Relevancia:

El cambio climático y el aumento de CO2 están alterando el comportamiento de las plantas terrestres de forma que infuye en cuánta biomasa producen relativamente al agua que necesitan para crecer. Este estudio muestra que es posible detectar cambios que ocurren en las plantas usando mediciones de largo plazo de la composición isotópica del CO2 atmosférico. Estas mediciones implican que las plantas han incrementado globalmente su eficiencia al nivel de las hojas en proporción al aumento de CO2 durante las últims décadas. Aunque falta explorar las implicaciones completas, los resultados ayudan a cuantificar hasta qué punto la biosfera está siendo menos constreñida globalmente por el estrés de agua.

Explicación para personas humanas. Desde hace mucho tiempo se sabe que un aumento del CO2 en el aire produce dos notables efectos en las plantas. Por una parte crecen más, porque el CO2 es el ingrediente principal de su “comida”. Y por otra parte necesitan menos agua (lo que llaman “eficiencia”). Esto último es lo que miden en este estudio.

La idea es muy sencilla. Las hojas de las plantas tienen unas aberturas que se llaman estomas.

plantas-estomas-co2-agua

Por los estomas entra CO2 y sale agua (y oxígeno). La cantidad de CO2 que entra depende de la proporcion de CO2 que hay en el aire. Como les estamos regalando CO2 con nuestras emisiones, a las hojas les entra más CO2. Y se pueden permitir cerrar un poco los agujeritos. Con eso consiguen perder menos agua.

Se puede soponer que tiene que haber una situación óptima de cara a la eficiencia. Siempre van a tener que perder algo de agua por las hojas, para que que tengan una circulación interna, con agua que va de la raíz a las hojas — transportando elementos necesarios. Pero si están ganando en eficiencia quiere decir que no tenían la situación óptima, y que la gasolina que quemas en el motor de tu coche les está viniendo de perlas.

Hemos mencionado que esto se sabía hace mucho tiempo. Por docenas de pruebas que se han hecho, en laboratorios y en el campo. Pero los alarmistas son como son, y nada mas fácil que imaginar que las pruebas “locales” no significan nada, porque podemos inventar motivos por los que “globalmente” la ventaja deje de ser ventaja. Y eso es lo malo de este estudio. Que están midiendo en “global”; lo deducen a partir de la composición del aire en sitios alejados de los continentes.

Por supuesto, no falta la nota advirtiendo que las buenas noticias no tienen por qué serlo — aunque lo parezcan. Al revés no es así; las malas noticias son malas sin remisión, ni contexto, ni cortapisas. Pero las buenas siempre son imaginariamente malas.

Keeling, coautor (es también el responsable de la medición del CO2 en Mauna-Loa):

Sin embargo, las implicaciones completas están lejos de estar claras.  Cualquier beneficio podría ser más que contrarrestado por otros cambios negativos, como olas de calor, extremos climáticos, pérdida de biodiversidad, subida del nivel del mar, etcétera.

¿Nos damos cuenta de la jugada? Un beneficio real, actual, medido, indiscutible, podría ser contrarrestado en un futuro imaginario, si ocurre todo lo malo que podemos pensar, y no queremos imaginar nada positivo. En conclusión, deja de usar tu coche. Porque aunque esté haciendo mucho bien, podría blablabla.

¿Extremos climáticos … podría? Seguro; en la imaginación cabe casi todo, si el sistema es lo suficientemente complejo y desconocido. Pero de momento el huracán Irma ha sido un chasco para los alarmistas.

irma-la-dulce

En The Guardian están escandalizados porque la gente de Florida no se ha convertido al alarmismo. Literal.

irma-not-enough

Es muy posible que los chicos de los cayos prefieran hechos, que no buenas razones. Y los hechos son los que son. Actualizamos con Irma los datos de los huracanes fuertes registrados en EEUU, añadiendo en gris el contexto del Calentamiento Global Acojonante.

acojonante-calentamiento-global-y-huracanes-usa

Resumiendo. Si contrarrestamos lo fáctico con lo imaginario, te planteo un problema de órdago y te lo soluciono … si me das el poder y la pasta necesarios para ello. ¿Por qué no te parece un buen plan?

Yo les preguntaría a los chicos de los cayos.

Fuentes

De la noticia, WUWT:

PNAS, el estudio de Keeling y otros:

UC San Diego News Center:

The Guardian llorando:

Philip Klotzbach, huracanes EEUU:

Colstate, datos Irma: