algoreros


Alucina, vecina.

 

– Yo no he firmado eso, ha sido otra persona.

– Su nación ya está industrializada, y nosotros vamos a por ello. Ahora que nos estamos desarrollando nos quieren poner un límite. eso es absurdo.

– Las naciones desarrolladas creen que pueden dictar el destino del resto del mundo.

– No haremos honor al acuerdo, fue estúpido.

Fuente, GWPF:

Que lo trae desde Inquirer.net

No vamos a meternos a explicar por qué ocurre El Niño. Sólo recordar que produce unas oscilaciones grandes de temperatura en el Pacífico ecuatorial, que tienen repercusión en el clima de muchas zonas distintas de la tierra. Y repercute en eso que está tan de moda: la “temperatura global”. Haremos unos gráficos para mostrar esto último.

Cuando miden El Niño, lo que miden son esas diferencias de temperatura mencionadas. Y dentro del gran área donde ocurre, usan la temperatura de una zona menor, porque la consideran más relevante. La que llaman niño 3.4. Mapa. La zona en rojo es la de El Niño 3.4.

el-nino-34-mapa

Y esta es la (anomalía de) temperatura media mensual de esa área en rojo desde que se mide en condiciones (1982)

el-nino34-T-barras

Se ve muy claro que a  veces hay lo que llaman un “súper-Niño”, en que la temperatura pasa de largo de los +2ºC, cuando las demás veces no llega. Y vemos que la temperatura no es muy distinta en los picos de los “súper-Niño”.

  • 1982: +2,79
  • 1998: +2,69
  • 2015: +2,95

Con una media de doce meses, en vez de mensual, las diferencias son algo distintas.

  • 1982: +1,62
  • 1997: +1,80
  • 2015: +1,89

El pico suele ser en diciembre, y por eso le llaman El Niño. Igual que a la lotería.

Otra curiosidad. La zona de El Niño 3.4, cuya temperatura es el principal índice climático del planeta, no está afectado por las emisiones de tu tubo de escape, ni por Calentamiento Global Acojonante alguno. Vaya; ni acojonante, ni no acojonante, ni nada. Ahora es un buen momento para verlo, porque justo hay dos El Niño versión súper al principio y al final de la serie, y se compensa su efecto.

el-nino34-T-linea

Y no es algo sólo de la zona 3,4. Pasa lo mismo si incluimos las zonas 3 y 4 enteras. O sea, el Pacífico ecuatorial entero  no tiene calentamiento global.

el-nino-3-y-4-T-linea

No se pretende que esa falta de calentamiento tenga un significado especial, pero es una curiosidad que no suele saberse.

Ahora veamos la relación entre la temperatura en esa zona de el Niño 3.4 y la temperatura global, con y sin calentamiento global. La serie de temperatura global será la de satélites medida por el equipo UAH (Christy, Sencer).

Queda un gráfico un poco guarro, pero es que son 413 puntos de datos por dos series.

el-nino-y-uah-desde-1982

Se ve muy claro que las oscilaciones mayores de temperatura global vienen precedidas por las oscilaciones de temperatura de esa zona de El Niño. Pero también se ve una diferencia clara entre la primera y la segunda mitad del gráfico. Las series iban separadas, con El Niño por arriba, y se han puesto a la par.

Vamos a hacer un gráfico experimental, rellenando de color las diferencias. Azul cuando es superior El Niño, rojo cuando es superior la temperatura global.

el-nino-y-uah-colorines

En la parte de la derecha, cuando van juntas las series, se ve azul cuando sube la temperatura y rojo cuando baja. Normal, es porque El Niño va adelantado a la temperatura global.

En la parte izquierda hay más azul, que se puede explicar porque las series no van juntas, sino que la temperatura global está por debajo. Pero pasan un par de cosas raras. En 1983 no sube la temperatura, como debiera. Y en 1992 pega un bajón cuando debería subir moderadamente. Son las mayores separaciones de las dos series. La explicación convencional se ve en este gráfico que muestra el “espesor” de la atmósfera (la menor transparencia cuando está espesa) debido a las erupciones volcánicas. La medida es de la atmósfera global, no donde estuviera el volcán de turno.

profundidad-optica-aerosoles.png

La subida del “espesor” en 1982 es por el volcán El Chichón. La de 1991 por el Pinatubo. Ese espesor (profundidad) atmosférico disminuye los rayos de sol que llegan a la superficie del globo.

