algoreros


cas-not-unprecedented-warming

Esta es muy bonita. Artículo  / presentación en la revista de la Academia China de Ciencias. Entresacamos y traducimos.

Hay una gran cantidad de evidencia relacionada con la variación de climas antiguos en los datos “proxy”, como anillos de los árboles, hielo profundo, sedimentos de los lagos, estalagmitas, corales, y documentos históricos, y todas estas fuentes tienen gran significado a la hora de evaluar el calentamiento del siglo XX en el contexto de los dos últimos milenios.

El profesor GE Quansheng y su grupo del Instituto de Ciencias Geográficas y Recursos Naturales de la Academia China de Ciencias han recogido un gran número de “proxies”, y han reconstruido una serie de 2.000 años de temperatura de China con una resolución de diez años, permitiéndoles revelar las características cuantitativas del cambio de temperatura en China estos dos milenios.

“Hemos encontrado cuatro épocas cálidas, que fueron en los años:

  1. 1 a 200
  2. 550 a 760
  3. 950 a 1300
  4. y el siglo XX

La amplitud de temperatura entre las partes más frías y cálidas fue de 1,3ºC” dijo el profesor Quansheng.

El equipo halló que el calentamiento más rápido ocurrió entre  1870 – 2000, a una tasa de 0.56 ± 0.42°C / siglo.

Nota: Esto es en la presentación; en el trabajo dicen que esta tasa de calentamiento no es “particularmente única”, ya que hubo calentamientos rápidos similares entre 600 y 710 (0.51 ± 0.45°C / siglo); 880 y 990 (0.65 ± 0.43°C / siglo); y 1150 a 1250 (0.63 ± 0.42°C / siglo).  También señalan ciclos de temperatura en China de 50 a 70 años; de 100 a 120 años; y de 200 a 250 años.

El gráfico principal

quangsheng

2.000 años de temperatura en China (imagen de GE Quanshen)

 

 

Seguimos con la presentación:

Las temperaturas registradas durante el siglo XX pueden tener precedentes, porque la reconstrucción muestra registros para los períodos 981 a 1100, y de nuevo de 1201 a 1270, que fueron comparables al período cálido actual. Pero con una incertidumbre de ±0.28°C a ±0.42°C en el intervalo de confianza del 95%.

Desde el año 1.000 (la época que cubre el Período Cálido Medieval, la Pequeña Edad de Hielo y el presente período cálido) las variaciones de temperatura en China han estado típicamente en fase con las del hemisferio norte como conjunto.

Y la guinda, no menos apetitosa por muy archiconocida que sea — con excepción de los alarmistas:

 Las características generales de los impactos del cambio climático han sido, históricamente, negativas en los períodos fríos, y positivas en los períodos cálidos. Por ejemplo, 25 de los 31 períodos más prósperos de la China imperial ocurrieron en períodos cálidos, o de calentamiento.

Llama a tu alarmista climático favorito, y se lo cuentas. Que se calme un poco.

Fuentes

Academia China de Ciencias:

Springer (Quansheng et al 2017):

Agradecimiento a Bjorn Lomborg

 

 

Hay expresiones magia, a modo de tabú, que nos atascan el cerebro. Una muy clara es el “peer-review” que usan los científicos en sus publicaciones. Por una parte entienden que lo que no lleve ese sello no vale, y por otra dan a entender que lo que lo lleva tiene el marchamo de “verdad” — siempre que les guste el resultado. Las dos falsas, obviamente. La primera no merece ni la pena comentar. Y el “peer-review” garantiza un mínimo de calidad y de ausencia de errores muy obvios; pero no garantiza ninguna cantidad de “verdad”. (Ej: hay trabajos “peer-reviewed” de conclusiones exactamente opuestas, sin mayor problema).

Vayamos a Pruitt. Está a punto de publicarse, y ya se ha filtrado el U.S. National Climate Assesment.

image

No lo he leído todavía, y no tiene pinta de tener nada nuevo. Sí, dice que la evidencia es más fuerte que en el informe anterior, pero eso es lo que dicen en todos los informes. En todos los informes, de todos los organismos. Y decir no es mostrar.

nca4-5th-draft

Pero la última frase del breve párrafo ya deja claro que se trata de mera opinión. “No hay alternativa convincente que se pueda soportar en la evidencia observacional”. Estupendo; las alternativas no les convencen. Son muy libres, pero la convicción es opinión. Ejemplo: nadie “está convencido” de que los aviones vuelan, o de que las vacunas reducen las enfermedades; lo sabemos. ¿Y por sabemos qué lo sabemos? Porque podemos decir lo que va a pasar …. ¡antes de que pase! Situación que no es, ni de broma, la del Calentamiento Gobal Acojonante. O sea, tienen un convencimiento; no un conocimiento.

Y ahora llega Pruitt, con una muy buena idea y una cagada de expresión que debería enterrar para siempre.

De Político.com:

  • El jefe de la Agencia de Medio Ambiente dijo que su equipo va a evaluar  la exactitud de un informe de ciencia federal que achaca el cambio climático a la actividad humana.
  • “Francamente, este informe debe ser sujeto a una evaluación “peer-reviewed”, con una metodología de revisión objetiva. La ciencia no deber ser politizada. No puede ser algo que lanzas por ahí para tratar de dictar la política en Washington.

Dice tres ideas muy claras y muy sensatas, y la morcilla de la frase mágica.

  1. Evaluar la evidencia que dicen que hay.
  2. Objetividad.
  3. Informe politizado.
  4. La tontería del “peer-reviewed”.

¿Y que es lo que pasa? ¡Lo que se podía esperar! Docenas de científicos y academias contestando solamente a la morcilla.

Ya ha pasado un extenso y riguroso proceso de “peer-review”, mucho mayor de lo habitual.

Y es verdad. Pero eso no afecta ninguno de los tres puntos anteriores, que son precisamente los que hay que discutir.

  1. ¿Cuál es la evidencia; dónde está? ¿Los modelos?
  2. ¿Qué peso se le ha dado, y dónde podemos ver la discusión sobre las posibilidades de la alternativa más obvia (variabilidad natural no forzada)? ¿Qué proporciones son posibles / verosímiles para ambas?
  3. ¿Hablamos de la politización de los campeones que han participado en el informe?

ciencia-politizada

Pero ya no se habla de ninguna otra cosa que no sea la irrelevante expresión mágica.

Esta sería la gran oportunidad de Pruitt de organizar lo del “Red Team”. Que no tiene nada que ver con “peer-review”, y tiene todo que ver con “abogado del diablo”. El despliegue de alternativas. No convincentes para los que viven del cuento, pero tal vez extremadamente razonables para los demás.  Y el peso de lo que tienen el cuajo de llamar “evidencia”. ¿Consideran “evidencia” los modelos macro-económicos? Pues es lo mismo.

Fuentes

Político:

New York Times (el informe filtrado):

“Javier” tiene una entrada interesante en WUWT, a cuenta de si hay fases o ciclos en el hielo marino del Ártico, o es una “espiral de muerte” — según la teoría alarmista al uso.

Es interesante. Sobre todo la literatura que enlaza en apoyo de la idea de fases. Le han criticado mucho los datos que usa (MASIE), porque el propio NSIDC recomienda no usar esa serie con ese propósito. Así que he querido ver si cambia algo por usar los datos supuestamente adecuados, más iguales en el tiempo — aunque de menor calidad / resolución.

No cambia nada. La idea que propone es que desde 2006 (cuando empieza MASIE) el hielo no disminuye. Y es igualmente cierto usando los datos recomendados (Sea Ice Index).

nsidc-sii-monthly-extent-from-2006

Otra cosa son las chispas que se le puedan sacar a ese dato. Yo diría que todavía no muchas; no es la única década de la que se puede decir lo mismo. Pero el asunto está definitivamente en el aire. Por ejemplo, mirando el mes de hielo mínimo (septiembre):

nsidc-sii-september

Se podría decir lo mismo entre 1990 y 1999.

Pero ya que hemos recopilado y ordenado los datos, podemos usarlos para poner más gráficos.

Los últimos diez años, y 2017 resaltado en rojo (y más gordo).

nsidc-sii-last-decade

Dividido por décadas (a la primera le faltan los diez primeros meses):

NSIDC-sii-4-decades

Y la primera y última décadas:

nsidc-sii-extreme-decades

Y un último gráfico divertido. Para que entiendas lo que dicen los periódicos y los cantamañanas habituales. Los gritos de …. ¡récord! … que has oído en 2016 y 2017. Buscan cualquier mes que suponga el mínimo de la serie y se ponen a anunciar el fin del mundo.

Nuestro ejemplo de cabecera es “Principia Marsupia”

Este invierno he escrito varias veces en el blog sobre la preocupante situación del hielo del Ártico. Pero la situación se ha vuelto aún más crítica.

Las altas temperaturas han hecho que se registre otro mínimo para un mes de febrero. El hielo cubre 1.100.000 kilómetros cuadrados menos que la media histórica. Eso es un “trozo” de hielo de cuatro veces el tamaño de Italia.

Cuando dice “este invierno he escrito varias veces” se refiere a lo que se marca en el 2016 de la derecha. Y lo del “mínimo para un mes de enero” al 2017 de la izquierda.

nsidc-records-recientes

Se lo pasan de miedo con eso. Literalmente.

También se puede comparar cómo va el año respecto a la media de los últimos diez:

sii-2017-and-last-decade-mean

Y le regalamos otro dibujito a Principia Marsupia:

principia-marsupia

El tiempo dirá. Es absurdo hacer apuestas a, por ejemplo, 30 años. Pero si tuviera que hacerlas, apostaría por las dos teorías. Fases y “espiral de muerte”. O sea, “espiral de muerte”, en fases. Lo que pasa es que la “muerte” no tiene nada de muerte. Sabemos que el hielo marino del Ártico puede desaparecer en verano sin que le pase nada a nadie. Ya lo ha hecho en el Holoceno, y durante milenios. Podría incluso ocurrir que los osos polares pasen de unos 30.000, a alrededor de 10.000. ¿Y qué? Es la cifra que piensan que había hacia 1960, por la sobre-caza, sin mayores consecuencias.

En todo caso ya vamos preparando las palomitas para el fin del verano. ¿Dónde se pondrá el siguiente punto del gráfico de septiembre? ¿De qué tamaño serán los llamativos titulares alarmistas?

nsidc-sii-september-next

A ver si nos acordamos de actualizar los gráficos con los datos de agosto y septiembre.

Datos

NSIDC:

Fuentes

WUWT (“Javier”):

Principia Marsupia:

No tengo ni idea de si a este cantamañanas, que me suena de nombre pero nada más, se le puede considerar científico. Pero sé que le consideran un embajador de “la ciencia”, sin ninguna protesta por parte del estamento científico. Y el campeón dice, en nombre de “la ciencia”, tonterías que no debería decir un niño de más de 14 años.

neiltyson

¿De verdad que hay que explicárselo a un astrofísico, director de un planetario en Nueva York? Joder, es cierto que ese argumento de mocosos para lactantes es el que subyace en todo el scientism [–>], del que el mayor exponente tal vez sea el cuento del clima. Pero sus practicantes lo suelen presentar con bastante mayor disimulo. Puesto así, a la Tyson, solo puede despertar las carcajadas de todo no-analfabeto.

No, Neil; no tiene nada de extraño. La plebe sabe desde hace muchas generaciones que los astrónomos predicen los eclispes de tal forma que les queda niquelado. O sea, tiene un conocimiento empírico (¿te suena?) de la capacidad de predicción de esa rama de la ciencia. Y así mismo tiene una experiencia milenaria sobre la nula capacidad de acierto de las fantasías catastrofistas. Incluso una experiencia de varias generaciones sobre los modernos catastrofismos cientififormes.

Y eso, los más desinformados. Porque imagina lo que les pasa a los que miran un poco, y cuentan los cadáveres inexistentes. O los millones de refugiados climáticos que no hay; los arbolitos del campo en un planeta en reverdecimiento; las playas en absoluto desaparecidas; la nieve -que no iban a conocer- sobre la que siguen esquiando; las islas del Pacífico que resultan crecer en lugar de desaparecer; en fin, la espectacular ausencia del termagedón anunciado. ¿Qué hacemos con esos, Neil?

El fenómeno se llama predicciones fallidas. Que es, precisamente, lo que no ocurre en astronomía.  O al menos en la astronomía más establecida y menos de frontera. Y ahí está la guasa, la imbecilidad estupefaciente de la trampa de chichinabo. No hay “la ciencia”, si por eso nos queremos referir a la seguridad de un tipo de conocimiento. Hay ramas de la misma cuyas predicciones se sabe que funcionan, y ramas de frontera cuyas predicciones están por ver. Que menudo nunca llegan a cumplirse. ¿Y por qué será que cuando quieren promover la alarma del clima, solo le pueden dar un Premio Nobel ¡de la Paz! a la especialidad? ¿No será porque necesitan -justamente- una capacidad demostrada de predicción, y no la tiene?

Hace falta una caradura bastante notable para hacer la comparación eclipse ⇒ cuento del clima. Pero de caraduras es de lo que se trata. Porque son los mismos científicos del clima los que no se creen los “eclipses” (las predicciones) de la ciencia del calentamiento global acojonante. Las predicciones (los modelos) dicen:

Por doblar la cantidad de CO2, entre 2 y 4,5ºC de calentamiento (al 66% de probabilidad).

Y el IPCC no se lo acaba de creer, y lo cambia:

Por doblar la cantidad de CO2, entre 1,5 y 4,5ºC de calentamiento (al 66% de probabilidad).

Extraño, debería decir Tyson. El IPCC no niega el eclipse del 21 de agosto, pero niega las predicciones hechas con las mismas herramientas y métodos de la ciencia del calentamiento global acojonante.  ¿Lo diría en serio?

En general, estos alarmistas del clima se suelen reír mucho de las religiones. Van de sobrados por el mundo, dando lecciones de racionalidad y de decisiones basadas en “la ciencia” y en la “evidencia”. Yo no creo en ninguna de la religiones; pero entre creer en un creador del universo y creer la falacia del burro de Tyson, es mucho más irracional creer lo de Tyson. No puedes demostrar que Dios sea falso; la falacia de Tyson la demuestra un niño.

Tal vez cabe añadir que “la ciencia” no solo se puede dividir entre establecida y de frontera. Hay otras posibilidades no menos ilustrativas. Posmoderna y kindergarten es lo mismo, claro.

tyson-consensus

peter-ridd Peter Ridd es un geofísico con los siguientes intereses: oceanografía costera, el efecto de los sedimentos en el coral, desarrollo de instrumentos de medición, detección geofísica, climas pasados y presentes, y modelización atmosférica. Además, su trabajo con su grupo del Laboratorio de Geofísica Marina (http://www.marinegeophysics.com.au/) se dedica al desarrollo de instrumentos.

Lleva toda su vida trabajando en la Gran Barrera de Coral. Y me encuentro con este breve vídeo en Twitter, en el que apunta a todo lo que venimos comentando a cuenta del coral.

  • El blanqueamiento del coral es como los incendios de los bosques; los regenera. Y siempre se ha recuperado.
  • EL coral se adapta a situaciones muy cambiantes. No le queda otra, las esporas que larga acaban creciendo a cientos o miles de kilómetros, y tienen que copar con lo que haya allí. No es como una planta.
  • Tiene que gestionar grandes cambios de temperatura, aunque no hubiera “cambio climático” (se refiere al cambio climático acojonante, no al natural).

No conocía a Peter Ridd, y me ha parecido interesante. Especialmente su apunte a la hipótesis adaptativa del blanqueamiento del coral, de la que hemos hecho varias entradas. Y buscando, encuentro este vídeo más largo y completo. Una hora. Ridd examina todos los supuestos problemas de la Gran Barrera de Coral. Y los bien reales problemas de las ciencias de ecologistas. A partir del minuto 30 entra en el “cambio climático”. Pero pongo unas notas añadidas para los que vayan con prisa.

Notas al paso:

El coral es tropical y le gusta el calor. En la parte sur de la GBC crece más lento que en la parte norte, porque el agua es más fría. Pero en Nueva Guinea crece aun más rápido que en el norte de la GBC, ¡porque el agua es más caliente todavía! Y el tejido también es más grueso en los sitios más cálidos.

¿Velocidad de cambio de temperatura? ¿En serio? ¿Hablamos de las salidas del glacial al interglacial? ¿Hablamos de los cambios de temperatura bruscos en las fases glaciales?

gisp2-y-kobashi-final

Ahora hay más coral que hace 100 años, porque se ha expandido hacia los polos, sin perder por el ecuador. Y probablemente crece más rápido.

El coral que se blanqueó en 1998 y 2002 (por El Niños) se ha recuperado prácticamente todo (está hablando en 2011).

El coral tiene un balance entre crecer rápido (y vida corta) y ser muy sensible a los cambios; o bien crecer más lento (y vivir más) y ser más insensible a los cambios. Y según la zona y el ambiente, elige entre ambas estrategias la que mejor le va. Los fenómenos de blanqueamiento son propios de los corales de estrategia rápida.

Si te quieres preocupar por el calentamiento global, mejor elige los osos polares, a los que presumiblemente les gusta el frío.  Con el coral no tiene sentido. Un calentamiento de uno o dos grados es algo a lo que están muy acostumbrados, y más que eso no van a ver en los trópicos. Y una subida del nivel del mar es de las mejores cosas que les puede pasar. Recolonizarán enormes superficies que desde hace 300 años están demasiado expuestas en marea baja.

Sobre la acidificación y su supuesto efecto en el coral no se atreve a manifestarse. Usando los datos del mejor estudio del momento Ridd llega a una conclusión muy diferente.

ridd-acidification

Al final, una idea muy clara que se podría resumir en “muéstrame los cadáveres”. ¿Dónde se ha perdido coral; cuántas especies han desaparecido de qué zona? Y no hay nada que puedan mostrar — del blanqueamiento siempre se han recuperado en unos años. En los ecosistemas con problemas reales (y pone muchos ejemplos) nunca hay dificultad en señalar los “cadáveres”.

Notas de sentido común como guinda:

ridd-corruption-enviromental-science

Y este. Saco de las palabras a cuenta de la corrupción del proceso científico:

No hay ningún motivo para que te fíes más de un científico que de un vendedor de coches o un corredor de fincas.

ridd-conclusions

Un comentario sobre la acidificación del mar debida al CO2. Se nota que Ridd no va a piñón fijo. Trabajando los datos que ha visto no llega a la conclusión alarmista de rigor. Pero acepta que puede ser correcta; que ese sí puede ser un problema; y que hay que vigilarlo. Supongo que en 2017 su idea habrá cambiado un poco. Hay muchos estudios que muestran que la acidificación no es un problema, lo mismo que muchos otros ven el fin del mundo con ese asunto. Pero sobre todo, lo que ha habido es meta-estudios que ponen muy en cuestión todo lo que se ha hecho hasta ahora.

Añado enlaces sobre la Hipótesis Adapatativa del Blanqueo (Adpatative Bleaching Hypothesis):

Y sobre acidificación:

Fuentes (la bio de Peter Ridd):

 

 

Esto es algo muy muy sabido desde hace decenios, pero el alarmismo climático es una de esas filosofías kindergarten en las que los niños creen estar descubriendo el mundo. Pero se conocía por experimentos de laboratorio y por pruebas de campo. Aunque eso tampoco les vale a los chicos del clima; ellos necesitan un mundo “global”. Y si no miden global, la medición no existe. Aunque se entiendan los procesos, se predigan correctamente, y se vea repetido vez tras vez.

