algoreros


Este es un de los temas recurrentes en la discusión del Calentamiento Global Acojonante, y voy a tratar de situaros un poco. ¿Hay una conspiración de científicos “ajustando” los datos para crear una alarma climática, y con eso llevar más dinero hacia la especialidad? (Aparte de darles una herramienta a los políticos para meter mano en los impuestos y en la economía, se entiende).

Es verdad que se pueden ver muchas acusaciones en ese sentido. Pero es importante fijarse dónde se ven. Y siempre es en Twitter y en blogs. Y casi siempre vienen de la misma fuente, Tony Heller [Wikipedia–>] [blog –>] [Twitter @SteveSGoddard–>]. Heller tiene mérito rescatando noticias de prensa antiguas, en las que se ve la misma alarma de calentamiento hacia los años 40, cuando el CO2 no podía tener impacto apreciable. En lo que nadie serio le hace caso es en sus análisis de “fraude” de la NASA con sus series de temperatura. Porque ni es un análisis de verdad, ni mucho menos es serio.

No es falso que las temperaturas las están ajustando restrospectivamente todo el rato. Pero de ahí a demostrar que lo hayan hecho fraudulentamente, va un mundo. Nadie ha demostrado tal cosa. Y ni siquiera sería una labor que pueda hacer Heller  con cuatro dibujitos, como suele. Creo recordar que hay un equipo como de unos cuatro científicos de ambos “bandos” (incluye a Roger Pielke sr.) estudiando lo de los ajustes de las temperaturas y su justificación. Llevan muchos meses, y no tienen ninguna fecha prevista de fin. Y nadie espera gran cosa de su análisis.

Tampoco es verdad algo que suele creerse. Que los ajustes son siempre en el sentido de aumentar el Calentamiento Global Acojonante, enfriando las temperaturas del pasado. No es el caso.

En general ese es un jardín muy muy complicado, en el que los científicos del clima críticos con el IPCC no se meten. ¡Porque ni siquiera lo necesitan! Aun con todos esos ajustes, las temperaturas “oficiales” no justifican la alarma. Es poco calentamiento, y no está nada claro que no sea mayormente natural.

¿Y por qué sigue siempre vivo  ese ambiente de trampas con las temperaturas? Pues porque aunque no se puede demostrar, y los ajustes son verosímiles aunque no necesariamente correctos, sí hay motivos sobrados para la sospecha. No para la sospecha de una conspiración. Sí para la sospecha de una gente que miran todos en el mismo sentido, buscando la misma explicacion — y sólo esa explicación. Y claro, si todos buscan lo mismo acaban encontrando lo que buscan — sea verdad o sea equivocado.

Voy a poner un ejemplo de motivo para la sospecha. El mejor, que yo recuerde. Un email del Climategate, entre tres de las figuras más señeras de la alarma climática y de las series de temperatura global. Pero recordemos que sospechar no es saber.

Traduzco el email y dejo al final el original.

De: Tom Wigley <wigley@ucar.edu>
A: Phil Jones <p.jones@uea.ac.uk> Asunto: 1940s
Fecha: Domingo, 27 Sep 2009 23:25:38 -0600
Cc: Ben Santer <santer1@llnl.gov>

Phil,

Aquí hay algunas especulaciones sobre corregir las temperturas del mar para explicar parcialmente el calentón (warming blip) de los 1940s.

Si miras al gráfico adjunto verás que los continentes también muestran el calentón de los 1940s (como seguramente sabes).

Así que si podemos reducir el calentamiento del océano en, digamos 0,15ºC, eso será significativo para la media global — pero todavía tendríamos que explicar el calentamiento en tierra.

He elegido 0,15º deliberadamente. Eso todavía deja un “blip” en el océano, y yo creo que se necesita tener alguna forma de “blip” en el mar para explicar el de tierra (sea por un forzamiento común, o el mar forzando la tierra, o viceversa, o todos ellos). Cuando miras otros “blips”, los de tierra son (aproximadamente) de 1,5 a 2  veces mayores que los del mar — sensibilidad más alta, más efectos de inercia térmica. Mi ajuste de 0,15 deja las cosas consistentes con eso, así que puedes ver de donde vengo.

Quitar ENSO [EL Niño -pm] no afecta a esto.