Pinatubo:

erupcion-pinatubo

Y cerramos esta serie de curiosidades sobre el Niño, la temperatura global, y la pausa, con la pausa. Que nos faltaba. ¿Qué diablos pasa con la pausa? Zoom sobre ella.

el-nino-y-uah-desde-1997

No hay nada que sugiera un salto que vaya a separar las dos series. Al contrario, la bajada de este “súper-Niño” está siendo mucho más junta, con menor retardo del normal. Si suponemos que el índice El Niño 3.4 va a seguir sin calentamiento, y que las series siguen pegadas, ¿qué podemos suponer de la temperatura global medida por los satélites? ¡Que seguirá la pausa! Pero es verdad que el salto, la separación de las series, puede venir después de el Niño. Con La Niña, si hay. Pero también podría ser un salto hacia abajo, y la liamos.😉

Y este es el cuento de hoy.

Datos.

El Niño:

UAH:

Aerosoles:

 

 

Dedicado a Imma, amable y esforzada discutidora tuitera.

Va de una discusión en Twitter. Un poco dispersa, pero el fondo del asunto es si los modelos climáticos van demasiado calientes a la vista de las observaciones. Y quiero presentarle el argumento a Imma de tal forma que no se ponga a preguntar por los datos, apellidos, y autoridades. Todos los que uso son archiconocidos y muy convencionales, pero hoy tiraremos única y exclusivamente de IPCC.

La gran pregunta es la de siempre. ¿Cuánto calienta el CO2 que estamos emitiendo? No lo sabe nadie, y el margen es amplísimo. Pero lo calculan, mejor o peor, y dan una cifra. Que representa lo que llaman “sensibilidad climática en equilibrio” (ECS), y significa lo que se calentará el aire en superficie al doblar la cantidad de CO2, y cuando el sistema llegue al equilibrio. Lo del equilibrio hace que la cifra no sea demasiado representativa, porque puede tardar mucho -hasta siglos- en llegar el equilibrio. (Para curiosos, pueden hacerse una idea dividiendo ECS por 2/3, y pensar que eso tardaría unos 70 años, o ojo de buen cubero).

Lo calculan de dos formas principalmente. Con modelos climáticos puros, y con  el calentamiento observado apoyándose en modelos climáticos simplifcados. Nota: también hay otros cálculos con “paleotemperaturas”, pero el que se quiera tomar eso en serio que lo disfrute — aquí no lo vamos a usar.

El IPCC, en sus macroinformes de cada cinco años o por ahí solía dar la ECS que estimaban. Con un rango (el asunto es muy impreciso) y una estimación central que consideraban de mayor probabilidad. El rango también es probabilístico, de lo que consideran “very likely”.

Menos en el último informe (de 2013), que sí dieron el rango pero no la estimación central. Porque -explican- las distintas líneas de evidencia no permiten dar una estimación central. Además, cambiaron el rango. Antes (IPCC 2007) era 2º – 4,5º con una estimación central de 3,2º; ahora (IPCC 2013) es 1,5º – 4,5º, sin estimación central.

Lo interesante del asunto, y lo que vamos a ver, es que el motivo del cambio y la diferencia entre las distintas lineas de evidencia es la diferencia entre lo que se infiere de los modelos y lo que se infiere de las observaciones con termómetros. Que es lo que nos interesa en esta discusión. Nota: le llaman “evidencia” a los modelos, con dos cojones.

Luego pondremos el gráfico del IPCC, pero vamos a ver el asunto paso a paso. Primero, lo que dicen los cálculos de lo que calienta el CO2 si se usan termómetros para calcularlo. Son los 18 resultados de 10 estudios que usa el IPCC, posteriores a 2007, y ordenados por tramo de ECS (calentamiento del CO2).

ecs-ipcc-instrumental

Quiere decir que -por ejemplo- hay 4,5 estudios (uno está en la frontera) con un resultado entre 1,5º y 2º de ECS, y 4 que dan  entre 2º y 2,5º.

