algoreros


Añadido: En el fondo es la misma postura que, por ejemplo, la de Bill Gates. Con el añadido de señalar lo absurdo del alarmismo. Parten de creer la tesis del IPCC, con todos sus números, para concluir que el camino razonable es muy distinto que -por ejemplo- el del acuerdo de París.

lomborg-cc

Parece como si tuvieran una carrera, a ver quién la dice más gorda. Y Susan Solomon llevaba tiempo sin aparecer destacada en la prensa basura. Así que se ha puesto manos a la obra. ¿Con qué sorprendo?

Nada como pillar un prodigioso modelo climático y examinar algo que nadie había mirado — porque no importa. El efecto sobre el nivel del mar de los gases de efecto invernadero de corta residencia en la atmósfera … después de parar las emisiones.

Nota: AL CO2 le imaginan larga residencia en el aire. Aunque hay mediciones / cálculos para muchos gustos, y las largas dependen de asunciones sacadas de la gorra. Pero otros como el metano sólo duran unos pocos años.

El caso es que Solomon descubre ¡siglos de subida del nivel del mar!

mit-sea-level_0

¿Mande? ¿Siglos subiendo después de parar las emisiones de los gases que duran pocos años en la atmósfera? Neina. Tiene truco. Se refiere a siglos hasta que el nivel del mar vuelva a su nivel original, no a que siga subiendo (es imposible).

¿Y eso a quién le importa? Si el mar ha subido, ya te has quedado sin lo que quede debajo. Lo que te importa es que deje de subir, si es que estuviera subiendo muy rápido (no lo hace). Lo que no tienes es ninguna necesidad de que baje rápido. Te da igual si tarda cincuenta años o cincuenta siglos. No vas a recuperar la casa, ni los cultivos, ni nada. Pero Susan tenía hambre de titulares o algo.

Acojonante. Siglos de “subida” (ejem) del nivel del mar quiere decir siglos sin que baje al nivel “preindustrial”. ¿Acaso estamos llorando por el nivel del mar preindustrial? ¿Está esperando para  encontrar el anillo de bodas de su bisabuela?

Sin embargo, para sacar esos titulares ha tenido que destapar uno de los secretos mejor guardados del alarmismo climático. Que el calor que va al mar (es casi todo) ¡da igual! No va a volver de repente para comerte.

Según el calor va al océano, se mete más y más profundamente, dando una expansión térmica (y sube el nivle del mar). As the heat goes into the ocean, it goes deeper and deeper, giving you continued thermal expansion. Después tiene que ser transferido de vuelta a la atmósfera y emitido desde ella al espacio, y este es un proceso muy lento de cientos de años.

¡Quieta, Solomon, para el carro! Es muy lento el trasiego del mar a la atmósfera; pero no el de la atmósfera al espacio. Y pongamos números. Todo el Calentamiento Global Acojonante (los últimos sesenta años) ha producido un calentamiento (medio) del mar hasta los 2.000 metros de 0,1ºC.  Y es verdad que eso tardará siglos en pasar a la atmósfera, que no tiene ninguna capacidad de acumularlo y lo emite de inmediato al espacio. Ni el más entusiasta de los alarmistas nos podría intentar hacer creer que eso se nota.

Se están empezando a pisar entre sí los alarmistas. Si el poco calentamiento que se observamos (según los modelos) es porque se va al mar, y si te ahí tarda siglos en salir, entonces no puede volver de repente para morderte, ni de ninguna forma que puedas notar. Y ese calor es lo mismo, a efectos sensibles, que si hubiera desaparecido. No es otra la función de un amortiguador; no quita el bache, pero sí hace que no lo notes. Y el mar es eso de cara al Calentamiento Global Acojonante; un amortiguador.

Nota: No hacía falta ningún modelo para saber todo eso. Pero si les financian por hacer el oso y conseguir titulares, lo seguirán haciendo.