Vale, ya habían aceptado que “globalmente” la tierra reverdece. Perfectamente previsible, y previsto por los “negacionistas”. Pero como los cambios siempre tienen que ser malos, y tú -humano- has de ser pecador, sostenían que esa ventaja era relativa o inexistente. Porque las plantas iban a gastar mucha agua al crecer más, y la ventaja se iba a fastidiar.

Y se han llevado una sorpresa. Solo los alarmistas, claro.

water-efficency

Traduzco de la presentación en The Conversation.

Las plantas terrestes están absrobiendo un 17% más de carbono de la atmósfera, según muestra nuestro estudio publicado hoy. Igualmente extraordinario, también muestra que la vegetación apenas está usando agua extra para hacerlo, lo que sugiere que el cambio global está causando que las plantas del mundo crezcan de forma más eficiente en su uso del agua.

Traducción para personas: En el globo hay un notable aumento  de vegetación, sin un aumento del uso del agua. ¡Algo muy bueno!

Los gráficos más claros son estos dos:

No creo que necesite explicación. “CO2 uptake” y crecimiento de las plantas (o aumento de la masa vegetal) es lo mismo, porque de lo que crecen es del carbono que toman del CO2. “Evapotranspiration” es lo que los alarmistas -y solo los alarmistas- creían que iba a aumentar, dejando a las plantas sin agua. Y no ocurre. “Water use efficiency” es la cantidad de agua que necesitan para crecer. Si crecen, sin mayor uso de agua, todo el crecimiento es aumento de la eficiencia. La pera.

El otro gráfico ilustrativo:

No es un mapa de reverdecimiento, como los que estamos acostumbrados. Es de aumento de eficiencia en el uso del agua. Los rojos pueden parecer muy llamativos, pero la escala va desde +40 hasta -5. O sea, el rojo fuerte es ocho veces menos cambio que el verde fuerte. Estamos hablando de una auténtica bendición. Bendito CO2.

Sigo traduciendo:

Hemos encontrado que, a lo largo del globo, los bosques boreales y tropicales son particularmente buenos en este aumento de eficiencia y de toma de CO2. Esto se debe en gran parte al efecto de fertilización del CO2 y al incremento en la superficie total de hojas.

Al miso tiempo, en los eco sistemas semi-áridos del mundo, el ahorro de agua es muy importante. Hallamos que en Australia por ejemplo hay un aumento de la toma de carbono, especialmente en las sabanas del norte. Esta tendencia podría no haber sido posible sin un incremento en la eficiencia del uso del agua del ecosistema.

Estudios anteriores también han mostrado cómo un incremento en la eficiencia con el agua está reverdeciendo las regiones semi-áridas y pueden haber contribuido a un incremento en la captura de carbono en los sistemas semi-áridos de Australia, África y Sudamérica.

Nota. Cada vez que dicen “captura de carbono” hay que traducir por “aumento de la vegetación”. Es lo mismo. Lo dicen de forma tan rara por su obsesión carbonofóbica.

La explicación de lo que ocurre es sencilla. Sigo copiando:

El aumento de toma de carbono típicamente tiene un coste. Para dejar entrar el CO2 las plantas tienen que abrir unos poros de sus hojas, llamados estomas. Estos a su vez permiten que el agua se escape. Así que las plantas necesitan hallar un balance entre tomar carbono para fabricar nuevas hojas, tallos y raíces, pero minimizar la pérdida de agua en el proceso. Esto ha llevado a elaboradas adaptaciones que ha permitido a muchas especies de plantas conquistar un rango de ambientes áridos.

Una de esas adaptaciones es cerrar los estomas ligeramente, para dejar entrar el CO2 con menos agua escapando fuera. Con un aumento del CO2, el resultado total es que la toma de carbono aumenta sin aumentar el consumo de agua. Esto es exactamente lo que hemos encontrado a una escala global en nuestro nuevo estudio. De hecho, hemos encontrado que el aumento del CO2 está causando que las plantas sean más eficientes en el uso del agua, casi en todas partes, tanto en lugares secos como húmedos.

