Propuesta:

Estamos convencidos de que la diversidad impulsa la innovación

Es lo que afirma un portavoz de Apple, para explicar el cambio de la Vicepresidente de diversidad en la empresa. La anterior, Denise Young Smith, acaba de meter la pata.

dys

Puede haber en una habitación 12 blancos, de ojos azules, y rubios, y también va a haber diversidad porque van a traer diferentes experiencias y perspectivas de vida a la conversación.

Diversidad es la experiencia humana. Me siento un poco frustrada cuando se asocia diversidad a gente de color, o mujeres, o LGTB.

Se puede suponer que no esperaba mucha repercusión. Lo dijo en Bogotá, en el encuentro llamado One Young World. Pero se montó un escándalo, y Smith tuvo que corregirse de inmediato.

No es reresentativo de cómo pienso sobre la diversidad, ni de cómo lo ve Apple. Me arrepiento por el equívoco. Y mas importante, quiero aseguraros que la visión y la dedicación de Apple hacia la diversidad no ha cambiado.

No fue suficiente. A la calle con Smith. De la que debemos suponer que algún conocimiento debe tener sobre gente e innovación, porque antes había sido la jefa mundial de Recursos Humanos en Apple.

Se puede entender muy bien que la diversidad de ideas, de perspectiva, de enfoque, favorezcan la innovación. Hay más puntos de vista sobre la mesa, y por tanto más donde elegir. O más para poner en competencia y averiguar qué es lo que funciona mejor. Pero no puede haber nada más racista que imaginar que la diversidad de ideas dependa de la diversidad de colores de la piel. Implica que cada piel tiene sus ideas, y que por ejemplo los negros tienen distintas ideas ¡por ser negros! Hitler hubiera suscrito esa propuesta sin levantar una ceja. Es más, esa era la sustancia fundamental de su pensamiento racista. Los negros son otra cosa, y esa cosa no me gusta. La diferencia es que Apple dice que sí le gusta esa otra cosa, pero que no deja de ser otra cosa de todas maneras.

Lo mismo vale para todas las demas diversidades. Como eres “arco iris”, o mujer, o cualquier otra minoría o “identidad”, aportas ideas diferentes. O sea, eres estructuralmente diferente. Otra cosa, en lo más profundo. Que es justamente lo que sostienen los homófobos, los machistas y los supremacistas.

Si Apple lo planteara en términos de “justicia social” podría tener sentido. Bueno, si lo aplicara hasta el fondo, y sostuviera que deben incluir entre sus empelados y directivos a gente de IQ especialmente baja. O Harvey Weinsteins acosadores de mujeres; lo que sea. En una proporción parecida a la de la pobación, por ejemplo. Sería “justicia social” sin duda alguna. Pero no hacen eso, sino lo contrario. Y a cambio, con lo de la diversidad de colorines y “minorías” como fuente de innovación, se han metido de lleno en una tesis racista (homófoba, machista).

Así estamos.

Fuente: