Por Marc

Buenos días plazeros.
Esta entrada va en dos partes. Una es un análisis a un tweet que a Lois le parecía bajar demasiado el nivel:

https://twitter.com/Pam_Angela_/status/1267433418259914754

La otra es un debate con Miguel Ángel Quintana Paz para que comprendáis mi “religión” (lo que me atañe incondicionalmente). Muchas veces alguien se pone a analizar a otro alguien o las cosas de esa persona y no refleja nunca sus axiomas o “bases cognitivas”. Creo que ninguna entrada, texto, escrito… con alma pedagógica debería caer en ese error:

https://twitter.com/quintanapaz/status/1267748686181871626

Vamos allá.

Primera parte:

No atacan a @IreneMontero por ese vídeo, sino por ser mujer. No atacan al 8M por ser el origen de la Pandemia, sino por feminista. No es ciencia, es su machismo. Ojalá oírles al mismo volumen haciendo aunque fuese una sola propuesta para la reconstrucción. Qué pena de derecha”

Iré quizás innecesariamente lento en mi análisis. A veces parecerá que “no nos movemos”. Si tenéis sueño o poco tiempo de lectura, cerrad.
Vemos 3 niveles de “barrera” (con argumentos) y una crítica general a las personas que critican a Irene Montero:

  1. No se ataca al mensaje, sino a quien lo dice. Se presenta la teoría de que, si tu amigo del bar hubiera dicho lo mismo, lo defenderías con uñas y dientes y uzis si la cosa escala. Aparte, indirectamente dice que “solo la critican hombres” (no es muy disimulado pero ya ha moralizado el debate. Hombres v.s. mujeres poniendo un ring imaginario donde antes solo habían críticas a su mensaje). Porque claro, suena raro que una mujer critique a Irene Montero “solo por ser mujer y no por su mensaje”. Eso causaría una implosión a las mujeres porque se criticarían a sí mismas 24/7 independientemente de sus acciones “solo por ser mujeres”. Por lo que pone a toda humanidad de sexo femenino (o que se reconozca en la categoría sexual “mujer”) del lado de Irene Montero sin saber si están de su lado o no. Eso es “bandear sexualmente” usando la moral como ataque y el “boli” o “teclado” como arma. Por lo tanto tenemos a hombres criticando a una mujer solo por serlo (o sea hombres criticando siempre al colectivo mujer digan lo que digan). Ella misma demarca con el binarismo sexual y se deja todo el mosaico de género (pero para hacer ejércitos morales hay que simplificar siempre en algún grado). Igualmente es interesante ver que quizás solo hacer RT o colgar el video sin comentarios podría verse como una “traición de la tribu moral”. Como es bastante complejo aquí defender a Irene dejando impoluto su mensaje la cosa es defenderla SIN citar su mensaje PERO toda crítica a ella bebe de su mensaje de base. Las contorsiones aquí son infinitas pero aquí está lo interesante. Solo quien las consiga hacer pasará la “prueba” del mantenimiento de tu comunidad tribal. Solo quien pueda creer sinceramente en lagartos extradimensionales que extraen la energía humana cuando la gente se pelea entre sí será aceptado. A más compromiso con el grupo, más unido estará y se filtrará la gente dubitativa. Ya la primera barrera da para muchos libros y papers de psicología. Pero sigo
  2. Si se ataca a una mujer solo por su “esencia mujeril” y no por lo que dice, todo lo que sea derivado de esa esencia (lo_feminista) también será atacado por la misma “lógica escalada”. Esta barrera es la que menos me interesa. Aparte el 8M no es el origen de la pandemia en España porque aunque retrospectivamente puedas localizar con cierta precisión el foco donde empezó el contagio (aunque hubiera sido originario de España el corona), si hubiera sido en otro sitio (una manifestación “masculinista” por ejemplo) allí se hubiera generado la reacción en cadena. Es muy de pensamiento simple y lineal pensar que se ataca a la manifestación del 8M por tener el 100% de la culpa (pero lo moral, como hemos visto en el punto 1, va de demarcaciones CLARAS y normalmente binarias). No me alargo porque no tiene mucha chicha
  3. Que no es ciencia sino machismo tiene más jugo. O quizás “todo el jugo que me interesa”. Veamos. No sé a qué se refiere con “ciencia” pero intuyo que Ángela Rodríguez quiere decir “no es como analizar el valor de la gravedad, es su ideología anti-nosotras” (tomando el concepto polisémico y multidimensional de Terry Eagleton). O sea, que primero “moralizamos a la esencia mujeril” y luego (racionalización a posteriori) usamos lenguaje técnico de microbiología, epidemiología, sistemas complejos (nodos)… pero que íbamos ya “teledirigidos” de forma ideológica desde casa con nuestros apriorismos pre-fijados. Digo que esta parte es interesante porque podría ser. Nunca hay que creerse invulnerable a los sesgos humanos porque somos humanos. Quizás de forma consciente o inconsciente yo, por ejemplo, odio a Irene y he saltado a la mínima para meterle caña. Mi sistema de valores es anti-mujeril (por envidia al sentirme inferior, por ver que el avance de las mujeres en ciencia u otros campos pueden quitarme la tostada en una visión laboral de suma 0…) y eso merece una defensa o “cierre en banda” de las demás mujeres. Por lo que su crítica podría ser ética. O sea, tener legitimidad

