Una interesante entrada de Willis Eschenbach en WUWT. Los modelos climáticos dicen que el calentamiento gobal, aunque en general hace llover más, en las zonas secas produce sequía. Yo no he mirado los modelos a ese respecto, pero eso es lo que suelen decir los chicos del clima. Y Willis pone citas muy adecuadas.

También muestra los datos, pero no dicen lo mismo. Usa dos series de mediciones muy distintas; obeservatorios (Climate Research Unit TS 4.01) entre 1901 y 2016 , y satélites (Tropical Rainfall Measuring Mission) entre 1997 y 2015.

El gráfico de la medición global, sin distinguir el cambio de las zonas húmedas y secas. No incluye los datos del mar; es solo lluvia en tierra. Y es cierto que ha aumentado la lluvia, pero hay que ponerse muy fino para pensar que ese cambio se note. Hablamos de 2 mm de lluvia más al mes … ¡por siglo!

Global-average-monthly-rainfall-willis-eschenbach

Figure 1. Global rainfall, land-only, 1901 – 2016.

Lo siguiente que hace, además de presentar interesantes mapamundis del asunto, es representar los datos comparando la tasa de cambio con la cantidad de lluvia. Para ver si es cierta la idea de que llueve más en las zonas húmedas, y menos en las que ya eran más secas. Lo hace entre 1980 y 2016, que es el calentamiento global antropogénico (dicen) genuino. Y no es cierto; llueve más en promedio tanto en las húmedas como en las secas.

scatterplot-precip-versus-trends-1980-2016-willis-eschenbach

Figure 4. Scatterplot, annual precipitation versus precipitation trend. The colored lines show the trends for the areas with varying amounts of rainfall, from dry to wet.

El mapa de “perjudicados y agraciados”, dentro de que la variación es muy pequeña:

precipitation-trends-1980-2016-cruts-data-willis-eschenbach

Figure 3. Precipitation trends, monthly precipitation, millimeters/month per decade. Areas with trends greater than 7 or less than -7 mm/decade are shown in bright blue or bright red. Click to embiggen.

Yo me imagino la siguiente película. Los chicos del clima saben que con algo más de temperatura debería llover algo más. Pero eso sería una buena noticia, y no queremos saber nada de buenas noticias. El calentamiento global es pecado, porque es culpa de tu pecador empeño en prosperar. Eso creen, a pies juntillas. Y entonces empiezan a imaginar virguerías. ¿Y si lloviera menos en las zonas secas, aunque la media total aumente? ¡Eso sí que sería una gran putada! Y se ponen a buscar maravillas selectas para convencerse. Siempre lo consiguen. La parte difícil es que te convenzan a ti, que mal que bien ya has ido pillando el percal. Reconoces a un activista político a leguas de distancia, por mucho que se disfrace de científico. Y luego ya viene Willis a rematarlo, con los putos e inconvenientes datos.

Su artículo, breve y claro, que recomiendo leer: