Desde que los defensores a ultranza de la ley de VG la impusieran basándose en establecer diferencias entre sexos incluso a nivel legal y saltándose el articulo de la constitución que establece la igualdad de los españoles ante la ley, la cascada de denuncias falsas, esas que son el 0,000 algo según el gobierno, (o de la fiscalía, ¿de quien depende?…pues eso) es cada día mas grande.
Muchas ya rozan el esperpento, como la del gay que para que su novio no se enfade con él porque le han tatuao el trasero en una juerga se monta una película de ocho encapuchados con pasamontañas blancos a las cuatro de la tarde en Malasaña que le han torturado, que provoca olas de solidaridad gubernamentales y de los medios a los cinco minutos. O la última, la que conocíamos ayer de la directora de prisiones que se monta otra película con el uasap contra sus subalternos de la cárcel que Marlasca, el miserable, se apresura a aplaudir y solidarizarse con ella ¡contra sus funcionarios tan injustamente agredidos!.

Ya es un sujétame el cubata que supero esto, como el indulto a Juana Rivas, la desequilibrada que secuestró a sus hijos durante un año animada por las delincuentes condenadas por los mismos hechos podemitas, que la usaron como un tampax, los medios las asociaciones que se reclaman feministas y los políticos y que además de robarle los hijos realizó un rosario de denuncias falsas contra su marido. A Juana hasta el PP la apoyó en su carrera delictiva, sumándose al «Juana está en mi casa» cuando permanecía escondida y fugada de la justicia, buena muestra de como de podrido está ya el sistema.
Un indulto que en realidad se hace este gobierno prevaricador a si mismo.

Caso Juana Rivas, la diferencia con otros mil casos similares en España es que interviene la justicia ide otro país, porque el padre es italiano. Y menos mal, un juez español no hubiera podido soportar el acoso a que se hubiera visto sometido.

La justicia ha hecho su trabajo, juzgado y condenado a Juana Rivas por secuestrar a los menores, ¡pero la casta política interviene y la indulta!, sin tener en cuenta para nada a los menores, dándose la paradoja de que prima el interés superior de la madre (que no existe) sobre el interés superior de los menores que si existe.
Si eres mujer tienes derecho de pernada, puedes hacer lo que quieras, es el mensaje del gobierno a la sociedad. En el indulto ni se menciona a los niños víctimas de su madre.

Por supuesto que la mayoría de los abogados respetan su código deontológico pero en todas las ciudades españolas hay varios abogados a los que se les conoce por sus prácticas mafiosas que asesoran a las mujeres para que hagan uso de las prebendas que la ley les confiere, entre ellas las denuncias falsas.
Si tu quieres conseguir la custodia haz una denuncia por violencia de género les explican y si no basta, denunciale por abusos sexuales a menores, que para desmontar se tarda años y aunque eso ocurriera no le pasa nada a la falsa denunciante, ya que las denuncias falsas no se persiguen «para no disuadir a las verdaderas víctimas» y, aunque se compruebe que es falsa no se persigue, se mira para otro lado, casos en que no sea así son rarísimos (caso de haber grabado el hombre las llamadas telefónicas denunciadas y haber podido demostrar así que todo es un montaje o caso de que la propia denunciante reconozca que hizo denuncia falsa por despecho)
Solo acaban en condena el 20% de las denuncias de VG que se presentan, el 80% acaban archivadas o en absolución y pensar que todas, el 80%, sean por no haber podido demostrar los hechos es tan ridículo como insostenible. Bueno, insostenible para quienes la realidad les importa un comino y sólo cuenta sus pasiones, desde luego que no. Son capaces de sostener eso y mucho más si eso conviene a su religión laica progresista.

Por cierto, al denunciar VG se te pone una paga mensual y aunque se vea que es falsa ni se persigue ni se reclama la devolución de ese dinero. Realmente prodigioso.

Todo este estado de cosas que era perfectamente previsible para cualquiera que no esté ciego y que no le de igual que pagen justos por pecadores. No hace falta ser adivino ni muy listo para saber que si proporcionas armas peligrosas a cualquiera y les garantizas impunidad habrá muchos casos de su uso para cometer barbaridades. Pero para quienes utilizan los abusos a las mujeres les da igual si le sacan rédito político. Como les da igual que mas que beneficiar, perjudique a las mujeres. Su lema parece es «mas vale diez inocentes en la cárcel que un solo culpable en la calle.».

Hasta tal punto está llegando la utilización de la ley de VG que como era de esperar, hecha la ley hecha la trampa, surgen como en el caso de los okupas organizaciones mafiosas para explotar los hucos que esta prporciona para amparar el delito;

Cae una red de denuncias falsas para cobrar las ayudas por violencia de género La Policía Nacional ha detenido en El Ejido (Almería) a seis personas e investigado a otras 40 acusadas de participar de un grupo criminal especializado en obtener permisos de residencia y beneficios económicos mediante la denuncia de casos de violencia de género irreales, amparado todo ello en un fraude de ley. La finalidad era fingir una situación de maltrato, forzar una denuncia falsa, y así obtener la renta activa de reinserción, y en su caso, un permiso de residencia para mujeres extranjeras en situación irregular en España. A cambio, las mujeres beneficiarias, que podían obtener una renta mensual que ronda los 430 euros mensuales, debían pagar en torno a 4.000 euros, de los cuales, entre 1.000 y 1.500 euros iban a parar al actor agresor.
Fuente

La ley de VG, como el relato del CCA, el racismo o la redistribución de la riqueza son los mantras básicos de la nueva ideología progresista (hay muchos mas*) que sirven sobre todo para poder sentirse los «buenos» de la película y tachar de malvados negacionistas, racistas y despiadados neocon a quienes osen discutir esos postulados.

Y, en el caso que nos ocupa, como en los demás, estos aspectos tan controvertidos de la ley de VG en vez de servir para mejorar la situación de la mujer la empeora y a la estadística me remito. No ha bajado en absoluto el nº de mujeres muertas estos años por VG mientras que los efectos perniciosos de esas leyes desequilibradas resultan escandalosos. Pero no se nos debe olvidar que sirven, como el antifranquismo (¡a estas alturas!) la ley de la memoria «democrática» o la cultura de la «cancelación», para conformar esa ideología de izquierda tan necesaria para pastorear el rebaño.

  • economía feminista, economía verde, afrofeminismo, patriarcado, brecha salarial, opresión, discriminación, veganismo, micromachismo, indigenismo, víctimas interseccionales, diversidad, inclusión social, solidaridad, conciencia de clase, indignación, empoderamiento, trasparencia, constructo social, sin papeles, animalismo, vegetarianismo, cisgénero, racialización, lenguaje inclusivo, antiespecismo, heteronormatividad, interrupción voluntaria del embarazo, transfobia, resiliencia, deconstrucción de la masculinidad patriarcal, identidad sexual, teoría queer, feminismo de tercera generación, transhumanismo, altermundismo, reconstrucción poscolonial, sociedad feminista, sentimiento colectivo, economía con perspectiva de género, serofobia, ecologismo capitalista, fabricación sostenible, trasporte sostenible, energía verde, impuestos verdes, impuestos resilientes, tasas redistributivas, igualdad, minorías sexuales, migrantes, ideología de género, etc. (lista sacada de la pág 30 del libro de Jano García, EL REBAÑO)