Quizás sorprenda que deje el punto 3 allí (algunas personas dirán “sin finalizar”. Como esperando un knock out o así). Lo dejo allí por estrategia. Si no se acepta eso tan importante del punto 3 será imposible hacer debates sanos (llamo “sano” a un debate donde 2 partes pueden aprender bidireccional y recíprocamente aunque difieran en TODO a nivel argumentativo). Es un poco para incomodar a la plaza. Por si necesitáis saber mi opinión: ¡claro que no creo que yo sea machista si critico a Irene por su mensaje! Pero eso da igual en los debates. Tiene que parecer que sí te crees a la otra persona o grupo de personas en esa mínima parcela donde pueden tener razón. Si no es así, no se debate => se “batalla” (y en las batallas hay bandos que pierden y otros que ganan). El meta-mensaje es que si un debate se convierte en batalla, eso ya es una pérdida GANE QUIEN GANE. Si eso después en los comentarios ahondamos en las implicaciones de mi mensaje, pero si no respetamos las normas de la moral para poder debatir nunca haremos debates, solo pelearemos. Y yo sé de taekwondo y wing tsun pero me gusta SOLO practicar artes marciales en el dojo. Fuera de ese emplazamiento, solo me veo usando esas “artes” para defender a mis amistades y familiares queridos.

Segunda parte.

Miguel Ángel Quintana Paz nos divulga un tweet:

https://twitter.com/ElliotKaufman6/status/1267486427723567104

De dos imágenes para que las comparemos. Gente negra muerta por la policía durante el 2019 => 9 de 1004:

https://pbs.twimg.com/media/EZcDLN9X0AEdB_s?format=png&name=small

Gente blanca muerta por la policía durante el 2019 => 19 de 1004:

https://pbs.twimg.com/media/EZcDOLQWoAU3MNX?format=png&name=small

Dice que, numéricamente (objetivamente, racionalmente etc… úsese el adjetivo que se quiera) no hay una epidemia de muertes de gente negra a manos de policías blancos. Que, si 9 muertes se dice que “es insoportable” (desde el sector black lives matter o ANTIFA) pues 19 (más del doble a nivel relativo) podrían justificar “saqueos por la opresión blanca hacia blancos” y todo sería una espiral de violencia y el caos, la anarquía y la barbarie reinarían. Que para hablar de epidemias de algo no se puede sin un anclaje métrico que nos diga qué es epidemia, qué no y después ya miraremos qué se justifica post-epidemia y sus argumentos.

Mi debate con él está en los tweets. Intuyo que nadie de la plaza podrá ni “tolerar” mis argumentos. ¡Por eso pongo el ejemplo! Porque queda mal en el debate. Y para mostrar mis bases, desde donde pienso, reflexiono…
Para mí la palabra” epidemia” es algo que puede usarse teóricamente PERO NO prácticamente. Se necesita que un organismo supranacional o mundial (OMS, agencias españolas, europeas…) catalogue algo con víctimas o muertes como “epidemia” o “no-epidemia”. Se le asigna un número y vas taxonomizando por eventualidades epidémicas y no-epidémicas y hay un consenso terminológico para hacer estudios, reportes etc… eso a nivel cuantitativo y primero paz y después gloria.

