septiembre 2019


Va sobre la eterna discusión de si los modelos climáticos van francamente más calientes que la realidad, o no. Y me interesaba echarle una mirada distinta. Por una parte al mar, que es la madre del cordero del sistema climático. Por otra parte, tratar de usar una serie de temperatura distinta e independiente de los termómetros y de los satélites UAH y RSS de siempre. A poder ser, algo que no sientan la necesidad de estar corrigiendo todo el rato.

Y finalmente, me interesan los trópicos. La gran incógnita / discusión es cómo reacciona el sistema climático a los efectos externos. Los “forzamientos”. Puede resistirse a ellos, como si tuviera un termostato; o puede amplificarlos, como si fuera una cabra loca. Y nadie lo sabe – aunque unos y otros aleguen saber lo que creen. Lo que sí parece claro es que en los trópicos sí hay algún efecto termostato. Se ve. Cuando hace calor, saltan nubes y tormentas, y enfrían; cuando está fresco,  las nubes y tormentas se forman mucho más tarde, si es que llegan a hacerlo. Y también parece claro que en los grandes cambios climáticos, tipo glaciaciones, en los trópicos se notan mucho menos. Especialmente en los trópicos marinos. ¿Se nota esto en el mar, en el Calentamiento Global Acojonante? ¿Y los modelos, cómo lo ven?

Bob Tisdale [–>] solía hacer comparaciones interesantes de ese tipo. Pero comparaba la media de los modelos con sólo una de las series de observaciones. La de NASA OIv2 (Reynolds). La serie me sirve muy para el propósito. Es independiente de las que he mencionado. Usa satélites, pero es una medición distinta. La temperatura de la “piel” del mar. Y la controla / chequea contra mediciones de superficie. No la cambian todo el rato, como las otras. Yo he conocido la versión 2, desde siempre, mientras que  las demás van saltando de versión en versión cada pocos años.

Tampoco me gusta nada comparar las observaciones con la media de los modelos. No creo que la media tenga ningún valor especial, y se pierde la información sobre el “desparrame” de los modelos. Esa costumbre que tienen de ocupar todo el mapa.

Así que esa esa sido la idea. Repetir lo de Tisdale, pero con *todos* los modelos que figuran en el Klimate Explorer [–>]. Son 39. Un peñazo guapo. Y usando dos series de mediciones, para que no sea sólo la de NOAA Reynolds, que da menos calentamiento que las sospechosas habituales. He metido también HadSST4; recién salida de sus últimas correcciones, y bien convencional entre los “afirmacionistas”. Es la serie que usa el Met Office británico; la más “clásica” que hay.

Los gráficos. Creo que lo más claro es representar las tendencias lineales de calentamiento, en grados por década. Para que no haya discusiones del método de “empalmar” el origen de modelos y observaciones en un gráfico de líneas típico. Aquí sólo hay números fríos, representados gráficamente. Y para el período 1982 – 2018, porque es cuando empieza la serie Reynolds, y uso medias anuales.

El mar tropical. De 24ºN a 24ºS. Los modelos (CMIP5), en azul claro, están en orden alfabético. Cada punto representa la tendencia lineal de la temperatura por década de cada modelo entre 1982 y 2018. En morado, lo mismo para las observaciones.

observaciones-y-modelos-mar-tropicos

El mar “global”. En realidad he sacado entre 60ºN y 60ºS, porque en las zonas donde hay mar helado cada serie lo hace de forma distinta, que a su vez son diferentes que los modelos.

Lo mismo de antes, en 60ºN – 60ºS:

observaciones-y-modelos-mar

 

Parece que hay un gran consenso entre los modelos para no coincidir con las mediciones, en el mar. Un consenso, digamos, caliente.

Enlaces. Todos los datos vienen del Klimate Exlorer, del Instituto Meteorológico de Holanda. Estos son los enlaces directos, con las opciones ya elegidas. (El KE resulta un poco laberinto si no se ha usado antes, y así es más fácil).

Mar trópicos (24ºN – 24ºS):

Mar 60ºN 60ºS:

NOAA Reynolds OIv2:

HadSST4:

Por ejemplo, titular:

newsweek-plants-and-co2

El titular responde a un esquema muy claro, que repiten todo el rato. Como máquinas. Y el esquema es muy fácil. Sabemos desde “siempre” que principal nutriente de las plantas es el CO2, junto con el agua. Y también sabemos que hay un nivel escaso de CO2 en el aire para ellas, desde hace millones de años. Así que cualquier cerebro medianamente estructurado, llega a la inmediata conclusión de que es muy muy difícil que nuestras emisiones de CO2 no les vayan a dar una gran alegría a la vegetación. Es lo que planteaba, por ejemplo, Guy Callendar en 1938. (Callendar es el padre de lo que podríamos llamar climatología del CO2, y lo que ahora se llama efecto invernadero empezó con el nombre de efecto Callendar).

callendar-1938

Y luego el asunto se mide, y se confirma: como era de esperar, las plantas están muy contentas, y crecen más gracias al CO2 extra que les estamos regalado.

zhu-conclusiones

Y queda claro que tenemos un problema. Gordo. Si el CO2 es tabú, no puede hacer cosas buenas. A ver si nos vamos a poner a hacer maravillas, pretendiendo averiguar el balance de perjuicios y beneficios del CO2. Los pecados no tienen beneficios, punto. Y darle alegría a las plantas es darle alegría a la vida entera del planeta. Nada menos.

¿Cuál puede ser la solución? El esquema que decíamos. Consiste en imaginar, o inventar, condiciones por las que el obvio y bien medido efecto beneficioso, desaparecerá. Y como desaparecerá, es algo que no hay que tener en cuenta. Si se te ocurre  mencionarlo, eres un “negacionista”.

El ejercicio imaginativo no es tan difícil. Aparte de CO2, las plantas necesitan agua, y nutrientes minerales. Y basta imaginar que aunque tengan más CO2, van a tener menos de lo demás; como para que no compense. Esto no ocurre, pero ocurrirá. Blablabá. Es muy fácil que acaben convenciéndose, vista la fuerza del tabú. Pero en este caso que ponemos de ejemplo, se les ha ido un poco la mano.

Los científicos avisan que el efecto beneficioso del CO2 sobre las plantas sólo va a durar 80 años.

Estoy convencido que Kashmira Gander se cree su titular. No pienso en mala fe, ni conspiraciones, ni virguerías. Después de todo, aunque escriba en medios de mucho prestigio, sus temas suelen ser salud, género, cuestiones LGTB…XYZ, derechos humanos, subculturas, y moda. Pero si miras las citas que tiene de científicos en su artículo, en seguida ves que no hay ninguna referencia a ese supuesto aviso de los científicos.

Processed with VSCO with c1 preset

Leyendo el estudio al que se refiere, es mucho peor. Aunque tiene un titular perfectamente diseñado para que Kashmira pueda interpretarlo como lo ha hecho.

Estudian los experimentos que han encontrado sobre crecimiento de las plantas con elevado CO2. Son experimentos al aire libre (FACE) y en sitios cerrados. Un total de 138 estudios, que no está nada mal. Y llegan hasta un nivel de CO2 de 625 ppm, porque los estudios al aire libre no suelen pasar mucho de ahí. Lo interesante es que trasladan el significado de todos esos estudios locales a un nivel global, integrando los distintos tipos de vegetación y de geografías.

¿Y de dónde salen los 80 años de Kashmira? Los autores explican que 625 ppm de CO2 se corresponden con lo que dan los escenarios intermedios para el año 2100. Y faltan 80 años para eso.

¿Y de dónde sale que después de 80 años, o más allá de 625 ppm, se acaba el beneficio del CO2? Misterio. Del estudio no puede salir, porque no tienen datos más allá. Ni dicen nada de más allá de esa fecha / concentración. Lo que dicen, respecto al título, es:

A igualdad de condiciones, los mismos ecosistemas que son responsables ahora de la mayor parte del reverdecimiento y de la toma de carbono, probablemente mantendrán su importancia para futuros incrementos en biomasa con CO2 elevado.

Donde “futuros” son 625 ppm, que es lo que han podido mirar. Lo expresan en este gráfico.

Figura 2. Aumento potencial de biomasa sobre el suelo en ecosistemas terrestres con elevado CO2 (de 350 a 625 ppm).

Terrer-et-al-2019-fig-2ab

Lo que no dice nada es que sea “sólo para 80 años”. Que es lo que te cuentan ti.

Sí avisa el trabajo sobre sus incertidumbres. Las lógicas; si integran experimentos en los que sólo cambia el nivel de CO2, no pueden saber de otros efectos que ocurran con el posible cambio climático. Por otra parte, distintos en cada sitio. Pero dejan bien claro lo que ya sabíamos, y de una forma cuantificada a nivel global. Lo bueno que se puede esperar que sea, para las plantas, el CO2 que emitiremos en el futuro. En principio, y de primera aproximación. De media global, un 12% de aumento de la biomasa vegetal por encima del suelo. O sea, las plantas, de fiesta. Y con ellas, los animales que se las comen. Y los animales que comemos animales que comen plantas. ¿A quién no le gusta el plan?

También dicen que coincide mucho el reverdecimiento que se ha medido hasta ahora en la naturaleza, con el que proyectan ellos para el futuro a partir de experimentos. Con un efecto del CO2 muy similar en ambos casos.

Añadido para los comentarios (Rafael y Alejandro):

fotosintesis-co2-y temperatura

negacionistas-e-ipcc-con-texto

Por Luis, desde Florida

Dorian ha arrasado las islas del norte de las Bahamas. Hace muchas horas que se reportaron la destrucción de 13.000 viviendas y unas inundaciones record. Por ahora se han reportado 7 muertes, pero seguro que encontrarán más ahogados. Una tragedia histórica para el archipiélago.

Cada huracán tiene su huella digital pero el comportamiento de este ha sido muy extraño. Inició como tormenta tropical (vientos inferiores a 120 km/h) al noreste de la isla de Trinidad Tobago y continuó dirección noroeste directamente hacia el sur de la Florida. Tuve la esperanza de que se desbarataría en las montañas de Puerto Rico o la isla de Española, pero pasó justo por el estrecho, entre ellas. Después de cruzar las islas se encuentra con el horizonte abierto en aguas cálidas que alimentan la tormenta y se convierte en huracán.

A su noreste, en el Atlántico, hay un anticiclón que le va empujando hacia el oeste y va aumentando su velocidad. Justo antes de llegar a las Bahamas alcanza la increíble velocidad de 220 mph (350 kms/hr) en mar abierto. La velocidad record con la que aterrizó el huracán Labor Day del 1935, ha sido empatada por Dorian al llegar a la isla Great Abaco a 185 mph (296 km/hr). Pero peor aún ha sido la lentitud con que ha viajado por las islas. El anticiclón del Atlántico comenzó a perder fuerza y el del Continente a ganar influencia. La primera isla viajó a unos 10 kms/hr y ésta fue disminuyendo hasta llegar a cero. Se ha parado encima de la ciudad de Freeport, Gran Bahama Island, calculo que unas 24 horas, quizás más. Freeport queda exactamente en el mismo paralelo que Palm Beach y a 150 kms. Y todavía la isla no ha salido del problema. Sin duda, una verdadera tragedia histórica para las Bahamas.

Foto aérea de la isla Gran Bahamas antes y después de la inundación.

https://twitter.com/BBCAmos/status/1168840756607488000

Este video muestra la destrucción general.

https://www.theguardian.com/world/video/2019/sep/02/hurricane-dorian-leaves-trail-of-destruction-across-the-bahamas-video

Y este otro también

Este otro artículo da imágenes diversas del huracán en sus diferentes aspectos. Muestra que a falta de información no estamos. En una de las imágenes al final se pueden observar los anticiclones (H) que influenciaron para su detención y variación del recorrido, que es lo que nos salvó y condenó a las islas.

https://weather.com/storms/hurricane/news/2019-09-03-hurricane-dorian-florida-georgia-carolinas-forecast-tuesday

Ahora, los pronósticos apuntan a que Dorian suba paralelo a las costas del norte de la  Florida, Georgia y las Carolinas. Nuestra gran preocupación de que nos llegara de lleno al condado de Palm Beach, con vientos de categoría 4 o 5 se mantuvo por un par de días. El tener un huracán tan potente tocando la puerta y sintiendo los vientos de su periferia, no ha sido nada agradable. Aunque los meteorólogos comenzaran a dar pronósticos favorables, diciendo que iba a tomar rumbo norte, no han sido suficientes para dejarme dormir esta noche. Quizás he dormido desde las 7 hasta las 9 de la mañana. La preocupación de que hubiera algún movimiento inesperado y estando sólo a 100 kms. de vientos huracanados, nos ha tenido alterados. Todos los modelos de espagueti apuntaban directamente hacia el norte, pero el huracán no se movía un centímetro de su posición en Freeport. Increíble lo que habrán sufrido sus habitantes con esos vientos a 250 kms/hr (al inicio) y la enorme cantidad de agua que les está cayendo todavía. Inexplicablemente (para mí) el huracán, todavía aparcado no muy lejos del mismo lugar, empezó a perder su velocidad paulatinamente hasta que ha llegado a categoría 3 (190 kms/hr), a perder su simetría, y a eso de las 8 de la mañana he detectado un movimiento del ojo hacia el norte. Es cuando hemos respirado con más tranquilidad. Por nuestra parte, y me refiero a la costa del condado de Palm Beach, que son 70 kms, todo ha quedado en un susto. Los vientos no han sido superiores a los del pase de paloma en el País Vasco en otoño. Quizás haya habido cierta erosión en las playas, pero nada de llamar la atención.

Se ha distanciado hacia el norte unos 50 kms y va viajando a cámara lenta (8 kms/hr) pero afortunadamente, con vientos muy inferiores, por lo que no veo que haga en adelante ningún estrago significativo. Siempre que la gente sea precavida!!! Las temperaturas de las aguas son cada vez menos favorables y viajando a una distancia de la costa, es difícil que sea peligrosos. De todas formas, espero que los vecinos del norte tengan la misma suerte que nosotros.