Y es fácil representar el problema que tenían con el rango anterior que dieron en el IPCC de 2007, y que salía de modelos climáticos sin prestar atención a los observaciones.

ecs-ipcc-rango-2007

No podían dejar fuera del rango al sector más numeroso de cálculos con observaciones. Así que ampliaron el rango. ¡Porque lo que se infiere de los modelos no coincide con lo que se infiere de las observaciones!

 

Por cierto, esto nos da la oportunidad de medir el “consenso” de otra forma. No por lo que largan los científicos por la boquita (opinión, no ciencia); no por lo que escribe la prensa (venta, no ciencia); no por lo que aúllan los políticos (jeta, no ciencia); sino por los resultados de los científicos según la medición de la realidad (conocimiento empírico, sí ciencia).

Podemos distinguir como “no consenso” -y definitivamente como no alarma- desde 2º de ECS para abajo. Cualquier no perturbado se da cuenta de que ese suave calentamiento, más el CO2 extra, es una bendición. Podemos señalar como “medio pelo” los resultados entre 2º y 2,5º. Con mucha imaginación y gimnasia se pueden imaginar problemas con eso, lo mismo que se puede imaginar que no sea ningún problema. Y a partir de 3º empieza la alarma clásica. Que no hay por qué creerse tampoco, pero con tanta publicidad como han hecho les concedemos el punto. Se lo merecen por el esfuerzo. Tiene mérito. Y en dibujito nos queda así:

ecs-ipcc-y-consenso

Que expresado en números, sería:

  • Disenso: 6,5 points.
  • Medio pelo: 4 points.
  • Consenso: 7,5 points

Fuera de la palabrería, yo no veo consenso para tanto. Según esto, sólo es un birrioso 41%.¿Queréis meter el “medio pelo” en el consenso para salvarles la cara? Vaaale:

  • Disenso: 6,5 points.
  • Consenso: 11,5 points.

El consenso sería en este caso del 64% ¿Todos contentos?

Nota / Corrección: Se había escapado uno de los resultados, el verde más clarito que se ve difícil. Son 18 y no 17. Se han corregido los gráficos y números, que cambian poco.

Añadido: Gráfico mostrando los resultados instrumentales (18) junto con los de los modelos (16).

ecs-ipcc-modelos-e-instrumental

Fuente: Toda la peli viene de este gráfico del IPCC AR5 (2013), WGI Box 12.2 Fig.1. He añadido una rejilla vertical para facilitar el conteo. Clic para el documento original.

ipcc-arc5-ecs-modelos-mediciones

La prensa está diciendo que la capa de ozono empieza a recuperarse.

ozono-el-mundo

ozono-el-pais

¿Es cierto? Afortunadamente es algo muy fácil de comprobar. No son datos sobre los que haya mucha controversia, y los que ves siempre coinciden con los que da la NASA — y probablemente son los mismos. Ningún misterio; están en una web que Google muestra la primera de su lista.

Y sobre una simple hoja de cálculo quedan así:

agujero-ozono-2015

Así que no tienes ninguna necesidad de que la prensa te diga si el agujero de la capa de ozono disminuye o no. Lo puedes ver por ti mismo si te da la curiosidad.

El Mundo dice que se recupera por primera vez. Teniendo en cuenta que el agujero se mide en septiembre, cuando está en su máximo anual, el último dato al que se pueden referir es al de 2015. Y no fue especialmente pequeño el agujero, sino lo contrario.

El País asegura que se ha reducido en 4 MKm2 desde su máximo del año 2.000.

agujero-ozono-desde-2000

La prensa lo saca de “la ciencia”. En realidad de un (1) estudio de un (1) equipo de científicos. El problema es que el estudio no dice exactamente lo mismo, pero hay que reconocer que el mensaje es bastante sutil.

Emergencia del cierre en la capa de ozono de la Antártida.

Observaciones y cálculos de modelos, tomados juntos, indican que el comienzo del la disminución en la pérdida del ozono de la Antártida ha emergido ya en septiembre. La huella de la recuperación en septiembre, desde 2000, se identifica a través de …

science-ozone

Traducción para periodistas de El Mundo y El País: Si este estudio y nuestros cálculos se confirman, por primera vez se puede decir que se está notando el efecto del Protocolo de Montreal y su prohibición de emisión de CFCs. Pero no se nota en que el agujero sea más pequeño. No lo es, y los datos están bien a la vista. En lo que se nota es en que creemos que si no hubiera habido ciertas erupciones de volcanes,  como la del Calbuco en 2015, el agujero habría disminuido. Habría … si es que tenemos razón.

El mensaje real es mucho más claro:

Dra. Susan Solomon:

Ahora podemos estar seguros de que las cosas que hemos estado haciendo han puesto al planeta en un camino hacia la curación. Decidimos colectivamente, como mundo, -Vamos a deshacernos de estas moléculas-. Nos deshicimos de ellas, y ahora estamos viendo que el planeta responde.

Y el mensaje subliminal tampoco es nada oscuro. Como los científicos decidieron que unas moléculas eran perniciosas, y resulta que lo son (si no hemos metido la pata en este estudio), y resulta que nos estamos curando por haber tomado una decisión colectiva, como mundo, eso es lo que tenemos que hacer cada vez que los científicos digan que una molécula (por ejemplo el CO2) es perniciosa.

Y no hay ningún problema con el mensaje subliminal. No importa que el que unos científicos tuvieran razón en un asunto no garantice que todos los científicos vayan a tener razón en todos los asuntos. Y no importa, ¡porque no es eso lo que han dicho! Que es la impagable ventaja de los mensajes subliminales.

Javier Sampedro, el periodista que firma el artículo de El País, no ha tenido ningún problema en entender el claro mensaje subliminal. Comprende a la perfección lo que dicen sin necesidad de decirlo, y sin que se les puede criticar por haberlo dicho.

J. S.

Ahora que resulta evidente que el protocolo de Montreal está consiguiendo sus objetivos, resulta inevitable comparar la situación del agujero de ozono con su hermano mayor, el cambio climático. En la conferencia del clima celebrada en París a finales del año pasado, 188 países certificaron la realidad del cambio climático, lo que supone un avance en un sector lastrado hasta hace poco por los climaescépticos. Pero París no es Montreal, y en ese caso queda mucho que hacer para empezar a ver signos de curación del planeta. [–>]

No pidas que las observaciones confirmen la teoría del Calentamiento Global Acojonante. Porque si tenían razón en una cosa, y ahora se ve que era cierto (por un solo estudio de un solo grupo), es que tienen razón en cualquier cosa. Observaciones, o no observaciones. Y no es ningún problema que el argumento sea una perfecta imbecilidad, porque hay que tener en cuenta que lo dice un periodista, y no los científicos. Y los periodistas, ya se sabe.

¿De verdad?

Fuente, WUWT:

junio-2016-tem-global-uah-y-modelos

Roy Spencer en su blog:

Con el rápido enfriamiento ahora en curso de la temperatura global media troposférica, mi anterior predicción de un año récord en las medidas de los satélites para 2016 parece … bueno … prematura.

Básicamente, si las anomalías (las temperaturas)  se mantienen por debajo del valor de 0,34ºC de junio, 2016 no será un año récord.

Significado. Si eso ocurre, la “pausa” en el calentamiento global según lo miden los satélites alcanzará casi seguro los 20 o 21 años. Porque el Pacífico se pondrá muy probablemente en modo La Niña. Y en ese caso quedarán dos opciones.

1) Los satélites miden mal.

2) Los satélites miden bien y los modelos climáticos son una caca. Lo que querría decir que el cuento del Calentamiento Global Acojonante es … ¡un cuento!

Actualización:

Aprovechando que ya están los datos de RSS, ponemos el mismo gráfico con la medición del otro equipo que usa satélites para medir la temperatura global.

junio-2016-rss-temp-global-y-modelos-climaticos

¿Os acordáis de esta noticia?

la-mentira-grizzly

La parida de siempre. Cazan un oso polar de tintes oscuritos para la especie, y cabeza con forma de oso pardo grizzly. Podría ser un híbrido de oso polar y oso pardo, que llaman grolar. Es muy raro. Se conoce algún caso en cautividad, y también -de forma completamente excepcional- en la naturaleza. Pero es fácil pensar que ahora ocurra un fenómeno excepcional. O, mejor que fácil, es conveniente. Porque el Calentamiento Global Acojonante, siendo pecado de la humanidad, y reciente, debe producir todo tipo de fenómenos perversos y excepcionales. Entre ellos, que el cambio climático produzca un desplazamiento de las poblaciones de osos pardos hacia el norte, mientras los osos polares se quedan retrasados en la zona.

Y claro, si tienes poblaciones mezcladas, ¿por qué no van a empezar a ocurrir hibridaciones? Y si observas una captura que puede ser un híbrido; que puede imaginarse efecto del Calentamiento Global Acojonante; y que puede venderse como prueba de dicho calentamiento, ¿qué vamos a esperar que hagas? ¡Pues que anuncies un híbrido pecaminoso, resultado del  Cambio Climático Horripilante!

Hybrids again_Washington Post 23 May 2016_title screencap

Espero que nadie deje de apreciar que estamos viendo como ejemplos al Guardian y al Wapo, que no son precisamente El Mundo Today y Ruiz de Elvira.

Los problemas del mal periodismo (vaya, de telebasura) deberían ser obvios incluso para un alarmista del clima. Salvo que pensemos que sólo los subnis pueden ser alarmistas calentólogos, y no lo pensamos. O salvo que pensemos que los periodistas han de ser subnis, y tampoco lo pensamos.

Dibujito teórico para subnis:

  1. Que una explicación sea posible, o imaginable, NO significa que esa sea la explicación.
  2. Que una explicación nos resulte apetecible no la hace menos improbable.
  3. Que tengamos una explicación posible no significa nada si no hemos hecho el ejercicio de buscar las demás explicaciones posibles. Bueno, sí significa ceguera; pero nada más.

Dibujito práctico para subnis:

  1. Los osos polares pueden aumentar su zona de habitat por un cambio climático, pero también por otros motivos. Por ejemplo, por un aumento de población tras la prohibición o limitación de cazarlos.
  2. Los osos polares “raritos”, casi blancos pero con manchas, y con cabeza de forma de oso pardo, pueden ser híbridos. Pero también pueden ser osos pardos sin más, decolorados. Como una forma de albinismo. Se llaman “pardos rubios” (blonde grizzly).
  3. Un caso aislado, y que también se ha conocido antes del Calentamiento Global Acojonante, NO significa que el cambio climático esté produciendo hibridaciones. Ni siquiera aunque sí fuera una hibridación.

La noticia, hoy, que probablemente no saquen ni el Guardian ni el Wapo, es que la hibridación imaginaria que servía de prueba del fin del mundo, nunca existió. No es tal hibridación. Es un ejemplar de blonde grizzly. Un oso pardo decolorado, que ocurre naturalmente sin ningún cambio climático especial. Lo que pasa es que hay que buscar en los periódicos locales de Nunavut para enterarse. Clic.

nunavut-no-grolar

El test de ADN es concluyente.  No es un híbrido.

¿Es un hecho fortuito esta desinformación por parte de lo más selecto de la prensa internacional? No hay más que repasar los dos dibujitos de tres puntos para ver que es un esquema que aplican siempre. Siempre que tienen un “mensaje” que te quieren encalomar. Que eso le llame periodismo en vez de activismo, o información en lugar propaganda, es uno de los misterios del mundo posmo. Y tiene guasa pagar para recibir propaganda. Es el mundo al revés.

Fuente, la siempre atenta dra. Susan Crockford:

La información anterior en la plaza, adelantando el posible resultado:

 

 

Precioso. Una joya. Los europeos, en general, cuando piensan en USA se acuerdan de animales como Trump. Les hace sentirse satisfechos; superiores. Pero cuando se rasca un debate de los de allí, lo que se ve son órdenes de magnitud de mayor sutileza. Vaya, de cultura. Claro, es muy fácil pensar que USA es Trump, pero España no es el charnego separata. Así cualquiera se siente la leche.