A nivel cualitativo para mí (como digo en el hilo) más de 0 muertes es una epidemia mortal insoportable. Primero porque si a tu padre lo mata la policía de tu pueblo quemas tu pueblo (o yo lo intentaría) dándote igual si absolutamente eso es irrelevante y “más gente muere en África de hambre”. Segundo porque a nivel personal nuestra muerte biográfica (o de nuestros seres más queridos) es “la muerte de nuestro mundo simbólico” dándonos igual cuántas personas haya en nuestro pueblo, ciudad, país… o sea, si yo muero para mí es una catástrofe ese escenario sin mí. Y si mi pareja a la cual amo me deja lo mismo (haya todas las “posibles futuras parejas solteras” en el mundo que haya). Tercero porque la importancia de algo no es “relativa a” (cuánta gente de la cohorte que selecciones muere o ha muerto “comparado con”), es absoluta. Hay personas a las que, si les pasa algo, saltamos. Es un soporte incondicional e innegociable. Se le llame “amor” o como se quiera. La gente no se espera a que mueran TODOS los perros del planeta Tierra para decir que hay una “pandemia de muerte perril”. Si se te muere el tuyo lloras. Si no lloras, tenías una maceta y no un perro (o lo tratabas como tal). O simplemente te aburrías al igual que si te deja tu pareja y no lloras y te entran ganas de suicidarte. Para mí (para que se vaya viendo mi forma de pensar) si alguien que te importa te deja, se va o se muere; si no entras en un vacío existencial nihilista no te importaba.
Eso es importante para entender lo que a Miguel Ángel Quintana Paz le digo que es la “antropología de la violencia” (para entenderla). No se calculan ratios de mortalidad relativa comparadas con el total y ejerces una ecuación coste-oportuna para ver cuándo se cree que puede “salir a cuenta” ir a quemar supermercados. Solo con que UNA persona muera a manos de la policía ya está legitimada (para mí) la violencia. Decir que “eso dañará a la economía” o frases así es no estar ni equivocado (“not even wrong”). A la persona que le han matado el hermano, “ya no hay economía que valga” porque ningún mercado le devolverá a su hermano. Ergo qué importancia tiene que arda todo. Y como la respuesta que sale es “ninguna”, pues vas a por gasolina. Yo también lo haría. Como digo en el debate de twitter, veo a quien no hiciese eso como una persona cobarde.

Con ese marco se entiende (con algunas diferencias) por qué hay gente ecologista que dice que “toda especie perdida es una catástrofe”. La diferencia es que tu madre es más importante que un crustáceo raro. Y aquí entramos en el campo del activismo animal o especista y la ontología (herramienta moral). Si para ti toda vida (véase organismo unicelular o un hongo…) merece ser respetada no valdrán las estadísticas y la explicación de la “destrucción creativa” que sucede en la naturaleza (sin intervención humana) donde unas especies entran y otras salen (presión selectiva darwiniana). Claro que no se puede salir a la calle cada vez que desaparece una especie “de lo que sea”, pero la gente ecologista cree que sí (que es un crimen no hacerlo). Como vemos (o yo veo xD) hay jerarquías de violencia y justificación / legitimación según a qué veamos como vida o no-vida (negros en la esclavitud o para gente racista) y también hay criterios “numéricos” de lo que merecen disturbios civiles (a partir de 200 personas negras o no-negras muertas podemos hablar sobre si se puede defender quemar supermercados). Para mí la vida humana es intrínsicamente “incalculable” a nivel coste-oportuno y todo número mayor de 0 muertes por una acción evitable (Estatal o no) es una tragedia, epidemia… lo que se desee. Salgo del relativismo filosófico del problema “duro” de demarcación de “a qué llamas epidemia”. Yo lo llamo a cualquier número mayor de 0 (y en matemáticas se diría “no-negativo” o real positivo). ¿Por qué hago eso? ¡Buena pregunta! Porque si no, entraríamos en una lógica de la crueldad metafísica que no me gusta. Pongo un ejemplo a “baja escala” para comprenderlo.
¡Dilema del tranvía!

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/8c/Trolley_problem.png/450px-Trolley_problem.png

En la vía “A” 5 personas atadas, en la vía “B” 1. La O.M.S. señala “epidemia de muertes por tren” en n=>5 y por debajo de 4 es no-epidemia de muertes. Yo como buen utilitarista cambio las vías de la “B” a la “A” mediante mi acción manual pero en la “A” la persona atada es mi abuelo que me cuidó cuando en la guerra civil murieron mi padre y mi madre por “x” circunstancias”. Evito una “epidemia oficial” pero me creo una “epidemia de sufrimiento” a mí mismo. Tendría que sentirme no-mal, y no lo estoy. Quiero quemar todas las estaciones de trenes y toda la gente licenciada / graduada en filosofía pero no estoy “legitimado” según sus criterios lógico-sofísticos.

La palanca es la porra de la policía (o pistola etc…). La persona negra muerta (Lloyd) es la de la vía “A” que el Gobierno te dice que “era inevitable que alguien muriese. No fue personal, fue mala suerte. Si por cada persona que muere de forma inevitable quemáis las calles no vamos a tener ciudad”. La gente que dice “están delinquiendo por encima de sus posibilidades de no-epidemia” es la gente que no ha sufrido ninguna muerte por el Gobierno y que lo analizan de forma distante y “objetiva” (o se use el adjetivo que se quiera).

Volvamos a la primera parte. Ángela solo está defendiendo “virtuosamente” a Irene porque, en el fondo, no puede justificar su mensaje (ni quiere). Pero para ella, Irene (como cualquier otra mujer) lo es todo para ella. Es un súpervalor que tiene que ser defendido pase lo que pase, “no matter what”. Todo razonamiento empírico o “argumentativo” no servirá de nada. Al igual que no lo será ningún intento de “temperamentación” a la gente activista amiga de Lloyd.

Por si no estáis de acuerdo conmigo (cosa que espero que así sea siempre. Aquí y en cualquier otro debate. En esta entrada y en las que sea) os dejo mis fuentes de pensamiento para que intentéis evitarlos o sospechar de quienes también os lo citen:-Joan-Carles Mèlich-Lluís Duch-Marina Garcés-Josep Maria Esquirol-Anna Pagès-Para entender narrativamente / novelísticamente el asunto de que es más grave un falso positivo al condenar a alguien que un falso negativo, Mary W. Shelley – Frankenstein en los distintos juicios que ocurren en la novela. Toda persona activista luchará a muerte por algo o alguien que crea y nunca cederá. ¿Cuánta gente marxista conocéis que su vida consiste en no dar su brazo a torcer ante cosas que dijo Marx empíricamente refutadas? Pues eso. NO DIGO que se tenga que defender. Abogo por la comprensión-El libro “Virtuous Violence” lo que pasa es que con él se puede entender tanto a la gente que lo quema todo como a la gente que mete caña a la gente que lo quema todo para que “pare de quemar cosas para que no se queme todo”. Es un manual antropológico más que algo que defienda una u otra tesis. Pero es imprescindible para mí-El “nosotros o los otros” aparte de pura moral contraria crea “epistemologías contrarias”. Tzvetan Todorov ha escrito (para mí) demasiado sobre ello. Eso se ve leyendo a gente filósofa “clásica” como Platón y Aristóteles (amigüitos) v.s. Epicuro por ejemplo. Donde hay incoherencias en los pensamientos de cada uno tienes que ver contra quién pensaba. Donde “no case lo que decían” es porque necesitan crear una hermenéutica contraria a su adversario. En muchos debates es lo mismo. “Sé que no me creo lo que defiendo pero tengo que defender una incoherencia para ir en contra de esa persona contraria a mí”. Hay incoherencias “superficiales” pero hay una meta-coherencia que se sigue si una persona se fija bien y tiene un marco teórico adecuado para verlo
Hay un libro que “argumenta correctamente con premisas” (para mí) “incorrectas” que quizás os puede gustar si mi pensamiento no os gusta, que es Crítica de la víctima – Daniele Giglioli

Sobre comprender por qué un colectivo de personas ante un “ataque de una tribu moral externa” se cierran en banda, hay que irse a los extremos:

Catastrophe Compassion: Understanding and Extending Prosociality Under Crisis

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1364661320301182

Ejemplos:

https://twitter.com/SoniaVivasRive3/status/1267336842770350080

https://twitter.com/laurapcastano/status/1267400819927920643

https://twitter.com/AntonGomezReino/status/1267713224696385538 

(se dice que son “las cloacas del Estado”. Una cosa son las cloacas que causan un acoso y derribo a una activista pro-derechos humanos jugándose la piel en alta mar.

Helena Maleno: “Nadie me ha pedido perdón por criminalizarme ni me han reparado el daño” 

https://www.europapress.es/epsocial/migracion/noticia-helena-maleno-nadie-me-pedido-perdon-me-reparado-dano-cerrarse-investigacion-contra-20200527122224.html

y otra son las cloacas que filtran algo que ha dicho literalmente Irene. Las primeras lucho activamente por destruirlas. Las segundas las mantendría con mi dinero. Yo sí quiero saber todo lo que digan las personas políticas. Es más, tendría que haber un departamento público que su función fuese esa. Equiparar cloacas Estatales como el GAL con las cloacas “acosadoras a Irene” y otras mujeres como vemos es complejo de hacer y es puro bandismo. PERO HAY QUE ENTENDER por qué se hace, repito. Además las cloacas del Estado de gente funcionaria política que lucha contra otra gente funcionaria política es deseable. Es una manera de añadir competencia al “mercado” público. Si no hubieran cloacas “de izquierdas y de derechas” nunca nos enteraríamos de nada “comprometedor” de un partido u otro como las cuentas B del PP o los fondos reptil del PSOE).

 

https://twitter.com/CarlaAntonelli/status/1267722337065078787

Hay mucho más a decir. Pero, por ahora: nada más.

Saludos.