguntando cómo sabemos si enfoque con modelos es de utilidad. La respuesta, sugeriría, es que busquemos predicciones sorprendentes y acertadas. La Relatividad General consiguió su gran impulso cuando la luz, de hecho, se torció como predecía la teoría. La teoría de la tasa natural de desempleo consiguió un gran apoyo cuando la curva de Phillips se volvió espirales en sentido horario durante la estanflación de los 1970s, según la predicción.

Conviene resaltar lo que NO está preguntando Krugy para conocer el estado de la macroeconomía, ni de la relatividad general o cualquier otra teoría.

– Si tienen un consenso.

– La opinión de las academias.

– Si es “verdad” o no.

Pero curiosamente, eso es justo -y sólo- lo que se pregunta para conocer el estado del cuento del clima.

Y lo que sí pregunta para juzgar el conocimiento en general es lo que no pregunta para el conocimiento del Calentamiento Global Acojonante. Predicciones sorprendentes acertadas, que -obviamente- es lo único que puede proporcionar alguna utilidad — más allá de que sea verdad, o no tanto.

Todo el cuento del clima se basa en lo que Krugman no usa para juzgar el conocimiento en general. En si es “verdad”, en lugar de si es útil. Y construyen un monstruo cognitivo que sólo es un formidable engaño. O auto-engaño. Como el efecto invernadero es verdad, y el cambio climático es verdad, tenemos razón y los que critican nuestra teoría son “negacionistas” y están equivocados. Acojonante, porque los supuestos “negacionistas” no están discutiendo esas verdades irrelevantes y obvias. Están discutiendo la utilidad de las predicciones. Utilidad tanto para conocer el futuro, como para juzgar la calidad de las atribuciones — por ejemplo del calentamiento al CO2.

Luego Krummer proporciona unas pinceladas de cultura general, cuidadosamente ignoradas en la formación de la generación más preparada de la historia. Que no digo que no las conozcan, pero sí que no las usan. La propuesta de Krugman es tan poco novedosa como que resulta un calco exacto de Popper. Sólo hay que cambiar el “sorprendente” que le pide a las predicciones acertadas por el “arriesgadas” que usaba Popper. Pero en este contexto significan lo mismo.

La confirmación debería valer sólo si es el resultado de una predicción arriesgada (risky); esto es, sin el conocimiento aportado por la teoría en cuestión, hubiéramos  esperado un evento que sería incompatible con la teoría — un evento que hubiera refutado la teoría.

Y no es en absoluto contrario a las propuestas de Kuhn, que Krummer cita en su artículo:

Probablemente el valor más profundamente sostenido (de los científicos) se refiere a las predicciones: deben ser precisas; las predicciones cuantitativas son preferibles a las cualitativas;  cualquiera que sea el margen permisible de error, debe ser consistentemente satisfecho en una especialidad determinada; y en ese plan.

Joder, que estamos hablando de principios de la década de 1960.

Lo que dice Krugman (y Popper, y Kuhn, y cualquiera que piense) que hay que mirar para juzgar un conocimiento es, precisamente, lo que Krugman no mira para juzgar el Calentamiento Global Acojonante. Por ejemplo, una predicción “sorprendente” (o arriesgada para Popper) es la del IPCC. En las dos primeras décadas del siglo XXI la temperatura global aumentará a una tasa de unos 0,2ºC por década (o sea, 0,4ºC). Pero no es una predicción acertada.

Actualizado a julio de 2016:

UAH-jul16

Fuente, WUWT:

Añadido posterior. HadCrut4 (termómetros en vez de satélites) y modelos, actalizado a junio 2016.

hadcrut4-y-modelos

Están desesperados.

el-mundo-pinatubo

En 1991 hubo un volcán que oscureció algo la atmósfera. El Pinatubo. Y cuenta el Mundo:

Como consecuencia, el nivel del mar descendió y lo hizo justo antes de que esta magnitud se comenzase a medir vía satélite, en 1993. Los registros indican que, a partir de ahí, las aguas han ascendido de forma estable unos tres milímetros al año a causa de la emisión de gases de efecto invernadero. Sin embargo, un estudio dirigido por el Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR, por sus siglas en inglés) y que ahora publica la revista Scientific Reports asegura que esa velocidad se está acelerando. Una realidad que la erupción del Pinatubo habría enmascarado.

