myles-allen

Interesante entrevista en la radio de Julia Hartley-Brewer a Myles Allen:

Julia:

¿Puede explicar en términos simples cuál era la predicción (de los modelos) y cuál es la realidad?

Allen:

Bien la realidad es muy clara. Estamos ahora en una temparatura como un grado más caliente que en la época preindustrial,  entre 0,9º y 1º,  y las temperaturas están todavía subiendo (sabe el futuro),  pero si miramos a este grupo particular de modelos, indican que para el tiempo en el que se alcanza el nivel de emisiones que tenemos, deberíamos tener 1,3º de calentamiento. Sólo son tres décimas de grado de discrepancia,  pero si tu objetivo es no pasar de 1,5º, esto es, sólo medio grado por encima de lo que estamos ahora, esa discrepancia importa mucho.

Bueno, no. A la discrepencia se le puede llamar “solo tres décimas” si estamos hablando en el bar, pero un 27% de discrepancia es mucho más indicativo. Ninguna broma. Si esos modelos dicen que doblar el CO2 produce un calentamiento más probable entre 2ºC y 4,5ºC, con esta novedad pasaría a un rango de 1,5ºC a 3,5ºC.

¡Qué pillines! Por eso el IPCC cambió su rango más probable, reduciendo la parte baja de los modelos pero sin cambiar la alta (y les quedó 1,5ºC – 4,5ºC). Por tener líneas de evidencia contradictorias, decían. Lo acojonate es que las “líneas de evidencia” son dos; los modelos y la realidad. En el mundo posmoderno los modelos son tan línea de evidencia como la realidad.

Nota: En el caso de ese rango, el producto de la realidad no significa una verdad. Es la interpretación de la realidad partiendo de las asunciones de una teoría. Por ejemplo que no ha habido ningún calentamiento natural. Ninguno, como en cero. Además de otras asunciones, literalmente sacadas de la gorra, como que los aerosoles (la contaminación) han ocultado una parte muy sustancial del calentamiento del CO2.

Seguimos extractando:

Allen:

La conclusión de nuestro estudio es que esto hace la diferencia entre que el objetivo establecido en París sea absolutamente inalcanzable, a que sea justo alcanzable si nos esforzamos mucho. Y esto es muy importante, porque hubiera sido muy difícil mantener la motivación … pero lo que este estudio  muestra es que no es inalcanzable, sino que simplemente llevará mucho trabajo.

Y Julio pregunta por  “la pausa” (entre 1998 y 2014) en el calentamiento.

Allen:

Yo nunca he sido un gran creyente en la pausa, porque había otros indicadores de que el calentamiento se seguía acumulando. El nivel del mar seguía subiendo, y la temperatura del interior del océano también.

Acojonante, porque el nivel del mar sigue subiendo … ¡al mismo ritmo con mucho CO2 que con poco CO2!

nivel-del-mar-co2

Una subida del nivel del mar no dice nada. Necesitan una aceleración notable, que buscan como locos. Algunos estudios encuentran una aceleración birriosa, y otros no encuentran ninguna aceleración.  Los hay incluso con desaceleración. Allen se está marcando un pegote que tiene que saber que no vale. Pero cuela, porque no le puedes pedir a todos los periodistas que conozcan todos los trucos de una “ciencia” llena de ellos.

Y respecto al calentamiento del mar debajo de la superficie, no se puede descartar que sea natural, y sobre todo, no lo cuantifica respecto a lo que necesitan los modelos.

Más adelante Julia trata que Allen confiese que el estudio sobre el consenso del 97% de los científicos es basura desacreditada, pero sólo consigue que Allen conteste que la ciencia no se hace por votación y que nunca ha estado interesado en ese porcentaje.

Allen:

Lo que me interesa son los datos. Y si miras a los datos, no puedes expliar los datos sin una sustancial infuencia humana.

Y eso es falso. No los puedes modelar, pero explicar sí. Variabilidad natural interna no forzada de un plazo mayor del que les conviene admitir. Y, sencillamente, no se puede descartar. Tampoco se puede descartar el CO2, pero su efecto observado depende enteramente de esa variabilidad interna. No puedes saber uno si no sabes el otro. Y por mucho que te dé por asumir que la variabilidad interna de largo plazo (décadas) es cero, que lo asumas no lo hace cierto.

Ahora mismo, en ese estudio, le acaban de quitar un 27% de efecto al CO2. De 1,3º de calentamiento, a 0,9º – 1º. Bastaría la muy posible y verosímil idea de que la variabilidad natural mutidecadal haya contribuido con la misma cantidad -“sólo dos o tres décimas de grado”- al calentamiento, para que el efecto del CO2 fuera la mitad de lo que llevan los modelos. Y entonces tendrías un no-problema, con tendencia a bendición.

Julia:

¿Es necesariamente malo si el mundo se calienta, y deberíamos hacer algo al respecto?

Esa es la pregunta más intelignte con todo dogma. ¿Oiga, y eso es malo? ¿Por qué?

Allen:

Esta es una pregunta muy diferente. Una de las cosas que hemos aprendido en los últimos 20 años, y francamente me sorprende, es lo poco que le gusta a la gente que le cambien el clima sin preguntarles (es literal). Es una cuestión de cuánto cambio climático está preparada la gente para tolerar, y una de las cosas que hemos descubierto es que a la gran mayoría de gente no le gusta la idea de perder el clima de su infancia, y que les den otro sin su permiso.

¿Alguien ha visto alguna vez una demagogia más barata en acción? ¡La infancia! ¡Sin su permiso! Y por supuesto, sin preguntarles cuánto están dispuestos a perder de riqueza para conseguir no cambiar la infancia … en la eventualidad de que el carro de asunciones en las que se basa el cuento sean ciertas.

Sigue Allen:

Una de las cosas que la Global Warming Policy Foundation (los “negacionistas”, vaya) nunca te va a decir es cuánto calentamiento están dispuestos a aceptar.

Otra mentira. No sé si la GWPF ha entrado específicament en eso, pero los científicos “negacionistas” en general sí dicen que 1,5º, o 2º, o incluso 2,5º, es muy poco verosímil que tengan efectos negativos netos. Y muy verosímil que los tengan positivos. Lo cual es la perfecta forma de decir cuánto calor están dispusos a tolerar.

Julia:

¿Con todo el respeto, creo que no ha contestado a mi pregunta? ¿Es necesariamente malo un calentamiento de un par de grados?

Allen:

Depende de quién seas. Si vives en un pequeña isla nación que puede desaparecer según sube el nivel del mar, puedes tener un sentimiento muy fuerte al respecto.

Más demagogia basura sin control. Se refiere a los atolones del Pacífico. El mar ya está subiendo, desde antes del CO2, y los atolones no están desapareciendo. Son islas dinámicas que se mueven con el nivel del mar. Cosa que sabemos desde Darwin. Pero incluso si queremos soñar con aceleraciones espantosas de la subida del nivel del mar, que deberíamos estar viendo y no vemos, aun así ahí vive una cantidad de gente ridículamene pequeña. Sería infnitamente más barato subvencionarles una vida con más recursos de los que tienen, en otra parte, que desquiciar la economía global con fantasías de “energía verde”.

Y lo remata diciendo que él mismo, con su sueldo de académico, sólo se ha podido permitir una casa en la llanura de Oxford, susceptible a inundaciones. Fue un cachondeo en Twitter, que no encuentro ahora. La gente sacó su casa, y precios de casas similares en venta en la misma zona, que resula ser muy muy cara. Y le explicarón que sí, que se lo puede permitir de sobra. Pero que igual no cree tanto como dice en las inundaciones del Calentamiento Global Acojonante, del mismo modo que Obama o Al Gore no parecen creer en la peligrosa subida del nivel del mar.

Esto es lo que hay.

Fuente (la entrevista)