Noticia, HockeyShtick:

Fuente, Susan Solomon:

wynne-trudeau

ontario-precios-luz

wynne-trudeau

¿Mande? ¿Ontario? ¿Y cómo lo han hecho?

Así, y parece increíble. Ya partían de un 75% de nuclear + hidro. O sea, que no parece que Ontario tuviera motivos para ser un sitio especialmente preocupado por sus emisiones de CO2. Aparte de que manda narices preocuparse por un calentamiento en Canadá. En cualquier momento van a volver a estar bajo más de un kilómetro de hielo, que es lo normal en el cuaternario. Pregúntales a los rusos los que les preocupa el calentamiento.

ontario-produccion-electrica

Y lo malo es que no tiene la disculpa de ser un cuento verde sin más. Se trata de carbonofobia pura, si se fija uno en lo que han cambiado durante esa escalada de precios. Entre Hidro y nuclear, que no les gustan nada a los ecolos, han subido un 8,6%. Y han quitado todo el carbón (8,3%), y un tercio del gas (3,6%). Le añades unos molinillos de viento muy majos (4,1%) y algo de plaquitas solares, y tienes la película perfecta del que se cree el cuento del Calentamiento Global Acojonante.

ontario-produccion-electrica-cambio

Pero sí impresiona bastante que esos cambios porcentuales produzcan tal subidón del precio de la electricidad en cinco años.

El asunto debe ser tan gordo, y las protestas tan fuertes, que Kathleen Wynne se ha sentido obligada a pedir disculpas y a prometer que lo va a arreglar. Ingresar en el ostracismo político sería una solución mucho mejor, pero no parece que se le haya ocurrido.

Han estado estudiando los factores que han contribuido al desastre.

Exceso de capacidad de producción. Eso me suena. Y está estructuralmente ligado a los cacharrines verdes, aunque estos no tengan que ser necesariamente el único motivo.

La “energía verde” resulta cara. ¿Quién lo diría? Los molinillos reciben el doble de precio de mercado, y las plaquitas solares más del triple. Viento, solar y bio producen un 7% de la electricidad, pero suponen el 16% del costo de generación. Aquí, como no sabemos lo que pasa …

El regulador ha sido debiltado. También me suena

Los precios por horario con los “lectores inteligentes” no han funcionado. No reducen los picos, pero sí suben el precio. Creo nosotros que estamos en ello.

Salarios excesivos en el sector hidro, especialmente sus altos ejecutivos.

En resumen, un primor. Pero no deberían quejarse, porque es exactamente lo que han votado.

wynne-trudeau

Tampoco es mala idea pensar antes de votar. Por ejemplo, ¿de todos estos mamoncetes que se presentan, cuáles tienen más pinta de ser capaces de doblar el precio de la luz en un santiamén? Y Wynne no da ninguna impresión de tener pocas posibilidades.

“La gente me ha dicho que han tenido que elegir entre pagar la factura de la luz, y comprar comida o pagar la renta,” explicó Wynne. “Es inaceptable que la gente en Ontario pueda estar enfrentando esa disyuntiva. Así que nuestro gobierno cometió un error. Y voy a hacer lo mejor que pueda para arreglarlo.”

Hablamos de la provincia principal de Canadá, un 38% del PIB y de la población total. Alguien podría pensar que el creador del desastre no es la mejor opción para intentar arreglarlo. Pero el kindergarten tiene estas cosas.

ice-age-n-america

Origen, NoTricksZone:

Fuentes.

Independent Electricity System Operator, Ontario:

Ontario Energy Board:

CBC

Entrevista de Tucker Carlson a Judith Curry (el vídeo está en las fuentes):

TC: Ha escrito que parte del problema con la ciencia del clima es que que el dinero para la investigación sólo va para aquellos científicos que siguen ciertas líneas. Y que son todas lo mismo, y eso impide que ocurra buena ciencia. ¿Me equivoco con lo que dice?

JC: Realmente no. Lo que estamos viendo es este tema dominante del cambio climático causado por el hombre, que es a donde se dirige todo el foco y el esfuerzo de investigación. Y hay demasiado poca financiación y esfuerzo dirigidos entender la variablidad climática natural. Esa es mi preocupación.

TC: Entonces, para aquellos de nosotros que no somos expertos. ¿Esa es la calve del debate; no tanto si las temperaturas están cambiando -porque por supuesto las temperaturas siempre cambian- sino sobre qué está produciendo ese cambio? ¿Hay un debate en eso?

JC: Exactamente. Claramente hay un calentamiento, y lo ha habido durante varios siglos. La cuestión fundamental es cuánto del calentamiento reciente ha sido causado por los humanos — digamos en los últimos cincuenta años. Y mi interpretación de la evidencia es que realmente no podemos decirlo. No veo ningún signo claro de que haya sido causado predominantemente por el hombre.

TC: Entonces, según su posición, y le cito:”no podemos realmente decirlo”, usted no está tomando una posición dura en ningún sentido. Eso suena como una mente muy abierta. ¿Cree que es usted penalizada por esa visión?

JC: Oh sí; he sido vilipendiada por algunos de mis colegas que son activistas, y no les gusta que nadie desafíe su gran historia.

…/… Breve incursión en la que explica que por eso deja la universidad y se dedica a la (su) empresa privada.

TC: ¿Al los que se preguntan, como usted, hasta qué punto el calentamiento ha sido producido por la naturaleza -como hace siempre- y hasta qué punto por el hombre, les llaman “negacionistas”. ¿Cuál es su respuesta a eso?

JC: Mi respuesta es que no lo sabemos. Seguro que los humanos hemos contribuido algo; no sabemos cuánto; y por la evidencia que yo he visto no creo que sea la causa dominante.

CT: Dra. Curry, usted no debe ver la televisión, porque el 98% de los científicos piensa globalmente una cosa; usted debe estar en el 2%, ¿verdad?

JC: ¡Ja! Irónicamente, la forma en que se suele presentar esa pregunta sobre el consenso … sí, hay calentamiento; sí, los humanos contribuyen … ¡todo el mundo está de acuerdo con eso! Y yo estoy en el 98%. Es cuando bajas a los detalles cuando hay genuino desacuerdo, y eso no aparece en la prensa.

Vamos a tratar de dar un ejemplo del tipo de cosas que tiene Curry en la cabeza. No se limita a decir “variabilidad climática natural” como quien usa un comodín mágico. (Tampoco sería ilegítimo; la tesis por defecto es que lo que observas es natural, aunque no entiendas el mecanismo).

Pero veamos primero el planteamiento de naturaleza cero de los activistas de la alarma, en un gráfico del IPCC [AR5 2013 Summary for Policymakers fig.3  –>]:

forzamientos-ar5-resumido-orig

Se ve:

Las unidades en las que lo miden son grados de calentamiento (o enfriamiento) entre 1951 y 2010.

Negro: el calentamiento medido desde 1951. Y no cambia nada, ni la discusión de los “ajustes”, ni la discrepancia entre satélites y termómetros. Esas discusiones entran en el margen de la medida.

Verde: Los gases invernadero. Esencialmente el CO2.

Amarillo: Otros efectos “antropogénicos”, que contrarrestan mucho, poco, o nada, el efecto de los gases invernadero. Esencialmente los aerosoles (la contaminación de verdad).

Naranja: El total antropogénico.

Azul (no se ve): Efectos naturales (externos). No tiene suficiente como para verse. Sólo consideran el sol (le ponen muy poco) y los volcanes (efecto efímero).

Sin color (porque no hay nada): Variabilidad interna (ej.: caos).

Resalto (cuadrado azul) lo que no tiene, o simplemente consideran que -casualmente- es cero en ese período.

forzamientos-ar5-sin-natural

Ahora veamos, juntas, la temperatura global y la llamada Oscilación Multidecadal del Atlánico Norte (AMO). Por mostrar una variabilidad que se ve clara, y sin más pretensión que poner un ejemplo. Discutible, como todo lo que hay.

La AMO, que no puede tener nada que ver con los gases invernadero, se suele representar con la tendencia de largo quitada. Pero la ponemos a pelo para ver la correlación. Son simplemente las temperaturas del Atlántico norte, que muchos autores consideran la principal fuente de variabilidad de la temperatura global en el plazo de varias décadas, y más. (El Niño, más fuerte, varía en plazos inferiores a una década). Y suelen achacar esas variaciones de la AMO a diferencias en la velocidad de la Corriente del Golfo [–>]. No está bien medido; es relativamente especulativo. Pero lo de los alarmistas también.

amo-y-hadcrut4

En el gráfico vemos que si la AMO estuviera influyendo en la temperatura global, se explicaría muy bien el calentamiento entre 1910 y 1950, y al menos buena parte del calentamiento entre 1975 y 2015. El primer calentamiento no lo pueden explicar los alarmistas ni sus modelos. Y es nada menos que 0,4ºC – después de todos los esfuerzos de los que crean las series de temperatura global para deshacerse del “bump” de los años 1940s. Obsesión (consciente o inconsciente) que queda muy bien reflejada en los emails del Climategate.

Curry expone así su idea sobre el efecto de la oscilación natural de la AMO en el clima global:

Building upon Wyatt’s Ph.D. thesis at the University of Colorado, Wyatt and Curry identified two key ingredients to the propagation and maintenance of this stadium wave signal: the Atlantic Multidecadal Oscillation (AMO) and sea ice extent in the Eurasian Arctic shelf seas. The AMO sets the signal’s tempo, while the sea ice bridges communication between ocean and atmosphere. The oscillatory nature of the signal can be thought of in terms of ‘braking,’ whereby positive and negative feedbacks interact in such a way as to support reversals of the circulation regimes.  As a result, climate regimes — multiple-decade intervals of warming or cooling — evolve in a spatially and temporally ordered manner. While not strictly periodic in occurrence, their repetition is regular — the order of quasi-oscillatory events remains consistent. Wyatt’s thesis found that the stadium wave signal has existed for at least 300 years.

La idea es clara. ¿Si la AMO, una oscilación natural, hubiera subido 0,4ºC la temperatura global en su anterior ciclo, por qué no lo iba a hacer en este último ciclo? ¿Porque no le conviene al cuento de miedo?

Y mira lo que pasa en el gráfico del IPCC, groso modo, si metemos 0,4ºC donde no había “variabilidad natural interna”. Que el efecto antropogénico es mucho menor, para que la suma antro + natural se corresponda con el calentamiento observado.

forzamientos-ar5-resumido-y-amo

Pongamos las dos películas juntas para que se vea mejor la diferencia.

forzamientos-con-amo-y-sin

Todo lo que haya contribuido la naturaleza al calentamiento reciente (azul), y se les haya pasado, habría que restarlo al efecto que le calculan a los gases invernadero (verde). Que no es un efecto medido, sino una especulación [–>].

Y la pregunta del millón sería: ¿Por qué se tacha de “negacionista” al que pide que también se estudie en condiciones el cambio climático natural? ¿Porque se puede estropear la película favorecida por los dioses?

Nota: AMO aparte, hay muchas otras fuentes posibles de variabilidad interna. Que tengan que sumar cero no es más que eso; un “tener que”. Una asunción muy conveniente. Y mejor no estudiarlo; para lo que la estrategia más conveniente es no financiarlo.

Añadido (poco posterior): Imprescindible este relato de Mark Steyn del “tratamiento” al que ha sido sometida Judith Curry por sus colegas activistas, por pensar en el cambio climático natural. No es algo que salga gratis.

Fuentes.

IPCC:

Wyatt y Curry:

Reynolds et al 2017:

HadCrut4:

NOAA (AMO / Kaplan):

McCarthy et al 2015:

En la plaza:

Mark Steyn:

Fox News:

A menudo me preguntan, cuando muestro un gráfico de Calentamiento Global Acojonante medido por satélites, que cómo van las mediciones de superficie de termómetros, y qué diferencias hay. Se me ocurre que la forma más sencilla de presentarla es esta, donde se ve una medición de termómetros de superficie, una de satélites (que mide una capa de la troposfera baja centrada en unos 4Kms de altura), y una mixta del mar.

Esta última, la mixta del mar, en principio debería ser la mejor. Usa sobre todo satélites, pero midiendo la temperatura de la capa superficial del mar, no el aire. Y además lo contrastan / corrigen con temperaturas de termómetros in situ en el mar. Son instrumentos, métodos, y equipos humanos distintos que los de la troposfera. Las tres mediciones son totalmente independientes entre sí.

Y así tenemos:

  1. Termómetros de superficie, global, GISS
  2. Satélites para troposfera baja, global. UAH
  3. Mar global, mixto satélites termómetros. OI.v2.

Y lo comparamos con lo que dicen los modelos climáticos en cada uno de esos sitios. Vaya, la media de los modelos, porque individualmente dicen muchas cosas, y a menudo contardictorias. La columna de la derecha, que es la clave, señala el porcentaje de calentamiento que ven las observaciones respecto de lo que dicen los modelos (la media de los modelos) en ese lugar.

acojonante-calentamiento-global-distintas-mediciones

Empezamos en 1979 porque es cuando empiezan los satélites. Pero es perfecto, porque el Calentamiento Global Acojonante empieza apenas antes (como 1975 o 1977). Y llegamos hasta 2016, completo.

Hay que advertir que es un momento bastante malo para medirlo, justo con un El Niño fuerte al final de la serie. Por eso he añadido la serie del mar en su estado pre-Niño, para que se vea al diferencia. Pero con Niño y todo las observaciones miden:

  • Termómetros superficie: 81% del calentamiento predicho.
  • Satélites troposfera: 50% del calentamiento predicho.
  • Mar mixto: 63% del calentamiento predicho.

Y son 37 años, que no es ninguna broma. Aunque tampoco es suficiente para hacer un cálculo bueno de lo que calienta el CO2 extra.

Y esto explica muy bien por qué hay tanta discusión. Son películas muy distintas las de las ditintas series.

1) Los termómetros no son incompatibles con los modelos. Van más bajos que la media, estarán entre la media y la parte baja, pero por dentro del “desparrame” de los modelos. Que para eso es un desparrame tan generoso.

Bueno, son compatibles los termómetros con los modelos si miramos los últimos 37 años. En el largo plazo, los cálculos del calentamiento de las emisiones de CO2 medido con termómetros (que usan las series de temperatura desde 1880) no son compatibles con los modelos. Por eso el IPCC tuvo que ampliar el rango de calentamiento probable en su informe 2013. Ampliarlo por abajo, quiero decir. Para incluir “no problema” entre lo probable.

Sin enrollarnos, veremos dos gráficos de lo que calculan que calienta el CO2. En el primero, comparado con el “rango más probable” que daba el IPCC en su último informe (2013).

ecs-tiempo-lewis.png (600×361)

Pero ese “rango más probable” no viene de los modelos. Lo ampliaron por estos estudios. Los modelos dan este otro rango, que no es compatible con los cálculos recientes.

ecs-estudios-y-rango-modelos

2) Satélites y mixta. Esto, respecto a las temperaturas de termómetros de superficie. Pero mirando los satélites y la serie mixta del mar lo único que se puede hacer es tirar los modelos a la basura, y empezar de nuevo con la pizarra en blanco. Son incompatibles. También son incompatibles las mediciones de termómetros con estas otras dos; uno de los dos grupos tiene que estar mal.

3) Gráficos. Una nota antes de poner los gráficos. Este clásico de John Christy que hemos visto muchas veces no es la misma medida. Es troposfera media, no baja. A mayor altura. En principio más interesante, porque es donde más se tendría que ver el “efecto invernadero” y las realimentaciones necesarias para la alarma. Y todavía es mas incompatible con los modelos que las otras tres de las que hemos hablado, incluida la de la troposfera baja.

