Hay expresiones magia, a modo de tabú, que nos atascan el cerebro. Una muy clara es el “peer-review” que usan los científicos en sus publicaciones. Por una parte entienden que lo que no lleve ese sello no vale, y por otra dan a entender que lo que lo lleva tiene el marchamo de “verdad” — siempre que les guste el resultado. Las dos falsas, obviamente. La primera no merece ni la pena comentar. Y el “peer-review” garantiza un mínimo de calidad y de ausencia de errores muy obvios; pero no garantiza ninguna cantidad de “verdad”. (Ej: hay trabajos “peer-reviewed” de conclusiones exactamente opuestas, sin mayor problema).

Vayamos a Pruitt. Está a punto de publicarse, y ya se ha filtrado el U.S. National Climate Assesment.

image

No lo he leído todavía, y no tiene pinta de tener nada nuevo. Sí, dice que la evidencia es más fuerte que en el informe anterior, pero eso es lo que dicen en todos los informes. En todos los informes, de todos los organismos. Y decir no es mostrar.

nca4-5th-draft

Pero la última frase del breve párrafo ya deja claro que se trata de mera opinión. “No hay alternativa convincente que se pueda soportar en la evidencia observacional”. Estupendo; las alternativas no les convencen. Son muy libres, pero la convicción es opinión. Ejemplo: nadie “está convencido” de que los aviones vuelan, o de que las vacunas reducen las enfermedades; lo sabemos. ¿Y por sabemos qué lo sabemos? Porque podemos decir lo que va a pasar …. ¡antes de que pase! Situación que no es, ni de broma, la del Calentamiento Gobal Acojonante. O sea, tienen un convencimiento; no un conocimiento.

Y ahora llega Pruitt, con una muy buena idea y una cagada de expresión que debería enterrar para siempre.

De Político.com:

  • El jefe de la Agencia de Medio Ambiente dijo que su equipo va a evaluar  la exactitud de un informe de ciencia federal que achaca el cambio climático a la actividad humana.
  • “Francamente, este informe debe ser sujeto a una evaluación “peer-reviewed”, con una metodología de revisión objetiva. La ciencia no deber ser politizada. No puede ser algo que lanzas por ahí para tratar de dictar la política en Washington.

Dice tres ideas muy claras y muy sensatas, y la morcilla de la frase mágica.

  1. Evaluar la evidencia que dicen que hay.
  2. Objetividad.
  3. Informe politizado.
  4. La tontería del “peer-reviewed”.

¿Y que es lo que pasa? ¡Lo que se podía esperar! Docenas de científicos y academias contestando solamente a la morcilla.

Ya ha pasado un extenso y riguroso proceso de “peer-review”, mucho mayor de lo habitual.

Y es verdad. Pero eso no afecta ninguno de los tres puntos anteriores, que son precisamente los que hay que discutir.

  1. ¿Cuál es la evidencia; dónde está? ¿Los modelos?
  2. ¿Qué peso se le ha dado, y dónde podemos ver la discusión sobre las posibilidades de la alternativa más obvia (variabilidad natural no forzada)? ¿Qué proporciones son posibles / verosímiles para ambas?
  3. ¿Hablamos de la politización de los campeones que han participado en el informe?

ciencia-politizada

Pero ya no se habla de ninguna otra cosa que no sea la irrelevante expresión mágica.

Esta sería la gran oportunidad de Pruitt de organizar lo del “Red Team”. Que no tiene nada que ver con “peer-review”, y tiene todo que ver con “abogado del diablo”. El despliegue de alternativas. No convincentes para los que viven del cuento, pero tal vez extremadamente razonables para los demás.  Y el peso de lo que tienen el cuajo de llamar “evidencia”. ¿Consideran “evidencia” los modelos macro-económicos? Pues es lo mismo.

Fuentes

Político:

New York Times (el informe filtrado):