La “realidad” enmascarada la sacan de modelos climáticos. Debería poderse medir esa aceleración, pero no se ve. ¡Qué putada! Y eso podría deberse al volcán Pinatubo … si sólo miramos las mediciones del nivel del mar de los satélites, que empiezan en 1993.

Veamos lo que dice el estudio propiamente dicho — en vez del comunicado para la prensa.

Abstract:

La subida del nivel medio del mar global global estimada por la altimetría de satélites proporciona un límite a la variabilidad y cambio del clima, y se espera que se acelere según las tasas, tanto del calentamiento global como la pérdida de glaciares, se incrementan. Sin embargo, en fuerte contraste con estas expectativas, los altímetros actuales muestran que la tasa de subida del nivel del mar ha decrecido de la primera a la segunda década de la era de satélites. Un análisis combinado de datos de altimetría y unas simulaciones de modelos especialmente designadas muestran que la erupción de 1991 del Pinatubo probablemente enmascaró la aceleración que habría ocurrido sin la erupción. Este enmascaramiento viene principalmente de la recuperación del contenido de calor del mar de mediados a finales de la década de los 90, subsiguiente a la gran reducción en los años posteriores a la erupción. Una consecuencia de este hallazgo es que, sin otra gran erupción, es probable que emerja una aceleración detectable en la próxima década.

Puntos a destacar.

1. Necesitan una aceleración en la subida del nivel del mar para confirmar a teoría del Calentamiento Global Acojonante.

2. Creen que esa aceleración debería ser observable con los instrumentos que tienen.

3. No la observan.

4. Se han buscado una explicación para la no observación. Pero de no haber volcanes fuertes en la próxima década, como no haya aceleración la explicación no vale.

La teoría. Algunos volcanes inyectan cenizas en la estratosfera que tardan como dos o tres años  en caer por su propio peso (en la troposfera las lava la lluvia). Esas cenizas oscurecen la atmósfera, haciendo que menos rayos de sol lleguen al agua del mar, con lo que le entra menos calor. Y pierde calor porque lo que emite -que depende de su temperatura- apenas cambia. Hay mediciones de ese oscurecimiento, que se suponen buenas , desde 1979.

mauna-loa-apparent-transmission

La raya horizontal negra está puesta a huevo. No es más que para mejorar la perspectiva.

El oscurecimiento que se ve en 1991 es muy evidente, y corresponde a la erupción del Pinatubo. Pero no es en absoluto menos evidente, ni menos fuerte, el oscurecimiento producido por El Chichón en 1982.

Ahora podemos fijarnos en lo que NO han hecho. Mirar una serie de nivel del mar más larga que la de los satélites. Señalamos el Pinatubo con rojo brillante y El Chichón con rojo oscuro.

jevrejeva-y-volcanes-1900

Vamos a verlo más cerca; desde 1975.

jevrejeva-y-volcanes-1975

Es muy cierto que en 1991 el nivel del mar bajó seis milímetros, como dicen. Pero también baja en muchas otras ocasiones, y en cantidades similares o mayores, sin volcán ni oscurecimiento alguno. Y la bajada por El Chichón en 1982, que debería ser al menos igual, es de risa.

También lo podemos ver en números. En rojo, los años de volcanes y oscurecimiento.

nivel-mar-volcanes-numeros

No tiene muy buena pinta, pero siempre hay que contemplar la posibilidad de que tengan razón. La parte buena es que en diez años lo podríamos ver si no hay volcanes que oscurezcan visiblemente la atmósfera. Y la parte mala es que puedes apostar todo el dinero que tengas a que si dentro de diez años la explicación no funciona, se buscarán otra diferente. Vaya, puedes hasta pedir dinero prestado para hacer la apuesta; nunca falla.

Otra forma más de ver en qué consiste una “ciencia establecida”.

Nota: La idea de “la recuperación del contenido de calor del mar de mediados a finales de la década de los 90, subsiguiente a la gran reducción en los años posteriores a la erupción” es bastante extraña. ¿Por qué se iba a recuperar? ¿Hay alguien que le diga la cantidad de calor que debe tener (o aumentar)? Puede enfriarse un poco, y emitir menos por ello. Es muy poco. Y puede desprenderse de menos calor con la evaporación – convección. Pero entonces se desprendería de más calor cuando se calienta, y tendrías una realimentación negativa muy mala para la teoría del Calentamiento Global Acojonante. Suena raro. Hay que mirarlo un poco más.

La idea se la he copiado descaradamente a Just The Facts en WUWT.

Pero lo vamos a hacer al revés. En vez de mucho rollo y poco dibujito, cambiaremos la estrategia. Queda más veraniego, y le puedes decir a la parienta que estás en el chiringuito (en vez de en la p*t* arena) para controlar el cambio climático.😉

Al final el asunto tiene un morbo que nadie esperaba. Los dos (1998 y 2016) son años de “super Niño”. Las dos últimas ocurrencias de esa circunstancia. Y es un fenómeno bastante constante respecto a su inicio y final. Pero en 2016, la temperatura se disparó en febrero y marzo respecto de 1998, y todo el mundo asumió que este año se batía el récord, de calle. Con enorme alegría para los alarmistas. Ellos son así; se alegran de las noticias que creen malas. Supongo que vende, o algo. Por su parte los escépticos (que los canallas llaman “negacionistas”), no estaban muy impresionados; pero sí completamente desesperados.

A ver; lo del récord / no récord es una chorrada colosal que no tiene el menor significado en la discusión científica. Son cuentos para los niños, o cuentas para los indios. Pero como todo este asunto es un cuento, esencialmente una operación de relaciones públicas, lo del récord se convierte en la madre de todas las batallas. De ahí que no impresionados … pero con un coscorrón que no veas. Ponte tú a explicarles a los niños.

Sorpresa. Después de ese calentón de febrero y marzo, los cuatro meses siguientes han sido más fríos en 2016 que en 1998. No con tanta diferencia como había tenido de calentamiento, pero suficiente para darle emoción a la carrera. Vaya, que donde parecía que no iba a haber competición, ahora la cosa está más que emocionante.

Vamos directamente a los dibujitos. No creo que necesiten mayor explicación. Se dan las dos series de temperatura global medida desde satélites. UAH (son “escépticos”) y RSS (son “alarmistas”). Comparando 1998 con 2016, mes a mes, y con la media de los meses que llevamos a la derecha.

UAH.

apuesta-2016-uah-record

Empate técnico en julio.

RSS

apuesta-rss-2016-record

Victoria ajustadísima de 2016 en RSS … de momento.

Vamos a verlo con todos los meses del año, aunque falten los de 2016, porque le puede dar mejor perspectiva de lo que se puede esperar.

UAH.

apuesta-uah-2016-record-ac

RSS.

apuesta-rss-2016-record-ac

Está ajustadísimo, que es lo bonito para hacer apuestas en el chiringuito. Y es una chorrada, pero resulta espectacular de cara a la discusión. Después de todo son los alarmatas los que se hinchan a hablar de récords irrelevantes todo el rato. Y esto viene a huevo para darles en el morro. ¿Récord, qué récord? ¿Dónde; en los termómetros de chichinabo con toda esa gimnasia estadística? ¿Cómo explica usted que la troposfera media no se caliente con el Calentamiento Global Acojonante, cuando debería calentarse más según su propia teoría? ¿Dónde está el modelo climático (esas fábricas de alarma) que muestre algo remotamente parecido a 18 años sin batir el récord?

Vale, vale, no lancemos las campanas al vuelo. Pero preparad las palomitas. Por si acaso. Intentaremos actualizarlo todos los meses.

Los datos.

« Página anteriorPágina siguiente »