Susan Crockford tiene un nuevo artículo sobre huesos fósiles de osos polares. Muy interesante, porque muestra la variabilidad del territorio de los osos. Dependiendo del hielo, claro. Y también se ve hasta dónde llegaba el hielo antes del Holoceno, o incluso durante el Holoceno muy temprano (hace unos 10.000 años).

Este es un mapa simplificado a partir del suyo. Con la ventaja de que se ve la extensión máxima del hielo marino actual. La frontera magenta, que siempre es en febrero.

osos-polares-holoceno-y-anteriores

El del sur de Inglaterra es dudoso; no están seguros si es un oso polar o de otro tipo. Y la fecha tampoco está clara, calculan hacia la mitad de la última glaciación.

Los de Escandinavia representan más restos que el número de puntos. Son nueve restos en total, bien fechados y no dudosos. Van desde hace 22.000 años, hasta hace muy poco más de 10.000 años.

Eso es el pasado, y recomiendo el interesante artículo de Crockford. Ahora podemos mirar un poco el presente. Sabemos que los osos dependen del hielo marino, pero también sabemos que el hielo ha disminuido mucho en el Ártico sin que los osos parezcan haberse enterado gran cosa. Desde el Calentamiento Global Acojonante, quiero decir. Desde la glaciación es obvio que sí, y lo muestra el mapa de arriba. Hoy no hay osos blancos en Escandinavia ni en las Aleutianas. Pero tampoco han desaparecido de nignuna de las zonas que ocupan desde hace pocos miles de años. Ni siquiera están disminuyendo, sino que aumentan gracias a la restricción de su caza.

La clave pare el futuro, parece, sería mirar cuál es la zona en la que hay osos todavía pero hay menos hielo. Y es Labrador, y llegando hasta el norte de la isla de Newfoundland. Sobre el mapa anterior …

osos-polares-holoceno-y-anteriores-y-ln-f

Nota: en el mar de Ojotsk (arriba), que se ve buen hielo, no hay osos polares.

Podemos ver qué pasa con el hielo a lo largo del año en Labrador y Newfoundland. Podría marcar las condiciones mínimas que necesitan los osos.

En diciembre no tienen hielo todavía:

artico-hielo-diciembre

En enero aparece, y con fuerza.

artico-hielo-enero

En mayo todavía queda mucho:

artico-hielo-mayo

Y en junio desaparece.

artico-hielo-junio

Y con esto podemos hacer un “modelo” mucho más sensato que el de los alarmistas. Si el hielo sigue disminuyendo, probablemente desaparecerán los osos de Labrador. Como desaparecieron de Escandinavia y las Aleutianas. Pero se mantandrán en las zonas en las que haya hielo entre enero y mayo, ambos incluidos. Que serán, más o menos, todas las demás zonas en las que ahora hay osos polares.

Tiene gracia buscar en internet por [Newfoundland polar bears].  Predominan las noticias de problemas para los humanos con los osos. Encuentros “delicados”.

Clayton Waterman says he first spotted a young polar bear (like this one pictured) on the road in Fogo Island. Later the same bear was seen outside his home near Deep Bay.

Los alarmistas dicen que como hay menos hielo, y los osos están condenados, se tienen que meter en tierra más de lo que solían. Y que por eso hay estos “sustos”. Susan Crockford opina que es porque hay mas osos, y eso aumenta la posibilidad de encuentros con humanos.

St brendan's bear 01 VOCM report 5 April 2017 Tracy Hynes

Difícil decir. Labrador y Newfoundland son una parte de la zona más grande de Davis Strait. De la que el PBSG dice:

Population size of 2,150 estimated using mark-recapture in 2007. Subpopulation likely increased over the last 30 years, and was assessed as stable in 2013.

Pero eso no nos asegura nada sobre lo que pasa en la parte más meridional de la zona, y no he encontrado datos.

No importa. La presencia actual de osos polares en Labrador, ¡y sobre todo Newfoundland!, asegura que no van a desaparecer por mucho Calentamiento Global Acojonante que quieran imaginar. También da una pista muy buena saber que no había prácticamente hielo de verano en el Ártico durante el Óptimo Climático del Holoceno, o en todo caso mucho menos que ahora, y los lindos osos no desaparecieron.

Y lo mismo se puede decir del anterior interglacial.

No pases pena con los osos, que están muy bien. Y no te acerques mucho … que te comen.