Al grano.

El ataque. Los Fiscales Generales más progres sin frenos han lanzado estos meses pasados una campaña de acoso jurídico contra los “negacionistas”. Un “escrache jurídico” se podría decir. Los de 16 estados.

16-fiscales-alarmistas

Usan una legislación pensada en su día contra el crimen organizado (la mafia). Con ella se puede pedir documentación a una organización, imagino que con menos disculpa que lo normal. Por ejemplo: Como se me ocurre que estáis minimizando los riesgos del calentamiento global, y con ello cometiendo un fraude al público y a vuestros inversores, dame todos tus documentos de los últimos 40 años que hagan referencia al cambio climátio -emails incluidos- para que yo pueda probar tu fraude. Tal cual es lo que le han reclamado a Exxon mediante una citación. Y Exxon ha demandado el asunto en un juzgado de Tejas, y se esta viendo el caso.

Y no sólo Exxon; el escrache lo están ampliando a think tanks y similares. El último fue el Center for Industrial Progress, de Alex Epstein. El filósofo que intenta -vanamente- enseñar a pensar con claridad a la senadora Boxer [–>]. No se lo ha tomado muy bien:

epstein-fuck-off

El contraataque. Los Fiscales Generales de 13 estados acaban de presentar un escrito dirigido a los 16 fiscales escrachadores. Recordándoles que el cuchillo que sirve para cortar carne de vaca, también sirve para cortar la carne de pollo. Y que si minimizar los efectos del cambio climático (opinión al fin) fuera un fraude, exactamente igual de fraude sería exagerarlos. Y que -por ejemplo- en la conferencia de prensa con la que los 16 cafres anunciaron su escrache, había gente como un socio principal de Kleiner Perkins Caufield & Byers asegurando que el Calentamiento Global Antropogénico es la causa de la invasión del Zika, las inundaciones de Louisiana y Arkansas, las tormenta Sandy y Hayan.

A huevo:

Puede haber alguna evidencia que lo soporte. Otra la puede refutar. Esas afirmaciones incrementan el valor de las inversiones en “energía limpia” que ofrece a la venta Kleiner Perkins? Justifican esas afirmaciones una investigación a todos los contribuyentes a las movidas ambientalistas de Kleiner Perkins’s? Deberían estas cuestiones resolverse en los tribunales, bajo la amenaza de cargos por las leyes anti-mafia?

Parecen -y más que parecen- decir: ¿Queréis que juguemos todos a tocarnos las pelotas con leyes sacadas de su quicio? ¿Queréis que les pidamos a vuestros amigos su documentación de 40 años, a ver qué se puede inventar con ella?

dma

Espectacular, porque los 16 fiscales cafres se han alineado claramente con un sector de la industria, contra su competencia.

ags-united-for-clean-power

Pero su sector favorecido, que no tiene un negocio si no fuera por un artificio mediático y político, sí ha recurrido a todo tipo de “conspiraciones” para exagerar el cambio climático. Y además están documentadas, como en el Climate Gate. Una cosa es que fueran exonerados por las lavanderías universitarias que organizaron. Pero, ¿cómo sonaría en un juicio por fraude organizado la correspondencia sobre el “truco para ocultar el declive”? ¿Y  “redefinir el peer-review, si hiciera  falta para mantener esos estudios (que no nos gustan) fuera del IPCC”? ¿Y “tener los revisores adecuados” para tumbar un estudio inconveniente? ¿Y amenazar a los periodistas de la cuerda con “dejarles sin noticias” si se salen del tiesto? ¿Y “hemos conseguido bajar el bump de temperaturas del mar en los años 40, pero seguimos teniendo el problema de las de tierra”? No voy a seguir, que no pararía en toda la noche.  Como aperitivo, sobra.

En realidad esto que he citado del contraataque es la parte más llamativa. Pero el resto de argumentos, muchos, suman una lección imprescindible de democracia. Muy recomendable. El texto completo, y comentarios, en WUWT:

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.006 seguidores