Y ahora los gráficos de las series cuyos números hemos puesto al principio. Están comparados entre sí, no con los modelos.

giss-y-oiv2

oiv2-y-uah

Es por esto que puedes oír que los modelos climáticos no tienen ningún problema, o que son una basura integral. Depende de dónde y lo que mires. Pero para decir que no tienen problemas hay que empeñarse en mirar sólo un sitio / medición, olvidarse de las demás, y olvidarse de los cálculos modernos sobre “sensibilidad climática”. Los estudios mencionados antes sobre lo que calienta el CO2.

Ya por curiosidad podemos mirar entre sí las dos series de saélites que hay sobre troposfera baja, ya que sólo hemos usado una. Por si alguien se pone quisquilloso porque le tengamos pelota a la serie UAH de Roy Spencer y John Christy. Da lo mismo, porque RSS es igual.

Con líneas de tendencia:

rss-y-uah-trend

No se pueden distinguir, ni se ve nada. Probemos medias móviles de cinco años, que suelen dar una idea clara.

rss-y-uah-mm5a

De hecho son tan calcadas que se hace hasta sospechoso. Afortunadamente no son muy amigos los dos equipos. RSS es “consenso” total, y UAH es “hinchapelotas”. ¡Pero dicen lo mismo! Y lo mismo es que los modelos van de culo:

uah-temperatura-global-2016-flecha

Sobre todo si tienes en cuenta qué parte de los modelos es un “tuneo” para acertar las temperaturas que los modelistas ya conocen, y qué parte es predicción propiamente dicha — sin red ni parachoques.

zona-tuneo-y-prediccion-en-modelos-climaticos

Fuentes añado, que me había olvidado.

UAH troposfera baja:

GISS termómetros superficie:

OI.v2 (Reynolds ( NOAA):

RSS troposferra baja

 

 

rain

Mira esto:

 Observaciones y detalladas simulaciones del clima con ordenador muestran una reducción en la lluvia sobre las regiones tropicales más secas (oncluyendo partes de áfrica y Australia) durante el siglo XX (ver diagrama). Sin ambrago,  la variabilidad climática natural asociada ea el Niño explican una gran fluctuación de año a año en la lluvia tropical, y también las dicrepancias entre las simulaciones y las observaciones. Las simulaciones del futuro indican que continuará la mayor sequía en las zonas más secas, mientras que habrá más lluvia en las regiones húmedas según el mundo se calienta como respuesta a a concentración de gases invernadero.

Y por si no queda claro, lo dice el título:

Y el inevitable gráfico del miedo.

menos-lluvia-en-zonas-secas

El problema es el de siempre. Unas observaciones de chichinabo, probablemente seleccionadas para dar el mensaje pre-establecido.

Noticia (esperable). Unas nuevas observaciones que dejan las anteriores a la altura del betún. Y digo esperable porque ya había habido otras observaciones que dejaban claro que los modelos climáticos no acertaban ni por casualidad con la lluvia regional. Pero lo que nos interesa es lo que dicen de los modelos (experimentos les llaman, con un par). Los modelos predicen mas lluvia en las zonas húmedas y menos lluvia en las zonas secas. O sea lo malo, para variar.

Veamos la realidad recién medida – y aparentemente medida de una forma bastante completa.

wijngaarden-syed-fig2

Son sólo ejemplos, y aunque no son muy fáciles de ver sí parece claro que no hay cambios de largo plazo (de calentamiento global) en la lluvia. Ni en las zonas secas, ni en las húmedas, nien el hemisferio norte, ni en el sur. Cero patatero.

Más claro, los puntos destacados en la presentación de este estudio en Sciencedirect.com [–>]:

  • Más de un millon de totales de precipitación mensual observados en 1.000 estaciones de 114 países.
  • Un registro mucho más largo que los tres estudios contradictorios recientes que analizaban sólo unas décadas de datos.
  • No se encuentra diferencia sustancial entre las estaciones localizadas en las latitudes norte, tropicales o sur.
  • No se ha hallado diferencia para estaciones de climas secos, húmedos, o moderados.
  • Sin cambio significativo en precipitación entre 1.850 y el presente (2.013)

El gráfico con los datos completos, en vez de en resumen, se ve claro. Sin cambios señalables por ningún sitio que se mire. Tendrás que ampliar las imágenes para poder leer los textos.

wijngaarden-syed-fig7

Los autores explican que los estudios anteriores tienen muchas diferencias entre sí, y que es normal porque usan series de no más de 50 años, y muy a menudo de menos. Y que en esas condiciones la variabilidad natural afecta mucho. Han buscado series bien repartidas por el mundo, y que tengan más de cien años.

Los puntos verdes (184) tienen entre 150 y 200 años de mediciones; los rojos (776) entre 100 y 150

wijngaarden-syed-fig1

Y resulta la película de siempre. Los modelos climáticos de los alarmistas dicen unas cosas, y la realidad dice otra bien distinta a poco que se mire con cuidado y amplitud. Y conviene no olvidar que la lluvia es un índice tan importante para definir y medir “cambio climático” como la temperatura, si no mas.

Y este trabajo va en la línea de confirmar el último estudio sobre reverdecimiento global [–>], que achacaba la mayor vegetación sobre todo a la fertilización del CO2 (70%), algo al mayor calor (8%), y nada a un cambio en la lluvia.

El trabajo acaba así:

Stations experiencing low, moderate and heavy annual precipitation did not show very different precipitation trends. This indicates deserts/jungles are neither expanding nor shrinking due to changes in precipitation patterns. It is therefore reasonable to conclude that some caution is warranted about claiming that large changes to global precipitation have occurred during the last 150 years.

Noticia desde Willis Eschenbach en WUWT:

Fuentes.

Sciencedirect:

William van Wijngaarden (uno de los autores):

La plaza:

 

Dentro del margen de error de la medida, 1998 y 2016 están empatados en la medición UAH desde los instrumentos de los satélites de la NASA. Con una diferencia de 0,02 grados, supone la quinta parte del margen de error (0,1º). Todo ello muy jugoso, en la web de Roy Spencer.

Resulta que 1998 y 2016 son una comparación muy buena. Son dos años con El Niño de los “fuertes”, ambos de una intensidad muy comparable. En realidad los alarmistas decían que el de 2016 ha sido más fuerte. Tal vez con la esperanza de que tuviera mayor temperatura. Su relación con el Calentamiento Global Acojonante debe ser de amor / odio. Por una parte dicen que es el fin del mundo, pero por la otra siempre están esperando récords de calor … que parecen producirles orgasmos. Son una tropa muy muy extraña.

A este ritmo, cuando haya un El Niño de los fuertes a final de siglo, la temperatura global sería … ¡una décima de grado superior a la de 2016!

Ponemos el gráfico de siempre, con 2016 completo. Y con los modelos (la zona rojiza).

uah-temperatura-global-2016

Y plantamos una raya horizontal en 1998 para que se aprecie bien el acojonante calentamiento global entre 1998 y 2016. En la curva rosa, que es lo que mide un año (media móvil de 12 meses).

uah-temperatura-global-2016-raya

Y como la temperatura mes a mes es difícil de seguir (la raya azul clara), ayudamos visualmente con un flecha roja para señalar diciembre de 2016. Que casualmente coincide con la media de los últimos cinco años (azul oscuro). Todo ello francamente muy alejado de las predicciones de los satélites modelos (zona roja), aun en su rango inferior.

uah-temperatura-global-2016-flecha

Y este es el cuento de hoy. Que tengan ustedes un feliz “récord” de calentamiento global, y que sean capaces de notarlo. 🙂

Fuente, Roy Spencer:

Datos, UAH:

« Página anteriorPágina siguiente »