Lo que todo el mundo daba por supuesto, menos los alarmistas.

Fuentes

The Conversation:

Nature:

Más entradas en la plaza sobre la bendición del CO2 extra para las plantas y la vida:

Yo alucino que nadie se pueda tomar en serio a los chicos de la alarma del clima. Después de todo se trata de un asunto de fe. Si preguntas dónde está la evidencia empírica que soporta lo que afirman, nunca te la van a presentar. Te hablarán de un consenso, y te hablarán de los comunicados de las academias correspondientes; pero eso solo es la evidencia de una opinión, no una evidencia empírica. Y creer algo por la autoridad de quien lo dice es una de las definiciones comunes de fe [DRAE, Fe, 5 –>].

No vamos a discutir aquí la estrategia de tener fe en la corriente mayoritaria de una rama de la ciencia, por el morro. No hace falta resaltar la cantidad de veces que eso ha producido un mal resultado. En esta entrada se trata de ver la justificación de esa fe, a la vista la conducta de la supuesta autoridad. Con algo que es anécdota, pero que resulta más que representativa del ambiente. Y con un argumento de fondo bastante claro: o autoridad va acompañada de comportamiento, o la fe en la autoridad no funca.

Tamino, aka Grant Foster, es un ingeniero que trabaja en una empresa de análisis. Y va de gran genio auto-nombrado de la estadística. En su tiempo libre colabora en estudios de la ciencia del Cambio Climático Acojonante. Se le puede considerar un científico del ramo amateur — sin que lo de amateur tenga el menor tinte despectivo. (La “climatología del CO2” la inició Callendar, que también era ingeniero y científico amateur). Tamino también tiene un blog, y entre una osa y otra es una figura relevante y respetada dentro del mundillo de la alarma climática.

Como hemos comentado los días pasados, ahora se está hablando otra vez del tema siempre recurrente del nivel del mar. Y de su aceleración, o falta de. La aceleración es muy necesaria para el cuento del clima. No cualquier aceleración es suficiente para producir una alarma, pero una falta de aceleración es un serio problema para la teoría y para el cuento de terror.

Tamino ha entrado en el asunto, y decide que el nivel del mar se ha acelerado. Como bien refleja el título.

tamino-accelerated-sea-level-rise.png

Y entra un turista, y le pregunta qué pasaría con ese análisis si usa otros datos distintos. Como los de Jevrejeva 2014, que son más recientes y más fiables. Esto último (más fiables) no lo señala; lo deja para más adelante, por si Tamino tiene la osadía de discutirlo. Y el asunto sigue así:

Tamino: ¿Por qué lo preguntas?

Sorprendente respuesta. ¿Realmente hace falta preguntarlo?

Plazaeme: Porque sé que tendrías resultados opuestos.

Tamino: ¿Tú crees que sabes — pero preguntas de todos modos? ¿Se trata de un pobre intento de iniciar una discusión, o es tu versión de “Baila para mi, chico simiesco”? Lo siento, ya hemos completado la cuota del mes.

Este no es un caso especial. La gente del cuento del clima es así; uno tras otro, una y otra vez.

Plazaeme: Sí, yo creo que sé, y pregunto de todas formas. Porque … (elige una):

  1. Me pregunto si tú lo sabías.
  2. Me pregunto si estás interesado en saber — por contra de “demostrar” una idea preconcebida.
  3. Me pregunto si tu análisis daría un resultado diferente.
  4. Me gusta cómo lo haces (soy un fan) y me gustaría ver el mismo análisis con datos diferentes.

Esta respuesta no se puede ver allí, porque Tamino la elimina (tiene censura previa). E interviene otro turista:

Mal Adapted: Humm, ¿cómo lo sabes, plazaeme? ¿Cuándo lo vas a publicar?

Plazaeme: Mal Adapted, Jevrejeva et al lo publicaron en 2014. Encontraron una aceleración de 0,001 mm / año desde 1880. El mismo cálculo desde 1900 da -0,001 mm / año (una deceleración).

Y puedes fácilmente repetir los mismos gráficos que Tamino ha hecho aquí, pero con los datos de Jevrejeva. Quiero decir, si Tamino fuera lo suficientemente adulto como para dejar pasar este comentario, que probablemente no sea el caso.

Por supuesto que no es el caso. Comentario también censurado. Conociendo a los alarmistas, es obvia la precaución de tomar capturas de pantalla. Pueden eliminar las preguntas inconvenientes de su blog, pero no del universo.

tamino-cafre

Y podemos hacer aquí lo que Tamino no quiere hacer allí.

Con los datos que le gustan, propone esto:

tamino-ch-w-residuals

Lo que muestra es la diferencia con la recta de tendencia (por ejemplo por mínimos cuadrados). Es como si pones horizontal la linea de tendencia de este gráfico, para ver que cambios hay respecto a la tendencia de largo plazo.

jevrejeva-2014-trend-line

Y usando los datos de Jevrejeva et al en la misma operación que Tamino hace con Church y White, queda así:

jevrejeva-2014-residual

Completamente distinto, y te quedas sin la espectacular subida reciente que demuestre la aceleración que está ocurriendo ahora. A la serie de Church y White (2011) le han añadido datos hasta 2013, y la de Jevrejeva solo llega hasta 2009. Pero cuatro años no pueden cambiar mucho las cosas.

En ese gráfico se ve una fase con poco cambio como hasta 1915; una bajada y subida de ahí a 1960, y otra bajada y subida posterior. Que se puede representar así:

jevrejeva-two-accelerations

Tamino también hace un gráfico con la tasa de cambio. Lo que cambia de un año a otro. Y le planta un filtro complejo, que no especifica.

Usando una simple media móvil de 15 años, y con los datos de Jevrejeva, queda esto:

jevrejava-rate-15yr-rm

Donde se ve que aceleraciones y deceleraciones hay todo el rato, y la aceleración reciente no tiene nada especial. De nuevo una historia muy diferente.

En Jevrejeva 2014 se molestaron en señalar su diferencia con Church & White. Que como hemos visto es una diferencia suficiente para cambiar completamente el guión de la película. Esa diferencia, que tanto cambia las cosas, son unos 4 cm. en la primera mitad de la serie de Church & White, de unos 160 cm. 16 cm. de total de subida de nivel del mar.

church-white-jevrejeva

Se puede rizar el rizo y tratar de hacer el caso más favorable para los alarmistas — pero usando Jevrejeva. Pongamos la tasa de subida de los satélites, en la última corrección mega guay que han hecho. No he visto los datos publicados, pero en el trabajo señalan tasas 1,8 mm/año en 1993, y 3,9 mm/año “hoy”. No creo que sean medias de quince años ni de broma, y es una comparación muy injusta. Pero aún así no tienen nada de especial si lo representamos junto al histórico de Jevrejeva:

jevrejeva-y-sats-tasa

Y ya solo quedaría representar otro de los gráficos de Tamino con los datos de Jevrejeva. El que compara la medición de estaciones costeras (Church y White en su caso, Jevrejeva et al en este) con los satélites. Los dos sectores que se comparan tienen los mismos años.

jevrejeva-y-satelites

Añadido para los comentarios. Se ve gente en Twitter diciendo que el nivel dle mar medido por los satélites lleva un parón. De dos años. Y lo dicen como si fuera relevante.

Pongo los datos en forma de residuos de la línea de tendencia.

colorado-sea-level-residuals

Fuentes

Tamino. No pongo enlace porque él jamás enlaza lo que critica, y estoy harto de cafres. Pero es muy fácil de encontrar:

  • Sea level rate has accelerated

Permanent Service for Mean Sea Level (PSMSL)

Nature (último grito en correcciones satélites)

Satélites (CU Sea Level research Group)

« Página anteriorPágina siguiente »