Sería bueno eliminar al menos parte del “blip” de los 1940s, pero aun nos queda “¿por qué el blip?“.

Déjame ir más allá. Si miras el Hemisferio Norte y el Sur, y el efecto de los aerosoles (cualitativamente o con MAGICC), entonces con un blip oceánico reducido tenemos un calentamiento continuo en el HS, y un enfriamiento en el HN — justo como uno esperaría con aerosoles principalmente en el HN.

La otra cosa interesante es que (como señalan Foukal et al. nota — de
MAGICC) el calentamiento 1910 1940 no puede ser solar. El sol puede conseguir como mucho el 10% con (el cálculo de) Wang et al, menos con (el cálculo de) Foukal. Así que esto bien puede ser NADW (agua profunda del Átlántico Norte), como Sara y yo apuntamos en 1987 (así como Schlesinger más tarde). Un blip reducido en los 1940s hace el calentamiento 1910-40 mayor que el Hemisferio Sur (cosa que no ocurre actualmente) pero realmente no lo suficiente.

Así que … ¿por qué estaba el Hemisferio Sur tan frío hacia 1910? ¿Otro problema con las temperaturas del mar?

(Datos de HS/HN adjuntos también.)

Este material está en un informe que estoy escribiendo para EPRI, así que agradecería cualquier comentario que tú (Phil Jones) y Ben (Santer) podáis tener.

Tom.

El problema no puede estar más claro. No están explicando la teoría a través de las temperaturas, sino que están explicando (y ajustando) las temperaturas  a través de la teoría. Y puede ser que el ajuste sea correcto (o no). Creo recordar que era el paso de usar cubos de agua para medir la temperatura del mar, a usar termómetros en la toma de refrigeración de los barcos. Pero claro, si usas la teoría para ajustar las temperaturas, es imposible que las temperaturas sirvan para justificar la teoría. Imposible.

Creo recordar que sí hicieron esa rebaja en el “blip” de la década de 1940. Eso no cambiaría el calentamiento del siglo XX — el blip quedaba justo en el medio. Pero sí cambiaría la película, en el sentido de que el segundo calentamiento, cuando hay CO2, sería menor que el primero — que reconocen que no saben por qué fue. Pero es que con rebaja y todo siguen teniendo el mismo problema. Que es el que señala siempre Judith Curry. Si no puedes explicar el calentamiento 1910 – 1945, no puedes saber que el calentamiento 1980 – 2015 no sea por la misma causa desconocida, o en buena medida. Y si crees que fue por las corrientes oceánicas (eso sugiere Wigley en el email), el calentamiento reciente puede ser por lo mismo, o en buena parte.

Vamos a medir el problema:

La serie de temperatura del mar, ya después de rebajar el “blip” y todo eso. O sea, la serie como la tienen actualmente.

hadsst3-1850-2015

Ahora seleccionamos la parte moderna de calentamiento, eligiendo a propósito el punto más bajo en el origen para que sea el mayor calentamiento posible. O sea, entre los puntos 2 y 1.

hadsst3-calentamientos-seleccionados

Para el calentamiento de principio de siglo (recuerdo: sin CO2 significativo) elegimos el mismo número de años, hacia atrás desde el pico. Entre los puntos 4 y 3. Con la mala suerte de que no podemos empezar en el punto más bajo — como hemos hecho para el calentamiento reciente. Y comparamos los dos calentamientos del mar.

hadsst3-dos-calentamientos

Son iguales de tendencia. Un poco más el calentamiento anterior, que no tenía CO2, que el calentamiento moderno atribuido al CO2.

Resumiendo. No te metas en líos. Puedes sopechar lo que quieras, y está justificado si piensas en “Groupthink“. Pero como no vas a poder demostrar un fraude, ni que los ajustes sean incorrectos (no hay manera de saberlo), no enredes con este fraude. Ya tenemos bastante con a trick to hide the decline, que ese sí que es un engaño consciente de los buenos. Pero las temperaturas, aun con todas sus correcciones retrospectivas, no son un argumento en absoluto suficiente para la alarma. Ni de lejos.

Nota: Esto va de los ajustes -digamos- clásicos. Hay otros modernos. Los que intentan eliminar la Pausa. La llamada karlization de las series de temperaturas, que también son prodigios en el mar. Pero mejor paramos aquí, que ya va siendo largo.

Añadido (poco) posterior. Por curiosear un poco. Se puede pensar que la media de temperatura del mar global no algo muy de fuste antes de 1950. Imagina cuántos barcos había midiendo la temperatura -a base de echar cubos por la borda- en el Pacífico o en el hemisferio sur. De risa. Y eso afecta también a la temperatura global — el mar es un 70% del globo. Pero podemos comparar qué pasa si hacemos la misma operación en el mar más transitado. El Atlántico Norte. Repetimos lo que hemos hecho arriba, pero usando sólo el Atlántico Norte. Que además tiene la ventaja de ser lo que nos importa en Bilbao. LE bacalao y eso.

amo-non-detr

Comparamos los dos calentamientos, con y sin CO2:

amo-dos-calentamientos

La misma historia; dos calentamientos iguales.

Para que se vean mejor los dos calentamientos en el cuadro general:

amo-dos-calentamientos-2

Añadido para los comentarios (Antonio):

el-nino-sats-y-termometros

Para Alejandro:

insolacion-latitudes-nov

Para CSC

l-y-r-2ma-y-hoy

synder-2016

El email del “blip” original:

From: Tom Wigley <wigley@ucar.edu>
To: Phil Jones <p.jones@uea.ac.uk> Subject: 1940s
Date: Sun, 27 Sep 2009 23:25:38 -0600
Cc: Ben Santer <santer1@llnl.gov>
Phil,

Here are some speculations on correcting SSTs to partly
explain the 1940s warming blip.

If you look at the attached plot you will see that the
land also shows the 1940s blip (as I’m sure you know).

So, if we could reduce the ocean blip by, say, 0.15 degC,
then this would be significant for the global mean — but
we’d still have to explain the land blip.

I’ve chosen 0.15 here deliberately. This still leaves an
ocean blip, and i think one needs to have some form of
ocean blip to explain the land blip (via either some common
forcing, or ocean forcing land, or vice versa, or all of
these). When you look at other blips, the land blips are
1.5 to 2 times (roughly) the ocean blips — higher sensitivity
plus thermal inertia effects. My 0.15 adjustment leaves things
consistent with this, so you can see where I am coming from.

Removing ENSO does not affect this.

It would be good to remove at least part of the 1940s blip,
but we are still left with “why the blip”.

Let me go further. If you look at NH vs SH and the aerosol
effect (qualitatively or with MAGICC) then with a reduced
ocean blip we get continuous warming in the SH, and a cooling
in the NH — just as one would expect with mainly NH aerosols.

The other interesting thing is (as Foukal et al. note — from
MAGICC) that the 1910-40 warming cannot be solar. The Sun can
get at most 10% of this with Wang et al solar, less with Foukal
solar. So this may well be NADW, as Sarah and I noted in 1987
(and also Schlesinger later). A reduced SST blip in the 1940s
makes the 1910-40 warming larger than the SH (which it
currently is not) — but not really enough.

So … why was the SH so cold around 1910? Another SST problem?
(SH/NH data also attached.)

This stuff is in a report I am writing for EPRI, so I’d
appreciate any comments you (and Ben) might have.

Tom.

Attachment Converted: “c:\eudora\attach\TTHEMIS.xls”

Attachment Converted: “c:\eudora\attach\TTLVSO.XLS”

Añadido, para los comentarios (r0f).

sats-y-giss

 

sats-hadc-giss

 

tropical-hot-spot

Hay muchos que me preguntan si es cierto lo que están diciendo. Que el Ártico está super-caliente. ¡20 grados más caliente! Y que es el fin del mundo. Por ejemplo (clic):

north-pole-insane-warmer

Es un poco pasote seguir y contestar todas las bobadas de los alarmistas del clima. Cuando hace mucho más frío de lo normal en una región, los alarmistas dicen que es “local”, y que es meteó, no clima. Que el clima es la estadística de 30 años, y los vaivenes del tiempo son irrelevantes. Pero cuando el fenómeno es de calor, y no de frío, entonces ya la misma teoría no vale, y te lo ponen a toda pastilla en el Washington Post. Y la gente tragando. Bueno, los que les gusta esa mercancía averiada.

No quería hacerle más caso a este asunto. No lo merece. Pero como lo preguntan tantos, entro a leer el artículo. Y es acojonante. Como en Calentamiento Global Acojonante, pero en la versión Gente Acojonante. Mira el gráfico que ponen en el WaPo para mostrar el “calentamiento insano”:

super-hot

Me he limitado a añadir las rayas que señalan que lo mismo que hay 20ºC de más en el Ártico, también hay 20ºC de menos en Siberia. Y podemos corregir el titular de los cafres del clima:

siberia-insane-cooler

Y ahora, ¿podríamos dedicarnos a cosas que tengan algún interés? Una cosa es mirar lo que dicen los estudios científicos, de uno y otro lado, y otra cosa es seguir el mamoneo de la prensa. No merece la pena.

Añadido para los comentarios:

cc-reanal

No sé si os habéis fijado, pero acaba de ser la movida anual del clima. En Marrakech, COP 22. Josh, de Cartoons by Josh, lo resume así:

COP22_Where'sMyMoney_scr.jpg

¿Donde está mi dinero? No lo aclaran, pero se les ve contentos. Un exitazo.

marrakech_cop22

Aunque no hayan encontrado -todavía- el dinero que te tienen que sacar, han producido algo impresionante. ¡Una proclamación de acción! Que no debe ser exactamente una acción, pero probablemente sea el sucedáneo de acción más optimista y vendible que se les ha ocurrido.

Explican que es muy necesario y urgente:

Our climate is warming at an alarming and unprecedented rate and we have an urgent duty to respond.

Supongo que el año que viene, el enviado por Trump -si va- les explicará que no. Que en Bilbao, “nuestro clima” tiene unos cambios muy comparables a los de Inglaterra. Y no son ni de una tasa sin precedentes, ni alarmantes, ni vainas.

Este gráfico muestra exactamente eso. Cambios de temperatura en 30 años (clima). Todo lo que queda sobre la raya rosa, que marca 2015 (1985 – 2015), son precedentes. Yo veo unos cuantos.

cet-30-years-trends-co2-precedents

Por ejemplo, la tasa de calentamiento 1985 – 2015 es como la de 1960 -1990 y alrededores. O como la de de hacia 1915 – 1945. Y como la de hacia 1880 – 1910. Y como la de hacia 1835 – 1865. Así como la de hacia 1805 – 1835. O la de hacia 1705 – 1735. O la de 1680 – 1710. Algunas de ellas, más altas. No pocas. El CO2 puede que tenga algún efecto, pero-de momento- no está haciendo nada que no hiciera la naturaleza por sí misma. Vaya, en Inglaterra, y por tanto en Bilbao. Nuestro clima.

Pero veamos la acción, que es lo interesante. No creo que los motivos les importen.

– La tarea ahora es construir sobre el “momentum” que se ha creado.

Llamamos al más alto compromiso político.

Llamamos a una fuerte solidaridad con las naciones más vulnerables.

Llamamos a todas las partes a erradicar la pobreza.

Tiene narices tratar de imaginar cómo piensan erradicar la pobreza encareciendo la energía.

Llamamos a aumentar urgentemente la ambición para estrechar el hueco entre las emisiones actuales, y las necesarias para conseguir los objetivos de París.

Llamamos a un incremento de la pasta que va de los países ricos a los pobres.

Eso, eso; ¿donde está la pasta? Que os lo explique Trump, ya que USA iba a ser el teórico mayor pagano, con diferencia. Muy buena pinta no tiene.

– Nosotros, los Países Desarrollados, reafirmamos el objetivo de mobilizar 100 billones de US$.

¿Y Trump qué dice, o es que los idiotas europeos vamos cubrir su parte? Pero claro, reafirmar no es exactamente lo mismo que apoquinar. Veremos.

– Nosotros, unánimemente llamamos a ulterior acción y soporte climático antes de 2020.

Animamos a la ratificación del Acuerdo de Doha.

– Nosotros, colectivamente, llamamos a todos los actores no estados …

– Todo esto proporciona una sustantiva oportunidad positiva para aumentar a prosperidad y el desarrollo sostenible.

Claro. Como que todo el mundo sabe que no hay nada como encarecer la energía para aumentar la prosperidad. Toda la vida ha sido el mejor remedio.

– La Conferencia de Marrakech marca un punto de inflexión en nuestro compromiso

– Ahora que nos pasamos hacia la implementación y la acción …

¿Mande? ¿Ahora? Ahora, lo que pone en vuestro documento es: llamamos (siete veces); tarea; reafirmamos; animamos; oportunidad (sustantiva positiva); y compromiso (cada vez más grande). Lo que NO pone ni una sola vez es: hacemos. Pero ni una. Si a alguien conoce un ejemplo mejor de palabrería, me encantará conocerlo.

miguel-canete

Fuente: UNFCCC.

timo

Genial artículo de Roy Spencer. Y francamente irrefutable.

Resumo / extracto un poco (pero mejor el original en inglés).

Sí, el Calentamiento Global Acojonante es un timo. Implícitamente se está refiriendo a lo que ha dicho Trump alguna vez. Es una cuestión científica muy legítima, pero absolutamente llena de incertidumbres. Y el cuento está basado en los modelos climáticos. Pero les puedes hacer decir lo que quieras … si usas esas incertidumbres como llave de tuneo. Que es lo que hacen. La única parte que está relativamente “establecida” es que las emisiones de CO2 probablemente han contribuido al calentamiento reciente. Pero eso no significa que sea peligroso. Y definitivamente no significa que puedas hacer algo al respecto … aunque quieras.

La preocupación pública por el cambio climático está en su momento más bajo. ¿Por qué?

Tal vez porque la gente no ve sus efectos en sus vidas diarias.

1) En cualquier medición objetiva, los fenómenos severos no se ha hecho peores.

2) EL calentamiento ha ocurrido sólo a la mitad de lo que decían los modelos y el IPCC.

3) El CO2 es necesario para la vida en la tierra. A la humanidad le ha llevado 100 años de uso de combustibles fósiles para subir el contenido atmosférico de CO2 de tres a cuatro partes por 10.000. (Por favor, no pienses en Venus, que tiene 230.000 veces mas CO2 que nuestra atmósfera)

4) El CO2 extra está recibiendo ahora el crédito de causar el reverdecimiento global.

5) A pesar de las especulaciones sobre los impactos del cambio climático en la agricultura, las cosechas actuales de maíz, soja y trigo están en récords históricos. [Pero nunca es de esos récords de los que te hablan -pm.]

Como ejemplo de la desconexión entre la realidad y los modelos climáticos en los que se fían para establecer la política energética, muestro la temperatura media en la temporada de crecimiento para los 12 estados (US) del cinturón maicero (corn belt). Datos oficiales de la NOAA comparados con la media de los modelos climáticos usados por el IPCC.

corn-belt-temp-jja-thru-2016-vs-42-cmip5-models-1

Sí, ha habido algún calentamiento reciente. Pero, ¿y qué? ¿Cuál ha sido la causa? ¿Es inusual comparado con siglos anteriores? ¿Es necesariamente algo malo?

Y, más importante desde una perspectiva política, ¿qué podemos hacer al respecto en todo caso?

Es impecablemente cierto lo que dice Spencer. Pretender que la ciencia está establecida (por ejemplo que las emisiones de CO2 son un problema) es un timo como la copa de un pino. Podría ser, aunque parece muy improbable; pero de “establecido” no tiene nada. Y que lo que están haciendo política y económicamente al respecto vaya a influir en el asunto de forma que merezca la pena es un timo de grado 12 en la escala de Richter.

Muy interesante también la perspectiva que da de cuando él mismo era empleado público (NASA), y su experiencia con otras agencias como la EPA. Y la inevitablemente aberrante filosofía del organismo público. Cuando ya has cumplido tu función, por ejemplo limpiar el aire, tu utilidad disminuye. Y …

Estaba en una reunión del Carolina Air Pollution Control Association (CAPCA) hace unos años, cuando un empleado de la EPA (Agencia de Protección del Medio Ambiente) afirmó al grupo que “nunca debemos de dejar de hacer el medio ambiente cada vez más limpio” (o algo a ese efecto).

Y la audiencia asentía.

Explícales a los de esas agencias que si bien limpiar en un 90% es fácil (relativamente barato) y merece la pena, según sigues aumentando hacia el 100%, (1) nunca vas a llegar, y (2) el gasto sube exponencialmente y resulta estúpido.

También explica mediante sus propias experiencias personales lo mismo que siempre dice Lindzen — que lo vivió por su cuenta. Primero grabaron en piedra un objetivo político, y luego le encargaron al IPCC que generara la ciencia para soportar esa política.

O sea, que no sea rían tanto de Trump y su “hoax”. Lo de China es un chiste, y lo que dice es un brochazo basto. Pero el cuento del Calentamiento Global Acojonante tiene tanto de “hoax” político como se pueda desear. Apoyado por una ciencia más que turbia, y francamente de encargo. Y además, de un obvio interés crematístico para la especialidad. Cuanta más alarma ⇒ más garbanzos. ¿Cuántos climatólogos salían en los periódicos antes de 1980?

Añadido (poco) posterior.

conveniente-clentamiento-global

Fuente / recomendación, Roy Spencer:

test-del-pato

La idea es muy vieja, y aunque no brinda una seguridad total, sirve muy bien para andar por casa. Le llaman la prueba del pato. Y dice:

Si parece un pato, nada como un pato, y grazna como un pato, ¡probablemente sea un pato!

Y lo puedes adaptar muy bien para usarlo con el entretenimiento que nos ocupa.

Si anuncian el fin del mundo, dicen que podemos salvarlo siendo buenos, y acosan al discrepante como una banda de fanáticos, ¡probablemente no se trata de ciencia!

Normalmente los fanáticos no dejan sus actos por escrito. Saben que queda feo. Pero a veces se descuidan con los emails. Nos pasa a todos; parece un sistema seguro, pero no lo es.

En 2009 tuvimos una buena filtración de emails de la banda. Y nos enteramos (confirmamos) que controlaban el mundo editorial científico para  que no se publicara lo que no querían ver. Que buscaban “razones” para ajustar las temperaturas del pasado de forma que coincidieran con su teoría. Que acosaban a sus compañeros cuando no seguían el paso marcado. Que intercambiaban “trucos” para presentar sus gráficos de forma eficazmente fraudulenta. Y que se comunicaban para eliminar al unísono las pruebas que pudiera haber sobre las conductas anteriores.

Pero ahora, a cuenta de los emails de Podesta (el jefe de campaña de Hillary Clinton), tenemos por escrito el aspecto fanático en todo su esplendor. El acoso y derribo de un científico. Porque sus publicaciones son, por una parte indiscutibles, y por otra parte muy inconvenientes. Roger Pielke jr (@RogerPielkeJr).

Conviene situar a Pielke hijo en el contexto de la discusión. No es un científico del clima. Trabaja en el Centro de Política Científica y Tecnológica de la Universidad de Colorado. Esto es, en la interacción entre política y ciencia, o ciencia y política. Más importante: acepta todas las tesis de partida del alarmismo climático, al no ser eso lo que estudia. Lo que quiere decir que acepta sin mayor problema que el CO2 que emitimos está produciendo un calentamiento que será potencial y presumiblemente peligroso; y que hay que reducir las emisiones. Como no es su asunto, se limita a aceptar lo que le llega desde esa especialidad.

Lo que sí entra dentro de su campo de estudio es la medición del daño que ya esta haciendo el Calentamiento Global Acojonante, y el examen del abanico de posibles acciones políticas para remediar el problema — analizando los costes y beneficios y riesgos. Esa sí es su especialidad: ¿qué puede / debe hacer la política con lo que le llega de la ciencia?

Y sus conclusiones, publicadas en las mejores revistas del ramo y con todos marchamos de la ciencia más convencional, resultan inconvenientes. Porque el Calentamiento Global Acojonante no está produciendo que los “extremos climáticos” sean más dañinos, si se miden a igualdad de PIB. De momento no está produciendo ningún daño. Y porque la reducción de emisiones necesaria, según la tesis alarmista, necesita un avance tecnológico brutal que no es sensato esperar que ocurra por sí mismo. (Es lo mismo que dicen Bill Gates o los ingenieros que Google dedicó a ese asunto).

Los fanáticos (el alarmismo climático) se enfadaron mucho con las publicaciones científicas de Pielke. Y aun más con sus comparecencias en el Congreso y el Senado, mostrando que los supuestos daños por “extremos climáticos” producidos por el Calentamiento Global Acojonante no eran reales. Ni hay más “extremos climáticos”, ni esos extremos causan más daños que antes del Calentamiento Global Acojonante. Y empezaron una campaña de difamación contra él. Con la mala suerte de que ahora hay pruebas documentales de lo que hicieron. Acosarle hasta que abandonó el campo. Ya no publica sobre clima. Y  por email alardeaban de ser los artífices de que le expulsaran como colaborador de la web sobre “data journalism” creada por Nate Silver, [538 –>].

También fue uno de los siete académicos a los que el congresista demócrata Grijalva quería “investigar” por tener una opinión incorrecta [–>]

El núcleo de la campaña se llevó a cabo desde el Center for American Progress, desde el que siete autores escribieron ¡160 artículos difamatorios! contra Pielke, entre 2007 y 2015.

Y eso se lo hicieron a un académico que no niega la teoría del Calentamiento Global Acojonante por culpa del hombre pecador, en ninguno de sus aspectos ni especulaciones científicas.

Si parecen patos, nadan como patos, y graznan como un patos, ¡probablemente sean patos!

O en nuestro caso, fanáticos que nada tienen que ver con lo que se espera de la ciencia.

Nota: Pielke dejó de investigar y publicar sobre clima en marzo de 2015 [–>].

Fuente: Lo cuenta Pielke mismo en su blog.

deplorables-and-the-climate

Judith Curry tiene un gran artículo sobre qué se puede esperar de la administración Trump en lo que llaman políticas del clima, y sobre cómo llevarlo bien.

Recopila y analiza las “barbaridades” de Trump al respecto, empezando por lo de que se trata de un timo (hoax) creado por y para beneficio de China. Y que no es más que una forma muy cara de impuestos. Luego en otras entrevistas Trump aclara que lo de China es más o menos una broma, pero que el efecto es ese: una ventaja competitiva para China. Que no hace nada en reducción de emisiones pero consigue encarecer las manufacturas americanas respecto de las chinas. Cosa estrictamente cierta.

Apunta Curry que lo de “hoax” no es tan descabellado si se tiene en cuenta el mareo que se trae la UNFCCC con la definición de “cambio climático”, en la que pervierte su significado para hacer creer a la gente que todo cambio climático es causado por los humanos. Y el engaño de hacer creer que con acuerdos como el de París se puede conseguir algo que se note en el clima. Según Curry (y según muchos alarmistas también), usando la tesis y números del IPCC lo de París no puede conseguir nada que se pueda distinguir sobre la variablidad natural.

So in terms of climate hoaxes, perhaps it is NOT Donald Trump’s whose pants are on fire.

Sigue una recopilación de todo lo que ha dicho Trump sobre cambio climático y energía, y los documentos de su plataforma electoral, y acaba concluyendo.

En mi entrada Trumping the elites, dije que la elección de Trump proporcionaba una oportunidad para una política de energía y clima más racional. Muchos comentarios de respuesta lo encontraban incomprensible.  Esto es lo que creo que habría que hacer, y veo oportunidades para ello en una administración Trump:

  • Una revision de la ciencia del clima que incluya de forma leal y transparente las incertidumbres sobre las proyecciones del cambio climático del clima global y regional.
  • Reabrir la cuestión de si el calentamiento es “preocupante”.
  • Rehacer las estimaciones del coste social del CO2, incluyendo toda la incertidumbre de los modelos climáticos, una estimación integrada de los modelos y sus “inputs”.
  • Financiar sistemas de observación de la tierra (satélites, superficie, océano) y la investigación del cambio climático natural.

Aunque la política “trumpizara” las conclusiones de estos análisis, quedaría claro que la administración Trump habría hecho los deberes en términos de recolilar y analizar información. Si consiguiera llevar a cabo los tres primeros puntos, podrían tener una base científica y económicamente defendible par asalirse del acuerdo de Paris, y de cancelar el Clean Power Plan de Obama.

 

Lo remacha diciendo que por lo que ha dicho, Trump parece prometedor en muchas preocupaciones ecologistas. Apoya el esfuerzo por un aire y agua limpios, y las infraestructuras necesarias. Y la custodia de las tierras federales. Y que además tiene una visión muy práctica, apoyando todo lo que proporcione una independencia energética y un abaratamiento de la energía.

