narciso

Probablemente sea la mayor chorrada de la ciencia posmo, y mira que hay dónde elegir. Puestos a no pensar, en Posmolandia ni siquiera se les ha ocurrido preguntarse cuál es motivo de tener una escala geológica … antes de inventarse un nuevo escalón. La escala se hizo por una necesidad, para llevar a cabo una función. Y cada escalón debe participar en ella. Esa función es obvia, pero recordémosla con Wikipedia:

…. es el marco de referencia para representar los eventos de la historia de la Tierra y de la vida ordenados cronológicamente. Establece divisiones y subdivisiones de las rocas según su edad relativa y del tiempo absoluto transcurrido desde la formación de la Tierra hasta la actualidad, en una doble dimensión: estratigráfica (superposición de rocas) y cronológica (transcurso del tiempo).

Para conocer la historia de la tierra necesitas saber cuánto tiempo ha pasado entre cada uno de estos estratos en Utah …

utah-estratos

… y su relación en el tiempo con estos de Argentina.

argentina-estratos

Todo lo que afines en el conocimiento y comparación de esos estratos te ayudrá a mejorar el conocimiento del pasado del planeta. Pero hay algo que definitivamente no necesitas. ¡Una marca y un nombre para el presente! Ya está marcado (la última mota de arriba); ya tiene nombre (el presente); y sus circunstancias se conocen miles de veces mejor en los libros de historia que en las rocas. Ni el posmo más idiota acude a un acantilado para conocer las circunstancias de la tierra desde 1950 hasta aquí.

Si acaba existiendo una marca especial para el estrato del presente, por ejemplo restos de las pruebas nucleares que se puedan medir, o una gran extinción que quieren imaginar, eso puede ser útil dentro de unos siglos; ¡pero no ahora! Y será útil en la medida en que la catástrofes siempre anunciadas pero jamás observadas lleguen a ocurrir. Y eso solo lo sabrán … ¡en el futuro!

Por decirlo de otra forma. La cronoestratigrafía mira los estratos en el presente para tratar de reconstruir el pasado. La idiocia posmo pretende inventar los estratos que habrá, ¡para reconstruir el futuro! El futuro apocalíptico, claro; y austarte con el. No pretenden concer nada, sino actuar sobre el presente a través de un miedo al futuro. Política.  Y de la peor.

De esta, y de muchas más locuras del mundo verde, habla Mark Sagoff en el artículo que quiero presentar. En el que bautiza genialmente el Antropoceno como Narcisoceno. Explica con gran acierto: la historia de la ciencia se puede resumir como el paulatino desplazamiento del hombre como centro de todo. Desde la creencia de que la tierra fuera el centro del sistema solar y del universo, hasta el conocimiento de que no es más que un primate entre montones de especies de mamíferos, y de vertebrados, etc. Un granito más entre los innumerables granitos que conforman lo que existe. Y ahora le quieren dar la vuelta a ese proceso, pare hacer del hombre el centro de la geología, y el clima, y todo. Siempre llegamos a lo mismo: se mire como se mire esta gente posmo, y verde, son igual que frailes medievales. Todo el día con un pecado original a cuestas; haciendo de cualquier pavada, moral; y persiguiendo incansablemente a los descarriados con una vara.

El artículo de Sagoff, muy muy recomendable: