septiembre 2018


Yupilunya es un estado mental, en el que todo lo que creo ha de ser cierto … ¡porque es lo que cree un sol poble! Curiosamente, siempre cree lo que le peta. Como los niños.  Y esa enternecedora fe es independiente de la inteligencia, de la formación, de la experiencia, y del sitio en el que se viva. Se podría decir que es como el estado de trumpifai, o de ¡viva la Virgen!, pero con fet diferencial. Con barretinas y prodigios así.

barretina

Vamos a poner un ejemplo espectacular de Yupilunya. Uno de los economistas más citados en el campo del crecimiento económico, que lleva 28 años viviendo en Estados Unidos. Y ha sido profesor en Yale, Harvard y Columbia. Sí, ese; el que se pone chaquetas como de película de terror.

Está muy infectado por el virus de Yupilunya. Y vamos a ver el aplastante efecto de esa tara mental. El profesor cree firmemente, indubitablemente y sin necesidad de confirmación alguna, que en EEUU hubieran permitido un referéndum como el que quieren los yupilandeses.

¿Que no te parece posible tal ignorancia por parte de un no analfabeto que debería que conocer bien las características políticas de EEUU? A mi tampoco, pero es así:

sala-i-martin

Clic para verlo en Twitter.

No podría ser un asunto más clásico, ni más incrustado en la jurisprudencia de ese país. Desde 1869, nada menos. De la sentencia de Texas v. White:

texasvswhite

Ya dejó muy claro el Supremo que la única forma de que un Estado deje la Unión es, o a través de una revolución, o con el consentimiento de los demás Estados. Digan Canadá o el Reino Unido lo que digan. Aunque Canadá, para estupor del profesor, dice exactamente lo mismo.

clarity-act-provincias

Ah, pero el profesor se refiere al referéndum, no a la secesión. Cree con total firmeza que en EEUU permitirían los referendos de secesión, por mucho que la secesión sea completamente ilegal. El problema es que no se trata de un asunto desconocido o hipotético en EEUU. No hace falta creer lo que ocurriría, sino que basta con mirar lo que ocurre. Habrá mas, pero que yo conozca hay tres sentencias recientes en contra del supuesto derecho a refrendar una secesión. En 2003, 2007 y 2010. Y siempre a cuenta del mismo grupo de pelmas. El Alsakan Independece Party.

El AKIP pidió que se incluyera el asunto de la secesión entre las preguntas que se suelen hacer al electorado aprovechando las elecciones. El Gobernador se negó, y pleitearon. Y la corte sentenció en 2003 que la secesión era inconstitucional, y que a tomar rasca. 2003.

En las siguientes elecciones los separatas se pusieron más finos. Y pretendían que la pregunta versara sobre cambios en la Constitución de Alaska conducentes a permitir la secesión. También se lo negaron, pleitearon, y la sentencia reipitió que rasca. 2007

Finalmente apelaron al Tribunal Supremo de Alaska. Con una iniciativa pidiendo que les permitieran, o bien plantear la secesión directamente, o bien hacer un cambio en la constitución para permitirla. Y el Supremo explica que la Constitución de Alsaka sólo se puede cambiar por dos vías. O mediante una Convención Constitucional, ratificada después por un referéndum, o por una propuesta de ley específica que reciba dos tercios de los votos de ambas cámaras legislativas. El pueblo de Alaska no puede usar la iniciativa de referéndum para hacer enmiendas constitucionales. Y, por supuesto, usa la jurisprudencia de Texas v. White que hemos visto más arriba.

Menciona pormenorizadamente la inextrincable unión de las constituciones de Alaska y la Federal. Y también tiene un párrafo muy adecuado para Primero de Derecho Político de los Forestales Juveniles, que el Profesor Chaquetas debería guardar en su mesilla de noche. Para leerlo todos los días antes de dormir.

Moreover, Alaskans’ political lives are inextricably tied to both the government of the State of Alaska and the government of the United States of America.   Citizens of both, we share with all Alaska residents the rights and obligations of our state collective-and we share with all United States citizens the rights and obligations of our federal union.   In fact, fulfilling “the inherent right of [Alaskans] to full citizenship as set forth in the Constitution of the United States” was a primary goal of statehood.46  Altering Alaska’s statehood status and relationship with the federal government would necessarily, and fundamentally, alter the character of each and every Alaskan’s citizenship.

Vete a explicarle a Yupilunya que EEUU no es como Yupilunya. No se lo creerán jamás. Tienen fe. Benditos sean. Y como es kindergarten total, está de moda. A la izquierda le mola.

Fuentes

Twitter, Sala i Martín:

Texas v. White:

Kohlhaas v. State of Alaska

 

 

 

Siguen saliendo estudios que confirman el reverdecimiento global, por su hubiera dudas. El que vemos hoy lo hace discriminando los tipos de vegetación, además de dar resultados para la vegetación en general. Y controla los resultados sacados de las imágenes de satélites, con mediciones in situ. Munier et al 2018.

El resultado sumando todos los tipos de plantas se ve en este gráfico.

munier-et-al-2018-f-9

Un aumento de verdor de un 2% al año, pero con mucho margen.

Respecto a la comparación con el más citado de los estudios anteriores, que también hemos visto en la plaza (Zhu et al 2016 [–>]), explica que los patrones espaciales coiniciden bien, y que en Zhu 2016 encontraron una tendencia de reverdecimiento global significativamente mayor. 2,5 veces mayor. La diferencia podría explicarse porque los períodos considerados son distintos, usaron diferentes conjuntos de satélites, y en Zhu 2016 sólo tomaron en cuenta la estación de crecimiento.

Las figuras por tipos de vegetación. Caducifolios; coníferas; y perennifolios tropicales:

munier-et-al-f7.png

Y cultivos de verano; cultivos de invierno y regadíos; y praderas y sabanas.

munier-et-al-2018-f8

Tampoco es que sean unas mediciones de una precisión exquisita. El margen es muy amplio. Pero sí son muy consistentes, una tras otra, mostrando un notable reverdecimiento global. Con excepciones marcadas, pero relativamente escasas.

Seguro que los alarmistas dicen que esto es muy malo, porque blablabla.

Fuente de la noticia, Pat Michaels en el blog de Judith Curry:

rydval-et-al-2018

Rydval et al 2018:

Las correlaciones espaciales revelan una gran coherencia con la temperatura en las Islas Británicas, partes de Europa occidental, el sur de Escandinavia, y el norte de la península Ibérica. El NCAIRN sugiere que el calentamiento reciente de verano en Escocia probablemente no es único cuando se compara con los períodos cálidos multi decadales observados en los años 1300s, 1500s, y 1730s, aunque las tendencias anteriores a mediados del siglo XVI deben interpretarse con alguna precaución debida a su mayor incertidumbre.

Fuente:

Fuente de la noticia, Judith Curry:

ulukhaktok-northern-canada-arctic-nwt

El título se lo robo a Patrick Moore, que avisa por Twitter:

La noticia, cuando no conviene, se descontextualiza del “cambio climático”.

Nos cuentan que el pequeño pueblo de Ulukhaktok estaba esperando dos cruceros para el 3 y el 9 de septiembre respectivamente. Y que han sido cancelados por exceso de hielo. Con gran quebranto para la economía de la zona, que al parecer  se ha acostumbrado a contar con esas vistitas de turismo ártico. Últimamente está muy de moda.

Bien, pues este año hay más hielo por ahí que los años anteriores. Al punto que los cruceros contaban con llegar a Ulukhaktok, y no han podido. Han tenido que cambiar el viaje. Mucho. Pero lo que me interesaba ver, y la noticia no cuenta, es el significado de ese cambio dentro del drama del hielo del Ártico. Que no deja de ser el motivo de que haya tanto turismo por allí, ahora. Y el significado se entiende rápido si le cambiamos el titular al mismo artículo:

Este titular, tan correcto como el anterior, tiene implicaciones mucho más amplias. Porque con lo que se lee en la prensa, lo que se puede esperar es que ya casi no quede hielo marino en el Ártico. Y se puede esperar que el paso del Noroeste sea una autopista interoceánica tan asegurada como el canal de Panamá. Pero resulta que no es así. Ni siquiera para principios de septiembre, que es el mejor momento. Cuando menos hielo hay.

Vamos a ver la geografía de la noticia.

