Este caso nuevo es especialmente interesante, y traerá cola. Es una expulsión, por opinión, o por tabú más bien, en educación secundaria. En uno de los templos de la libertad de expresión de Europa, y el mejor ejemplo de educación de élite que cabe. Eton. 47.000 € al año. 19 primeros ministros, e innumerables príncipes, académicos, escritores, diplomáticos y héroes militares.

Profesor Will Knowland

El profesor expulsado es de Literatura Inglesa. El atentado contra el tabú no ha llegado a ser distribuido en el colegio. Lo vieron otros profesores antes de ser liberado, y organizaron la caza de brujas. Es un vídeo preparado para clases no presenciales. Por lo del covid. La charla se llama La Paradoja del Patriarcado, y no es una lección para aprender, sino un estímulo para que los alumnos participen después en críticas sobre el temas que se propone. El módulo educativo se llama, muy convenientemente, Perspectivas. Y perspectivas es lo que no va a haber, porque han puesto al profe de patitas en la calle. Al menos, la de si es cierta la historia de un patriarcado que subyuga y ataca sistemáticamente a las mujeres. Y que las diferencias entre mujeres y hombres no son más que un constructo social del patriarcado.

Lo que se expone, en principio no es la opinión de su autor. Explica: se pretende estimular el debate presentando algunas perspectivas contrarias a la ortodoxia prevaleciente. Y usa una cita de apoyo que podría considerarse delicada si se mira desde el punto de vista de la ortodoxia: “La perla se forma por abrasión”. ¿Abrasión? ¿A los delicados copitos de nieve que necesitan “safe spaces” para que no les dé un sofoco? No sé yo si presentarlo así es la mejor estrategia para que traguen debate como herramienta cognitiva. Probablemente Knowland es un desfasado que todavía cree que “libertad de expresión” es un ideal vigente. Y que sirve de algo el dar una lista completa con 41 referencias de soporte a cada una de las afirmaciones y argumentos que muestra.

El vídeo está disponible fuera del colegio. En Youtube. Y es muy bueno. Nivel Eton. 30 minutos. Pongo enlace al final.

El asunto no ha llegado todavía a fase judicial. Pero llegará, si no hacen algún apaño en la fase previa; el recurso dentro del colegio. Me parece un caso apasionante, porque el colegio, una vez embarcado en el Kindergarten, no puede no expulsar a Knowland definitivamente. No puede. Los argumentos van tan destructivamente a la raíz del tabú, que sólo queda, o quemar al hereje, o abandonar el tabú. Y no van a abandonar cuando van ganando. Vaya, arrasando.

Imaginemos la expulsión definitiva, y que el caso llega a los juzgados. Ni idea de si la leyes Kindergarten están suficientemente desarrolladas en el Reino Unido como para mantener fuera de la educación al pecador. Pero si no es el caso, hay una apuesta casi segura. No le van a tocar las narices a la élite, y esta tiene capacidad de sobra para “mejorar” la ley en el futuro. Aquí no sólo te contamos lo que pasa, sino lo que va a pasar. 😉

Saco dos ejemplos del vídeo.

Primer ejemplo. Si esto no es fomentar la discriminación contra un grupo por motivos de “género” (sexo), ya nos explicará Marod qué es. Y no sólo resulta ofensivo para las mujeres, según la nueva moralidad Kindergarten llena de heroínas supuestamente musculosas que combaten con ventaja contra los hombres. No, es pura discriminación de considerar a las mujeres “distintas”, y menos capaces para ciertas cosas. Directamente, inferiores en esos campos. Punto. En España sería de uno a cuatro años, y multa de seis a doce meses. Salvo que Marod nos explique algo en contra.

Sólo el honor masculino es inseparable de la fuerza y el coraje. Llamar débil a una mujer no es realmente un insulto. Un estudio sobre la agresión entre mujeres adolescentes encontró que las luchas físicas eran raras, pero normalmente empezaban con las chicas llamándose puta, zorra, o fulana. Un episodio de Sex and the city se titulaba: ¿Somos putas? Esto es porque el honor de las mujeres está ligado a estándares antiguos de propiedad sexual. Estos insultos apuntan a la propensión de la mujer insultada a la infidelidad, haciendo más improbable que un hombre la considere como compañera potencial. Llamar “puta” a un hombre sólo provocaría una mirada confundida.

Nota. En español no se pueden hacer estos insultos manteniendo el género: puto, zorro o fulano tienen distinto significado que sus versiones en género femenino. Y no es insultante.

Las mujeres se agreden sobre todo con palabras, y por la espalda en lugar de cara a cara. Usando chismes para difamar. No puedes probar la castidad peleando.

Y este otro ejemplo no sólo es una defensa de la “masculinidad tóxica”, sino una muy cabal explicación de que está creada por las mujeres para su propia conveniencia. Como herejía, no vas a encontrarla mayor en el mercado.

A los atletas masculinos no les motiva dominar mujeres atletas. Los torneos de dominación son entre machos en todas las especies, y entre hembras en algunas especies. En todos los casos son intra sexos, no entre sexos. Biológicamente hablando, la idea de que el hombre ejerce poder sobre la mujer es absurda. A lo largo de las distintas especies, las hembras pueden explotar su poder de elección sexual, para hacer que los hombres compitan de forma que hagan cosas para ellas.

En comparación con otras fases de su ciclo, las mujeres en su pico de fertilidad prefieren el olor de hombres poderosos, caras más masculinas, y hombres comportándose de manera más dominante. Eso es porque la ovulación hace que la mujer desee un protector fuerte. El embarazo y el parto las hace vulnerables. Y es una ilusión creer que se pueden establecer y defender barreras, sin violencia. Y sin los valores de fuerza, coraje, y honor.

Como propuesta de discriminación por motivo de género (pena de uno a cuatro años), no queda nada mal la idea de que a las mujeres no les sirve de gran cosa la fuerza, el coraje, y el honor, y que evolutivamente les ha resultado más ventajoso provocar esas virtudes en los machos de la especie. ¡Yo quiero ver ese juicio, a poco que la ley se parezca a la española!

Hay muchos más ejemplos en el vídeo. Los que he puesto no son necesariamente los mejores, sino los que me han parecido más rápidos y claros. Y menos frecuentes. Pero está lleno de perlas, cada una producida con no poca abrasión. Algunas bastante conocidas para quien haya seguido la discusión; otras, no tanto. Pero de morbo, tiene tela. Y precisamente porque cada una de ellas es muy difícil de discutir. Sólo cabe prohibir. Tabú.

La presentación en Youtube:

Añadido / actualización. Carta de alumnos defendiendo a Will Knowland:

Los chavales hacen un buen puñado de argumentos. Los cuatro primeros son de carácter general, y de interés en el contexto de estas entradas sobre Maya, Rowling y Falcón. 

  1. No ven pega a las formas, que creen que tienen los matices y sensibilidad exigibles en un ambiente académico. Por tanto, concluyen, el problema estaría en las ideas mismas. (El tabú).
  2. La hipocresía del asunto. Se supone que el colegio está protegiendo minorías. Y expulsa a Knowland  por exponer una visión distinta de la de la mayoría – pero que tampoco es una rareza. (Minoría intelectual contra minoría de identidad).
  3. La locura. El Head Master del colegio, en una reunión sobre este asunto hace cuatro días, explicó cuál es su esquema para determinar qué ideas son ilegales. Se censurará cualquier expresión que pueda ser considerada “hostil” por un solo miembro de uno de los designados como “grupos minoritarios”. En opinión de los alumnos, este “test de hostilidad” excluye prácticamente todo lo que hace una educación liberal. (Abandono de la libertad de expresión como herramienta cognitiva, a través de la moral victimista e identitaria).
  4. En otra reunión, el Head Master expuso su criterio de que las profesoras iban a estar “comprometidas” de alguna forma al tener que discutir el vídeo en clase. Los alumnos alegan que las mujeres están tan adecuadamente equipadas para discutir el tema como los hombres, sea en contra o a favor. (La discriminación de los supuestos anti-discriminación).

Añadidos para la discusión:

Fuente de la noticia, Daily Mail: