acup

No se trata de un partido político más o menos kindergarten y coletas. Es la Asociación Catalana de Universidades Públicas. Supuestamente la flor y nata de la neurona catalana, pero con un discurso que en un adolescente indicaría que no alcanza una inteligencia media para su edad. En un adulto lo sitúa directamente en la deficiencia mental profunda.

Resulta que consideran que existen otras vías que la prisión (quieren decir que la vía del derecho penal) para afrontar la situación política que vive Cataluña, y que la prisión no es la manera de hacerlo.

Creemos que el diálogo y la negociación sobre la base de las ideas habrían de configurar el marco para afrontar los problemas políticos que nos afectan.

Estupendo. No es ninguna novedad; siempre hay “otras vías” posibles para cualquier tipo de solución que quieras aplicar. Por ejemplo, para adquirir una formación académica hay otras vías posibles que acudir a los subnormales de las universidades públicas catalanas, pero es muy improbable que esas otras vías constituyan “la manera de hacerlo”. ¿Qué quiere decir “la manera de hacerlo” para estos cerebros catalanes?

  • La manera en que a mi me gustaría que se hiciera en este caso concreto.

Deberían expulsarlos de cualquier institución educativa ya solo por eso.

  • La manera en que se debería hacer en cualquier caso, y muy definitivamente en la nueva republiqueta que queremos fabricar.

¿Y dónde está la protesta de la ACUP cuando el Parlamento de Cataluña derogó por su cuenta la Constitución Española, sin el menor diálogo sobre la base de ideas con la oposición — que representa la mitad de Cataluña? ¿También consideran un diálogo sobre la base de ideas cuando el Govern tacha de “anti-catalanes” a la mitad de los catalanes? Porque tampoco consta ninguna protesta suya. ¿Y cuando se trata de “cerrar Cataluña” impidiendo por la fuerza el tráfico de carreteras  y trenes, y la universidad misma, es un diálogo sobre la base de ideas?

Es posibe que se crean lo que dicen. Sería, exactamente, la peor de las alternativas imaginables. La flor y nata de la intelectualidad catalana tendría la edad mental de un pre-adolescente. Si estuvieran mintiendo habría cierta lejana esperanza. Serían, digamos, reinsertables en una comunidad política adulta tras una mano bien profunda de civilización. Si no, no.

Fuente de la monada, Universidad Autónoma de Cataluña:

Añadido para los comentarios del idiota de turno:

texasvswhite