algoreros


Están desesperados.

el-mundo-pinatubo

En 1991 hubo un volcán que oscureció algo la atmósfera. El Pinatubo. Y cuenta el Mundo:

Como consecuencia, el nivel del mar descendió y lo hizo justo antes de que esta magnitud se comenzase a medir vía satélite, en 1993. Los registros indican que, a partir de ahí, las aguas han ascendido de forma estable unos tres milímetros al año a causa de la emisión de gases de efecto invernadero. Sin embargo, un estudio dirigido por el Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR, por sus siglas en inglés) y que ahora publica la revista Scientific Reports asegura que esa velocidad se está acelerando. Una realidad que la erupción del Pinatubo habría enmascarado.

La “realidad” enmascarada la sacan de modelos climáticos. Debería poderse medir esa aceleración, pero no se ve. ¡Qué putada! Y eso podría deberse al volcán Pinatubo … si sólo miramos las mediciones del nivel del mar de los satélites, que empiezan en 1993.

Veamos lo que dice el estudio propiamente dicho — en vez del comunicado para la prensa.

Abstract:

La subida del nivel medio del mar global global estimada por la altimetría de satélites proporciona un límite a la variabilidad y cambio del clima, y se espera que se acelere según las tasas, tanto del calentamiento global como la pérdida de glaciares, se incrementan. Sin embargo, en fuerte contraste con estas expectativas, los altímetros actuales muestran que la tasa de subida del nivel del mar ha decrecido de la primera a la segunda década de la era de satélites. Un análisis combinado de datos de altimetría y unas simulaciones de modelos especialmente designadas muestran que la erupción de 1991 del Pinatubo probablemente enmascaró la aceleración que habría ocurrido sin la erupción. Este enmascaramiento viene principalmente de la recuperación del contenido de calor del mar de mediados a finales de la década de los 90, subsiguiente a la gran reducción en los años posteriores a la erupción. Una consecuencia de este hallazgo es que, sin otra gran erupción, es probable que emerja una aceleración detectable en la próxima década.

Puntos a destacar.

1. Necesitan una aceleración en la subida del nivel del mar para confirmar a teoría del Calentamiento Global Acojonante.

2. Creen que esa aceleración debería ser observable con los instrumentos que tienen.

3. No la observan.

4. Se han buscado una explicación para la no observación. Pero de no haber volcanes fuertes en la próxima década, como no haya aceleración la explicación no vale.

La teoría. Algunos volcanes inyectan cenizas en la estratosfera que tardan como dos o tres años  en caer por su propio peso (en la troposfera las lava la lluvia). Esas cenizas oscurecen la atmósfera, haciendo que menos rayos de sol lleguen al agua del mar, con lo que le entra menos calor. Y pierde calor porque lo que emite -que depende de su temperatura- apenas cambia. Hay mediciones de ese oscurecimiento, que se suponen buenas , desde 1979.

mauna-loa-apparent-transmission

La raya horizontal negra está puesta a huevo. No es más que para mejorar la perspectiva.

El oscurecimiento que se ve en 1991 es muy evidente, y corresponde a la erupción del Pinatubo. Pero no es en absoluto menos evidente, ni menos fuerte, el oscurecimiento producido por El Chichón en 1982.

Ahora podemos fijarnos en lo que NO han hecho. Mirar una serie de nivel del mar más larga que la de los satélites. Señalamos el Pinatubo con rojo brillante y El Chichón con rojo oscuro.

jevrejeva-y-volcanes-1900

Vamos a verlo más cerca; desde 1975.

jevrejeva-y-volcanes-1975

Es muy cierto que en 1991 el nivel del mar bajó seis milímetros, como dicen. Pero también baja en muchas otras ocasiones, y en cantidades similares o mayores, sin volcán ni oscurecimiento alguno. Y la bajada por El Chichón en 1982, que debería ser al menos igual, es de risa.

También lo podemos ver en números. En rojo, los años de volcanes y oscurecimiento.

nivel-mar-volcanes-numeros

No tiene muy buena pinta, pero siempre hay que contemplar la posibilidad de que tengan razón. La parte buena es que en diez años lo podríamos ver si no hay volcanes que oscurezcan visiblemente la atmósfera. Y la parte mala es que puedes apostar todo el dinero que tengas a que si dentro de diez años la explicación no funciona, se buscarán otra diferente. Vaya, puedes hasta pedir dinero prestado para hacer la apuesta; nunca falla.

Otra forma más de ver en qué consiste una “ciencia establecida”.

Nota: La idea de “la recuperación del contenido de calor del mar de mediados a finales de la década de los 90, subsiguiente a la gran reducción en los años posteriores a la erupción” es bastante extraña. ¿Por qué se iba a recuperar? ¿Hay alguien que le diga la cantidad de calor que debe tener (o aumentar)? Puede enfriarse un poco, y emitir menos por ello. Es muy poco. Y puede desprenderse de menos calor con la evaporación – convección. Pero entonces se desprendería de más calor cuando se calienta, y tendrías una realimentación negativa muy mala para la teoría del Calentamiento Global Acojonante. Suena raro. Hay que mirarlo un poco más.

La idea se la he copiado descaradamente a Just The Facts en WUWT.

Pero lo vamos a hacer al revés. En vez de mucho rollo y poco dibujito, cambiaremos la estrategia. Queda más veraniego, y le puedes decir a la parienta que estás en el chiringuito (en vez de en la p*t* arena) para controlar el cambio climático.😉

Al final el asunto tiene un morbo que nadie esperaba. Los dos (1998 y 2016) son años de “super Niño”. Las dos últimas ocurrencias de esa circunstancia. Y es un fenómeno bastante constante respecto a su inicio y final. Pero en 2016, la temperatura se disparó en febrero y marzo respecto de 1998, y todo el mundo asumió que este año se batía el récord, de calle. Con enorme alegría para los alarmistas. Ellos son así; se alegran de las noticias que creen malas. Supongo que vende, o algo. Por su parte los escépticos (que los canallas llaman “negacionistas”), no estaban muy impresionados; pero sí completamente desesperados.

A ver; lo del récord / no récord es una chorrada colosal que no tiene el menor significado en la discusión científica. Son cuentos para los niños, o cuentas para los indios. Pero como todo este asunto es un cuento, esencialmente una operación de relaciones públicas, lo del récord se convierte en la madre de todas las batallas. De ahí que no impresionados … pero con un coscorrón que no veas. Ponte tú a explicarles a los niños.

Sorpresa. Después de ese calentón de febrero y marzo, los cuatro meses siguientes han sido más fríos en 2016 que en 1998. No con tanta diferencia como había tenido de calentamiento, pero suficiente para darle emoción a la carrera. Vaya, que donde parecía que no iba a haber competición, ahora la cosa está más que emocionante.

Vamos directamente a los dibujitos. No creo que necesiten mayor explicación. Se dan las dos series de temperatura global medida desde satélites. UAH (son “escépticos”) y RSS (son “alarmistas”). Comparando 1998 con 2016, mes a mes, y con la media de los meses que llevamos a la derecha.

UAH.

apuesta-2016-uah-record

Empate técnico en julio.

RSS

apuesta-rss-2016-record

Victoria ajustadísima de 2016 en RSS … de momento.

Vamos a verlo con todos los meses del año, aunque falten los de 2016, porque le puede dar mejor perspectiva de lo que se puede esperar.

UAH.

apuesta-uah-2016-record-ac

RSS.

apuesta-rss-2016-record-ac

Está ajustadísimo, que es lo bonito para hacer apuestas en el chiringuito. Y es una chorrada, pero resulta espectacular de cara a la discusión. Después de todo son los alarmatas los que se hinchan a hablar de récords irrelevantes todo el rato. Y esto viene a huevo para darles en el morro. ¿Récord, qué récord? ¿Dónde; en los termómetros de chichinabo con toda esa gimnasia estadística? ¿Cómo explica usted que la troposfera media no se caliente con el Calentamiento Global Acojonante, cuando debería calentarse más según su propia teoría? ¿Dónde está el modelo climático (esas fábricas de alarma) que muestre algo remotamente parecido a 18 años sin batir el récord?

Vale, vale, no lancemos las campanas al vuelo. Pero preparad las palomitas. Por si acaso. Intentaremos actualizarlo todos los meses.

Los datos.

monbiot-es-tontolculo

George Mobiot, señero activista climático (se dice periodista) del Guardian está muy alarmado. Más que lo normal, vaya. Porque la prensa no da importancia al calentamiento global que -en su docta opinión- supone ya una crisis tremenda. Es más, ¡nos están ocultando el Calentamiento Global Acojonante! – según asegura en el título. Y arranca así.

Al paso que vamos, este será un año récord de temperatura jamás medido. El anterior récord se estableción en 2015. Y el anterior en 2014. 15 de los 16 años más calientes han sido en el siglo XXI. Cada uno de los de los últimos 14 meses ha batido el récord de temperatura mensual. Pero todavía puedes oír a gente repitiendo la vieja aserción, propuesta primero por los “lobistas” de los combustibles fósiles, de que el calentamiento global se paró en 1998.

Dibujito para Monbiot y otros subnis. Todas esas condiciones citadas se pueden dar perfectamente sin que deje de ser cierto que el calentamiento se paró en 1998. Por ejemplo, así:

Monbiot-y-otros-tontos

Cumple todas las condiciones de Monbiot:

  • Récord 1º en 2016, 2º en 2015, 3º en 2014.
  • 15 de los 16 registros más calientes en el siglo XXI.
  • 14 meses seguidos de récord mensual.

Pero no cumple la conclusión idiota de Monbitot:

  • El calentamiento Sí se ha detenido en 1998 – en esta serie de ejemplo y hasta fin de 2016.

Nota: hay mil formas (mil series posibles) de que salga un gráfico con las mismas conclusiones. Este es sólo para dar la idea más clara.

Además tampoco hace falta mecánica cuántica para pensar que “calentamiento” no quiere decir nada. Puede ser mucho, poco, o inapreciable. Puede ser un problema o una bendición. Y puede tener todo tipo de futuros, todos ellos incognoscibles. Calentamiento, a secas, no tiene ninguna infomación relevante. Y para saber el significado de que una mayoría de “expertos” predigan un futuro negro … basta mirar el resultado habitual de las predicciones de los expertos. Es más barato hacerle caso a Nostradamus, y el resultado no es mejor — por lo que hemos visto hasta la fecha. Medido; conocimiento empírico. Y si ya miramos el sector específico de la alarma “verde” en general, o de la predicción climática en particular, le hacemos un monumento a Michel de Nostredame. Y Premio Nobel.

Nostradamus by Cesar.jpg

Monbiot puede mentir porque cree que salvar el mudo es un bien moral muy superior que no encalomarle trolas a sus lectores. O puede que sea de una incompetencia tan formidable como para no saber que su “demostración” de que el calentamiento no se ha parado en 1998 no lo demuestra, y es una chorrada. Es indiferente cuál de los dos sea su problema. Lo que cuenta es que es un tipo de forma de “pensar” que se ve por doquier en todos los alarmistas. Si uno se fija, casi todas sus construcciones son similares. Y como no pueden ser todos subnis -aunque Monbiot muy bien puede serlo- habrá que concluir que se trata de una gente convencida de que “la verdad” se cuenta mintiendo.

Y luego ya, que cada cuál adopte la estrategia que crea conveniente con la gente que miente para exponer su “verdad”. Hay muchas más cosas tan espectacularmente desmontables como esta en el artículo del Guardian. Todas las que dice, en realidad. Pero mejor centrarse en una; porque se presta a dibujitos para los subnis, y es un tipo de argumento idiota que usan todo el rato. Tratan de abrumar con récord por aquí y calentamiento por allá, cuando no significan nada.

Nota: La idea de que el calentamiento se paró en 1998 no viene de “lobista” alguno. Viene del IPCC:

IPCC 2013 (sobre lo que llama “the hiatus” – nosotros “la pausa”):

T]he rate of warming over the past 15 years (1998–2012) [is] 0.05 [–0.05 to +0.15] °C per decade)which is smaller than the rate calculated since 1951 (1951–2012) [of] 0.12 [0.08 to 0.14] °C per decade.

Lo que el IPCC se “olvida” de decir que sobre todo es mucho menor que la tasa calculada para 1975 – 2012 que es 0,18ºC por década.

IPCC 2007:

For the next two decades, a warming of about 0.2°C per decade is projected for a range of SRES emission scenarios.  (AR4 SPM)

Y viene de los datos que no le gustan a Monbiot. Aprovechamos para actualizar la serie desde satélites UAH a julio 2016.

UAH-jul16

Fuente de la idea, WUWT:

 

cet-acojonante-no-acojonante

No tengo ni idea de si es voluntario o inconsciente el poco cuidado que tienen los científicos alarmistas del clima con el contexto de los datos que ofrecen. Puede ser que quieran atraer dinero a su especialidad sin mirar mucho la ética del método, o puede que de tantas ganas que tienen de salvar al mundo se estén engañando a si mismos. Pero es un escándalo. Y es un escándalo que ocurre prácticamente con todos los datos que ofrecen. Vamos a verlo con lo de la temperatura de superficie, que es la principal métrica que usan.

¡Es un calentamiento sin precedentes!- afirman con gran seguridad. Y lo rematan señalando récords que se baten continuamente. Ya, ¿y desde cuando lo mides? 1880 es lo que usan todas las series de “temperatura global” con las que te asustan. ¿Eso es un tiempo suficiente para saber si se trata de un calentamiento raro, o es normal? Vamos a ver la diferencia con una serie de temperatura que es más larga (desde 1659) y de más calidad.

Central England Temperature  es una serie de temperatura regional medida con muchos termómetros. La más larga, y la mejor. A la ventaja de ser mucho más larga, añade la ventaja de que permite un gran control de calidad, porque si uno de los termómetros hace cosas raras, o se ha desplazado de sitio, o el entorno sufre cambios,  se puede contrastar con termómetros de la misma región climática, y la misma altitud, de una forma muy coherente. Y además está muy bien documentado el historial de cada instrumento. No es como preguntar lo que pasó con un puto termómetro despendolado en Nigeria, en 1982.

CET representa la historia de la temperatura de aproximadamente este triángulo.

cet-area

También tiene otra ventaja. Es el clima del Atlántico Norte, que es el principal causante de las variaciones del hemisferio norte extratropical, que a su vez es donde ocurre el “calentamiento global”. (Nadie hablaría de un calentamiento si fuera por lo que se mide en el hemisferio sur o en los trópicos).

rss-calentamiento-global-por-latitud

Al final haremos una comparación entre esta serie de temperatura y lo que miden (de aquella manera) para el hemisferio norte extratropical con “proxies”.

Bien, tenemos esta serie de temperatura CET, de mil veces mayor calidad que cualquier serie de “temperatura global”, y vamos a ver la diferencia entre los calentamientos que se ven si se usa la serie sólo desde 1880, o se usa entera.

El gráfico es difícil de interpretar, porque muestra cambio de temperatura, no temperatura. Eso es un calentamiento; un cambio de temperatura — hacia más. Cada puntito representa el cambio de temperatura de 30 años. Por ejemplo, el punto que se sitúa en el año 2.000, y ofrece un resultado de 0,029ºC, significa que entre 1971 y 2000 la temperatura ha subido a una tasa de 0,029ºC por año ( o de 0,29ºC por década, que sería 2,9ºC por siglo).

Lo de medir el cambio de temperatura en 30 años es por la Oficina Meteorológica Mundial. Definen “clima” como la estadística de datos meteorológicos de 30 años. Y eso es lo que usamos para ver cómo cambia el clima CET.

Desde 1880. Se ha marcado una línea rosa con la siguiente mentalidad. Señala el mayor calentamiento en la serie antes del “calentamiento moderno”. (Es 0,033º por año, 0,33 por década; 3,3º por siglo). Y así se puede decir que cualquier calentamiento superior es “sin precedentes” (desde 1880), y es un récord, etc. También se señala con puntos rojos lo que queda por encima de “lo normal”, o el máximo desde antes de la antropogenia si miramos desde 1880.

calentamientos-cet-1880

cet-colorines-1880

Y se puede asegurar que nunca se había visto en la historia (desde 1880) un calentamiento como el Calentamiento Global Acojonante. O que en 2009 se llevaban siete años seguidos de un calentamiento “sin precedentes”. Y en 2005, cinco años seguidos de récord de calentamiento en 30 años. La falta de cuidado de los alarmistas del clima, claro, es olvidarse decir que lo que ocurre desde 1880 puede ser poco significativo. Un suceso puede ser muy improbable en un plazo, y  muy probable en un plazo mayor.

Desde 1659. La misma raya rosa y el mismo coloreado de los puntos que la superan.

calentamientos-cet

cet-colorines

Hemos cambiado de película. Lo de “sin precedentes” ha dejado de existir, y no se ha batido ningún récord desde 1720 (0,050º por año). Récord de calentamiento, no de temperatura. El clima se está calentando como desde 1700; pero eso no puede ser por tus emisiones de CO2, que empezaron mucho después y no son significativas hasta 1950.

Este es el momento en el que saltan todos los alarmistas, diciendo: ¡Eso es una serie de temperatura local, no global! Y es cierto. Pero la gente en general (no los alarmistas) gozan y padecen la temperatura local, no la global. Y CET está muy directamente relacionada con la temperatura de Bilbao, que es la que nos importa – como cualquiera puede entender. Además, si no se quieren creer que también está muy relacionada con la temperatura extratropical del hemisferio (la del calentamiento”global”, recuerdo), vamos a mirarlo. Comparando, por ejemplo, con una serie reciente de “proxies”, Ljungqvist 2010.

Esta vez comparamos temperatura, no cambio de temperatura (en “anomalía”). La serie de “proxies” es esta:

Se va a simple vista que tiene el mismo calentamiento hacia 1700, completamente comparable con el moderno. Pero vamos a verlo más cerca, y con las series superpuestas.

Nota: Ljungqvist 2010 tiene una resolución decadal. Consideran que cada punto representa la temperatura media de diez años. Así que para CET ponemos la media de las mismas décadas. El último tramo de CET se pone en verde porque sólo son seis años en lugar de diez.

calentamientos-cet-ljungqvist

¡Glus! Menuda sorpresa. El detalle fino no es exquisito, y los “proxies” tiene mucha menor variabilidad, como era de esperar. Por ser “proxies”, y por ser la media de muchas zonas. Pero la película general es bastante calcada, y la correlación sorprendente. Probablemente los termómetros CET sean mucha mejor medida de la variación de temperatura del hemisferio norte que ninguna serie de “proxies”.

En todo caso, dejando al margen la discusión local  / global, queda muy claro lo que puede pasar con una serie climática de sólo 130 años. Que bien puede contar una película muy distinta que la misma serie con 350. Y la cuestión es que no hay ni un sólo científico, por alarmista que sea, que no se dé cuenta de este problema. ¿Por qué pasan por encima de él, como si no existiera?

Datos:

CET: http://www.metoffice.gov.uk/hadobs/hadcet/data/download.html

Ljungqvist: ftp://ftp.ncdc.noaa.gov/pub/data/paleo/contributions_by_author/ljungqvist2010/ljungqvist2010.txt

 

 

 

el-drama-de-las-morsas-3

Como todos los años pasa lo mismo, y la prensa se empeña en repetir que hay un gran drama del clima en el Ártico porque se ha visto un congreso masivo de morsas, esta vez pasaremos el camión de la basura antes de que la depositen. Para ver si se cortan.

Sigue un vídeo en inglés de la dra. Susan Crockford. Resumo.

Esos congresos masivos no son algo “sin precedentes”. Los ha habido antes del “cambio climático”. Muchos, y con números sorprendentemente similares a los de ahora. Lo que sí solía es ocurrir en momentos de una población especialmente boyante de morsas, probablemente en los límites del ecosistema. Y es muy posible que ahora tengan una situación comparable, y esas reuniones masivas sean síntoma de una buena salud del Ártico, en vez de un problema.

Más info en la plaza, con muchos enlaces y citas de antes del Calentamiento Global Acojonante.

Fuente:

Lo cuenta Jo Nova, pero lo vamos a ampliar un poco.

Lo del 0,04% de emisiones “globales” por contra del 1% de “humanas” es una chorrada de Jo. Pero vamos al asunto. El tratado tiene tres pasos.

  1. Firma.
  2. Ratificación.
  3. Cuórum -> entrada en vigor.

Lo firmaron 179 naciones. Que tienen que irlo ratificando entre abril de 2016 y abril de 2017. Cuando lo hayan ratificado al menos 55 naciones que sumen el 55% de las emisiones de CO2, entra en vigor.

El acuerdo contra el clima de París (¿les habrá hecho algo el pobre clima?) lo vendían como -¡por fin!- la salvación del mundo. Y uno esperaba que estarían los 179 países haciendo cola el primer día de la firma, para tenerlo todo listo ese mismo mes de abril de 2016. Pero resulta que podemos verlo en directo o casi. Y hacer apuestas. Dan la info en este enlace:

Hasta el momento (2 de Agosto) han firmado 22 países que representan el 1% de las emisiones. Ha trascurrido un trimestre de los cuatro que tienen. Si miramos por países, llevan un ritmo medio bueno. No suficiente, pero tampoco para tirar la puta al río. Si miramos por emisiones (o por población) … el entusiasmo no parece desbordante, ni contagioso. El 1% en el primer trimestre de cuatro, y tienen que llegar hasta el 55%.

Mejor poner sólo la gráfica del número de países, que se nota menos.

la-carrera-del-acuerdo-de-paris

Igual es divertido mirar quién ha firmado:

  • Barbados – 22 Apr 2016
  • Belize – 22 Apr 2016
  • Camerún – 29 Jul 2016
  • Corea del Norte – 1 Aug 2016
  • Fiji 22 – Apr 2016
  • Grenada – 22 Apr 2016
  • Guayana – 20 May 2016
  • Maldivas – 22 Apr 2016
  • Islas Marshall – 22 Apr 2016
  • Mauricio – 22 Apr 2016
  • Nauru – 22 Apr 2016
  • Noruega – 20 Jun 2016
  • Palau – 22 Apr 2016
  • Perú -25 Jul 2016
  • Samoa – 22 Apr 2016
  • Seychelles – 29 Apr 2016
  • Somalia- 22 Apr 2016
  • St. Kitts y Nevis- 22 Apr 2016
  • Santa Lucía- 22 Apr 2016
  • San Vicente y las Granadinas 29 Jun 2016
  • Estado de Palestina- 22 Apr 2016
  • Tuvalu- 22 Apr 2016

O sea, menos Noruega, los pelotas que quieren quedar bien con la ONU y recibir dinero. Y menos Perú, los pelotas pequeños. Y ni siquiera todos ellos. Veremos. Se admiten apuestas. Lo que no se puede apostar es que el acuerdo no le va a afectar nada al clima, entre en vigor o no. (Clic para fuente – Lomborg).

James Hansen, el padre del alarmismo climático, opina exactamente igual.

james-hansen-acuerdo-paris

Y el presidente de Filipinas dice que lo ratificará su tía, que él no.

Así que se puede empezar a pensar que el asunto tiene su morbo. ¿Quién lo iba a decir con la de cohetes y llantinas que tiraban en París?

Añadido. A todas estas, Merkel ha aplazado cualquier decisión de reducción de carbón en la generación eléctrica hasta después de las elecciones de 2017. Tiene guasa. Los alemanes pagan unas cuatro veces más por la la electricidad que los americanos. Tienen la “política climática” más agresiva de Europa, y a pesar de eso han aumentado sus emisiones de CO2. Por cerrar muchas centrales nucleares (y todas en 2015), y sustituirlas con carbón.

Según Bloomberg, que da la noticia …

Germany is just at “the start point” of formulating its national strategy to comply with the Paris Accord, reads the document. Concrete policy moves such as mapping a shutdown of coal-fired power are “politically controversial” and need careful impact assessments, according to the paper.

Este pasado julio se han publicado dos trabajos científicos, reseñados en la plaza, que debieran cambiar la discusión del calentamiento global, cambio climático, o como le quieran llamar. Pero antes de explicar qué es lo que cambia,  tal vez convenga señalar dónde se han publicado. En las revistas de dos sociedades meteorológicas muy prestigiosas. El Boletín de la Sociedad Meteorológica Americana (BAMS), y la revista del Instituto Meteorológico Internacional de Estocolmo (Tellus).

bams

Tellus logos

Uno de los estudios se refiere a cómo se mide el calentamiento global. El otro a la confianza en los modelos climáticos. Confianza que tiene dos patas. La atribución a las emisiones de CO2 del calentamiento observado y la predicción de un achicharramiento futuro. O sea, estamos hablando de los tres elementos que forman el núcleo, la base del cuento del cambio climático. Enumerando.

  1. Calentamiento observado.
  2. Atribución al CO2 del calentamiento observado.
  3. Predicciones terroríficas.

Nota al margen: Que las dos revistas sean de sociedades de meteorólogos tiene su importancia. Se trata de mediciones, y de la fiabilidad de los modelos que se usan (para la atribución y para las predicciones). Y ese es justamente el campo natural de la experiencia de la meteorología.

1. Calentamiento observado.

El calentamiento se mide en tres sitios distintos, con tres procedimientos diferentes.

  1. El aire de superficie con termómetros, y con unas interpolaciones acojonantes para donde no hay termómetros.
  2. El aire a media altura de la troposfera, con satélites.
  3. La superficie del agua del mar, con una mezcla de termómetros de boyas y satélites diferentes de los anteriores.

Ninguna de las mediciones es ideal, y todas tienen sus problemas y compromisos. Y lo que es peor, resultan bastante incompatibles. Los termómetros de superficie miden mucho más calentamiento que los satélites, sobre todo en los continentes. La medición de la temperatura de la superficie del mar también da un calentamiento demasiado escaso para la teoría del Calentamiento Global Acojonante.

En el primero de los estudios en cuestión comparan esas mediciones en tiempo real con un reanálisis. El del Centro Europeo de Predicción a Medio Plazo [–>]. Que por una parte usa más datos meteorológicos, pero que no están disponibles en tiempo real, y modelos meteorológicos (vaya, los que sí funcionan) para corregir posibles sesgos en las mediciones. Además usan otras mediciones de temperatura que no pueden usar los sistemas citados, como las que toman los aviones.

Llegan a las siguientes conclusiones. Para saber el estado del sistema climático, por ejemplo el “calentamiento global”, lo mejor es usar o las series de la troposfera media (lo que llamamos las mediciones de satélites), o las de la superficie del agua del mar. E idealmente les parece que la mejor medida es la del reanálisis de la temperatura de la troposfera media.

Aparte de una serie de consideraciones meteorológicas, bastante obvias, como que en la superficie continental ocurren muchos cambios que no tienen relación con el sistema climático, encuentran que el reanálisis -que consideran una medición independiente- confirma mucho más las temperaturas de los satélites que las de los termómetros. Los números que dan para el resultado global son estos, desde 1979 (porque ya hay satélites).

cederlof-2016-reanalisis

Esto tiene una consecuencia muy clara en la discusión. Tanto los termómetros como los satélites observan mucho menos calentamiento que el que predicen los modelos climáticos. Pero esa diferencia es mucho mayor en los satélites. Por eso los alarmistas se están esforzando mucho en desacreditar las mediciones de satélites, y este estudio lo que hace es reforzarlas notablemente. Cederlof, Bentsson y Hodges no ponen esa diferencia en el estudio. Saben que todos los lectores (especialistas) la tienen en la cabeza. Pero yo os la recuerdo.

calentamientos-varios-y-modelos

La diferencia entre los modelos climáticos y lo que miden con termómetros de superficie está en el límite de lo aceptable (78%), pero en el caso de los satélites se sitúa en una diferencia completamente inaceptable (48%).

Nota marginal. Todas, pero todas todas esas noticias recurrentes sobre ¡¡¡récord!!! de temperatura, vienen de las mediciones de termómetros que estos meteorólogos consideran que no son las que sirven para saber el estado del sistema climático y el calentamiento global.

El trabajo:

 

2. Atribución del calentamiento al CO2.

IPCC (2013):

It is extremely likely [95 percent confidence] more than half of the observed increase in global average surface temperature from 1951 to 2010 was caused by the anthropogenic increase in greenhouse gas concentrations and other anthropogenic forcings together.

¿De dónde diablos sale ese 95% de confianza? ¡De los modelos! Los modelos reproducen muy bien ese calentamiento 1951 – 2010 usando el “forzamiento antropogénico”, y si los ejecutas todos ellos (son algo más de 20) varias veces, sólo un 5% de las veces reproducirían ese calentamiento sin que el “forzamiento antropogénico” no fuera culpable de -al menos- la mitad del calentamiento.

Problema. IPCC (2007):

If the model has been tuned to give a good representation of a particular observed quantity, then agreement with that observation cannot be used to build confidence in that model.

Y el segundo estudio que traemos versa justamente sobre eso; el tuneo de los modelos. Muestra que no está en absoluto documentado cómo y con qué criterios hace cada modelo su tuneo. Por ejemplo, para descartar los modelos que están tuneados para reproducir las temperaturas 1950 – 2010 como parte del 95% de confianza del IPCC en su alegre afirmación. Es peor; concluyen que ese tuneo es un … “de facto litmus test for climate models”.

The increase of about one Kelvin of the global mean temperature observed from the beginning of the industrial era, hereafter 20th century warming, is a de facto litmus test for climate models. However, as a test of model quality, it is not without issues because the desired result is known to model developers and therefore becomes a potential target of the development.

En muchos casos los modelistas dicen que sí, que reproducir las temperaturas del siglo XXI era un objetivo del modelo. Pero en todos los casos se puede sospechar que los modelistas saben qué parámetros arbitrarios favorecen ese resultado, y no van a hacer un modelo con una representación demasiado irreal del siglo pasado.

3. Predicciones terroríficas.

Es el mismo problema del punto anterior. Si la confianza en la predicción de los modelos viene de su capacidad de reproducir las temperaturas conocidas del siglo pasado, pero el modelo está tuneado para hacer precisamente eso a base de elegir los parámetros arbitrarios que conviene, la confianza es … ninguna. Porque puedes reproducir las temperaturas del siglo XXI con los parámetros equivocados. De hecho lo hacen, por ejemplo dando “sensibilidades climáticas” muy distintas, cuando sólo una puede ser la buena. El pasado queda igual, pero la predicción es muy diferente.

El trabajo:

 

Conclusión: Imagina cómo queda la discusión del cuento de clima si el calentamiento es como la mitad de lo que dicen los modelos, y la atribución del calentamiento al CO2 y las predicciones de achicharramiento salen … del tuneo de los modelos.

Los dos estudios en la plaza:

Y el primero de ellos en ca’n Curry, que no lo había sacado todavía:

« Página anteriorPágina siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.035 seguidores