Por Marod

Estimado amigo (porque si un amigo es aquel que te desafía a pensar, tú lo eres. No te quepa la menor duda de ello). Quiero despedirme de ti antes de retirarme por un tiempo indefinido.

Atravieso un pequeño bache personal y eso hace que no tenga mucha moral para soportar el nivel de concentración que requiere intervenir aquí con un mínimo de dignidad 😉

Últimamente he dejado demasiadas discusiones interrumpidas no tanto por tiempo disponible, sino cuanto mayor por falta de ánimo para ello.

Te agradezco sinceramente el trato que he recibido siempre en este sitio. Y hago extensivo ese agradecimiento a muchas personas que participan aquí. Desde Al, pasando por V., sin olvidarnos de Oscar, y tantos otros… Y terminando por Octavio, Haddock… En fin, soy muy malo para los nombres y me dejo un huevo que a buen seguro sabrán perdonarme, porque seguramente serán como Zuga, gente de buen corazón 😉

Pues a todos ellos, gracias porque, como he dicho antes, amigos considero a todos aquellos que me retaron a contradecir, a contra argumentar, a atacar y a defender. A pensar.

En fin, tampoco es para enrollarme más.

Gracias a todos, haciendo especial mención de todos aquellos que me leyeron los alegres ladrillos que soltaba sin intervenir, que también se lo agradezco. Hasta pronto, espero.

Un placer!

P.D. Disculpadme por favor de antemano. No voy a contestar a ningún comentario esta vez. No porque no los quiera leer, sino porque no quiero convertir esto en una consulta sentimental 🙂 Ya siento.

Gracias a todos!!