Remata:

Working together on these issues would be a good start, if the ‘greens’ can get past the climate hoax thing.  Donald Trump does not seem to be particularly beholden to the fossil fuel sector.

Yo el problema lo veo en el “get past the climate hoax thing”. No pueden pasar del cuento del clima sin dejar de ser lo que son, porque han convertido el cuento de clima en una cuestión moral. Esto es; una cuestión no discutible, no medible, no contextualizable. Es como el pecado. No es algo que se discute, ni se negocia, ni se calcula, ni se miden sus consecuencias. Ni se compara el precio de su prevención con el precio de su adaptación.  Es pecado; punto. Un mal absoluto. Religión. Sería como preguntarle a un cura pre-conciliar si no podría follar la moza, pero con las debidas precauciones. ¿Qué quieres que conteste?

Curry es una optimista. Yo creo que el “alarmismo racional” no existe. Y si son alarmistas no es por una cuestión de carácter, sino de estrategia. En plan racional no les sirve para sus propósitos (los que sean), y por eso lo hacen en plan alarmista. Si les fastidias la alarma, se buscarán otra. Pero antes lucharán mucho, porque esta era muy buena.

Sin más presentación, se recomienda:

Añadido posterior:

No hemos hablado todavía de Trump y el cuento del Calentamiento Global Acojonante. Para mi Trump es una incógnita, y no tengo mucha tendencia  fiarme de los bocazas. Así que lo que haya dicho hasta ahora me parece de una importancia muy relativa. Pero en todo caso tal vez merezca la pena separar lo que ha dicho, según la importancia del contexto. No es lo mismo un “tweet” a las dos de la mañana, o una frase en medio de un mitin, que un documento más o menos oficial. Y para documentos oficiales, ninguno más que este. (Clic para ampliar)

trump-contract-voter

De 18 promesas, tres tienen que ver con el cuento del clima.

* Levantaré las restricciones al uso de reservas de energía productoras de puestos de trabajo, incluyendo fracking, petróleo, gas natural y carbón limpio, por un valor de 50.000 billones.

* Levantaré las barreras de Obama-Clinton a los proyectos de infraestructuras de energía vitales, como el Keystone Pipeline, para seguir avanzando.

* Cancelaré miles de millones en pagos a los programas de cambio climático de la ONU, y usaré el dinero para arreglar la infraestructura de América para el agua y el medio ambiente.

Además de este documento, se sabe que ha estado trabajando tiempo con Myron Ebell, notable crítico de todas las políticas “contra el clima”, en planes para la reforma de la EPA. La agencia de protección del medio ambiente. Y parece que se da por supuesto que le nombrará director. Pero sea dirigiendo, o sea con alguien siguiendo las líneas que haya trazado, el asunto es clave. Obama usó la EPA para poder saltarse al Congreso, sustituyendo las leyes con ordenanzas administrativas. Y toda su “política climática” depende de las ordenanzas que ha ido emitiendo la EPA.

¿Cumplirá este tipo de promesas? Ni idea. Pero supongo que querrá cumplir algunas, aunque no sea más que para “mostrar músculo”. Y estas sobre el clima y la energía podrían ser de las más fáciles de cumplir. Tienen todo el sentido económico del  mundo; sólo pueden actuar a favor de la economía. La parte difícil podría venir de la presión internacional. Por ejemplo, Australia ha confirmado el acuerdo del clima París un día después de la victoria electoral de Trump. En una especie como de acto psicológico de ánimo, después de la depresión que está sufriendo la burocracia climática en la reunión que tiene en Marrakech. Depresión por Trump, claro. Pero si algo ha demostrado el tío este hasta ahora, es precisamente su capacidad de aguantar presión externa. Y en esto, además, tiene a favor a sus compañeros republicanos en el Congreso y en el Senado, que dominan ambas cámaras. En otros aspectos de su proyecto tienen muchos roces, pero en este no.

No me atrevo a apostar. Pero veo más fácil que empiece a sacar pecho con esto del clima que con otras de sus propuestas polémicas.

Fuente, WUWT:

« Página anteriorPágina siguiente »