algoreros


El otro día veíamos [–>] a nuestra amiga Mónica López haciendo la imaginaria sección del tiempo de un Telediario veraniego en 2050. Donde las máximas en la mitad de la península eran de unos 50 grados. Producto, claro, del Calentamiento Global Acojonante. La idea, según los “escenarios” y modelos de la gente del cambio climático, es que un calentamiento global aumenta las temperaturas máximas en España.

Es algo que a primera vista parece razonable. Salvo que te dé por sospechar la posibilidad, también razonable, de que el clima sea un sistema caótico con constricciones. Y el caso es que debería haber la posibilidad de verlo, porque ya ha habido Calentamiento Global Acojonate. La primera comprobación debería ser si el calentamiento que ya ha habido ha subido las temperaturas máximas. Intentaremos ir viéndolo poco a poco. Pero para empezar, nada mejor que mirar primero la capital de mundo. ¿Nos estamos achicharrando más con el Calentamiento Global Acojonante de lo que hacíamos antes de emitir tanto CO2? Veamos las temperaturas máximas de Bilbao, desde 1.947.

bilbao-temperaturas-maximas-anuales

No parece que el Calentamiento Global Acojonante esté subiendo las máximas en Bilbao, ni produciendo una tendencia en las mismas. Podría haber más días calientes; esto son sólo datos de la temperatura máxima alcanzada cada año. Intentaremos verlo más adelante. De momento nos quedamos con las máximas que se alcanzan.

Es verdad que 2016 ha alcanzado una máxima alta, pero sólo es el sexto año desde 1947. El campeonato queda así.

  1. 1947
  2. 2003
  3. 1988
  4. 1950
  5. 2011
  6. 2016

Si lo quisiéramos hacer por lustros, una idea rápida podría ser una media móvil de 5 años.

bilbao-temp-max-anuales-y-mm5a

El lustro campeón sería el de 1986 – 1990, seguido de cerca por el de 1981 – 1985, y los demás quedan muy lejos.

La gran pregunta sería. ¿Si el Calentamiento Global Acojonante, ese que dicen que ya estamos sufriendo, no sube las temperaturas máximas, por qué piensan que las subirá en el futuro — si es que llega a haberlo? Es verdad que podría ser una particularidad de Bilbao. No sería la primera. Así que en los próximos días lo miraremos con Sevilla, por ser capital del flamenco; y con Madrid, por capital del imperio.

De momento, relajados. Hace calor, pero no es nada raro.

Datos:

Javier Sevillano, que ha organizado los de AEMET anteriores a 2013 de forma fácilmente digerible:

AEMET, desde 2013:

¿Te acuerdas de cómo suelen dar las noticias de los famosos récords de temperatura global, que suelen ser fracciones de décimas de grado? Pues ahora mira los récords de los que no sueles oír hablar.

produccion-mundial-de-trigo

¡El año de más pan de toda la historia!

– ¡9 millones más de toneladas de trigo!

¡Se bate el récord del año pasado por más de un 1%!

¡Los últimos cuatro años han sido récords consecutivos!

¡Nueve de los diez años de mayor producción están en los últimos 10 años!

¡No sólo crece la producción total de trigo, sino el rendimiento por hectárea!

trigo-por-superficie

De esto último sólo encuentro datos hasta 2010 en la FAO.

Lo que parece haberse estabilizado es la cantidad de trigo por persona. En unos 100 Kgs. por cabeza y año, que se alcanzó hacia 1980.

Hemos puesto trigo porque es la noticia reciente, sacada en el Financial Times [–>]. Y en realidad es una actualización de la cifra que se espera para 2016. Pero sale lo mismo si miras los cereales en total, o cualquier otro índice de bienestar humano. Lo que nos da una perspectiva bastante buena del famoso Cambio Climático Acojonante. Nunca ha sido mala idea medir el clima en cereales. Y por eso antes les llamaban óptimos climáticos a las fases cálidas del clima, como la actual. Ahora les llaman anomalías climáticas, para asustar. Pero si miras los cereales, no asusta nada. Al contrario; más bien alegra.

cereales-mundial

Aprovechamos para actualizar la temperatura global medida por satélites, en la que no se ven todos esos récords de los que tanto hablan.

temperatura-global-uah-agosto-2016

Fuente, WUWT:

Datos, FAO:

Ver actualización, abajo.

Son las cosas del Calentamiento Global Acojonante. Es contagioso. Y entonces, si a las garrapatas les favorecen los inviernos menos fríos, y hay un Calentamiento Global Acojonate que calienta los inviernos, eso produce una invasión de garrapatas en España aunque los inviernos en España no se estén calentando. Contagio. Magia.

Octavio nos trae [–>] la noticia:

la-razon-y-las-garrapatas

Y debe ser la pera, porque lo dice [–>] nada menos que …

Un informe del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC)de la Unión Europea afirma que las enfermedades transmitidas por las picaduras de las garrapatas están aumentando por el cambio climático

El único problema es que en 27 años, en España, los inviernos no han tenido ningún cambio climático por lo que respecta a su suavidad. Desde 1988.

aemet-inviernos-desde-1988

No sé; tal vez inviernos “más suaves” signifique con más lluvia, o con menos. Pero tampoco parece que haya mucho cambio en pluviosidad en los últimos 27 años. No lo voy a digitalizar, porque a simple vista se nota.

Serie de precipitaciones medias sobre España (mm) del trimestre diciembre-febrero

Lo dicho. El Cambio Climático Global es contagioso. No hace falta que ocurra en todas partes, por ejemplo en España, para que se exciten las garrapatas. Lo hacen por telepatía.

También se nos pueden ocurrir muchos titulares que nunca sacarán en tu periódico favorito. Porque, ¿no tendrán nada de bueno unos inviernos más suaves? Es casi imposible. En la naturaleza nada suele ser absolutamente malo, ni absolutamente bueno. Eso suele ser típico de las religiones. El pecado y tal. En el mundo real, los cambios suelen ser buenos para unos y malos para otros. O buenos por un aspecto, y malos según otra consideración diferente. Menos el Cambio Climático Acojonante, que es todo mal sin mezcla de bien alguno. Incluso aunque no sea cambio, como los inviernos en España.

Actualización:

Javier Corripio pone en los comentarios buena literatura científica  contradiciendo la chorrada de arriba. No tiene nada que ver con el “cambio climático”:
Randolph, 2004:

These climate data do not reveal any obvious differences between sites where TBE did or did not ‘emerge’, and in Sweden increases in TBE pre-dated the onset of warmer springs and winters. If recorded climate changes cannot yet satisfactorily explain the temporal and spatial patterns of tick-borne disease change in Europe, the impact of biotic factors, such as increases in deer abundance and changing habitat structure, and of socio-political changes following the end of communist rule, demand more detailed quantitative analyses.

Sumilo, 2008:

Tick-borne encephalitis (TBE), the most serious widespread vector-borne disease of humans in Europe, increased from 2- to 30-fold in many Central and Eastern European countries from 1992 to 1993, coinciding with independence from Soviet rule. Unemployment and low income have been shown in Latvia to be statistically associated with high-risk behaviour involving harvest of wild foods from tick-infested forests, and also with not being vaccinated against TBE.

  • Sumilo, D., Bormane, A., Asokliene, L., Vasilenko, V., Golovljova, I., Avsic-Zupanc, T., Hubalek, Z. and Randolph, S. E.: Socio-economic factors in the differential upsurge of tick-borne encephalitis in Central and Eastern Europe., Rev. Med. Virol., 18(2), 81–95, doi:10.1002/rmv.566
    http://onlinelibrary.wiley.com.sci-hub.ac/doi/10.1002/rmv.566/

macabra-monica

Vamos a intentar dar una perspectiva, yo creo que muy fácil, para ver de dónde salen esos apocalipsis como los que presenta Mónica López por la televisión. Bueno, los de Mónica, los de toda la prensa, y los que los científicos proporcionan a la prensa.

Mónica:

Uno de los peores escenarios nos da que en agosto (para 2050) las temperaturas en España subirían entre dos y cuatro grados, que nos ponen en máximas de unos cincuenta grados en las olas de calor.

¡Joé!, máximas de cincuenta grados. Nos vamos a morir todos. El truco está en la parte que dice “uno de los peores escenarios”. Y eso es lo que vamos a ver; qué diablos quiere decir “peores escenarios”. ¿Que es un escenario, y de dónde salen los peores? De hecho no son en plural, porque sólo es uno. Y conviene avisar que, a veces, en vez de la frase “uno de los peores escenarios nos da que”, utilizan frases del tipo de “el clima podría” blablabla. En realidad quiere decir exactamente lo mismo; el clima podría blablabla … en el caso del peor escenario (imaginación), y en el caso tales modelos pero no otros (imaginación). Doble imaginación; doble salto mortal.

Mónica López lo explica muy bien [–>]:

En las últimas semanas hemos estado trabajando con la Agencia Estatal de Meteorología, a propuesta de la Organización Meteorológica Mundial, para generar un “escenario” de 2050, para ver cómo “sería” el tiempo en 2050. Lo difícil de contar conceptos científicos complejos es contarlos con suficiente rigor como para no mentir, pero contarlos con suficiente sencillez como para que todo el mundo lo entienda y a la gente le interese.

¿Sería un “concepto científico” muy difícil explicar que has trabajado para presentar, exactamente, el peor escenario imaginable? ¿Y confesar que es un escenario completamente inverosímil que no se creen ni los que lo parieron? Que por cierto, no fue Mónica. Ella no ha “generado el escenario”.

En esta imagen del vídeo de Mónica se ve, encuadrado en rojo, lo del “escenario”.

monica-lopez-rcp85

El “escenario” (le llaman RCP8.5) es la línea roja. Y quiere decir dos cosas. Elegir un efecto determinado de calentamiento para el CO2 dentro de un margen posible muy amplio; y elegir una cantidad de emisiones futuras de CO2. Son los dos saltos mortales: efecto del CO2 y cantidad de CO2. Los dos tienen márgenes muy amplios.

De lo primero hemos hablado mil veces ya. Si el IPCC dice que por doblar la cantidad de CO2 el clima se calentará entre 1,5º y 4,5º, quiere decir que no pueden estar seguros de nada. Que van a ciegas. Y los cálculos más recientes, constriñendo los modelos con la realidad, andan entre 1,5º y 2,2º. También puede ser menos, dependiendo del componente natural — que no conocen. Ese es uno de los saltos mortales para hacer las predicciones espectaculares de Mónica. Olvidar la parte baja del rango de lo posible (según el IPCC), que curiosamente es a donde parecen apuntar los datos que hay. Y cuanto más reciente el estudio, más bajo el resultado.

Lo que nunca habíamos hecho hasta ahora es mirar qué pasa con la cantidad de CO2 que hay en ese escenario creado para que disfrute el público masoca de Mónica. Lo veremos en dibujitos.

CO2 histórico. Aquí no hay imaginación, ni Mónicas. Es lo que sabemos.

co2-desde-1700

Se ve que como hacia 1960 cambia el ritmo.También coincide en que es desde que se mide en condiciones, en Mauna Loa (Hawái).

Si usamos sólo esa parte, veremos que se acelera, pero que lo hace con una regularidad que parece un reloj.

co2-ml-y-polinomica

La línea azul es lo que miden; la roja es una fórmula matemática que representa una aceleración constante. Nadie sabe lo que va a pasar en el futuro con las emisiones. Pero si quieres imaginar un “escenario” en el que las cosas siguen igual, porque no hacemos nada al respecto, y ves que el CO2 está aumentando y lo hace de forma acelerada, pero que la aceleración es de una regularidad pasmosa; entonces el escenario business as usual debería ser la prolongación de esa fórmula matemática. Esto:

co2-ml-y-polinomica-prolongada-2100

Y lo que queremos es comparar esto, que es lo que se puede pensar sin gimnasias especiales, con el “escenario” de Mónica. Representamos los dos juntos.

co2-ml-y-monica-lopez-1

¡Glups! Mónica se sale del mapa (es la línea naranja que pone RCP8.5). Hay que cambiar el eje del CO2.

co2-ml-y-monica-lopez-2

¿Cómo diablos han hecho el escenario de Mónica para que tenga el doble de CO2 que en el caso de continuar con la aceleración que llevamos? Se ve que ya mismo son dos curvas diferentes, si ampliamos la zona común de la realidad y el escenario:

co2-ml-y-monica-lopez-3

Está hecho con mucho arte. Por ejemplo, imaginando que en el futuro no ocurrirá lo que viene ocurriendo,  como un aumento de la pobreza global, que está disminuyendo. O donde la fertilidad humana no colapsa con el tiempo, al contrario de lo que vemos. Y así consiguen imaginar una Nigeria que pasa de tener 182 millones de habitantes ahora, a 1.500 millones en 2.100. ¿Pero quién le ha dicho a Mónica que Nigeria (923,768 km2)  vaya a poder soportar nunca la población actual de China (9,596,961 km2)? Y hay muchos casos así con la población en ese escenario. También colapsan la tecnología, y en vez de avanzar retroceden al siglo XIX. Por ejemplo, usando en 2.100 mucho más carbón en el mix de la energía que actualmente. Cuando actualmente no está creciendo. Por no mencionar la eficiencia en el uso de la energía, que a pesar de estar mejorando mucho desde hace un siglo, en el “escenario” de Mónica no lo hace a partir de ahora. Y para rematar, no tienen ninguna novedad tecnológica en el apocalipsis de la López. Los humanos han dejado de inventar cosas. Se han quedado tontos. Como los masocas de la artista.

Hay un descripcion detallada del “escenario” mágico en ca’n Curry:

¿Es posible el peor “escenario” imaginable? Seguro, cualquier cosa puede ocurrir. Por poder … Si imaginamos muchos retrocesos, e imaginamos que ocurren todos lo retrocesos que somos capaces de imaginar, nos sale Mónica del tirón. Una pesadilla estupenda.

dominatrix-monica

Pero a eso difícilmente se le puede llamar business as usual. Sí se le puede llamar alarmismo as usual. También se le podría llamar “no mentir” … si la encantadora chica del tiempo avisara que se trata de un ejercicio de especulación más relacionado con lo macabro que con el mundo real.

Resumiendo. La amiga Mónica (los alarmistas) da dos saltos mortales. Elige la media del efecto del CO2 que sale de los modelos climáticos, olvidando que los datos reales apuntan a mucho menos. Ojo, los datos reales, pero las mismas asunciones del IPCC, que no tienen por qué ser acertadas.  Y directamente dobla el CO2 del futuro respecto a lo que sería un  business as usual.

Repetimos lo de su cantidad de CO2, que yo no lo había visto nunca. Pero cambiando los títulos para que se entienda mejor.

el-co2-de-monica-lopez-2

En números fáciles. Si en vez de unos 2º por doblar el CO2 como en los estudios recientes, que puede ser menos, usas los 3,2º de los modelos, estas multiplicando el calentamiento por 1,6. Y además si doblas la cantidad de CO2 futuro, te queda 1,6 x 2 = 3,2 veces más calentamiento. Por eso dice Mónica “entre dos y cuarto grados” cuando lo normal sería decir  entre o,6º y 1,25º. ¡Todo con los números del IPCC! Que no hay ningún motivo especial para creer.

monica-lopez-y-su-calentamiento-global

Lo más maravilloso es que se trata de “un rigor como para no mentir”. Literalmente.

Alguien podría preguntar, muy razonablemente: ¿Cuánto CO2 hay en un escenario business as usual de verdad? No se puede contestar, porque no lo han hecho. Les interesa asustar; no les interesa la realidad previsible.

Añadido (poco posterior). Vamos  darle aun más perspectiva al cuento de Mónica. Con un gráfico desde 1700. Creo que se entiende sólo. Pero se puede destacar que donde antes nos parecía que en 1960 había un cambio de ritmo espectacular …

co2-desde-1700

… ahora resulta que es un cambio que apenas se nota para lo que necesita el cuento de la artista.

cuento-de-monica-lopez

El problema es que es un cuento de imaginación, no de observación. De hecho, no se observa. Ni siquiera un poquito. Y debería.

Añadido II (4 sep 13:30). Se puede mirar otro detalle. Dentro de que la aceleración conocida (no imaginada) entre 1.959 y 2.015 es muy regular, podemos ver si hay alguna pequeña diferencia con el tiempo. Por ejemplo, dividiendo la serie en dos mitades, y comparando los primeros 28 años con los segundos. Y sí hay una pequeña diferencia. En la segunda parte la aceleración es un poco menor, y no mayor como necesita Mónica.

co2-ml-primera-y-segunda-mitad

Es una diferencia muy pequeña. Pero en todo caso, de haberla, hay lo contrario de lo que imaginan.

Para darle más perspectiva lo podemos juntar a lo de Mónica y su escenario terrorífico. En realidad es el escenario terrorífico del IPCC; la artista no ha hecho nada. Pero es para entendernos.

Se representa:

Verde: Proyección hacia el futuro de la serie del CO2 de Mauna Loa entre 1.959 y 1.987.

Azul: Proyección hacia el futuro de la serie del CO2 de Mauna Loa completa (1.959 – 2.015)

Naranja: La pesadilla de Mónica.

co2-monica-y-proyecciones-realidad

Y quiere decir que según avanza el tiempo no nos acercamos a Mónica, sino que nos alejamos. Se va a poner triste. Esperemos que esté ganado mucho dinero, para consolar.

Actualización: Haddock:

¿Tendrán ** de intentar explicarse?

Fuentes:

El CO2 de Mónica viene de la digitalización de este gráfico del IPCC:

rcps-co2

Tomado de la EPA [–>], y ajustando al mismo CO2 en el año 2.000.

CO2 medido en Mauna Loa, de la NOAA:

Mónica viene de ella misma, y su tele.

 

 

el-coral-esta-vivo

Están que trinan en Australia. Lo cuenta Jo Nova.

Lo primero a señalar es el confusionismo que se traen hablando de coral “muerto” cuando se refieren al coral provisionalmente blanqueado. Un proceso completamente natural por el que el coral se adapta a los cambios bruscos de temperatura como los producidos por los El Niño fuertes. Algo que ha pasado siempre, y siempre pasará. Ya lo hemos contado antes:

En 2015 – 16 ha habido uno de esos El Niño extremos, como hay siempre. Más o menos cada década y media. El último fue en 1997 – 98. Y ha pasado lo que pasa siempre. Grandes zonas de coral se blanquean … hasta que luego recuperan el color. Pero nuestros amigos los científicos alarmistas lo convierten en una “muerte”, exageran un poco la superficie, y tenemos un apocalipsis del coral. Por ejemplo:

Los científicos del ARC Centro para la Excelencia de Estudios del Coral informaron de una moralidad del 35%, pero avisaron que la pérdida final por mortalidad podría exceder el 90%.

La Autoridad Marina de la Gran Barrera de Coral estimó un blanqueo masivo del coral entorno al 50 – 60%, en promedio, para los arrecifes de la zona de Cabo York, en uno de los mayores eventos de blanqueamiento del mundo.

Todo eran noticias de ese tenor.

Los lectores de la plaza saben muy bien que son trolas como de vergüenza ajena, pero buena parte del resto de la humanidad se las cree. Y eso inevitablemente ha producido un daño horroroso a la industria turística australiana, que en buena medida se basa en el buceo en la Gran Barrera. La gente ha pensado que el coral de Australia estaba básicamente muerto, y ha dejado de ir.

Pero los equipos de barcos e instructores de buceo para turistas estaban alucinando. Visitan el corla todos los días, y lo veían como siempre. ¿De qué diablos hablan estos científicos? ¿Será algo que sólo ha pasado al norte, hacia cabo York, que esta lejos de la zona más turística de Cairns? Así que organizaron una expedición al norte para ver el coral “muerto” de los científicos. Resultado, según The Cairns Post:

Equipos de buceadores en una expedición conjunta esponsorizada por Mike Ball Dive y Spirit of Freedom investigaron 28 sitios en 24 arrecifes, en 300 Km. de la parte mas duramente golpeada de la Gran Barrera.

