Por Luis, desde Florida

dorian

Los que vivimos en este condado tenemos sobradas razones para preocuparnos. Estamos a cuatro días (siendo ahora la noche del 30/8) de que llegue de lleno el centro del huracán Dorian, y según las proyecciones del momento, lo hará con unos vientos entre 200-250 kms/hr. no faltarán las torrenciales lluvias. A esta velocidad, los vientos arrancarán de las raíces un porcentaje serio de árboles. No es recomendable aparcar el automóvil cerca de uno, ya que la hija perdió así el suyo en Puerto Rico, con el huracán María de esa misma forma. Las casas móviles tendrán serios daños, al igual que los tejados de las casas antiguas construidas antes de las nuevas normas emitidas por el estado de la Florida. El huracán Andrew, que aterrizó al sur de Miami levantando tejados como si fueran latas de sardinas, fue la causante de los cambios. Y ahora, en muchas casas hemos instalado ventanas con cristal de impacto, que tienen (supuestamente) la capacidad de aguantar estos vientos y más. Pero por si acaso, colocaremos madera contrachapada en los ventanales. Hoy a la mañana hemos visitado el almacén de bricolaje donde cientos de personas hemos comprado las necesidades del momento. Como se espera que quedemos una semana sin luz por la caída de postes de electricidad y quizás sin agua potable por las inundaciones, compramos linternas, baterías, galones de agua embotellada, la madera, recipientes de plástico para la gasolina del generador que suministra la energía del aire acondicionado, la luz, los refrigeradores y las cocinas. Los que no hemos invertido en un generador, compramos butano para la barbacoa donde cocinaremos. Para la alimentación hemos comprado mucha latería. Y me he visto al estilo Venezuela y Cuba, con las estanterías del pan prácticamente vacías. He tenido que visitar tres almacenes para encontrar las baterías adecuadas.

Quizás porque tenemos tiempo, no he visto situaciones de pánico. Hay gasolineras (las pequeñas) que han vendido todo y están cerradas. Las grandes que tienen unas 24 mangueras, han tenido unas colas de kilómetro. Me figuro que será así hasta el domingo por la noche, cuando lleguen los vientos del inicio del huracán que tiene unos 500 kms de diámetro, más o menos.

Lo afortunado del huracán es que de esos 500 kms de diámetro, son sólo 150 kms los que verdaderamente causan el daño fuerte. Fuera de ese potente anillo, su velocidad baja a cerca de la mitad. Yo me he encontrado en una docena de huracanes en los 56 años y no he sufrido ningún daño grave. No quiero menospreciar el peligro, sino que hay que ser mal-afortunado para estar en la ruta ese potente anillo, y mucho peor que esa mala fortuna es la negligencia o la confianza excesiva. El lema debe ser “esperar lo mejor, pero prepararse para lo peor”. Y muchos actuamos así.

Tenemos una información y meteorólogos excelentes. El prudente tiene tiempo y nunca falta género si uno anda con tiempo. Pero como en el mundo vivimos todo tipo de personajes, hay algunos que aprovechan la oportunidad para armar una fiesta, encerrados con abundantes botellas de cerveza y whiskey. Las dos madres solteras que viven en nuestro bloque han decidido no utilizar proteger los ventanales (?). Extraño. Por el otro lado, uno de mis yernos está totalmente preocupado. Como vive en la isla y su patio está a 10 metros de la ría, lo más seguro es que les fuercen a evacuar debido al surgimiento del nivel del agua por la fuerza del huracán que precisamente coincide con el ciclo de la marea real, cuando alcanzan uno de los niveles más altos del año. Su esposa e hijo vendrán a nuestra casa porque le gusta lo que cocino y donde vivo no hay peligro de inundaciones. Pero esto no evitará la posible inundación de su apartamento en la planta baja. Como el otro yerno se escapó de Cuba en balsa, estas “tonterías” no le perturban tanto. Pero sí protege su residencia de forma excelente y se quedará sin preocupaciones.

****************

Ya es la mañana del 31/8 y el pronóstico de la ruta del ojo del huracán ha variado ligeramente. De forma positiva para los que vivimos en Palm Beach y negativamente para los que viven en Cabo Cañaveral que queda a casi a 200 kms. al norte. Por lo que el centro del huracán pasará cerca de nuestras playas, pero lo suficientemente lejos para que la velocidad de los vientos esté más cerca de los 100 kms/hr que de los 200. Muy llevadero.

https://abc11.com/weather/hurricane-dorian-tracks-toward-florida-strengthens-to-cat-4-storm/5502448/

Parece que las condiciones atmosféricas frenarán la dirección oeste y se mueva más hacia el noroeste, para terminar yendo directamente hacia el Norte por la costa: Daytona, Jacksonville, el estado de Georgia y Carolina del Sur pueden ser los nuevos destinos de Dorian. Al caminar para el norte y tocar parcialmente tierra, el huracán no recibirá la alimentación de las aguas calientes de las Bahamas, donde se esperan daños muy serios. Y reducirá su velocidad a categoría 3. Si añadimos el factor de la distancia, yo calculo que con este pronóstico revisado (arriba), podemos respirar con alivio. Otro factor positivo para nosotros, es que la zona este y norte del huracán, por el sentido de rotación que tiene, son la parte más peligrosa. Como estamos en la parte sur y oeste, el alcance del huracán es más corto. Si ganan la batalla atmosférica los aires continentales, es probable que Dorian no llegue en su totalidad. Esperemos que sea así.

De todas formas, el presidente Trump ha destinado a 4.000 de la guardia nacional para nuestra protección y manejo de la seguridad: pillajes, robos… por la falta de electricidad en las tiendas, etc. Irán llegando numerosos camiones con combustible y han puesto en efecto la ley de los “abusos con los precios”. Hay un teléfono directo a una agencia para denunciar los aumentos de precios arbitrarios.

En esta sociedad cargada de problemas serios, en estas situaciones nos encontramos con unos cambios de actitud considerables. En los almacenes había cientos con prisa comprando lo poco que quedaba pero nadie ha gritado, ni ha habido empujones. De parecer que todo el mundo camina con visión de túnel normalmente, de pronto cambian las actitudes y todo el mundo se ofrece para ayudar. Ni parece la misma sociedad.

Esperemos que la Naturaleza no sea demasiado cruel.

Dorian, otras vistas (PM):