Minerva Ward, the territorial government’s tourism and development officer for the Beaufort Delta, said in an email that the ships had to be cancelled due to difficult ice conditions in Bellot Strait and Queen Maud Gulf.

A pelo sobre Google Maps, queda así:

paso-noroeste-1

Ulukhaktok era el lugar de destino, y Bellot Strait y Queen Maud Gulf los sitios que el hielo no dejaba pasar. Pero esos sitios definen justamente la ruta más “fácil” del paso del Noroeste; la que suele estar más libre de hielo. Y que por eso es la que se usa, aunque sea la más larga.

paso-noroeste-2

Resumiendo. No es que quede hielo en el mar Ártico, sino que ni de broma puedes contar con poderlo rodear por el paso del Noroeste. Los cruceros de turismo ártico te venden esa ruta, pero luego la pueden llevar a cabo … o no. Depende. Todavía.

El futuro ya dirá lo que tenga que decir. Tal vez se cumpla el viejo sueño europeo de un paso del Noroeste fiable en verano, o tal vez no. Sería algo muy bueno; por tráfico, y por recursos. Y es seguro que durante el Óptimo Climátio del Holoceno sí era una autopista estival, aunque nadie la pudiera usar. Sin que fuera ningún drama; ni para los osos polares, ni para el clima, ni para nadie.

¡Que se abra el paso de una vez, joé! Que todavía no he hecho el crucero. Pero me gustaría hacerlo con cierta garantía de pasar. 😉

 

puigdemont-en-el-jura

Lo de Yupilunya es fantástico. Andan siempre desesperados, buscando dos elementos de apoyo moral: amigos internacionales y precedentes internacionales. Y esta semana, previa a la Díada, han cosechado dos éxitos formidaplas. Se han ligado a la extrema derecha racista de la UE, 13 parlamentarios entre 751, y han puesto una pica en el Jura.

– ¿El Jura? ¿Qué coño pinta el Jura en esta historia?

Es un precedente internacional de secesión. Pero, típico de Yupilunya, es un precedente que va en contra de lo que pretenden. Como lo de Quebec, que tanto citan.

Durante más de 800 años el Jura fue un estado soberano dentro del Sacro Imperio. Tras la paz de Westfalia (1648), estableció lazos estrechos con la Confederación Helvética. Y en el congreso de Viena (1815), entró a formar parte del cantón suizo de Berna.

Tenía un asunto lingüístico y religioso de esos que tanto nos entretienen. Con una población mayoritariamente franco-parlante y católica, era una “identidad” distinta dentro del cantón de Berna, germano-parlante y protestante. Y en 1979 organizaron un referéndum para separarse de Berna y crear un cantón propio. ¡El precedente! Un referendo de secesión en la civilizada Suiza.

El problema es que se trata de un precedente ideal para Tabarnia, y para la no secesión de España. Contiene los siguientes elementos que destrozan las pretensiones de Yupilunya:

  1. Los cuatro distritos, de siete, en los que no ganó el voto de secesión, se quedaron en el cantón de Berna. O sea, el Jura se separó en Jura Norte, con cantón propio, y Jura Sur, que se quedó dentro del cantón de Berna.
  2. La operación tuvo que ser aprobada por un referéndum en toda Suiza. En el que se exigían dos mayorías: de la población suiza, y de los cantones de Suiza.
  3. No era una separación de Suiza, sino dentro de Suiza.
  4. Para separarse de Suiza necesitaría el mismo acuerdo. De una mayoría de suizos, y de una mayoría de cantones. ¡Porque haría falta cambiar la constitución de la Confederación Helvética!

(Nota: lo de Canadá es aun más restictivo que lo de Suiza. Necesita la aprobación de todas las provincias, no de una mayoría de ellas).

O sea que Puchi nos acaba de traer un ejemplo perfecto … para lo que no quiere. Y además con mucho morbo, porque aquel referendo de secesión no fue nada definitivo. Todavía colea, y andan cambiando fronteras. El 1996, el distrito de Laufen cambió del cantón de Jura Norte al de Basilea Campiña. Y en 2007, la pequeña ciudad de Moutier, de mayoría francófona, pasó de Berna al Jura Norte.

¡Viva Tabarnia! Tiene un precedente impecablemente democrático, e impecablemente suizo. Lo que no tiene precedente, ni democrático ni suizo, es cepillarse una constitución sin tener en cuenta a sus constituyentes. Eso no se llama democracia, se llama revolución. Y tiene una dinámica bien distinta.