Estos hallazgos muestran una “mortalidad” del coral en los arrecifes exteriores del norte entre el 1 y el 5%, con una cobertura de coral y de peces espectacular.

“Esperábamos lo peor. Pero está en una condición estupenda; la mayor parte prístina, y el resto está en completa recuperación”.

“La discrepancia es tremenda. Está tan equivocado. Por todas partes hemos encontrado arrecifes saludables”.

Tiene guasa. Los periodistas se han vuelto hacia los científicos y autoridades para intentar resolver la discrepancia.

El profesor Hughes, del National Coral Bleaching Taskforce,  se alegró ayer de las noticias positivas, pero dijo que no había visto todavía los nuevos hallazgos.

Es de suponer que quiere decir que no lo ha visto todavía publicado en Nature, o similar. Ya puede esperar sentado. Mas o menos década y media, hasta el próximo gran El Niño, en el que volverán a “matar” el 90% del coral.

Nota: Puede ser que los científicos no exageraran tanto con la superficie. Como hay muchos meses de diferencia entre las fechas de visita a los arrecifes del norte, bien podría ocurrir que en este tiempo se haya “desblanqueado” la mayor parte del coral que los científicos llamaban “muerto”.  Con los alarmistas nunca se sabe, y hay que pillarlo todo cum grano salis. Lo que no nos vamos a creer en ninguna circunstancia es que los científicos no saben que le están llamando “muerto” a un coral que está bien vivo. Es menos ofensivo tomarlos por alarmistas que por asnos redomados.

Fuentes:

Cairns Post:

Jo Nova:

En la plaza:

 

Quédate con este gráfico de Euan Mearn.

euenmearnes-electricity-price-green

Figura 1 E leje Y muestra el precio de la energía residencial en la segunda mitad de 2014, de Eurostat. El eje X es la enería solar + eólica instalada en 2014, tomada de BP statistical review, y normalizada a W per capita usando datos de población para 2014 de las NNUU.

Seguro que hay otros elementos que afectan al precio de la eletricidad en los países europeos. Pero hay que estar profundamente trastornado para no ver que el principal debe ser la cantidad de chorraditas verdes instaladas. El autor ha señalado en rojo a los PIIGS, sin explicar por qué. Pero no hace falta mucha imaginación para pensar en el contradiós que supone necesitar ayuda para pagar tus deudas, y al tiempo dedicarte a las monadas del verderío.

Con esos datos no hace falta mucho más para ver la -tal vez- mayor trola jamás contada. Los Reyes Magos son una ley de la física comparado con esto. Pero Mearns da los detalles para el que quiera profundizar:

Y ya puestos, podemos echar un ojo a lo que están haciendo los mayores campeones en joder los precios de la energía, supuestamente en aras de protegernos de un cambio climático imaginariamente problemático. Alemania, que todavía no ha conseguido tener la electricidad más cara del Europa, pero sólo le falta un pelín. A cambio, tiene un mérito añadido. Insuperable. Lo está consiguiendo -como los demás- a base de los cacharrines verdes, pero -¡tachán!- sin bajar las emisiones de CO2. O sea, no sólo está pagando fortunas para resolver un problema que no existe, sino que ni siquiera avanza en mejorar el problema fantasioso. A mi sólo se me ocurre, dado que no tienen tendencia a poner a Zapateros ni Rajoyes en el gobierno, que en realidad nunca se han creído el problema inexistente.

En el gráfico se ven las emisiones de CO2 desde 2009, y los objetivos marcados para 2030.

energiewende-1

¿Por qué 2009? Porque es cuando dejó de bajar, y para más guasa es casi cuando entró en vigor la gran política energética para luchar contra el Calentamiento Global Acojonante. El famoso Energiewende (2010). El resultado es cero patatero si tenemos en cuenta el objetivo declarado, y unos objetivos cada vez más imposibles de alcanzar.

Lo mismo, pero con el objetivo de 2050. Que no está en la ley, pero sí en el “ambiente”.

energiewende-2

Lo mejor de todo es que han conseguido (de momento) nada, a base encarecer la energía aumentando a lo bruto las monadas verdes. Desde 2009 a 2015 han pasado de un 18% de electricidad generada con “renovables” hasta un 30%. ¡Sin bajar las emisiones de CO2! Claro que han hecho el invento del bombero torero. Cambiar nucleares, que no emiten CO2, por cacharrines verdes, que tampoco emiten. Con el resultado neto que se puede esperar cuando restas 0 – 0. O sea, cero.

Pero en realidad clama más al cielo lo de los tontos vestidos de rojo en el primer gráfico. Los ricos se pueden permitir tirar el dinero en lo que quieran; para eso van sobrados. Si consideran una gran inversión -acaso “moral”- creerse un cuento para sentirse buenos, es cosa suya. Pero pedir prestado, y ayuda para devolverlo, con ese mismo objetivo de ricos sobrados es de perfectos idiotas.

euenmearnes-electricity-price-green

El gráfico se puede interpretar de esta forma, en plan rápido. Por encima / debajo de la raya separa a los ineficientes (o sin recursos energéticos) de los eficientes (o con recursos). Cuanto más a la derecha, más gilipollas. Vestido de rojo, gilipollas imperdonable.

Actualización. Daniel Lacalle añade en Twitter:

Añadido para Javier (comentarios). Gráfico corregido (el primero tenía mal Eslovaquia).

javier-solar-y-eolica

Fuentes y datos:

Roger Andrews en Energy Matters:

Euan Mearn en Energy Matters:

A veces mandan cosas (esta, en un comentario [–>]), y aprovecho. Y las plores no le disgustan a nadie.

Pepe

Lo primero agradecer al autor de este increíble blog su existencia.

Lo segundo, me gustaría comentar algunas cuestiones que me parecen de juzgado de guardia. Si observáis el vídeo que os dejo debajo veréis un perfecto ejemplo de catastrofismo o alarmismo climático. Se trata de la directora y presentadora del programa “El Tiempo” de TVE. Como todos ya sabréis, en su día esta señora fue sancionada con 20 días de empleo y sueldo, al igual que el resto de sus colaboradores en dicho programa (todas sus caras son conocidas de sobra de verles a todos ellos en la tele a diario). Pero lo que resulta increíble es que este equipo siga trabajando en ese mismo programa informativo de TVE (Mónica López, Albert Barniol, Martín Barreiro).

Lo peor de todo no es sólo que todavía sigan en antena en dicho programa televisivo, sino que además ahora va y resulta que dicha señora, apoyada por la Organización Meteorológica Mundial, se dedica a alarmar a la población con vídeos en los que se hacen simulaciones de cómo sería hipotéticamente el clima de un día de verano del año 2050. Casualmente ni a ella ni a la OMM se les ha ocurrido que quizá para esas fechas nos hallemos inmersos dentro de una pequeña edad de hielo, y, ya puestos, ¿por qué no han pronosticado un día de crudo invierno de esa misma fecha? ¡Ah, claro!, me olvidaba de que eso no “vende” en las noticias… por ahora (quién sabe si dentro de pocos años se pone de moda el frío…, ya veremos). Y ya para rematar el asunto, al final del vídeo se puede apreciar el rigor científico con el que esta señora y la propia OMM nos obsequian al dejarnos caer ciertas perlas en forma de comentarios de personas de la calle que nos dan su parecer sobre lo que ellas consideran un cambio climático a peor. Por supuesto, todas ellas se refieren a que la temperatura es mayor que hace antes.

Es curioso que ahora la OMM, ayudada por gente “seria” como es el caso de esta señora (nótese la ironía), se dediquen a excitar nuestra sensiblería en lugar de realizar trabajos científicos rigurosos.

De entrada, y ya acabo, tratar de culpar de los cambios climáticos a un sólo elemento (CO2) me parece de aurora boreal, pues el clima por definición siempre está cambiando, comportándose de manera caótica, por lo que es seguro que intervengan una multiplicidad de factores que puedan llegar a explicarlo.

El “consenso” en términos científicos es un término completamente accesorio, ya que basta con una sólo opinión en contra para que éste se venga abajo. El consenso es cosa de políticos, no de científicos.

La noticia (clic):

monica-lopez-negoci

Y el cachondeo:

« Página anteriorPágina siguiente »