Gracias, Puchi.

heredia

— … todas las mentiras que hay en TV3. Ustedes son un aparato de propaganda del independentismo.

– ¿Me lo está usted diciendo a mi? Aquí la tele la hacemos las personas, ¿no? Los periodistas. ¿Me está diciendo que yo hago aquí propaganda?

Bueno, no, listilla. Rivera te había dicho “en TV3”. Y puede haber montones de mentiras en TV3, y una cantidad industrial -y exclusiva- de propaganda independentista, sin que un programa concreto participe necesariamente en el asunto.

 – Cada día. La línea editorial de esta casa …

Bueno, no, listillo. La línea editorial de esa casa puede ser la que sea, y puede ocurrir que esa periodista se abstraiga de ella.

Y así tenemos un buen rato a Rivera hablando de “esta casa”, y a la periodista Heredia hablando de la periodista Heredia. Que viene a ser como el ejemplo perfecto del diálogo de besugos, aparentemente muy habitual en Yupilunya y en TV3.

Y sigue la estrategia.

– En esta casa han dicho que una manifestación de un millón de personas era de la extrema derecha.

– No, TV3 cubrió aquella manifestación …

Pues tampoco, listilla. No te ha acusado de no haberla cubierto, sino de haberla etiquetado “de extrema derecha”. Y así todo.

Y en el circo de los payasos, todos los espectadores se han quedado encantados. Los secesionistas – etnicistas porque la periodista Heredia ha “demostrado” muy contundentemente que TV3 no es una máquina de propaganda secesionista. Según la idea que tienen en la República Imaginaria de Yupilunya acerca de “demostrar”. Y los contrarios al etnicismo – secesionsmo están encantados porque por fin alguien le canta las cuarenta a TV3, ¡en TV3! Cosa que parece bastante cierta; las cuarenta han sido cantadas. Distinto asunto es que haya servido para algo. Los totalitarios se han quedado más convencidos aun, si cabe, de que Rivera es … tachán … ¡fascista! Porque hay que ser fascista, o por lo menos Trump, para criticar a la prensa.

Pues tampoco, listillo. Criticar a TV3, o a cualquier medio, no es criticar a “la prensa”.

Y así estamos; entretenidos. Telebasura al poder. Lo que sea para que el ganado no pueda pensar.

 

 

 

 

El resumen más rápido podría ser: sigue la pausa en el descenso del hielo; 12 años ya en que el hielo del Ártico se niega a descender. Si miramos la extensión media de los meses de agosto.

agosto-hielo-artico-desde-2007

Desde 2007, hay cinco años con algo más de hielo que 2018, y cinco con algo menos. Y otro con el mismo. O sea, la perfecta no-noticia desde 2007.

La serie completa desde que se mide por satálites queda así:

agosto-hielo-artico

Desde el punto de vista de los argumentos del calentamiento global, se podría decir que si un descenso del hielo era una prueba de calentamiento, un no-descenso debería ser una prueba de no-calentamiento. Pero estos chicos tienen una relación muy especial con los argumentos; sólo valen cuando les convienen.

Si queremos mirarlo a la última fecha disponible (4 septiembre), ya cerca del día que será el mínimo del año, todos estos años del gráfico tienen menos hielo que 2018:

charctic-4-septiembre

Desde 2007, seis años van por debajo, cuatro por encima, y uno igual.

Pero la panda del cambio climático te lo contará de otra forma. ¡Nos vamos a quedar sin hielo de verano en el Ártico!

agosto-hielo-artico-lt

Bueno, puede ser. Pero eso ya pasó en el Óptimo Climático del Holoceno, hace unos pocos de miles de años, y no hubo ningún drama. Ni desaparecieron los osos, ni nada. Y este año ni siquiera hemos tenido una de las ventajas esperables de un menor hielo en el Ártico. El paso del Noroeste no se ha abierto.

En fin, la apuesta es que 2018 será otro año lejos de batir un récord de mínimo de hielo, para tristeza y desesperación de la orquesta del cambo climático.

Las fuentes, que me había dejado atrás:

NOAA:

NSIDC (Charctic):

 

Página siguiente »